Military

Zumalacárregui Imaz, Tomás

Al morir Fernando VII se le plantea el dilema de lealtades, sobre el cual debió de pesar su situación. Así lo considera Villalba (1897) cuando lo describe:

"Corazón esforzadísimo, entendimiento creador para la estrategia, voluntad de hierro y condición muy susceptible al agravio. Zumalacárregui era todo un hombre de cuidado. Sus afectos de familia y sus propias inclinaciones le llevaban hacia la libertad, a la cual servía con gran decisión su hermano D. Miguel; la injusticia le llevó al campo carlista".

El 2 de noviembre de 1833 abandonó subrepticiamente la ciudad recibiendo el 14 el nombramiento de Comandante general de Navarra tras jurar "adhesión a los Fueros y Leyes de Navarra".