Festivales-Eventos

La Tamborrada de San Sebastián

No es posible comprender el fenómeno de la tamborrada en San Sebastián sin un breve repaso a la historia de la ciudad desde práticamente sus orígenes, situados en la iglesia de San Sebastián documentalmente conocida como "el antiguo" hace más de mil años. En torno a dicho templo se establecieron los primeros donostiarras al tiempo que allende la bahía, al pie de Urgull, otros nativos se dedicaban al arte de la pesca creando lo que se conoce como Parte Vieja. En el siglo XII el rey de Navarra, Sancho el Sabio, dictó el Acta de Fundación de la ciudad a la que por su estratégica situación geográfica todos los monarcas fueron amurallando y declarando Plaza Militar o de Guerra hasta que, en 1863, se derribaron sus murallas y quedó convertida en población civil. El año 1597 se produjo en Pasajes San Pedro, a la sazón un barrio donostiarra, una epidemia de peste, siendo muchos los devotos que acudieron a la milenaria iglesia de San Sebastián rogando la protección del santo. Como agradecimiento por haberse dominado la enfermedad, los vecinos hicieron un voto perpetuo por el que se comprometían a celebrar anualmente, el 20 de enero, la festividad de San Sebastián. Dicha celebración consistía en una procesión cívico-religiosa, con músicas, dantzaris y demás parafernalia, que desde Santa María trasladaba hasta el Antiguo la reliquia del santo a través del arenal que era el actual paseo de la Concha.

Sin recibir respuesta al efecto, en varias ocasiones el Ayuntamiento pidió a la Iglesia que la fiesta se trasladara al verano con clima más benigno, viéndose una ocasión propicia para suprimir la misma cuando la reliquia fue extraviada con motivo del ataque sufrido el 31 de agosto de 1813 durante la Guerra de la Independencia. En 1831 el Ayuntamiento por su cuenta acordó no acudir a la procesión, reaccionando la Iglesia con un permiso para que se celebrara dentro de las murallas y, más concretamente, dentro de la iglesia de Santa María. Esta modificación en la centenaria costumbre de conmemorar la festividad de San Sebastián hizo que la fiesta quedara reducida a la zona intramural de la ciudad, es decir, a lo que se conoce como Parte Vieja y que, por su proximidad con las fiestas de Carnaval, pasará a convertirse en el primer día de los Carnavales Donostiarras.

Durante todo el año, y por ello también los días de carnaval, un pequeño desfile cruzaba cada mañana la Parte Vieja, desde el Cuartel de San Telmo hasta la Puerta de Tierra de la muralla, en el hoy Boulevard, para proceder al relevo de la guardia. Debe tenerse en cuenta el carácter castrense que durante setecientos años impregnó la cultura donostiarra, debiéndose matizar que todavía hace poco más de ciento cuarenta años el 75% de la población y del suelo de San Sebastián era militar y que los donostiarras se levantaban a toque de diana y se acostaban con la retreta. Este hecho dio lugar a que algunos jóvenes de la época imitaran el redoble de los tambores tocando aquello que tenían más cercano: cubos, barriles, latas y maderas, máxime cuando al pasar junto a las fuentes públicas eran muchos los que estaban esperando turno para recoger el agua con dichos instrumentos en la mano. Así nació una comparsa que entre 1834 y 1836, coincidiendo con los cambios habidos en la fiesta, comenzó a salir muy de madrugada como diana anunciadora de los bueyes ensogados, sokamuturra, que como en todos los días de gran fiesta se corrían cada hora en la Plaza de la Constitución. Se trataba de una comparsa de carnaval en la que cada cual se disfrazaba de forma distinta y divertida. Durante treinta años se tocarían músicas como Urra papito, Pastelero e Iriyarena (el primitivo) y la Marcha de San Sebastián original del maestro Santesteban, además de distintos pasacalles populares.



A aquellas primeras versiones carnavalescas de lo que sería la tamborrada fueron añadiéndose algunos elementos no buscados que marcarían el futuro de la fiesta. El maestro Raimundo Sarriegui compuso el repertorio de los Carnavales Donostiarras, repartiendo sus músicas entre las distintas jornadas festivas comprendidas entre el Día de San Sebastién y el Entierro de la Sardina: Caldereros, Iñudes, Marcha del Carnaval, Recibimiento al dios Momo, etc. En 1881 el Ayuntamiento entregó a las Sociedades organizadoras de tamborrada antiguos tambores que se guardaban en el Cuartel de San Telmo y al año siguiente hizo lo mismo con trajes que, procedentes de las tropas napoleónicas, se conservaban en dicho cuartel, motivo por el que este año de 1882, por vez primera, la tamborrada salió uniformada y con tambores a los que en 1886 se añadieron los barriles. Esta documentada situación destierra el dar a la tamborrada un carácter de desfile militar, aunque sí en su espíritu, y el vincularla a los hechos del 31 de agosto de 1813 en los que la ciudad quedó destruida, ya que no nació ni con tambores ni con trajes militares... y, mucho menos, como acción de burla a los soldados, cosa que en aquel ambiente es inimaginable hubiera sido permitida, aunque sí como imitación festiva de sus evoluciones marciales. Será a partir de estas fechas cuando la tamborrada vaya adquiriendo personalidad propia hasta el punto de que cuando, años más tarde, la Unión Artesana quiso recuperar la tradición y vestir a los tamborreros "a la antigua usanza", es decir, de carnaval, conoció tantas críticas que nunca más se ha vuelto a repetir el intento. En el siglo XXI está mal considerado por los donostiarras confundir tamborrada con carnaval, existiendo una palabra que diferencia ambas fiestas: en la tamborrada los participantes se visten, en el carnaval se disfrazan.

La fiesta de la tamborrada no consiste en una gran concentración de los casi veinte mil participantes, sino que cada tamborrada, en número superior a cien, organizada por distintos colectivos populares, desfila de forma independiente por las calles de sus respectivos barrios, respetando, para fijar horarios y recorridos, la antigüedad de las ya existentes. La tamborrada está dividida en dos secciones: una de tambores, que representa a la población militar, y otra de barriles, que representa a los civiles. La comitiva se complementa con las figuras del Tambor Mayor, cabo o sargento de tambores y barriles, gastadores, abanderado/as y cantineras. El vestuario de los tamborreros representa a batallones y regimientos españoles, británicos, portugueses y franceses que intervinieron en el asalto a San Sebastián del 31 de agosto de 1813. Los barrileros visten de cocineros, camisa y pantalón blanco con el gorro que les caracteriza, aunque en sus orígenes eran conocidos como harineros al ser su salida matinal y ser los panaderos quienes, a falta de agua corriente, esperaban de mañana en las fuentes para recoger agua. El cambio se produjo cuando las Sociedades Gastronómicas se hicieron cargo de la tamborrada. La figura de la aguadora se desarrolla en el capítulo correspondiente.

Las primeras tamborradas salían entre las cinco y las siete de la mañana, si bien hubo años en los que, por prohibiciones, tuvieron que salir a media mañana o a media tarde, convirtiéndose en ocasiones, siempre antes de los años veinte, en una especie de cabalgata retreta. La ampliación del número de tamborradas y el hecho de tener que limitarse a las veinticuatro horas del día 20 de enero ha hecho que en todo momento haya tamborradas en la calle. Algunas infantiles hacen su salida la tarde del día 19, siendo muchos los centros escolares que las organizan en sus propios recintos la tarde del 18. Aunque desde 1924 se izaba la bandera en la Casa Consistorial sin más asistencia que la banda de txistularis, el inicio de la fiesta de San Sebastián comenzó a tener carácter oficial con la izada de bandera en 1934, protagonizando el acto la tamborrada de Gaztelubide que ese mismo día y año quedaba fundada como Sociedad. Tampoco existió un fin de fiesta hasta que en 1957, consultadas las tamborradas entonces existentes, sólo la Unión Artesana aceptó la invitación de acudir a las doce de la noche para la ceremonia de la arriada.

Curiosamente, para los amantes de la pureza en el cumplimiento de las tradiciones, el voto perpetuo que se hizo a San Sebastián de celebrar fiesta el veinte de enero incluía el ayuno y la abstinencia, cosa que obviamente no se respeta. Terminando el siglo XIX fue la Unión Artesana la Sociedad que daba un carácter oficial a la comida, que no a la cena, del Día de San Sebastián, si bien la creación de nuevas entidades fue popularizando las cenas, que no las comidas, siendo las de Umore Ona, Euskal Billera, Donosti Zarra, Istingorra, Gaztelupe... las que mayor repercusión tuvieron por la asistencia de autoridades. Desde su fundación en 1934 la Sociedad Gaztelubide sería la encargada de invitar a cenar al Ayuntamiento, siendo Istingorra la que les invitaba a la comida, pero la costumbre se diluyó en la última década del XX, no existiendo en la actualidad comida ni cena con representación municipal oficial de carácter permanente. El cambio de costumbres se produjo cuando el año 1987 se le concedió el Tambor de Oro a Pilar Miró y no pudo acudir al tradicional ágape porque en Gaztelubide no se permitía la entrada de mujeres, originando que durante unos años dicho almuerzo se celebrara en un restaurante.

Las Sociedades Populares y Gastronómicas son el soporte inicial de la fiesta de la tamborrada, siendo para muchas de ellas su principal actividad del año. Perdidas en los archivos las Sociedades Populares anteriores a 1870, es a partir de esta fecha cuando la Unión Artesana, durante dos décadas acompañada por La Fraternal, llevará adelante la fiesta de la tamborrada, convirtiéndose en el motor de la misma. Este protagonismo se ha perdido en la actualidad al ser compartido con los numerosos colectivos culturales, deportivos, religiosos, benéficos, sociales, etc. que se han sumado a la iniciativa. Entre las Sociedades pioneras figuran, además de las citadas, Donosti Zarra (1896-1936), La Nueva Fraternal (1879-1889), La Amistad (1884), Amigos Aurrera (1901), Gizartea (1901), Club Cantábrico (1904-1906), Amistad Donostiarra (1905-1906), Port Arthur (1905-1919), Euskal Billera (1906-1929), Bella Easo (1908)... hasta llegar a las ciento diez del año 2011.

19 de enero

  1. 18,00 Tamborrada infantil de Gaztelubide (Parte Vieja)
  2. 18,30: Tamborrada infantil de Orixe - Los Ángeles (Parte Vieja).
  3. 23,45: Tamborradas de:
    1. AAVV Buenavista (Herrera)
    2. Antxeta (Sagües)
    3. Atotxa Erreka (Añorga)
    4. Bidebieta (Bidebieta)
    5. Boskotarrak (Altza)
    6. Boskotarrak (Altza)
    7. Donosti Berri (Amara)
    8. Donosti C.D.(Amara Berri)
    9. Euskal Giroa (Herrera)
    10. Gaztelubide (Parte Vieja)
    11. Gurea "Altzako Koxkorrak" (Altza)
    12. Intxaurra (Altza)
    13. Irurak (Intxaurrondo)
    14. Jolastokieta (Altza)
    15. Kañoietan (Parte Vieja)
    16. Lagun Garbiak (Gros)
    17. Larratxo (Larratxo)
    18. Leosiñeta Bertsolari (Larratxo)
    19. Los Corcones (Centro)
    20. Loyolatarra C.D.(Loyola)
    21. Lurgorri Alderdia (Centro)
    22. Martutene Danborrada (Martutene)
    23. Ondar Gain (San Martín)
    24. Real Club de Tenis (Ondarreta)
    25. Sansustene (Antiguo)
    26. Santiagomendi Elkartea (Amara Berri)
    27. Txofreko Lagunak (Nuevo Gros)
    28. Umore Ona (Gros)
    29. Ur Zaleak (Egia)
  4. 24,00: Izada de banderas en la Plaza de la Constitución (Sociedad Gaztelubide).

20 de enero

  1. 12,30: Zubi Musu Elkartea (Benta Berri)
  2. 01,00: Arrano Beltza (Parte Vieja)
    1. Casa de Álava (Parte Vieja)
    2. Gure Borda (Gros)
    3. Haritza (Amara)
  3. 01,30: Club Cantábrico (Centro)
    1. Herria Elkartea (Parte Vieja)
    2. La Espiga (Centro)
  4. 02,00: Sociedad Recreativa Antonio Bar (Centro)
  5. 02,45: Cofradía Gastronómica (Parte Vieja)
  6. 03,00: Euskal Billera (Parte Vieja)
  7. 03,30: Sarmanta Elkartea (Parte Vieja)
  8. 07,00: Antiaguako Gazteen (Antiguo)
    1. Kresala (Parte Vieja)
  9. 08,00: Sociedad Donosti Gain (Egia)
  10. 08,30: C.D. Vasconia (Amara-Centro)
  11. 10,00: Club Jatorra (Centro)
  12. 10,30: Ibaeta - Ibadan (Ibaeta)
    1. Itxas Gain (Gros)
  13. 11,00: Sociedad Istingorra (Antiguo)
  14. 11,45: Katalina Erauso (Amara Berri)
  15. 12,00: Artzak Ortzeok (Herrera)
  16. 12,00: Tamborrada Infantil: 55 compañías, participando conjuntamente más de 5.000 niños (Centro).
  17. 15,30: DYA (Amara)
    1. Scout-Guía (Egia-Centro)
    2. Zulo Zahar (altza)
  18. 16,00: Amigos Europa (San Martín - Centro)
    1. Parroquia María Reina (Egia)
    2. Sociedad Aizepe (Parte Vieja)
  19. 16,15: Kresala Gazteak (Parte Vieja)
  20. 16,30: Marianistas Juvenil (Centro)
    1. Txubillo (Amara)
    2. Zubi Gain (Parte Vieja)
  21. 16,45: Ikastola Ekintza (Antiguo)
    1. Ikasbide Kultur Elkartea (Amara)
  22. 17,00: Anastasio Femenina (San Martín-Centro)
    1. Anastasio Juvenil (San Martín-Centro)
    2. Anastasio Senior (San Martín-Centro)
    3. Axular (Antiguo)
    4. Benta Berriko Lagunak (Antiguo)
    5. Boskozaleak (Altza)
    6. Club Ciclista Donostiarra (Gros)
    7. Errekamari Kultur Elkartea (Gros)
    8. Gaztedi (Centro)
    9. Lagun Berriak (Amara)
    10. La Gaviota (Gros)
  23. 17,30: Bidebieta (Herrera)
    1. Jesuitas Ikastetxea (Gros)
    2. Sociedad Mons (Intxaurrondo)
  24. 17,45: Sociedad Gizartea (Centro)
  25. 18,00: Antiguoko Danborrada (Antiguo)
    1. Club Deportivo Esperanza (Parte Vieja)
    2. Haizalde (Altza)
  26. 18,30: Abandotarra (Amara Nuevo-Centro)
    1. El Cangrejo (Gros)
    2. Iriyarena Unibertsitateko (Antiguo)
    3. Urtoki (Amara Berri)
  27. 18,45: Zurriola Ikastolako (Gros)
  28. 19,00: Atlético San Sebastián (San Martín - Centro)
    1. Sociedad Fotográfica (Parte Vieja)
  29. 20,00: Amara Berri Guraso Elkartea (Amara Berri)
    1. Catedral - Centenario (Centro)
    2. Sociedad Lagun Artea (Centro)
  30. 20,30: Sociedad Ollagorra (Parte Vieja)
  31. 20,45: Sociedad Kursaal (Gros)
  32. 21,00: Arrano Elkartea (Egia, Loiola,Martutene)
    1. Politécnico Easo (Amara)
    2. Baso Etxea (Antiguo)
    3. Sociedad El Sauce (Amara)
    4. Sociedad Unión Artesana (Parte Vieja)
  33. 22,00: Sociedad Kondarrak (Gros)
    1. Zuhaitz Danborrada (Antiguo)
  34. 24,00: Arriada de banderas en la Plaza de la Constitución (Sociedad Unión Artesana)


Después de una experiencia habida el año anterior con los niños del Asilo Reina Victoria (Residencia Zorroaga), la primera tamborrada infantil, por iniciativa de Mauricio Echániz, presidente de la Sociedad Euskal Billera, hizo su salida a las 12 del mediodía del 20 de enero de 1927. Siguiendo la costumbre establecida por sus mayores, los niños vistieron uniformes inspirados en las tropas napoleónicas y las niñas representaron el papel de abanderada, cantinera y Bella Easo con sus damas de honor. La tamborrada estuvo limitada a hijos de socios y amigos de la Sociedad organizadora, hasta que el año 1960 se produjo una urgente incorporación de nuevas compañías. San Sebastián celebraba el año 1963 las Fiestas del Centenario (1813-1963) y estaba previsto que con tal motivo la tamborrada infantil pasara a ser controlada por el Frente de Juventudes, siendo sus centurias las que formarían las nuevas compañías. Para evitar que así ocurriera Perico Arana, Carlos Blasco y otras personas buscaron la colaboración de la Hípica y de los directores de las Escuelas Francesas y de los colegios de La Salle, Sagrado Corazón, Marianistas, Jesuitas y Almirante Oquendo, quienes cedieron alumnos para una especie de ensayo general. Diseñados los uniformes por el ingeniero Manuel Martín González, realizados los trajes por Juan Moro y los morriones por José Luis Leclerq se participó conjuntamente en la tamborrada del citado 1960 para al año siguiente anunciar oficialmente la gran tamborrada infantil con más de 500 niños que ha llegado hasta nuestros días con 55 compañías y cerca de 5.500 niños. En 1986 comenzó la participación de las niñas aunque "debiéndose quitar los pendientes y recoger el pelo". Se llega así al siglo XXI en el que, con absoluta libertad de participación, el número de niñas es superior al de niños. Los personajes de honor: Bella Easo, damas de honor, general, ayudante, etc. que hasta la llegada de la democracia eran elegidos entre los hijos de destacadas personalidades de la ciudad, llegando a figurar como general el nieto de Franco, son nombrados por sorteo entre todos los centros escolares participantes. La tamborrada infantil, en la que no interviene la figura del cocinero simplemente porque cuando Euskal Billera la creó no la incorporó, se concentra en los jardines de Alderdi Eder desde donde, una vez escuchada la Marcha de San Sebastián y las palabras que a todos dirigen la Bella Easo y el General, se procede al desfile. El Tambor Mayor se elige por antigüedad.



Un precedente de la participación femenina en la fiesta corresponde al año 1928 aunque no como tamborrada sino como comparsa de carnaval, de la misma forma que lo hicieron en 1936, vestidas de turcas, dentro del contexto carnavalero. El papel de la mujer en la fiesta ha estado "desde siempre" limitado al de abanderada y cantinera, salvo en el caso de la infantil que incorpora a la Bella Easo. El año 1981, cuando el tema del género femenino no tenía la repercusión de nuestros días, la Sociedad Kresala la incorporó a su tamborrada sin menoscabo de la tradición y respetando su condición de mujer: no se la vistió de militar ni de cocinero sino con el traje habitual de la etxekoandre donostiarra de mediados el XIX; no se le puso en las manos un tambor ni un barril, sino la herrada (cubo cónico que había en todos los hogares como útil habitual para trasladar el agua) y se le adjudicó la lógica de que si, antaño, cuando no habiendo agua corriente en las casas había que acudir a por ella a las fuentes públicas, en torno a las mismas no sólo habría harineros-cocineros y soldados sino también mujeres, constituyendo la tercera base del tradicional origen de la tamborrada a la que se le dio la denominación de "aguadora". Esta ruptura de Kresala produjo algunos protestas, no demasiadas, entre las Sociedades de corte más conservador que apenas duraron un par de años, aceptándose con prontitud este cambio de dirección que comenzó a ser imitado por otras entidades. En la actualidad el 90% de las tamborradas son mixtas aunque debiéndose citar que muchas de las que últimamente han incorporado a la mujer en sus filas ha sido no por convencimiento sino por amenaza municipal de pérdida de subvención y antigüedad, detalle éste último que se valora mucho entre quienes organizan tamborradas.



  • "Donosti zarra eta Danborrada". Sociedades del Antiguo, 1958.
  • "Haur danborrada 1990". [San Sebastián]: Centro Atracción y Turismo; Caja Ahorros Municipal, 1990.
  • "Historia de los casinos de San Sebastián 1887-1897". [San Sebastián]: Nuevo Casino Gran Kursaal.
  • "La primera Tamborrada de la Cofradía Vasca de Gastronomía". Cofradía Vasca de Gastronomía, 1992.
  • "La Sociedad Donosti Gain 1958 - 2008". 2008.
  • "La Tamborrada de la Unión Artesana". Sociedad Unión Artesana, 1951.
  • "La Tamborrada de San Sebastián, un pueblo que vibra a los sones de Sarriegui". Muga, 1989.
  • "Origen y desarrollo actual de la Tamborrada". 1928.
  • "Sociedad Euskal Billera 1901 - 2001". [San Sebastián]: Elkarlanean, 2001.
  • "Tamborrada donostiarra". 1961.
  • AROZAMENA, Jesús Mª de. "San sebastián, biografía sentimental de una ciudad". 1963.
  • Asalto a la Brecha". [San Sebastián]: Txertoa, 2010.
  • CHEVIS. "El gran espectáculo de la Tamborrada infantil". 1976.
  • DONOSTY, José María. "Anales y ecos de la Tamborrada". 1977.
  • FERRER, José María. "La Tamborrada de San Sebastián". 1967.
  • HERNÁNDEZ MENDIZÁBAL, Tomás. "Fiestas de San Sebastián". 1986.
  • HERNANI, Juan de. "El encanto inefable de la Tamborrada". 1956.
  • KRESALA ELKARTEA. "Kresala, mujeres en la Tamborrada". [San Sebastián]: Caja Laboral, 2004.
  • LARRAÑAGA BILBAO, Luis. "Unos datos sobre la Tamborrada". 1988.
  • MANTEROLA, José de. "Breve noticia histórica de algunas comparsas y fiestas de Carnaval habidas en San Sebastián en el presente siglo". Euskal-Erria. VIII, 1883, p. 97.
  • MANTEROLA, José de. "El Carnaval de 1883 en San Sebastián". 1883.
  • MARAÑA, Félix. "Perfiles de la Tamborrada Donostiarra (1836-1936)". Rataplán. [San Sebastián]: Zum-Donosti Aisia, 2004.
  • MÚGICA HERZOG, Fernando. "Breve crónica de un siglo de historia donostiarra. La Sociedad Unión Artesana en su centenario". 1970.
  • MUÑOZ ECHABEGUREN, Fermín. PÉREZ-ARREGUI FORT, Ignacio. "De la Tamborrada infantil". 1984
  • SADA, Javier Mª. "Carnavales donostiarras". [San Sebastián]: Txertoa, 1991.
  • SADA, Javier Mª. "Gaztelubide 1934 - 2008". 2009.
  • SADA, Javier Mª. "Historia de San Sebastián". [San Sebastián]: Txertoa, 1996.
  • SADA, Javier Mª. Dos siglos de Tamborrada. [San Sebastián]: Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián, 1977.
  • SADA, Javier; SADA, Asier. "50 años en compañía - 50 urte konpainian". [San Sebastián]: Ayuntamiento de San Sebastián, 2011.
  • SALAVERRÍA, José María. "La Tamborrada y el donostiarra ochocentista". 1943.
  • SEDANO, José María. "La Tamborrada de San Sebastián y las Sociedades Populares", 2000.
  • UREÑA, Luis. ZABALA, Fernando. "Aquel San Sebastián de 1900". 1944.