Festivales-Eventos

La Tamborrada de San Sebastián (versión de 1998)

Celebración característica de las fiestas patronales de la ciudad de San Sebastián, que también se celebra en Azpeitia, Tolosa, Zarautz, Arrasate-Mondragón, Mutriku y en alguna otra localidad de Vasconia. Consiste en el desfile de más de 50 compañías uniformadas -soldados napoleónicos, cocineros, aguadoras, cantineras- de miembros de sociedades culturales, recreativas o gastronómicas donostiarras que redoblan tambores y barriles al son de la apropiada música de Raimundo Sarriegui mientras recorren las calles y barrios de la ciudad los días 19 y 20 de enero. La música se compone obligatoriamente de las piezas denominadas Marcha de San Sebastián, Diana, Tatiago, Iriyarena, Polka y Retreta aunque en las fiestas de cada entidad puedan interpretarse, además, las que tenga por costumbre.



No se conocen con exactitud los orígenes de esta celebración, lo cual no obsta para que diferentes autores, como Martín de Anguiozar, José Berruezo, José L. Valentín, J. M.ª Arozamena, José María Salaverría, etc. hayan reiterado versiones, más o menos fidedignas, al respecto. Digamos que la más extendida es la que coloca el nacimiento de la tamborrada en una improvisada parada burlesca celebrada al coincidir aguadoras, soldados de la guarnición y diferentes ociosos -panaderos, menestrales-en torno de una de las tres fuentes de la ciudad cuando ésta se hallaba amurallada, es decir, antes de 1863. Las herradas de las mujeres y los barriles de los militares habrían servido de improvisados tambores a una marcha que no tardó en convertirse en el primer acto de unas precoces fiestas de carnaval que no daban fin hasta la celebración del Entierro de la Sardina. Los participantes irían disfrazados de manera anárquica y saldrían a las 3.30, tras la cena, de la sociedad "La Fraternal", situada en la subida al histórico castillo de la Mota, recorrerían las calles del casco amurallado hasta las ocho de la mañana, hora en que se detenían en la esquina de las calles Iñigo y Narrica en espera de la "sokamuturra". Posibles músicas serían Urra papito, Pastelero e Iriyarena, y desde 1868, una marcha-zortziko del maestro Santesteban. Acompañaría a la que aún era barrilada un txistulari (El Vizcaíno, Cirilo Latierro o Marcelino Galatas). La guerra carlista suspendió su celebración en 1874-1876. La fusión de "La Fraternal" y la naciente "Unión Artesana" en 1879 impulsaría nuevamente la misma que, según relata Anguiozar (1944), se dotó en 1881 con los tambores que yacían en el parque de artillería abandonados por los ingleses, en el asalto de 1813 (otros serían de la Legión británica y del ejército español).

La moda de los baños de mar y el derribo de las murallas abrieron nuevas expectativas a la ciudad. La colonia visitante necesitaba diversiones entre las cuales el carnaval, ya multitudinariamente celebrado, iba a ser reestructurado por "La Fraternal" y la "Unión Artesana". La tamborrada, un abigarrado desfile de donostiarras ataviados de milicianos y de cocineros, aparece ya, en las últimas décadas del siglo XIX, con casi todas las características esenciales de la tamborrada actual. En efecto, según documentación de San Telmo citada por Luis Larrañaga (1988), en los carnavales de 1881, 1882 (retreta) y 1883 se verán desfiles de cocineros empuñando cubiertos gigantes y soldados del II Imperio francés. Una prolija descripción de trajes y grupos acompañada de dibujos, obra del arquitecto Morales de los Ríos, recoge (Manterola, 1883) la totalidad de la comparsa del carnaval de 1883, incluida la tamborrada, que ese año es dotada de la Marcha de San Sebastián por Raimundo Sarriegui y Serafín Baroja y por diplomas de Rogelio Gordon para sus creadores.

Esta tamborrada habría surgido, según Larrañaga, del deseo de parodiar el artículo "Las Guardias Reales" publicado en un diario de Madrid. La parte de la cabalgata correspondiente a la tamborrada fue:

a) Banda de granaderos zapadores.
b) Banda de tambores precedida del Tambor mayor.

Se desfilaba por la mañana y por la noche. Seda recoge (1977) que, al año siguiente, la tamborrada de la mañana va precedida de dos gigantes, traídos de Alemania y varios enanos-cabezudos cedidos por el Ayuntamiento de Pamplona. La componen gastadores, escuadra de zapadores en miniatura, escuadra de tamborreros, música y la gendarmería carnavalesca. A las 19.30 desfiló la retreta: dos portaestandartes a caballo, ocho carabineros de Offenbach, los kilikis de Pamplona, dos compañías de zapadores adultos, gran linterna china, 40 tamborreros y banda china. Tras la tamborrada de la mañana llegaba la "sokamuturra", luego misa mayor (impugnada en 1934), paseo, concierto a las 12 en el Boulevard, alguna función en la plaza de toros, nuevo desfile, teatro, cenas y bailes, generalmente de máscaras. Hasta los años 30 no fue fiesta completa en los centros oficiales.

Figurantes

La tamborrada de 1886 incorpora la figura de los "harineros" y restablece, además de los tambores, los barriles. Cada año, sin embargo, se incorporan nuevos elementos que raras veces perduran: calamares y percebes, muskullos y lanpernas, guerreros, chinos, nigrománticos, demonios, lapas, carraqueros, ranas-jinetes sobre cisnes, banda municipal de música, pierrots, variaciones en el atuendo de los mílites, escuadras de niños gaiteros, coros de cosacos, etc. En 1902 se eliminó la sokamuturra que sucedía al desfile mañanero (se restableció, sin éxito, en 1934). El Ayuntamiento hizo en 1913 trajes que cedió a la sociedades.

Horario

Experimentó diversos cambios llegando a haber paradas de mañana, tarde y noche y fijándose en los años 20 tres: a las 12 de la noche del 19, a las 5 de la mañana del 20 y a las 19. Tras la guerra se estableció una a la medianoche del 19, a cargo de "Gaztelubide", y otra a las 7 de la mañana por la "U. Artesana" que fue cambiada a la noche en 1957. El arriar bandera se inició en 1963.

La cena de San Sebastián

Parece ser una tradición afincada a comienzo de este siglo, asistiendo a la de la "Unión Artesana" el alcalde, representantes del Orfeón, director de "La Voz de Guipúzcoa", etc. y a otras sociedades -"Euskal Billera", "Umore Ona", "Donosti Zarra", "Gaztelupe", "Ollagorra"- el resto de cargohabientes. Después de la guerra (v. el último apartado) la principal cena será la de "Gaztelubide" hasta 1989 en que las autoridades la celebran en el María Cristina.

Sociedades populares

Son el núcleo y el motor de la fiesta, no sólo de las cenas y las tamborradas sino también del resto de los regocijos populares tales como conciertos de bailables en Amara, Gros (verbena del Garaje Universal), Antiguo y Parte Vieja, aurreskus, carreras, juegos diversos, partidos de pelota y representaciones teatrales. En 1930 el alcalde les promete aumentar las subvenciones que perciben del Ayuntamiento. Ver Sociedades Populares.

Sucesivas tamborradas

La segunda surge en 1896 en la sociedad "Donosti Zarra" del Antiguo. Sus componentes llevan también atuendos militares y cubren su cabeza con un fez. El año 1908 son 5 las sociedades que organizan desfile: "Bella Easo", "Sporti Clai", "Euskal Billera", "Donosti Zarra" y "Umore Ona". Comienzan a sumarse otras sociedades y las tamborradas de otros barrios: la de Egia sale en 1936, la de los Luises del Antiguo en 1943, la de Ibaeta en 1956, la de "Kresala" en 1972, la de Añorga Txiki en 1974, 1984 Mons e Intxaurrondo, 1985 Larratxo, etc. Por lo demás, ya en los años 20, se sabe de la celebración de la fiesta en la colonia vasca en la Argentina y en Azpeitia. En 1994 recorren las calles de Donostia las siguientes tamborradas:

19 de enero

  1. 18,30: Tamborrada infantil de los Angeles (Parte Vieja).
  2. 23,45: Tamborradas de Gaztelubide (Parte Vieja), Ondar Gain (San Martín, Umore Ona (Gros), Loyolatarra, Atotxa Erreka (Añorga), Boskotarrak (Altza), Larratxo, Euskal Giroa (Herrera), Jolastokieta (Altza), Irurak (Intxaurrondo), Gurea "Altzako Koxkorrak" (Altza), Donosti Berri (Amara), AAVV Buenavista, Bidebieta (Bidebieta), Kañoietan (Parte Vieja), Sansustene (Antiguo), Donosti (Amara Berri), Ur Zaleak (Egia), Los Corcones (Centro) y Martutene.
  3. 24,00: Izada de banderas en el Ayuntamiento (Gaztelubide).

20 de enero

  1. 01,00: Tamborrada Casa de Alava (Parte Vieja), Arrano Beltza (Parte Vieja), Haritza (Amara).
  2. 02,00: Tamborrada de Herria Elkartea (Parte Vieja).
  3. 02,30: Tamborrada La Espiga (Centro).
  4. 03,00: Euskal Billera y Cofradía Gastronomía (Parte Vieja).
  5. 07,00: Juventud Antiguotarra y Kresala (Parte Vieja).
  6. 08,00: Tamborrada Sociedad Donosti Gain (Egia).
  7. 08,30: Tamborrada C. D. Vasconia (Amara-Centro).
  8. 10,00: Tamborrada Ibaeta (Ibaeta).
  9. 11,00: Tamborrada de Itxas Gain (Gros).
  10. 12,00: Tamborrada infantil, con más de 5.000 niños.
  11. 12,00: Tamborradas infantiles en Altza e Intxaurrondo. Tamborrada de Artzak Ortzeok (Intxaurrondo).
  12. 15,30: Tamhorrada Scout-Guía (Egia-Centro).
  13. 16,30: Tamborrada DYA (Amara) y Zubi Gain (Parte Vieja).
  14. 17,00: Tamborrada La Gaviota (Gros), Peña Anastasio (San Martín-Centro), Marianistas (Centro). Infantil Antiguotarra (Antiguo).
  15. 18,00: Tamborradas Esperanza (Parte Vieja) y Gizartea (Centro).
  16. 18,30: Tamborradas El Cangrejo (Gros), Mons (Intxaurrondo), Zulo Zahar (Intxaurrondo) y Abandotarra (Amara Nuevo-Centro).
  17. 20,45: Tamborrada Ollagorra (Parte Vieja).
  18. 21,00: Tamborradas Baso Etxea (Antiguo), Atlético S. S. (Centro) y Arrano Elkartea (Egia).
  19. 21,30: Tamborradas El Sauce (Amara Nuevo), Asoc. Padres C. P. Amara Berri y Juvenil de Loiola.
  20. 21 ,45: Tamborrada Unión Artesana (Parte Vieja).
  21. 22,00: Tamborrada Kondarrak (Gros).
  22. 24,00: Tamborrada Jolastokieta (Altza).
  23. 24,00: Arriada en el Ayuntamiento (Unión Artesana).

Avatares

Tras el desastre cubano y la conversión de San Sebastián en una ciudad cosmopolita, ciertas tradiciones, entre las cuales la tamborrada, experimentaron una retracción. Los medios integristas la hacían constante objeto de crítica. Dejó de salir en 1903.. Al año siguiente la organizó el Club Cantábrico. Resucita oficialmente en 1905 de la mano de las sociedades "Sporti Clai", "Port Arthur" y "Amistad Donostiarra", aunque se halló en el centro de una polémica entre quienes querían suprimirla, por demasiado populachera, incluso "inmoral", y quienes sentían un gran apego por ella. En 1914 fue suspendida en señal de duelo por la muerte reciente de Sarriegui, celebrándose el día 25. Durante la I Guerra Mundial sufrió un eclipse debido a la arremetida eclesiástica contra los carnavales so pretexto de la situación en Europa. Otra razón fue (Sada, 1977: 131), ya en los años 20, el que "antes, en las tamborradas, tomaban parte gentes de representación, verdaderas personalidades de la ciudad, a las que agradaba sobremanera confundirse con el pueblo en estas fiestas de verdadera democracia" y el que "hoy (1922), en cambio, nos hemos vuelto "unos ostras", y nos parece ridículo, en algunos casos, que "gente seria" se disfrace para salir por las calles formando parte de las comparsas". El ataque integrista arrecia consiguiendo sus protagonistas la suspensión de las tamborradas nocturnas en 1930 en medio de una gran controversia.

Durante el período republicano se restablecen aunque la prohibición en 1935 de tamborradas espontáneas le vale al consistorio la retirada del balcón municipal. Desde 1937 hasta 1939 no hubo festejos debido a la guerra. Tras ésta, fue grande la atonía debido a razones económicas y psicológicas; la prohibición del Carnaval la priva de su ambiente natural. La principal tamborrada pasa a ser la de "Gaztelubide", sólo de hombres, que la inicia en un estrado de la plaza de la Constitución, bautizada "del 18 de julio", ante el ayuntamiento viejo. Durante los años finales de la Dictadura la tamborrada va a experimentar algunos sobresaltos. La noche de 1967 la aparición de una bandera vasca va a ser el primero. En 1969 las organizaciones opositoras presionan sobre las sociedades para que no se celebre la fiesta en señal de protesta contra el estado de excepción. En medio de un frío intenso para las diez de la noche sólo circulan por San Sebastián la Policía Armada y algún apresurado viandante. En 1971, consiguen nuevamente boicotear la fiesta en señal de protesta contra el juicio de Burgos. Como consecuencia de la actuación del alcalde, durante los años que siguen se convierte en una tradición abuchear a éste cuando intenta dirigirse a los concentrados en la plaza. Finalmente, en 1977, la ikurriña, recién legalizada, es izada en la Plaza de la Constitución repleta de gente lo cual no obsta para que la Policía Armada cargue contra la tamborrada de la sociedad "Basconia" de Amara. Ver Ikurriña.

Tamborrada infantil

La primera salió a las 12 del mediodía del 20 de enero de 1927 debiéndose a la iniciativa de Mauricio Echániz, presidente de "Euskal Billera". En 1931 estrenó uniformes inspirados en el I Imperio francés. Su celebración se vio interrumpida por la guerra. Tras este paréntesis se reanuda la tradición y en el año 1960 Luis Larrañaga y el Centro de Atracción y Turismo deciden ampliar la parada admitiendo a varios centros docentes, exquisitamente uniformados todos de varones, y una carroza de niñas. Vistosos uniformes militares inspirados en los batallones forales guipuzcoanos dotan al conjunto de un insólito colorido, superior al de la tamborrada de adultos. No tardan en pedir su ingreso las ikastolas, centros mixtos, que solicitan que las niñas también desfilen con tambores. Tras una prolongada controversia esto se les permite en 1986, siempre que se quiten los pendientes y se recojan el pelo. De esta guisa la tamborrada infantil acoge en la actualidad a alrededor de 5.500 niños y niñas con uniformes de diferentes nacionalidades. Esta multitudinaria marcha se organiza por medio de una asamblea compuesta por un miembro de cada compañía o centro escolar que participa en la misma.



Como componente de la comparsa carnavalera siempre hubo hombres y mujeres en la tamborrada. En la de la sociedad "Unión Artesana" de 1928 la prensa nos habla, concretando, de "una sección de bellas muchachas que simulan ser huestes de Lord Wellington", amén de la tradicional abanderada, escoltas, capitanas, cantineras, etc. Algunas niñas forman parte, asimismo, del desfile infantil como abanderadas, capitanas, cantineras, etc. hasta su aceptación, disfrazadas de varones, en 1986. En consonancia con el avance experimentado por la situación de la mujer durante la II República, una compañía completa de "tamborreras" vestidas a la turca desfila en 1936 por las calles de la ciudad. Sin embargo, la participación de mujeres adultas (vestidas de tales) en la fiesta va a ser materia de encendida polémica tras la muerte de Franco.

Las sociedades tradicionales más conservadoras, encabezadas por "Gaztelubide", se niegan en redondo a ella. Una sociedad recreativo-cultural mixta creada en 1967, "Kresala", va a romper, invocando una tradición anterior, el tabú: incorpora, pese a la oposición del alcalde nacionalista, Alcain, a su tamborrada de 1980, 29 barrileras vestidas de aguadoras. Desde entonces, y contra viento y marea, en la tamborrada de "Kresala" desfilan, batiendo barriles, 33 mujeres y casi todas las nuevas tamborradas son mixtas. Además, desde 1994 "Kresala" apadrina la tamborrada del colegio de Los Angeles que, por permitir a las niñas vestirse de aguadoras, no ha sido admitido en la tamborrada infantil. Por otra parte, las cenas tradicionales de la noche del 19 fueron también cenas de hombres solos hasta los años 50 en que el cambio de costumbres trajo aparejada la asistencia de cuadrillas mixtas y parejas en sociedades de abolengo democrático como la "Unión Artesana" o las de reciente creación.

El hecho de que alcalde, concejales y autoridades diversas adquirieran durante el período franquista la costumbre de cenar en la sociedad "Gaztelubide" suscitaría asimismo, durante la transición democrática, discusiones y controversias ya que ésta no admite la entrada de mujeres. De esta forma las galardonadas con el "Tambor de Oro" y las mujeres cargohabientes eran ignoradas como lo fue, ostensiblemente, Pilar Miró en 1987. Por fin, en 1988, presionado por diversas asociaciones de mujeres, ante la negativa del nuevo "Tambor", Gabriel Celaya, a asistir sin Amparo Gastón, el alcalde nacionalista Javier Albistur decide crear una nueva tradición: la cena de autoridades será a partir de esta fecha, mixta, en un restaurante o en una sociedad no segregada.

  • AROZAMENA, Jesús M.ª, 1963, San Sebastián. Biografía sentimental de una ciudad, Madrid, 436.
  • CAT, 1992, Haur damborrada. 1992. Tamborrada infantil, San Sebastián, 28.
  • LARRAÑAGA BILBAO, Luis, 1988, Unos datos sobre las tamborradas, "DV" del 20 de enero.
  • MANTEROLA, José de, 1883, Breve noticia histórica de algunas comparsas y fiestas de Carnaval habidas en San Sebastián en el presente siglo, "Euskal Esnalea" 1883, I, 97-114;
  • MANTEROLA, José de, El carnaval de 1883 en San Sebastián, Ibidem, 114-131.
  • MUGICA HERZOG, Fernando, 1970, Breve crónica de un siglo de historia donostiarra La sociedad "La Unión Artesana" en su centenario, San Sebastián.
  • PEREZ-ARREGUI FORT, Ignacio, 1984, De la tamborrada infantil "DV" del 13 de enero.
  • SADA, Javier M.ª, 1977, Doscientos años de tamborrada. Cato, 227;
  • SADA, Javier M.ª, 1986, La tamborrada de San Sebastián, un pueblo que vibra a los sones de Sarriegui, "Muga", 71-89.
  • SALAVERRIA, José María, 1942, La tamborrada y el donostiarrismo ochocentista, San Sebastián, 4.