Elkarteak

Emakume Abertzale Batza

Centro vasco-argentino en Buenos Aires. El 16 de agosto de 1938 se constituyó la sección argentina de esta agrupación, como respuesta de las mujeres vascas a la convocatoria realizada por Acción Nacionalista Vasca, en apoyo a las reivindicaciones patrióticas y para recabar ayuda que sería proporcionada a los refugiados vascos en Europa y América. Inmediatamente, dirigieron sus esfuerzos a la búsqueda de paliativos para la situación que vivía Euskal Erria, colaborando con otras entidades étnicas.

La Comisión Directiva inicial estuvo presidida por Amelia Arteche de Jáuregui, a quien acompañaron Amelia G. De Menchaca como Vicepresidenta, María Begoña de Orbea como Tesorera y Angelita de Bilbao, Arantzazu de Barrena, Ikerne de Kortazar, Antonia de Amorrortu y Miren de Muxika como vocales.

Superadas las instancias de la guerra civil, Emakume se propuso estrechar los diferentes vínculos que unen a los oriundos de las siete provincias históricas vascas y sus descendientes; exaltar los valores de Argentina y el amor por ella; organizar actividades que mantengan vivos los valores de la nacionalidad, fomentar el teatro, la música y los bailes vascos, a través de la creación de un cuerpo dramático y de grupos de dantzaris.

Desde un primer momento han participado de actividades de beneficencia, más que nada con destino al hogar de Ancianos de Euskal Echea, en ferias, festivales en centros culturales, museos, universidades, etcétera, difundiendo las características de la cultura vasca.

Centro vasco-argentino en Rosario. En 1935, se fundó en el Zazpirak Bat una Junta de Emakumes, presidida por Carmen de Olalla de Aretxabala, que dará origen el 5 de noviembre de 1938 a la Asociación de Mujeres Vascas Patriotas, creada a imagen de la entidad madre de Bilbao. Como en ésta, sus fines serán refugiados políticos. En esta primera etapa, a través de diferentes medios y a la par del Zazpirak Bat -donde tiene su sede- colaboraron con el Comité Pro-ayuda a los Vascos de Buenos Aires, recaudaron fondos para mantener al Gobierno Vasco en el exilio, así como a los vascos expatriados en Argentina.

Su primera Comisión Directiva estuvo conformada de la siguiente manera: Presidenta: Adelaida Díaz de Lecea, Vicepresidenta, María del Pilar Aretxabala, Secretaria, Lorea de Ustarán; Prosecretaria María Lanne, Tesorera, Marcelina Uribarri; y Vocales Victoria Muguerza, Isidora Legarreta, Erminda Baret y Miren de Muniategui.

Según sus Estatutos, los fines de la entidad son establecer vínculos solidarios y culturales entre todas las mujeres vascas y sus descendientes, así como toda otra persona que quiera adherir a esta asociación, cultivar las tradiciones vascas y argentinas; enseñar el euskera; divulgar las ciencias y las artes de Euskadi; realizar todo tipo de actividades culturales y difundirlas, fomentar la realización de deportes y tareas recreativas; estimular la enseñanza de la cocina típica, manualidades, artesanías, etcétera, así como toda otra considerada de interés para sus asociadas.

Junto con Zazpirak Bat, organizan fiestas y veladas de confraternidad y beneficencia, y colaboran con el desarrollo de las actividades musicales, de canto y danza, sobre todo en la categoría de txikis y en la confección de trajes. La extensión de Emakume hacia la comunidad rosarina ha crecido en los últimos años, principalmente a partir de la creación en la Municipalidad local de la Secretaría de la Mujer, a la que pertenecen como entidad femenina de la ciudad.

Desde 1992, se produjo en Zazpirak Bat un proceso de apertura, bajo la presidencia de Juan Francisco Oteiza, por el cual las mujeres pueden ahora asociarse a la entidad en igualdad de condiciones que los hombres, es decir en calidad de socias activas (antes eran adherentes) y participando en la Comisión Directiva.

Actualmente, la Asociación de Mujeres Vascas (nombre oficial del nucleamiento), tiene aproximadamente 200 integrantes.

MIZ 2003