Lurraldeak

Zuberoa

La Soule -Zuberoa, Ziberoa, Xubero según las diversas variantes fonéticas vascas utilizadas-, uno de los vizcondados territoriales creados en el condado de Gascuña a fines del siglo X, es hoy en día el más oriental de los territorios que han mantenido el uso de la lengua vasca al N. de los Pirineos. Más allá, los primeros valles bearneses de Ossau y de Aspe y el territorio de las gaves afluentes del Adour sólo han conservado vestigios toponímicos de etimología vasca o de origen aquitano no romano, numerosos por cierto, tanto en la montaña como en el llano. El territorio de Zuberoa está constituido esencialmente por el alto y medio valle del Saison, que confluye en la gave de Olorón a la salida del país suletino. La toponimia vasca, en particular en lo que respecta a los nombres de casas censadas desde el siglo XIV, sigue siendo importante en varias poblaciones del antiguo territorio oloronés (vizcondado de Olorón anexionado por el Béarn a comienzos del siglo XI) entre el Saison y la gave de Olorón. La Soule es mencionada desde los tiempos de Cesar, durante la conquista de Aquitania por los romanos a mediados del siglo I AC, y, luego, en los conflictos con la monarquía franca: el rey Dagoberto sometió la Wasconia, más adelante denominada "Gascuña", pero el general de su ejército, el duque Arimberto, perdió la vida en Zuberoa el año 636.

El primer nombre atestiguado es el de los habitantes, que las fuentes antiguas denominan, con diversas variantes, Sibulates, Sibyllates, Sybillates... Es comprensible la duda de los clásicos antiguos para escribir el nombre, para ellos poco familiar, de este pequeño pueblo comprendido entre los Aquitani o Aquitanos, luego, bajo el Imperio, en el país de los "nueve pueblos" o Novempopuli. Ver Novempopulania. Dejando de lado el sufijo -ates, que en latín servía para llamar a los pueblos, nos encontramos con el radical sibul-sibyll-, sybill- en el que se hallan los elementos principales del nombre vasco zuber(o): la lateral latina, simplificada si en principio fue geminada, desembocó en la vibrante vasca siguiendo la regla habitual; se añadió el sufijo -o, muy frecuente en toponimia vasca antigua (Berrio, Elorrio, Zabalo...), y el nombre quedó emparentado muy de cerca a Arbero(a)/Arbelo(a), nombre medieval frecuentemente citado del país de Arberoa en la Baja Navarra. En la tradición latino-romance, el nombre medieval, documentado desde el siglo VII hasta mediados del siglo XII y derivado de la misma base, fue, en principio Subola, luego, por eliminación de la sílaba átona, Sola, que en gascón da Sole y Soule y pasa al lenguaje administrativo francés. Algo antes de la infructuosa tentativa que efectuó, a comienzos del siglo XII, el rey de Aragón y de Navarra Alfonso el Batallador, de asediar Bayona, diciéndose en 1131 regnante me (...) de Belforado usque ad Pallars et de Bayona usque in Regalis Monte, había residido en Zuberoa, donde mandó construir -o reconstruir- una fortaleza: castello novo quod fecimus incapo de Sobola.

Es muy probable que fuera el castillo de Mauléon, símbolo del poder público en la zona, en la que gaztelua, nombre que recibe, quiere decir también "prisión". Su nombre latino Mallus Leo, en romance Mauléon, reducido en euskera a Maule, por lo demás bastante banal para un recinto fortificado y amenazador, aparece en los textos a mediados de ese mismo siglo XII. También puede ocurrir que su nombre procediera de antes, del de un castillo más antiguo, o tal vez se hubiera adaptado, es decir, latinizado, utilizando como base un topónimo local anterior, del que no existe, sin embargo, prueba alguna.

Es en esa época, asimismo, cuando la documentación, poco abundante antes del siglo XIV, cita los primeros nombres, escasos aún, de las villas y pueblos suletinos. En el seno de textos latinos o romances (en este caso gascones), aparecen habitualmente bajo una forma fonéticamente romanceada los nombres locales, vascos en su mayor parte. Teniendo en cuenta que estos últimos, por lo general, sólo aparecen citados mucho más tarde, las reglas de evolución fonética romance no dejan la menor duda sobre su anterioridad en casi todos los casos. En el siglo XI: 1080, Leguinge es una adaptación romance del vasco Liginaga; 1096, Laruns: el vasco moderno Lahüntze resulta más alterado en relación con el nombre primitivo que el nombre oficial.

En el siglo XII: 1119, Domesang por Domezain, en vasco actual Domintxine que forma parte de una serie de formación aparentemente latina y de base antroponímica; 1120 Trium villarum, genitivo latino para Trois-Villes, en euskera Iruri con el mismo sentido. Más adelante, a finales del siglo (1174- 1189), se suceden: Giestars por Gestas, contentándose el vasco Jestatze con adaptar el nombre romance alusivo a "genestière" (retamal); Larraun que es la forma etimológica vasca, moderno Larrañe por cambio fonético tardío, por Larrau; Restoa por Restoue, en vasco Arstoe; Sivas por Sibas, en vasco Ziboze o Zibaze (forma parte de los nombres que ni el euskera ni el latín explican); Sancta Gracia por Sainte-Engrâce; Paguola (salvando la grafía es el vasco Pagola) por Pagolle; Lachari (la grafía -ch- representa la oclusiva -k- a veces) por Laccarry; Alos, nombre sin duda arcaico y poco explicable, en vasco Aloze; Haussa por Haux, en vasco Hauze o Haunze, con nasal también en 1327 anaus; Osaas por Ossas, en vasco Ozaze, sin duda nombre relacionado con los hidrónimos pirenaicos Osse etc., pero, poco explicable; Osfran por Osserain, en vasco Osaraine; Auçuruc por Aussurucq, fonetización romance del vasco Altzürükü derivado de haltz "aliso"; Urdiarp por Ordiarp, forma procedente del vasco Urdiñarbe tras la caída romance bastante regular (infinitamente más que en vasco) de nasal intervocálica, siendo, por tanto, la palatalización de la nasal vasca tras -i- tardía.

En el siglo XIII: 1224, Cheraltus, que no es más que una latinización abusiva de Chéraute, en vasco Sohüta, que procede dialectal y tardíamente del común sorhoeta "lugar de praderas"; 1249, Tardedz brota, probablemente, del vasco Atharratz(e). Tendremos que llegar a dos textos desigualmente importantes del siglo XIV, ambos redactados en gascón, para poder poseer una visión casi completa de la toponimia medieval suletina: nombres de poblaciones y de casas antiguas, cerca de un total de alrededor de 1.200 topónimos, en su mayor parte todavía en uso y conocidos a finales del siglo XX. El primero de estos textos consiste en la composición de la Asamblea General de los dueños de casa de Zuberoa en 1337 para decidir la reanudación de una donación de vacas y salmones al rey de Navarra, interrumpida por las guerras, y cuyo origen remontaba tal vez al año 1125 (o ¿1135?; Alfonso el Batallador reina hasta 1134) en que el Rey de Navarra, Sancho Ramírez, donó al monasterio de Leire el de Santa Engracia de Urdax, en el que se ha reconocido a la colegiata de Sainte-Engrâce, cuyos religiosos se comprometieron a entregar, a modo de censo a Leire, dos salmones y dos bueyes.

Este texto cita 65 casas y a sus dueños, la mayoría por primera vez. El segundo texto, mucho más considerable, es conocido bajo el nombre de Censo Gótico. Se trata de un recuento, pueblo por pueblo y casa por casa, de fines del siglo XIV, de las diversas obligaciones de cada casa y de las imposiciones que debían al Rey, tanto en especie como en moneda. Sin ser totalmente exhaustivo, sólo en él se citan cerca de 1.200 topónimos, la mayoría vascos. La única versión conocida es una copia "vidimada" en 1690, fiel en principio al original. A este texto se añaden algunos documentos más tardíos: listas de fines del siglo XV para algunas poblaciones, un Terrier de 1515, la Coutume (Fuero) de 1520 que contienen también numerosos topónimos y nombres de casas.

Zuberoa se dividía en tres mensajerías ("messageries") -Alta Zuberoa, Arbailles y Baja Zuberoa-, subdivididas, a su vez, en "vics" o "dégairies", dejando de lado las "villas reales", que constituían una categoría aparte (vide infra "Organización foral").

  • Alta Zuberoa

El nombre Haute-Soule deriva del gascón citado en 1337 Sole sobiran, que equivale con exactitud a "Soule superior" (sin ninguna idea de "soberanía"), bastante diferente del nombre vasco Basabürü, topónimo vasco muy extendido utilizado para nombrar los límites exteriores de las tierras roturadas y puestas en cultivo: "límite, extremidad" es el sentido ordinario de buru en toponimia vasca (lo que en gascón sería el también frecuente cap), y baso "tierra inculta, forestal, montañosa", asimismo muy usual en toponimia y que corresponde con bastante exactitud en euskera al latín saltus, préstamo que hallamos en vasco y en Zuberoa: una casa de Licharre aparece en el Censo como Salthia, forma dialectal del común zaldua, que hallamos en el pueblo limítrofe de Sorhapuru de Mixe en los compuestos Zaldugarate y Zaldumburu, doblete exacto de basaburu (dejando de lado la anticipación nasal de -b). El territorio recibe, pues, su nombre por aquello que le caracteriza: el límite en el que se detienen las implantaciones humanas.

A la altura de Trois-Villes el Saison recibe un afluente a su izquierda, reuniendo dos valles, hasta entonces separados, que forman una "dégairie" cada uno, que toman el nombre del "degan" -en euskera Zainhoa- que cada "vic" debía de elegir para velar por el orden público: reciben su nombre en dirección río arriba y el "saltus" no habitado (a excepción de Sainte-Engrâce y Larrau, posesiones religiosas que no formaron políticamente parte de la antigua Zuberoa), de espaldas al llano de la Baja Zuberoa: de Trois-Villes/Iruri a Athérey (que contiene tal vez el elemento athe "puerta, pasaje", como la casa noble Athagi al extremo del valle opuesto) se halla el "Val Senestre" o Ibarrezker. Es el más poblado con (contando Sainte-Engrâce y Larrau y las dos "villas reales" de Haux y Montory; esta última de nombre romance y de fundación medieval) 16 localidades medievales, algunas poco pobladas y reagrupadas para constituir las modernas comunas.

Más arriba, el Saison está formado por dos gaves: una que baja de Sainte-Engrâce y otra de Larrau. Sainte-Engrâce tiene un nombre ligado a la historia religiosa regional y a la dependencia del monasterio navarro de Leire; pero su topónimo verdadero, que designa a la vez a las rocas y a los llanos que caracterizan el lugar, es el bien conocido Urdaitz. El nombre de Larrau, del Larraun medieval, que es el étimo "lugar de landas", el mismo que el "La Rhune" laburdino y otros, hasta el Larrañe moderno surgido del cambio habitual en suletino del diptongo -au- a -ai- y de la palatalización de la nasal tras -i, designa una vez más su función primitiva de "landa de pastoreo", en un territorio destinado a la ganadería estival. Los pueblos más bajos, salvo los ya citados, son, de arriba a abajo y a uno y otro lado del curso de agua: Etchebar, Licq, forma romance procedente del euskera Ligi, Sunhar (variante local para zuhar/zugar/zumar "olmo"), Lichans, del euskera Lexanzü (el radical es lexar para el común leizar "fresno" o, tal vez, leize "sima", con sufijo abundancial), Laguinge procedente de Liginaga (como Licq construido sobre ligi "lodazal" con sufijo locativo), Restoue en euskera Arstue, Abense-de-Haut (ver Abense-de-Bas), Sibas, Tardets, que engloba hoy la "Villanueva" medieval, y Trois-Villes, en el que las "villas" eran sin duda los tres dominios (en euskera antiguo iri/uri/ili como el latín villa) principales: dos nobles, el domec (nombre gascón para Jauregi) y Etxekopar forma local moderna para el medieval etxagapare "casa principal", y probablemente la casa enteramente franca de deberes feudales llamada Berraute, forma romance clásica que encontramos también en el Béarn medieval (fuegos de 1385) y en la Baja Navarra, procedente del euskera común berroeta "lugar de matorrales".

Remontando por la derecha el afluente del Saison, hallamos La Baigdaxtre del Censo o "Val Dextre", Ibarreskün, constituido por nueve poblados antiguos. Dejando de lado Alos y Camou (antaño célebre por un manantial salado con virtudes curativas que le dan sin duda, como en toda la región, comprendido el Béarn, su nombre, que origina en euskera un Gamere que recuerda el Akhamarre de Came en Laburdi), los nombres constituyen claros topónimos vascos conforme bajamos al valle: Laccarry (base lakhar "grava"), Charritte-de-Haut (ver Baja Zuberoa), Arhan ("valle", extremadamente difundido en toda la región, comprendidos los Pirineos centrales), Alçay y Alçabéhéty (base haltz "aliso", sin aspiración aquí como en los diversos nombres bajo-navarros y laburdinos: es, junto con el olmo, el álamo y el sauce, el arbol de las orillas de los cursos de agua), Sunharrette (doblete de Sunhar con el sufijo locativo -eta romanceado fonéticamente) y Cihigue (de zihi "bellota" o zuhi "encinar", ambos de igual base).

  • B) Arbailles

La "mensajería" suletina intermedia entre la Alta y la Baja Zuberoa está constituida por las dos Arbailles, grande y pequeña, incluyendo los caseríos de Roquiague, nombre procedente del vasco Arrokiaga, y sobre todo Barcus, en euskera Barkoxe procedente de un antiguo Barkoitz: ambos topónimos los encontramos en el país de Cize. Junto con Musculdy (de igual formación que el bajo-navarro Iholdy, pero sobre la base muskil "retoño" o musko "cepa") y Pagolle, el territorio toca la Baja Navarra (camino del collado de Oskix) y con Garindein (de base probablemente antroponímica como Domezain) las puertas de Mauléon. El vasco Arballa es igual al nombre oficial, habiendo añadido éste, como ocurre a menudo en los nombres romanceados, un plural sin duda ausente en su origen: puede que tenga que ver, sin que se nos alcance explicarlo con mayor claridad, con los nombres de los Tarbelli, todo ese territorio, y al menos con los países bajonavarros de Ostabarret y de Mixe, que le suceden, habiendo estado vinculados en un principio a la ciudad de Dax, capital de ese pueblo en la Antigüedad.

En la orilla derecha se suceden Sauguis (1347 salguys de base probable zalke "cizaña"), Saint-Etienne o Doneztebe, Gotein o Gotañe que perpetúa, como muchos lugares, casas y pueblos de la región, el recuerdo de la presencia visigótica en Aquitania, que duró mas de un siglo (del V al VI), Libarrenx, con los pueblos descartados de Roquiague y de la "villa real" de Barcus. A la orilla izquierda encontramos: Ossas, Suhare (otro doblete de Sunhar etc. tras pérdida de la nasal de Soner 1337), el pueblo descartado de Aussurucq que ocupa un pequeño valle, con su única casa noble Urrutia -romanceado en "Ruthie"- separada (de ahí su nombre "del otro lado") del pueblo por un pequeño curso de agua, los poblados de topónimos geminados de Mendy y Menditte (romanización procedente del vasco Mendiko(e)ta "lugar de pequeñas montañas"), Idaux, el vasco Idaunze, nombre misterioso, finalmente, hacia Oskix, los diversos barrios de Ordiarp o Urdiñarbe (nombre trasparente: "bajo rocas grises") que son "Peyriède" o "pedregal", nombre gascón que representa sin duda el equivalente de Ahetze, casa noble importante con sus "fivatiers" medievales, Mirande (latinismo muy extendido), Larroson alterado del medieval Larhuntsun, Garraybie "el vado de la roca", cuya base oronímica antigua garr- se mantiene como en numerosos lugares de la región, en Arberoa y Laburdi. Musculdy con sus barrios de Erbis (la base tal vez sea erbi "liebre") y Eiheregi "borde del molino", y Pagolle limitan el territorio por la parte de la Baja Navarra de Ostabarret.

  • C) Baja Zuberoa

Ocupa la parte baja del valle a partir de Mauléon: recibía en gascón el nombre de Barhoue, que se daba a las tierras bajas y regadas, como uno de los tres "mandes" del vecino país de Mixe. El vasco moderno la llama curiosamente Pettarra, que, de hecho, es el nombre de pueblo y de origen confeccionado sobre -pe "bajo": "el que habita el (país) bajo". No se sabe si el origen fue un herripe "bajo del país" o Zuberope "lo bajo de Soule", pero probablemente uno u otro: nombre proporcionado sin duda por las gentes de "arriba", ya que la toponimia antigua, vasca o no, privilegia y valoriza en general los lugares elevados desde los que se domina o se defiende mejor. Es el territorio de los grandes dominios nobles con sus numerosos fivatiers, pero de pocos dominios de "franc alleu", como en la Alta Zuberoa donde eran los más numerosos, protegido por el castillo de Mauléon, sede del poder vizcondal, luego real, erigido sobre los primeros contrafuertes, en las cercanías del lugar de la asamblea general de la corte de Licharre, en euskera Lextarre, población situada frente al castillo pero en la otra orilla del Saison.

En la orilla derecha se suceden Chéraute en vasco Sohüta (ver más arriba), Berrogain, Laruns, Moncayolle (nombre de apariencia romance como el de kaiolar o "majada de montaña", aunque el vasco Mithikile haga suponer otro origen sin duda alterado) que separa Mendibieu y Larrebieu, formaciones romances sobre Mendibil y Larrabil, Larrory con la misma base larre que el precedente, Arrast que parece tener dos étimos: una base larre para la forma medieval Larrast, y urritz "avellano" con una asimilación vocálica habitual para el vasco Ürruxtoi que significa "avellaneda"; finalmente, más lejos, en los límites del Béarn, los dos pueblos poco vascófonos de Gestas, que ofrece bastante poca toponimia vasca en la Edad Media, y Rivareyte, que aún tiene menos (un Otharren basado en othe "aulaga"). En frente, en la otra rivera, se halla Osserain, (base probable otsar que ha podido ser toponímico tanto como antroponímico, cuyo señor, uno de los diez "podestats" que ocupaban el primer rango de la nobleza en las 80-90 casas nobles medievales de Zuberoa, tenía su castillo, reconocible por los vestigios de sus murallas, enclavado en un montículo que vigilaba el curso del Saison.

Remontando la orilla izquierda, el territorio más amplio entrecruzado de extensos bosques, de campos y de pequeñas alturas se extiende sobre dos ejes: en la parte más cercana del río y en el camino que conduce de Mixe a Mauléon, se halla Domezain (otro nuevo "podestat": su castillo medieval ha sido transformado en iglesia), cabeza de una "dégairie", que contiene muy importante toponimia vasca a veces original (Leitzelarre, Muxikondo, Ayhartz, Ihult-urruti, Muxubeltz, Agerrezahar, etc.); luego, algo aparte, Berraute, Ithorots (es el bien conocido vasco ithurrotz "fuente fría") y Olhaïby (el "vado de la cabaña"), y sucesivamente, en el camino, Etcharry (el mismo nombre que en Navarra, cuyas dos casas nobles se llaman en el Censo Oyhanart, epónimo del célebre escritor, de la que no queda más que el montículo desgastado, y Amichalgun "lugar de precipicios", otro "podestat"), Aroue, Charritte-de-Bas (el nombre romanceado, en Zuberoa como en Mixe, procede de Sarrikota "lugar de pequeño matorral"), Undurein (base antroponímica muy probable: el nombre medieval de las dos aldeas era Endurein, y la casa noble de Ezponda es el epónimo del célebre secretario de Juana de Albret, Eneco de Sponde, y de sus hijos, Jean, el gran poeta barroco francés, y Henry, obispo de Pamiers), Espès en euskera Espeize, Abense-de-Bas en euskera Onizepe (Abense es la resultante romance regular del topónimo oniz que se halla en la casa noble Onizmendi 1381 "monte de Oniz"), Viodos procedente del vasco usual Bildoz (como Biaudos en Béarn), que evoca, sin duda, el terreno redondeado al modo de los otros compuestos toponímicos de bil. Sobre un eje más elevado encaminándonos hacia Mixe se suceden los pueblos de Aïnharp, nombre oficial procedente de Ainharbe "bajo el brezal" (variante ainhar para el más extendido ilhar), Oyhercq originado en oiher(he)gi "borde o cresta de bosque" y Lohitzun, "lugar de aluviones" que alude, como en otras ocasiones, un terreno húmedo.

Antes de concluir esta visión de los principales nombres de la toponimia suletina y para completar, conviene describir, al menos de forma sucinta, los caracteres generales, semánticos y lingüísticos del conjunto de la toponimia de hábitat conocida desde la Edad Media. El conjunto de estos nombres apenas se diferencia, como ocurre con los nombres de países y poblaciones evocados, de lo que caracteriza al país interior, y ello en dos puntos principales:

1° Por el número algo mayor de nombres romances y comunes al territorio bearnés vecino, como Salaranque procedente de "Sallefranque" (eliminación vasca de la -f-), Lacuinhe, Cauhapé, Carrera, los componentes de karrika "calle" (latinismo bastante raro en otros sitios en toponimia medieval, frecuente aquí) y algunos más.

2° Por los dialectismos fonéticos propios del suletino, más visibles en los nombres modernos pero ya presentes en el Censo: cierre vocálico en diptongo en Uheitz (en otros sitios uhaitz "torrente"), oclusivas sordas tras lateral o nasal como en Uhalte, Jeintein, abundancia de aspiraciones, palatalización de laterales y de nasales después de -i-, aparición de formas como Utchurry para el común ithurri, implicando desde el siglo XIV la articulación de la vocal labializada ü y también una palatalización de -t-... En resumen, la toponimia proporciona, en Zuberoa como en otros lugares, una imagen de las realidades físicas y territoriales y, al mismo tiempo, humanas y lingüísticas.

El vizconde de Zuberoa ostentaba en su escudo "un león de oro sobre gules". Por extensión, estas armas pasaron a ser las del vizcondado, luego las de la villa de Mauléon y, finalmente, las de Zuberoa.

El territorio de Zuberoa es el más pequeño de todos los que articulan el País Vasco puesto que apenas presenta una superficie de 785 kms². Todo este conjunto se organiza en torno al río Uhaitzandi o Saison, presentando éste un dispositivo general N.-N., al mismo tiempo que atraviesa el territorio en toda su longitud.

Están consideradas como una de las maravillas del Pirineo y son, sin lugar a dudas, uno de los lugares más vistosos de Iparralde. A lo largo del tiempo los torrentes de agua han socavado la roca calcárea dando lugar a profundas grietas que pueden llegar hasta los 400 metros de altura y sólo tres de ancho. Las más conocidas y visitadas son las de Kakueta, Holtzarte y Uhadjarre o Ehujarre.

Las gargantas de Kakueta (Kakuetako arroilak) son uno de los lugares más pintorescos y hermosos de la alta Zuberoa. El cañón de Kakueta, constituye uno de los paisajes más salvajes de Europa; hoy día es un Paraje Protegido, considerado como una "Amazonia de clima templado". Su longitud alcanza los 3.500 metros y su profundidad se sitúa entre los 30 y 350 m. aproximadamente. Es el cañón por excelencia, y está surcado de un extremo a otro por un riachuelo de cauce constante. En ciertas partes como en "Le grand Etroit", escasos m. separan las dos vertientes de la quebrada. En el final del recorrido, que se encuentra acondicionado para el paseo, se alcanza una cascada que cae desde una altura de 20 m. y cuyo origen sigue siendo desconocido. No muy lejos de ese punto, se encuentra la "Grotte du Lac" (Cueva del lago) adornada de estalactitas y grandes estalagmitas en el suelo.

Por su parte, en Holtzarte se encuentra el puente más impresionante de toda Euskal Herria y que se sitúa a una altura de 200 metros. Esta garganta se divide en dos grietas llamadas: Olhado y Olhadibia, ambas son foces, muy estrechas en forma de corte de sierra, de unos tres km. de largo, creadas por el torrente que va socavando poco a poco la roca calcárea.

Por último, la garganta de Uhadjarre o Ehujarre, con una profundidad próxima a los 400 m., destaca por su espectacularidad y belleza.

Constituye hoy día, el mayor bosque de hayas de Europa y una de las masas forestales más extensas de los Pirineos, con una extensión de 150 km2, repartido entre Iparralde y Navarra. Al territorio septentrional, le corresponde una quinta parte de la superficie total, siendo hoy día explotada por los sindicatos de Cize (Donibane Garazi) y de Soule (Zuberoa). La selva, constituye el límite occidental del abeto -izeia- (Picea abies) dentro de la Europa occidental. Esta especie, fue diezmada durante el s. XVIII para satisfacer las necesidades de los constructores navales de la región. Pero, si por algo destaca Irati es por ser una de las selvas más frondosas de toda Europa destacando el gran hayedo (Fagus sylvatica) de Irati, conocido como la "Selva de Irati" por ser prácticamente un bosque virgen. Esta particularidad ha sido aprovechada para el turismo natural, de esta forma se han construido desde 1968 más de 40 chalets integrados en el entorno del bosque de hayas en la estación de Irati-Soule. Además de lo excepcional del lugar, desde aquí mismo se pueden observar las cumbres del monte Orhi (la primera elevación montañosa del Pirineo que alcanza los 2.000 metros de altura y enclavado dentro del propio territorio zuberotarra), el monte Anie (Auñamendi) y la Mesa de los Tres Reyes. Irati, además de contar con extensas y valiosas masas boscosas, cuenta con una importante fauna a pesar de que a principios y mediados de este siglo sufrió un considerable retroceso debido a la explotación maderera y a la caza abusiva. De esta forma, mamíferos depredadores como el lobo -otsoa- (Canis lupus) y el oso -hartza- (Ursus arctos) han desaparecido aunque otras especies animales como el jabalí -basurdea- (Sus scrofa), ardillas -katagorri arrunta- (Scirius vulgaris), martas -lepahoria- (Martes martes), se encuentran muy distribuidos en todo el entorno del Irati. A ellos, hay que añadir aves como el urogallo -basoilarra- (Tetrao urogallos), el pito negro -okil beltza- (Dryocopus martis), el majestuoso buitre leonado -sai arre- (Gyps fulvus) además de rapaces como el halcón peregrino -belatz handia- (Falco peregrinus) y el enorme quebrantahuesos -ugatza- (Gypaetus barbaras) que es un buitre de gran tamaño y alas estrechas.

Orhi mendia, en el vértice que une los valles de Salazar, Irati y Larraine, con sus 2.017 m., es el 2.000 más occidental de todo el Pirineo. Desde su cima, lógicamente, las vistas son excepcionales pudiendo observarse en todo su esplendor la selva de Irati, la Mesa de los Tres Reyes (Hiru Errege Mahaia) y el imponente Anie (Auñamendi) con sus más de 2.500 metros de altura. En esta montaña podemos observar aves como el alimoche -sai zuri- (Neophon percnopterus) que se caracteriza por ser el más pequeño de los buitres europeos además de un ave muy solitaria, y también aparece el sempiterno buitre leonado -sai arre- (Gyps fulvus).

Jean Baptiste ORPUSTAN

Morfológicamente, pueden diferenciarse dos tramos de características netamente contrastadas; por un lado, la zona centro meridional, muy montañosa y escarpada, y por otro, el sector septentrional, mucho más suave, que presenta un típico paisaje en colinas. La primera zona, puede definirse como un paisaje de alta-media montaña, drenado por los ríos y arroyos que articulan el curso alto y medio de la Cave de Santa Engracia (Sainte-Engrâce) y de la Cave de Larrau. En este sentido, podemos destacar los arroyos de Arpideko Ibarra, Uhadjarre o Ehujarre, Kakueta, Olhadubiko Erreka, Holtzarte, etc. Todos estos cursos presentan un marcado carácter torrencial, con perfiles transversales en V y fuertes pendientes longitudinales. Tienen su origen en el conjunto de relieves que articulan el extremo meridional de Zuberoa, pudiendo destacar, entre otros, el Pico Bizkarze (1.656 m.), Thartako Lepoa (1.431 m.), Orhi (2.021 m.), Axaurterrigaina (1.660 m.), Beltzulegaina (1.590 m.), Gaztarrigaina (1.732 m.), Cresta de Otsogorri (1.794 m.), Otsogorrigaina (1.923 m.), Xardekagaina (1.893 m.), Binbaleta, Urdaite (1.416 m.), Pico Cortaplana (1.696 m.), Lakora (1.877 m.), Arrahandia (1.656 m.), etc. Todos estos aportes hídricos se unen configurando las Caves de Larrau y de Santa Engracia, las cuales discurren aprovechando las estructuras sinclinales del mismo nombre.

En este tramo adoptan un trazado general O-E, en el primer caso y, E-O en el segundo, aunque paulatinamente van incurvando sus cauces hasta adquirir un trazado predominantemente S-N. Lentamente, a medida que nos desplazamos hacia el N., el relieve pierde vigor, aunque todavía en los Macizos de Iguntze y Mendibeltza se sitúa por encima de los 1.000 m., tal y como podemos observar en Odeizu Gaine (1.613 m.), Negumendi (1.307 m.), Col de Hurzere (1.445 m.), Col de Lataillade (1.425 m.), Col de Mehatze (1.383 m.), Pico Xardeka (1.555 m.), Pellusegaine (1.594 m.), etc. algo más baja se dispone la cobertera posthercínica, aunque todavía se detectan cotas importantes: Mendibel (1.411 m.), Pic des Escaliers/Har Sudurra (1.472 m.), Jora (1.069 m.), Iguntze (1.387 m.), Legorre (1.359 m.), Bizkarrules (1.017 m.). Es precisamente aquí, en el Bois de Jora donde las Caves de Larrau y Santa Engracia unen sus caudales, configurando la Cave del Saison. Hasta Licq-Athérey, el valle sigue siendo estrecho y escarpado, estando dominado por los relieves paleozoicos de los Macizos Hercínicos de Iguntze y Mendibeltza. Sin embargo, una vez atravesados éstos, el paisaje se resuelve mediante una serie de alineaciones montañosas carbonatadas, de dirección general E-O, colinas y valles fluviales más o menos amplios. El relieve rara vez supera los 1.000 m., excepto en Arbailles, donde pueden alcanzarse los 1.271 m. (Bohokortia, 1.214 m.; Ibar Naba, 1.012 m.).

Aguas abajo de Licq-Athérey, el Saison comienza a modelar un amplio valle que alcanza dimensiones considerables a partir de Tardets-Sorholus. Son relativamente abundantes los depósitos aluviales, pudiendo destacar tanto conos de deyección (zonas montañosas y en cabecera), como depósitos fluvioglaciares y terrazas fluviales. Los depósitos más antiguos pertenecen al Riss y están representados por una terraza ubicada a 20-30 m. por encima del cauce actual. Por debajo se desarrollan 3 niveles würmienses que configuran sendas terrazas fluviales ubicadas a 2-5 m., 10-12 m. y 15-20 m., respectivamente. Una vez rebasadas las alineaciones calcáreas de Arbailles (sumamente rocosas y escarpadas) y de Begoze, el relieve pierde rápidamente vigor, dibujando un paisaje de colinas de escasa altitud (300-500 m.), separadas por valles más o menos amplios que acaban enlazando con las Landas. Únicamente algunos relieves residuales más duros generan apuntamientos rocosos de moderada altitud (500-600 m.).

  • Características morfoestructurales

Estructuralmente, el espacio estudiado se inserta dentro de la macrounidad denominada Pirineos y más concretamente, se desarrolla a caballo entre el eje axial bercínico, los Subpirineos o contrafuertes pirenaicos y las Altas Sierras Interiores (Prepirineos). Desde un punto de vista geológico, es un territorio complejo, constituido por una serie de unidades morfo-estructurales de constitución y estructura netamente contrastada. Estas unidades se suceden presentando una dirección general ESE-ONO, coincidiendo con las principales alineaciones de la cadena Pirenaica. Todo el conjunto se organiza en torno a los Macizos Paleozoicos Vascos, que no son sino una parte del primitivo eje axial pirenaico surgido como consecuencia de la Orogenia herciniana, durante la era Carbonífera. En el caso que nos ocupa estos Macizos paleozoicos están representados por los Macizos de Iguntze y Mendibeltza, ambos ubicados en el sector meridional del territorio.

El conjunto pirenaico adopta un dispositivo general E.-O., desarrollándose desde la cabecera de Arpideko Ibarra, hasta Iratiko erreka y desde el conjunto de crestas que articulan la frontera entre los estados español y francés (Bizkarze-Orhi-Lakora-Arrahandia), hasta el tramo medio del río Saison. Esta macrounidad, ha experimentado una larga evolución morfoestructural ya que su formación se inicia durante el Paleozoico superior (Orogenia herciniana) viéndose afectada posteriormente por la tectogénesis alpina (plegamiento pirenaico) durante el Paleoceno, Eoceno y Oligoceno, responsable de la deformación del conjunto herciniano. Todo ello, nos permite diferenciar dos subunidades de características contrastadas, que son el eje axial pirenaico y los Prepirineos. Estos últimos, están constituidos a su vez por las Altas Sierras Interiores, la Depresión Media Prepirenaica y las Sierras Exteriores.

· Eje axial pirenaico

Puede definirse como la línea maestra que vertebra la alineación pirenaica. Se identifica con el primitivo umbral herciniano surgido a finales del Carbonífero que fue afectado, posteriormente, por los movimientos secundarios mesozoicos y, sobre todo, por la orogenia alpina. Litológicamente, el eje esté formado por una potente serie de materiales flysch de edad Devónico superior-Carbonífero inferior, constituido por pizarras, cuarcitas y grauvacas con intercalaciones de liditas, brechas y conglomerados. En algunos puntos, aflora el Ordovícico y el Silúrico, pudiendo identificarse cuarcitas, esquistos negros, areniscas, dolomías y calizas, presentando todo el conjunto una potencia media de más de 1.900 m. Un análisis más detallado de estos materiales pone de manifiesto que el Ordovícico está representado por esquistos micáceos y cuarcitas (un interesante corte se observa en la iglesia de Santa Engracia). Por encima, se desarrollan los denominados esquistos con Graptolites del Ghotlandiense (Silúrico), constatándose varios cortes interesantes al N. de Santa Engracia. El Devónico alcanza un mayor desarrollo, habiéndose formado en un mar cálido, limpio y poco profundo, de ahí que predominen los materiales carbonatados. En la base (Devónico inferior), encontramos, en el Macizo de Mendibeltza, esquistos, areniscas, grauvacas y calizas con abundantes restos de crinoides, briozoos, pólipos y braquiópodos (particularmente famosos son los Spirifer). El Devónico medio, está constituido por calizas y calcoesquistos negros, mientras que el Devónico superior es francamente calizo.

En otros puntos, el Devónico está constituido por una potente serie (más de 100 m.) de esquistos arenosos negros, a menudo micáceos, con pasadas de calizas arenosas. Características similares se observan en Iguntze, aunque en este caso los espesores son sensiblemente inferiores. El techo del Devónico (Fameniense superior), está formado por las denominadas "calizas Griotes", que no son sino unas calizas de aspecto noduloso o amigdaloide y de color rojizo o verdoso. El Carbonífero está representado por esquistos negros, jaspes y liditas (base del Carbonífero: Viseense-Tournaisiense). Sobre ellos se observan más de 150 m. de calizas negras (Macizo de Mendibeltza, circo de Odeizakia y en Iguntze), esquistos arenosos gris verdosos o beiges y calizas con crinoides. El Namuro-Westfaliense, está constituido por esquistos y areniscas rojas micáceas. Buenos cortes de estos materiales pueden observarse en la caseta de aduanas de Santa Engracia, en el puerto de Lataillade, en Benou.

El Pérmico se dispone discordante sobre los materiales mencionados anteriormente (Bosque de Arboti), estando constituido por pelitas, areniscas y conglomerados. El eje axial o axil no constituye un afloramiento continuo, puesto que durante la transgresión del Cretácico superior, éste fue invadido por el mar depositándose sobre él materiales diversos que lo han fosilizado, al menos, parcialmente, de ahí que a comienzos del s. XXI los afloramientos paleozoicos constituyen una serie de macizos aislados entre los que podemos destacar el Macizo de Mendibeltza y el de Iguntze. Ambos han sido afectados por las orogenias herciniana y alpina, pudiendo reconocerse, al menos, tres fases de deformación y numerosas fracturas tardihercínicas que generan un relieve complicado y de marcado carácter estructural. Como ya hemos señalado anteriormente, predominan los materiales del Ordovícico, Silúrico, Devónico y Carbonífero inferior, destacando las cuarcitas, esquistos, areniscas, dolomías, calizas y grauvacas. Esta unidad se dispone cabalgando la denominada unidad occidental de Heddebaut (1.975), ya que el Devónico inferior se sitúa en diversos puntos sobre el Carbonífero. En ambos casos, las estructuras de los macizos de Iguntze y Mendibeltza están fosilizadas por una potente masa de pudingas cretácicas que se conocen bajo el calificativo de "pudingas de Mendibeltza". Éstas, están muy bien representadas en el macizo del mismo nombre, cubriendo todo su frente N.: Mendibel (1.411 m.), Xardeka (1.440 m.), Pic des Escaliers/Har Sudurra (1.472 m.), etc. La estructura tectónica es muy compleja, sobre todo en Mendibeltza donde destacan los sinclinales de Arratzolate, Irati y valle del Thirro.

Se combinan pliegues longitudinales y accidentes transversales de fractura o de hundimiento y elevación del eje de los pliegues. El desigual comportamiento de los materiales paleozoicos ante los procesos erosivos, determina el desarrollo de un relieve diferencial muy neto. Los esquistos, poco resistentes y fácilmente meteorizables, suelen dar formas suaves y de moderada altitud, mientras que las calizas y cuarcitas van a constituir relieves vigorosos con amplios escarpes que dominan las cabeceras y los valles encajados que atraviesan o drenan estos espacios. En las zonas más altas (por encima de los 1.000 m.), son frecuentes los derrubios de origen frío que parecen señalar la existencia de un dominio periglaciar durante las crisis frías cuaternarias. Los materiales permotriásicos, acumulados en torno a los núcleos paleozoicos configuran una serie de relieves monoclinales (tipo cuesta/cresta), tal y como se observa en Sarrantholatze, Mendibeltza, Harburieta... Estos monoclinales se disponen dominando una serie de depresiones tectónico-erosivas, (cuyo fondo está tapizado por materiales aluviales) y corredores excavados por la erosión a expensas de los materiales triásicos: Santa Engracia, Etxebar, Larrau...

En general, estas depresiones se han desarrollado en zonas fracturadas, siendo esencial la disolución de los materiales yesíferos del Triásico en su modelado. A pesar de la moderada altitud media del conjunto paleozoico, el glaciarismo ha dejado una serie de huellas dispersas por el territorio. Así, Viers (1990) señala que pueden identificarse una serie de circos cuya génesis parece estar relacionada con una sobrealimentación nival. En todos los casos se trata de pequeños circos que pueden haber alimentado alguna reducida lengua glaciar dejando diversas acumulaciones morrénicas de escaso tamaño. Todos estos vestigios glaciares se sitúan por debajo del límite de la nieve perpetua (durante el Würm), por lo que su formación parece estar relacionada con una buena alimentación nival en condiciones hiperhúmedas que compensaban la ausencia de bajas temperaturas. Los depósitos dejados por estos glaciares se localizan a altitudes que oscilan entre los 900 y 1500 m.s.n.m. En la zona de Iguntze y Mendibeltza destaca el relieve estructural Apalachense, dibujándose una serie de crestas y crestones cuarcíticos, conglomeráticos o calcáreos de edad Triásica y Mesozoica, que hacia los bordes determinan un monoclinal de frente disimétrico y escarpado. En medio, se desarrolla la depresión de Atharratze-Sorholüze drenada por el río Saison.

· Prepirineos

Los relieves prepirenaicos se disponen adosados al eje axial y están constituidos por materiales Mesozoico-Terciarios, plegados y deformados por la orogenia alpina. Esta subunidad se desdobla en dos alineaciones montañosas: una, interna, donde se localizan las máximas alturas del País Vasco y que recibe el nombre de Altas Sierras Interiores, y otra, externa, no representada en la zona de estudio, que se conoce con el nombre de Sierras exteriores prepirenaicas. Litológicamente, el Mesozoico se inicia con el período Triásico, el cual aflora ampliamente en la zona de estudio: Bois d'Arboti, Santa Engracia, Larrau, Belozkarre, Etxebar, Col de Sudu, etc. Litológicamente, podemos encontrar argilitas, psamitas y areniscas rojo vinosas, así como areniscas y cuarcitas blancas o rosas salmón, en gruesos bancos y areniscas conglomeráticas. Su origen está vinculado a la destrucción de los primitivos macizos Paleozoicos Vascos bajo condiciones climáticas sumamente áridas.

Sobre estos materiales encontramos calizas grises, calizas margosas, margas, calizas dolomíticas y dolomías, lo que nos sugiere que en estos momentos tuvo lugar una fase transgresiva que cubrió estos espacios por un mar de escasa profundidad. El Triásico concluye mediante una importante fase regresiva, quedando amplios espacios cubiertos por lagos salados, en los que se acumulan ingentes masas de arcillas abigarradas verdes o rojo vinosas y yesos (Keuper). Al mismo tiempo, tienen lugar diversas manifestaciones volcánicas, conformándose importantes masas de ofitas, muy bien representadas en los alrededores de Larrau y en el sinclinal de Santa Engracia. El Jurásico aflora en los mismos puntos reseñados anteriormente. Está constituido por brechas, dolomías y margas, pudiendo destacar los afloramientos situados al N. de Mendibeltza y más concretamente, entre la plataforma de Belozkarre y el pico Behorlegi. Sobre ellos se dispone el Lías inferior, constituido por calizas, brechas y dolomías (valle del río Saison).

El Lías medio se observa en el anticlinal del Alto Biduze, pudiendo destacar las calizas, calizas margosas grises o negras y las calizas sublitográficas. Por último, el Lías superior está formado por calizas margosas y margas. El resto del Jurásico presenta la siguiente secuencia (tomada del Macizo de Arbailles): calizas negras (Pic de Belxu), margocalizas de color oscuro, margas esquistosas grises (margas de Hosta), calizas litográficas, etc. El Cretácico está muy bien representado, pudiendo destacar el Aptiense inferior y Neocomiense del Macizo de Arbailles, donde se observa una alternancia de calizas arcillosas, conglomeráticas o margosas. Podemos destacar también, las calizas urgonianas del Albiense superior, bien representadas en Sum de Liorri y en el Pico de Sudu. El Albiense puede estudiarse en la selva de Arbailles, identificándose margas negras con intercalaciones de brechas y calizas. Mención especial merecen las "pudingas de Mendibeltza", de edad Albo-Cenomaniense. Afloran ampliamente al N. de los Macizos Paleozoicos, constituyendo una serie de masas rocosas de aspecto ruiniforme. Podemos citar, entre otros, los afloramientos del Bosque de San Joseph, Negumendi, Lakora, Pic de Issarbe, al N. de Licq-Athérey, etc. Estos materiales articulan los impresionantes relieves del pico Mendibel, del pico Xardeka, del Pic des Escaliers/Har Sudurra y del Bosque de Gerrendoi. En Iguntze, configuran los apuntamientos rocosos del N. de Larrau, del bosque de Azkarai, del Pico de Iguntze, Legorre y Bizkarrules.

Hacia el N., las pudingas de Mendibeltza desaparecen siendo sustituidas por un flysch esquisto-arenoso, muy bien desarrollado en la orilla derecha de Lauribar. El Cenomaniense inferior está compuesto por un flysch margoarenoso, por un flysch arcillo-arenoso y por pudingas. El Cenomaniense medio y superior, presenta un flysch margo-calizo, así como intercalaciones calizas y conglomeráticas. En ambos casos, el flysch aflora ampliamente en el sinclinal de Roquiague (entre el valle de Joos y el del río Saison), así como en Musculdy, Col de Oskix y Ordiarp. En el borde N. de Mendibeltza, se observan las denominadas brechas rosas de Erroimendi, de edad Turoniense y Cenomaniense superior. El Coniaciense está representado por un flysch en el sector septentrional y por calizas masivas en el sector meridional de Mendibeltza. Eventualmente, presenta intercalaciones conglomeráticas. El Santoniense está constituido por la brecha de Ibarrondoa (borde meridional de Mendibeltza, desde el Bosque de Zarrantolatze hasta el valle de Irati), la cual presenta una potencia media por encima de los 100 m. El Campaniense-Turoniense configura las denominadas calizas de los cañones, las cuales se presentan constituyendo una vasta cúpula que rodea la terminación oriental de la zona axial, conformando un amplio glacis, tal y como puede observarse en el extremo suroriental de Zuberoa.

Dadas las características litológicas de estos materiales, junto con las elevadas precipitaciones registradas en esta zona y la intensa fracturación de los materiales, se ha desarrollado un importante karst, así como profundos cañones, entre los que podemos destacar el de Uhadjarre o Ehujarre, Arpidia... Hacia el O., las calizas desaparecen bajo el flysch, aflorando únicamente en los grandiosos cañones de Kakueta, Sant Laurent y Holtzarte-Olhadubi, así como en el valle de Santa Engracia. El Maastrichtiense y el Campaniense están representados por un flysch esquistoso-arenoso y por los denominados calcoesquistos con "Navirelles". El Daniense está compuesto por calizas blancas conglomeráticas (Sinclinal del Orhi), asociadas a calcoesquistos y a calizas de grano lino. El Terciario (Montiense-Luteciense inferior), aflora únicamente en el sector meridional de Zuberoa, pudiendo destacar las calizas negras con pasadas calcoesquistosas, bien representadas en el conjunto de relieves que articulan la divisoria de aguas Cantábrico Mediterranea (Altas Sierras Interiores) y la línea fronteriza entre los estados español y francés.

Sobre estos materiales se dispone el flysch calcáreo Landeniense, tal y como se observa en la Alta Zuberoa y más concretamente en los sinclinales colgados del Orhi, del puerto de Belhai, de Xardeka y de Pixta, así como en el sinclinal de Otsogorrigaina, Gaztarria y del puerto de Betzula. Este complejo flyschoide está formado por margas de color rojizo, alternando con calizas grises sublitográficas y con calizas más claras. Por último, encontramos las calizas nummulíticas del Luteciense inferior, tal y como se observa en el sinclinal colgado Eoceno, cuyo eje se sitúa siguiendo la cresta fronteriza que desde el Otsogorri se prolonga hasta el puerto de Larrau. Son calizas organógenas que forman la cresta del Otsogorri, el pico Gaztarrigaina, las cimas del puerto de Larrau y de Betzula. En estas zonas, son particularmente abundantes los movimientos en masa, tal y como se observa al O. de Otsogorrigaina, al N. y al E. de Gaztarrigaina, al E. de Larrau, en la vertiente suroccidental del Orhi, en Navarra, etc.

Dentro de las Altas Sierras Interiores, podemos destacar las siguientes unidades morfoestructurales:

a) Cobertera cretácica y nummulítica de la Zona Axial. Bajo esta denominación englobamos el complejo de calizas supracretáceas (Cenomaniense-Campaniense) y el flysch esquistoso-arenoso con Orbitoides (Campaniense-Maastrichtiense) que configuran las altas sierras pirenaicas (Prepirineo), fosilizando parcialmente los Macizos Paleozoicos Vascos (se dispone discordante sobre ellos). Como ya hemos señalado anteriormente, el sector más oriental dibuja una vasta cúpula regular y de la zona axial, dibujando un amplio glacis (sector suroriental de Zuberoa). Toda esta zona está intensamente fracturada, desarrollándose dos conjuntos de fracturas de dirección general E-O y NE-SO. Hacia el O., el intenso desmantelamiento erosivo del flysch esquistoso-arenoso ha exhumado las calizas, modelándose una serie de profundos y espectaculares cañones fluvio-nivo-kársticos. De E. a O. podemos reseñar los cañones de Holtzarte, Kakueta, Uhadjarre o Ehujarre y Saint Laurent. Más al O., sobre los materiales Cretácicos se disponen las calizas Danienses y Montienses, el flysch calcáreo Landeniense y las calizas Nummulíticas del Luteciense inferior.

Estructuralmente, toda esta zona se resuelve mediante una sucesión de pliegues sinclinales colgados, cuyo eje sigue la línea fronteriza que va desde el puerto de Larrau hasta el Otsogorrigaina. La existencia de materiales de dureza contrastada, ha propiciado la inversión del relieve, modelándose una serie de crestas y crestones calizos que superan los 1600 m. de altura. En este sentido, podemos destacar la cresta del Otsogorri, el pico Gaztarrigaina, el puerto de Betzula y el puerto de Larrau. Estos sinclinales colgados se prolongan hacia el O. a través de los materiales Landenienses que articulan los sinclinales colgados del Orhi (2.021 m.), el sinclinal del puerto de Belhai, el sinclinal de Xardeka, el sinclinal de Pixta. Las Altas Sierras Interiores articulan el sector meridional de Zuberoa. Constituyen la cobertera Mesozoico-Terciaria que fosiliza el zócalo paleozoico del eje axial pirenaico.

Estructuralmente, pueden definirse como un complejo anticlinorio desdoblado en varias ondulaciones secundarias, fuertemente plegadas y vergentes hacia el N. Litológicamente, predominan los materiales mesozoicos y terciarios, abundando las margas y margocalizas del Cretácico superior y las calizas, dolomías y margas del Paleógeno. Esta alternancia de materiales de distinta dureza determina el desarrollo de un relieve abrupto y escarpado constituido por imponentes escarpes verticales de varias decenas de m. de altitud, profundamente karstificados, que se disponen dominando pequeñas depresiones excavadas a expensas de los materiales margosos. El predominio de formaciones carbonatadas ha favorecido el modelado de un karst de alta montaña, sumamente contrastado, en el que se mezclan formas exokársticas junto a otras de génesis claramente endokárstica. Todos estos enclaves constituyen amplias zonas kársticas desarrolladas sobre estructuras anticlinales, profundamente fracturadas y diaclasadas. Sobre ellos, la acción del agua de fusión del hielo y de la nieve ha favorecido el desarrollo de un nivokarst de alta montaña. También el glaciarismo ha dejado su impronta en la zona. Podemos destacar el glaciar de fjell de Arres (fuera de la zona de estudio) que durante el würm cubrió la zona de Anielarra-Ukerdi-Mesa de los Tres Reyes.

Esta masa de hielo apenas tenía actividad, aunque de ella partían algunas lenguas, tanto hacia el N. como hacia otros puntos, dejando diversos vestigios glaciares, pudiendo destacar tres arcos morrénicos en el barrio de Urrutia en Santa Engracia, así como una serie de circos tallados en las brechas y pudingas cretácicas de Lakora. Otros vestigios morrénicos han sido descritos por Viers (1.990) en Uhadjarre o Ehujarre y Arphidia (Harrigaina), entre Lakora y el Orhi (Xardekagaina, 1.893 m.; Otsogorrigaina, 1.921 m.). En esta zona, coexisten circos glaciares como los del Orhi con diversas lenguas, tal y como puede observarse en Bizkarze y Otsogorrigaina. En la vertiente septentrional existen glaciares bien alimentados con lenguas de 5-6 km. que han discurrido por los cañones de Kakueta, Holtzarte y Cave de Larrau. Aparecen importantes construcciones morrénicas, algunas de las cuales superan los 1.000 m. de longitud: puente de Olhadubi, Ardane, Betzula, Elixatolatze, etc.

Todas estas acumulaciones han sido atribuidas al período glaciar Wurmiense. Los procesos periglaciares son dominantes en toda la Sierra. La gelifracción favorece la ruptura de la roca formando una serie de bloques angulosos de tamaño variable que se van acumulando al pie de los escarpes rocosos formando conos de derrubios, taludes de derrubios, grezes littés, groizes o vertientes regladas. En general, los gelifractos presentan una morfología aplanada y muy aristosa, disponiéndose en lechos superpuestos, apenas colonizados por la vegetación y sometidos a procesos de reptación. Junto a estas acumulaciones se desarrollan también desprendimientos de paneles rocosos, formándose acumulaciones caóticas de aspecto informe y desordenado. Algunas acumulaciones de interés, se observan al N. y al O. del Pico de Isarbe, entre Etxekoparia y Altzazia, Lakora, Bosque de Aionze.

Estructuralmente, esta zona se identifica con una vasta estructura anticlinal dividida en dos grandes zonas: el área oriental, caracterizada porque el eje axial pirenaico penetra por debajo de las calizas de los cañones o calizas de hipurites; el área occidental, donde la cobertera configura múltiples estructuras de trazado general ONO-ESE, fallas y diaclasas (ONO-ESE, SO-NE y OSO-ENE). En definitiva, la estructura se resuelve mediante una serie de pliegues vergentes al N. y escamas de cabalgamiento, que han sido intensamente fracturadas, quedando limitadas al N. por la falla inversa de Santa Engracia. Por último, los mantos de corrimiento complican aún más la situación, ya que en ocasiones los materiales paleozoicos y Albienses-Santonienses reposan sobre una cobertera más moderna, tal y como se observa en la escama de Lakora. La morfogénesis ha sido y es particularmente intensa en esta zona, pudiendo destacar los procesos kársticos, el periglaciarismo, la dinámica de vertientes y el modelado glaciar cuaternario.

b) Lámina del pico Lakora: puerto de Urdaite-puerto de Erraitze. Esta estructura comporta un zócalo Paleozoico y su revestimiento Cretácico. Litológicamente, destacan los esquistos Gothlandienses, los cuales articulan los escarpes del circo de Heylé Gagné (1.689 m.). Todo este conjunto configura un núcleo anticlinal, constituido por calizas griotes, calizas namurienses y, sobre todo, por las pudingas albocenomanienses, denominadas pudingas de Mendibeltza (cima de Lakora). c) Sinclinal Triásico del Valle de Santa Engracia. Se dispone entre la Cobertera Cretácica y Nummulítica de las Altas Sierras Interiores y el macizo de Iguntze, alargándose en dirección E-O. Si bien se constatan algunos paquetes de Muchelkalk, sobre todo destaca el Keuper arcillo-yesoso, asociado a macizos de ofita, que se alinean siguiendo el eje del pliegue. Todo el conjunto se dispone vergente hacia el N. cabalgando las calizas o el flysch Cretácico. En su borde septentrional, es cabalgado por el Paleozoico de Iguntze. También son frecuentes los klipes de Trías reposando sobre el Cretácico. Hacia el O., el sinclinal desaparece en Otsogorria, aunque vuelve a encontrarse el Trías en el valle de la Gave de Larrau, configurando el sinclinal de Larrau, cuyas características son similares a las descritas anteriormente.

· Contrafuertes pirenaicos, conjunto Nordpirenaico o Subpirineo

El relieve que articula la vertiente septentrional de los Pirineos presenta características distintas a las del conjunto Prepirenaico. En esta zona, el Prepirineo es sustituido por los Subpirineos o Contrafuertes Pirenaicos, que pueden definirse como una serie de alineaciones montañosas de dirección general S-N, que pierden rápidamente altitud hasta enlazar con los relieves que articulan el piedemonte nordpirenaico. En efecto, desde las altas cimas pirenaicas (Pic des Escaliers/Har Sudurra, Bizkarze, 1.656 m.; Sarimendi, 1.484 m.; Pic d'Izar, 1.559 m.; Bohokortia, 1.214 m.; Etxekortia, 1.204 m.; etc.), el relieve pierde rápidamente altitud hacia el N., dibujando una serie de relieves poco contrastados, separados entre sí por profundas incisiones fluviales. Hacia el N., todo el conjunto enlaza con el piedemonte Pirenaico, caracterizado por presentar un típico modelado en colinas de reducida altitud, separadas por amplios valles de dirección NO-SE, que han sido excavados por los ríos (Heurke, Barlako,...) que drenan estos espacios.

Estructuralmente, predominan los materiales Cretácicos, pudiendo diferenciarse el macizo de la Alta Zuberoa, que domina la depresión tectónico-erosiva de Santa Engracia mediante una serie de escarpes calizos profundamente karstificados y desmantelados por erosión. La tectónica es complicada, resolviéndose mediante una sucesión de pliegues anticlinales, sinclinales, pliegues tumbados, fallados y volcados.

· Relieves de la zona subpirenaica propiamente dicha

El elemento rector de este espacio es el amplio corredor erosivo de la cuenca de Tardets, modelado a expensas de las margas albienses. Sin embargo, el sector meridional del citado corredor está accidentado por una serie de cadenas calizas entre las que destaca la del monte Begoze-L'Ahargou-Lexantzümendi (Chapeau de Gendarme)-Etxebar. Puede definirse como un pliegue falla anticlinal, cuyo flanco N. ha sido totalmente laminado.

En el extremo más oriental, se dibujan una serie de monoclinales, -Pic de Argibela-, cuyo máximo desarrollo tiene lugar fuera de la zona de estudio. Al O. del río Saison (es un amplio corredor erosivo excavado sobre materiales margosos), se sitúa la ancha bóveda anticlinal del Alto Biduze, la cual separa la banda de margas albienses de Aussurucq y del puerto de Napale, del sinclinal albiense de Ahuzki y del puerto de Apanize. Se define como una vasta bóveda disimétrica que se cierra periclinalmente hacia el E. En su flanco meridional, las calizas aptienses dibujan un amplio glacis de débil pendiente, únicamente afectado por numerosas fracturas de dirección NE-SO y SSE-NNO. Mención especial merece el Macizo de Arbailles, que puede definirse como el flanco N. de un braquianticlinal disimétrico, cuyo núcleo Triásico se sitúa sobre los esquistos Estefanienses.

El resultado es un paisaje bastante agreste, con alturas por encima de los 1.000 m., tal y como se observa en el Pico Elsarre (1.153 m.), Pico Etxekortia (1.204 m.), Arbailles (1.271 m.), Pico Belhigaine (1.072 m.), etc. Por último, hay que reseñar que el sector septentrional está dominado por el flysch Cretácico superior, configurando las denominadas landas de Barcus, Roquiague y Maule. La estructura es bastante simple, ya que se trata de una serie de anticlinales y sinclinales, entre los que podemos destacar el sinclinal Olorón-Esquiule-L'Hôpital-Saint-Blaise, así como los accidentes de Gotein, del puerto de Sustari (al NE de Tardets) y del valle del Joos. Hacia el N., y a excepción de algunos pequeños relieves aislados, los contrafuertes enlazan con el piedemonte pirenaico. El paisaje se resuelve mediante una sucesión de colinas, pequeñas depresiones y amplios valles. Litológicamente, alternan las calizas y areniscas con el flysch y las molasas.

El eje fluvial de Zuberoa es el río Uhaitzandi o Saisón, que, en sus 74 kms. de curso atraviesa Zuberoa de Sur a Norte, pasando por su capital Mauléon. La divisoria de aguas en la región Ahuzki posee una notable particularidad ya que se halla condicionada por dos pliegues orientados Norte-Sur y Oeste-Este que, esquemáticamente, se cruzan en el Har Sudurra / Pic des Escaliers. En cada uno de los sectores así delimitados brota un torrente y los cuatro se separan en direcciones opuestas componiendo sendos cursos de agua, tres de los cuales no se reencuentran hasta Bayona: Apurra-Saison-Gave de Pau-Adour; Laurhibar-Nive-Adour; el Irati-Aragón-Ebro; Larrau-Saison-Apurra-Gave de Mauleón-Adour. La red de riachuelos que recoge las aguas de la cuenca alta de Zuberoa (Alta Soule) converge en dos ríos principales, en el Urdaite'ko Uhaitza, o, río de Sainte-Engrâce y en el Larrañe'ko Uhaitza, o río de Larrau. La acción disolvente de las aguas de lluvia y subterráneas ha marcado profundos cañones en la roca calcárea de esta zona. Los montes comprendidos entre Arlas, Larra, Eraize y Lakora han formado las gargantas de Uhadjarre o Irarxar y Kakueta en la parte de Santa Engracia.

El cañón de Kakueta tiene unos 5 kms. de longitud y está formado por el torrente que nace al pie del collado de Urdaite. Sus paredes tienen hasta 550 metros de altura y el lugar más estrecho es de 3 a 4 m. Su recorrido es interesantísimo e impresionante, habiendo varias grutas y cascadas. El desfiladero de Uhadjarre, que comienza a sólo 500 metros de Sainte-Engrâce tiene una longitud de unos 3 kms. Es más ancho que Kakueta, pero de más grandiosas proporciones. Aquí los acantilados calcáreos se elevan hasta 1.500 m. de altura y las paredes verticales de 300 a 600 metros. En la parte de Larrau se halla la garganta de Holtzarte a la que se entra por el puente de Laugibar. A 1,6 kms. se bifurca: al SE. el cañón de Olhadubia, al S.O. el de Ibiharka. El cañón de Olhadubia tiene 1.800 m. de longitud y presenta grandiosos acantilados. En algunas partes son de 300 m. de altura y sus paredes casi se tocan en su parte superior. Hay un lugar donde un bloque de piedra obstruye el alto techo. En la semioscuridad, la luz verdosa sube por sus paredes produciendo una extraña impresión.

El cañón de Ibiharka tiene 1.600 m. de longitud. Termina en una bifurcación, el barranco de Pixta al S. y el Olhado al O.-SO. En este último se destacan las grandiosas rocas violáceas de Mankatxak. Antes de llegar a Licq, se le unen el Larrañe'ko Uhaitza y el Urdaite'ko Uhaitza, formado el Uhaitzandi o Saison propiamente tal. A la altura de Alos, cerca de Tardets (Atharratze), el Uhaitzandi recibe las aguas del Apurra. En las proximidades de Mauléon las de la zona de Aussurucq y Ordiarp, siempre por su lado izquierdo, sin ser objeto de más aportes hídricos de importancia se junta con el Gave de Oloron en Autevielle y formando un solo curso de agua que desemboca al Gave de Pau y el Adour cerca de Peyrehorade. Nace también en el solar suletino el río Biduze, concretamente en las estribaciones del macizo de los Arbailles, en las proximidades de Hozta, en un pequeño lago subterráneo del pico de Belxu en los límites de Zuberoa y la Baja Navarra, orientándose decididamente hacia este territorio.

El clima de una región es el resultado del conjunto de condiciones atmosféricas que se presentan habitualmente en ella a lo largo de los años. Este término suele definirse como la sucesión habitual de tipos de tiempo. La importancia del clima, es evidente, puesto que determina el tipo y el desarrollo de la cubierta vegetal, controla la formación de suelos, aporta el caudal hídrico de los cursos de agua y de los acuíferos kársticos, determina el desarrollo de procesos erosivos y movimientos en masa, controla la dispersión de contaminantes atmosféricos y, en general, determina el lavado de la superficie terrestre. Su influencia sobre las actividades económicas es patente, destacando su incidencia sobre la agricultura, industria y sobre los asentamientos humanos. Los principales rasgos que caracterizan el clima de Euskal Herria en general y de Zuberoa en particular, son el resultado de la interacción de una serie de factores y elementos meteorológicos de índole muy diversa, entre los que podemos destacar:

a) La posición latitudinal del País Vasco en el S. del continente europeo -dentro de la zona templada-, aunque muy cerca ya de las altas presiones subtropicales, lo que determina la circulación de masas de aire de características contrastadas.

b) El peculiar dispositivo topográfico de las principales alineaciones montañosas, las cuales dificultan la penetración de las masas de aire húmedo y del flujo del O. La orografía incide decisivamente en el clima, tanto a la hora de explicar la diversidad de matices como al comprender la distribución de las precipitaciones.

c) Su localización en la fachada occidental del continente europeo determina que este espacio se vea afectado por el flujo del O., llegando hasta nosotros masas de aire húmedo de origen atlántico, capaces de generar importantes precipitaciones. Este espacio es afectado por el "jet" polar y por las borrascas ondulatorias del frente polar. Capel (1.983) señala

"que si bien el País Vasco Cantábrico no se encuentra en un área afectada por el chorro polar, en cambio queda bajo la influencia de vórtices ciclónicos que se desgajan al S. de la corriente principal que en rápidos desplazamientos se dirigen en movimientos meridianos de N. a S.. No cabe duda que existe una estrecha relación entre la corriente en chorro y las perturbaciones del frente polar".

d) La mayor temperatura de las aguas del mar en el vértice oriental del Golfo de Bizkaia, durante la mayor parte del año. Las masas de aire en contacto con ellas, -cálidas e inestables-, generan importantes precipitaciones cuando son empujadas por suaves vientos del N. o N-O., y chocan con los importantes relieves pirenaicos situados más al S. En definitiva, podemos diferenciar dos tipos climáticos de características netamente contrastadas: la variedad oceánica litoral (litoral fresco o de fachada occidental), abierta a las influencias marítimas, y la variedad de montaña o subpirenaica, desarrollada por encima de los 1.000-1.300 m.. Desgraciadamente, la falta de observatorios meteorológicos en la zona de estudio nos obliga a utilizar datos procedentes de estaciones más o menos próximas situadas más o menos próximas al territorio de Zuberoa.

  • Tipos climáticos

Todos estos rasgos determinan los siguientes tipos climáticos:

·Clima oceánico o clima atlántico

Esta variedad climática caracteriza a la mayor parte del territorio de Zuberoa, quedando fuera los enclaves montañosos situados por encima de los 1.000-1.300 m., los cuales presentan ya rasgos típicos de montaña. El clima oceánico litoral se caracteriza por su marcada homogeneidad térmica -temperaturas moderadas en invierno y suaves en verano- y por sus elevadas precipitaciones, constatándose únicamente algunas diferencias entre las zonas bajas y los puntos más elevados. Según la clasificación propuesta por Köppen, estamos ante un clima mesotermal húmedo (Cfb). Es un clima templado, sin estación seca, presentando una buena distribución de las precipitaciones a lo largo del año, con un máximo otoño-invernal muy nítido y un mínimo estival acusado. Los valores pluviométricos superan los 1.400-1.500 m. anuales, pudiendo alcanzarse incluso cifras por encima de los 2.000-2.200 m. (en las zonas más altas situadas al S. de Zuberoa). A escala global, las precipitaciones se incrementan paulatinamente de N. a S., aunque es el relieve el elemento fundamental que explica su distribución. Algunos registros de estaciones periféricas nos presentan valores elevados de precipitación, tal y como se observa en Biarritz con 1.457 m., Anglet-Parma, con 1.483 m., Saint-Jean-Pied-de-Port supera los 1.500 m y Mauléon los 1.700 m.

El exceso anual de lluvias se explica en virtud de la proximidad del mar Cantábrico y de la orientación del relieve, ya que la disposición zonal (E-O, NO-SE y SO-NE) de las sierras vascas interfiere la trayectoria del flujo general del O., provocando importantes precipitaciones. Al margen de los elevados registros pluviométricos, esta variedad climática oceánica se caracteriza por presentar una buena distribución de las precipitaciones a lo largo del año, constatándose un máximo otoño-invernal muy nítido y un máximo secundario en primavera (normalmente en abril o en marzo). Diciembre suele ser el mes más húmedo (en algunos observatorios es noviembre), mientras que el menos regado es, en todos los casos, julio. Estos máximos otoño-invernales están ligados a perturbaciones de carácter frontal y origen Atlántico. Llama la atención la importante variabilidad mensual, anual y estacional de las precipitaciones, hasta tal punto que los valores estadísticos medios no se ajustan a los valores reales, existiendo años anormalmente secos, junto a otros excesivamente húmedos.

Estas precipitaciones se producen en un elevado número de días, oscilando éstos en torno a los 180. Estos valores son típicos de los climas oceánicos y nos indican la gran importancia que tienen las precipitaciones suaves o moderadas (sirimiri). Tampoco son raros los períodos cortos de lluvia intensa, pudiendo recogerse cantidades importantes de precipitación en reducidos intervalos de tiempo. La variedad oceánica litoral se caracteriza por presentar una buena distribución de las precipitaciones a lo largo del año, no existiendo ningún mes seco, constatándose un máximo otoño-invernal muy nítido, siendo noviembre y/o diciembre los meses más lluviosos del año. Durante el invierno se produce un importante decremento de los valores de precipitación, ya que en estos momentos el País Vasco queda bajo el influjo de los anticiclones fríos continentales, los cuales dificultan la penetración de masas de aire húmedo. Este hecho, determina la oclusión de los frentes y el desvío de la corriente del O. hacia el N-O., con lo que el flujo de componente S-O. produce una cierta sombra pluviométrica en la vertiente septentrional de los Pirineos. A pesar de todo, las precipitaciones son todavía importantes y están ligadas a la llegada desde el O. de largas familias de frentes.

El buen tiempo aparece vinculado a vaguadas del "jet stream", -las cuales adoptan una clara orientación meridiana encauzando masas de aire polar continental, frío y seco-, y a los anticiclones oceánicos de fin de familia. En primavera, las precipitaciones aumentan, debido al desbloqueo de la situación anticiclónica continental mencionada anteriormente y a la llegada de depresiones del O. Al mismo tiempo,

"frecuentes coladas de aire polar descienden hacia Francia y el Mediterráneo, rolando flujos del N. y del N-O. que provocan lluvias en el País Vasco. La débil corriente zonal contribuye a que estas bolsas frías meridionales queden estranguladas y separadas del flujo norteño del O., con lo que la situación se prolonga durante más días"

(Uriarte, 1.983).

En verano, el Golfo de Bizkaia queda bajo el influjo del Anticiclón de las Azores, canalizando hacia el País Vasco vientos de componente N. que al ponerse en contacto con las aguas cálidas del extremo oriental del Cantábrico, generan masas de aire húmedo y cálido que al penetrar en el interior provocan precipitaciones. A veces, el Anticiclón de las Azores engloba el País Vasco emitiendo una apófisis que impide la penetración de masas de aire húmedo, imponiendo unas condiciones de suma estabilidad. Lentamente, esta situación va perdiendo fuerza y ya en agosto y septiembre las lluvias se hacen más abundantes, (máxima inestabilidad de las masas de aire en contacto con un mar caliente). A partir de agosto, los frentes fríos que ocasionalmente llegaban hasta las costas vascas, se hacen más frecuentes, produciéndose importantes precipitaciones. El otoño, se caracteriza por la alternancia de largos períodos de buen tiempo, con otros muy lluviosos.

En estos predominan las masas de aire polar, capaces de generar frentes muy activos que a su vez producen importantes precipitaciones, pudiendo definirse como lluvias frontales reforzadas por la orografía. Octubre goza de períodos secos, aunque a finales de este mes se restablece la circulación zonal, -descenso del jet stream y del frente polar-, generalizándose los frentes y borrascas del N. y N-O. El clima oceánico se caracteriza por la dulzura de sus temperaturas. En efecto, como señala Mounier (1.979),

"la primera originalidad de las regiones litorales y sublitorales de la fachada atlántica ibérica reside en la ausencia del factor limitante de origen térmico; no hay período frío y el verano aprecia condiciones de suavidad térmica".

Todo ello es debido al alto índice de nubosidad que mitiga la pérdida de calor por irradiación en invierno y evita el calentamiento excesivo en verano. Este hecho, junto con el papel atemperante del mar suaviza los rigores invernales y mitiga los excesos estivales, de ahí que la oscilación térmica anual sea muy baja, situándose en torno a los 12-13°C. En invierno, el País Vasco queda bajo el influjo de masas de aire templado húmedo que dulcifican las temperaturas, actuando la nubosidad como una pantalla conservadora de la temperatura. Este factor se ve reforzado por la corriente cálida del Golfo (la deriva noratlántica), la cual juega un papel fundamental en la suavización térmica de los rigores invernales. En verano, la nubosidad limita la insolación, al mismo tiempo que las masas de aire ligadas a los frentes fríos de las borrascas atlánticas, suavizan las temperaturas. Ambos factores determinan una disminución de las oscilaciones térmicas. Las temperaturas estivales son moderadas, ya que las máximas mensuales de julio y agosto apenas alcanzan los 19°C. Los mínimos termométricos se constatan en diciembre y enero, aunque por lo general ningún mes desciende de 7°C. En definitiva, el análisis de las temperaturas medias nos permite afirmar que los inviernos son moderados y los veranos suaves.

Las temperaturas máximas medias se producen en verano, situándose en torno a los 21-22°C (14-15 de media y 7 de mínima). Las temperaturas medias de las mínimas más bajas, se producen en enero y febrero: 1,0-1,8 en los enclaves más fríos del interior. La media anual de las mínimas se sitúa en 8,6°C. y 5,6°C., respectivamente. Las temperaturas medias de las máximas absolutas se producen durante el verano, oscilando entre los 33,2°C de julio y los 35,2°C de agosto. Durante esta estación también se registran las temperaturas máximas absolutas, superándose, en ocasiones los 38°C. Estos valores tan elevados son provocados por invasiones de aire tropical continental o tropical marítimo de origen Africano que acaban generando olas de calor: 38,7°C en Biarritz. Las temperaturas mínimas absolutas están ligadas a invasiones de masas de aire continental, muy frías y secas. Las temperaturas medias de las mínimas absolutas registran valores negativos en noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo, pudiendo rebasarse incluso los 5 grados bajo cero.

· Clima de montaña o subalpino

El clima de montaña o subalpino es típico de las altas sierras interiores y del conjunto de relieves que articulan el sector meridional de Zuberoa. La práctica inexistencia de observatorios meteorológicos dificulta extraordinariamente cualquier análisis climatológico. A pesar de todo, disponemos de algunos datos que nos permiten reconstruir los caracteres termo-pluviométricos que caracterizan a las zonas montañosas de Euskal Herria. En general, podemos afirmar que las precipitaciones son muy elevadas existiendo una clara correlación entre la altura a la que se ubican las estaciones y el volumen total de las mismas, aunque la orientación y la situación influyen de manera decisiva en el total anual.

Estaciones situadas en Zonas Montañosas
* Refugio de Belagua.
ESTACIÓNALTITUD MEDIAPERÍODO CONSIDERADOPRECIPITACIÓN mm.
SANTA-GRAZI6301951-19702043
IRABIA8001961-19791923
MEZKIRIZ8001964-19801788
BELAGUA*14281979-19801824
ERAIZE14601956-19652750
LIGOLETA15901956-19653330
IRATI13271963-19832148

Si exceptuamos las altas cimas pirenaicas, podemos afirmar que las montañas vascas reciben alrededor de 1800-1900 mm. de precipitación. Registros más elevados se constatan en los observatorios de Eraize y Ligoleta (2.750 y 3330 mm, respectivamente). Este hecho está íntimamente relacionado con la altitud y con la orientación de los macizos montañosos respecto a los flujos y masas de aire dominantes, puesto que estas masas húmedas, al penetrar hacia el S., chocan con esas barreras orográficas, -de dirección general E.-O.-, viéndose obligadas a ascender rápidamente, lo que provoca importantes precipitaciones. Las precipitaciones están muy bien repartidas a lo largo del año, presentando un máximo otoño-invernal, siendo noviembre, diciembre y enero, los meses más lluviosos del año. Un máximo secundario se observa en marzo y abril. Como afirma Mensua, "el desplazamiento de este valor secundario (hacia la primavera) es importante porque permite establecer una diferenciación de regímenes dentro de la propia variedad de montaña. En Isaba (Roncal), -extensible también a Santa Engracia en Zuberoa-, el 60% de las precipitaciones anuales se recogen entre los meses de diciembre a mayo".

Particularmente importantes son, -sobre todo por encima de los 1.000 m.-, las precipitaciones en forma de nieve: en Irati esta cifra se eleva a 34 y en Larrun a 50. Las nevadas pueden producirse entre los meses de noviembre y mayo, e incluso en junio en las altas cimas pirenaicas. Poco podemos decir respecto a los valores térmicos que caracterizan a esta variedad climática, puesto que apenas existen datos fiables. De cualquier modo, podemos afirmar que los inviernos son largos y rigurosos, con valores mensuales medios en torno a 1 ó 2°C. Lógicamente, en las altas cimas pirenaicas estos valores son negativos, puesto que en ellas la nieve perdura todo el invierno sin fundirse. Viers estima que la temperatura, en el sector Irati-Anie, debe situarse por debajo de los tres grados bajo cero. El clima de montaña alcanza su máximo desarrollo en las zonas altas, donde apenas se supera 1°C. Las temperaturas medias de las mínimas son negativas (4 bajo cero) y las heladas rebasan los 75 días durante la estación. Las precipitaciones superan los 500 mm con más de 45 días de precipitación. El verano es relativamente cálido (13 ó 14°C), aunque experimenta un acortamiento considerable, puesto que ya a mediados de agosto se vuelve desapacible. No puede hablarse de meses secos, puesto que en estos momentos son frecuentes los procesos tormentosos locales.

Todos estos rasgos experimentan fuertes variaciones en función de la gran cantidad de micro-climas locales que existen en este sector, generados por las diferencias en la orientación, -solana y umbría-, exposición, altitud, etc. Es la zona más fría del País Vasco debido a la altura y a su situación septentrional. La temperatura media estacional es muy baja, oscilando entre 1 y 5 grados; lo mismo sucede con la temperatura media de las máximas que presentan valores también reducidos, inferiores a los 9°C. La temperatura media de las mínimas estacional se sitúa próxima o inferior a los 0°C, lo cual nos da una idea del rigor invernal de estos valles pirenaicos. Las heladas son frecuentes, oscilando entre los 40 y 75 días de media anual. Las temperaturas mínimas absolutas se sitúan por debajo de los 15°C bajo cero en los tres meses invernales. Pese a su mayor continentalidad como consecuencia de su situación alejada del Cantábrico, esta zona es muy lluviosa con unos registros invernales en torno a los 400-900 m., produciéndose éstas en un elevado número de días de precipitación. La orientación S-N de los valles y la disposición zonal de las cadenas montañosas favorece la presencia de abundantes lluvias por su buena exposición a los flujos dominantes del invierno. Todo ello determina bajas temperaturas, abundantes lluvias, muchas de ellas en forma de nieve.

El otoño tiene unas temperaturas que oscilan entre los 10 y 12°C, con un máximo en torno a los 16- 18°C y una temperatura media de las mínimas de 4-8°C. Las heladas son frecuentes a partir de noviembre y ocasionales en octubre. El otoño es muy lluvioso debido a la altura, a la exposición respecto a las situaciones de segundo y tercer cuadrante y a las gotas frías, lo que determina lluvias que oscilan entre los 250 y 450 m., recogiéndose en 25-40 días. Los Altos Pirineos Orientales son los más fríos (10°C), con temperaturas mínimas muy bajas y heladas frecuentes. Son observatorios muy lluviosos debido al predominio de vaguadas y gotas frías reforzadas por la orografía. El verano se caracteriza por registrar temperaturas medias estacionales entre los 16-18°C. La proximidad a los medios marítimos se manifiesta en una temperatura media de las máximas estacionales moderada/alta (23-26°C) y una mínima estacional entre 9 y 12°C. No son extrañas máximas absolutas elevadas (35°C), así como mínimas absolutas por debajo de los 5°C. La situación latitudinal septentrional junto al Cantábrico Oriental y la orografía bien orientada a los flujos dominantes favorecen el desarrollo de importantes precipitaciones, no pudiendo hablarse de sequía estival, -excepto en algunos enclaves más protegidos-, constatándose entre 20 y 30 días de lluvia. Los Altos Pirineos Orientales son los más fríos, con temperaturas medias inferiores a los 16° (mínimas de 9 y máximas de 23°) y precipitaciones en torno a 160 mm. (20 días de lluvia). Por último, la primavera presenta situaciones intermedias entre el verano y el otoño.

El espectacular karst de Larra, centrado históricamente en torno a la Piedra de San Martín y la sima Lepineux, se desarrolla en una extensión de más de 140 kilómetros cuadrados y una profundidad, a fecha de 2003, de más de 1.400 metros. Se ubica principalmente en los términos de Urdatx/SantaGrazi (Sainte-Engrâce), en Zuberoa, Isaba, en el Valle de Ronkal, Ansó (en Huesca) y Areta (en Baretous). El agua que recoge la cuenca kárstica origina cuatro sistemas hidrológicos subterráneos en cuanto a lo reconocido hasta la actualidad: el San Vicente (Cueva de Arphidia, Chipi Josetteko Leze Handia, Sima de la Piedra de San Martín, Red de Soudet, Red Lonné Peyret), el San Jorge Sur (BU 56-Las Puertas de Illamina, Sima de la Hoya del Portillo de Larra, BU 4, La Glacière), el San Jorge Norte (Gouffre des Partages, Arrasteliako Ziloa, AN 8, Sima de Ukerdi Abajo, Rede de Anialarra, Sima del Tobozo, Gouffre des Caou Cougues, Z 17, Gorria Lezia, Pozo de los niños, Baïlando Lezia, Sima Apesteguia) e Issaux (Sima de Couey Lotge, sima de Bourrugues, sima Romy, Gouffre de la Comète, Lapasset de Barlagne). En Zuberoa, en el término de Urdatx/Santa-Grazi, se desarrolla la cavidad subterránea de mayor extensión de toda Euskalerria, Arrastéliako Ziloua, en la ladera Norte del pico de Lakora, con casi cincuenta y seis kilómetros explorados (año 2003), y un desnivel de 838 m.

Le siguen, en el mismo término, la cueva de Arphidia, con 22.300 metros de longitud y 720 m. de desnivel; Chipi Josetteko Leze Handia, con tres kilómetros y 513 m. de longitud y 553 m. de desnivel; Trou de Renard, con 3.077 m. de longitud y 208 m. de desnivel; Gorria Lezia, con 750 m de longitud y 431 m. de profundidad. Dada la gran extensión y complejidad de este sistema kárstico, su exploración, topografía y estudio, inicialmente debido a iniciativas aisladas (Martel, en 1909; Max Cosyns, 1935-1940, estudios hidrológicos de F. Ravier, con coloraciones, en los años 50, Lepineux descubre la sima de la Piedra de San Martín) sufre un cambio radical con el desafío de la primera vertical absoluta de más de 300 metros, cuyo descenso se realiza mediante torno en 1951. A partir de este primer descenso, y la muerte en 1952 de Marcel Loubens por rotura del arnés, la multiplicación de los equipos de exploración y la sistematización de campañas anuales hacen que Larra alcance fama mundial. Entre 1956 y 1960 la empresa Electricité de France perfora un túnel, para captación de agua subterránea, que alcanza la llamada Sala de la Verna, de la Sima de San Martín. En su camino tropieza con una pequeña cueva hídricamente activa que, con el paso del tiempo, dará lugar al mayor descubrimiento de la zona: Arphidia. En 1966, Féliz Ruiz de Arcaute, Isaac Santesteban, Max Cosyns, Corentin Queffélec y otros crean el ARSIP (Association pour la Recherche Spéléologique Internationale à la Pierre St. Martin), con sede en Santa-Grazi, para coordinar todas las exploraciones y estudios.

Este año se alcanza el récord mundial de profundidad en la Piedra de San Martín: -1.167 m. Entre 1970 y 1971 se descubre la segunda gran red subterránea Lonné Peyret. En el transcurso de su exploración muere el veterano espeleólogo Félix Ruiz de Arcaute, como consecuencia de las bajísimas temperaturas del agua, al quedar suspendido bajo una cascada. En 1985 se descubre el Trou de Renard y entre este año y 1986, la red de Soudet, con 1.157 m. de desnivel. Este mismo año muere en accidente de aviación otro de los veteranos: Corentin Queffélec. En 1987 ya se llevan explorados más de 20 kilómetros en el complejo de Arphidia, con un desnivel de más de 700 m. Entre 1992 y 2002 se realiza el mayor de todos los descubrimientos: Arrasteliako Ziloua. En el lago de Kakueta se ha comprobado que las surgencias de agua conocidas como Laminako Ziloua y Bentia corresponden a los sistemas hipógeos San Jorge y San Vicente respectivamente.

Un segundo sistema kárstico, el del macizo de Arbailles, con un área aproximada de 165 kilómetros cuadrados, se sitúa al Oeste de Atharratze y sobrepasa los límites de Zuberoa, formando parte del mismo una amplia extensión de la Baja Navarra situada al Este de Behorlegi (Béhorléguy). Abarca en territorio suletino parte de los términos de Muskildi (Musculdy), Urdiñarbe (Ordiarp), Altzürukü (Aussurucq), Ozaze-Zühara (Ossas-Suhare), Gamere-Zihiga (Camou-Cihigue), Altzai-Altzabeheti-Zunharreta (Alçay-Alçabéhéty-Sunharrette) y Lakarri-Arhane-Sarrikotegaine (Lacarry-Arhan-Charritte-de-Haut). De las más de seiscientas cavidades subterráneas catalogadas hasta la fecha podemos destacar: la sima de Nébélé, con más de veinte kilómetros de recorrido explorados, con una profundidad de 200 metros, en Altzürukü; Etxanko Zola, con 7.835 m. de desarrollo, las coloraciones de su curso de agua, al igual que las realizadas en la cavidad de Sinhikole, muestran su reaparición en el lugar llamado Cent Sources, en término de Altzai; Makilako Lezia, en Altzürukü, a los -300 m. la sima de Landanoby, con una profundidad de 210 m. y un desarrollo de seis kilómetros y medio (en Altzürukü, próxima y al Este del pico Sihige (1.193 m); Sinhikole, con seis kilómetros explorados; la cavidad codificada como EX 25, con una profundidad de 366 m. y un desarrollo de más de cuatro km.; la sima Zatorra Ziloa, con una sucesión de pozos que le lleva a alcanzar la cota -629 desde la entrada, siendo su longitud total de 2.600 m. (datos de 2002), en término de Altzürukü; la sima GA 306, en término de Altzürukü, que alcanza los -330; la sima de Otxolatze, con -292 m., y cuyas coloraciones con fluoresceina aparecen en la surgencia de Arhantzeta, en el río Aphurra; Bexanka, en término de Gamere, con casi dos kilómetros de recorrido; Urrutxordokiko Lezia, codificada como OX 655, en el valle de Oxibar, en Gamere, con -230 m.

Siendo el herrialde más pequeño de Iparralde y de Euskal Herria, y el más oriental, Zuberoa presenta un ambiente bioclimático oceánico con toques de continentalidad debido a su emplazamiento. Este hecho condiciona el clima que se caracteriza por tener inviernos largos y rigurosos y veranos cortos y calurosos. Presenta, igualmente, una pluviometría elevada en las zonas altas o de montaña y, debido a su proximidad a los Pirineos, las precipitaciones serán en forma de nieve sobre todo durante la estación invernal. El relieve y la climatología, lógicamente, van a condicionar el paisaje vegetal de la zona, pero también la acción antrópica (acción debida al ser humano), al igual que ocurre en muchos otros lugares, ha dejado una profunda huella en el paisaje zuberotarra. Aún así, y a pesar de ser el herrialde más pequeño, Zuberoa cuenta con la mayor reserva forestal de todo Iparralde con más de 7.600 Ha. repartidas, la mayor parte, entre los importantes bosques que se encuentran en Santa Grazi, Holtzarte, Isarbe, Ithorots, Sarrantolaine, Arbailles, y sobre todo la selva de Irati (que también se extiende dentro del territorio zuberotarra). Por tanto, la naturaleza es el principal protagonista del territorio.

  • Principales formaciones vegetales

Dentro de las especies arbóreas con mayor presencia en este territorio nos encontramos al haya -pagoa- (Fagus sylvatica) constituyendo hermosos bosques que, por lo general, se sitúan en cuotas superiores a los 600 m. de altitud. Estos bosques debido a la frondosidad de sus copas, que retienen gran parte de la luz incidente (aproximadamente el 98% de la luz incidente) van a impedir, en gran medida, el paso de la luz hacia los estratos inferiores lo que provoca un empobrecimiento del sotobosque del hayedo. Debido a la abundancia de precipitaciones que se registran en la zona, se va a producir un lavado de los suelos, lo que delata el carácter mayoritariamente silíceo de la roca adyacente; este hecho hará que predominen los hayedos acidófilos sobre los éutrofos (que son aquellos que se desarrollan sobre suelos más ricos presentando mayor nivel de cobertura y riqueza florística). El tapiz herbáceo de estos hayedos acidófilos, por el contrario, será más pobre en cuanto a especies vegetales. Así, entre las distintas especies asociadas a este tipo de hayedos nos encontramos con el acebo -gorostia-(Ilex aquifolium), el espino albar -elorri zuria- (Crataegus monogyna), el brezo -zurikatxa-(Erica arbórea), las omnipresentes zarzas -laharra- (Rubus ulmifolius) y plantas de porte herbáceo como el helecho común -garoa- (Pteridium aquilinum) y la dedalera -kukuprakak- (Digitalis purpurea) entre otras.

Verdadero paraíso del haya es el bosque de Irati, además de las que junto a los robles y otras especies constituyen importantes bosques mixtos de robles y hayas en lugares como Arbailles, Holtzarte, Orhi, Santa Grazi, etc. En las zonas bajas o medias cuya altitud no supera los 600 metros, como es el territorio de Maule, se encuentra uno de los árboles más característicos de la zona como es el roble común -haritza- (Quercus robur) que ocupa preferentemente suelos de ladera ácidos. Al contrario de lo que ocurre con el haya, las copas de los robles permiten que la luz penetre suficientemente para la vida de muchas plantas que se desarrollan en el estrato inferior, lo que hace que el sotobosque del roble presente una mayor diversidad vegetal. Así, nos encontraremos distintas especies como es el caso de los helechos -garoa- (Pteridium aquilinum y Blechnum spicant), la brecina -ainarra arrunta- (Calluna vulgaris), el brezo -zurikatxa- (Erica vagans), el eléboro -otsababa emea- (Helleborus viridis), la nuez negra -apomahatsa- (Tamus communis), y la verónica (Veronica officinalis) entre otras.

Igualmente, sobre substratos silíceos y preferentemente en exposiciones soleadas aparece otra especie de roble, el marojo -ametza- (Quercus pyrenaica) y que se sitúa, por lo general, entre el piso del roble pedunculado y el del haya. A lo largo de la historia, la madera de los robles ha sido de gran utilidad; así, se ha utilizado para la fabricación de barcos, traviesas de ferrocarril, carpintería, ferrerías... lo que ha provocado una sobreexplotación de los bosques de esta especie arbórea en la zona. En el área potencial del robledal existen bosquetes residuales de castaños -gaztainondoa- que dejan constancia de la importancia de esta especie como fuente alimenticia, gracias a sus frutos, para la población, sobre todo en el pasado, hasta que a finales del s. XIX la enfermedad de la "tinta", provocada por los hongos (Phytophora cambivora y P. cinnamomi), provocara la muerte de gran cantidad de bosques de castaños en toda Europa. En aquellas zonas que presentan un encharcamiento permanente o suelos muy húmedos, se van a dar las condiciones idóneas para algunas especies arbóreas como el aliso -haltza- (Alnus glutinosa), que constituyen, junto a otras especies, la comunidad vegetal típica de las zonas ribereñas como es el bosque galería. De esta forma el caudaloso río Saison -Uhaitzandi- que recorre su valle homónimo, además de otros ríos que atraviesan el territorio de Zuberoa, presenta hermosas alisedas bordeando los cursos de agua.

Al aliso le acompañan muchas veces otras especies arbóreas como el fresno -lizarra- (Fraxinus excelsior), el sauce -zume zuria- (Salix sp) y el avellano -hurritza- (Corylus avellana). Dentro de esta comunidad también tienen importante presencia las lianas de hiedra -huntz arrunta- (Hedera helix) y la nuez negra -apomahatsa- (Tamus communis) que tapizan los distintos árboles que constituyen el denominado bosque en galería. En el ámbito de la montaña, concretamente en el piso subalpino (1.600-2.300 m.) aparecen bosquetes exclusivos de pino negro -pino beltza- (Pinos uncinata) que debido a las frecuentes talas, fuego y sobrepastoreo de antaño han hecho que se produjera un retroceso constante de esta comunidad vegetal en beneficio de otras etapas de sustitución como el denso matorral de rododendro (Rhododendron ferrigenium), el arándano -ahabia- (Vaccinus sp.) y brecina -ainarra arrunta- (Calluna vulgaris). Hoy día y gracias a su ubicación geográfica se mantienen relativamente intactas algunas masas forestales, como ocurre en las montañas de Santa Grazi. De la misma manera, en los bosques de Arboti o de Benho, también en Santa Grazi, se encuentran ejemplares de abeto -izeia- (Abies alba), que también acompaña al haya en la selva de Irati, constituyendo bosques de hayedo-abetal en muy buen estado de conservación a pesar de que durante los siglos XVII y XVIII éstos sufrieran importantes mermas debido a la fuerte explotación maderera para satisfacer las crecientes necesidades de los constructores navales de la región a fin de abastecer a la marina real de la época, así como para su utilización como combustible en las ferrerías.

Otra de las especies arbóreas que aparece en la zona, aunque de forma aislada, es el tejo -hagina- (Taxus baccata) particularmente en el macizo de Arbailles, donde en su parte N. podemos encontrarnos además con bosques de hayedos mientras la cara S. se encuentra prácticamente desnuda ocupada por pastos y landas. Hay que tener en cuenta que el territorio zuberotarra, además de contar, aún hoy día, con importantes zonas arboladas, presenta también el predominio de la landa, que aparece como estado de transición en sustitución del bosque destruido. Esta se origina tras la tala de robledales y marojales, y del hayedo acidófilo en la zona de montaña. La landa acidófila comprende agrupaciones vegetales dominadas por la argoma -otea- (Ulex sp) y el helecho común -garoa- (Pteridium aquilinum) que llega a cubrir las vertientes más empinadas y que regularmente es segada, sobre todo el helecho, para su utilización como cama para el ganado.

Existen lugares donde antaño existían importantes bosques de hayas y en los que hoy domina la landa; tenemos el caso de la referencia toponímica de Phagola. Otra formación característica que domina el paisaje vegetal de la zona son los prados, tanto de diente como de siega, indispensables para la alimentación del ganado. Constituidos, en su mayoría, por plantas perennes como es el caso del ranúnculo -Korradu bellarra- (Ranunculus sp.) el holco -beluzea- (Holcus lanatus), el trébol -hirusta- (Trifolium sp), el diente de león -txikori-belarra- (Taraxacum gr. officinale), etc. En la montaña, en función de la presencia de estos prados y pastos se encontraran asentadas las bordas donde el campesino da cobijo a los animales. Estos, cuando se ha agotado el heno, suben hacía los prados de altura. En las zonas bajas, las tierras cultivables están reagrupadas en los llamados "elge" donde las bordas se encuentran en el límite de la montaña. Llegado el invierno los prados se estercolan, aunque hoy día los abonos artificiales están sustituyendo al estiércol, que finalmente se usa en campos cercanos al caserío y en las huertas donde el cultivo del maíz y los productos hortícolas servirán para el autoconsumo y el suministro a ciudades como la capital.

  • Fauna

A la hora de describir las distintas comunidades faunísticas hay que tener en cuenta las diferencias esenciales respecto a las comunidades vegetales. Así, la mayoría de las especies vegetales, salvo contadas excepciones, permanece fijada al mismo lugar desde que nace hasta que se produce su muerte. Por el contrario, lo que caracteriza a las especies animales es su posibilidad de movimiento en función de sus necesidades ecológicas que serán, en definitiva, las que determinen su distribución. Al igual que ha ocurrido en muchos otros lugares, la fauna de Zuberoa ha sufrido una regresión considerable a lo largo del presente siglo debido principalmente a la explotación de los numerosos bosques de la zona, así como a la caza abusiva de ciertas especies. La estructura del bosque con un estrato arbóreo uniforme con poca presencia de soto-bosque de arbustos, matas y herbáceas, como es el caso del hayedo, propicia un ambiente sombrío y húmedo, lo que a la postre impide la existencia de una gran variedad de especies. Sin embargo, las especies que aquí aparecen merecen una mención especial.

Así entre los anfibios más característicos de los hayedos tenemos a la salamandra -arrubio pikarta- (Salamandra salamandra) y a la rana bermeja -baso igela- (Rana temporaria). También, pueden encontrarse el tritón pirenaico -uhandre piriniarra- (Euproctus asper), especie endémica de los Pirineos donde habita en aguas bien oxigenadas, el sapo común -apo arrunta- (Bufo bufo), así como el sapo partero -apo emagin arrunta- (Alytes obstetricans) y la rana común -ibai igela- (Rana perezi). En cuanto a los reptiles, éstos no son muy abundantes en los hayedos de la zona aunque aparecen algunas especies características como es la lagartija roquera -horma sugandila- (Podarcis muralis), el extraño loción -zirauna- (Anguis fragilis) y la lagartija de turbera -sugandila bizierrulea- (Lacerta vipipara). Entre las aves, podemos observar al ratonero común -zapelaitz- (Buteo buteo) y el gavilán -gabirai- (Accipiter nisus) como las rapaces diurnas más representativas de las comunidades de hayedos; mientras que entre las nocturnas destaca sobre todo el carabo -urubia- (Strix aluco).

Fuera del grupo de las rapaces nos encontraremos con el chotocabra gris -zata arrunta- (Caprimulgus europaeus), especie ésta que se alimenta de insectos sobre todo al anochecer, el petirrojo -txantxangorria- (Erithacus rubecula), el solitario zorzal común -birigarro- (Turdus philomelos) y el acentor común -tuntun arrunta- (Prunella modularis), pequeña ave, 15 cm., de coloración gris. Entre las especies típicas de los valles pirenaicos tenemos al pito negro y el pito dorsiblanco -okil beltza y okil zuria- (Dryocopus marticus y D. leucotos), el primero de ellos fácilmente distinguible además de su tamaño, 45 cm., por su coloración totalmente negra excepto una curiosa coronilla de color carmín. También en la zona próxima a los Pirineos, en el borde superior de los hayedos, habita el verderón serrano -mendi txirnikila- (Serinus citrinela) y donde las hayas se mezclan con los abetos podemos observar también al diminuto reyezuelo sencillo -mendi erregetxoa- (Regulus regulus), uno de los pájaros más pequeños de Europa.

Entre los mamíferos de los cursos de agua de los valles pirenaicos podemos encontrarnos al curioso desmán de los Pirineos -muturluzea- (Galemys pyrenaica). Por otra parte, en zonas de menor altitud, dentro también del dominio del hayedo, tienen su hábitat la musaraña enana -satitxu txikia- (Sorex minutus), el lirón gris -muxar grisa- (Glis glis), el ratón de campo -basa sagua- (Apodemos sylváticus) y el topillo rojo -lursagu gorria- (Cleothrionomys glaveolus). Dentro del grupo de los carnívoros podemos encontrarnos con el zorro azeri arrunta- (Vulpes vulpes), animal que aunque se adapta a cualquier biotopo, prefiere el bosque de hoja caduca donde encuentra mejor refugio y, por tanto donde alcanza mayores densidades. Asimismo, en esta zona es posible observar a la preciosa marta -lepahoria- (Martes martes) perteneciente a la familia de los mustélidos y poseedora de una codiciada piel que, desgraciadamente, le ha acarreado numerosos problemas de subsistencia lo que ha obligado a su protección.

Otro mustélido habitante de los hayedos de Zuberoa e igualmente protegido es el turón -ipurtatsa- (Mustela putorius). No podemos olvidarnos de otro carnívoro y hábil cazador como es el gato montés -basakatua- (Felis silvestris) que también es una especie que aparece en los montes zuberotarras. Desgraciadamente, el lobo -otsoa- (Canis lupus) y el oso -hartza- (Ursus arctos), han desaparecido. En las inmediaciones de la muga oriental navarro-suletina se ha citado, de forma testimonial, la presencia de los últimos ejemplares de oso que durante siglos fue común en los grandes bosques pirenaicos. Dentro de los mamíferos de gran tamaño destacamos, por su relativa abundancia hoy día, al poderoso jabalí -basurdea- (Sus scrofa), que gracias a su alimentación omnívora se encuentra tanto en zonas boscosas, como alta montaña y llanuras. Otro mamífero que mantiene una población relativamente abundante es el corzo -orkatza- (Capreolus capreolus) de menor estatura, 60-70 cms, que el ciervo -oreina- (Cervus elaphus).

Este último, se ha repoblado recientemente, aunque se encuentra en escasos lugares sobre todo los colindantes con Navarra. Aunque curiosamente, existen explotaciones ganaderas para el consumo de este artiodáctilo, concretamente en Mithikile (Moncayolle). Los bosques de robles, muy importantes, por el contrario, presentan una fauna diversificada. De esta manera, y debido al ambiente húmedo del sotobosque, se va a propiciar la vida de una fauna anfibia, compuesta entre otras especies por la salamandra -arrubio pikarta- (Salamandra salamandra), el sapo común -apo arrunta- (Bufo bufo), la rana bermeja -baso igela- (Rana temporaria) además del tritón palmeado -uhandre palmatua- (Triturus helveticus). Los reptiles merecen también mención pues nos podemos encontrar con el lución -zirauna- (Anguis fragilis), el lagarto verde -musker verdea- (Lacerta viridis), la lagartija ibérica -sugandila iberiarra- y la roquera -horma sugandila- (Podarcis hispanica y P muralis). Sin olvidarnos de la vistosa culebra de collar -suge gorbataduna- (Natrix natrix) y la larga serpiente de esculapio -esculapioren sugea- (Elapha longissima).

Entre las aves, que frecuentan este tipo de bosque, podemos observar algunas rapaces de pequeña envergadura, caso del ratonero común -zapelaitz- (Buteo buteo), y el carabo común -urubia- (Strix aluco) entre otras. Fuera del grupo de las rapaces tenemos al chochin -txepetxa- (Troglodites troglodites), el petirrojo -txantxangorria- (Erithacus rubecula), el herrerillo común -amilotxa- (Parus coeruleus), el inquietante arrendajo común -eskinosoa- (Garrulus glandarius), el astuto cuco -kuku- (Cuculus canocus), el papamoscas gris -culi txori grisa- (Muscicapa striata), etc. Los pequeños bosques trasmochos de robles proporcionan abundantes huecos en los troncos y ramas de los árboles que favorecen la abundancia de pequeños mamíferos como el lirón gris -muxar grisa- (Glis glis), y el topillo rojo -lursagu gorria- (Cletrionomys glareolus)entre otros. La fauna asociada a ecosistemas que se encuentran a mayor altura, caso de los pinares de pino negro -pino beltza- (Pinos uncinata), va a presentar una menor diversidad debido precisamente a su altitud. De esta forma, las condiciones del suelo no son las más propicias para los anfibios; aún así, nos podemos encontrar con la rana bermeja -baso igela- (Rana temporaria) y la salamandra -arrubio pikarta- (Salamandra salamanadra), procedentes de los hayedos con abetos aledaños. Entre los reptiles cabe destacar a la lagartija de turbera -sugandila bizierrulea (Lacerta vivipara), la lagartija roquera -horma sugandila- (Podarcis muralis) y la víbora áspid -aspis sugegorria- (Vipera aspis).

Las aves no son muy abundantes ni muy diversas, aún y todo, nos encontraríamos con la mayor de las gallináceas como es el urogallo -basoilarra- (Tetrao urogallos), el pito negro -okil beltza- (Dryocopos martis), la carbonera garrapinos -pini kaskabeltza- (Parus ater), el pinzón vulgar -txonta arrunta- (Fringilla coelebs) característico por su color marrón rojizo y cola negruzca, y el zorzal charlo -garraztorroa- (Turdus viscivorus), ave ésta que resiste muy bien las bajas temperaturas propias de estas latitudes. Entre los mamíferos tendremos a la ardilla común -katagorri arrunta- (Sciurus vulgaris) y al pequeño pero orejudo lirón careto -soro muxarra- (Eliomys quercinus) entre otros. Y dentro de los carnívoros tenemos al armiño -erbinude zuria- (Mustela erminea) y al ubicuista zorro -azeri arrunta- (Vulpes vulpes). Mención aparte constituye la fauna asociada a los cursos fluviales, caso del Saison (Uhaitzandi), que recorre Zuberoa de S. a N. por Atharratze hacia Maule, donde recibe agua del macizo de Arbailles alcanzando una aportación anual de 886 Hm3; y el Biduze que nace en el extremo oriental del macizo de Arbailles, en los límites de la Baja Navarra y Zuberoa, presentando un recorrido de 80 km. Ambos ofrecen un extraordinario ámbito piscícola, debido a su fuerte capacidad biogénica, sobre todo para los salmónidos y en especial para la trucha. En la parte baja de los ríos encontraremos a la escurridiza anguila -ibai angira- (Anguilla anguilla), la trucha -amurraina- (Salmo trutta), el salmón -izokina- (Salmo salar), la lamprea -lanproia- (Lampreta fluviatilis), la perca -perka- (Perca fluviatilis), la carpa -karpa arrunta- (Cyprinos carpio), entre otros más destacados; mientras, en la parte alta, donde el agua circula a mayor velocidad, y se da la presencia de cantos rodados y gravas en el fondo, nos podemos encontrar con el gobio -gobio- (Cottus gobio) y el barbo -barboa- (Barbus barbus).

Es muy difícil conocer con precisión la población de Zuberoa anterior al siglo XVIII ya que los censos no mencionaban los individuos sino los fuegos. Según el Fuero redactado en 1520, Zuberoa contaba entonces con 800 fuegos, es decir, 800 "casas-madres", y si bien las ediciones de este texto se sucedieron, el contenido permaneció inmutable, con lo que hallamos el mismo número de fuegos tanto en la edición de 1553 como en las de 1576, 1692 o 1760 (Fuero de Zuberoa, Tít. I, art. III: "De los derechos y de los estados de las personas"). Según Jaurgain (1908), habría que contar una media de 7,5 personas por fuego, lo que proporcionaría una población de 6.000 almas. A partir del siglo XVII, la curva poblacional se elevó con continuidad (Lefebvre, 1933). El pastoralismo y la agricultura conocieron un período de pleno desarrollo y la introducción del maíz consiguió asegurar la subsistencia de una mayor cantidad de habitantes. El éxito de la nueva planta fue tal que consiguió suplantar al mijo. Louis de Froidour, gran maestre de Aguas y Bosques que nos legó la mejor descripción de Zuberoa en el siglo XVII (Froidour, 1928), anotó en el curso de su visita en 1672:

"El país está muy poblado...el llano bastante bien cultivado, y los valles, se esfuerzan de tal forma en cultivarlos que las tierras producen todos los años trigo o mijo grueso (maíz), alternativamente. El mijo pequeño escasea desde que los campesinos se han acostumbrado al grueso."

Según un recuento de 1770, Zuberoa contaba con alrededor de 30.000 habitantes; en otro, efectuado por fuegos en 1789, se nos ofrece la cifra de 4.196 fuegos. Si multiplicamos esta cifra por 7,5 obtenemos aproximadamente la misma cantidad de habitantes. La cifra de 25.156 personas en 1791 es mucho más fiable ya que se trata de un censo (Thillaud, 1983). Finalmente, en 1820, tras las guerras napoleónicas, Zuberoa cuenta con 25.788 habitantes.

(Se ha contabilizado la comuna de Esquiule, cuyos habitantes hablan suletino, aunque pertenecen administrativamente a Béarn. Las comunas de Aroue y de Ithorrots-Olhaiby fueron unidas el 20-7-1973).

Distrito de Oloron
Cantón de Mauléon
18761881189119011911192619361946195419621975198219902000
AÏNHARP333304294272294267266255221208186181161142
ARRAST-LARREBIEU265275252263258225201203198173128131123105
AUSSURUCQ640604564564518502437432401379289293274254
BARCUS1.7401.7811.6921.5911.6021.3651.34012001.1131.101957916788774
BERROGAIN-LARUNS16914915215012811210785131126139128142136
CHARRITTE-DE-BAS368363341331327300319308313318291285273247
CHÉRAUTE1.1661.1791.1521.1001.0559919981.0089871.0541.1911.1731.1931.104
ESPÈS-UNDUREIN530521515544502376434426365417530502522474
GARINDEIN345369367366427362370370414434594648598525
GOTEIN-LIBARRENX462506520537527502470416444448486444453467
HÔPITAL-SAINT-BLAISE (L')1721531381211341199278737774647674
IDAUX-MENDY339340324316315227254292315266237227242262
MAULÉON-LICHARRE2.1082.4092.5753.3684.8274.3164.1934.5674.6194.6794.2394.0993.5333 347
MENDITTE390414423405388312288267263262224203214187
MONCAYOLLE-LARRORY-MENDIBIEU655646553523495499438401398382336339357344
MUSCULDY447432417412457400396388372325313289285280
ORDIARP843854831790781675702685639642671584555544
ROQUIAGUE266277243246261219200172153155167150130127
VIODOS-ABENSE-DE-BAS651662674663802724574576669770879911831-
TOTAL11.88912.25812.00012.36214.09812.54312.07912.12912.08812.21611.93111.56710.7509.393

Cantón de Tardets
18761881189119011911192619361946195419621975198219902000
ALÇAY ALÇABÉHÉTY-SUNHARRETTE591626553571520477512487407354262283273246
ALOS-SIBAS-ABENSE538523536484453421414401352368361316309319
CAMOU-CIHIGUE306298286271263222209212167171140133119114
ETCHEBAR211210211207204165167134128114100938563
HAUX2412422332492312212111851701481281199996
LACARRY-ARHAN-CHARRITTE-DE-HAUT561583570521575459471420341287175136127124
LAGUINGE RESTOUE270307301321308294289256240216206171181149
LARRAU886948857846790698600544458450345298241214
LICHANS-SUNHAR25925722521217817716215213210583839380
LICQ-ATHÉREY689701645644670601554534457423296250237243
MONTORY1.0471.059921904830759682635581562398371379349
OSSAS-SUHARE2622812582442282122191801891661237110083
SAINTE-ENGRÂCE9991.013941902889727772628589566510391319250
SAUGUIS SAINT-ETIENNE440392374395371313291314290262204190200201
TARDETS-SORHOLUS1.0491.0361.0241.0801.0911.0461.0471.0751.0871.107818878704626
TROIS-VILLES291274282295250220216207184167167145151148
TOTAL8.6408.7508.2178.1467.8517.0126.8166.3735.7725.4664.3163.8373.6173.335

Cantón de Oloron
18761881189119011911192619361946195419621975198219902000
ESQUIULE1.0891.1171.012966918836808741639617497474523500


Distrito de Baiona
Cantón de Saint-Palais
18761881189119011911192619361946195419621975198219902000
AROUE402368355328326277249270265268286249254230
ITHOROTS-OLHAÏBY2242202051991961531361229387
DOMEZAIN847822809802850670658608579609519513464455
ETCHARRY349350320312301273268262215209146182152122
GESTAS18620519419318715611812011610793856270
LOHITZUN-OYHERCQ428422383378415322351339312304270227197217
OSSERAIN-RIVAREYTE433445378443421321316312273283255260266221
PAGOLLE471436405440404436394378371360316289268254
TOTAL3.3403.2683.0493.0953.1002.6282.4902.4112.2242.2271.8851.8051.6631.569
TOTAL ZUBEROA24.95825.39324.27824.56925.96723.01922.19321.65420.723

Al estudiar la evolución de la población de Zuberoa desde 1876 a 1990, llama la atención su declive continuado salvo un ligero repunte en 1911. El bajón mayor fue el registrado entre 1911 y 1926, ocasionado por la terrible sangría de la guerra de 1914-1918, seguida por la gripe española de 1918-1919. Pese a una natalidad tradicionalmente fuerte, Zuberoa ha conocido un despoblamiento muy importante debido a un éxodo rural masivo. La emigración fue continua pese a variar las modalidades con los siglos. En el s. XIX y hasta mediados del XX, los suletinos emigraron a miles hacia América del Sur, particularmente hacia los países del río de la Plata.

Destino de la emigración suletina en 1900
Ref. Papy, M.: Emigration basque en 1900, "B. S. B" 1973.
CantónA. del SurCuba-MéxicoCaliforniaCanadá
Mauléon25110
Tardets52233
Total77343

El éxodo entre 1851 y 1856 puede estimarse en 2.500 personas para Zuberoa (Viers, 1994); desde 1897 a fines de 1921 se contabilizaron 19.416 emigrantes en el distrito de Mauléon (Lefebvre, 1933). En el s. XX, el éxodo rural no es el único responsable de la despoblación; hay que añadirle también la caída de los nacimientos. Los montañeses se expatrian para escapar a la miseria y, como los varones jóvenes son los primeros en partir, esto se traduce en una baja de la natalidad. La caída de la población entre 1954 y 1975 resulta particularmente significativa cuando se sabe que, al mismo tiempo, la población de los Pirineos Atlánticos creció en 115.000 habitantes, es decir, un aumento del 27,4%. Durante este siglo de declive de la población suletina, dos regiones vecinas conocieron un fuerte crecimiento demográfico: la Costa Vasca (Anglet +500%, Biarritz +400%, Bayona-Norte +125%) y el valle de la gave de Pau (Lesear +208%, Pau +170%). La atracción de los centros urbanos, particularmente el B.A.B. y la aglomeración de Pau, es incontestable. En la misma Zuberoa, la evolución de la población no ha sido idéntica en la parte alta como en la baja. El cantón de Mauléon progresó ligeramente: +0,4% entre 1876 y 1975 y +0,6% de 1968 a 1975, mientras que el de Tardets conoció uno de los más fuertes declives del departamento: -50% de 1876 a 1975 y -10,70% de 1968 a 1975. Hay que añadir que, desde 1975, la tendencia al despoblamiento se ha acentuado aún más.

Desde hace un siglo, el desarrollo urbano es un fenómeno general al que Zuberoa no escapa. En el cantón de Mauléon, de 1881 a 1982, la capital pasó, de 2.409 a 4.308 habitantes, muchos de ellos de origen traspirenaico; Viodos, de 662 a 911, Garindein de 369 a 648, Chéraute permaneció estable: de 1.179 a 1.173. Estas tres últimas comunas son limítrofes de Mauléon y desempeñan el papel de comunas-dormitorios para su población obrera. La población de las restantes 15 ha disminuido. En efecto, la fabricación de alpargatas atrajo a un importante contingente de mano de obra procedente de la Navarra española (Roncal) y Aragón. El hecho de que la población de Mauléon se haya duplicado en 30 años, de 1876 a 1906, se debe a esta aportación, ya que la proporción de ultrapirenaicos pasó del 19% al 36%. A partir de 1968, los portugueses reemplazaron a los españoles en la inmigración. En 1982 había en Mauléon 656 extranjeros en una población total de 4.099 habitantes. Al mismo tiempo, todas las comunas de los cantones de Tardets y de Saint-Palais (se trata de comunas suletinas), sin excepción, han perdido una parte importante de su población. Son las comunas rurales. Está claro, a la vista de estas cifras, que la supervivencia de Zuberoa se halla estrechamente ligada al mantenimiento de la industria mauleonesa (I. N. S. E. E., 1980, 1984).

Jean-Marie REGNIER

A Mauléon se accede desde Bayona (por Saint-Palais y Bidache) a través de 77 kms; desde Dax (por Bidache y Peyrehorade) a través de 79; desde Olorón, 31; desde San Juan de Pie de Puerto, 44; desde Hendaya, 106. La red viaria suletina es complicada y sinuosa pese a las recientes rectificaciones y ensanchamientos efectuados. De O. a SE discurre la D 918, que enlaza a Mauléon con Tardets (14 kms) torciendo, al E, hacia el Béarn y, al O., hacia San Juan de Pie de Puerto. La D 26 atraviesa la Alta Zuberoa por Larrau entroncando por el puerto de este nombre con la carretera que conduce hacia el valle de Salazar, abierta en 1970, primera carretera conducente a la Alta Navarra y, por ende, hacia España. De la D 26 parte otra carretera que uniría más tarde a Zuberoa con el valle de Roncal pasando por los aledaños de la piedra de San Martín. Hacia el N. la irradiación desde Mauléon es mayor: hacia Saint-Palais, Sauveterre, Navarrenx. Olorón, etc. El "desenclavamiento" de Zuberoa se realiza en el último decenio del s. XX en dos direcciones:

  • Hacia un enlace menos tortuoso con las poblaciones del interior.
  • Con el objetivo de alcanzar los dos grandes ejes de comunicación europeos más cercanos: la Autopista 63 (Bilbao-Behobia-Bayona-París) y la Autopista 64 (Bayona-Pau-Toulouse-Mediterráneo).

Un acceso directo con Bayona se efectuó a mediados de los 90 hacia el N., siguiendo la inutilizada vía férrea entre Sauveterre y Mauléon, merced a la financiación departamental, regional y comunitaria (FEDER).

Dado lo accidentado del relieve y el alejamiento de los grandes ejes comunicacionales, la escasez poblacional redunda en una baja rentabilidad del transporte en común, lo cual acentúa el problema del transporte en Zuberoa. Debido a esta falta de rentabilidad, el 2 de mayo de 1969 dejó de funcionar la línea férrea que efectuaba el trayecto Mauléon-Sauveterre-Puyoo para viajeros construida por la Compagnie de Midi en 1886. De la misma forma, en diciembre de 1988 cesó también el servicio de mercancías. El trasporte interior es, por ello, escaso, principalmente dirigido a los mercados de Tardets y Mauléon. El orientado hacia fuera del territorio es el siguiente: a) Autocar de Ferrocarriles franceses, tres veces al día, entre Mauléon y la estación de Puyoo, hacia las líneas Tarbes-París y Hendaya-Italia. b) Autobús diario entre Mauléon y Pau, Mauléon y Bayona. Jueves y sábado ida y vuelta Tardets-Bayona. Un nuevo puente sobre el Saison, al S. de Mauléon, permite, desde 1989, el paso directo de los vehículos que circulan desde el collado de Oskix hacia Tardets. En 1990 se abre al N. un eje entre la carretera de Saint-Palais y el centro de Mauléon, con lo que queda constituida la variante de la capital suletina.

AAA

Una hermosísima naturaleza, poco hollada por el turismo de masas, y una red creciente de servicios, amén del Camino de Santiago, pinturas rupestres, estelas, caza y pesca y curiosidades como los espectáculos de danza, pelota, pastorales, etc. hacen de Zuberoa un buen punto para descansar, pasear o practicar deporte. Hoteles -agrupados en su mayor parte en "Mauléon Accueil"- y restaurantes ofrecen sus servicios a viajeros y turistas:

ComunaHotelRestaurante
Alos-Sibas-Abense1
Aussurucq12
Barcus22
Camou-Cihigue1
Charritte-de-Bas1
Chéraute1
Espès-Undurein1
Esquiule1
Gotein-Libarrenx1
Hôpital-Saint-Blaise,(L')23
Larrau23
Licq-Athérey1
Mauléon-Licharre45
Musculdy31
Ordiarp21
Sainte-Engrâce1
Tardets-Sorholus41

El agroturismo, que puede ser considerado una nueva actividad, con el remozamiento y acondicionamiento de lugares de estancia y vacación, vio disminuir la clientela española desde 1993 debido a la devaluación de su moneda, aunque el acuerdo con la Agencia de Viajes "Eroski" rellenara luego este hueco en gran parte. El número de campings, "gîtes raux" y "gîtes d'étape" (Village des Gîtes) va en aumento así como la tasa de ocupación de los mismos: 20 a 21 semanas. Los chalets de Irati, creados en 1968, están dotados con 250 camas. Su tasa de ocupación es de 31 semanas, 61%, en primavera-verano, época de caza y de esquí, con una clientela procedente en su 75% de Aquitania. En algunos lugares se ofrece la posibilidad de practicar la equitación, como en el centro ecuestre "Cheval et Nature" de Alos-Sibas-Abense. El Office de Tourisme de Soule tiene oficinas, con atención al público, en Mauléon, en Licq-Athérey y en Tardets-Sorholus.

De un 10 a un 15% de la población trabaja en pequeños talleres de terrazos, obras públicas, carpintería, albañilería, pintura, electricidad, calefacción, cuero, vestido, mueble, etc. Asimismo aún pueden admirarse ejemplares de artesanía artística recuerdo de épocas en las que, a falta de posibilidades económicas, las dotes de pastores y artesanos producían o producen elementos de la vida diaria y del trabajo (vide infra, "Patrimonio Monumental").

Sólo es perceptible en Mauléon, Olorón y Tardets, en la primera de las cuales hay tres grandes superficies. Pese a ello Pau y Bayona siguen siendo dos grandes polos de atracción. La restauración disfruta de una buena imagen por la calidad y el precio del producto y el servicio ofrecidos.

Son tres las localidades en las que se celebran:

a) Barcus. Mercado un lunes de cada dos (alternando con Tardets), al que hay que añadir un mercado de cordero los miércoles de diciembre a junio. Feria el último jueves de abril a noviembre. Concursos de yeguas de vientre organizados por la cuadra de Gelos tras la bajada de las caballerías a finales de octubre.

b) Mauléon. Mercados el martes en la Villa Alta (ganado y diversos) y el sábado en la Avenida de la Villa Baja. Ferias el primer martes tras el 10 de marzo, el 6 de setiembre y el 10 de diciembre en la Villa Alta. Importante feria de artesanía el primer fin de semana de agosto en la Villa Alta. Concurso de yeguas de vientre en octubre. Suele haber además otras manifestaciones de agricultores como exposiciones y demostraciones de maquinaria agrícola, concurso de cría de ovino, esquilado manual de ovino, etc.

c) Tardets. Mercado de ganado y diversos un lunes de cada dos. Ferias los lunes de Pascua y de Pentecostés. Feria del queso en agosto. Concursos de yeguas de vientre en octubre.

Evolución del empleo en los sectores industriales mauleoneses 1977-1989
Fuente: Comuna de Mauléon. Proyecto de Centro Multi-servicios 1990, cit. por Bidart, 1994.
Año1977198019871989
Calzado1.5001.111616555
Caucho-plástico576574254278
Servicios310320348397
BTP1091005557
Agroalimentario2945122166
Total2.5242.1501.3951.453

Reparto de la población de Zuberoa por categorías socio-profesionales
AñoAgricultores con explotaciónArtesanos, comerciantes y empresariosCuadros de profesiones intelectualesProfesiones intermediasEmpleadosObrerosRetiradosOtros inactivosDe los cuales alumnos de 15 o más añosDe los cuales niños menores de 15 añosTotal
Efectivos
Mauléon19821020536128464780207622604464776203711728
1990816496148484856192127283374820163310823
Tardets19828161884468192484101212362085544040
199048814056124300360106410842244523616
ZUBEROA19821836724172532972256032725700984259115768
1990130463620460811562281379244581044208514439
Porcentajes
Mauléon19828,74,61,146,717,719,338,16,617,4100
19907,54,61,44,57,917,725,231,27,615,1100
Tardets198220,24,71,11,74,8122530,65,113,7100
199013,53,91,53,48,31029,4306,212,5100
ZUBEROA198211,64,61,13,46,216,220,836,16,216,4100
199094,41,44,2815,8

Como se señala, el voto en Zuberoa se sitúa siempre más a la izquierda que el del resto de sus vecinos vascos. No es difícil hallar en el componente obrero del área mauleonesa, en la que la sindicación favorece a F.O. (no existe C.F.D.T. aunque sí una minoritaria pero activa C.G.T.), el sustentáculo del mismo.

La constitución de la Comunidad Económica Europea, luego UE (Unión Europea), ha traído aparejada la elaboración de programas comunitarios de desarrollo para determinadas regiones europeas, entre las cuales la zona pirenaica vasca. La Alta Navarra y Zuberoa, al poseer muchos rasgos comunes y milenarias relaciones de vecindad, han estrechado éstas, en el último decenio del siglo, en el marco de la nueva realidad europea. Tras diversos encuentros, en noviembre de 1993 delegaciones de los dos territorios -el Centro de Desarrollo Rural de Navarra "Cedema-Garalur" y la ADES- se reunieron en Aribe (sede de la Junta del Valle de Aezkoa) para estudiar cauces de cooperación y proyectos e iniciativas conjuntas a presentar al programa comunitario Leader II (2.000 millones de ecus), Interreg I y II, así como de la financiación de proyectos piloto transnacionales en el marco del Feder. Materias tales como turismo rural, explotación del camino de Santiago, turismo cultural, ordenación de la selva de Irati, rehabilitación de cuevas, colaboración en materia del "label" del cordero de leche, equipamiento de montaña, aplicación de la política agrícola comunitaria, política de empleo, rehabilitación de patrimonio, etc. motivaron la creación de dos comisiones de trabajo estables, una de carácter técnico y otra institucional. La colaboración también afecta a los Valles de Roncal y Salazar. La Jornada de encuentro de octubre de 1997 celebrada en Isaba (Roncal) se enmarcó en el reforzamiento de relaciones previsto por el programa europeo Interreg II.

AAA

Durante generaciones y hasta mediados del siglo XX, la economía suletina se mantuvo en un equilibrio agro-pastoril con predominancia de la ganadería y la trashumancia, lo cual implica amplios espacios comunales abiertos a los rebaños. La protoindustria ferrona se conoció en Licq y en Larrau con materia prima extraída en las minas de Montory, Laguinge, Haux, Etchebar y Lichans. Según recoge Hourmat (1994), en el informe elaborado por el subprefecto Detchepare en 1808 podemos calibrar el estado de la economía suletina al iniciarse la guerra napoleónica en España. La pequeña llanura es la zona más fértil en la que el río Saison, navegable desde la Villa Alta hasta Bideren, en la gave de Olorón, deposita un limo nutritivo aunque el abono suplementario es necesario. También la canalización del río para evitar inundaciones. Trigo y maíz son los cultivos básicos, con alguna viña, cuyo vino es de mediocre calidad, en las lomas y solanas de los primeros montes. La ganadería sigue siendo de gran importancia: bovino, caballar, ovino, cerda y recientemente mular para la pequeña exportación. La lana de oveja es de mejor calidad que la de Baja Navarra, pero mejorable, en especial con la introducción de merinos de España que comenzó "hace cinco años". En cuanto a los minerales, se citan el hierro de Larrau (mediocre), la piedra tipo mármol, de Suhare, y la pizarra de Licq. Hay una fuente de aguas medicinales en Licharre. Los únicos establecimientos de tipo industrial son los molinos de papel de Gestas y de Lichans. Se cazan la paloma, el jabalí y el lobo.

Carne, leche, cereales y también madera son los principales productos agrícolas de Zuberoa. Desde el Contrato de País (plan de desarrollo regional) de 1978 la orientación ha sido a que el valor añadido de la materia prima agrícola local se obtenga in situ. A lo largo de este siglo, principalmente en su segunda mitad, Zuberoa se ha visto, así, abocada a pasar de una economía de subsistencia a una economía de mercado. Zuberoa es hoy un pequeño territorio de demografía declinante, economía agraria, de predominancia ganadera y también algo industrial.

Si bien se observa un fuerte apego de las nuevas generaciones a la agricultura y ganadería, no dejaban de ser éstas unas bases frágiles, de difícil acomodo a los nuevos tiempos. El agricultor necesita producir no solo para subsistir sino para vender y adquirir equipamiento. Un observador de las estadísticas agrícolas constatará que, como ocurre en otros lugares del Estado francés, en Baja Navarra e incluso Laburdi, los agricultores son propietarios de sus tierras y que disminuye el número de agricultores (24% entre 1970 y 1988) mientras se mantiene o aumenta el de las superficies utilizadas y los rebaños de los que perseveran. Esto no ocurre en Zuberoa, en cuyos dos cantones la superficie agrícola utilizada disminuye desde 1970 (-11 y -20) con el subsiguiente desuso de las tierras abandonadas (Viers, 1994): se vaticinó que un tercio de las explotaciones agrarias no tendría sucesión en el año 2000. Aumenta, sin embargo la productividad de las tierras utilizadas, tanto para el cultivo como para la cría de abundante ovino y vacuno. Son unas mil las explotaciones agrícolas de tipo familiar que ocupan a un 33% de la población activa que, a veces, compagina este trabajo con otros de índole asalariada. En el llano, tanto en el cantón de Tardets como en el de Mauléon y en las comunas suletinas del cantón de Saint-Palais, el maíz, incluso para semilla, es el cultivo predominante, disminuyendo conforme crece la montuosidad del terreno hacia Lohitzun, Chéraute y Ainharp, y más aún en la montaña alta (Larrau y Sainte-Engráce).

El cultivo forrajero y el ensilado se extienden asimismo. Tanto el trigo como la viña se hallan en pleno retroceso. En la zona baja el equipamiento (granjas, angares, establos, silos) se multiplican alrededor del caserío tradicional dando cuanta de cierta prosperidad que no se percibe en la zona alta, de mayor éxodo. Se han constituido numerosas CUMA (Cooperativas de Utilización de Material Agrícola) para la utilización en común de la infraestructura agrícola. La ganadería es el principal recurso de la Alta Zuberoa. Predomina la cría de ganado ovino (bearnés, del país y manex), en extensos rebaños destinados principalmente a la producción lechera y su trasformación en queso propio del país u otros. En cuanto a la carne, ésta está muy expuesta a las fluctuaciones del mercado y de la campaña. La lana no obtiene una cotización apreciable y está, por lo general, mal pagada. La evolución forrajera se traduce en una mayor permanencia de los rebaños en su lugar de explotación en la zona baja; un 80% acude, como antaño, a los pastos veraniegos y los kaiolar.El vacuno (rubio del Pirineo en la zona alta, frisona pie noir o Montbéliard en la baja) es criado para la obtención de terneras (carne) de exportación o leche para depósitos concentrados cerca de Mauléon.

La cría de ganado de cerda y caballar es casi residual aunque pueden percibirse todavía caballerías en la Alta Zuberoa. Funciona en Berrogain-Laruns una Escuela de Pastoreo y en Ordiarp, desde los años 60, un punto del CREOM (Centre de Recherche et d'Expérimentation sur l'Elevage Ovin et la Montagne) para desarrollar el control lechero, la mejora de las razas, la inseminación, la mejora de la alimentación y de los pastizales, etc.y, en Etcharry, un Centro de formación agrícola A.F.M.R. La cooperativa "Axuria" de Mauléon agrupa a varios agricultores para la comercialización del cordero sometido a fuerte competencia en el mercado francés como en toda la Unión Europea. Otras cooperativas agrícolas: en Espès-Undurein, Idaux-Mendy y Tardets-Sorholus. Hay que reseñar también la introducción de la cría de ciervos y pavorreales en Moncayolle.

Grupos de ganaderos se asocian para la construcción y mantenimiento de un kaiolar (borda), la custodia de un rebaño común, la elaboración de queso (veáse Queso), etc. Estos ganaderos poseen la propiedad del solar de la borda y de su terreno vecino. Disfrutan, asimismo, del derecho de paso a unos pastos delimitados por común acuerdo con los dueños de los restantes kaiolar (unos 80 en total) pero al que deben de permitir acceder a los bovinos, caballares, etc. de otros, mediante un pago a la Comisión Sindical. Existen convenciones interfronterizas con las dos Navarras para la utilización de pastizales mutuos. La Junta de agosto de Likatua, cerca del Pico de Orhi, tiene por objeto la firma de acuerdos de este género y el mantenimiento de las buenas relaciones de uno y otro lado de la frontera política. La subida a los pastos de altura se fija en una reunión (artzainbide) previa, generalmente el lunes de Pascua, en la que se regulan de antemano los turnos de subida, el número de txotx (grupos de ovinos) y las tareas a desempeñar. La estancia se prolonga hasta noviembre. La apertura de carreteras, la conducción de agua, el gas, la radio, el acondicionamiento de la borda, etc. han mejorado la dura vida de los pastores que trabajan para los dueños del kaiolar.

Hasta los 70, el único núcleo artesano-industrial lo hallábamos en la capital, Mauléon-Licharre.

  • El calzado

Centro comercial y administrativo, a mediados del siglo XIX, una industria familiar, la de la alpargata elaborada a domicilio por unas 500 personas, comenzó a ser mecanizada y sustituidas sus materias primas (el algodón al lino local, el yute al cáñamo) merced a capital originario, en gran parte, de la emigración suletina a la Argentina gestionada por agentes locales: los Cherbero, Laplace, Béguerie, etc. Suletinos de una y otra orilla del Atlántico dieron el impulso inicial a esta industria. La época de mayor modernización y crecimiento tiene lugar entre 1880 y 1930, en la que se produce una gran movilidad del empleo (los suletinos emigran, aragoneses y roncaleses acuden) y el mercado interior, iberoamericano (Argentina y Uruguay principalmente), europeo (las minas) y el argelino adquieren no sólo sandalias sino también alpargatas y "pataugas" (botines de tela gruesa). Hasta los 70, Mauléon es el primer centro de la alpargata francesa. Tras el auge de los años 60-70, una fuerte competencia (primero española, luego asiática) y la pérdida del mercado argelino marcaron, paulatinamente, el declive de esta industria que ha tenido que contentarse con sólo la mano de obra local para la fabricación diversificada de calzado especial y diversos componentes de calzado. Ver Mauleon. En 1962 cerró sus puertas la serrería Lombardi que empleaba a un centenar de asalariados; en 1985 la fábrica de calzado Tauleyne, con cerca de 130, y en 2003 Etchandy.

  • La diversificación

Diversas herramientas han hecho posible una diversificación de la industria suletina. Destacan el Liceo de Chéraute y estructuras de acogida de la industria como el GIS (Groupement des Industriels de Soule), la ADES (Association pour le Développement Economique de la Soule), la antena de la Cámara de Comercio e Industria de Bayona y la alcaldía de Mauléon misma.

  • Industria agroalimentaria

El elaborado local de la materia prima alimentaria contó con diversos elementos previos favorables. Existía el establecimiento Etchegoyen en Mauléon, dedicado a la fabricación de harina y piensos, el CREOM y los servicios de la Cooperativa agrícola de la Soule. Surgen factorías de charcutería y salazón como "Oroc Bat" de Viodos, "J.B. Iriart" de Barcus o "Hoberena" de Licq-Athérey. En el marco de los Contratos de País de los años 70 y 80 se desarrolla una iniciativa para concertar a los productores de ovino (la Comisión Sindical), a los cargos electos (Sindicato intercantonal) y a diversos industriales para la transformación de leche y carne. Habiendo vendido el grupo Roquefort su red de captación local de leche para la factoría del Aveyron, los productores se dirigen a la Sociedad Chaumes que también lo hacía para tratarla en Jurançon. Tanto en Mauléon como en Viodos se establecen sendas factorías queseras de productos de calidad como el queso "Etorki". También a efectos de comercializar la carne se agrupan 160 productores de cordero creando, en 1983, la citada cooperativa "Axuria". El viejo Matadero de Mauléon, de 1904, dedicado hasta entonces al uso local, es modernizado y dotado de usos polivalentes entre 1984-1985. En 1990 trataba 3.100 toneladas de carne (80% de bovino de Gers, Landas, etc.) y (20% de bovino y ovino de Zuberoa), dando trabajo a 25 personas. Al establecimiento de las factorías de queso, Chaumes y Pyrénéfrom, hay que añadir dos piscifactorías, pequeños centros de conservas, salazón, comida preparada, pastelería, etc.

  • Otros

La diversificación se ha orientado también hacia varias serrerías, entre las cuales Idiart en Viodos, pequeñas unidades de construcción, de micromecánica de accesorios (Gotein) para la aeronáutica (Messier-Olorón del grupo SNECMA), de elaboración de poliéster, de construcciones mecánicas (Cooperativa "Alkar"), cable eléctrico (TREA) en Chéraute o de reciclaje de desechos de polietileno (SOFIPLAST) en Gotein, (ELASTOMERES) en Viodos, etc. En los 90, la industria proporciona trabajo al 60,6% de los asalariados suletinos. De éstos, entre 1977 y 1990, el número de empleados en el sector agroalimentario se ha multiplicado por 6. Aún así, la principal empleadora es el hospital de Tardets, con una cuarentena de asalariados.

Zuberoa, al igual que Laburdi y Baja Navarra, forman parte del Departamento de los Pirineos Atlánticos, ex Bajos Pirineos, fruto de la remodelación administrativa que sucedió al Antiguo Régimen.

  • Antes de 1793

Fue uno de los cinco archidiaconados de la diócesis de Olorón, comprendiendo los cantones de Mauléon, Tardets, y una parte del de Saint-Palais, desde Pagolle a Domezain inclusive. Representaba al Obispo una cancillería eclesiástica con sede en Mauléon, cuya cabeza era el vicario general.

  • Remodelaciones administrativas en la Edad Contemporánea

Tras la gran Revolución de 1789 nuevas instituciones van a ser puestas en marcha a efectos políticos y administrativos.

  • Subprefectura hasta 1926

En 1790 un decreto de la Asamblea Nacional revolucionaria creaba el Departamento de los Bajos Pirineos subdividido en seis distritos (arrondissement), uno de los cuales, el de Mauléon, englobaba a toda Zuberoa, subdividido, a su vez, en cinco cantones: Mauléon, Tardets, Sunharrette, Barcus y Domezain. Mauléon fue sede de la subprefectura del tercer distrito hasta 1926. Su primer subprefecto, nombrado el 11 de abril de 1800, fue Stanislas Detchepare. Este distrito comprendió, desde 1800, la casi totalidad de la Baja Navarra y la totalidad de Zuberoa dividida en los cantones de Mauléon y Tardets: 145 comunas que agrupaban a 63.688 habitantes. El rango de subprefectura se vio menoscabado, sin embargo, por el establecimiento en la bajonavarra Saint-Palais del tribunal de primera instancia. Ello redundó en una abierta rivalidad entre ambas localidades (Hourmat, 1994). A partir de 1926 Zuberoa pasa a depender de la subprefectura bearnesa de Olorón, con lo que su orientación es bipolar, hacia Bayona (Cámara de Comercio e Industria) y Pau-Olorón (área de mercado, subprefectura).

  • Cantones

El territorio suletino consta de 43 comunas (ayuntamientos) distribuidos actualmente en cuatro cantones: dos suletinos, Mauléon y Tardets; uno bajonavarro, Saint-Palais; y uno bearnés, Olorón-Ouest. Abarcan las siguientes comunas:

· I. Distrito de Olorón.

  • 1. Cantón de Mauléon.- Aïnharp, Arrast-Larrebieu, Aussurucq, Barcus, Berrogain-Laruns, Charritte-de-Bas, Chéraute, Espès-Undurein, Garindein, Gotein-Libarrenx, L'Hôpital-Saint-Blaise, Idaux-Mendy, Mauléon-Licharre, Menditte, Moncayolle-Larrory-Mendibieu, Musculdy, Ordiarp, Roquiague y Viodos-Abensede-Bas
  • 2. Cantón de Tardets.- Alçay-Alçabéhéty-Sunharrette, Alos-Sibas-Abense-de-Haut, Camou-Cihigue, Etchebar, Haux, Lacarry-Arhan-Charritte-de-Haut, Laguinge-Restoue, Larrau, Lichans-Sunhar, Licq-Athérey, Montory, Ossas-Suhare, Sainte-Engrâce, Sauguis-Saini-Etienne, Tardets-Sorholus y Trois-Villes.
  • 3. Cantón de Olorón Oeste.- Esquiule.

· II. Distrito de Bayona.

  • 4. Cantón de Saint-Palais: Aroue-Ithorots-Olhaïby, Domezain-Berraute, Etcharry, Gestas, Lohitzun-Oyhercq, Osserain-Rivareyte y Pagolle.
  • Comunas

En 1838 y bajo el II Imperio tiene lugar la federación de varias de las 58 comunas: Tardets y Sorholus, Licq y Athérey, Alçay y Alçabéhéty. etc. A lo largo del siglo XX el proceso de concentración municipal continúa. Las actuales 43 comunas suletinas son las siguientes:

Grafía o nombre o oficialGrafía o nombre vasco
AïnharpAinharbe
Alçay-Alçabéhéty-SunharretteAltzai-Altzabeheti-Zunharreta
Alos-Sibas-AbenseAloze-Zihoze-Onizegaine
Aroue-Ithorots-OlhaïbyArüe-Ithorrotze-Olhaibi
Arrast-LarrebieuÜrrustoi-Larrabille
AussurucqAltzürükü
BarcusBarkoxe
Berrogain-LarunsBerrogaine-Lahüntze
Camou-CihigueGamere-Zihiga
Charritte-de-BasSarrikotapea
ChérauteSohüta
Domezain-BerrauteDomintxaine-Berroeta
Espès-UndureinEspeize-Ündüreine
EsquiuleEskiula
EtcharryEtxarri
EtchebarEtxebarre
GarindeinGarindaine
GestasJestaze
Gotein-LibarrenxGotaine-Irabarne
HauxHauze
Hôpital-Saint-Blaise (L')Ospitalepea
Idaux-MendyIdauze-Mendi
Lacarry-Arhan-Charritte-de-HautLakarri-Arhane-Sarrikotagaine
Laguinge-RestoueLiginaga-Astüe
LarrauLarraine
Lichans-SunharLexantzü-Zünharre
Licq-AthéreyLigi-Atherei
Lohitzun-OyhercqLohitzüne-Oihergi
Mauléon-LicharreMaule-Lextarre
MenditteMendikota
Moneayolle-Larrory-MendibieuMitikile-Larrori-Mendibile
MontoryMontori/Berorize
MusculdyMuskildi
OrdiarpUrdiñarbe
Ossas-SuhareOzaze-Zühara
Osserain-RivareyteOzaraine-Erribareita
PagollePagola
RoquiagueArrokiaga
Sainte-EngrâceUrdatx/Santa-Grazi
Sauguis-Saint-EtienneZalgize-Doneztebe
Tardets-SorholusAtharratze-Sorholüze
Trois-VillesIruri
Viodos-Abense-de-BasBildoze-Onizepea

La capital actual nace de la fusión efectuada en 1841 de dos localidades limítrofes, Mauléon y Licharre.

Los límites entre Zuberoa y la Baja Navarra (Cize) han sido fijados en 1492, 1740 y 1827. Los de Zuberoa (Larrau y Sainte-Engrâce) y la Alta Navarra fueron establecidos en el tratado del 2 de diciembre de 1856. Menos neta es la división con el Béarn; Gestas y Osserain, enclavadas en el Béarn, forman parte de las 43 comunas suletinas, en tanto que la comuna suletina de Esquiule, vascófona, no lo está oficialmente. Pese a ello, esta comuna disfruta de los mismos derechos de pastoreo que las otras comunas suletinas. Pagolle suele considerarse también bajonavarra.

La administración se halla representada por diversas entidades entre las cuales descuellan la Comisión Sindical del País de Soule, el Sindicato Intercantonal del País de Soule y el Sindicato Intercomunal (SIMOV), con sedes en Mauléon, y el Sindicato Intercomunal del cantón de Tardets, en Tardets-Sorholus.

  • La Comisión Sindical del País de Soule: Creación

La Comisión Sindical de Zuberoa (Commission Syndicale du Pays de Soule) fue constituida el 3 de junio de 1838. Su cometido principal fue el servir de vínculo intercomunal y administrar los amplios terrenos indivisos heredados de los Estados de Zuberoa anteriores a la Revolución. La clasificación y reparto, por una parte, de los bienes indivisos pertenecientes a todas las comunas, y por otra, de aquéllos patrimoniales de cada comuna, los efectuaron, no sin problemas, la Comisión y las comunas de Licq-Athérey, Lacarry, Alçay, Camou, Aussurucq, Musculdy y Mauléon, entre 1850 y 1860. También fue dificultoso definir los derechos sobre bienes particulares, cuestión mucho más peliaguda y asimismo refrendada por siglos de uso y costumbre.

· Composición

Está compuesta por las 43 comunas suletinas, que delegan cada una a un concejal como miembro de la Comisión. Estos eligen a un Presidente, cargo que dura 6 años. Posee personal asalariado permanente.

· Patrimonio y recursos

El patrimonio está constituido por aproximadamente 15.300 Has repartidas por 7 comunas (63% en el término de Larrau), 7.600 de las cuales son bosques administrados por el O.N.F. y el resto pastos, landas y roquedo. Los recursos actuales proceden de:

  • Derechos de caza. Caza en palomeras, caza en puestos en zonas bien definidas y tiro al vuelo en los collados. Representan el 21,5%.
  • Explotación forestal. Corta y venta de madera.
  • Turismo. Complejo del Irati: chalets, camping, albergues para cazadores, veraneantes y esquiadores de fondo.
  • Tasas de pastoreo. De ser el único recurso, basado en la antigua trashumancia, modesto hoy en día, estos recursos han permitido, a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, una auténtica revolución consistente en la apertura de carreteras que facilitan el acceso a las zonas de pastos, a los kaiolar (y a su acondicionamiento), los bosques y los puestos de caza, así como la construcción de un complejo turístico de importancia, con la consiguiente revolución, asimismo, en el planteamiento de derechos de propiedad por comunas y particulares que desean salir de la indivisión (Ikherzaleak, 1988; Etchecopar, 1989 y 1992).

    · Bienes comunales

    En el País Vasco Norte los bienes comunales aparecen bajo aspectos y regímenes diferentes en cada territorio. De esta forma, así como en Laburdi, los bienes son estrictamente de las comunas, en Zuberoa, junto a bosques municipales privados cuyo disfrute les revierte, como los de Aussurucq, Sainte-Engrâce, Ordiarp o Chéraute, vemos cómo el territorio suletino, con sus 43 comunas, posee pro indiviso una vasta propiedad de pastos de alta montaña y de bosques administrados por el Sindicato de Zuberoa (Commission syndicale du Pays de Soule), creado el 3 de junio de 1838 (vide supra). En el seno de este organismo y a través de sus debates y litigios puede contemplarse el conflicto entre el viejo derecho foral, consuetudinario desde 1789, y la moderna ley francesa. Los bienes de las comunas han sido en gran parte cercados y privatizados; el resto constituye el bien comunal municipal.

    • Ramas de la Administración del Estado

    Se hallan aposentadas en varias localidades: a) Office National des Fôrets (O.N.F.) en Alos-Sibas-Abense, Tardets y Mauléon. b) Correos y Estafetas en Barcus, Espès-Undurein, Mauléon, Montory, Tardets-Sorholus, Viodos-Abensede-Bas. c) Servicio de Aduanas en Gotein-Libarrenx y Larrau. d) Recaudación del Tesoro en Mauléon y Tardets-Sorholus. e) Administración del Equipamiento, Transportes y Medio Ambiente en Mauléon. f) Policía del Aire y Fronteras en Larrau. g) Administración de la Salud y Asuntos Sociales: Dirección de Solidaridad Departamental (DSD) en Mauléon y en Tardets-Sorholus. Oficina de la Seguridad Social en Mauléon. Mutualidad Social Agrícola en Tardets-Sorholus.

  • Servicios socio-comunitarios: Servicios primarios de Salud

Las necesidades sanitarias primarias son atendidas por una decena de médicos generalistas y otra de especialistas que acuden una o dos veces por semana. En tiempos anteriores hubo en Zuberoa maternidad y clínica quirúrgica pero a comienzos del s. XXI, a efectos de necesidades secundarias, los pacientes acuden a Olorón, Saint-Palais (Baja Navarra), Pau o Bayona (Lapurdi). Desde 1983 hay un servicio de cuidados a domicilio y varios servicios de ayuda a domicilio organizados por las comunas de Baja Zuberoa y el S.I.M.O.V. del cantón de Tardets.

  • Centros de socorro

Se hallan en Mauléon y Tardets, bien dotados y frecuentemente solicitados (de 200 a 250 salidas por año en Mauléon). Acuden en caso de accidentes, inundaciones, incendios, etc. con dotaciones de reanimación, bomberos, camillas, etc.

  • Centros sanitarios

Los encontramos principalmente en Mauléon: Hospital Comarcal (residencia de ancianos válidos, hospital y servicio médico), Centro médico-psicológico, Instituto de reeducación médico-psicológico, dispensario de higiene social y servicio de ambulancias. En Tardets-Sorholus, Hospital de San Antonio. Hogares de Tercera Edad en Mauléon y Barcus.

  • Guarderías

Existía desde 1960 una en Mauléon que, perfeccionada, es gestionada desde 1987 por la asociación "Haurra".

AAA

  • Editoriales e imprentas

De Arce en Mauléon y "Lantzer eta Hitzak" en Ossas-Suhare.

  • Grupos y asociaciones

Al margen de los lugares de encuentro por excelencia, el bar, y la parroquia, a los que modernamente hay que añadir los clubs de jubilados, asociaciones de caza y comités de fiestas presentes en todas las comunas, Zuberoa también posee, pese a su escasa población, algunos centros de actividad socio-cultural destacables. Mauléon, nucleo industrial, tardó en constituirse en centro socio-cultural, obra de los últimos decenios del siglo XX. En el ayuntamiento de esta villa, concretamente en su Centro Multiservicios, se concentran servicios como el SIVOM, el Sindicato Intercantonal de Soule (sic), la "Association pour le développement économique de la Soule" (ADEs), la Mission Locale rurale, la antena de la Cámara de Comercio e Industria de Bayona, el Groupement des Industries de Soule, etc. En 1960 el Rotary Club de Olorón apadrinó el establecimiento de un club en Mauléon que aglutinó a profesiones liberales, industriales y notables de la zona, de la Baja Navarra y Sauveterre. Su misión es humanitaria manteniendo contacto con organizaciones similares de Portugal y Tudela. Un papel destacado ha sido el desempeñado por las amicales laïques, de variada actividad (deportiva, difusión, recreo, fiestas, etc.), cuya animación veraniega, con el concurso de la F.O.L., desembocó, entre otros logros, en la redacción de un libro, Pays de Soule. Dicho libro fue reestructurado y completado por las A.E.L. de Mauléon e Ikherzaleak en 1988. A partir de los años 70 del s. XX, Zuberoa experimenta, pese a sus problemas acuciantes, un movimiento de reafirmación cultural evidente, tendente al conocimiento de su especificidad y a la modernización de los medios necesarios para pensar en su futuro. No fueron ajenos a él el Plan de ordenación rural (P.A.R.) y los Contratos de País de 1977 y 1984 que propiciaron el nacimiento de varias asociaciones (Bidart, 1994) de sensibilidad vasquistas tales como Uhaitza (1978, prestación de servicios, coordinación con el resto de asociaciones culturales del territorio, animación, colaboración transfronteriza, etc.) y Uztaro en Menditte, Sü Azia (1978) en Mauléon, Ikherzaleak (1985), Bedaroa, la revista "Jeiki" (1972-1975), la emisora de radio Xiberoko Botza (1982), etc. Ver Uhaitza. Ikherzaleak-Trait d'union ha sido una asociación ambiciosa: publicación de libros, grupos de prehistoria, historia, excavaciones, investigación, exposiciones, documentación, debates, etc. Con miras también a una revitalización se crea en 1986 el ADES, "Association pour le Développement Economique de la Soule" que crea, desde 1988, el Observatoire économique de la Soule para el conocimiento permanente del tejido socio-económico del país y de sus recursos humanos y materiales. Además de los citados, se detectan los siguientes polos socio-culturales:

a) Centros culturales: en Barcus, Esquiule, Etcharry, Montory y Tardets-Sorholus, amén del cine "Maule-Baitha" de Mauléon, clasificado "de Arte y Ensayo".

b) Asociaciones humanitarias: Izpegi Services" y Socorro Católico de Mauléon.

c) Grupos musicales y folclóricos de Aussurucq, Barcus, Chéraute, Esquiule, Garindein, Gotein-Libarrenx, Licq-Athérey, Moncayolle-Larrory-Mendibieu, Musculdy, Ordiarp y Tardets-Sorholus (2) (vide infra "Música").

d) Sindicatos y gremios: Unión local de Force Ouvrière en Mauléon y Cámara Agraria de Tardets-Sorholus.

e) Fomento: Association pour le Développement Economique de la Soule (A.D.E.S.)

f) Comité de pastoral. Se constituye en la localidad que decide representar una pastoral y moviliza la atención de toda Zuberoa (vide infra, "Literatura". "Música").

g) Diversas: AEL Castillo de Libarrenx en Gotein-Libarrenx, Grupo "Saiak" para el estudio y protección del Medio Ambiente y las rapaces, Grupo de espeleología "Basaburako lezentzat", con sede en Tardets, Grupo "Pastoral de Buchita" en Larrau, "Gaztiak" en Gotein, "Amigos de los Bomberos" en Tardets-Sorholus, "Bil Xokua" de tiempo libre en Ordiarp, grupo de yoga en Chéraute, relajación y sofrología en Musculdy.

h) Biblioteca municipal del Centro Multiusos en Mauléon. Servicio bibliotecario en 25 comunas: Ahçay-Alçabehéty-Sunharrette, Alos-Sibas-Abense, Arrast-Larrebieu, Aussurucq, Barcus, Berrogain-Laruns, Camou-Cihigue, Charritte-de-Bas, Chéraute, Esquiule, Etcharry, Garindein, Gotein-Libarrenx, Haux, Laguinge-Restoue, Larrau, Licq-Athérey, Menditte, Moncayolle-Larrory-Mendibieu, Montory, Osserain-Rivareyte, Sainte-Engrâce, Sauguis-Saint-Etienne, Tardets-Sorholus, Trois-Villes, Viodos-Abense-de-Bas.

i) Salas de exposiciones: colegio Argia, galería "Uztaro", ciclos en la Maison du Patrimoine de Mauléon, etc.

Comparación de los miembros de Eskualzaleen Biltzarra en Zuberoacon el resto de territorios de Euskal Herria
190219031904190519061907190819091910191119121913
Lapurdi3939383849506295120
Benabarra162121131314165556
Zuberoa71717172325272929
Total Iparralde627776688589105179205
Bizkaia222221121314141920
Gipuzkoa131312221222
Nafarroa101111777767
Araba222111111
Total Egoalde474846222323242830

El suletino es uno de los dialectos vascos de mayor tradición literaria, muy especialmente en el apartado de la literatura oral. Ha alcanzado, además, un notable grado de codificación, siendo los Études grammaticales sur la langue euskarienne, cuyos autores son Antoine d'Abbadie y J. Augustin Chaho y que fue publicada en 1836, la primera gramática del suletino. Con todo, ya en la famosa Notitia utriusque Vasconiae tum Ibericae tum Aquitaniae (1638, 1656) de Oihenart encontramos unas notas, breves pero certeras, sobre esta variedad. La gramática de Inchauspe Le verbe basque (1858) sobre todo, y los Éléments de grammaire basque de Louis Géze (1873) fueron, asimismo, valiosas contribuciones de cara a la codificación del suletino. Más modesta es la obra Bi mihiren gramatika uskara eta franzesa de Archu (1868), concebida con fines pedagógicos. En cuanto a la lengua propiamente dicha, dos hechos llaman la atención en el suletino: su homogeneidad y su distanciamiento con respecto a las restantes variedades dialectales vascas. Pero es necesario que maticemos ambas afirmaciones. Quienes se han ocupado del dialecto suletino, y sus propios hablantes sobre todo, han distinguido el habla de la zona meridional y montañosa, conocida como Basabürü y cuyo núcleo principal es Atharratze/Tardets del de la zona septentrional y llana o Pettarra, donde se encuentra Maule, la capital de Zuberoa.

Sin embargo, esta distinción, que a juzgar por sus testimonios es clara y precisa, no se ha visto apoyada por datos suficientes que la justificaran y bien pudiera ser que las diferencias se reduzcan en última instancia al carácter más innovador del habla de Pettarra que contrasta con el más conservador del de la montaña, a ciertas variaciones en el sistema acentual y a algunas diferencias léxicas que tanto impresionan al hablante normal. Jean Larrasquet es el autor que mejor ha descrito este dialecto y he aquí algunas de las características que según él diferencian -o al menos diferenciaban en su época-el habla de ambas comarcas. Decía Larrasquet (1934: 44) que la asimilación de las vocales era regular en Pettarra, con soluciones como ükhen dükínìn 'ukan dukeanean', herrilát (< herrialat)'herrira', mientras que en Basabürü se trataba de una regla opcional, que sólo se manifestaba en pronunciación rápida y descuidada.

Por lo general, según Larrasquet (1939: 47), todo tipo de contracciones eran más frecuentes en Pettarra que en Basabürü; así frente a soluciones más conservadoras del tipo jun düzü 'joan duzu' de la zona montañosa había jun zü en Pettarra. La pérdida de la vibrante simple intervocálica (r) ha sido al parecer anterior en Pettarra donde, por otra parte, la vibrante múltiple (rr) se pronunciaba, según Larrasquet (1934: 43), con una única vibración en posición intervocálica (cf. xería 'txerria', horát 'horra'), mientras que en las hablas de la montaña podía tener hasta 3 ó 4 vibraciones. Respecto al acento observó también algunas variaciones (Larrasquet 1928-2: 61-62). Dentro de una frase en Basabürü todas las palabras de dos o más sílabas tenían, por lo general, un acento de intensidad. En Pettarra, por el contrario, se acentuaban sólo aquellas que se deseaba enfatizar, pudiendo ser éstas incluso de una única sílaba. La diferencia entre la vocal tónica y las átonas era, además, muy marcada en Basabürü, hasta el punto de que las átonas apenas eran perceptibles, mientras que en Pettarra la diferencia entre átonas y tónicas no era tan acusada. En cuanto al léxico diremos que además de los habituales cambios que se observan de unas zonas a otras e incluso entre localidades muy próximas entre sí, parece ser que en la zona meridional son más frecuentes los préstamos del español, consecuencia del mayor trato que sus habitantes han mantenido en tiempos pasados con los de los valles navarros del Roncal y Salazar principalmente (cf. Peillen 1986) (vide supra. "Antropología").

Pero es en la zona noroccidental de Zuberoa donde el grado de homogeneidad es sensiblemente inferior. El propio Bonaparte (1869, 'Observations', XXVIII) señaló que las localidades de Berrueta, Domintxine, Ithorrotze, Olhaibi y Lohitzün eran de habla bajo-navarra y que incluso Etxarri y Arüe participaban de muchos rasgos de esa variedad. Nada tiene de extraño este hecho, pues es la localidad bajo-navarra de Donapaleu/Saint-Palais el núcleo económico y comercial más próximo de los citados pueblos. En cuanto al supuesto aislamiento del suletino conviene aclarar que si bien hay ciertas reglas que en esta variedad se cumplen de una manera más regular y sistemática, ello no significa que dichas reglas sean desconocidas en la Baja Navarra e incluso en la zona oriental de Laburdi. Por otra parte, hay notables similitudes entre las hablas de los valles navarros del Roncal y Salazar y Zuberoa. La fijación de la frontera franco-española, menos neta en tiempos pasados, así como la separación administrativa de Zuberoa con respecto a Laburdi y la Baja Navarra y su posterior inclusión en la demarcación administrativa de Olorón ha influido, sin duda, en el progresivo alejamiento lingüístico y cultural de esta provincia.

La peculiaridad del suletino se debe a la combinación de dos hechos de signo contrario. Mientras que por un lado ha sido depósito de arcaismos, por el otro ha sido cuna de innovaciones. En definitiva, se trata de una variedad 'lateral', a la que no siempre han alcanzado las innovaciones provenientes de las zonas centrales de Euskal Herria, mientras que simultáneamente, y debido sobre todo a sus relaciones con el Béarn, ha sido desde la propia Zuberoa de donde han partido las innovaciones.

  • Arcaismos conservados en el suletino

1) Ha de mencionarse en primer lugar la presencia de seis vocales nasales que se manifiestan en contacto con una consonante nasal (m, n, ñ) y del fonema aspirado h, p. ej. en (arãnõ) 'arrano', bézãñ 'bezain', ãhãtze (ahantze)'ahantzi', etc. En contacto con h, sin embargo, no es sistemática la aparición de las vocales nasales, como puede observarse en áhal, bíhi, óhe, záhar; etc. lo que J.I. Hualde (1993: 294) interpreta como debido a la presencia de dos fonemas aspirados, uno oral y el otro nasal. El origen histórico de esta aspirada nasal sería una /n/ intervocálica, que se manifiesta en préstamos del latín como anate > /ahate/ >[ãhãte].

2) En la declinación singular de las palabras terminadas en -a el suletino presenta una vocal tónica, testigo de la antigua contracción -a + a > -á. En las variedades centrales (zona oriental de Gipuzkoa, navarro, labortano y bajo-navarro) no han quedado rastros de esta contracción, pronunciándose una a normal. En suletino tenemos ejemplos de lo que decimos en el absolutivo singular aitá, arrollá 'arroila', gaizá 'gauza', soká (que contrastan con el abs. indefinido áita, arrólla, gáiza, sóka), así como en los restantes casos de la declinación singular: arrollák, arrolláz, arrollá(r)en...

3) Parece que la aspiración se ha conservado mejor en el suletino que en el resto de las variedades vascas. Posee, además, oclusivas sordas aspiradas (ph, th, kh) y la aspiración aparece incluso tras consonante, como en áhin (< arhin)'arin', élhür 'elur' üñhürri'inurri', ürhe 'urre', etc.

4) Se han mantenido las oclusivas sordas tras n y l, como se observa en igánte igande', alte y sus derivados (elizálte, etxálte, sükálte), málta 'malda', (arráutze) gorrínko/xuínko, en el sufijo de procedencia -tár (cf. larraintár), en el sufijo -künte (cf. nahikünte), en préstamos como abéntü 'ahendu', altháe 'aldare', boónte (lat. frontem), boontháte 'borondate', zánkho 'zango'... en el morfema del participio (cf. ezktúntü 'ezkondu', zabáltü 'zabaldu'), del ablativo (cf. hanti 'handik'), del genitivo (cf. hanko 'hango'), del destinativo (cf. algarrentako 'elkarrendako'), etc.

5) Al igual que en otras variedades laterales, en suletino se ha conservado la variante -ti en el morfema del ablativo singular, que en las variedades centrales es -tik(an), así en gibeléti, hoteléti, xüti... De igual modo, ha mantenido la distinción entre los nombres propios y los comunes. En los primeros el morfema es -(r)ik (cf. Máuleik 'Mauletik', Oloúik 'Oloroetik') y -ti(k) en los segundos. La distinción entre nombres propios y comunes se repite también en el adlativo, donde tenemos -(r)a(t) en los propios (cf. Páisea 'Parisera', Barkoxea 'Barkoxera') y -ala(t) en los con-lunes (cf. bortilat (< bortialat) 'bortura', leihúla (< leihuala) 'leihora'), si bien esto último parece una innovación siguiendo el modelo del ablativo y del inesivo. En el motivativo tenemos igualmente -gati (común '-ga(i)tik').

6) La variante -te del morfema pluralizador verbal no ha alcanzado las variedades laterales. En suletino tenemos -e: díe dute, zíen 'zuten', dakíe 'dakite', dezén 'dezaten', déitadè 'didate', zéitadèn 'zidaten', náiè 'naute', háiè 'haute', gütíe 'gaituzte', nündién 'ninduten', etc. Incluso en la 2ª persona plural de los verbos izan y *edin tenemos -e, así en zidíe 'zarete', zinién 'zineten', zitíe 'zaitezte', zitjén 'zaitezten', zintjén 'zintezten'.

7) El auxiliar *iron del potencial transitivo no se ha perdido aún por completo (cf. égin nío, égin hío, égin lío), si bien también en suletino actual son mucho más frecuentes las formaciones perifrásticas del tipo egíten áhal düt/ ez düt egíten áhal.

  • Innovaciones del suletino

1) Es absolutamente regular el paso de u > ü, excepto cuando se halla en posición inmediatamente anterior a una sibilante (s), una vibrante simple (r) o una vibrante múltiple + oclusiva apical. Tenemos, por tanto, bústi, ikhúsi, itxúsi, phusatü, úste en el primer grupo axúi 'axuri', húa 'el/agua' (pero hürra 'avellana'), gúe 'gure' (pero gü, gük...), zui 'zuri' y zue 'zure' (pero zü, zük...), híu (< hirur), ixúi 'isuri', u(r)in 'grasa' (pero ürrin 'olor') en el segundo y lantxúrda, úrde, úrdin, úrthe, urthúki en el tercero.

2) Son también regulares las asimilaciones i-ü > ü-ü y u-ü > ü-ü. Ejemplos del primer caso son aingüü (< aingiru) 'aingeru', bühürri 'bihurri', gathülü 'katilu', hügü 'higuin', phaadüsü 'paradisu', üdüi 'irudi', ülhün 'ilun', üñhürri 'inurri', ütsü 'itsu', ützüli 'itzuli', zerbütxü 'zerbitzu', züntzüra 'zintzurra', formas verbales como gütü (< gitü) 'gaitu', zütü (< 'zitü' 'zaitu', nündützün 'ninduzun'... Ejemplos del segundo caso son büü 'buru', ingüü 'inguru', khüütxe 'gurutze', libüü 'liburu', üsü 'usu', etc., cuya primera vocal era u, y no ü, por estar ante vibrante o sibilante. Son menos frecuentes los casos de asimilación ü-i > ü-ü, que tenemos, sin embargo, en bürdüña 'burdina', egüüki 'iguriki', ürütx 'urritz', etc.

3) El cierre de o > u ante nasal es una tendencia común a todas las variedades vascas continentales, pero es en Zuberoa donde se cumple con mayor regularidad. Tenemos así ezkúntü 'ezkondu', gízun 'gizon', hun 'on' (y úntsa 'ondo/ongi'), uhun 'ohoin', úndar 'hondar', züñ (< zoin) 'zein', zumáit (< zonbait) 'zenbait', demostrativos del tipo hunek, hunen, huni, huntrako, huntaik (común 'honek'...), en préstamos como muntra (fr. 'montre'), presúna 'pertsona', tumáte 'tomate', uñhú (fr. 'oignon') etc., pero, a diferencia del resto de las variedades, en suletino no es indispensable que la vocal se halle ante nasal para que el proceso se cumpla, como puede verse en múlde 'molde' (y sus derivados muldátü, muldegáitz), mutz, 'motz', uhúe 'ohore' o en la serie completa de los pronombres interrogativos (nur, núiz, núeki, núla) y sus derivados (nurbáit, nurbéa).

4) Entre los diptongos es regular el paso au > ai, excepto ante vibrante y sibilante y tras *j-. Así, mientras que por un lado tenemos áizo 'auzo', bélhañ (< belhain) 'belaun', gái 'gau', gáiza 'gauza', iañ (< irain) 'iraun' 'laidátü' laudatu'', formas verbales como nái' nau', háigü 'haugu', hái 'hau', háit 'haut', etc., tenemos, por el otro, áurthen, ausártü, gáur (< gau haur), háu (< haur), háurra, háuts, háutse 'hautsi', intzáur jáun, jáuzi, khausítü, láu (y laurden), pháusa, usúki 'ausiki', etc. En algunos casos tenemos también el paso de eu > eü/ei, como en deüs, illi (< *eili) 'euli', leñ (< lein) 'leun', üskáa 'euskara', etc.

5) En la serie de las sibilantes, ya de por sí bastante rica en euskara, cuenta el suletino con la presencia de dos fricativas sonoras, la predorsoalveolar /z/ y la apicoalveolar /'z/, que se manifiestan principalmente en los préstamos (cf. arrazú, bedezí fr. 'médecin/bearn. 'medeci', presidént, prezío), en posición intervocálica (cf. déüsè, ez untsa, handiúsa, sósa) y en contacto con otro consonante sonoro (cf. ezné, gazná, ikhúsle, hás nádin, híz bat 'hitz bat', zabaleázle 'zabalerazle'). También existe una africada sonora /d'z/, que aparece en posición intervocálica en préstamos como e[d'z]énplü, e[d'z]amína, etc. La pronunciación de la antigua *j- inicial ha evolucionado también hacia una fricativa prepalatal sonora /?z/, una pronunciación bastante similar a la que tiene en francés aunque más palatal.

6) Como se ha señalado más arriba, en suletino, tras la pérdida de la vibrante simple intervocálica, ha desaparecido la oposición entre la vibrante simple y la vibrante múltiple que existe en el resto de las variedades del euskara.

7) Las 1ª y 3ª personas de las formas alocutivas familiares del pasado carecen de la terminación general -n; así en njá/niñá 'ni(n)an', ginjá/giniñá 'geni(n)an', zjá/ziñá 'zi(n)an', nündjá/nündüñá 'ni ndu(n)an', güntjá/güntüñá 'gintu(n)an', zütja/zütüñá 'zitu(n)an'...

8) Son característicos del suletino elementos de derivación románicos como el sufijo femenino -sa, presente en palabras como alhargüntsa, bulandjersa, egoiliarsa, eihe azántsa, errijéntsa, kozinérsa, labuaisa, ostarlersa, taharnaisa..., el sufijo diminutivo -(k)ót, que aparece en alhorxkót, apaidüxkót, haurrót, llabürrót, meharrót... y el prefijo arra- de arramáitz 'junio' arraphíztü, arraberrítü, arraséme/arralhába/arraháur 'nieto/-a'... Por último, la terminación -on ha evolucionado a -al parecer en ciertas hablas nasal- como en bearnés; cf. arrathú, arrazú,fanfarrú, kantú, marrú, lehú, melú, miliú...

Presentamos seguidamente algunos otros rasgos que rebasan, por lo general, las fronteras de Zuberoa y se extienden a comarcas de la Baja Navarra y a los valles navarros del Roncal y Salazar.

1) En contacto de ü + a, e, o, es regular el paso de ü > i, que se observa en todas aquellas palabras acabadas en (cf. büia 'burua' eskía 'eskua') así como en otros casos de hiato, como en díe (< düe) 'dute', zin(< zian) 'zuen'. Se exceptuan las palabras monosílabas, como blü 'azul', 'fuego' y thü 'saliva' que hacen blüya, etc.

2) El morfema del dativo plural es -ér en suletino; cf. emaztér; gizonér; handiér; haurrér, mithilér.

3) En el caso sociativo, junto al oriental -ki (cf. batéki gizonáiki, haurráiki) se utiliza también -kíla(n) (cf. enekíla). Si bien no es frecuente, tampoco resulta desconocido el común -kin.

4) Coincide también con las hablas orientales en el empleo del objeto directo en genitivo (cf. eskoláen hásteko) a diferencia de las hablas occidentales y centrales en las que se usa el absolutivo (cf.eskola hasteko).

5) Es opcional la concordancia de las formas verbales con el dativo, característica que comparte también con las hablas orientales; cf. ník óso entzüna düt zaharrér.

6) En el destinativo -entáko es el morfema habitual en suletino (cf. algarrentako, beáentàko, hunentako), si bien no ha desaparecido completamente el uso del genitivo con este valor. Para el prolativo tenemos asimismo -táko (cf. jüjetáko hártzen díe), frente al morfema -tzat de las hablas occidentales y centrales.

7) Como en el resto de las variedades orientales, el suletino posee un sistema completo de alocutivos respetuosos o 'zuketa', como puede verse, por ejemplo, en las formas del presente de indicativo del verbo izan: bízi nüzü, 'bizi naiz', bízi düzü 'da', bízi gütüzü 'gara', bízi tüzü 'dira'.

8) Al igual que en bajo-navarro y en ciertas hablas labortanas también en suletino se mantiene viva la distinción entre el auxiliar intransitivo izan y el transitivo ükhen; cf. hártu nahi ükhen zía taxi bat.

9) Al igual asimismo que el resto de las variedades orientales, el suletino posee el sufijo interrogativo -a, unido generalmente a formas verbales (cf. yíten híza?, ekhárten dúta?, égin düka?), aunque ocasionalmente puede agregarse también a otras partículas (cf. nika?; eza ?).

10) Quisiera mencionar, por último, algunas palabras consideradas como típicamente suletinas, si bien muchas de ellas son usadas en comarcas próximas a Zuberoa: amiñí (bat) '(un) poco', baranthálla 'febrero', bedátse 'primavera', belhagíle 'hechicero', borónte 'frente', ékhi 'sol', ekhürü 'quieto, tranquilo' (y ekhuragáitz 'inquieto'), éli 'par/grupo', godaléta 'vaso', habóro 'más' (y derivados como haborókin 'excedente'), neskanégün 'sábado', óhilt 'expulsar', óski 'zapato', prefósta 'por supuesto', ürhent 'terminar'.

Al referirse al dialecto suletino no puede pasarse por alto su peculiar acento. Es un acento claramente perceptible, que normalmente va en la penúltima sílaba; así en ádar; adixkíde, bázter, eémü 'eremu', erréka, etc. Hay, sin embargo, determinadas palabras que llevan el acento en la última sílaba. Estas palabras responden, por lo general, a las siguientes características:

a) Préstamos tomados de otras lenguas, como animál, aphéz, ganibét, miráll, ostalér; papér, plazé(r), trikót, trinkét...En otros préstamos, no obstante, el acento se ha acomodado al patrón normal del suletino, así en apostólü, orgáno, solido y, al parecer, en los derivados de -zío (cf. ofizío, prezío, sakrifizío).

b) Palabras acabadas en vocal nasal; cf. ardó (< *ardano), orgá (< *organa) y los provenientes de la terminación latina -one(m), como arrathú 'arratoi', arrazú 'arrazoi', lehú 'ehoi'.

c) Palabras terminadas en diptongo. Se trata de diptongos secundarios surgidos como consecuencia de la caída de alguna consonante, generalmente /r/ intervocálica; cf. ag[éj] 'ageri', ah[áj] 'ahari', ax[új] 'axuri'. Palabras con acento oxítono como et.sái, nasái, sabái podrían ser en origen diptongos secundarios.

d) Palabras en las que se ha producido la asimilación del determinante, proceso que se cumple con absoluta regularidad al menos en las hablas de Pettarra: ardík (< ardiak), gaxtúk (< gaixtuak)'gaistoak', bortín (< bortian) 'bortuan', xokhún (< xokhuan) 'txokoan', etc.

e) Palabras que han sufrido algún otro tipo de contracción. Entrarían en este apartado las formas verbales del pasado (cf. ginén, zinén, zinién, pero níntzan, híntzan), de relativo (cf. gién, dién, pero gía, día), los temas terminados en -a cuando se les agrega el determinante a (cf. los aitá, arrollá citados arriba).

f) Palabras compuestas cuyo segundo componente es un monosílabo: abelzáñ, alhor-lán, erháuts, ollár, etc. Hemos de señalar que si bien en las palabras compuestas cada uno de los componentes conserva su propio acento, el principal tiende a ir en el segundo de ellos.

g) Palabras derivadas en las que determinados sufijos atraen sobre sí el acento. Dichos sufijos son -(t)ár (cf. barkoxtár xibeutár), -tiár/- liár (cf. bazkaltiár, egoiliár), -ñí (cf. amiñí, gütiñí, ttipiñí), -xkót (cf. alorxkót), -(k)ór (cf. erorkór; hauskór) y -ús (cf. amu(r)ús, lanje(r)ús). En suletino el acento sirve, además, para distinguir el singular del plural de los nombres. En la declinación singular se mantiene en la penúltima sílaba (cf. abs. mithíla, dat. genit. mithiláen), mientras que en el plural pasa a la última sílaba (cf. dat. mithilér; genit. mithilén), excepto en el absolutivo (cf. mithílak).

KOZ

El decenio 1983-1993 ha sido, al decir de Bidart (1994), un período de grandes realizaciones en los dominios de la educación, la economía y lo socio-cultural. A título simbólico cita la apertura (1988) del Liceo de Enseñanza General y Tecnológica de Zuberoa en Chéraute, una de las prioridades del Ministerio del Interior y de la Descentralización para el País Vasco de Francia. Su financiación corre a cargo del Estado, de la región aquitana y del Sindicato intercantonal. Prepara a más de 400 alumnos (con un internado de 270 plazas) para bachiller C-D-E, bachiller técnico (F2 electrónica y F10 informática), B.T.S. micro-técnica y formación continua. El objetivo es hallar salidas a técnicos superiores para sectores de actividad como la máquina herramienta, la óptica, la telemática, la electrónica, la aeronáutica, la industria automóvil, etc. Para ello dispone de salas debidamente preparadas y los equipos pedagógicos necesarios. Organismos tales Como el GRETA Béarn-Soule, la ADEPFO (Association de Développement des Pyrénées par la Formation) y la Cámara de Comercio e Industria de Bayona colaboran en estas labores formativas. Primero el PATO (Permanence Accueil Information Orientation, creado en 1984) y luego la Misión Local Rural de Zuberoa inciden en estas tareas. También el Groupement des Industriels de Soule organiza sesiones informativas para empresarios y lanza operaciones de mejora de la calidad.

  • Red escolar

Pero, en lo tocante a la enseñanza general, el éxodo y la baja natalidad han acarreado el cierre de un número considerable de centros escolares; más de la mitad de las 16 comunas del cantón de Tardets no dispone ya del ciclo primario. La red de Zuberoa abarca las enseñanzas de preescolar, primaria, secundaria y profesional. No hay posibilidad de efectuar el paso de la secundaria a la terminal dentro del territorio suletino. Atendiendo a su carácter las unidades son las siguientes:

  • Enseñanza pública

Preescolar: Chéraute (1), Mauléon (2). Primaria: Todas las comunas menos: Alçay-Alçabéhéty-Sunharrette, Alos-Sibas-Abense, Camou-Cihigue, Domezain-Berraute, Etchebar, Gestas, Lacarry-Arhan-Charrittede-Haut, Lichans-Sunhar y Ossas-Suhare. Secundaria: Tres centros que escolarizan a cerca de 1.500 alumnos: Liceo de Enseñanza General y Tecnológica de Chéraute, Colegio "Argia" de Mauléon y Colegio de Enseñanza General de Tardets.

  • Enseñanza privada

Preescolar: Guardería "Haurra" de Mauléon. Primaria: Escuela de San Luis Gonzaga de Alçay-Alçabéhéty-Sunharrette, Escuela de Saint-Sauveur de Alos-Sibas-Abense y Escuela Juana de Arco de Mauléon. Secundaria: Centro en Menditte y Liceo San Francisco de Mauléon.

Curso escolar 1991-1992 en Zuberoa
Total: 1.445 alumnos escolarizados en 1º y 2º ciclo. Por lo generalprosiguen sus estudios en el Liceo de Olorón (Tardets-Olorón) a 25 kms.
Segundo ciclo
CES "Argia" de Mauleón275
Liceo Saint-François415
Liceo de Enseñanza profesional Champo185
Liceo de Chéraute395
Liceo Agrícola Rural privado de Zuberoa100

  • Enseñanza del euskera

La implantación de las ikastolas es escasa; en 1992 sólo había en Mauléon y Tardets. Clases nocturnas (Gau Eskola) en Mauléon. El euskera es una enseñanza optativa en algunas escuelas públicas.

  • Enseñanza Profesional

Además del citado Liceo de Chéraute hay que citar los: Liceo de Enseñanza Profesional Agrícola de Berrogain-Laruns (cría de ganado, preparación de carreras médico-sociales), Liceo Agrícola y Rural y Liceo de Enseñanza Profesional (comercio y gestión) de Mauléon, y la Escuela Agrícola de Menditte. El A.F.M.R. (Association pour la Formation en Milieu Rural) de Etcharry reserva su tarea a la formación técnica de adultos. Hay escuelas de música en Mauléon y Tardets-Sorholus y varias corales, amén de clases de txülüla y tambor en Menditte, a cargo de "Aintzindariak". Clases de Artes plásticas y gráficas en Artejo Atelier "Uztaro" de Menditte, de danza clásica en "Contre Temps" de Mauléon, de canto coral en "Khanta Xiberua" de Tardets, etc.

  • Prensa

"La Republique des Pyrénées", "L'Eclair des Pyrénées" y el "Sud-Ouest", en su edición Pays Basque o Béarn-Soule, son los periódicos de mayor difusión. A éstos hay que añadir el semanal "Sud-Ouest dimanche". El bimensual (4.000 ejemplares) "Le Miroir de la Soule" de Mauléon, cercano al R.P.R., fue creado por M. Elissabide en 1956. Hay un semanario local, "Herriz-Herri" y un mensual "Abil". El centro cultural "Uhaitza", junto con el Office du Tourisme (Tardets) y la Mission Locale Rurale (Mauléon) publican el pormenorizado cuadernillo de actividades culturales, deportivas y de recreo "Kulturaldia".

  • Emisoras

Hay tres emisoras: "Radio Mendililia" y "Xiberoko Botza", esta última emitiendo desde 1982 en su mayor parte en euskera, en Mauléon, y una radio local en Barcus. Radio France Soule se halla en el 103.1 / 90,8.

Es proverbial la agilidad de los suletinos en la práctica de los deportes, entre los cuales descuella, como no podía ser menos, la pelota, y, más recientemente, el rugby.

La tradición pelotazale en Zuberoa es grande; basta recordar los grandes partidos celebrados en Mauléon, con la participación de Chiquito de Cambo en 1897 en el frontón de la Alameda, o la de los hermanos Dongaitz en la inauguración del Glaria, en 1910. Sin olvidar que el campeón profesional de Euskadi (1996), Pierre Etxalus, vicecampeón del mundo en Cuba (1990), medalla de plata en la Olimpíada de Barcelona (1992), es de Mauléon. La pelota vasca se practica en toda Zuberoa centrándose las grandes competiciones en Mauléon y Tardets, en las cuales existen dos y una escuelas de este deporte. Destacan dos clubs:

a) El "Sport Athlétique Mauleonnais" (fundado en 1905) en el que se practican la pelota a mano, gran chistera, cesta punta, pala y paleta, y del que han salido grandes campeones de Francia de rebote, joko garbi, gran chistera y mano (en trinquete o plaza).

b) El "Atharraztarrak" de Tardets (1954), especializado en joko garbi y rebote, con grandes campeones de Francia en 1963, 1975, etc. Un consejero técnico departamental de pelota a mano visita las escuelas de Zuberoa para animar al alumnado en la práctica de este deporte.

La exploración de las cuevas y simas de Zuberoa se remonta a la primera mitad del siglo XIX ("Ikherzaleak", 1988). La zona de los Arbailles, Sainte-Engrâce y Larrau hacia la sima de San Martín fue prospeccionada por uno de los pioneros de la espeleología, E. Alfred Martel entre 1892-1910. Concretamente las gargantas de Olhadubi-Holtzarte las recorrió en 1909. El macizo fue siendo examinado por un grupo mauleonés guiado por Pierre Inchauspe de Aussurucq en 1901; lo compusieron Bourgeade, Larre, Dufau, Weisse, el Dr. Casamajor y el subprefecto Second. La moda montañera de los 20-30 popularizó estas prospecciones guiadas por buenos conocedores locales como Baratchegaray de Camou o Etchebarne de Cihigue. En la búsqueda de referentes prehistóricos destacó P. Boucher con importantes frutos (vide infra, "Historia. Prehistoria"), especialmente tras la II Guerra Mundial. En 1950 los espeleólogos Lépineux y Occhialini descubrieron la sima de San Martín, uno de los complejos subterráneos más importantes del mundo, dotado de cuatro entradas, la primitiva, en término de Isaba (Navarra), y tres más, en territorio suletino, descubiertas con posterioridad a la primitiva: Basaburukolezentzat, Moureau y Beffroi. Desde entonces este célebre complejo ha sido objeto de múltiples exploraciones, algunas de ellas saldadas con la muerte de los espeleólogos. Ver Espeleologia. Zuberoa-Isaba se han constituido, debido al número e importancia de sus cavidades, en uno de los referentes mundiales de la espeleología con una cohorte obligada de clubs y comisiones, entre las cuales la de socorro, como la dirigida por el benemérito zuberotar Rubén Gómez. Las gargantas de Kakueta, Holtzarte y Camou-Cihigue ejercen, por su belleza, un atractivo singular sobre montañeros y expedicionarios. También la bioespeleología presenta, desde mediados del siglo XIX, un especial interés en Zuberoa debido a la gran diversidad de especies presentes en la misma.

La asociación "Découverte du Milieu Montagnard et Rural en Pays Basque", cuya sede se halla en Sainte-Engrâce (Alta Zuberoa), fue creada en 1979 por iniciativa del agricultor y titular del diploma de acompañante en montaña Didier Constance. Funciona durante todo el año ofreciendo recorridos a pie en el valle de Zuberoa, el Parque Nacional, en la Alta Zuberoa o en Barétous. En invierno programa estancias para practicar raqueta y esquí de fondo. La estación de Iraty posee 40 kms de pistas debidamente trazadas y balizadas. Durante julio y agosto acoge en el caserío a niños y adolescentes de 11 a 17 años; éstos últimos tienen ocasión de visitar las explotaciones locales, iniciarse en la cocina local y la espeleología, el piragüismo, etc. La capacidad de recepción se incrementa con un albergue y el camping. Asociaciones de otros territorios, como "Sentiers en Montagne Basque" de Mendive y "Auñamendi" de Bidarray organizan asimismo recorridos en Zuberoa. El esquí de fondo puede practicarse en la selva de Irati a partir de los 1.350 mts. Existen dos pistas de diversos niveles: "Ikasgia", pista verde de 1,5 kms, para iniciarse; "Urthuxarre", pista negra, de 22 kms. Ambas están debidamente cuidadas en función de las caídas de nieve y señalizadas según distancias y dificultades técnicas. El paseo en raquetas sigue itinerarios balizados distintos pero también a través de la selva.

Destaca por encima de todo el Polideportivo de Mauléon con terrenos de fútbol, rugby, tenis, baloncesto, petanca, piscina, pabellón multiuso cubierto (frontón "Ororena"). Hay recintos cubiertos en Gotein, Garindein, Tardets, Charritte, Barcus, etc., trinquetes en Mauléon y Menditte y frontones esparcidos por todo el territorio.

Al margen de las competiciones oficiales, en Zuberoa se organizan numerosos torneos: de pelota vasca disputados por cientos de equipos (más de 100 en cada torneo, incluidos femeninos), de fútbol, etc. De la cantera suletina de rugby procede el joven Philippe Etxegaray, de Ordiarp, pilar de los juniors de Mauléon, de la selección bearnesa y del equipo de Francia FIRA. El equipo de Mauléon se halla entre los 40 grandes del rugby francés: Citemos las competiciones más conocidas:

a) Durante dos meses en Mauléon, el torneo de balonmano de los A.E.L. de Mauléon, con una veintena de equipos y más de 200 participantes.

b) "6 heures d' endurance tout terrain", a finales de junio. Verificación técnica de vehículos, prueba válida para el Campeonato de Francia, en Mauléon y Ordiarp. Prueba libre y cronometrada del circuito de Lambarre. Diversas marchas de tres horas.

c) "Grande Semaine des sport basques" en agosto (Mauléon).

d) Rallye de cimas para vehículos todoterreno en Licq-Athérey, Mauléon y Tardets. Su primera edición fue en 1951, obra del alcalde de Licq Sauveur Bouchet. Especial para los amantes de las emociones fuertes sobre todo en las curvas de Organbidezka, cerca de Larrau.

e) Concursos de petanca, cicloturismo, gimnasia, marcha, montañismo, caza, pesca, etc.

f) Montaña y río. La naturaleza es muy favorable al deporte de montaña. "Pirena" es una travesía en trineos tirados por perros que, saliendo de la sierra de Abodi en Irati, llega hasta Andorra en 14 etapas. En esta competición que se inició en 1990 toman parte equipos de todo el mundo (Argentina, Finlandia, Holanda, Noruega, Chequia, etc.) destacando el campeón finlandés Reijo Jääskeläinen y el estellés Eneko Izaguirre. La gave de Mauléon (río Saison) permite la práctica del kayak a la que acuden cada vez más competidores. La gave de Larrau fue promocionada por el campeón de Europa, Zubiri, y un campeón del mundo, el austriaco Kirchbaum. Todos los años se desarrollan numerosas competiciones de descenso y slalom entre Logibar, al pie de la subida a Larrau y la central hidroeléctrica, y la confluencia de las aguas de Larrau y Sainte-Engrâce.

Destacan las de Mauléon ("Sport Athlétique Mauléonnais", decana de Zuberoa), Charritte-de-Bas, Chéraute, Gotein-Libarrenx, Menditte y Tardets-Sorholus ("Atharraztarrak"). Hay asociaciones dedicadas al rugby en Menditte y Barcus, al fútbol, gimnasia, kárate, ciclismo, tenis, rugby, judo y esquí en Mauléon, al baloncesto en Gotein, al judo, al balonmano en Tardets y a la pelota en los clubs citados y en los más recientes "Avenir" de Barcus, "Zibero" de Tardets y otros en Chéraute y Charritte-de-Bas.

DeporteEntidadLocalidad
AeronáuticaAir PassionGarindein
Artes marcialesK'ien-liMoncayolle
BaloncestoGaztiakGotein-Libarrenx
BalonmanoZibero S.TardetsTardets
CiclismoSAM CyclismeMauléon
EquitaciónCheval à la FermeChéraute
EspeleologíaBasaburuko LezentzatLaguinge
EsquíSky Club SouletinMauléon
FutbolSAM FootballMauléon
GimnasiaA.E.L. GymnastiqueMauléon
JudoA.E.L. MauléonMauléon
Leialki J.C.Licq-Atherey
KárateK.C. de MauléonMauléon
MarchaBortukariakMenditte
Marcha, espeleologíaDecouverte M.M.Sainte-Engrâce
NataciónNatation M.Mauléon
Natación y EsquíAmicale LaïqueTardets
PelotaAtharraztarrakTardets
EskiulattarrakEsquiule
SAM PeloteMauléon
MehaltzuPagolle
PetancaPetanque MMauléon
RugbySM Mauléon R.Mauléon
Avenir de B.Barcus
Union Sportif MenditteMenditte
TenisTenis Club SuletinMauléon
Tenis y PelotaAlgarrekinCharritte-de-Bas

Se hallan en vías de extinción aunque no por ello merezcan caer en el olvido. El equipo "Ikherzaleak" en su meritorio trabajo (1988) recoge los siguientes: a) Bota luzia. Modalidad de pelota a mano sin frontón practicado por los pastores en plena montaña, botando en una piedra aplanada, o en una plaza al borde del camino o carretera, botando sobre el mismo tipo de piedra colocada sobre una silla. Los campeonatos solían celebrarse en otoño, patrocinados por algún "indiano" rico, en la Alta Zuberoa. b) Lanzamiento de barra. Consiste en lanzar una pesada barra perforada lo más lejos posible mediante tres variedades: "a pecho", "zankarte" y "zanka gibel". c) Salto. En doble modalidad: dos pasos y un salto, "bi urhats eta jautsi", y triple salto a pies juntos. d) Carrera en monte. Consistente en atrapar una bandera colocada en flanco de montaña. e) Tereilka. Se practica el domingo anterior a Ramos (igante xuri) entre dos localidades o dos barrios. Consiste en tiro de fusil a un blanco fijo en tierra (seis mangas de seis tiros). Los perdedores pagan la comida, generalmente un cabrito asado. Otro juego tradicional, practicado por los pastores suletinos y caído en desuso en el primer tercio del siglo XX, fue la urdanka (veáse Urdanka). Por lo demás, los suletinos suelen participar en diversos festejos de fuerza como el Festival de Force Basque de Saint-Palais de la Baja Navarra en el que se compite en orga ioko (levantamiento de carros), zakulari (acarreo de sacos), lasto altsari (levantamiento de paja), aizkolari (corte de troncos) y segalari (corte de hierba).

La caza en Zuberoa se polariza en la tradicional de la paloma. La apertura de la veda en octubre paraliza en gran medida el territorio dada la gran afición, sólo parangonable a la de los vascos de las otras provincias limítrofes. Las palomeras con redes se sitúan en los collados de Napal y de Gatagorena (Ordiarp) y en el collado de Oskix (Musculdy). Otras especies que los cazadores consideran patrimoniales son el jabalí, la becada, la tórtola, el corzo y la liebre. Los zorros son también objeto de batidas anuales tras la clausura de la temporada de caza. Los cazadores están agrupados en asociaciones comunales de caza. En la zona de montaña ésta es administrada por la Comisión Sindical de Zuberoa. En cuanto a la pesca, puede decirse que el Saison es uno de los ríos más ricos del Pirineo. Tras pasar Charritte-de-Bas, existe una presa hidráulica donde se ha acondicionado una escala para el desove de salmones río arriba del Saison. Aguas abajo de Charritte esta pesca es excepcional. La trucha se prodiga de Charritte a Mauléon, y de esta villa a Tardets.

AAA

  • Prehistoria

Zuberoa fue habitada desde la Prehistoria. Si bien son menos conocidos, los lugares de Zuberoa son, sin embargo, espléndidos. Se han descubierto una cincuentena de lugares de hábitat, una quincena de campos protohistóricos, algunos objetos de caza (Paleolítico medio) y numerosas grutas montañesas que conservan sus pinturas rupestres. Las grutas adornadas paleolíticas de Etxeberri (Camou-Cihigue), Sasiziloaga y Sinhikole (Suhare) y dos yacimientos (Haregi en Aussurucq y Gatzarria en Suhare) dan prueba de esta antigua sedentarización. De estas cinco cavidades, con rastros humanos, sólo las dos últimas presentan yacimientos que contienen restos de hábitat, mientras que las otras se encuentran únicamente decoradas: caballos y bisontes en Etxeberri y caballo brichrome en Sinhikole. En Sasiziloaga se extrajeron también varios vestigios líticos, entre ellos tres cuchillas.

Durante el Paleolítico superior (> 35.000 a. de C.), el perfeccionamiento de herramientas y condiciones de vida conllevan un desarrollo de la actividad gráfica y un aumento de las interacciones culturales visibles en el arte parietal y mobiliario. Las grutas del Arbailles no escapan a esta dinámica. Así, algunas prácticas o acuerdos gráficos son reconocidos en el Golfo de Gascogne, como los caballos polícromos, caballos cuyo trasero es desproporcionado, e incluso figuras grabadas o modeladas en arcilla.

Varias plazas fuertes protohistóricas, Gaztelu Zahar, jalonan también el territorio, como en Harribeltza (Alçay). Se trata de murallas protegidas por palenques, de los cuales solo subsiste el trazado de las zanjas. Ello permitía el control militar de las vías de comunicación entre los valles. Existe tres tipos: murallas o parapetos de tierra (Ullumendi Gaztelüzaharre en Ordiarp, Gaztelaia en Chéraute, Txoikantegia en Idaux-Mendy), murallas o parapetos de piedra (Maidekoralea en Alçay) y murallas con gradas (Montarey en Etchebar, Gaztelü-harria en Sauguis, Gaztelü-gaina en Sainte-Engrâce). Este último tipo (cavados en la cuesta que muestra así las empalizadas) parece propio del País Vasco. El número de líneas de defensa puede variar de 1 a 7. Estos Gaztelu zahar sólo tenían una función militar ocasional, pero no servían como vivienda permanente. Se establecieron algunos castillos sobre Gaztelu Zahar, como el de Mauléon. Sobre el Gaztelu Zahar de Maidekoralea en Alçay, se encontraron rastros de fuego, cascos de alfarerías, un fragmento de fíbula o una balanza de telar, lo que prueba que había en este lugar si no un pueblo, al menos un campamento duradero.

  • Antigüedad

Los vascos aparecen en la historia durante la Antigüedad bajo los nombres de aquitanos y vascones principalmente. Los vestigios de este tiempo son escasos en Zuberoa. En el 52 a. C., Zuberoa se salva, relativamente, de la invasión realizada por Julio César sobre toda la Galia. Las grandes vías romanas que se dirigen España pasan por Bayona, de modo que la pequeña provincia montañesa queda al margen de este proceso de romanización. El tesoro de Barcus, descubierto en 1879 en la casa Ezpelia, es, sin duda, el más importante vestigio de la romanización en Zuberoa: un pote contenía 1750 monedas celtiberianas (400/100 a. C.) de plata. Muchas de estas monedas fueron reutilizadas en la fabricación de makilas y, más concretamente, para adornar la parte superior de la manga, con el objetivo de dar suerte al bienaventurado propietario.

  • Edad Media

La época medieval es terreno de numerosas confrontaciones (hundimiento del Imperio Romano en 476 e invasiones bárbaras, combates contra los Francos de Clovis, incursiones sanguinarias de los Vikingos). En esta época, los señores locales se apoderan del poder. Un régimen feudal se instala en Zuberoa, al mismo tiempo que lo hacen las primeras fortalezas. Desde las alturas, los señores de la guerra organizan la defensa de su territorio e imponen sus leyes a aquéllos que protegen. Zuberoa, que se convierte en vizcondado, es entonces gobernada por un señor brutal y sin piedad, con un apropiado apodo: el Mal León (Lion Redoutable). Su nombre se volverá, según la leyenda, el de su capital y su fortaleza: Mau-Léon. Su blasón: un león salvaje con las garras desplegadas.

Se erige un campamento castrense sobre un Gaztelu-Zahar, dominado por una torre de madera y flanqueado por una basse-cour. El Castillo-Viejo se convierte en fortaleza en el siglo XIII e impone la autoridad militar del vizconde, rey de Inglaterra, y su capitán-castellano. Protegía en primer lugar la bastida y el mercado que se desarrollaba alrededor de sus murallas, pero igualmente el valle de Saison. Situado en el centro de numerosos conflictos entre Zuberoa y la Corona de Inglaterra, fue destruido en el siglo XVII bajo la orden de Luis XIII, y será parcialmente reconstruido y consolidado por Vauban, para luego ser abandonado antes de servir de prisión durante la Revolución.

El antiguo puente levadizo, al norte, permite el acceso al castillo. Para ello es necesario cruzar un puente de tres arcos que domina la basse-cour.

Arte - Zuberoa
Las imponentes y gruesas murallas son atravesadas por numerosas aspilleras y vanos para cañones. Un camino de ronda salpicado de cañones del siglo XVII corona las murallas. Se nivelaron parcialmente las cuatro torres circulares. Desde el patio, una escalera permite acceder a los antiguos calabozos. En la planta baja de la torre sureste, una pequeña sala abovedada, de piedra labrada, permitía vigilar la parte meridional.

No lejos, en Aussurucq, los vestigios del castillo de Ruthie, dependencia de la Encomienda de Ordiarp, dan prueba de estos tiempos turbulentos.

Arte - Zuberoa
Las dos torres circulares son los únicos vestigios del castillo medieval. En la cumbre, las hileras de ménsulas evocan la presencia de antiguos matacanes, mientras que las aspilleras vigilan el acceso al pórtico de la fachada este. Desprovisto de decorado, el pórtico es coronado por una antigua almena. En el ala sur del patio, las dependencias datan del siglo XVIII, tal y como lo muestra la inscripción del dintel, en el cual figura la fecha de 1787.

  • Época Moderna

El período moderno se caracteriza por dos grandes tipos de construcciones: las casas nobles y el hábitat rural. De estos tiempos de agitación (invasiones españoles y guerras de religión), subsisten pocos vestigios. La función defensiva de las casas se olvida, en favor de una construcción ostentativa cuyo rol es el de indicador social.

Una de las más importantes residencias es la de Maytie en Mauléon. El castillo fue construido al final del siglo XVI por un notable de la ciudad, Pierre de Maytie. De planta poligonal, la construcción está flanqueada por tres torres de ángulo cuadrado muy destacadas. La fachada renacentista está perforada por bastidores. Destacan además los mascarones y el friso decorativo que recorre la fachada. En la planta baja, las ventanas se coronan con frontones triangulares. La puerta de entrada, voluntariamente excéntrica, aparece encuadrada por pequeñas columnas corintias cubiertas por un cartucho con armas martilladas y por un balcón en hierro forjado. Las máscaras gesticulantes constituyen el decorado más característico del castillo. La estructura, construida por carpinteros de la marina, es una verdadera obra de arte.

El Castillo de Elizabea en Trois-Villes, más clásico, fue construido alrededor de 1660 para el Conde de Tréville, capitán de los Mosqueteros, sobre los planos de Mansart. La residencia se erige sobre dos pisos perforados de ajimezes. Los dos saledizos dan a un jardín a la francesa.

Más modestas son las casas rurales. Hasta el siglo XX, la casa ocupa un sitio preponderante en la sociedad vasca. Además de ser una vivienda, constituye también el marco económico y social en el que se sitúa el individuo. La casa da su nombre a la familia. Las antiguas casas rurales no datan mas allá de los siglos XVII-XVIII. Se trata de edificios rectangulares que amparan bajo un mismo techo a los hombres, animales, herramientas y cosechas. Las casas presentan una fachada orientada hacia el este, dando la espalda a los rigores meteorológicos. Las fachadas de entramado se encuentran a veces abiertas con un lorio (gran porche resguardado). La casa vasca se organiza alrededor del eskaratz, vasta habitación central, lugar de circulación, de trabajo y almacenamiento.

La casa de Zuberoa se desmarca claramente de las construcciones de las dos provincias occidentales: montañesa como su vecina bearnesa, se presenta, a veces, formada por dos edificios en ángulo recto, cubiertos de pizarras que sustituyen los techos de teja de Lapurdi y Baja Navarra. Muy inclinada, la parte inferior del techo, el coyau, aparece ligeramente levantada para proteger las paredes de las aguas de lluvia. Las casas de las ciudades, como Tardets o Mauléon, son coronadas de largos techos inclinados en pizarra.

Como en Béarn, las granjas se organizan en varios edificios formando una construcción rectangular: el cuerpo del edificio que cuenta generalmente con dos pisos y los edificios agrícolas (piso, granero, pocilga) que se sitúan en perpendicular a la vivienda. En este última, una puerta rectangular permite la entrada al eskartz (vestíbulo en Zuberoa). La puerta de arco carpanel se encuentra en la entrada del granero. La construcción es de madera y piedra, generalmente de cantos rodados de torrente o carreras. A menudo, las piedras están dispuestas en espigas, invirtiéndose la dirección en cada nueva línea. Se dejaban las paredes del granero visibles, mientras que en la vivienda se cubrían de cal. En la vivienda, se abren dos a tres tragaluces en el techo que da a la fachada, para permitir el alumbrado y la ventilación de los desvanes. Se consideran como una señal de bienestar. En cambio, las ventanas inferiores, de madera o de piedra, son limitadas para protegerse de las inclemencias del tiempo y evitar el impuesto sobre las puertas y ventanas en vigor hasta el siglo XIX. Las granjas más acomodadas muestran, a veces, ventanas con encrucijada de piedra.

Sobre la pared lateral expuesta al sol, se sitúan galerías de madera cubiertas que ofrecen un lugar de secado o sirven de almena cuando se encuadran a las dos extremidades de las torretas de madera. Molduras, círculos, llaves, encajes y guirnaldas de lóbulos las decoran. El decorado pintado de las barandillas adopta colores neutros y más discretos que en Lapurdi o Baja Navarra: gris-azul, verde, marrón o rojo. Algunas granjas también se proveen de cornisas de madera decoradas de festones o dentículos. Una cornisa o perfilados salmeres, un dintel o una lápida tallada pueden enriquecer la entrada de la vivienda o el eskartz. En el interior, la cocina es la pieza principal. En ella se encuentran el fregadero en piedra característico del etxe, y también el züzülü, mueble tradicional, cerca de la chimenea.

  • Prehistoria

En Zuberoa, los numerosos dólmenes ilustran la densidad del asentamiento durante la Prehistoria. Algunos datan de fines del Neolítico (4.500 a. C.) (Ithé en Aussurucq). Estos grupos megalíticos son más bien aislados, y se encuentran sobre terrenos planos y dominantes. Los pequeños están en los valles (Gasteenia en Mendive) o a media montaña, a veces sobre una cuesta. Se orientan generalmente hacia el este (y la resurrección del sol), inclinados sobre un cerro. El mobiliario y las ofrendas son muy pobres : algunas cerámicas, botones en hueso, pequeños raspadores en sílex, raros objetos en cobre o bronce. Posteriormente, la cremación se generaliza durante la Edad de Hierro y el dolmen se convierte en una tumba sin cuerpo. Una de las grandes características de la Prehistoria vasca reside en los círculos de piedras de pequeño diámetro, llamados harrespils o baratz, especie de pequeños crómlechs. El baratz corresponde a una necrópolis (conjunto de tumbas), pudiendo reunir de 5 a 20 individuos. El tamaño de las piedras no es imponente (losas verticales, o tapias en piedra, caliza o cuarcita). La disposición forma una especie de muralla, un círculo ritual a veces groseramente trazado. En el centro, un receptáculo (a veces un cofre rectangular en piedra) contiene cenizas, muy raramente osamentas. En el vallejo de Erraize en Sainte Engrâce, se encontró una sepultura colectiva de fines de la Prehistoria. Estaban enterrados en ella 23 ó 24 individuos. Estas personas vivieron durante la Edad del Bronce medio, es decir entre 3.700 y 3.100 a. C. Un hábitat transitorio situado no lejos de la gruta debía acoger a este grupo de ganaderos. Numerosos tumuli cubren las sepulturas: Ibarletta y Ibarnaba en Alçay, Ahiga y Mugareta en Lohitzun-Oyhercq, con dimensiones a veces superiores a 20 m. de diámetro. En el interior se hallan círculos de piedras y, a veces, una fosa central. La tumba puede alcanzar dimensiones muy variables: de un simple depósito de osamenta quemada hasta una habitación sepulcral muy elaborada en piedra seca y/o en losas, en cuyo caso se hablará de túmulo megalítico o dolmen.

  • Antigüedad

Zuberoa no estaba realmente romanizada, ya que el pequeño valle no poseía ninguno de los elementos que hubiese permitido a la civilización romana afirmarse: la carretera, la ciudad y el gran dominio rural. La única marca de influencia romana en Zuberoa es el altar votivo de la Madeleine en Tardets.

Arte - Zuberoa
Algunos testimonios de la lengua vasca han quedado grabados sobre piedras romanas, epitafios o exvotos latinos, pero dedicados a personajes o a divinidades con nombres vascos.

Esta antigua colina sagrada fue honorada desde la prehistoria. Aún existe una capilla y siempre se puede admirar la piedra del antiguo altar pagano y su inscripción votiva en latín, en honor de una divinidad vasca, reutilizada en una de las paredes de la nave: Fano Herauscorritse sacrum. G. Valle. Valerianus ("En el santuario de Heraucaris - substituye vasco de Júpiter -, Valerius consagró esto").

  • Edad Media

La Edad Media y los períodos siguientes hasta el siglo XVII son los más turbulentos de la historia de Zuberoa. Durante este largo período, Zuberoa cambia varias veces de señor y soberano. Se sabe que en la época medieval el papel de estos últimos es importante para la fundación de nuevas construcciones. Con sus donaciones y otros privilegios, se redimen de sus incesantes guerras, asegurando la salvación de su alma y su redención, pero contribuyen también al desarrollo y a la implantación de edificios de culto. Así en Zuberoa, cada pueblo tiene su iglesia románica, muchas de las cuales subsisten todavía (17 soló en Alta Zuberoa). Es en esta provincia donde los vestigios son más abundantes, pero también los más homogéneos: las influencias del Béarn son evidentes. La iglesia del Hospital Saint Blaise, con sus influencias hispano-moriscas,

Arte - Zuberoa
y la antigua colegiata de Sainte-Engrâce y su decorado esculpido son las más importantes. Las pequeñas iglesias de Haux, Laguinge, Sunhar y Alçabéhéty, o el antiguo priorato de Roncesvalles en Ordiarp, muestran vestigios arquitectónicos o tallados románicos. Son edificios modestos, pequeños, de planta alargada y orientada, caracterizados por una única nave sin crucero, que se abre a un ábside semicircular. Sólo la colegiata de Sainte-Engrâce y el hospital-priorato de Ordiarp, cuyo rol religioso era principal, desarrollaron una planta más ambiciosa, mostrando una nave con tres naves abierta sobre una cabecera tripartita. En general, la pared septentrional es ciega para protegerse de los rigores meteorológicos y la bóveda se generaliza. La caliza local se utilizó para la pared en piedras de sillería y la decoración. En las iglesias principales, una portada esculpida se abre al occidente (Sainte-Engrâce), mientras que en las iglesias parroquiales, la portada se orienta al sur. Los crismones adornan los tímpanos de estas entradas y magnifican el símbolo de Cristo, tal y como ocurre en Alçabéhéty, Arhan, Haux, Laguinge, Lichans, Montory, Sainte-Engrâce. A veces, este decorado se completa con algunos modestos capiteles en la nave y el ábside (Haux, Laguinge). En Sainte-Engrâce, los capiteles esculpidos con escenas profanas que denuncian los vicios y con episodios bíblicos adornan todas las zonas orientales, dando así valor al espacio litúrgico.
Arte - Zuberoa
En el ábside de Arhan se pueden ver los restos de una pintura mural medieval.

El antiguo hospital-priorato benedictino de Larrau fue casi enteramente reconstruido en la época siguiente. Características del gótico tardío, sus bóvedas de nervaduras y terceletes constituyen el verdadero tesoro de esta edificación.

Arte - Zuberoa
Las claves de la bóveda han sido adornadas, hasta el canto, con motivos figurados (claves entrecruzadas, Agnus Dei, águila de San Juan...) e inscripciones.

La iglesia de Berraute, iglesia parroquial de Mauléon, fue remodelada en el siglo XIV y se conserva el imponente testero gótico pentagonal flanqueado de grandes arbotantes. Tres óculos y tres huecos de arco quebrado iluminan la cabecera. En la entrada, una elegante puerta clásica con frontón y pilastras. Reconstruido nuevamente en el siglo XVI, el edificio tenía el aspecto peculiar de las iglesias de Zuberoa edificadas en aquella época, con su campanario-calvario. La nave es muy baja, con tres tramos abovedados en crucero de ojiva apoyados sobre mascarones y flanqueada por dos capillas, independientemente de las dos capillas del santuario. En la capilla Norte se hallaba la lápida funeraria de una dama de la familia Bela con las manos unidas, grabada con trazos. Hay tres capillas dedicadas, una a San Crepin, otra a San Eloy y la tercera a Nuestra Señora. En ésta pueden contemplarse figuras de diversos personajes sobre piedras que recuerdan a las ricas esculturas de piedra tumular del siglo XV.

La iglesia fortificada de Montory (siglo XIV) se caracteriza por su torre-campanario de planta cuadrada con cinco niveles y perforada de aspilleras, y por el matacán que domina la puerta meridional adornada con un crismón románico. Los arcos apuntados que separan la nave central de la única nave menor, las bóvedas de crucería y el paramento son los últimos vestigios del edificio gótico completamente restaurado después del terremoto de 1967.

La iglesia San Juan Bautista en Domezain fue reconstruida durante el siglo XVII, después de las destrucciones causadas por las Guerras de Religión. La torre-campanario fortificada, construida en mampuesto es, de hecho, la torre del antiguo castillo del siglo XV, situado en el lugar que ocupa la iglesia actual, construida en el siglo XVII.

Arte - Zuberoa
El tejado en pizarra cubre las antiguas almenas y matacanes. Sólo subsisten algunas matacanes. Los vanos fueron modificados pero al sur, se pueden observar una ventana geminada y una montante.

  • Época Moderna y Contemporánea

A principios del siglo XVI, las Guerras de Religión asolan Zuberoa y todo el reino de Francia. El Béarn, poderoso vecino donde acababa de nacer el heredero de la reina, el futuro Enrique IV, se había convertido al protestantismo algunos años antes. Zuberoa permanece profundamente católica. En efecto, los vascos estaban muy ligados al culto de la Virgen, a quien veían como una imagen de la gran Diosa natural, a la que rendían un ferviente culto desde hacía siglos. Los protestantes, llevados por el general Montgomery, cruzaron Zuberoa, saqueándola en reiteradas ocasiones. La iglesia de Montory fue tomada e incendiada en uno de estos saqueos.

Durante los siglos XVI y XVII, las iglesias se distinguen por su concepción arquitectónica bastante distinta del estilo laburdino que se impone en Lapurdi y Baja Navarra. Altos techos muy agudos cubiertos con pizarra sustituyen a los techos a dos lados cubiertos con tejas de Lapurdi. Las espadañas, en fachada occidental, se coronan con tres pináculos a veces superados por la cruz. Algunos quisieron ver una alusión a la Santa Trinidad que les dio su nombre: son los campanarios trinitarios o calvario características de Zuberoa como en Arrast, Aussurucq, Berrogain-Laruns, Charitte-de-Bas,

Arte - Zuberoa
Espès-Undurein, Gotein-Libarrenx, Idaux-Mendy, Mauléon, Moncayolle, Sauguis, Undurein o Viodos. Una estrecha nave flanqueada por una única nave menor sustituyo la única nave laburdina. Las tribunas ocupan a lo largo de varios pisos el revés de la fachada occidental, y ya no están dispuestas a lo largo de toda la nave. Se puede acceder a ellas por una escalera exterior.

A veces, en estas iglesias conservan también retablos, decorados con pinturas o vidrieras notables. La iglesia de Espès conserva un techo de madera cubierto con pinturas barrocas del siglo XVII que representan los momentos más importantes de la vida de Cristo. Se puede ver también una representación muy curiosa del sol y la luna. Durante esta época de restauración del culto católico después de las guerras de religión, se amueblaban y se decoraban de nuevo las iglesias abandonadas o tomadas.

La aparición de retablos en el arte religioso data del desarrollo del culto de los santos y reliquias durante la Edad Media. Sobre el altar estaba dispuesto un objeto destinado a la veneración de los fieles, que más tarde fue abundantemente decorado. La ornamentación de los altares con retablos fue se extendió durante los siglos XVII y XVIII.

El retablo de madera es el más difundido. Este retablo se acompaña de columnas helicoidales y de imágenes pintadas y talladas. En Gotein, la pequeña iglesia rural optó por un retablo tabernáculo, más modesto, enteramente dorado. A partir de la segunda mitad del siglo XVII predomina la búsqueda de majestuosidad y de riqueza decorativa. Los temas iconográficos son principalmente escenas extraídas de las escrituras -el ciclo de la Pasión de la iglesia de la Ascensión de Barcus -, de las estatuas de santos, de alegorías. A los lados del altar se sitúan los dos pilares de la Iglesia: San Pedro y sus llaves, y San Pablo y su espada, tal como figuran en el piso superior del retablo tabernáculo de San Pedro de Idaux. La imagen de la Virgen ha sido muy difundida. El putti, o el ángel alado, hace referencia al culto de la protección angélical. A veces, la imagen de Dios Padre que bendice a los fieles corona el conjunto, tal y como ocurre en el Hospital Saint Blaise. En este edificio aparece la imagen de Dios Padre flanqueado por dos ángeles que tocan la trompeta. Con la mano derecha bendice y en la izquierda tiene el globo. Las obras de los artistas regionales se caracterizan por la abundancia del oro - Retablo de Mendy - y la rica policromía.

En el exterior de los edificios de culto, el desarrollo de la escultura funeraria conoce en esta época su apogeo, a través de las estelas discoidales. Los cementerios protegen innumerables estelas discoidales antropomórficas o geométricas, así como interesantes cruces en Alçay, Licq-Athérey, Laguinge, Sainte-Engrâce o Montory.

Arte - Zuberoa

En este último lugar, se sellan dos estelas discoidales en el patio al pie de la iglesia, donde se encontraba anteriormente el cementerio. Estas piedras, grabadas con símbolos y distintas inscripciones, servían para señalar la ubicación de las tumbas. El cementerio actual no contiene ninguna estela discoidal antigua. Por el contrario, se pueden descubrir tres estelas discoidales que se reutilizaron en la reconstrucción del muro de la iglesia, al lado del cementerio, otra en el lado sur de la torre-campanario y otra en la pared, cerca de la entrada derecha del patio de la iglesia. Siempre en el mismo lugar, dentro de la iglesia y especialmente delante del altar, se pueden ver una decena de lápidas. Una, que data de 1732, es la de un notario real, otra de 1742, es la de un benefactor. La del abad Marquette, cura de Montory, que data de 1865, está ubicada delante de la puerta lateral. Partes de tumbas grabadas cubren el suelo del lado del altar de la Virgen. El decorado puede evocar el lugar de una casa, armas, raramente escudos de armas, vegetales simbolizando la vida, cazadores y animales, señales astronómicas, jinetes, monograma IHS o alusiones a los oficios (instrumentos), tal y como ocurre en Musculdy, donde aparecen las herramientas del cantero: cinceles, escuadra y martillos.

  • DELOFFRE, Raoul; BONNEFOUS Jean. Châteaux et fortifications des Pyrénées-Atlantiques. Biarritz: J&D, 1996.
  • DUPLANTIER, Dominique. Maisons du Pays-Basque. Pau: Cairn, 2008.
  • ETCHEVERRY, Maritchu. La collégiale de Sainte-Engrâce et l'art roman en Haute-Soule. Pau: AEAB, 2010.
  • FOURCADE, Claude. Retables basques des diocèses de Bayonne et d'Oloron. Mondarrain, 1998.
  • LABAT, Claude (dir.). Les stèles discoïdales et l'art funéraire basque. Bayonne; Lauburu, 2004.

MAE 2011

Hay que reconocer que, desde hace siglo y medio, el concepto de literatura se ha ampliado considerablemente y engloba, no sólo lo escrito, las letras en el sentido etimológico del término (litterae), sino también lo oral, partícipe asimismo de la creatividad a justo título. Puede haber, en efecto, más poesía en una canción popular que en un poema escrito, que sólo debería tal consideración el mero hecho de estar impreso. Decir también que, el verdadero autor, ya sea en verso o en prosa, de la literatura vasca, es el que crea una obra en euskera, sea el que sea el dialecto que utilice. De esta forma, los traductores al euskera de obras literarias escritas en otra lengua no pertenecen a la literatura vasca.

Son, en verdad, dignos de figurar en una bibliografía de la lengua vasca, como un Leizarraga, autor, con otros, en el siglo XVI, de la traducción del Nuevo Testamento. Esta es la razón de que dejemos de lado en este estudio a Maytie y Belapeyre, traductores del catecismo al suletino, o a Maister, traductor de la "Imitación de Cristo". Debe de matizarse entre el traductor, que se atiene casi literalmente, y el adaptador, el que se inspira en un modelo, adopta las ideas, que expone a su manera, según un estilo y una estética que le son propios, y realiza, así, una obra de creador. Incluso inspirándose en La Fontaine, Oxobi es un autor de la literatura vasca, de la misma forma que La Fontaine, inspirándose en Esopo, lo es de la literatura francesa.



En Zuberoa, como en el resto de Euskal Herria, la literatura oral ha precedido a la literatura escrita. La canción popular, trasmitida de generación en generación, atraviesa los siglos, siendo los lugares de trasmisión, hasta época muy reciente, el rincón del hogar, los graneros donde se efectuaban las reuniones para desgranar el maíz, la olha de alta montaña durante el verano, las tabernas en las que, en el trascurso de una comida de boda o alrededor de un vaso de vino, se desarrollaba la canción, por medio de la repetición, la escucha, la retención, la trasmisión. El ejemplo más llamativo de esta trasmisión es la de la canción Bereterretxen khantoria (la canción de Bereterretx), que relata el asesinato del joven Bereterretx de Larrau por los hombres del conde de Mauléon la noche de Pascua de Resurrección. A decir verdad, encontramos en ella reunidos todos los elementos para que no escapara al olvido.

En primer lugar, el tema: un asesinato de gran brutalidad; el lugar: el valle salvaje de Andoze en la Alta Zuberoa; el momento: la noche de Pascua, noche sagrada de la resurrección, noche de tregua y de paz. Un acontecimiento tal sacudió todos los espíritus, se hizo memorable en sí. La canción le proporciona una fuerza particular por medio de la puesta en escena del acontecimiento, puesta en escena dramática que no escatima ningún efecto: la casa rodeada, las traidoras palabras del conde, la salida de noche, la búsqueda desesperada del hijo por la madre, el diálogo con el conde, que le anuncia con pocos miramientos la muerte de ese hijo único, la dimensión épica de las últimas tres estrofas. Añadámosle la belleza de la melodía y se comprenderá que esas 15 estrofas, pequeña joya literaria que relata un evento que se produjo en el segundo cuarto del siglo XV, hayan podido ser recogidas 400 años después y ser publicadas por primera vez en la colección Chants populaires du Pays Basque de J.D.J. Sallaberry en 1870.

Haltzak eztü bihotzik
Ez gaztanberak ezürrik:
Enian uste erraiten ziela
Aitunen semek gezürrik:

¡Andozeko ibarra
Ala zer ibar lüzia!
Hiruretan ebaki zaitan,
Armarik gabe bihotza.

Bereterretxek oheti
Neskatuari eztiki!:
Abil eta so egin ezan
Ageri denez gizonik.

Neskatuak berhala
Ikhusi zian bezala
Hirur dozena bazabiltzala
Leiho batetik bestera.

Bereterretxek leihoti
Jaon kuntiari goraintzi
Ehün behi bazereitzola
Beren zezena ondoti.

Jaon kuntiak berhala
Traidore batek bezala:
"Bereterretx, aigu borthala,
Ützuliren hiz berhala"

Ama indazüt athorra,
Mentüraz sekülakúa,
Bizi denak orhit ukhenen dü
Bazko biaramena.

¡Marisantzen lasterra
Bostmendietan behera!
Lakharri Büztanobian sartu da
bi belhaiñak herresta.

"Büztanobi gaztia,
Ene anaie maitia,
Hitzaz hunik ezpalinbada,
Ene semia juan da!

"Arreba ago ixilik
Ez, othoi, egin nigarrik;
Hirce semia bizi balinbada
Mentüraz Mauliala da".

¡Marisantzen lasterra
Jaon kuntiaren borthala!
"Ai ene eta, Jaona, nun düzie
Ene seme galanta?"

"Hik baihena semerik
Bereterretx besterik?
Ezpeldoy altian dun hillik.
Abil; eraikan bizirik!"

Ezpeldoiko jentiak,
Ala sendimentü gabiak,
Hilla haiñ hüllant ükhen eta,
Deüsere etzakienak!

Ezpeldoiko "timba
Margarita deitzen dena;
Bereterretxen odoletik ahurkaz
Biltzen ari da.

Ezpeldoiko bukhata
Ala bukhata ederra!
Bereterretxen athorretarik
Hirur dozena ümen da.

El aliso no tiene médula
Ni el requesón, hueso:
Nunca imaginé que los bien nacidos
dijesen mentira.

¡Oh valle de Andoze
Qué valle tan largo!
Por tres veces y sin armas
Me partió el corazón.

Bereterretxe desde el lecho
(Manda) en voz baja a la muchacha:
Anda y mira si aparecen
algunos hombres.

La muchacha enseguida,
Como ya los había visto (dijo que)
Ya andaban tres docenas
De una a otra ventana.

Bereterretxe desde la ventana:
(dirige) Saludos al señor Conde
Y que le he de enviar
Cien vacas con su toro en pos.

El Señor conde enseguida (dijo)
Como un traidor:
"Bereterretxe, ven a la puerta,
Que volverás enseguida".

Madre deme la camisa,
Tal vez la postrera.
Quien viva recordará
El día siguiente de Pascua.

Qué carrera la de Marisantz
De Bostmendieta abajo!
Ha entrado (en casa de) Buztanobispado de Lacarra
Arrastrándose sobre las rodillas.

"¡Joven Buztanobi,
Mi querido hermano,
Ay! si contigo no tengo ayuda
Mi hijo se ha ido!"

"Calla hermana;
No llores, te lo suplico,
Si tu hijo aún vive
Tal vez se halle en Mauléon".

¡Cómo corrió Marisantz
A la puerta del señor conde!
"Ay ay, señor, ¿dónde tenéis
A mi hermoso hijo?"

"¿Tienes tú algún otro hijo
Además de Bereterretx?
Muerto está hacia Ezpeldoy.
Vé; ¡a ver si le levantas vivo!

La gente de Ezpeldoy,
Oh, gente sin sentimientos,
Que tenían tan cerca al muerto,
Y nada sabían!

La hija de Ezpeldoy
la que se llama Margarita,
Se halla recogiendo a manos llenas
La sangre de Bereterretx.

La colada de Ezpeldoy
¡Cuán hermosa colada!
Cuentan que tiene tres docenas
De camisas de Bereterretxe.


Ver Bereterretx, Cantar de. Parece ser que dos canciones diferentes han tenido por tema el solar de Ruthie (Urrutia) en Aussurucq. Una de ellas, aportada por Jean de Jaurgain en su trabajo Quelques légendes poétiques do Pays de Soule, expone las sospechas del señor de Ruthie hacia su esposa, sospechas infundadas, con lo que el marido desagraviará a su fiel esposa. La otra se halla en el cancionero todavía inédito de Augustin Chaho y hace alusión a los malos tratos infligidos por el señor de Ruthie a su esposa, procedente de la familia noble de Etxauzia de Baigorri. Esta apostrofa a su hermano en términos violentos para que acuda en su auxilio:

Etxauzeko bizkundia
Beldürra düzu ahalkia
Üzten düzü phenaz hiltzera
Zure arreba anderia.

El vizconde de Etxauz
El miedo le trae vergüenza
Dejas morir de pesadumbre
A tu señora hermana

Curiosamente, un proverbio recogido por Oihenart (Proverbio nº 65) repite parte de esta estrofa:

Baigorrico Viscondea
Beldurrac diacarquec ahalguea

Vizconde de Baigorry
El miedo te traerá vergüenza

El grito de la joven ha sido oído y el hermano vuela a su socorro:

Bizkundia armatürik
Zaldi urdina zelatürik
Ürrutian sarthü züzün
Ürrütia ezkapi lehiotik.

El vizconde armado
Sobre su caballo gris
Entró en Urrutia
Urrutia se escapó por la ventana

Entre estas "leyendas poéticas" figura la de la joven que se levanta temprano (Goizean goizik jeiki nindüzün) el día de su casamiento, señora de la casa, tras la ceremonia del mediodía, y viuda, la noche misma de la boda:

Goizian goizik jeiki nündüzün espusa nintzan goizian;
Bai eta zetaz ere beztitü ekhia jelkhi zenian;
Etchek' andere zabal nündüzün egüerdi erditan,
Bai eta ere alargüntsa gazte ekhia sarthü zenian.

Musde Irigarai, ene jaona, altcha izadazüt büria;
Ala dolütü othe zaizü eneki espusatzia?
-Ez, ez, etzitadazü dolütü zureki espusatzia,
Ez eta ere dolütgüren bizi nizano lürrian.

Nik banizün liZara-Zuber.xmlmite maitetto bat mündü ororen ichilik,
Mündü ororen ichilik eta Jinko jaonari ageririk;
Buket bat igorri ditadazüt arraroz eginik,
Lili arraroz eginik eta erdia phozuatürik.

-Zazpi urthez etcheki dizüt gizon hila khamberan;
Egünaz lür hotzian eta gaiaz bi besuen artian,
Zitru hurez ükhüzten nizün astian egün batian,
Astian egün batian eta ostirale goizian.

O la de la joven palaciana de Tardets (Atharratze jauregian) obligada por su padre a desposar a un rey de Hungría (7). Esta hará un vehemente reproche a su padre:

Aita, saldu nüzü idi bat bezala

Padre, me has vendido como un buey

Así como a todos sus hermanos, cómplices del padre (séptima estrofa):

Padre me has vendido
El hermano mayor recibió el dinero
El mediano se llevó el caballo
El menor me acompañó

Versión de Atharratze jauregian dada por Sallaberry en su obra Chants populaires du Pays Basque (Bayona, 1870), que difiere de la dada por Francisque Michel en Le Pays Basque:

ATHARRATZE JAUREGIAN

Atharratz jauregian bi zitroiñ doratü;
Ongriako Erregek batto dü galthantü;
Arrapostü ükhen dü eztirela huntü
Huntü direnian batto ükhenen dü.

Atharratzeko hiria hiri ordoki,
Hur handi bat badizü alde bateti;
Errege bidia erdi erditi,
Maria-Maidalena beste aldeti.

-Aita, saldü naizü idi bat bezala;
Ama bizi ükhen banü, aita, zü bezala,
Enündüzün ez juanen Ongrian behera,
Bena bai ezkuntüren Atharratze Salala.

Ahizpa, juan zite portaliala,
Ingoiti horra düzü Ongriako Erregia;
Hari erran iozü ni eri nizala
Zazpi urthe huntan ohian nizala.

-Ahizpa, enükezü ez sinhetsia,
Zazpi urthe huntan ohian zirela;
Zazpi urthe hurtan ohian zirela;
Bera nahi dükezü jin zü den lekhila.

Ahizpa jaunts ezazü arrauba berdia,
Nik ere jauntsiren dit ene churia;
Ingoiti horra düzü Ongriako Erregia;
Botzik kita ezazü zure sor etchia.

-Aita, zü izan zira ene saltzale,
Anaie gehiena dihariren hartzale,
Anaie artekua zamariz igaraile,
Anaie chipiena ene lagüntzale.

Aita, juanen gira oro alkharreki;
Etcherat jinen zira changri handireki,
Bihotza kargatürik, begiak bustirik,
Eta zure alhaba thumban ehortzirik.

Ahizpa, zuza orai Salako leihora,
Ipharia ala hegua denez jakitera;
Ipharra balimbada goraintzi Salari
Ene khorpitzaren cherkha jin dadila sarri.

Atharratzeko zeñiak berak arrapikatzen
Hanko jente gazteriak beltzez beztitzen,
Andere Santa-Khara hantik phartitzen;
Harén peko zamaria ürhez da zelatzen.

ÜRZO LÜMA GRIS GACHUA

Ürzo lüma gris gachua,
Ore bidajin bahua;
Baratzen bazaik musde Sarri, jaon apetitü hun hura,
Begiz ikhusten balin bahai Phetiriñalat bahua.

Ürzo gachuak ümilki
Diozü musde Sarriri:
Egündano eztereiola ogenik egin jaon hari,
Ützi dezan igaraitera üsatü dian bideti.

-Auher dük, auhen, ürzua,
Jüratü diat fedia!
Aurthen aurthen jin behar dük eneki Phetiriñala;
Han nik emanen dereiat arth 'eta zahiz asia.

- Arthoz asia hun düzü
Libertatia bagünü
Orhiko bago erkürtto hurak guri hobeche zizkützü,
Anglesa Frantzian sartzen bada Españalat baguatzü.

-Ürzua, ago ichilik,
Frantzian eztük Anglesik;
Baiunara jiten badira Agaramuntek hilen tik;
Phetiriñalat eztük jinen zaragolla lüzetarik.

-Fida niz zure erraner;
Fidago ene hegaler;
Goraintzi erran derezü jiten badila Angleser,
Nik ere ber gisan erranen diet Español papo gorrier.

-Goraintzi erraile Angleser
Ni naika ezarten mezüler?
Orai diat orai ikhusten nitzaz hizala trüfatzen,
Ar 'eta enaik beste urthe batez bortian freskeraziren.

-Jaona, zuaza etcherat,
Mauletik Phetiriñalat;
Chori eta bilhagarro gizen zumbaiten jatera,
Ürzo hegal azkartto hoiek ezkira zure bianda.

El romance de amor hace furor en el siglo XVIII. Esta moda penetró también en el País Vasco y más particularmente en Zuberoa. La bienamada es la estrella lejana, inaccesible, hacia la cual el enamorado, transido, dirige su queja. Es, también, la flor -rosa rodeada de espinas u otra flor- susceptible de ser cortada. Puede ser el pájaro ligero, paloma, perdiz...que el cazador al acecho detiene en su paso y que puede atrapar en sus redes, tal como ese Musde Sarri, que se apodera de una paloma que hace prisionera, pero que se le escapará a todo vuelo. Es también la tórtola, pobre pajarillo enjaulado que, bajo su ala, ha perdido la pluma más bella -su virginidad- y será abandonada a continuación por su amante. Este tipo de romances fueron cantados por Garat en la corte de Versalles, ante la reina de Francia María Antonieta. El diálogo entre el joven y la joven es más malicioso y más directo en la canción Eijerra zira maitia, en la que aquél propone a aquélla acostarse juntos. Cierto es que la joven no acepta si no es pasando antes por la iglesia. Por la contestación del joven se ve que esta canción data de la Revolución francesa, ya que los curas se han ido a España y, esperando su retorno, sería agradable pasar un buen rato (quinta estrofa):

Los curas están en España
Los acólitos en Roma
Hasta que vengan todos
Disfrutemos en la habitación

LEHEN FLORIA

Eigerra cira, maitia,
Erraiten deizut eghia;
Nourc eraman othe deizu
Zure lehen floria?

-Eztiza eghin izotcic,
Ez eta ere kharrouñic,
Ene lehen floriari
Khalte eghin dienic.

-Landan eder iratze,
Behia ederrac aretche:
Zu bezalaco pollitetaric
Desir nuke bi seme.

-Horren maite banaizu,
Obrac eracats itzazu;
Elizala emulan eta
Han espousa nezazu.

-Aphezac dira Españan
Berretherrac Errouman
Hourac hanti jin artino,
Ghitian tchosta khamberan.

-Aita dizut hil berri,
Amac eztizu ourth'erdi;
Zurekilan libertitceco
Dolia dizut barnegui.

-Oihaneco otsoua,
Dolu dereiat, gaichoua.
Anchiekin lo'ghin, eta
Zeren barouric beihoua.

-Enun ez, ni otsoua,
Gutiago gaichoua.
Anchiekin lo'ghinic ere,
Countent gabez beinoua.

-Bortu goretan lanhape,
Hour bazterretan ahate:
Zu bezalaco falsietaric
Eztizut nahi deusere.

Durante varios siglos la canción popular se crea, se perpetúa, se trasmite. Influenciados al parecer por el romanticismo que glorifica la Edad Media y el pasado en general, los vascos y, entre ellos, los suletinos, no quieren dejar perder este tesoro inestimable. Augustin Chaho es el primer suletino en preocuparse de esto. Constituye un cancionero -114 canciones-todavía inédito, del cual extraerá algunas canciones que publica en el "Ariel. Journal de Vasconie" entre 1844 y 1852. Algunos años después, en 1857, Francisque-Michel, ayudado por el suletino Jean-Baptiste Archu, originario de Aussurucq e inspector primario en La Réole, hace una aportación importante en su obra Le Pays Basque. Hacia 1869 -pese a que la recogida no está datada-, Mme Carricaburu de la Villehelio, originaria de Chéraute, nos ofrece en su obra Souvenirs des Pyrénées 12 aires vascos escogidos y anotados. En 1870 fue la vez del abogado mauleonés Jean Dominique Julien Sallaberry de publicar la colección más importante en su Chants populaires du Pays Basque, letras y músicas originales, recogidas y publicadas con traducción francesa. Es un volumen de 415 páginas que tuvo, el mismo año, una tirada especial sin traducción francesa de las canciones, y en el año 1930 una nueva edición integral. Merced a la labor recolectora de estos suletinos, el tesoro de la canción vasca se trasmitió de manera diferente a la oral. Cierto es que, en Zuberoa, los "cuadernos" que se hallaban en diversas familias han desempeñado un papel nada despreciable en la trasmisión, ya que lo escrito vino a sostener a lo oral. Finalmente, no podemos omitir los trabajos de Charles Bordes, musicólogo francés que, a finales del s. XIX, publicó varios trabajos sobre La musique populaire des Basques y editó los Cantiques populaires basques en dialecte souletin ainsi que Douze chansons amoureuses du Pays Basque. La vena popular no se ha contentado simplemente con las leyendas cantadas, con las canciones de amor; se nutrió también del verbo satírico, que no ha dejado de emplearse a costa de unos y de otros: curas, artesanos, pastores, profesiones liberales, pequeños escándalos de pueblos. Pero, este verbo se volverá fácilmente maligno y subido de tono, cuando no ordinario o escatológico, en las canciones de colecta, sobre todo cuando la gente se muestra tacaña, y también en las coplas de los charivaris (tzintzarroskak). En el género subido de tono y picaresco, veamos un ejemplo:

Peyrot hori zahartü,
Bizkarra zirozü okhertü,
Peyrotinaren gaina igaraiteko
Zürübiak behar tü.

Peyrot se ha hecho viejo
Se le ha encorvado la espalda
Para montar a Peyrotina
Necesita una escalera.

El género xikito es particular en Zuberoa. Se trata de una cuarteta que es en realidad un terceto, estrofa específicamente vasca según Oihenart, arte de rimar en verdad muy antiguo. Al final de la estrofa se añade la palabra xikito, de ahí el nombre que recibe este género. Tanto la sexualidad como la escatología se desatan en él. Este verbo se vinculará al que se utiliza en las mascaradas y las pastorales cómicas en las que el humor grueso se desarrolla con lozanía.

(Páginas 152 y 153). Algunos cantos satíricos suletinos recogidos por Francisque-Michel en su obra Le Pays Basque (Londres y Edimburgo, 1857).

ICAZKETACO MANDOA

Hau da icazketaco
Mandoaren traza:
Lephoa mehe du eta
Itchura gaitza,
Ilia latza.
Baztape guzitican
Sauriac balsa.
Oi hura salsa!
Cristauric eztaiteke
Aldeti pasa.

Lephoa mehe du eta
Buruia handi,
Mathel ezurra seco
Dena beharri,
Beguiac eri:
Bi sudur ziluetaric
Muskuia dari,
Ezpañac larri;
Hortzic izan badu ere,
Eztic aigueri.

Bi itzez aizatuze
Lau hatzen failac
Belhainac handi, eta
Makhur ghidailac,
Lurrera zailac.
Cortesia escatzen
Belhaunez ari da,
Guera ezin ari da,
Haurren mantenatzeco,
Zer abantaila!

Fantesiac asco badu
Mando lapurrac:
Lau zangoac trepel, eta
Anca makurra,
Juntetan hourac.
Ezpata bezain choroch
Bizcar ezurra,
Ezduc ghezurra,
Noiz larruturen zautan
Ni naiz beldurra.

Mando itsousi, zikin
Lotsagarria,
Galtzera bota didac
Osagarria.
Okhagarria,
Sartzen eztio utzi nahi
Ostalariac
Haren sartzian,
Urrintzen zaioteco
Etche guztia.

Buruco crapescuac
Grandeza badu.
Erostunican balu,
Nahi luzke saldu,
Ahal bezain zalhu;
Chiki bat arnoren saria,
Eguiten ahal balu,
Charranchac salbu,
Tratu hortan hainitzic
Ezliro galdu.

Aitzineco petralaz
Dago espantus,
Cerendaco ta duien
Erdia espartuz,
Bertze erdia trapuz,
Hatzeman pusca guciac
Lurretic hartuz.
Ase niz tratuz
Enfadaturic nago
Botigan sartuz.

Socac palupan, eta
Lazua trostan,
Errecari behera,
Joan zazkit postan.
Ezpañac ozkan.
Ehun coropillo eta
Berehun buztan
Bacotcharen puntuan.
Hec baino hobe likec
Batere ez ukhan.

Galtzera bota dida
Manta bat fina
Atchunaren demboran
Cadiztic jina,
Betachuz eguina,
Oro coropilo eta
Zilo eta eskina.
Seculan etzait joanen
Mantaren mina.

Sakerdi bat berria
Badu bereki,
Beldurra dago ladronec
Nombait ederki.
Dabila ederki,
Capusait zar pusca bat
Larrubateki
Counpuntuz bethi,
Zirdina dariola
Anketan baiti.

Ene mandoac dian
Zinghilar corda,
Joan den zazpi urthian,
Botigan zor da,
Dembora sobra!
Mercatariarekin
Erreitut bordac;
Testigu obrac,
Nic ere hartzecoac
Etzaizket cobra.

Euscaraz zinghila eta,
Erdaraz chincha:
Horren gainian ere
Badut zer mintza,
Bilouaren ghisa.
Trinca dakidan beldurrez.
Eztirot tinca,
Cargac eguin'ta
Hortan ghezurric bada,
Lephoa pica.

Nescacha banintz eta,
Majoa falta,
Izazkinic ezcontzaz
Ezniro trata;
Jincoac parca,
Miserable baita
Icazkin hauta.
Hare dabilan planta
Petiri eztirola
Etchetic athera.

Icatza saldu eta,
Ondoco traza:
Gaitzuru bat arthoren
Saria falta;
Etcherat joan 'ta,
Emaztiac nigar eta
Haurrec marraca,
Eta ezin balaca,
Talobaten gaic
Eztaic harrapa.

Abarcatic has nadin,
Emeki, emeki,
Haraghi ustel urrin bat
Badu bereki:
Halere, ederki.
Aztal eta behatza
Campoan bethi.
Ziloa petic:
Zangoac erretzeco
Perilic eztic.

Galzazpien berriac
Erranentut garbi,
Botoinac chipi, eta
Chilouac larri,
Tchotchat ezari,
Berrehun lecutaric
Larria agheri,
Braghetac irri.
Jincoa parte, picorric
Gabe nuc sarri.

Barneco moch bat badut
Ainitz ederra,
Urratuiaren hutsez
Eztirot cerra.
Andre alferra,
Orratza duienian,
Hariaz gherla.
Apho fardala,
Sukhaldian lo dago
Jeiki eta berla.

Hara icazketariec
Duten jhiroua.
Bonetaren cascoan
Chuchen ziloua,
Puntuz bildua;
Hirur, lau erhi trebesetan
Chuti bilouna.
Enemigoua!
Nic eztakit zer eghiten
Tuzten dirouac!

AMPLEREN ÇAMARIA

Ampleren çamaria
Bilua urdintcen hasia,
Çango besuac gogor, eta
Biscarrian çauria,
Bai eta instant guciez
Lurrerat eroria.

Ample, saltçac çamaria,
Balin baduc eroslia.
Horrekin çorroca juaZara-Zuber.xmlitia
Ez dukec çuhurtcia.
Arrauner emac guardia;
Horrençat die lehia.

Ampleren çaldi hori
Establian charmagarri.
Nic ja nahiago nikec
Ardura oinez ibili.
Çaldarez aseric ere,
Batere ezdaite igui.

Ez cioc cheha arthoric,
Ahuan ez baitu harmaric,
Harendaco ez da giten
Españatic oloric.
Amplec hartuz guerostic,
Ez daki asiaren berriric.

Amplec çaldia prestatu,
Niri hartcia dolutu.
Belec eta arranuec
Bildian naute atacatu;
Jaincoac daki nola naicen
Jaun hetaric libratu.

Ample, ez nindaite mintça,
Çamariac balu bichta
Norat nahi juanic ere,
Eroriz eta trumilca;
Aintcin guibelez ez couca.
Saltçac fite edo truca.

- Ez diat nahi saldu
-Ez eta ere trucatu.
Ene çamariac behar dic,
Uda, bortuian pasatu.
Handic jin denian,
Nahi diat onxa trufatu.

- Ample, ago ichilic,
Ez duc eguinen trufaric:
Hire çamariac ez dic janen
Udan, bortian belharric.
Arte huntan eguinendie
Arranuec ase ederric.

- Cauter batec Ampleri
Eihera borthan, berari,
Çamariaren hautatcen
Ez duela ikhasi,
Emaztiari so eguin çacola,
Hartu cienian, hobequi.

- Ample, othoi, barkhatu,
Etçauçu behar gaitcitu;
Alabaiçuna dela causa
Coblatuac içan tuçu:
Etcheco berriac campuan
Guciac salhatcen dauskitçu.

CONVERSACIONEA AFERBATEN ETA ÑAPHUR ZAHARBATEN ARTIAN

Idiarte ñaphurra
Aspaldian hala da,
Partidu bat nic banikec hiretaco aberaxa,
Mithikileco duc eta Petiri Santzen alhaba:
Hareki eguic escontza.

Beñat, esker dereiat;
Doi-doia hitz eman dial.
Petiri Santzen alhabaric etcherat nahi eztiat;
Haren aitaren eçagutzera Barcocherat jin guei diat.
Hirekin duc, jakin diat

- Idiart hobe huke hic
Bilho lintzia utciric.
Nic perruca emanen dat, sagarroi larruz eguinic;
Buru chourien gordatceco, harec kalitate badic;
Halacobat behar duc hic.

- Beñat esker dereiat,
Hirur calota batiat:
Hire sagorroi larruzcoaz beharric batere eztiat.
Ihauretaco beguina ezac, joaiteco ohiarat,
Petiriekin lotcerat.

Idiarte ñaphurrac
Eta Beñat auherrac
Hola çutien algarri eguin caresa ederrac.
Gaztiac maite lan eguina, Petiri Santzen lagunac;
Khuñac gueiac nescatilac.

Bai, jente hounec erri,
Coblac beitira berri.
Airia eta eguitatiac çaharrac çaitzat iduri,
Auher edo nescatilekin Petiri Santzen askaci;
Hola bethi dut ikhoussi.

OFFICIO CENBAITEN CRITICA

Dendaria berant jiten, arratsan goicic utçulcen;
Mundiaren jorratcen, arte hartan abusatcen;
Ezpeitu jaten diana hullantceco irabazten!

Orai uruliac oro idorrian nahiago;
Hanitz aguertu beharrez, hari-oro chori-lepho;
Hallicatcen balinbada cehian laur oropilo.

Oihençainac eta gardac, contcenziazco guiçonac:
Guerac baçaitce farcitzen, ihesiren tie postac,
Laguner bardin har eraciren gaiço sinhescorrac.

Erregent bat hil dadila, eztu harc procesic eisten:
Hountarsunac dutu harec heiñ hounian eçarten;
Çuntçurrian countrolatu eta sabelin ipotecatcen.

Bigner bater bestiari estacuru eman nahi;
Coiñi bere copadura hobe betçaio iduri,
Aihen gabe nahi denac, houra usu beça berri.

Aberasten ilhaguinac, arimac haiñ untsa galtcen:
Phecian bai contietan, cer eztie hec ebasten?
Haiekila beharduke Jincoac aizina ukhen.

Sarjant eta notariac, oi arnes necesarriac!
Hen elhe ulhun, gueçurrec, nahasten gaiça chipienac,
Ezta lagun hobiagoric bertan husteco etchiac.

PREFERENTZIA

Ihiztari gaztia, bilho hollia,
Gorache eguin duçu urçoteguia;
Urçoac ohil dirade lekhu goretan,
Laketago dira gune aphaletan.

APHEZ IHIZTARIA

Cantatceco,
Bi bertsu berri banituzke,
Cantatceco,
Demboraren pasatceco,
Compaña huntan nehor baliz
Placer duienic entçuiteco
Cantatceco (bis),
Demboraren pasatceco.

Sorhamendin
Urçotegui batçu berriric,
Sorhamendin
Jaun aphez batec ditu eguin,
Ihiztariac bilduric hartuz
Eta hamabira luis pagatuz.
Sorhamendin (bis.)
Nahi lukete fortun eguin.

Ihicira
Guacin oro elgarrekilan,
Ihicira
Soramendico lephora.
Han behar dugu errecreatu,
Bai eta ere placer hartu
Aphezekin (bis),
Salaberry jaunarekin.

Jaun apheza,
Çu cirade ororen guida,
Juan apheza,
Eta ororen forniça.
Mila libera sare berrien,
Aise bilduiac bai cinituien!
Jaun apheza (bis)
Ez othoi escandalisa.

Bordeletic
Ficelac ekharri omen tuçu,
Bordeletic
Bidegaraic hautaturic
Marhandisa hoberenetic,
Ez bide da hortaz dudaric,
Bordeletic (bis)
Espres harat bilha içanic.

Sar' eguiten
Aphez guiçagaiço hori,
Sar'eguiten
Ez da gaizki akhitcen,
Cembait oilasco hegal yanez.
Eta pusacafia edanez,
Sar' eguiten (bis)
Ez da gaiski akhitcen.

Urço grisac,
Baçohaste oro airian;
Urço grisac,
Azkartuçue hegalac.
- Trufatcen guituc çuien sarez,
Bai eta ere ihistariez.
Sorhamendin (bis)
Pasaturen gaituc arhin.

Urço okher bar
Harrapatu omen duçu,
Urço okher bat;
Ez dakit guicen cenez hambat.
Hamar ihistari guardian,
Beldurrez juan çadien airian,
Urço okher bar (bis);
Ez dakit guicen cenez hambat.

- Urçoac gu,
Baguhatci oral aitcina.
Urçoac gu.
Hunat juan gabetaric bat.
Morde Salaberric baluke
Cuençat gambera eder bar,
Urço grisac (bis),
Hunat juan gabetaric bat,

Aphezekin
Gu ez gaituc lakhet gamberan,
Aphezekin,
Jaun arropa belz horiekin.
Debecatu guitie Francian;
Biciren gaituc oraino aguian
Españan (bis)
Heldu den bortz hilabetetan.

Coniuratcez
Behar baidute hunat bildu,
Coniuratcez
Nahi badute eta ez,
Saretan sarraraci fite
Jaun aphezaren hitcen berthutez,
Coniuratcez (bis),
Nahi badute eta ez.

Canciones satíricas suletinas recogidas por Jean Dominique Julien Sallaberry en su obra Chants populaires du Pays Basque (Bayona, 1870).

ICHKERRAREN ZAMARIA

Ikhkerraren zamaria
Bilho urdintzen hasia;
Zankho-besuak gogor eta bizkarrian zauria,
Bai eta istant güziez lürrilat erorlia.

Ichkerra sal'zak zaldia,
Balin badük eroslia;
Horrekin oihanilat juaitia, oi! eztük ez zühürtzia;
Belek eta arranuek horrenganai die lehia

Ikhkerraren zaldi hori
Establian charmagarri;
Nik ja nahiago nikek ardüra huñez ebili:
Zaldariz aserik ere batere eztaiteke igi.

Ikhkerrak zaldia pherestatü
Eni hartzia dolütü;
Berek eta arranuek bidian naie atakatü:
Jinkuak daki nula nizan jaon hetarik libratü.

Etziok cheha arthorik
Ahuan ezpeitü annarik
Harentako ezta jiten Españatik olhorik;
Ichkerrak hartüz geroztik eztaki asiaren berririk.

Ichkerra, enaintek mintza,
Zamariak balü bichta;
Norat nahi juanik ere eror eta ützülarrika
Aitzin gibelez ez kuka, sal'zak fite edo trüka.

-Eztiat, ez, nahi saldü,
Ez eta ere trükatü;
Ene zamariak behar dik üda bortian phasatü
Hantik jin datekinian nahi hait untsa trüfatü.

- Ichkerra, ago ichilik,
Eztük eginen trüfarik:
Hire zaldiak eztik janen üdan bortian belharrik;
Arte huntan eginen diek arranuek ase ederrik.

Kauter batek Ichkerrari
Eihera bortan berari:
Zamariaren haitatzen eztiala ikhasi,
Emaztiari so'gin zerola, hartü zinian, hobeki.

Ichkerra, othoi, pharkatü,
Etzaizü behar gaitzitü;
Alhabaizüna dela kaûsa koblatto hoik ükhen tüzü;
Etchenko berriak kampuan oro salhatzen dereitzü.

OI! LABORARI GACHUA!

Oi! laborari gachua!
Hihaurek jaten arthua:
Ogi eta ardo geñhatzen auherren asetzekua:
Halere haiñ haie maite nula artzaiñek otsua.

Artzaiña bada beztitzen
Josliak tü gomendatzen
Zaragollen alderdi bata oihal hobez ezar dezen:
Halere higatüren dizü aitzinia beno lehen.

Dendaria berant jiten,
Arratsan goizik üzültzen,
Eta mündiaren jorratzen arte hartan abüsatzen:
Ezpeitü jaten diana hüllantzeko irabazten.

Orai ürüliak oro
Idorrian nahiago;
Hanitch lan agertü beharrez hari ore chori-lepho:
Hallikatzen balimbada zehian laur oropilo.

Ehülia hari galtho,
Ukhenik ere han franko;
Undar harien ebatsi nahiz oihala üzten zerratzeko,
Fornizaliri erraiteko hariak zütila gaisto.

Harri' giliren adreta!
Harek badaki zer phentsa;
Mürria gaizki egin eta erdiruak lohiz ihapa;
Etchia lurtatü denian, harrien gaistuak falta.

Menüsen maiastüriak,
Oi! lan güti egiliak!
Dena gaizki egin eta zurak dü estaküria:
Phasta zela adar-ondozü edo beta-bühürria.

Eskalampu egiliak
Ebasten tü materiak;
Zazpira sos balio dina saltzen beitü hamabia:
Ostatin jan hen saria etal etchen gosez familia.

Bigner batek bestiari
Estakürü erran nahi:
Zuñi bere kopadüra hobe beitzaio üdüri;
Aihen gabe nahi denak hura beza üsü berri.

Oi! taharnari fidela!
Jüje ezpaliz igela!
Arraiñak jakile har eta hek litzakie kundena,
Haien etche lejitima guri saltzen deikiela.

Errejentbat bada hiltzen,
Har'k; eztü prosesik üzten:
Huntarzünak beitütü harek heiñ hun batetan ezarten:
Züntzürrin kuntrolatü eta sabelin ipotekatzen.

Jaun aphezek etsortatzen
Karitate egin dezen.
Berek aldiz phakatü gabe hitz bat eztie erraiten,
Herriko praubiak gosez eta halen ürhik ardollatzen.

Ilhaginak aberasten,
Arimak haiñ untsa galtzen;
Phezian eta khuntietan zer eztie hek ebasten!
Haiekila behar düke Jinkoak aizina ükhen.

Kinkillarien suiñ hütsak
Borthaz borthaz dabiltza;
Haien prenda ordinaria ichkilimb' eta ligeta;
Astin emazter ebatsiak igantia gero jokha.

Oihenzaiñak eta guardak
Kontzenziazko gizonak!
Gerak bazaitze farzitzen ihesiren tie postak;
Lagüner hareraziren bardin gaizo sinheskorrak.

Sarjanten goldenabarrak
Dirade gizon okherrak;
Haien egitekuetarik egiten tie Indiak:
Aisa pergüt izanen dira haier behatzen direnak.

Sarjant eta notariak,
Oi! arnes nesesariak!
Haien elhe ülhün gezürrek nahasten gaiza tchipiak;
Ezta lagün hobiagorik bertan hüsteko etchiak.

  • Siglo XVI

Curiosamente el primer escritor suletino se expresará no en euskera sino en francés; pertenece, por tanto, a la literatura francesa. Se trata de Jean de Sponde, nacido en Mauléon en 1557, que muere joven a los 38 años, en 1595, tras una vida más bien ajetreada. Nacido en el medio calvinista, será protegido por Juana de Albret, reina de Navarra y su hijo Enrique III, que llegará a ser rey de Francia (Enrique IV). Excelente helenista, publicó su traducción de Hesiodo y durante los últimos meses de su vida se entregó sobre todo a la teología (convertido al catolicismo) y a la traducción. Pero Jean de Sponde es asimismo un poeta que cultiva especialmente el soneto. Entre sus obras retenemos las Méditations sur les Psaumes y, sobre todo, Les Amours, colección de 26 sonetos, tres canciones, una elegía que se inscribe en la corriente barroca, ocupando siempre un lugar aparte en la producción de la época. Jean de Sponde arroja sobre sí mismo una mirada que revela sus propias contradicciones:

Siento dentro de mi alma una guerra civil,
Por una parte mi razón, por otra mis sentidos,
Cuya ardiente discordia no puede ser mitigada,
De tal forma se aguzan mutuamente el filo entre sí.

Evoca también la brevedad de la vida, el horror de la muerte, en versos que no carecen de realismo. Toda su vida, así como todo su pensamiento, fue un combate incesante en el transcurso de un período particularmente agitado de la historia de Francia.

  • Siglo XVII

Hay que esperar al s. XVII para que veamos figurar a un suletino entre los autores de la literatura escrita vasca. Con Arnaud d'Oihenart se rompen dos tradiciones: una, porque el dialecto suletino accede a la forma escrita y al impreso, otra por la aparición del primer laico en la literatura vasca, habiendo sido todos los autores precedentes sacerdotes. Arnaud d'Oihenart nacido en Mauléon en 1592, hijo de un abogado de la corte de Licharre, estudió derecho en Burdeos y, de vuelta a su país es elegido, con 31 años, síndico de Tercer Estado de Zuberoa, importante cargo político (vide infra, "Historia. Edad Moderna"). Como historiador, se halla en contacto con los principales historiadores franceses y españoles y edita, en 1638, su monumental historia de las dos Vasconias, la Ibérica y la Aquitana, Notitia utriusque Vasconiae, tum Ibericae, tum Aquitanicae..., escrita en latín y reeditada en 1656 en una versión amplificada. Paremiólogo, Oihenart es el compilador de la colección más importante editada en el País Vasco. Ciertamente, tiene predecesores tales como Garibay e Isasti y recoge las colecciones efectuadas por sus compatriotas Bela y Sauguis. Es, sin embargo, un conjunto de 706 proverbios el que publica en 1657, al mismo tiempo que poesías, en una obra titulada Les proverbes basques recueillis par le Se d'Oihenart plus les poésies basques du mesme auteur y en su versión vasca de dos partes: Atsotizac edo refrauac/Proverbes et adages basques recueillis par le Sieur d' Oihenart y O.ten gastaroa neurthizetan/La Jeunesse d'O. en vers basques. En tanto que poeta, Oihenart tenía plena conciencia de que hacía algo diferente a lo que hicieron sus predecesores, a los cuales critica su manera de rimar. Lo dice expresamente en su advertencia al lector:

"Es lo que me ha impulsado, después de haber hablado de estas reglas en otra obra, a hacer que estos pocos versos, escritos descuidadamente en mi juventud, vean la luz, afín de que se ponga de manifiesto que la práctica de estas reglas no es tan inadecuada en nuestra Lengua como algunos lo habían creído, y por ninguna otra razón".

Oihenart es un humanista, un verdadero hombre de bien, tal como se define en el s. XVII. Además del latín y del griego, tenía un buen conocimiento de las literaturas francesa, española e italiana, a tenor de las citas que ilustran su Art poétique basque, Indiquée dans Une lettre Escritte à Un cure du pays de Labourt au moys de mai 1665, publicado por Pierre Lafitte en la revista "Gure-Herria" de 1967. En cuanto a su inspiración, ésta se sitúa, como escribe Jean Baptiste Orpustan, "en descendencia directa de los neopetrarquistas renacentistas de España, Francia e Italia". Retratos de mujeres plenos de matices y de frescura como el de Graziana, en el que la vieja estrofa "propia y particular de nuestros vascos"...y "cuyo uso debe de conservarse", sirve admirablemente el designio del poeta, estrofa que utilizará también en el decimosegundo poema, o en el que evoca a Juana, y finalmente, en el poema de las cuatro cardadoras (Laur Karbarien eresia), burlesco donde los haya.

Por medio de su elegía a la muerte de su esposa, su poema de Navidad, el soneto (el primero que se compone en euskera) al poeta Sauguis, del que no ha quedado nada, Oihenart muestra la amplitud de su talento y merece un lugar aparte en la literatura vasca. Jean de Tartas, nativo de Chéraute, cura de Aroue, publica en 1666 en Orthez una obra en prosa titulada Onsa hilceco bidia (Camino para una buena muerte), exhortación cristiana a la buena muerte. Es un tema de moda en el s. XVII, cercano al de la conversión para la salud del alma que el cura de Sara, Axular, había desarrollado en su Gero de 1643 y que, manifiestamente, Tartas había leído. Basta con comparar los dos Gomendiozko karta o letra para comprender esto y la advertencia que dirige al lector. La inspiración es flagrante. Todo es muy ortodoxo en este camino de bien morir y es un libro de ascesis escrito en una prosa viva, agradable de leer. Al decir del autor, habría efectuado una mezcla de suletino, bajonavarro y laburdino pero lo esencial está escrito en suletino. Algunos años más tarde, en 1672, Tartas publica otra obra, Arima penitentaren occupatione devotacq, ocupaciones devotas del alma penitente que son, esencialmente, la oración, el ayuno y la limosna. Estos dos libros son los primeros testimonios de la prosa suletina del siglo XVII.

  • Siglo XVIII

Gracias a Txomin Peillen, que lo ha "inventado", el único autor del s. XVIII es Juseff Egiategi, cuyos manuscritos se hallan en la Biblioteca Nacional de París y en la de la Diputación de Gipuzkoa (hoy Koldo Mitxelena Kulturunea). Sólo uno de ellos ha sido publicado por Peillen en la colección "Euskararen Lekukoak" de Euskaltzaindia bajo el título de Lehen liburia edo Filosofo huskaldunaren ekheia (El primer libro o la materia del filósofo vasco). El autor, del que no se sabe prácticamente nada, se define a sí mismo como un pequeño maestro de escuela de parroquia, "parropiazko errejent mehe bat". Actitud modesta sin ninguna duda ya que sus escritos suponen una cultura bastante amplia a juzgar por las citas que hace, que no son sólo de autores vascos. Este primer libro es una obra de pensamientos y de reflexiones sobre temas tales como el amor, la amistad, la muerte, la verdad, etc. Las dos obras todavía inéditas se titulan: 1. Bigarren liburua (el segundo libro) que comprende tres partes: a) 538 proverbios recogidos por Oihenart. b) Reflexiones, proverbios y sentencias. c) 160 páginas que tienen por título Du renouvellement du monde, Pensées de M. Eteheberri. 2. Aberatstarzün güzien giltz bakhoitza (Clave única de todas las riquezas) que trata de economía doméstica. En total y considerando el conjunto de la obra, se percibe que el autor es un espíritu abierto, cultivado, más bien enciclopédico, lo que corresponde a su tiempo, a la vez filósofo, historiador, etnólogo también, ya que arroja una mirada lúcida sobre la sociedad vasca de su tiempo. Escribe una prosa fluida y al mismo tiempo rebuscada, a juzgar por el vocabulario, en el que explota las posibilidades de creación de palabras, por composición o por derivación. Sería deseable, para un mejor conocimiento de este autor originario de Zuberoa, que los otros dos volúmenes sean impresos.

  • Siglo XIX

La vena popular se halla lejos de apagarse en Zuberoa. Entre los autores de canciones, la figura de Beñat Mardo, nativo de Barcos, es objeto de las alabanzas de Augustin Chaho, que pondera una obra abundante, de la que no nos queda prácticamente nada. Por el contrario, no cita nunca a Pierre Topet-Etxahun, al que se sabe, sin embargo, que conoció pero al que ignoró por completo. Ahora bien, Etxahun de Barcus es, sin duda, la figura puntera de la literaura suletina del siglo XIX. El hombre no resulta banal, ni tampoco su vida. Hijo de una familia del barrio Jauregiberri Ibarra de Barcus, tendrá, desde su juventud, malas relaciones con sus padres, que se niegan a que se case con la joven sirvienta a la que dejó embarazada, y al que obligan a casarse con una joven del barrio de Gaztelondo, sobrina del conocido cura de Sainte-Engráce, Haritxabalet. Nacerán varios hijos de esta unión pero pronto las cosas se estropean.

De carácter irascible, se ve envuelto en un asunto de golpes y heridas. Preso, se escapa; atrapado, es condenado. Es así cómo pasará más de cinco años fuera de su tierra. A su vuelta, halla un hogar destruido, una esposa que le rehuye. Nacen las sospechas. Los celos de apoderan de él. Una tarde, uno de sus vecinos es herido de un escopetazo y Etxahun desaparece. La "vox populi" lo señala como culpable, tanto más cuanto circula una canción en la que algunos versos se dirigen al amante de su mujer diciéndole que "otro ha recibido el tiro que le estaba destinado a él". Detenido, es juzgado pidiéndosele la pena de muerte, pero, al no haber podido nadie probar su culpabilidad, finalmente se le deja en libertad. Algunos años más tarde parte de peregrinación a Roma y a Loreto para cumplir un voto que formuló estando en prisión. De vuelta, se empeña en reconstruir el patrimonio dilapidado por su mujer, lo cual le lleva a falsificar una escritura pública por lo cual será, de nuevo, condenado a dos años de prisión. Cuando regresa, tras haber cumplido la pena, se encuentra sin nada, ya que sus bienes fueron vendidos, y va a llevar, hasta su muerte, una vida errante a través de diferentes poblaciones de Zuberoa. Conoció el destino de un romántico, el de un réprobo, el de un marginal.

Cantó su dolor en varios poemas autobiográficos en los que, estrofas de violencia inaudita que expresan odio, venganza, resentimiento hacia su familia (Mündian malerusik o Ahaide delezius huntan), alternan con coplas en las que priman la humildad y la resignación (Bi berset dolorusik). Resulta, con ello, el poeta romántico en euskera por excelencia, de un romanticismo vívido, nada imaginado. Es también un poeta satírico de gran talento ya que, de una anécdota divertida extrae un cuadro vivo que el humor o la caricatura contribuyen a realzar. Personajes como María Solt y Kastero se hicieron inolvidables en virtud del estilo de Etxahun, lo mismo que el diálogo entre la madre y la hija nacida algo demasiado tarde para que pueda ser hija de su difunto padre. Por la calidad de su obra, Etxahun proporcionó a la poesía popular un rango que no tuvo antes. Supo estar muy cerca del pueblo, ya que su métrica sigue siendo muy clásica, compuesta a partir de una música, a la manera de los bertsolaris o de los autores de canciones. El pueblo lo ha conservado, la memoria colectiva lo ha retenido piadosamente ya que sus poemas autobiográficos en particular han podido ser recogidos más de 60 años después de su muerte.

No quisiéramos olvidar a otro personaje, romántico también, alimentado en los cenáculos parisinos y vuelto al país donde fundó un periódico, el "Ariel", en el que aparecen varios artículos en euskera y, sobre todo, canciones vascas, y que, tras la Revolución de 1848, añadirá a su título el de "Courrier de Vasconie". Se trata de Augustin Chaho, autor de varios libros en francés (Paroles d'un voyant, Voyage en Navarre, Biarritz entre les Pyrénées et l'océan, entre otros) pero también de un solo opúsculo en euskera titulado Azti begia (El ojo del mago) y de una gramática euskérica, en colaboración con Antoine d' Abbadie, otro suletino de renombre, mecenas de las letras vascas y creador de los Juegos Florales, que se iniciaron en Urruña en 1853 y prosiguieron mucho después de su muerte (1897) hasta la guerra de 1914. De Jean Baptiste Archu sólo diremos que tradujo al suletino las fábulas de La Fontaine y fue el colaborador de Francisque-Michel para la obra Le Pays Basque... mientras que el canónigo Inchauspe colaboró, en lo referente al suletino, con el sobrino de Napoleón, el príncipe Luis Luciano Bonaparte, creador de la dialectología vasca.

  • Siglo XX

La tradición de la Pastoral (teatro específicamente suletino) se ha conservado durante varios siglos hasta el siglo XX. V. PASTORAL, TEATRO. Fuera de tres pastorales nuevas que fueron creadas en la primera mitad del s. XX, más exactamente en 1903 con Henri IV de Jean Aguer, seguida por Uskaldünak Ibañetan, escrita por el abad Justin de Menditte y Clément d'Andurain, publicada en 1906 y realizada para las Fiestas de la Tradición vasca de Tardets de 1908, y, finalmente, de Guillaume II del barkoxtar Salarancq en 1929, la producción literaria suletina se limita a canciones, entre las cuales las del poeta de Larrau Louis Ligueix (1901-1939), que pasará el relevo a Pierre Bordaorre "Etxahun", poeta-campesino de Trois-Villes, en especial tras su regreso del cautiverio en 1945. Parecería que, a partir del comienzo de la segunda mitad del s. XX, nuevos vientos soplan sobre la literatura suletina. Proceden de París donde dos jóvenes, hijos de suletinos y nacidos en París, crean, en los años 60, una revista exclusivamente redactada en euskera, "Igela", cuyo subtítulo euskaldun heterodoxoen errebista, indica la ideología. Es la obra del poeta Jon Mirande y del escritor, actualmente miembro de Euskaltzaindia, Txomin Peillen. Sus artículos humorísticos, a veces corrosivos, quieren marcar la existencia de una vanguardia literaria vasca. Esta libertad de tono, inhabitual en la producción literaria vasca, la encontramos en las poesías de Jon Mirande (1925-1972), voluntariamente provocador, que ejerció una gran influencia sobre la joven generación de poetas del Sur. Conocemos también su novela Haur besoetakoa. Peillen, crítico literario, autor de novelas, algunas de las cuales han sido galardonadas por la Academia de la Lengua Vasca, sigue publicando en diversas revistas vascas.

El gran acontecimiento literario es el de la renovación de la pastoral. Esta se debe al poeta Etxahun Iruri (de Trois-Villes) que elige sus temas a partir de la historia y de la literatura vascas. Se mantiene dentro del clasicismo pero su renovación de los temas atrae un público creciente. Se le deben 9 pastorales: Etxahun koblakaria (1953), Matalas (1955), Bereterretxe (1958), Sancho Azkarra (1963), Le comte de Treville (1966), Chiquito de Cambo (1967), Pette Beretter (1973), Ximena (1979) pastoral protagonizada sólo por mujeres, la única en la que se evade de los temas vascos, e Iparragirre (1980), que no alcanzará a ver representada ya que murió en octubre de 1979. Fue durante más de 20 años el único autor de pastorales y se preguntaba quién cogería el relevo cuando surgió, en 1976, Junes Casenave, un cura creador de seis pastorales: Santa Grazi (1976), Ibañeta (1978), Pette Basabürü (1982), Zumalakarregi (1989), Santa Kruz (1992), St Michel Garicoix (1994). En las tres primeras, Junes Casenave operó una verdadera revolución ya que el tema (sujeta) no es ya un personaje sino el pueblo de Sainte-Engrâce, cuya historia relata en Santa Grazi, el pueblo vasco en Ibañeta y el arquetipo de joven vasco en Pette Basabürü. Vuelve a una concepción más clásica en las tres últimas relatando la historia de dos héroes de las carlistadas, Zumalakarregi y el cura Santa Cruz, así como la de un santo vasco. Se le han sumado recientemente otros autores: Allande Aguergaray (Allande Oihenart, 1985, y Sabio Arana Goiri, 1996), Jean Michel Bedaxagar (Agosti Chaho, 1988), Jean Louis Davant (D'Abbadie d'Arrast, 1990, Euskaldünak iraultzan, 1993, y Agirre presidenta, 1995), Michel Berçaits (Harispe marexala, 1991, y Atharratze Jauregian, 1997) y el P. Roger Idiart, laburdino de nacimiento (es decir, manex), párroco de Sauguis durante un cuarto de siglo, que se impregnó de tal manera de suletino que pudo escribir, además de numerosos cantos integrados en diversas pastorales, la obra titulada Xalbador presentada en Larrau en 1991.

Son, pues, seis nuevos autores los que cultivan la pastoral en estos últimos 20 años. La pastoral conoce actualmente un éxito que nunca conoció antes. En 40 años, 24 pastorales han sido creadas y parece que el ritmo de creación se ha acelerado en los 10 últimos años (11 pastorales en 10 años). Hay que reconocer que los suletinos han modernizado el espacio lúdico y las condiciones escénicas utilizando la sonorización que permite recibir un público cada vez más numeroso (de 3 a 5.000 personas por cada representación habitual), editando también el texto de la pastoral en versión trilingüe (euskera, francés, español), lo que capacita a un espectador que ignora el euskera para seguir perfectamente el desarrollo de la acción escénica. De todas partes se acude a este espectáculo, tradicional y colorido, que mezcla, en un teatro total, el texto salmodiado, el canto y la danza. Además de a la sonorización y a la edición del texto, se asiste también a una innovación que los sostenedores de la tradición no han aceptado con demasiada facilidad. En efecto, en 1980, por primera vez, una mujer desempeñó un papel entre hombres y cantó, incluso, el azken pheredikia en la pastoral Iparragirre. Esta alteración de la tradición, que prescribía la separación de los sexos, se ha convertido en moneda habitual desde entonces; máxime cuando, de forma lógica y natural, las mujeres desempeñan mejor los papeles femeninos de la pastoral. Si añadimos a ello que, desde un período reciente, la pastoral se representa incluso en Laburdi o en Hegoalde, podrá calibrarse la aportación literaria de este género, eminentemente suletino, al conjunto del País Vasco. No es pequeña causa de orgullo, para esta pequeña provincia que se despuebla de año en año, el poder demostrar que está viva y que desea continuar viviendo.

JEH

Con 760 kilometros cuadrados Zuberoa es la provincia más pequeña del País Vasco y un país de pastos y bosques. Recientemente, recuerdo del antiguo vizcondado medieval de Sola, en francés Soule, en latin Subola, se creó un colectivo de gestión de los pueblos suletinos con el nombre de Xiberoako Elkargoa.

Es la parte más montañosa de Iparralde (Orhi 2008 m.). Los valles suletinos están orientados, en general, sur-norte. En la formación del Pirineo los depósitos marinos, que, por la presión de la placa africana se sublevaron como una ola, dieron una subida suave por Navarra y casi cayeron por Zuberoa en vertientes abruptas.

El valle de Sola no es un valle único; diversos afluentes, el Apura, el Apanize, llevan sus aguas al Uhaitz Handi. El rio Uhaitz tiene dos ramas una procede de Larraine, otra de Santa Grazi.y de los ríos subterraneos que proceden del karst navarro-suletino de la Piedra San Martín. El río Irati nace en Zuberoa pero se dirige hacia Navarra, el río Jos se dirige hacia el Bearn.

Zuberoa conservó y adaptó tradiciones paneuropeas. Los períodos de calma de las actividades rurales y las estancias de los pastores familiares en Alta Montaña favorecieron el mantenimiento de juegos particulares.

El juego de los pastores, urdaika (busca del cerdo) se parece al base-ball, pero exigía más destreza que el juego norteamericano. Se jugaba, no con una pala sino con bastones y no con una pelota gorda sino con una del tamaño de un huevo de pichón.

Otro juego practicado en todo el País Vasco norte era el Bota luzea. Los pastores, sin frontón, jugaban en un terreno casi llano y frente a frente. Ha pasado a la ciudad y se juega de vez en cuando con la mano desnuda.

Entre los deportes de pastores no se observa, como en Gipuzkoa, los relacionados con los labores del campo (aizkolari, harri jasotzaile, idi dema). El 15 de agosto en Ahuzki se dan corridas de subida a la fuente de las chicas, neska lasterka, lanzamiento de palancas, barraka, triple salto, bi urrats eta jauzi.

El terreilka se conoce por alusiones de Oihenart en el siglo XVII al ruido inútil que producen. Era antiguamente un entrenamiento de los suletinos que tenían armas de defensa en casa. Los hombres estaban obligados a constituir una milicia de defensa de todas las fronteras de Zuberoa. En el siglo XX presencié uno de esos tiroteos, pero era de cazadores, y se jugaba entre dos pueblos.

Como la geografía del país es muy abrupta se dan tiroteos, no en horizontal sino siguiendo la ladera de un collado. Según la distancia el blanco es un cartón redondo o estrecho y rectangular. Se dispara únicamente con balas redondas fabricadas por los participantes. El equipo que pierde el partido paga la comida y el ganador, la bebida. Ahora se juega al ball-trapp de los cazadores de aves.

Entre los espectáculos se destacan el teatro de pastorales y de farsas. Los suletinos escriben tragedias religiosas cuyas representaciones se titulan pastorala, porque en el pasado los actores eran pastores. Ahora, los actores son los habitantes de un pueblo. Cada pueblo tiene que esperar su turno. Las fechas están reservadas hasta 2025. Nunca fue una literatura oral, sino escrita. Antaño en manuscritos y, desde 1950, son libros con traducciones al castellano y al francés.

El origen de la pastoral y su ubicación únicamente en Zuberoa se debe a la Contrarreforma. Zuberoa fue la única provincia vasca donde el protestantismo penetró. Las primeras pastorales trataban de vidas de santos porque los protestantes los habían condenado y destruido como ídolos.

La pastoral moderna aunque haya cambiado su temática, sigue las mismas reglas:

  1. Tema histórico.
  2. Contar la vida de un personaje o de un pueblo.
  3. Ser trágica: martirio o héroe (reyes, emperadores, presidentes y generales).
  4. Presencia obligatoria de ángeles, de curas y a veces de obispos.
  5. Muerte cristiana.
  6. Se escribe en versos de ocho sílabas escritos y marcados en cuatro líneas. Cada sílaba se salmodia marcada por un golpe de bastón.

La pastoral es un espectáculo total con escenografía medieval, casi sin decorado, pero con alternancia de danzas, de canciones en coro o en solo, y acompañada por una música que hasta mediados del siglo XIX era de una orquesta constituida de una arrabita (pequeno) un violín, una txirula (flauta pirenaica), una txanbela parecida a la gaita navarra y un tamboril de cuerdas. Luego se militarizaron los trajes y las músicas y hasta hace muy poco bandas militares anunciaban la salida de los buenos (Cristianos) o de los malos (Turcos), la preparación de una batalla o una salida de cura y ángeles. La charanga menos militar actual, alterna con esta antigua música resucitada desde el buen gusto y también más variada.

Los astolasterrak o corridas de burros son también un teatro al aire libre; una pastoral cómica más clandestina porque está escrita contra determinadas personas. La censura moral popular utiliza los temas del adulterio, de los casamientos de viudos, de la prostitución, o modernamente de la crítica de los notables y de las instituciones. Su escenografía y sus trajes son más simples.

La maskarada no es un carnaval. Presenta un número limitado de participantes con actores rojos "los buenos" (el señor, el campesino, el zamaltzain y sus danzantes) y negros "los malos" (los occitanos, los bohemios, los caldereros). La voz crítica del pueblo es el payaso Pitxu. El público participa únicamente y con frecuencia como víctima de palabras y diversos chascos. Un personaje de origen medieval es el zamaltzain, hombre centauro, que existía en varias tradiciones europeas y se mantiene en Navarra con el zaldiko-maldiko. Otro personaje mitológico es el oso, reflejo de un ciclo de creencias que recogí.

Por la mañana se celebra un desfile de varios tipos de danzantes (unos veinte), que tienen que bailar cuando se presenta una barricada. Este teatro de la calle exige un texto humorístico que cambia en cada pueblo. Por las tardes, durante una función, se pronuncia un texto más clásico. El sentido mágico del acto se ha perdido.

La albadaka, o albada que los jovenes cantaban el 5 de febrero de casa en casa a todas las personas. Los versos que cantaban podían ser originales. En general, disponían de veinte a treinta coplas adaptadas a la edad y a la personalidad de las personas visitadas. Los versos incluían petición de comida y bebida. Estos versos en Zuberoa son casi idénticos a los de Navarra y, a veces, a otros de todos los países vascófonos hasta Bizkaia. La tradición desapareció hacia los años 1970 y fue reemplazada por las seranatas de las ikastolas.

Ha resurgido el bertsolarismo que se conocía desde el siglo XVII y que se mantuvo muy vivo en el siglo XVIII. Existía entonces una costumbre de burlas (el txikito) entre pastores que, de un lugar a otro, se gritaban versos de provocación. El que participaba no debía enfadarse cuando el verso terminaba con la palabra txikito.

Aún más humilde es el zintzarrots. En este caso no se trataba de un teatro. Se interpretaban canciones de noche, a proximidad de una casa a cuyos habitantes se quería censurar: los jóvenes se acompañaban de cencerros calderos y cazuelas. Si las víctimas pagaban un baile o una buena comida cesaba el escándalo nocturno. Los agredidos, a veces, "tiroteaban" a los jóvenes gamberros.

Ver Maskaradak.



La cultura popular no es un mundo cerrado: la música popular heredó elementos de la música culta y viceversa. Los musicólogos padres Donostia y Riezu observaron la semejanza de músicas populares del oeste europeo con la vasca, remontándose incluso hasta músicas de las Cortes del norte de Europa. Es el caso, por ejemplo de la pieza Bortian Ahüzki (música de la Corte francesa), o de las traducciones de canciones francesas eróticas como Andere serora y Beltxaren beltxa. Cuando se cantan en el estilo vasco cada nota corresponde a una sílaba, y se introducen cambios de tempo y cuartos de tono dentro de un aire.

Como en todas las músicas occidentales hay reminiscencias del gregoriano o de la música litúrgica. Son muy famosas las canciones de amor suletinas por la calidad de sus textos. Sus músicas son de préstamo, canciones de la misma escuela se produjeron al oeste y al sur en Navarra y en Lapurdi.

Con frecuencia, las músicas de baile de Zuberoa proceden de ciertos bailes de la Corte francesa o de aires germánicos. Así lo asegura el etnólogo René Guilcher que advirtió en Zuberoa, en mi presencia, una música del siglo XVII francés. En realidad, hay dos tipos de bailes. Por un lado se encuentran los jauziak (saltos), que se conocen en el Baztan navarro (Baztandarrak), en Lapurdi (Lapurtarrak), Mutxikoak, en todo el norte y en el Bearn donde terminan, Moneinak. En Zuberoa se bailan todos. Por otro lado se halla la danza clásica suletina, que se baila con pasos heredados de la Corte francesa y que los voluntarios vascos aprendieron en el ejército durante los siglos XVII y XVIII. Es un arte difícil y que necesita años de aprendizaje porque, al contrario del arte francés, no se pueden utilizar los brazos y, frente a la tradición europea, las danzas circulares se dan de derecha a izquierda. Estas danzas de calidad se dan durante una pastoral o durante una maskarada con trajes del siglo XVIII.

  • AZKUE, Resurreción María Cancionero popular vasco, 3ª ed. , 2 vol. Bilbao: Euskaltzaindia, 1990.
  • GUILCHER, R. La tradition de danse en Béarn et Pays Basque français París: La Maison des Sciences de l'Homme, 1976.
  • PEILLEN, Txomin. "Terreilka edo Xurika". Bulletin du Musée Basque, Bayonne.
  • PEILLEN, Txomin. "Albadaka eta Txikitoak". Igela. París; Donostia: Ed. Peillen; Hor Dago, 1962; 1977.
  • PEILLEN, Txomin. "Amodio baratzetan" (Canciones de amor suletinas del siglo XVIII). Gure Herria. Bayona, 1970.
  • ZULAIKA ARREGI, (J.G.). "Aita Donostia" "Música y músicos en el Pais Vasco". Donostia: RSVAP, 1951.

TPE 2011

Tanto las comunales como las patronales se celebran principalmente en verano.

  • Fiestas locales

· Enero

Laguinge-Restoue.

· Febrero

L'Hôpital-Saint-Blaise.

· Abril

Alçay-Alçabéhéty-Sunharrette, Moncayolle-Larrory-Mendibieu, Sainte-Engrâce.

· Mayo

Camon-Cihigue.

· Junio

Aïnharp, Alçay-Alçabéhéty-Sunharrette, Domezain-Berraute, Etcharry, Gestas, Haux, Idaux, Larrau, Licq-Athérey, Lohitzun-Oyhereq, barrio alto de Mauléon, Trois-Villes.

· Julio

Berrogain-Laruns, Gotein, Mauléon (plaza de la estación, plaza de las Allées), Menditte, Ordiarp, Osserain-Rivareyte.

· Agosto

Alos, Aroue-Ithorots-Olhaïby, Chéraute, Esquiule, Garindein, Montory, Sauguis-Saint-Etienne, Tardets, Viodos.

· Setiembre

Domezain-Berraute, Espès-Undurein, Musculdy, Ordiarp, Ossas.

· Octubre

Arrast-Larrebieu, Mendy, Roquiague.

· Noviembre

Aussurucq.

· Diciembre

Arrast-Larrebieu, Etchebar, Lacarry-Arhan-Charritte-de-Haut, Lichans-Sunhar.

  • Otro tipo de fiestas

Algunas son fijas, otras fluctuantes.

· Febrero

Romería a L'Hôpital-Saint-Blaise.

· Junio

Libarrenx: Forêt de la Liberté., romería.

Mauléon: "6 heures d'endurance tout terrain" (automovilismo).

Musculdy: Romería a la ermita de San Antonio.

Ordiarp: "6 heures d'endurance tout terrain" (automovilismo).

· Julio

Gotein: "La revolución francesa en el País Vasco" (1991), montaje local. Final de torneo local de pelota. Festival de canto vasco.

Larrau: Encuentro de tradiciones orales (1991), "Jauzien Eguna" (1995).

Mauléon: Pelota a cesta punta, a mano, a pala, pequeño guante, en el Jai Alai.

Montory: Baile de atardecer.

Musculdy: Pastoral "Harispe M." (1991). Romería a la ermita de San Antonio.

Ordiarp: Ball trap.

Roquiague: Pastoral "Agirre Presidenta" (1995).

Tardets-Sorholus: Romería a la ermita de la Magdalena.

· Agosto

Garindein: Festival de la canción vasca.

Larrau: Pastoral "Xalhador" (1991).

Mauléon: Gran semana de los Deportes Vascos en el Jai Alai Oronena. Fiesta de las Asociaciones. Fiesta de la alpargata.

Musculdy: Romería a la ermita de San Antonio.

· Setiembre

Licq-Athérey: Rallye de cimas por todoterrenos.

Larrau: Romería a la ermita de San José.

Mauléon: Rallye de cimas por todoterreno.

Tardets: Rallye de cimas por todoterreno.

· Octubre

Barcus: Baile de la Paloma.

· Noviembre

Romería a la ermita de Lambarre, Ordiarp.

· Diciembre

Barcus: Romería a N.Sª de Paradis.

Bestaco Ondorea

Jondane Estebe Martina,
Goure herrico patroina,
Agorrilan guertharzen da;
Ainharbiar saldo bat joan da
Aurthen besta hartara,
Ez escandal emaitera,
Bena bai libertizera.

Arrastiritan dansatu,
Bai ta ere plazer hartu,
Oro guinen libertitu;
Arraxa zenian abanzatu,
Etcherat abiatu.
Bi adichkide baratu,
Ocasione tchercatu:
Goure biziac han galdu.

Etchegoien eta Menta,
Ouste dut deitzen duela;
Desfortuna zen haiena.
Coki saldo bat guibeleti
Makila khalduca hasi,
Gu luretzat nahiz egotchi;
Gouri biziac idekib
Nahi ziren segurki.

Etchegoien eta Menta,
Ouste dut deitzen duela;
Desfortuna zen haiena.
Makila lurerat aurthiki,
Ganibetac ideki
Eta tchistacaz hasi;
Gouri sabelat iaurri,
Odolez igueri jarri.

Laster igorri berria
Donaphaleuco hirira,
Mousde Logier tcherkhara.
Ethorri zen jaun barbera
Laster goure lotzera.
- Erraguzu, jaun barbera,
Erraguzu eguia:
Sendoturen gutuzia?

- Izan niz amardetan,
Hango ospitalean,
Soldado blasatuietan;
Egundaino eztut ikhousi,
Hoi! holaco lanican.
Coraie, jaunac, coraie
Oroc har zazie;
Sendoturen ziradie.

Canción suletina que relata un suceso trágico a la vuelta de las fiestas de Ainharbe (Aïnharp).

Parroquias en el año 2000
ParroquiaComprende además
Abense-de-Haut
Aïnharp
AlçayAlçabéhéty-Sunharrette
AlosSibas
AroueEtcharry
ArrastLarrebieu
AussurucqSuhare
Barcus
Camou-Cihigue
Charritte-de-Bas
Chéraute
Domezain-Berraute
EspèsUndurein
Esquiule
Garindein
Gestas
GoteinLibarrenx
Haux
IthorotsOlhaïby
LacarryArhan-Charritte-de-Haut
LaguingeRestoue
Larrau
LichansSunhar, Etchebar
LicqAthérey
LohitzunOyhercq
L'Hôpital-Saint-Blaise
Mauléon-Licharre
MenditteOssas
MendyIdaux
MoncayolleBerrogain-Laruns, Larrory-Mendibieu
Montory
Musculdy
Ordiarp
OsserainRivareyte
Pagolle
Roquiague
Sainte-Engrâce
SauguisSaint Etienne, Trois-Villes
Tardets-Sorholus
ViodosAbense-de-Bas

Zuberoa depende a comienzos del siglo XXI del obispado de Bayona, aunque, hasta 1793, en virtud de sus vicisitudes históricas, lo hizo del de Olorón (vide infra "Historia").

Los trabajos sobre Zuberoa han experimentado un notable crecimiento en la segunda mitad del siglo XX. Destacan los de M. Nussy Saint-Saëns, G. Viers, M. M. Gervais-Aguer, Haritschelhar, M. Chadefaud/G. Dalla Rosa/G. Di Meo, Guilcher, D. Peaucelle, B. Oyharçabal, J.B. Orpustan, M. Grosclaude, Jean-Marie Régnier (Medalla de la Villa de Mauléon 1999 por sus investigaciones y publicaciones sobre Zuberoa), P. Bidart, D. Ebrard, J. Blot, F. Gaudeul, R. Goulard, C. Desplat, M. Milhou, T. Peillen, P. Hourmat y P. Palu. En cuanto a las fuentes, J.L. Etchecopar-Etchart efectuó, en 1989, una valiosa recopilación en su Histoire da Pays de Soule. Recueil de references (Mauléon). Los datos proporcionados por el Observatoire économique de la Soule difieren de las estadísticas ministeriales o del I.S.E.E. por incluir aquél las 8 comunas suletinas de los cantones no suletinos. Salvo la bibliografía comentada en el apartado "Prehistoria", se citan y/o se han utilizado a lo largo de esta voz las siguientes fuentes y bibliografía.


A

  • A.D.P.A. Archives départementales des Pyrénées-Atlantiques
  • Aguergaray, A., 1973: Les lieux de culte à Musculdy, "Gure Herria"
  • Alford, V., 1931: Ensayo sobre las Mascaradas suletinas, Revista Internacional de Estudios Vascos, XXII
  • Allières, J., 1977: Les basques, "Que sais-je?", P.U.F.
  • Arotçarena, S., 1965: Histoire de Protestantisme, "Gure Herria"

B

  • Batcave, L., 1897: Documents et enquêtes de 1791-1792..., "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres et Arts de Pau"
  • Batcave, L., 1903:Les décimes ecclésiastiques en Béarn, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Batcave, L., 1923:A propos des Recognitiones Feodorum, "Revue historique et archéologique de Béarn et du Pays Basque"
  • Bayaud, P., 1950: Les débuts de la Seconde République dans les Basses-Pyrénées, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres et Arts de Pau", X, 54-63
  • Bayaud, P., 1958: Le Conseil Général des Bases-Pyrénées sous la Monarchie de Juillet "82ème Congrès National des Sociétés Savantes", Paris, 393-410
  • Bayaud, P.: Documents sur les élections de 1849, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres et Arts de Pau", 80-84
  • Baylly, A., 1960: La Réforme en France, jusqu'à l'édit de Nantes, Fayard
  • Bémont, C., 1914: Recueil d'actes relatifs à l'administration anglaise en Guyenne au XIII siècle. Recognitiones Feodorum, n° 394, 396, 411, Paris
  • Bidart, P., 1994: De la Soule contemporaine en "Le Pays de la Soule", Izpegi
  • Bidart, P., et all., 1995: Zuberoako Historia, Gaiak, Donostia
  • Bladé, J.F., 1898: La vicomté de Soule, Nantes
  • Blot, J., 1973: Contribution à la protohistoire en Pays Basque, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Blot, J.,1976: Les monuments préhistoriques en Pays Basque, Catálogo dolménico del País Vasco, Pau
  • Blot, J., 1979: La Soule et ses vestiges protohistoriques, "Bulletin de Musée Basque"
  • Blot, J.,1984: Artzainak, les bergers basques, Bayonne
  • Blot, J., 1993: Archéologie et montagne basque, Elkar
  • Blot, J., 1994: Les vestiges protohistoriques en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Boase, Alan, 1977: Vie de Jean de Sponde, Genève
  • Bonaparte, L.-L., 1869: Le verbe basque en tableaux, London
  • Bordenave, N., 1873: Histoire de Béarn et de la Navarre, Paris
  • Bordes, Ch., 1899: La musique populaire des Basques en "La Tradition au Pays Basque, Paris
  • Boucher et Chauchat, 1968: Notes de prospection mégalitique. Cromlechs et tumulus de Cize et de Soule, "Bulletin de Musée Basque"
  • Bureau de Recherches Géologiques et Minières, 1962: Carte Géologique a 1/50.000. Larrau. XIV-47, Ministère du Développement Industriel et Scientifique, Service Géologique National, Orléans
  • Bureau de Recherches Géologiques et Minières,1969: Carte Géologique a 1/80.000. Mauléon, Direction du Service Géologique et des Laboratoires National, Orléans
  • Bureau de Recherches Géologiques et Minières,1971: Carte Géologique a 1/50.000. Tardets-Sorholus. XIV-46, Ministère du Développement Industriel et Scientifique, Service Géologique National, Orléans.

C

  • Cénac-Moncaut, 1857: Voyage archéologique et historique en Pays Basque, Paris
  • Ciérbide, R. cd., 1994: Le Censier Gothique, Izpegi
  • Clément-Simon, M., 1894-5: Jacques de Béla et ses oeuvres inédites, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres et Arts de Pau"
  • Colas, L., 1923: La tombe basque, Bayonne y Biarritz
  • Commission syndicale du Pays de Soule: informes periódicos
  • Communay, A.. 1885: Les Huguenots dans le Béarn et la Navarre, Paris
  • Corominas, J., 1972: De toponimia vasca y vasco-románica en los Bajos-Pirineos, Fontes Linguae Vasconum studia et documenta
  • Courteault, P., 1926: Une lettre faussement attribuée à Louis XI sur le Pays de Soule, "Revue historique et archéologique de Béarn et du Pays Basque"
  • Courteault, P., 1938: Histoire de la Gascogne, Paris
  • Coutume de la Soule (La) (Fuero de Zuberoa), 1993, trad., notas y comentario de Michel Grosclaude, Izpegi
  • Cuzacq, R., 1948, 1951, 1952, 1956, 1957, 1967: Les Elections législatives à Bayonne et au Pays Basque (6 entregas que abarcan desde 1848 a 1961), Bayonne y Mont-de-Marsan
  • Cuzacq, R., 1971: Au Pays de Soule: Pages d'Histoire et d'Art Religieux, Bayonne. Chambre de Commerce et d'Industrie de Bayonne, 1991: La lettre d'Activités en Pays Basque, "Speciel Soule".

D

  • D'Andurain de Maytie, A., 1973: L'hôtel de Maytie, "Pyrénés"
  • D'Andurain de Maytie, A., 1981-1982: Les élections législatives de 1824 dans l'arrondissement de Mauléon, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne", n° 137 y 138
  • Dartigue, C., 1950: Histoire de la Gascogne, "Que sais-je?", P.U.F.
  • De Dufau de Maluquer et Jaurgain, 1887 y 1888: Armorial de Béarn, "Revue de Beárn, Navarre et Lannes"
  • Deloffre, R. et Bonnefous, J., 1992: Pierres des églises romanes et gothiques, Béarn-Pays Basque, J&D Ed.
  • Démolition du château de Mauléon de Soule, "Rev. de Gascogne", 1825
  • Descheemaecker, J., 1974: La mort du duc Arimbert en Soule, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Desplat, C., 1994: La Soule à l'époque moderne en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Dîmes de Soule et émeutes à Gotein, "Etudes hist. et rel. du diocèse de Bayonne", 1902
  • Drouin, J.C., 1978: Les élites politiques en Pays Basque franc sous la monarchie de Juillet et la seconde République en "Euskal Herria (1789-1850)...", Bayonne
  • Du Bourg, M.A., 1883: Histoire du Grand-Prieuré de Toulouse, Toulouse
  • Dubarat, V., 1887: La commanderie de l'hôpital d' Ordiarp, Pau
  • Dupuy, M., 1973: Les grands heures de l'Aquitaine, L.A. Perrin
  • Durliat et Allègre, 1978: Pyrénées romanes, Zodiaque.

E

  • Ebrard, D., 1994: Trajets archeologiques en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Egia. Bulletin mensuel du groupe d'etudes et d'information de la Soule, Pau
  • Elissondo, R., 1988: La propiété des terres communes au Pays de Soule, à la fin de l'Ancien Régime, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Estornés Lasa, B., 1981: Epoca Vascona, Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco, San Sebastián
  • Etchecopar, J.L., 1989 y 1992: Histoire de la Soule. Recueil de références, Mauléon
  • Etchecopar-Etchart, La préparation des Etats Généraux de 1789 en Soule, "Bulletin du Musée Basque"
  • Etcheverry, M., 1931: Les débuts da protestantisme en Soule, "Revue historique et archéologique de Béarn et du Pays Basque"
  • Etcheverry, M., 1934: Un parlement acharné à garder des sujets malgré eux, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Etcheverry, M., 1937:La réforme des Etats de Soule au XVIIIe, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Etcheverry, M., 1938: Les Sponde de Mauléon, "Gure Herria"
  • Etcheverry, M., 1942: Les institutions du Pays Basque Français, Paris
  • Etcheverry, M., 1941: A travers l'histoire anecdotique de Bayonne et des pays voisins, Bayonne.

F

  • Fabre, G., 1973: La présence romaine entre l'Adour et les Pyrénees, Catálogo dolménico del País Vasco
  • Flourac, L., 1889: Lettres relatives au Pays de Soule, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Foix, P., 1922 y 1923: Sainte-Engrâce, "Gure Herria"
  • Fondation des Capucins de Mauléon, 1901, "Etudes Historiques et Religieux de la ville de Bayonne"
  • Froidour, L., 1928: Mémoire du Pays de Soule, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne".

G

  • Gallop, R. 1948 (1° ed. 1930): Los vascos, Madrid
  • Gaudeul, F., 1972: Enceintes et terrassements de l'Ursaya, Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne
  • Gaudeul, F., Etude comparative des Gazteluzahars, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Gaudeul, F.,1976: Les enceintes protohistoriques du Pays Basque, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Gaudeul, F., 1994: Les enceintes de type protohistorique en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Gavel, H., 1924: La chanson de Berterètch, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Gervais-Aguer, M.M., 1969: Contribution à l'étude de la petite et moyenne entreprise à travers un exemple local: l'industrie mauléonnaise, Bordeaux
  • Goulard, R., 1994: La vicomté de Soule en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Goyhenetche, E., 1959: L'oeuvre de M. Elie Lambert et L'histoire basque, "Gure Herria".
  • Goyhenetche, E., 1961: Notre terre basque, Bayonne
  • Goyhenetche, E.,1979: Le Pays Basque. Soule-Labourd-Basse-Navarre, Pau, 706
  • Goyhenetche, Manex, 1995: La guide du Pays Basque, Lyon
  • Guilcher, J.M., 1983: La danse traditionnelle dans les provinces basques de France, "Être Basque", Toulouse
  • Haristoy, P., 1883: Recherches historiques sur le Pays Basque, Bayonne
  • Haristoy, P., 1895: Les paroisses du Pays Basque pendant la période revolutionnaire, Pau, 3 vols.

H

  • Haritschelhar, J., 1970: L'oeuvre poétique de Pierre Topet Etchahun, 1971
  • Haritschelhar, J., Un propiété souletine vers le milieu du XIXe siècle. Etchaunia, "Munibe" n° 4
  • Heddebaut, C., 1975: Etudes géologiques dans les massifs paléozoïques basques, "Bulletin du Bureau de Recherches Géologiques et Minièrs, Géologie Générale", Section IV, N° 1, París
  • Herelle, G., 1914 y 1923: Les Mascarades souletines, Revista Internacional de Estudios Vascos.
  • Hourmat, P., 1989: Bayonne et le Pays Basque au temps de la Révolution, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Hourmat, P., 1994: Mauléon et la Soule dans lo première moitié du XIXe siècle en " Le Pays de Soule", Izpegi
  • Hualde, J.I., 1993: Topics in Suletin Phonology (J. I. Hualde and J. Ortiz de Urbina eds.), "Generative Studies in Basque Linguistics", Jhon Benjamins, Amsterdam/Philadelphia.

I

  • I.N.S.E.E., 1984: Population du département des Pyrénées-Atlantiques
  • I.N.S.E.E., 1980: Pyrénées-Atlantiques, un siècle de démographie
  • Ikherzaleak, 1988: Pays de Soule, Mauléon
  • 2003: Lehenago, Xiberoa. Autrefois, la Soule, Mauléon. Institut Culturel Basque, 1992: Guide du Patrimoine en Pays Basque Nord
  • Ithurbide, J., 1934: Le Collège du Mauléon, Bayonne.

J

  • Jauréguiberry, F., 1993: Le basque à l'école maternelle et élémentaire, Université de Pau et P. de l'Adour
  • Jourdan, J. P., 1987: Les notables des Basses-Pyrénées sous la Monarquie de Juillet, "Revue de Pau et du Béarn", n° 14
  • Jaurgain, J. de, 1884-5: Les capitaines-châtelains de Mauléon, "Revue de Beárn, Navarre et Lannes"
  • Jaurgain, J. de, 1885: Arnaud d'Oïhénart et sa familie, Paris
  • Jaurgain, J. de, 1898: La Vasconie, Pau
  • Jaurgain, J. de, 1899: Quelques légendes poétiques du Pays de Soule en "La Tradition au Pays Basque"
  • Jaurgain, J. de, 1908: Journal de Pierris de Casalivetery, Paris/Auch
  • Jaurgain, J. de, 1909: Les Beaument-Navarre, Revista Internacional de Estudios Vascos
  • Jaurgain, J. de, 1910: Troisvilles, d'Artagnan et les Trois Mousquetaires, París
  • Jaurgain, J. de et Ritter, 1968: La maison de Gramont, "Les Amis du Musée Pyrénéen", I.

L

  • Laborde, D., 1996: D'Iztueta à Negu Gorriak en passant par Donostia, incessantes fabrications d'une musique basque, "Bulletin de Musée Basque"
  • Laborde, J.-B., 1941: Précis d'histoire du Béarn, Pau
  • Labrouche, P., 1883: Armorial général de 1696, "Revue de Beárn, Navarre et Lannes"
  • Lacarra, José Mª, 1973: Historia del Reino de Navarra, t. III, Pamplona
  • Laffargue, A., 1979: En visite chez les Navarre, Ed CTR, Lectoure
  • Lafon, R., 1935: Observations sur la place de l'accent dans quelques formes basques des parlers suletins, "Mélanges Paul Laumonier"
  • Lafon, R., 1958: Contribution à l'étude phonologique du parler basque de Larrau (Haute-Soule), "Miscelánea Hom. a André Martinet" II, Univ. de la Laguna
  • Lafon, R., 1959: Remarques sur la structure des formes verbales du parler basque de Larrau (Haute-Soule), "Via Domitia" 6
  • Lafon, R., 1973: La langue basque, "Bulletin de Musée Basque", 2° trim.
  • Lafourcade, M., 1984: La sépulture et le droit basque en "Hil Harriak", Bayonne
  • Laharie, C., 1993: Le Camp de Gurs. Lamant et Regnier, 1984: Armorial de Bayonne, Pays Basque, II, Ekaina
  • Lambert, E., 1941: L'Hôpital-Saint-Blaise et son église hispano-mouresque, Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Lambert, E., 1959: Le pèlerinage de Compostelle, Privat
  • Laplace-Jauretche, 1950: Nouvelles peintures préhistoriques en Haute-Soule, "E.J."
  • Larrasquet, J., 1928: Action de l'accent dans l'évolution des consonnes étudiée dans le basque souletin, Paris
  • Larrasquet, J., 1934: Le Basque Souletin Nord-Oriental, Paris
  • Larrasquet, J., 1939: Le Basque de la Basse-Soule orientale, Paris
  • Larrieu, Dr., 1891-1892: Cahiers des griefs..., "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres et Arts de Pau"
  • Larrieu, Dr., 1899: Mauléon et le Pays de Soule pendant la Révolution en "La Tradition au Pays Basque"
  • Larronde, J.C., 1983: Esquisse d'un tableau social et électoral, "Etre basque", Toulouse
  • Larronde, J.C., 1987: Las repercusiones políticas de la Guerra Civil en el País Vasco, "La Guerra Civil en el País Vasco. 50 años después", Bilbao
  • Larronde, J.C., 1995: Le mouvement euskalerriste (1932-1937). Eskual Herri Zaleen Biltzarra (1932-1937), "Fund. Sabino Arana"
  • Le Patrimoine en Pays Basque, 142 monuments historiques protégés, D.R.A.C. d'Aquitaine
  • Lefebvre, Th., 1933: Les modes de vie dans les Pyrénées atlantiques orientales, Paris
  • Letamendia, P., 1981-1982: La vie politique en Pays Basque français 1958-1962. Permanente et mutation d'un sous-système politique, "Bulletin de Musée Basque"
  • Lober et Laborde, 1927: Gaston VII de Béarn et les Anglais en Gascogne, "Revue historique et archéologique de Béarn et du Pays Basque"
  • Loirette, F., 1988: Un mémoire d'intendant sur le Marsan en 1682, Borda
  • Loubergé, J., 1981: La maison rurale en Pays Basque. Les cahiers de construction traditionnelle, n° 5, ed. Créer. Lougarot, Gisèle: Dans l'ombre des passeurs, Textos de Gisèle Lougarot ex periodista del "Journal du Pays Basque" y fotos de Bob Edme, fotógrafo reportero en el País Vasco, corresponsal de la Associated Press, 2004, Editions Elkar.

M

  • Marca, P. de, 1894-1912, reed. 1977: Histoire de Béarn, Marseille, 2 vols
  • Michel, F., 1847: Proverbes et poésie basques d'Arnaud d'Oïhénart, Bordeaux
  • Michel, F., 1847a: Histoire des races maudites de la France et de l'Espagne
  • Michel, F., 1857: Le Pays Basque
  • Michel et Bémont, 1896: Rôles Gascons
  • Michelena, L., 1961: Fonética histórica vasca, "Seminario Julio de Urquijo", San Sebastián
  • Milhou, M., 1994: Les retables post-tridentins des églises souletines en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Menjoulet, A., 1864: Chronique d'Oloron, Olorón
  • Mussot-Goulard, 1983: La bataille de Taller, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne" de Dax.

N

  • Narbaitz, P., 1975: Le matin basque, Paris
  • Narbaitz, P., 1978: Nabarra, Bayonne
  • Nogaret, J., 1931: Les châteaux historiques do Pays Basque français, "Bulletin du Musée Basque"
  • Nussy-Saint-Saëns, 1939: Contribution à un Essai sur la Coutome de Soule, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne", anexe V
  • Nussy-Saint-Saëns, 1955: Le Païs de Soule (Essai sur la coutume basque), Bordeagux.

O

  • Observatoire économique de la Soule: boletines diversos
  • Oihenart, A., 1637: Notitia utriusque Vasconiae, tum Ibericae, tum Aquitanicae, qua praeter situm regionis et alia scitû digna, Navarrae Regum..., Paris
  • Orpustan, J.B., 1977: Bibliographie, "Bulletin de Musée Basque"
  • Orpustan, J.B., 1984: Las maisons médiévales du Pays Basque de France, "Bulletin de Musée Basque"
  • Orpustan, J.B., 1990: La cour de Licharre en 1337-1338, "Bulletin de Musée Basque", n° 130
  • Orpustan, J.B., 1991 (2 ed.): Toponymie basque, Bordeaux
  • Orpustan, J.B., 1994: Les noms des maisons dans la toponymie médiévale en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • se le debe asimismo la edición de los proverbios y poesías de Oihenart (1992) y la de las poesías de Sponde (1995)
  • Ott, S., 1981: The circle of mountains: a basque shepherding community, Oxford
  • Oyharçabal, B., 1994: La pastorale souletine en "Le Pays de Soule", Izpegi.

P

  • Palu, P., 1994: Forêt et société souletine aux XIX et XX siècles en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Papy, M., 1973, L'émigration à partir du Pays Basque intérieur en 1900, d'après une enquête administrative, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • Pasquier, F., 1927: Inventaire del Arch. Dep. de Haute-Garonne, serie H, Toulouse
  • Peillen, Tx., 1960: Xuberoan artzain, Aranzadi
  • Peillen, Tx., 1985: Animismua Zuberoan, San Sebastián
  • Peillen, Tx., 1986: El castellano y lo español en la provincia de Sola o Zuberoa, "Fontes Linguae Vasconum Studia et documenta", 47
  • Peillen, Tx., 1994: Les langues de la Soule en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Pejenaute, J.Mª, 1990: Tipos de Tiempo y Clima de las Comarcas Navarras, Gobispado de Navarra, Dep. de Educación, Cultura y Deporte, Pamplona
  • Pernoud, R., 1965: Aliénor d'Aquitaine, Albin Michel
  • Poullenot, L., 1995: Basses Pyrénées. Occupation. Libération. 1940-1945, Biarritz.

R

  • Raymond, P., 1863: Dictionnaire topographique, Paris. Redd. Ekaina, 1983
  • Régnier, J.-M., 1985: Les Béla, de Mauléon et Chéraute, "Ekaina"
  • Régnier, J.-M., 1991: Histoire de la Soule, Ekaina
  • Régnier, J.-M., 2000: Histoire de la Soule, II, Ekaina
  • Reicher, G., 1958: La résistance des Basques é l'étranger, "Gure Herria"
  • Ritter, R., 1951: Jeanne d'Albret et la Reforme chez les Basques, "E.J."
  • Rubon et Sacx, 1970: Géographie des Basses-Pyrénées, Bayonne.

S

  • Sáenz de Buruaga, A., 1991: El Paleolítico superior en la cueva de Gatzarria (Zuberoa, País Vasco), anexo de "Veleia", UPV-EHU, Vitoria
  • Sallaberry, J.-D.-J., 1899: Les mascarades souletines, "La Tradition au Pays Basque".

T

  • Tellagorri-Enea Itxina, 1993: Iparralde, Bilbao
  • Thillaud, P.L., 1983, Les maladies et la médecine en Pays Basque Nord à la fin de l'ancien régime, Genève
  • Tobie, J.L., 1982: Le Pays Basque Nord et la romanisation, "Bulletin de Musée Basque"
  • Trabut-Cussac, J.P., 1954: Bastides ou forteresses, Rev. "Le Moyen Age", n° 1-2
  • Trabut-Cussac, J.P., 1972: L'administration anglaise en Gascogne, Droz
  • Truffaut, T., 1987: Quelques aperçus de la mascarade souletine, "Ohitura", n° 5
  • Truffaut, T., 1990: Opinions du clergé basque sur les traditions souletines en 1909, "Ekaina"
  • Tucoo-Chala, 1973: Les Bastides et Villeneuves dans les Pyrénées occidentales, Centro Dep. de Doc. Pedagógica de los P. Atlánticos, Pau
  • Tucoo-Chala, 1981: Gaston Fébus et la souveraineté en Béarn, Pan.

U

  • Uriarte, A.,1983: Régimen de precipitaciones en la costa NW y N de la Península Ibérica, Caja de Guipúzcoa, San Sebastián
  • Urkizu, Patri, 1989: Zuberoako irri teatroa, astolasterrak, Gipuzkoako Kutxa
  • Urkizu, Patri, 1991: Agosti Chahoren bizitza eta idazlanak (1811-1858), Bilbo
  • Urkizu, Patri eta J. Garzia, 1991: Bertsolaritzaren historia: Lapurdi, Baxenabarra eta Zuberoako bertso eta kantak, Donostia
  • Urrutibéhéty, Dr., 1965: Voies d'accès en Navarre et carrefour des chemins de Saint-Jacques, "Bulletin de Musée Basque"
  • Urrutibéhéty, Dr., 1977: A propos de... l'autel de la Madeleine de Tardets, "Bulletin du Musée Basque"
  • Urrutibéhéty, Dr., 1982: Casas Ospitalia. Diez siglos de Historia de Ultrapuertos, "Príncipe de Viana".

V

  • Veilliard, J., 1963: Le Guide do Pèlerin de Saint-Jacques de Compostelle, Mâcon
  • Veyrin, P., 1947: Les basques, Arthaud
  • Viers, G., 1961: Mauléon-Licharre, la population et l'industrie, Bordeaux
  • Viers, G., 1975: Le Pays Basque, Toulouse
  • Viers, G.,1983: La neige dans le Pays Basque de France, VII Congreso Internacional de Estudios Pirenaicos, p. 23-30
  • Viers, G., 1994: Les paysages, la société en "Le Pays de Soule", Izpegi
  • Vinson, J., 1882: Cayer Général des Plaintes et Demandes du Tiers-Etat de Soule, "Bulletin de la Société des Sciences, Lettres, Arts et d'Etudes Régionales de Bayonne"
  • VVAA, 1991: Ipar Euskal Herria. Histoire-art-économie-écologie, Zarauz
  • Bidart eta beste, 1995: Zuberoako historia. Gaiak, Donostia.

X, Z

  • X..., 1986: 150 ans d'espadrille à Mauléon, Ikherzaleak
  • Zuazo, K., 1989: Zubereraren sailkapenerako, "Anuario del Seminario de Filología Vasca Julio de Urquijo", 23-2.