Concept

Olentzero

Lejos de conocerse documentalmente el origen de Olentzero, las más antiguas versiones tienen bastante similitud con la que José Miguel Barandiaran dijo haber oido a un pastor de Aralar.

Contaba aquel hombre que, por tradición oral, se había ido transmitiendo de padres a hijos la historia de que un día de fiesta, quizá cuando se celebraba el solsticio de invierno, los paganos o gentiles del lugar bailaban en la pradera de Matxabaleta, en Aralar, cuando una nube se fue acercando al lugar hasta llegar a tapar el sol. Se asustaron los allí reunidos y consultado el más anciano vaticinó que la nube anunciaba la venida de Kixmi, que en el lenguaje del momento significaba la llegada del Cristo, la venida del cristiano y el consiguiente final de su cultura, por lo que gritó:

Sortu dek Kixmi, Galduak gaituk. Jauzi mallotik bera¡ (¡Ha nacido Kixmi¡, ¡Estamos perdidos¡. ¡Arrojadme por los mallos¡.)

Cumplieron los deseos del anciano y le arrojaron al precipicio en tanto que la nube fue acabando con la vida de todos los pastores menos uno que pudo bajar corriendo hasta los pueblos cercanos para anunciar la sucedido: era Olentzero que, en versión cristiana, es el mensajero que comunica la llegada de Cristo mientras que en la explicación primitiva representa el final de la cultura hasta entonces existente. Olentzero también puede anunciar la llegada de la nueva luz, la luz del sol, al tratarse de la época en la que los días comenzaran a ser más largos.

En Aralar el lugar donde se ubican los hechos relatados sigue siendo conocido con el nombre de Jentillarri.

JSA