Literatoak

Gracia Armendáriz, Juan

Escritor navarro nacido en Pamplona en 1965.

En su juventud marchó a México, donde permaneció entre 1981 y 1983. Allí iniciaba sus estudios de Comunicación en la Universidad Iberoamericana, estudios que culmina en la Universidad de Navarra en 1989. Desde aquí se traslada a Madrid, donde trabajó algún tiempo como cronista de sucesos del periódico " El Mundo ". Compatibilizó esta labor con los estudios de Filología y Estética de las Artes, disciplinas en la que se licencia por las Universidades Autónoma y Complutense de Madrid.

Colaboró con artículos de opinión en " Diario de Navarra ", en la sección cultural del " Heraldo de Aragón " y de " Radio Pamplona-Cadena Ser", en " El Mundo ", en el suplemento " Culturas " de " Diario 16 " y en las revistas literarias " Río Arga ", (a cuyo consejo de redacción perteneció varios años), "Elgacena ", y las nacionales " Ínsula " y " Cuadernos Hispanoamericanos ". En 1991 abandona el periodismo e inicia su doctorado en el Departamento de Lengua y Literatura Española de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Obtiene el grado de doctor en 1993, con una tesis sobre " El artículo diario de Francisco Umbral (1957-1990). Análisis y documentación ". Fue profesor ayudante durante tres años, y posteriormente profesor titular de Literatura Española Contemporánea y de Documentación en Humanidades en la Escuela Universitaria de Biblioteconomía y Documentación, tareas que comparte con la literatura.

Ha recibido ayudas a la creación literaria, tanto del Gobierno de Navarra (1985) como del Ministerio de Cultura, concedida esta última en 1993 por su libro de relatos Manchas en la pupila, obra que queda finalista en el Premio Jaén de Narrativa 1992. Ese mismo año obtiene el premio " Francisco Ynduráin " de las Letras para escritores jóvenes. En 1994 queda finalista en el Certamen Internacional de Narrativa " Tomás Fermín de Arteta " de Aoiz y obtiene el Premio de las Letras de Navarra para autores menores de 35 años. En 1997 queda finalista en el Certamen de relatos NH Hoteles y en el Premio Internacional de Periodismo " San Fermín "; y en 1998 recibe el Premio a la Creación Literaria del Gobierno de Navarra, en la modalidad de Narrativa.

Participa en el libro colectivo Premio Jaén de relatos: año 1992 (Jaén, Concejalía de Cultura y Turismo, Servicio de Publicaciones, 1994), que incluye el trabajo Manchas en la pupila compuesto por 42 relatos. Su obra literaria consta también de dos títulos publicados en 1994: una colección de poemas titulada Como si al otro lado latiera (Madrid, Endymion, 1994) y el libro de relatos Noticias de la frontera (Madrid, Libertarias/Prodhufi, 1994). "El primero reúne una poesía conceptual, con referencias místicas; el segundo aporta un compendio de micro-relatos formados por unas pocas líneas, en los que la sugerencia cercana a la poesía y el elemento fantástico son sus componentes esenciales ". (Martín Nogales 1994). Para redactar el poemario, el autor se valió de una ayuda del Gobierno de Navarra concedida en 1989. El tema del amor domina en la primera parte, tratado con " aire de ritos y liturgias " -dirá Mata- " en el que es perceptible la influencia de la poesía oriental ". A veces, los poemas se condensan en sólo dos o tres versos sugerentes de gran intensidad expresiva y riqueza léxica (Mata, 1999). Por su parte, Jaime Siles advierte en su prólogo: " La poesía de Gracia no surge de una serie de lecturas, sino de la fijación verbal de imágenes ". El libro abarca poemas escritos en muy diferentes épocas y, por lo mismo, recoge bien la trayectoria del autor. La primera parte es mágica y lúdica, y mantiene una mirada inocente frente al mundo. En la segunda, la poesía se hace más hermética, plagada de referencias a la mitología y reflexiones sobre el azar y el destino personal. La tercera y última es más seria, austera y reflexiva.

Por su parte, Noticias de la frontera incluye una colección de 71 relatos breves de un marcado lirismo, algunos de los cuales son micro-relatos de sólo 2 o 3 líneas. De ahí, en el título la palabra " Noticias ", como pequeños flashes o imágenes, y el complemento " de la frontera ", aludiendo a ese territorio fronterizo de la mente humana donde habitan los pensamientos más confusos, lo brumoso y lo incoherente del ser humano. Los relatos siempre deparan al final una sorpresa y frecuentemente crean espacios de fantasía en los que la incógnita invade la realidad, al modo de Borges, Onetti, García Márquez o Bioy Casares. Se trata muchas veces de historias incompletas que el lector deberá recrear y completar. (Mata, 1999)

En 1999, Gracia edita un nuevo libro de cuentos titulado Queridos desconocidos (Pamplona, Gobierno de Navarra, Departamento de Educación y Cultura, 1999), con el que había obtenido el año anterior el Premio a la Creación Literaria que convoca el Gobierno de Navarra. Está formado por doce relatos que abordan temas y tratamientos diversos que van del intimismo al testimonio realista o a la reflexión. El libro tiene un tono más narrativo y menos lírico, y lo narrado abandona también lo fantástico para abrazar lo cotidiano, si bien siempre desde una visión incompleta o desdibujada de los sucesos que se cuentan. Incluye 12 relatos independientes cuyo común denominador es la sugerencia abierta; la misma tensión, en todos ellos, entre lo que se conoce y se desconoce.

En 2001 publica un estudio titulado El artículo diario de Francisco Umbral (1957-1988): análisis y documentación [Recurso electrónico] (Madrid, Universidad Complutense de Madrid, 2001), fruto de su tesis doctoral, y en 2003 ve la luz su primera novela, Cazadores (Aoiz (Navarra), Bilaketa, 2002). En ella se evocan las peripecias de un niño de once años, y se ahonda en ese difícil y decisivo acceso de la niñez a la adolescencia. "Quizá incluya una novedad turbulenta, al modo en que ciertas tribus exigen al iniciado dar caza a una fiera a fin de abandonar el ámbito de la niñez." -dirá Gracia en la presentación a la obra-. Y añadía: "Opté por amoldar el punto de vista narrativo a la mirada de un niño de once años, de modo que el tiempo y el espacio fueran referencias presentes y absolutas; ello reclamaba a su vez, un lenguaje acomodado a la sensibilidad y perspectiva de ese narrador: tensión, lirismo, inmediatez. Escribir Cazadores fue un gozoso reto. También recuperé el enigmático placer que proporciona la lectura de los cuentos populares, pues las raíces de este relato buscan, a su modo, la sugestión del mito."

Parte de su obra poética, como algunas de sus narraciones, han sido recogidas en antologías y obras colectivas como la Antología poética vasca (Madrid, Ediciones VOSA, 1987); Poesía Vasca Contemporánea (Málaga, Litoral, 1995); Quince Líneas. Relatos hiperbreves (Barcelona, Tusquets, 1996); Antología Bilaketa de Narrativa, (Aoiz, Grupo de Cultura Bilaketa, 1996) y Antología Bilaketa de Poesía (Aoiz, Grupo de Cultura Bilaketa, 1997).