Topónimos

Saint-Pierre-Et-Miquelon

Colectividad territorial francesa situada al este de la costa canadiense, en el Atlántico Norte, a 25 Km. al sur de la isla de Terranova.

Con un estatuto particular dentro de la República Francesa, hasta 1985 fue un departamento de ultramar; junto con Guadalupe, la Guayana y Martinica, es uno de los cuatro territorios franceses en América, el único en Norteamérica, una parcela de la antigua Nueva Francia. En 2007 contaba con una población de 6.099 habitantes.

Bandera St. Pierre et Miquelon

Archipiélago compuesto por dos islas principales que corresponden a sus dos comunas, la de Saint-Pierre (26 km²) y la de Miquelon-Langlade, de 216 km², más de una decena de pequeñas islas, como Grand Colombier, Petit Colombier, Île aux Marins -conocida como Île aux Chiens-, Pointe Blanche, Île aux Pigeons y la Île aux Vainqueurs. El área total es 242 km², con 120 Km. de línea de costa. Hay asimismo una pequeña isla con un faro perteneciente a Terranova llamado "Green Island" que se encuentra a mitad de camino entre Langlade y Terranova. Miquelon fue formada por la unión de tres islas a través de dunas de arena y depósitos cuaternarios. Estas tres islas son: Le Cap, Miquelon (Grande Miquelon) y Langlade (Petite Miquelon), estas últimas separadas únicamente por un largo estrecho de arena que las unió en el siglo XVIII.

El término Miquelon es de etimología euskérica; Langlade deriva de L'île à l'Anglais. El escudo y la bandera (oficiosa) de la Colectividad representan el barco de Jacques Cartier, junto con las armas de Bretaña y Normandía, y la ikurriña.

Los más recientes descubrimientos apuntan a que las islas han estado frecuentadas desde hace cerca de 8.000 años por pueblos norteamericanos como los Beothuks y los Paleo Eskimo.

Llamadas de Las Once Mil Vírgenes por el navegante portugués João Alvares Fagundes en 1520, y más tarde "Islas Verdes" por los hermanos Corte Real, fue el explorador francés Jacques Cartier el primero en llamarlas Saint-Pierre, en 1536.

Asentamiento comenzado a ser frecuentado por balleneros vascos de manera estacional durante la temporada de pesca, los primeros vestigios de presencia vasca datan de 1517. A lo largo del siglo XVI se fueron estableciendo de forma permanente contingentes principalmente de San Juan de Luz y Ziburu, así como también normandos y bretones.

El capitán Juanes de Liçaurdi estableció por encargo del armador de San Juan de Luz Adam de Chibau, una estación pesquera en el sur de las islas entre 1602 y 1611. A mediados del siglo XVII la colonización francesa era estable, destacando los establecimientos para la pesca de bacalao de colonos de Saint-Malo.

A principios del siglo XVIII, a causa de la competencia pesquera con los ingleses y la ratificación del Tratado de Utrecht, la colonia francesa fue obligada a abandonar las islas y los británicos tomaron posesión de ellas desde 1713 hasta 1763. En virtud del Tratado de París (1763), fue cedido a Inglaterra todo el territorio de Nueva Francia, salvo Saint-Pierre y Miquelon, regresando los colonos. Refugio de los acadianos deportados de Nueva Escocia en el marco del apoyo francés a la guerra de Independencia norteamericana, las fuerzas británicas atacaron las islas en 1778, y deportaron a la población. En 1816 fueron las islas devueltas definitivamente a Francia.

La pesca, en declive paulatino a lo largo del siglo XIX, fue revitalizada por una nueva e importante oleada de población vasca, pescadores, carreteros y granjeros, provenientes principalmente de cinco polos: Ghétary-Bidart, San Juan de Luz/Ciboure, Urrugne, Hendaya y Saint-Pée. Y, en menor medida, de Saint-Etienne de Baïgorry, Irun y Hondarribia.

Con la ocupación de Francia en 1940 el gobernador se mantuvo leal a Vichy, siendo foco de tensiones con Canadá, que pensó en invadirla, y con Estados Unidos. En diciembre de 1941, una flotilla de la Francia Libre tomó el control de las islas sin resistencia. Fueron declaradas Territorio de ultramar en 1945, y Departamento de ultramar en 1976. Este estatus fue modificado el 11 de junio de 1985 y las islas se convirtieron en una Colectividad Territorial, estatus especial que sólo comparte con las islas de Wallis y Futuna en el océano Pacífico.

La economía ha girado históricamente en torno a la pesca del bacalao, origen de la población del archipiélago y de su fuerte componente vasca, y que tomará dimensión industrial en la década de 1940. Lo sigue siendo en gran medida, ocupando al 25 por ciento de la población.

A partir de fines de la década de 1980, al ser reducidos drásticamente sus planes de pesca -y condicionadas también sus temporadas por el clima, húmedo y ventoso, con inviernos largos y fríos- se han incentivado la agricultura, las piscifactorías de vieiras, la pesca del cangrejo, el estudio de sus recursos de petróleo y gas, y el turismo, para lo que en 1989 se creó la sociedad mixta de desarrollo SODÉPAR.

Respecto al turismo, se ha potenciado la atracción de Île aux Marins, convertido el islote en el Musée Archipélitude, dedicado a la pesca, principal museo de los seis con que cuenta la Colectividad, así como la colonia de focas de la laguna Grand Barachois, los faros, el entorno natural y las antiguas fortificaciones. Sector en pleno auge, recibe un 50 por ciento de canadienses continentales, un 30 de Terranova, un 10 de estadounidenses y un 10 por ciento de europeos.

Aeropuerto de Saint-Pierre, abierto en 1999. Cuenta (2011) con 3 hoteles, 3 alberges, una residencia de apartamentos y una agencia de recepción y atención del turismo.

Servicio de Archivos de la Colectividad de Saint-Pierre et Miquelon. Biblioteca y mediateca municipal en Saint-Pierre.

Saint-Pierre cuenta con el Musée Héritage de la historia y cultura de las islas en lo siglos XIX y XX ; el Museo histórico de l'Arche; el Musée de la Prohibition, dedicado a la época prohibicionista, que supuso unos años de auge económico gracias al tráfico de alcohol con Estados Unidos, y el Musée Cusick. Miquelon-Langlade cuenta también con un Museo local. En Île aux Marins hay dos dedicados a la pesca, el Musée Archipélitude la Maison Jézéquel.

La importancia vasca en la colonización y vida histórica del archipiélago, ha dejado, amén del nombre de Miquelon, una importante huella onomástica vasca y la bandera, otros aspectos como la afición por la pelota. La asociación Zazpiak-bat, que toma su nombre del frontón de Saint-Pierre, levantado en 1906, está afiliada a la Federación Francesa de Pelota Vasca. Anualmente se celebran las Fiestas Vascas en el archipiélago, con importante participación, que cuentan con música, dantzaris, partidos de pelota y exhibiciones de deporte rural.

En los últimos tiempos se manifiesta una mayor conciencia de formar parte de la Diáspora y un aumento notable de las relaciones culturales con Vasconia.

El euskara, del que hay numerosos testimonios, se hablaba todavía a finales del siglo XIX y principios del XX. Rastro morfosintáctico vasco en el francés hablado en el archipiélago, es el uso de la frase atributiva: Furieux qu'il était!, Mauvais que c'est!

Apellidos vascos registrados en el siglo XIX en las islas. Muchos no han quedado debido a lo estacional de la presencia humana en ellas; no pocos, aún perviven en Saint-Pierre et Miquelon:

Albistur, Amestoy, Andueza, Ansoborlo, Apessetche, Apesteguy, Apezechia, Aranaz, Arantzabé, Arburu, Argain, Arraitz, Arrossaména, Artano, Barnetche, Beluntza, Bertiz, Bidart, Bildosteguy, Biraben, Borotra, Borthayre, Camino, Camio, Camou, Capendeguy, Capantéguy, Carricart, Dabadie, Daguerre, Darboure, Dardamboure, Darguibel, Darruspe, Delizarraga, Dezavala, Dibarrat, Dibildox, Diharce, Diracabal, Dithurbide, Dolabarats, Doyenard, Doyharcabal, Duhagon, Duhart, Duruty, Elisondo, Elizabe, Erausquin, Detcheverry, Errecart, Etchebaster, Etcheberry, Etchegaray, Etchegoyen, Etchemendy, Etchenugacia, Etchepare, Etcheto, Etcheverria, Etxoan, Ezponda, Fagonde, Garat, Garmendia, Gastambide, Gastigar, Goïcoëchea, Goya, Goyenetche, Hacala, Harambouro, Haran, Harismendy, Harriet, Hauciartz, Heguy, Hillareguy, Hiraburu, Hiriart, Hiribarren, Hiriberry, Hirigoyen, Ibart, Ilharréguy, Imatz, Iraola, Irasoquy, Iturbide, Ithurrart, Iza, Jacquachourry, Jaureguiberry, Larralde, Larramendy, Larranaga, Larre, Larregain, Larreguy, Larrondo, Larroulet, Lecaroz, Legarralde, Legasse, Leguia, Lissague, Lubériaga, Luberry, Mendizabal, Olaizola, Olano, Olazabal, Olhagaray, Oreta, Oheguy, Oyarbide, Oyarzabal, Oyhamboure, Puchulutéguy, Recart, Sabarotz, Sallaberry, Sarraçola, Sasco, Segurola, Semper, Silhouette, Sorzabal, Teilletche, Télétchea, Telletchia, Thomazena, Uberia, Urdanabia, Urtizberea, Uzandizaga, Zagaramurdy.