Villes

Vitoria-Gasteiz. Economía

Artículo principal Vitoria-Gasteiz.

La actividad económica de Vitoria-Gasteiz sufre una profunda y radical transformación en la segunda mitad del siglo XX basada en dos hechos de gran relevancia.

1. Por una parte, la industrialización, (años 50) de la periferia vitoriana que marcará el desarrollo económico de la capital, que a partir de los años sesenta centraliza y capitaliza la mayoría de actividad económica del territorio, excepción de la que gira en torno a la Rioja Alavesa y los Valles próximos al territorio vizcaino.

2. Por otra parte por la capitalidad de la Comunidad Autónoma Vasca (1980), que conlleva un destacado aumento del sector terciario y configura una ciudad donde el protagonismo económico pasa a ser asumido por ambos sectores: el industrial y los servicios.

Es obvio, por tanto que al referirnos a la actividad económica del territorio vitoriano debamos hablar de dos etapas. Una que la alargamos hasta los años cincuenta y otra que se desarrolla de manera paralela, en un primer momento, al proceso de industrialización y posteriormente al importante cambio que la capitalidad vasca le otorga a la ciudad en estos últimos 20 años, que en definitiva supone la pérdida de la subordinación del sector servicios al industrial hasta su equiparación en una primera fase y posterior superación en cuanto a volumen de empleo generado. Es, en definitiva, el paso de una sociedad marcada por parámetros económicos del siglo XIX a una sociedad competitiva integrada en la Europa del siglo XXI.

La primera mitad del siglo XX está caracterizada en la economía alavesa, a diferencia de los casos guipuzcoanos y vizcaínos, por el mantenimiento de una importante mano de obra en el sector primario y la existencia de una industria tradicional de escasa importancia, que era incapaz de frenar el éxodo demográfico hacia las otras provincias vascas, que desde finales del siglo XIX conocen profundas transformaciones en su entramado económico. Si a ello añadimos que la capital Vitoria, seguía teniendo un destacado papel militar, acrecentado tras la guerra civil, comprobamos que la economía vitoriana y por tanto, también, la alavesa, se regía por parámetros ya olvidados en las economías de Bizkaia y Gipuzkoa.

Esta situación se refleja en Vitoria en la elevada mano de obra del sector primario, por encima del 10%, en la existencia de una industria tradicional, metalurgia y artes gráficas -por su entidad destacaban Ajuria S.A., Aranzabal S.A. y Heraclio Fournier- que generaba un empleo inferior a los 10.000 puestos de trabajo, cifra muy acorde con el volumen demográfico que en 1950 apenas superaba los 50.000 residentes y un sector terciario que cumplía las funciones propias de la capitalidad provincial (centro administrativo y comercial - 2.457 puestos). Reflejo de lo expuesto son los valores porcentuales que los distintos sectores económicos, a mitad de siglo, reflejaban:

  1. Sector Primario 11%
  2. Sector Industrial 44%
  3. Sector Terciario 45%

Pero, a partir de 1950, la economía vitoriana entra en una dinámica totalmente diferente a la conocida hasta entonces. La conjunción de factores de diversa índole (abundancia de suelo, proximidad a los núcleos industriales guipuzcoanos y vizcaínos, facilidad de comunicación, peculiaridad fiscal del territorio, etc.) va a provocar un cambio sustancial en la fisonomía de una ciudad que despega demográfica y económicamente. Vitoria, a partir de los años sesenta va a participar de muchas de las peculiaridades de las economías guipuzcoanas y vizcaínas; desaparición casi total del empleo en el sector primario, mano de obra industrial, que luego compartirá protagonismo con el sector terciario, y sobre todo desarrollo urbano y demográfico que posibilitan la configuración de una sociedad que rompe la ligazón con los antiguos modelos socioeconómicos imperantes años atrás.

Índice del coste de la vida en el período 1941-1960 tomando como base cien julio de 1936
AñosAlimentaciónVestidoViviendaGastos de casaGastos generalesÍndice general
1936100100100100100100
1941292,8253,2110198,6130,1225.30
1942306292.90113.10216,1138,5238
1943298.00268,5113,1222,9140,3230,1
1944307.40290.40113. 1 0238145.30241.00
1945332.70315,6113.10225.50153.10258,3
1946437.40337.50113,7282,9168,4317.90
1947541.20419.00120316,7201.70385.30
1948556.60512,4120392,3228.30409,5
1949593,6548,1120429,1257,1437,3
1950668,2610,4130455,7295,6488,7
1951744,6664,2150489,6313,9541,6
1952685,5658.20150.00516,2320.00513,4
1953736,8679,2170.00550.10329,3549,8
1954752.20709,4170580,4331,5562,8
1955768.10738.50176,3602.60337.90577,3
1956818.70792,3206.70621,9345.20617
1957906.00903.50238.30708,1386,8688.70
19581.006,701.092,90262,3894.10433.00781,6
19591.097.20 i1.281.00269.501.006.80465.70857.00
19601.116,101.300,202701.037,70520,1876.40

El despegue industrial de los años cincuenta se consolida en épocas posteriores al amparo de una favorable coyuntura económica que se alargaría hasta bien entrada la década de los setenta.

Mayores establecimientos con actividad económica en 1957
EstablecimientoNº de productores
Metal
Ajuri S.A.957
Imosa589
Forjas Alavesas408
Aranzabal S.A.376
Esmaltaciones San Ignacio363
Areitio S.A.324
Industrias Betoño158
Sierras Alavesas146
Bicicletas Iriondo125
Echauri124
Industrias Arrieta97
Armentia y Corres75
Gamarra Limitada71
Industrias Garín S.L.70
Motores y Vehículos68
Construcción
Agromán529
Arregui155
Uriarte146
Ugara S.L.93
San Martín77
Ecia S.A.67
Química
Hijos Orbea264
Explosivos Alaveses61
Pirotecnia Lecea54
Textil
Angel Calvillo82
Cincor63
Rica S.A.59
Banca
Banca Bilbao61
Banco Hispano Americano59
Banco Vitoria55
Madera
Industrias Mendoza293
Hijos de Aguirre97
Transportes y comunicaciones
Renfe484
Compañía Telefónica Nacional63
Artes gráficas
Heraclio Fournier524
Combustible
Ciepsa125
Azúcar
Azucarera Alavesa112
Electricidad
Vitoriana de Electricidad105
Cereales
Panificadora Vitoriana61
Alimentación
Confitería Goya55
Piel
Manuel Laza54
Frutos
Capa54

En 1975, punto álgido de este período desarrollista, el número de empleos industriales, en 1.374 centros de trabajo, superaba los 37.000 en una ciudad que en veinticinco años había triplicado sus habitantes y se acercaba a los 175.000 residentes. Reflejo de este cambio es la práctica desaparición del sector primario que en 1975 se situaba en valores claramente inferiores al 2%. La ciudad vio cómo, en 1962, el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana), aceleraba la creación de suelo industrial para alejar la industria de las zonas urbanas próximas. Desde 1962 y hasta 1975 se urbanizaron más de 1.800 Has, de las cuales la mitad se destinaron a polígonos industriales; la tercera parte de los cuales se instalaron en las zonas industriales que en 1975 rodeaban a la capital, al otro lado de la zona de circunvalación, por el Norte, SE y O.

La industria era de reducido número de trabajadores y abarcaba todas las ramas de actividad, aunque con predominio de la industria metalúrgica que significaba, con sus 585 centros, el 42,57% del total. Además del mencionado sector alcanzaban notoriedad en la industria vitoriana el sector de la construcción -439 empresas- y el de la madera -122-. Es precisamente la industria metalúrgica la que genera mayor empleo. El 58,48% de los obreros lo son de este sector, seguido por la industria química, a la que pertenecía la fábrica Michelín que, con casi 4.000 trabajadores en los años finales de la década de los setenta, se consolida como el gran centro industrial de la capital alavesa. Estas empresas, que se asientan y desarrollan en la capital, son fundamentalmente de tamaño reducido, como lo atestigua el hecho de que el 80% de las factorías no contabilizaba una cifra superior a los 20 empleados y más del 60% no tenía 10 trabajadores. Sólo una cincuentena de empresas superan los 100 puestos laborales y de éstas sólo 7 superan los 500 operarios, generando un total de 10.420 puestos de trabajo.

De entre éstas podemos destacar: Heraclio Fournier, Ajuria, Aranzabal, Michelin, Beistegui Hos. En 1975, la población empleada en la industria estaba formada por 37.242 trabajadores, el 59,1% de la población activa total y el sector servicios empleaba a 24.368 personas, el 38,94%. El trasvase campo-ciudad repercutía en una ínfima participación del sector primario que apenas suponía el 1,5% del total. Dentro del sector terciario era significativo el protagonismo que adquiría el comercio, que, al amparo del importante desarrollo urbano, espectacular en estos años, da empleo en 1975 a más de 10.000 trabajadores, exactamente 10.054, que se distribuían entre los 3.219 comercios de la capital del territorio.

Consumo de energía eléctrica en el período 1949-1963, en miles de kilowatios-hora
AñosAlumbrado PúblicoAlumbrado privadoFuerza motriz
1949------5.163
1950------6.519
19512.3565.1707.452
19522.5526.4718.528
19532.7866.7587.780
19542.8126.8668.143
19553.2077.30720.079
19563.7548.42729.526
19573.7398.83335.641
19584.41810.20549.949
19595.07011.19163.343
19605.47211.56360.432
19616.19511.76268.616
19627.64412.99575.901
19638.59213.20289.569

Pero, a partir de finales de la década, la crisis que atraviesa el País Vasco, y a la que no es ajena esta capital, produce sustanciales cambios en el tejido económico alavés y por tanto en el de Vitoria; cambios que en el caso de la capital son más perceptibles con la nominación de Vitoria-Gasteiz como sede del Gobierno Vasco. La crisis produce un significativo descenso del empleo industrial. Las reestructuraciones de plantilla posibilitan nuevos proyectos empresariales que se caracterizan por su reducido número de trabajadores y el sector terciario, con el paso de los años y al amparo de la capitalidad del territorio, va ganando representatividad. Diez años después, en 1986, más del 50% de los establecimientos económicos está vinculado al sector terciario y la mano de obra empleada en este sector es ya mayoritaria en el conjunto de los trabajadores vitorianos. El paso de los años confirma esta tendencia. El sector primario es testimonial y la mano de obra industrial no llega al 40%. Reflejo de esta situación es la actual distribución porcentual del empleo vitoriano.

  1. Sector primario: 0,97 %
  2. Sector secundario: 39,70 %
  3. Construcción: 7,20 %
  4. Sector terciario: 52,10 %

En 1986 se contabilizan más de 9.000 establecimientos con actividad económica. De estos, casi 4.800 se relacionan con comercio, hostelería y reparaciones, mientras que las industrias transformadoras del metal y manufactureras no alcanzan la cifra de 800, que suponen un valor porcentual inferior al 10%. tal y como se recoge en el cuadro adjunto:

Rama de actividadNúmero
Energía y agua15
Act. Extractivas57
Ind. Transformadora de metal y mecánica de precisión353
Ind. Manufactureras431
Construcción928
Comercio hostelería y reparación4.790
Transporte, almacenamiento y comunicación640
Instituciones financieras, seguros, servicio597
Otros1.467
Total9.278

En la actualidad, los establecimientos con actividad económica ascienden a 14.254. Esto significa un incremento superior a los 5.000 establecimientos, aunque siguen predominando los que se corresponden con actividades comerciales. Se distribuyen de la siguiente manera:

Establecimientos con actividad económica por sectores - 2000
Fuente: Servicio Estadístico del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz
Sector agrupadoDe alta en 2000
Servicios3.976
Comercio al por mayor e intermediación1.520
Bares1.512
Otro comercio1.452
Industria artesanal1.292
Gremios construcción1.182
Comercio al por menor alimentación955
Textil y calzado709
Industria617
Otros534

A finales del siglo XX, el sector primario es testimonial. Apenas cuenta con alrededor de 700 explotaciones que se extienden sobre 22.800 has. Casi la totalidad de las mismas se corresponden con explotaciones con tierras, siendo ligeramente mayoritarias las que tienen ganadería (397 explotaciones con ganadería y 301 sin ganadería.). El número de cabezas de las explotaciones ganaderas se desglosa de la siguiente manera:

1.852 bovinas3.587 porcinas
1.452 ovinas47 equinas
1.073 caprinas61.000 aves

Esta situación apenas sufre cambios en los últimos años.

La actividad industrial también conoce profundas transformaciones. Si en 1975, se contabilizaban casi 1.400 centros productores, veinte años después apenas superan los 1.050, distribuidos, según número de trabajadores, de la siguiente manera.

Nº de trabajadoresNº de establecimientos
<=2348
De 3 a 5235
De 6 a 9134
De 10 a 19167
De 20 a 49105
Más 5071

El predominio de la pequeña y mediana empresa es claro, desapareciendo así mismo la grande. Sólo el 6,7% de las mismas superan los 50 trabajadores y casi el 70% tiene menos de 10. Empresas que antaño tuvieron un papel destacado como Ajuria, Aranzabal, Heraclio Fournier, Beistegui Hermanos o han desaparecido o han sido objeto de una profunda transformación. Los últimos datos del Catálogo Industrial Vasco (1998) nos reflejan un total de 39 empresas con más de 100 trabajadores destacando por su significación Neumáticos Michelín con 3.060 puestos de trabajo y Mercedes Benz con 3.307 trabajadores. Entre las principales empresas asentadas en la capital debemos destacar la presencia de multinacionales como Pepsico y Daewoo, que conviven con otras tradicionales y de muy diversos sectores como Confituras Goya (60 trabajadores), Fournier Artes Gráficas (79 trabajadores) Celaya, Emparanza y Galdós -CEGASA- (260 empleos) o de tecnología avanzada como Gamesa (750 trabajadores). Es el reflejo de una industria muy diversificada que se ha debido adaptar a las nuevas necesidades de mercados y economías de la sociedad industrial de finales del siglo XX. El empleo generado en el sector secundario no llega a los 30.000 puestos de trabajo, que significa el 39,7% del total, lo que le hace perder la hegemonía de la que gozó durante muchos años, en detrimento de un sector servicios que ya genera más de la mitad del empleo de Vitoria-Gasteiz. Es el resultado de un nuevo entramado económico que en estos últimos años configura a Vitoria-Gasteiz como una ciudad eminentemente de servicios, a diferencia de la imagen proyectada hasta 1975, y donde el sector primario apenas da empleo a 650 trabajadores.

Es desde hace casi una veintena de años el predominante en el conjunto de la economía vitoriana. Ocupa a casi 40.000 trabajadores lo que supone el 52% del total, aunque a finales del siglo XX es un sector que pierde ritmo. El crecimiento urbano de la ciudad, y la capitalidad de Euskadi son los dos factores que, junto a la crisis industrial, inciden en este profundo cambio observado con respecto a la situación existente en 1975. La macrocefalia urbana de la capital respecto a la provincia, también lo es a nivel de servicios. Vitoria-Gasteiz acoge a los principales servicios administrativos, culturales, educativos y por supuesto comerciales. Obviamente, y por su carácter de capitalidad, acoge a los servicios específicos derivados de tal hecho.

El comercio es un sector ampliamente desarrollado dentro del conjunto de los servicios que ofrece la capital. En 1987, se contabilizan en Vitoria-Gasteiz un total de 2.994 establecimientos comerciales minoristas que significaban el 80,4% del total provincial. En 1993 asciende su número a 3.672 que representan el 82,7%. Estos comercios están distribuidos, según sectores de actividad de la siguiente manera:

Sect 1Sect 2Sect 3Sect 4Sect 5
2.5361.510391960177
Sect 6Sect 7Sect 8Sect 9Sect 10
291.27757910

Como es habitual, los sectores más desarrollados son el de alimentación, bebidas, tabacos (sect 1) y el de textil (sect 2). El sector 7 acoge al comercio que no se encuadra en los sectores habituales; muebles, vehículos, carburantes, supermercados, economatos y grandes superficies. El sector mayorista de Vitoria mantiene valores porcentuales, en cuanto a representatividad, con el conjunto provincial.

Las entidades bancarias, según datos de 1996, ascienden a 185, de las cuales 86 son de Banca Privada, 71 Cajas de Ahorro y 28 Cooperativas y Cajas Rurales.

El número de plazas hoteleras, según datos de 1999, entre hoteles y hoteles-residencias asciende a 1.489, que se reparten entre los 4 hoteles de la ciudad y los 11 hoteles-residencias. El número de habitaciones se eleva a 929, tal y como se muestra en el cuadro adjunto.

CategoríaNª HotelesNº Habitaciones
*****------
****4489
***2167
**375
*6198

Los 6 establecimientos de categoría 4 y 3**** existentes en Vitoria significan el total de establecimientos de tal categoría del territorio alavés, donde no encontramos ningún establecimiento de 5 *****. A estas habitaciones se deben añadir las existentes en los hostales, hostales-residencias y pensiones que en número de 9 ofrecen un total de 213 plazas. No se contabiliza ningún establecimiento catalogado como hotel-rural o agroturismo. En la capital alavesa se encuentra, en el Parque de la Florida, una de las cinco oficinas de turismo del territorio. Las otras cuatro se hallan en Amurrio, Antoñana, Agurain-Salvatierra y Laguardia-Biasteri.

El parque de vehículos matriculado en Vitoria-Gasteiz asciende (1996) a 105.470 distribuidos de la siguiente manera:

  1. 83.932 turismos
  2. 4.075 motos
  3. 15.068 furgonetas y camiones
  4. 363 autobuses
  5. 656 tractores industriales
  6. 1.376 vehículos calificados como "otros".

En 2000 dicho parque es de 105.372 vehículos.

El número de centros extrahospitalarios asciende a 33 distribuido de la siguiente manera:

  1. 1 ambulatorio
  2. 2 consultorios
  3. 8 centros de salud
  4. 2 servicios de urgencias
  5. 10 centros de salud mental
  6. 3 centros asistenciales
  7. 7 "otros".