Sociétés

Eusko Ikaskuntza-Sociedad de Estudios Vascos

Asociación cultural vasca de carácter cuadriprovincial fundada en septiembre de 1918 en el transcurso del I Congreso de Estudios Vascos celebrado en Oñati (Gipuzkoa) bajo el patrocinio de las Diputaciones de Álava, Gipuzkoa, Navarra y Bizkaia. Desarrolló sus actividades hasta el estallido de la guerra en julio de 1936, reanudándolas en septiembre de 1978. Se define en este Congreso como "una entidad que, constituida por todos los amantes de la tierra vasca, diese permanencia a la labor del Congreso y perdurase como unificadora y directriz del renacimiento de nuestra cultura". Adopta como emblema un roble y como lema "Asmoz ta Jakitez" (Por el Pensamiento y el Saber).



IEZ

La invertebración política de Euskal Herria constituye la gran cuestión de fondo de la moderna historia vasca. Así, puede decirse que, desde 1839, año en que finaliza la primera guerra carlista y el País es sometido a un constitucionalismo centralizador, partirán, desde el interior del etnogrupo, diversas voces solicitando no sólo la unidad moral sino también la unidad política del Pueblo Vasco. 1918 es una fecha clave. La prosperidad económica derivada de la venta de productos necesarios a los países beligerantes pone de manifiesto, una vez más, el contraste entre riqueza material e indigencia cultural en el seno de la sociedad vasca. Euskal Herria, a la cabeza del Estado español junto con Cataluña, no posee una sola universidad pública y menos aún una universidad vasca, es decir una institución que vele por su idioma y cultura propios.

La caída de los grandes imperios otomano, ruso, austrohúngaro, alemán- pone además sobre el tapete la cuestión de las nacionalidades -checos, lituanos, etc.- a los que el presidente Wilson promete la emancipación de mano de sus opresores. Euskal Herria cree que ha llegado, asimismo, la hora de ser escuchada. El nacionalismo rompe, por primera vez, la barrera de las elecciones generales y pide un Estatuto de Autonomía. Pero el movimiento autonomista fracasa tanto por razones exógenas (hostilidad en el resto del estado, salvo en Cataluña) como por razones endógenas (falta de cohesión entre las fuerzas políticas autonomistas, fraccionamiento territorial). Eusko-Ikaskuntza nace, de la mano de este movimiento, como un fruto menor de este esfuerzo; su objetivo será la creación de un humus cultural que arrope y haga posible un nuevo movimiento autonomista más homogéneo y unitario.

IEZ

La actividad pasada de la SEV-EI puede distribuirse en tres etapas bien diferenciadas:

  1. Etapa fundacional (1918-1923).
    Nacida como trasunto cultural del movimiento autonomista que recorre a Vasconia en los años finales de la I Guerra Mundial y como manifestación de la necesidad acuciante de una universidad vasca, la actividad de estos cinco años se orienta hacia objetivos considerados básicos: dos congresos, dos asambleas, puesta en marcha de Euskaltzaindia (Academia de la Lengua Vasca), cursos de metodología, concursos. creación de becas y pensiones. Ayuda a las investigaciones arqueológicas, encargo de textos escolares en euskera, impulso a las ikastolas, publicaciones, etc. Se discuten las bases de una Universidad Vasca y las de un Congreso sobre Autonomía que no llegará a celebrarse debido a la Dictadura. Son años de áspera lucha política polarizada entre los nacionalismos español y vasco que obligarán a la SEV-EI a obrar con tiento.
  2. Etapa dictatorial (1923-1930).
    Sospechosa de practicar un nacionalismo cultural de orientación vasquista (habrá bajas en este sentido), la SEV-EI tendrá que replegarse hacia actividades consideradas inocuas para las circunstancias: excavaciones, geografía, ordenamiento de archivos, etc. La presión deletérea de una Iglesia -adicta- omnipresente agrava la situación, así como también la escasez de medios económicos y la enemiga de la derecha monárquica. Durante los últimos años de la Dictadura tiene lugar, sin embargo, una revitalización de la SEV-EI merced al recambio generacional y a la presión del movimiento euskerista generado en defensa de la lengua vasca. Al final de la misma, la expectativa de un importante cambio político suscita el relanzamiento de los estudios sobre una posible Autonomía.
  3. Etapa republicana (1931-1936).
    Tras la extrema politización del período de transición a la II República, la SEV-EI recupera su tono cultural habitual. La labor que desarrolla durante estos años la convierte en la entidad de mayor prestigio de Vasconia y uno de los referentes, junto con la Junta de Ampliación de Estudios y el Institut d'Estudis Catalans, de la erudición española. Los Cursos de Verano iniciados en los últimos años de la Dictadura se multiplican, dotando a la Sociedad de un importante eco a nivel juvenil, popular y universitario.

IEZ

Pese a estructurarse como una entidad cuadriprovincial la SEV-EI poseyó una clara vocación panvasquista acogiendo en su seno no sólo a vascos de España sino también a los de Francia, a los componentes de las colonias vascas esparcidas por el mundo y a la casi totalidad de los vascólogos del extranjero. En consonancia con su actividad brillan los nombres de José Miguel de Barandiarán, José María de Lacarra, Angel de Apraiz, Julio de Urquijo, Arturo Campión, José de Orueta, Fausto Arocena, Telesforo de Aranzadi, Padre Donostia, Enrique de Eguren, Carmelo y Bonifacio de Echegaray, Juan Zaragüeta, José M.ª Aguirre (Lizardi), etc.

IEZ

Cuando en 1936 la SEV-EI, tras el curso de verano de San Sebastián, cierra sus oficinas, había sobrepasado los tres millares y medio de socios inscritos, socios diseminados por toda la geografía vasca, diversos países europeos y americanos y alguno que otro en tierras africanas o del lejano Oriente. Dejando aparte los socios protectores -entidades colectivas entre las que predominan los ayuntamientos bizkainos (39), gipuzkoanos (38) y navarros (24)- la lista de socios de número puede ser considerada como un auténtico who is who de la Euskal Herria de 1918-1936. Si nos fijamos en el lugar de residencia de los mismos advertiremos con rapidez que Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra constituyen, a gran distancia de las otras unidades vascas, el sustentáculo humano de Eusko Ikaskuntza. La colonia vasca de Madrid aporta, luego, el contingente más generoso, seguida de la de Argentina, Uruguay, Aragón, Barcelona y resto de Castilla.

Los socios europeos son de índole completamente diferente: vascólogos del género Gallop, Uhlenbeck, Karst o N. Tauer. Más difícil es calibrar qué sectores sociales y familias políticas predominan en estos agrupamientos. Si nos guiamos por los nombres mediana y notoriamente políticos, vemos que la respuesta a la convocatoria de 1918 es casi unánime en el sector autóctono y católico del país, sin que pueda decirse otro tanto respecto de los partidos nutridos de la inmigración obrera o de la burguesía más laica y/o centralista. Encontraremos nacionalistas independentistas como Eli Gallastegui. comunionistas del corte Landeta o Rotaeche y aneuvistas como J. Gárate o P. Mari Irujo. Las disidencias históricas del carlismo quedan representadas por un J. Elorza o I. Baleztena por los jaimistas. A. Paguaga y Ricardo Oreja por los tradicionalistas, la familia Olazabal por los íntegros y V. Pradera o J. Luis Oriol por la derecha carlista lindante con el dinastismo. Por otro lado, la afiliación también se extiende hacia un J. F. de Lequerica, un R. Aizpún o los hermanos Pablo y Julio Ruiz de Alda. Por la izquierda, el abanico se abre hasta un único representante destacado del PSOE socio ferviente y miembro de la Permanente doctor José Madinabeitia, y republicanos como R. Madariaga o R. Aldasoro, sin olvidar a los clásicos del liberalismo autonomista José de Orueta o F. Gascue. Echamos de menos, pues, a un F. Sasiain, un H. Echevarrieta o I. Prieto. En cuanto a la Iglesia podemos citar, por su peso específico, a sacerdotes como A. Eleta, J. de Ariztimuño, al canónigo Pildain y a los empurpurados R. Gandásegui, M. Múgica, E. Ilundain y J. Irastorza. La vieja nobleza titulada asoma también a estas listas con nombres de tanta resonancia como Alameda, Peñaflorida, Valdespina o Vessolla.

IEZ

Las Juntas permanentes de EI, elegidas por un sistema en el que se combinan elección democrática y autorreproducción (votación sobre listas preparadas por la propia Junta) reflejan la existencia de una hábil tocinería política atenta a dos datos fundamentales: la proporcionalidad regional de los miembros y la proporcionalidad ideológica de los mismos, equilibrio difícil, no siempre guardado al gusto de todos, pero, sin duda, conseguido, y base de existencia de la Sociedad hasta la guerra. De 1918 a 1936 las relaciones de fuerzas cambian en su seno, porque el país que la sustenta cambia. La SEV no hace más que reflejar. pese a su difícil movilidad, los nuevos tiempos.

Vemos así cómo en el equipo directivo elegido en Oñati -V. Artola, S. Cunchillos, T. Aranzadi, E. Eguren. C. Armendariz, M. Huici, J. de Urquijo, L. Eleizalde, C. Echegaray, Juan de Allende-Salazar, A. Apraiz, J. de Orueta, E. de Landeta, L. Urabayen, E. Bilbao, J. de Gortázar, A. Campión, J. Elorza, P. Broussain y G. Mújica- carlistas, nacionalistas y liberales monárquicos configuran aún un prototipo euskalerríaco finisecular que gusta de autodenominarse "vasquista" a secas. Con la renovación de la Junta en 1920-1922 entran J. Madinabeitia, J. de Aguirre López, F. J. Chalbaud, J. M.ª Díaz de Mendivil, B. Echegaray, P. Elósegui, S. Esparza, J. Fuentes. J. C. de Gortázar, J. de Vilallonga, Juan Zaragüeta y J. Ybarnégaray; apenas altera esta silueta en la que sólo llegará a desentonar Ybarnégaray, futuro Croix-de-Feu, aunque no el socialista Madinabeitia en trance de retomar el hilo conductor vasquista de su juventud.

Durante la dictadura, la Sociedad hiberna limitándose a cubrir las bajas de su directiva el doctor Leremboure, el P. Donostia, L. de Lezama-Leguizamón, E. Amann, A. Eleta, S. Huici, "Lizardi", J. Beunza y F. Arocena. Vemos, pues, entrar a nuevos nacionalistas. Pero las innovaciones apreciables tienen lugar a partir de 1932: S. Altube, A. Dúo, J. Gárate, P. Garmendia, M. de Irujo, J. A. Laburu, C. y J. M.ª de Leizaola, S. Múgica, L. Oroz, M. de la Sota, A. Irigaray, Miguel de Alzo, F. Horn, J. Yirizar, M. Lecuona, y los jefes de sección o de legación F. J. de Landáburu y J. de Aguirre. El arquetipo entrante no sólo rejuvenece; sigue siendo un varón universitario, hijo de universitario, preferentemente abogado, pero aumentan los nacionalistas. El equilibrio regional se ve asimismo alterado, durante los cuatro últimos años, a favor de los guipuzcoanos. Sin embargo, seis hombres fundamentales de 1918 se hallan aún en 1936, a la cabeza de EI: J. Urquijo, A. Campión, J. Elorza, C. Armendariz, T. Aranzadi y, sobre todo su insustituible secretario general. Angel de Apraiz, un hombre dúctil e inteligente, artífice de muchos de los logros de EI, hombre-puente entre los años de la Monarquía y los de la República, entre confesionalistas y laicos, entre el regionalismo y el aranismo. Merced a esto y pese a los 18 años transcurridos, EI de 1936 sigue siendo la institución creada en Oñati.

ASAMBLEAS Y CONGRESOS DE EUSKO IKASKUNTZA (1ª época)
Lugar Año Tema
I Congreso de Estudios VascosOñate1918Estudios Vascos
Asam. Administración MunicipalSan Sebastián1919Administración Municipal
II Congreso de Estudios VascosPamplona1920Enseñanza y cuestiones económico-sociales
Asamblea Agropecuaria AlavesaVitoria1921Agricultura y ganadería
III Congreso de Estudios VascosGernika1922Lengua, enseñanza y universidad
Asamblea de Pesca VascaSan Sebastián1925Pesca marítima
IV Congreso de Estudios VascosVitoria1926Enseñanza profesional
V Congreso de Estudios VascosBergara1930Arte Popular Vasco
VI Congreso de Estudios VascosBilbao1934Medicina y Ciencias Naturales
VII Congreso de Estudios VascosEstella1936Estudios Históricos

A lo largo de su historia, la SEV celebró seis Congresos: Oñati (1918), Pamplona (1920), Gernika (1922), Vitoria (1926), Bergara (1930) y Bilbao (1934). No se celebró el dedicado a Autonomía (1924) ni el dedicado a Historia (Estella, 1936). Las Asambleas fueron tres: sobre Administración Municipal (San Sebastián, 1919), Semana Agropecuaria de Vitoria (1921) y sobre Pesca Marítima (San Sebastián, 1925). Finalmente, organiza desde 1919 Cursos de Metodología y Alta Cultura, diversas series de Conferencias populares y, desde 1927, los Cursos de Verano seguidos de excursiones turístico-culturales. Exposiciones, homenajes, conmemoraciones y publicaciones ocasionales o periódicas completan el núcleo de las grandes actividades.

Entre estas últimas citaremos el Boletín de la Sociedad de Estudios Vascos, trimestral, desde 1919, el Anuario de la Sociedad de Eusko-Folklore (1921), cedido por Barandiarán a la Sociedad, la bianual Memoria y la Revista Internacional de Estudios Vascos (RIEV) cedida en 1921 por Julio de Urquijo. Paralelamente a estas actividades la SEV-EI creó una Biblioteca Vasca, primera en su género, que abrió sus puertas al público en 1927 en la sede de San Sebastián. Hasta 1925 esta ciudad fue la única depositaria de los bienes de la SEV-EI: a partir de ese año se abrieron Delegaciones en Alava, Barcelona, Madrid (1926), Vizcaya y Gernika (1930), Argentina (1931), México (1934) y Navarra (1935), desde las cuales redobló la actividad cultural de forma considerable.

IEZ

A lo largo de su historia, la SEV el celebró seis Congresos: Oñati (1918), Pamplona (1920), Gernika (1922), Vitoria (1926), Bergara (1930) y Bilbao (1934). No se celebró el dedicado a Autonomía (1924) ni el dedicado a Historia (Estella, 1936). Las Asambleas fueron tres: sobre Administración Municipal (San Sebastián, 1919), Semana Agropecuaria de Vitoria (1921) y sobre Pesca Marítima (San Sebastián, 1925). Finalmente, organiza desde 1919 Cursos de Metodología y Alta Cultura, diversas series de Conferencias populares y, desde 1927, los Cursos de Verano seguidos de excursiones turístico-culturales. Exposiciones, homenajes, conmemoraciones y publicaciones ocasionales o periódicas completan el núcleo de las grandes actividades. Entre estas últimas citaremos el "Boletín de la Sociedad de Estudios Vascos", trimestral, desde 1919, el "Anuario de la Sociedad de Eusko-Folklore" (1921). cedido por Barandiarán a la Sociedad, la bianual "Memoria" y la "Revista Internacional de Estudios Vascos" (RIEV) cedida en 1921 por Julio de Urquijo. Paralelamente a estas actividades la SEV-EI creó una Biblioteca Vasca, primera en su género. que abrió sus puertas al público en 1927 en la sede de San Sebastián. Hasta 1925 esta ciudad fue la única depositaria de los bienes de la SEV-EI: a partir de ese año se abrieron Delegaciones en Alava, Barcelona, Madrid (1926), Vizcaya y Gernika (1930), Argentina (1931), México (1934) y Navarra (1935), desde las cuales redobló la actividad cultural de forma considerable.

IEZ

Si la operatividad en todo el territorio euskaro y la fuerte preocupación por la vertebración moral y política del país fueron novedades llamativas en la vida de esta sociedad, no lo fue menos su decidida incorporación de los jóvenes y de las mujeres al quéhacer de la misma. El nace cuando la participación de las mujeres en las tareas civiles de los países beligerantes de la I Guerra Mundial ha demostrado que ellas son tan capaces como los hombres para desempeñarlas. Basta, por tanto, con tener la oportunidad y la preparación necesaria.

El acceso de la mujer vasca al mundo de la cultura superior fue tardío e incompleto. Tardío por haberse producido avanzado el siglo XX. Incompleto, porque, al no existir universidades mixtas en tierra euskara, para las mujeres no existió otra posibilidad de formación superior que las Escuelas Normales de Maestras de los diferentes territorios. EI se mostró desde su fundación preocupada por esta situación. Por ello no es de extrañar que la afluencia de mujeres al II Congreso de Estudios Vascos (Pamplona, 1920) desbordara todas las predicciones. Con el advenimiento de la II República la participación de las mujeres aumentó de forma considerable. Serán numerosas las que, ávidas de cultura, participen en la vida de EI, en especial en los Cursos de Verano iniciados ya en 1927. En 1922, vista la necesidad de incorporar a los jóvenes a las tareas culturales, se creó un nuevo tipo de socio, el socio alumno. Entre estos alumnos pueden contarse: Agustín Zumalabe, Ignacio M.ª Lojendio, Pello Irujo, Elvira Zipitria, J. Luis Banús, Blas de Otero, Andrés de Mañarikua, Jesús de Galíndez, Angel Suquía, etc.

Afiliaciones de mujeres
19191219283
192013119291
1921119308
1922319319
19233193220
1924-193310
19252193417
1926219357
192761936no hay datos

IEZ

Autonomía político-administrativa y Universidad Vasca habían sido los dos objetivos básicos del Congreso de Oñati de 1918 y de su correlato, la SEV-EI. Ninguno de los dos fue alcanzado en el período 1918-1936, razón por la que, visto desde el prisma actual, el balance de lo efectuado puede considerarse parco y hasta cierto punto frustante.

A) Autonomía político-administrativa. La labor autonomista de la SEV-EI se desarrolla desde su creación, pero, sobre todo, en 1922-1923 y en 1930-1931. La preparación de un Congreso en 1924 fue abortada por el advenimiento de la Dictadura de Primo de Rivera. En junio de 1930 se reemprende la idea reconstruyéndose la Comisión de Autonomía. Dada la anomia y el desmantelamiento de los partidos políticos en este período, la Sociedad asume la elaboración de un informe tras efectuar un sondeo de opinión entre más de 200 personalidades políticas y culturales vascas. Y después de éste, la redacción de un Estatuto de Autonomía mediante cuatro subcomisiones provinciales:

Comisión de Autonomía de la SEV (1930)
Eduardo Landeta
Manuel Chalbaud
Julián Elorza
José de Orueta
Francisco Basterrechea
Subcomisiones de la C.A. de la SEV (1931)
ALAVAGabriel Martínez de Aragón, Vitoria.
José Gabriel de Guinea, responsable, Vitoria.
Julián Echenique,Vitoria.
Luis María de Uriarte, Vitoria.
GUIPUZCOAVíctor Artola, San Sebastián.
Bonifacio Echegaray, Madrid.
Julián Elorza, responsable, Azpeitia
José de Orueta, San Sebastián.
Ladislao de Zabala, Tolosa.
NAVARRARafael Aizpún Santafé, Pamplona.
Joaquín Beunza, Pamplona.
Santiago Cunchillos, Pamplona.
Miguel Gortari, Diputación de Navarra, Pamplona.
Luis Oroz, responsable, Pamplona.
VIZCAYAJosé Ignacio de Arana, Bilbao.
Francisco de Basterrechea, Bermeo.
Adolfo G. de Careaga, Bilbao.
Manuel Chalbaud, Deusto, Bilbao.
Ramón de Madariaga, responsable, Bilbao.

De esta forma, al proclamarse la República en abril de 1931, la SEV-EI va a ser la única entidad que pueda presentar un anteproyecto sólidamente meditado, anteproyecto que con el nombre de Estatuto General de Estado Vasco será entregado a todos los partidos políticos el 31 de mayo de ese año. Por encima del mero regionalismo y por debajo del nacionalismo radical, este Estatuto traza las líneas maestras de una nacionalidad vasca cuadriprovincial, autónoma, confederal, plural, laica y moderna. Su fracaso -inviabilidad política- no se debió tanto al texto mismo como a la falta de homogeneidad del tejido político vasco (cuestión religiosa, cuestión de relaciones de poder entre los partidos).

B) Universidad Vasca. La Universidad Vasca -una Universidad dotada de centros dispersos en las cuatro provincias pero bajo un estatuto y dirección común- fue repetidamente solicitada por la SEV-EI al Gobierno central tropezando siempre con la negativa monárquica, dictatorial o republicana. Las actividades culturales de la SEV-EI tienden por ello a llenar, dentro de lo posible, este hueco orientándose tanto hacia las Ciencias Naturales como hacia la Antropología, Geografía, Arqueología, Sociología, Historia, Estudios jurídicos, Economía, Filología vasca, Arte, Pedagogía, Sanidad, Administración, etc.

Tras la fase romántica de la cultura vasca (s. XIX), la aportación de la SEV representa la penetración de la cultura universitaria y el control del amateurismo (inevitable en una cultura minorizada). Destacan las recogidas de Azkue y Barandiarán en el terreno de la Antropología, las excavaciones efectuadas en Isturitz y en el macizo de Aralar por los prehistoriadores Aranzadi, Eguren y Barandiarán, el abordaje de los temas sociales dentro del reformismo católico (Congresos de 1918 y 1920. Semana Agropecuaria de 1921 ), la creación de Euskaltzaindia y la publicación de la RIEV dentro del campo lingüístico, la atención dedicada al Arte Popular en el Congreso de 1930 y el impulso a la lengua vasca desde diferentes campos complementarios. La difusión de la cultura vasca en el extranjero fue probablemente uno de sus más conseguidos logros, llegando a contar en 1936 con socios y colaboradores no vascos en Alemania, Bélgica, Checoslovaquia, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Italia, Polonia, URSS y Suiza. La guerra civil española y, sobre todo, la II Guerra Mundial destruyeron esta red desalojando de las universidades e instituciones científicas europeas el interés por el pueblo vasco. Los 3.865 socios con que contaba en 1936 fueron aventados por el vendaval bélico.

IEZ

La guerra civil detuvo en seco la actividad de Eusko Ikaskuntza en julio de 1936, en pleno Curso de Verano y preparación del Congreso de Historia a celebrar en Navarra. Sus miembros fueron aventados por la tragedia; muertos unos, exiliados otros, cortado el cuerpo social en los dos bandos de la contienda. Baste anotar que uno de sus miembros más preclaros, Julio de Urquijo, tuvo seis bajas en su propia familia, entre ella su hermano José M.ª. 42 años separan la primera etapa de la segunda. Reimplantado lo más elemental del sistema democrático, el restablecimiento se produce en plena Transición política (1978).

Tentativas de reavivamiento

Pero este renarcer oficial fue precedido por diversas tentativas de algunos de sus socios exiliados en el País Vasco de Francia, entre los cuales destaca, con especial relieve, el sacerdote y antropólogo José Miguel de Barandiarán (1889-1991). Barandiarán, al que el estallido de la guerra sorprendió excavando en Itziar (acababa de encontrar el cráneo vasco más antiguo hallado hasta entonces), hubo de establecerse en Sara (Laburdi), hasta su vuelta en 1953 merced a las gestiones de Antonio Tovar y el ministro Joaquín Ruiz Giménez. Allí crea el Laboratorio de Etnología y Eusko Folklore (1938), el instituto Ikuska (1946) y la Société Internationale des Etudes Basques (1948) con su revista Eusko Jakintza.

A modo de continuación de los Congresos de Eusko Ikaskuntza, el núcleo laburdino, en el que destaca Manu Sota, organiza un VII Congreso de Estudios Vascos en Biarritz (1948) en el que tomaron parte destacadas personalidades como Bosch-Gimpera, K. Bouda, Gavel, Lafon, Lambert, Bausani y otros especialistas. Las comunicaciones, leídas en 15 sesiones, pasaron de las 250. Seis años después, en 1954, Bayona fue la sede principal del VIII Congreso en el que no sólo toman parte exiliados y personalidades locales sino también vascos residentes en América como Jesús de Galíndez o nuevas personalidades como Koldo Mitxelena, director técnico del Seminario de Filología "Julio de Urquijo" de Gipuzkoa. Por esos años Barandiarán, de vuelta al marco anterior de sus actividades, sostuvo conversaciones con algunos antiguos socios con la finalidad de reiniciar, de forma continuada y oficial, la vida de la SEV. No tuvo éxito; la herida de la guerra sangraba aún.

La vuelta a la vida (1978)

Es en 1976, como fruto de reuniones habidas entre Aingeru Irigaray, uno de los supervivientes de la última Junta Permanente de Eusko Ikaskuntza de la preguerra, y el diputado provincial Imanol Olaizola, la Diputación de Gipuzkoa toma la iniciativa e interesa a las restantes Diputaciones en la cuestión. Al mismo tiempo Olaizola intensifica los contactos con los antiguos socios. Agustín Zumalabe Mendiburu (1914-1978), euskaltzale, empleado de la OIT residente en Túnez, dinamizará los encuentros entre Aingeru Irigaray, Manuel Lecuona, Joaquín Yrizar, Barandiarán, Bernardo Estornés en la biblioteca de este último (Editorial Auñamendi). En marzo de ese año, por acuerdo plenario, la Diputación guipuzcoana renueva sus compromisos de 1918 con EI. Le siguen los acuerdos de las otras tres, con lo que, a fines de 1977, los supervivientes de la última Junta (Barandiarán, J. Garate, Lecuona, Irigaray, Yrizar y Manuel Irujo) convocan una Junta General de antiguos socios que nombra una comisión gestora para la reavivación.

Como no podía ser menos ésta se inicia en una Asamblea General celebrada en Oñate el 17 de agosto de 1978 en la que se nombra Presidente a Barandiarán y Secretario general a Zumalabe. Muchos de los socios de la preguerra habían desaparecido ya. La primera tarea va a consistir en rehacer el censo de los mismos y en la captación de socios nuevos. Un viejo despacho de la Diputación de Gipuzkoa alberga al núcleo inicial. desde el cual se crea la infraestructura básica y se lanzan las nuevas líneas de actuación. En la Asamblea de Vitoria del 26 de mayo de 1979 se aprueba un nuevo reglamento y la Junta Permanente que regiría a la Sociedad. A la Junta General de Socios celebrada en Durango en 1981 asisten cerca de 200 socios. Se vuelve a poner en marcha la RIEV (Revista Internacional de Estudios Vascos) fundada por Julio de Urquijo, que será dirigida por el eminente antropólogo Julio Caro Baroja. 15 secciones de trabajo se van constituyendo poco a poco. A destacar, en 1980, la creación del Centro de Documentación de Historia Contemporánea, dirigido por Juan Carlos Jiménez de Aberásturi, con la finalidad de recopilar documentación contemporánea vasca.

Los cargos directivos de la SEV son por esas fechas:

PresidenteJosé Miguel de Barandiarán
Vicepresidente por AlavaArmando Llanos
Vicepresidente por GipuzkoaImanol Olaizola
Vicepresidente por NavarraIosu Ardaiz
Vicepresidente por BizkaiaAnder Manterola
Secretario generalAgusín Zumalabe

Representan a las Diputaciones en el Consejo Permanente: Gentza Belausteguigoitia, por Alava, Ricardo Echepare y Germán Recondo, por Gipuzkoa, Jesús Malón por Navarra y F. Javier Eizaguirre, por Bizkaia. Al fallecimiento de Agustín Zumalabe, un sacerdote licenciado en Arte, Edorta Kortadi, asume la secretaría general (enero de 1982). El declive de la vida del nonagenario sabio de Ataun, hace que, de hecho, durante los años siguientes, sea Kortadi el que represente a la Sociedad en las actividades y actos sociales de la misma. De 1978 a 1992, presidencia de Barandiarán, se inauguran las sedes de Donostia, Vitoria, Bilbao y Pamplona. Se establecen las becas "Angel Apraiz" y "Agustín Zumalabe" y el premio "Manuel de Lekuona". Los Congresos, ciclos, jornadas y publicaciones dan a conocer a la revivida Eusko Ikaskuntza que trata de volver a constituirse en la cúpula cultural de Vasconia, como lo fuera de 1918 a 1936.

La actual Eusko Ikaskuntza

Organos rectores. Su órgano directivo fundamental es la Junta Permanente compuesta 5 Vicepresidentes (4 de Hegoalde y 1 de Iparralde), secretario general, vicesecretario, secretario gestor, tesorero, vicetesorero, dos miembros vitalicios, cuatro representantes de las instituciones forales, 15 vocales por las secciones y representantes de las entidades culturales: Euskaltzaindia, 2; Universidad de Deusto, 2; U. de Navarra, 1; U. Pública de Navarra, 1; U. del País Vasco, 3; Instituto Labayru, 1; Institución Príncipe de Viana, 1; Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, 1; Sociedad de Ciencias Aranzadi, 1; Association Lauburu, 1. El Comité Ejecutivo está compuesto por el Presidente, Vicepresidentes, secretario general y, gestor, vicesecretario, tesorero y vicetesorero. La Asamblea General se celebra bianualmente.

Ciclos, jornadas y congresos de Eusko Ikaskuntza (2.ª época).

  1. I Semana de las Merindades (Navarra. 1980).
  2. Ciclo sobre conservación del Patrimonio Artístico (1980).
  3. Jornadas sobre el Sector Agroindustrial Navarro (1980).
  4. Congreso "El Fuero de San Sebastián y su época" (VIII Centenario, 1981).
  5. Jornadas de Antropología (1981).
  6. Jornadas Internacionales de Folklore (1981).
  7. IX Congreso "Antecedentes próximos de la sociedad vasca actual: 1700-1876" (Bilbao. 1983).
  8. Jornada ,"Análisis y problemas de la financiación y desarrollo del autogobierno mediante el sistema de convenio" (1984. Egoalde).
  9. Jornada "La infraestructura del transporte terrestre" (1984. Hegoalde).
  10. Jornada "Economía, innovación y calidad en Euskal Herria ante la integración en la CEE" (1984, Hegoalde).
  11. Ciclo "Protagonistas de la Historia Vasca (1923-1950). (1984).
  12. Congreso de Estudios Históricos "Vizcaya en la Edad Media"(1984).
  13. Curso de Metodologías Prácticas para la Investigación de las Ciencias Humanas (1985).
  14. II Congreso Internacional de Mitología (1986). * Seminario sobre Fiestas Populares y Tradicionales en Euskal Herria (1986).
  15. Ciclo "150 años de los primeros sitios de Bilbao" (1986).
  16. Jornadas sobre Danza Social (1986).
  17. Jornadas históricas en el 475 .Aniversario de la Conquista de Navarra (1987).
  18. Jornadas de Toponimia Navarra (1987).
  19. Ciclos de Etnografía Vasca (1987-1988).
  20. X Congreso:, "Archivos, Bibliotecas y Museos" (Iruña. 1987).
  21. Jornadas sobre el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (1988).
  22. Jornadas sobre Cortes, Juntas y Parlamentos del Pueblo Vasco (1988).
  23. I y II Jornadas de Derecho Privado Vasco (1990 y 1992).
  24. Jornadas sobres Inquisición y Sociedad en el País Vasco (1991).
  25. I y II Jornadas de Estudios Históricos Locales (1988 y 1991).
  26. XI Congreso: "Nuevas formulaciones culturales: Euskal Herria y Europa" (Donostia 1991).
  27. I Jornadas sobre Historia de la Medicina Vasca (1991).
  28. Ciclo "150 Aniversario de la Ley de Modificación de Fueros 1841-1991" (Navarra. 1991).
  29. IV Congreso Internacional sobre la Estela Funeraria (1991).
  30. Ciclo "Margarita de Navarra (1492-1549)", (1992).
  31. I y II Jornadas de Derecho Privado Vasco (1992).
  32. Jornada sobre rituales funerarios y, cementerios (1992).
  33. Jornadas de asistencia a las víctimas del delito (1992).

Tareas Promotoras. En lo referente a al investigación, EI promueve las becas "Angel de Apraiz" y "Agustín Zumalabe". Organiza cursos de archivística, paleografía y diplomática, un Censo-Guía de Archivos y Bibliotecas vascos, becas de colaboración, un Censo de Museos, etc.

Tareas de asesoramiento. Forma parte de diversos consejos, patronatos, tribunales, etc.; presta servicios de asesoría técnica y de información diversa.

Homenajes. Otorga cada año y desde 1983 el Premio "Manuel de Lekuona" a personalidades cuya obra total haya sido dedicada a la cultura vasca. Celebra asimismo homenajes a personalidades -Arturo Campión, José M.ª Basabe, etc.- y a entidades como al Basque Studies Program de Nevada.

Secciones. Son las siguientes: Antropología y Etnografía, Artes plásticas y monumentales, Ciencias físico-químicas y matemáticas, Folklore, Ciencias sociales y económicas, Educación, Historia y Geografía, Prehistoria y Arqueología, Lengua y Literatura, Medios de Comunicación, Ciencias médicas, Música, Ciencias Naturales, Cinematografía, Derecho.

Publicaciones. Memoria bianual, Boletín de la SEV "Asmoz ta jakitez", la Revista Internacional de Estudios Vascos y las publicaciones de cada sección de trabajo.

Fundacion "José Miguel de Barandiarán"

Se crea en 1988 con sede en la Casa "Sara" de Ataun y tiene como finalidad el estudio de la producción de su titular y la continuación de su labor. Otorga la beca del mismo nombre. Edita el "Anuario de Eusko Folklore", la serie "Barandiarán" y la serie "Sara".

El Centro de Documentación de Historia Contemporánea

Se crea en 1980 bajo la coordinación de Juan Carlos Jiménez de Aberásturi con la finalidad de recopilar documentación contemporánea vasca. Custodia el Fondo Eugéne Goyheneche, el Archivo-Biblioteca Manuel Irujo, el Archivo de la familia Cunhillos, el Archivo del Centro de Documentación y Estudios Históricos Junius, etc. Edita la serie "Cuadernos del Centro de Documentación de Historia Contemporánea".

¿Cómo acomodar la SEV a los nuevos tiempos?

Existe una diferencia profunda entre este período y el de la preguerra. La vida de la antigua SEV se había desarrollado en gran parte como un intento de paliar la inexistencia de una Universidad pública en Euskal Herria; es más Eusko Ikaskuntza había sido la principal promotora de campañas tendentes a obtenerla, sin éxito. Entre 1939 y 1978, sin embargo, además de la Universidad de Deusto, habían nacido la Universidad de Navarra (1960) y el Instituto Universitario de Tecnología de Bayona (1975), embrión de su Facultad Pluridisciplinar. En 1980 la Universidad del País Vasco / EHU comenzaba su desarrollo y, en 1989, otra Universidad, ésta también pública, abría sus puertas en el viejo solar navarro. ¿Cuál era ahora el papel de una institución como Eusko Ikaskuntza en un "campus transfronterizo" de hecho que, en 1991, abarcaba 165.000 alumnos entre Aquitania, Comunidad Autónoma Vasca y Comunidad Foral de Navarra? ¿Cómo articular a un colectivo científico, que, por encima de fronteras, experimentaba la urgente necesidad de acortar distancias y derribar barreras?.

IEZ
DVL

A la muerte de José Miguel de Barandiarán fue elegido Presidente de Eusko Ikaskuntza, en la Junta General celebrada en Oñati el 6 de junio de 1992, el Catedrático de Historia del Derecho y primer Rector de la Universidad del País Vasco, Gregorio Monreal. bajo cuya presidencia, que llegó a su fin el 21 de diciembre de 1996, se comenzo a dar respuesta al reto que tenía planteado la Sociedad de Estudios Vascos: adaptarse a las nuevas circunstacias del País.

Eusko Ikaskuntza es, junto con Euskaltzaindia, la única sociedad científico-cultural implantada en todo el ámbito de Vasconia: teniendo en cuenta el diseño del país, sancionado legalmente por la creación de dos Comunidades Autónomas y la existencia de una parte de él integrado en el Estado francés, el sentido de país aconsejaba apoyar, mantener e impulsar instituciones de esta naturaleza.

Otro factor que le confiere un valor de primer orden en un País tan dividido políticamente y en el que todo presenta tantas dificultades, es que la Sociedad de Estudios Vascos es un lugar de encuentro de personas de cualquier credo e ideología a las que une su amor a Euskal Herria y que conviven en ella, dando ejemplo de tolerancia y respeto como, por otra parte, viene sucediendo en su seno desde su fundación en 1918.

Los nuevos planteamientos

La redacción de un Memorandum fijó las grandes líneas de actuación y las funciones que cumpliría la Sociedad en adelante: se pone en él de relieve el carácter de Eusko Ikaskuntza como empresa cultural pública autogestional cuya finalidad será la articulación de la comunidad científica vasca, la elevación del nivel de los estudios vascos, la difusión cultural, institucionalización de la cultura vasca y el impulso a la labor investigadora.

Uno de los primeros pasos que se dio fue la necesaria reforma del Reglamento llevaba a cabo por una Comisión compuesta por los juristas Coro Cillán Apalategui, Tomás Urzainki, Josu Erkoreka, José Manuel Castells y Adrián Celaya. También era urgente la implantación en el País Vasco de Francia donde se contaba apenas con una decena larga de socios. En diciembre de 1992 fue elegida Vicepresidenta gestora por aquel territorio Isabelle de Ajuriaguerra y en enero de 1993 la Sociedad fue inscrita en la subprefectura de Bayona, gozando así de existencia legal.

Otra innovación de gran importancia impulsada por el Vicepresidente de Bizkaia, Joseba Agirreazkuenaga, fue la edición de una hoja informativa "Asmoz ta Jakitez", que sirve de información de las actividades de la Sociedad, de soporte de convocatorias de reuniones, becas y premios, anuncio de publicaciones, reflejo de la vida societaria que no se reparte únicamente entre los socios, sino que se hace llegar a las personas y entidades oficiales y culturales que de esta manera están al tanto de la marcha de la sociedad.

  1. Articulación de la comunidad científica vasca. La comunidad científica vasca ha conocido un desarrollo espectacular en los últimos años; de no tener apenas consistencia se ha pasado a más de cinco mil personas que desempeñan funciones relacionadas con la enseñanza superior y la investigación en las cinco Universidades de Vasconia, en los Centros Tecnológicos tutelados y en los grupos de investigación que operan en la Administración y en las empresas. Las Universidades viven de espaldas unas respecto a otras, faltan planes comunes y una política común en el área de la docencia e investigación. La territorialidad permite laborar a Eusko Ikaskuntza en la articulación de la comunidad científica. Para ello ha realizado un trabajo, financiado por Iberdrola, S.A., para conocer a las personas que componen esa comunidad científica. Ha suscrito convenios con varias Universidades y espera hacerlo con más. Financiado por Caja Laboral se ha instituido el "Premio al mejor curriculum" que es otorgado por las Universidades que, de esta manera, tienen este contacto anual, coordinadas por Eusko Ikaskuntza.
  2. Elevación del nivel de los estudios vascos. El XII Congreso de la Sociedad celebrado en Vitoria-Gasteiz en diciembre de 1993 se centró en este tema bajo el título "Los Estudios Vascos en el sistema educativo", involucrando a la comunidad científica y a la comunidad educativa, ofreciendo una vía de enlace entre los diferentes niveles educativos y entre las áreas de conocimiento. Los "Cuadernos de Sección", revista de cada una de las Secciones de que está compuesta la Sociedad, han sido reformados, elevando el nivel de exigencia científica y adecuándolos a las normas internacionales vigentes para este tipo de publicaciones.
  3. Difusión cultural. No sólo hay que elevar el nivel de los estudios y hay que profundizar en la investigación científica: Eusko Ikaskuntza no olvida la difusión de la cultura, la historia, el derecho, la literatura oral y escrita, la música, la danza, y de todos los elementos significativos de la identidad del pueblo vasco. Por ello, la Sociedad presta sus servicios a las instituciones sobre todo a los Ayuntamientos con muchos de los cuales tiene firmados convenios de colaboración (Donostia, Zarautz, Altsasu, Bergara, Portugalete, Sara, Donibane Lohitzun, Oiartzun, Gasteiz, Oñati, entre otros muchos) y con los que colabora en la forma en que los Ayuntamientos lo solicitan.
  4. Internacionalizacíón de la cultura vasca. En el período Monreal se ha iniciado el proceso de cambio de la Revista Internacional de Estudios Vascos, la RIEV, que se espera culmine con una edición en inglés, hecha en colaboración con el Basque Studies Program de la Universidad de Reno, con el que también la Sociedad tiene firmado un convenio. Se trata de la difusión internacional al más alto nivel de los estudios vascos.

La consolidación

  1. El centro de Documentación. Este Centro ha sido reubicado en unos locales cedidos por la Universidad del País Vasco en "Villa Asunción" de Donostia y se ha ampliado su objeto convirtiéndose en un Centro de Documentación general, no sólo de historia, en el que se aplican las más modernas tecnologías. Se ha preparado él el lanzamiento por Internet de la "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco" previo contrato firmado con sus propietarios la Editorial Auñamendi de la familia Estornés. El Centro recoge, ordena y custodia archivos privados y contiene una fototeca que está siendo digitalizada.
  2. Algunas de las actuaciones más significativas. En septiembre de 1993 se procede a la elección de nuevos vicepresidentes para los territorios que quedaban vacantes; Isabelle de Ajuriagerra en Iparralde, Eliseo Gil en Alava y José Manuel Castells en Gipuzkoa fueron los elegidos. Será la última vez en que la provisión de puestos vacantes se haga por separado. En adelante el presidente y los vicepresidentes formarán un equipo que se presentará unido a las elecciones lo que no impide que se presenten otros equipos o personas sueltas para la presidencia o cualquier vicepresidencia como, de hecho, viene ocurriendo para la vicepresidencia de Navarra. En la misma fecha se celebraron en Oñati las fiestas conmemorativas del 75 Aniversario de la Sociedad con la asistencia de los Presidentes de las Comunidades Autónomas de Euskadi y de Navarra, Diputados Generales de Alava, Bizkaia y Gipuzkoa, representante de la región de Aquitania, representantes eclesiásticos, Rectores de todas las universidades y representantes del mundo de la ciencia y la política. En el año 1994 se dieron una serie de pasos fundamentales para que el desarrollo que venía experimentando la Sociedad no se viera limitado: se trasladó del piso que ocupaba en la calle Legazpi a unos locales mucho más amplios y mejor acondicionados, situados en el Palacio de Miramar de Donostia. La contratación de un gerente, supuso también dotar a la Sociedad de una estructura que se hacía necesaria a la vez que le abría la posibilidad de responder a la demanda que el volumen de las actividades iba suscitando. La Facultad Pluridisciplinar de Bayona acogió la sede en Iparralde, en un paso más hacia una sólida implantación en aquel territorio. Tanto para garantizar la calidad de la producción científica como para recibir las opiniones de las personas más destacadas de las ciencias y artes. En 1995 se creó el "Consejo de Excelencia" que reune a las personalidades de más relieve de dentro y fuera de la Universidad y que se reunirá una vez al año.
  3. Financiación. Al ser Eusko Ikaskuntza una entidad creada por las Diputaciones, cada año ellas determinaban, en función de sus presupuestos, la cantidad que destinaban para la Sociedad. Esto confería una gran inseguridad a la hora de realizar los presupuestos por la variabilidad de las cantidades a percibir. Por ello se ha firmado un convenio marco con Diputaciones y Gobierno Vasco, de cinco años de duración, que proporciona una seguridad material que se ha visto reforzada con la importante ayuda, aprobada en el Congreso de los Diputados, que se recibe del Ministerio de Educación de Madrid.
  4. Otras actividades. Sería prolijo enumerar las Jornadas, Congresos, Becas, publicaciones, premios, en fin el enorme número de actividades que desarrolla la Sociedad de Estudios Vascos-Eusko Ikaskuntza. Seguramente mencionar algunas de ellas sería cometer una injusticia con aquellas que queden silenciadas. La trayectoria ascendente y la vitalidad de la Sociedad se pone de manifiesto al comprobar que el número de las personas que ingresan en ella va en aumento constante: a finales de 1996 Eusko Ikaskuntza tenía más de 2.500 socios y socias observándose una notable afluencia de Iparralde.

Fuentes y Bibliografía

Se ha conservado, probablemente intacto, el riquísimo Archivo Histórico de la SEV-EI correspondiente a todas las secciones de trabajo y administración de la Sociedad. Guardado de forma semiclandestina en una buhardilla de la Diputación de Guipúzcoa, fue ordenado por Idoia Estornés en 1981 y puede consultarse en la actualidad en la sede de la SEV en San Sebastián. La documentación de las Delegaciones no se conserva. Suministran también información de primera mano las publicaciones periódicas de la SEV-EI, en especial el "Boletín" de la misma. La bibliografía fundamental son las dos monografías publicadas por Idoia Estornés en 1983 y 1990: La Sociedad de Estudios Vascos. Aportación de Eusko-Ikaskuntza a la Cultura Vasca (1918-1936), EI, San Sebastián (memoria de licenciatura) y La construcción de una nacionalidad vasca. El autonomismo de Eusko-Ikaskuntza (1918-1931), EI, San Sebastián (tesis doctoral). En las páginas finales de ambas se hallará abundante relación de Fuentes y Bibliografía. En la edición microfilmada de esta tesis (Eusko-Ikaskuntza, 1989) pueden consultarse más de 100 apéndices documentales.

IEZ
DVL

El 21 de diciembre de 1996 concluía el mandato de Gregorial Monreal con la elección como Presidente de Eusko Ikaskuntza de Juan José Goiriena de Gandarias, quien como su predecesor había sido Rector de la Universidad del País Vasco entre 1991 y 1996.

El nuevo Presidente heredó una Sociedad en pleno proceso de modernización que buscaba redefinirse para seguir siendo agente de referencia en el entramado cultural y científico vasco. Durante sus dos mandatos trienales, el equipo de Goiriena de Gandarias aplicó y extendió las líneas maestras fijadas durante la presidencia de Gregorio Monreal, con lo que fructificaron planes y proyectos puestos en marcha en años anteriores.

Ello tuvo su primera plasmación en el XIV Congreso de Estudios Vascos, celebrado en 1997 en torno a la Sociedad de la Información. El Congreso, que por primera vez se desarrolló en sedes simultáneas intercomunicadas por videoconferencia, evaluó el impacto que las nuevas tecnologías podrían tener sobre la sociedad vasca y las oportunidades que las mismas ofrecían. En sus conclusiones, el XIV Congreso hizo un llamamiento para multiplicar los esfuerzos en materia de infraestructuras de telecomunicaciones a fin de recuperar el atraso respecto a otros países, y en la "creación de contenidos propios de nuestro país a insertar en la red Internet", con el objetivo de que la "sociedad pueda acceder a través de la red a contenidos propios de nuestra cultura (muy escasos hoy en día en la red), además de a contenidos producidos en otros ámbitos geográficos", y que a su vez "otros países del mundo puedan "ver" en la red nuestra cultura, nuestras empresas, nuestros comercios, etc., con el fin de "existir" y participar en la aldea global que se está construyendo".

Las recomendaciones emitidas desde el XIV Congreso estaban, ya entonces, entre las líneas prioritarias de actuación de Eusko Ikaskuntza, que el año anterior había abierto su primer sitio web (eusko-ikaskuntza) desde el que empezó a ofertar un volumen cada vez mayor de contenidos informativos, docentes y divulgativos, tanto de producción propia como ajena, sobre ciencia y cultura vascas. Para ello, la Mediateka -presentada públicamente en el marco del XIV Congreso- se constituyó como herramienta tecnológica para la difusión a través de los nuevos soportes tanto de la propia actividad de la Sociedad como de aquella información relativa a la realidad vasca de interés para investigadores y estudiosos. La Mediateka empezó poniendo en marcha la digitalización del Diccionario Enciclopédico Vasco "Auñamendi" con vistas a su puesta en Red y a su actualización, el archivo fotográfico digital con los fondos de Eusko Ikaskuntza, y una base de datos sobre cultura vasca en la prensa del siglo XX.

Asimismo, se crearon nuevas publicaciones electrónicas y se reeditaron en soporte informático otras pertencientes al fondo editorial de Eusko Ikaskuntza, empenzando por las actas de todos los Congresos de Estudios Vascos. En el segundo mandato de Goiriena de Gandarias (reelegido en diciembre de 1999) esta labor se fue extendiendo a los Cuadernos de Sección, a la Revista Internacional de los Estudios Vascos y a las restantes publicaciones de la Sociedad. Respecto a las nuevas cabeceras, en septiembre de 1998 salía el primer número del semanario electrónico Euskonews & Media. Distribuida gratuitamente a través del correo electrónico, la revista ha registrado al correr de los años unos niveles de lectura crecientes lo que, unido a la calidad y variedad de contenidos, le ha valido ser galardonada con varios premios en reconocimiento a su labor de difusión cultural en la Red.

Otro vector que se aplicó a los soportes digitales fue el de la formación. Eusko Ikaskuntza ha sido institución pionera en Euskal Herria en la creación de programas educativos por Internet. Al primer master interactivo en Derecho Ambiental celebrado en 1997, se fueron sumando nuevos cursos superiores, cursos de capacitación y masters on line abiertos a la participación del alumnado desde cualquier lugar del mundo. Amén de esto, en su modalidad más convencional, Eusko Ikaskuntza creó un novedoso programa para capacitar a especialistas culturales en Estudios Vascos denominado "Jakitez", así como un curso de Ordenación y Gestión del Territorio el cual se seguirá impartiendo diez años después de su primera edición.

Al doblar el cabo del siglo, el año 2001, el XV Congreso de Estudios Vascos profundizó en la situación de la ciencia, la cultura y las artes ante el nuevo milenio, fijándose en la influencia que ejercen los nuevos sistemas de información sobre el conocimiento y la creación. Al Congreso, intitulado Ciencia y cultura vascas, y redes telemáticas, asistieron más de medio millar de congresistas y casi 200 ponentes integrados en seis secciones:

  1. Un futuro para nuestro pasado, innovaciones en el campo de la Antropología y del Patrimonio Cultural.
  2. Euskal Herria en la Nueva Europa: una visión desde la Geografía, la Historia y el Derecho.
  3. La voz de la sociedad civil en Euskal Herria. Nuevos actores y cambio social en el umbral del nuevo milenio.
  4. Literatura y Artes Escénicas. Estado de situación.
  5. Artes Plásticas. Estado de situación.
  6. La Sociedad del Conocimiento y Euskal Herria. Situación y perspectivas de futuro.

En el sexenio que nos ocupa, los principales temas de reflexión en el seno de Eusko Ikaskuntza se plasmaron en la organización de Jornadas sobre la construcción europea, las políticas territoriales y el autogobierno, la ciencia y la tecnología, la innovación y la competitividad o la sociedad del conocimiento, sin perder por ello de vista los aspectos de interés sectorial para sus quince Secciones Científicas.

El final del mandato de Juan José Goiriena de Gandarias se vio coronado por dos importantes realizaciones. Por un lado, la firma en enero de 2002 de un acuerdo-marco con el Gobierno Vasco y las Diputaciones Forales de Alava-Araba, Bizkaia y Gipuzkoa por el que esas instituciones se comprometieron a respaldar las actividades generales y de investigación de Eusko Ikaskuntza, brindando así una base de estabilidad sobre la que cimentar su labor.

El segundo elemento reseñable fue la constitución de las Fundaciones Asmoz y Euskomedia de Eusko Ikaskuntza en 2002. Asmoz Fundazioa asumía toda la oferta de formación por Internet, mientras que Euskomedia Fundazioa venía a reemplazar a la preexistente Mediateka en la misión de dotar de contenidos culturales y científicos a las redes de transmisión digital.

JAS

El 28 de diciembre de 2002, la Junta General Extraordinaria de Eusko Ikaskuntza elegía a Xabier Retegi Aiastui como quinto Presidente de su historia. En la presentación de su programa, Retegi puso el acento en los valores intrínsecos de la entidad entre los que destacó, por encima de todos, su 'capacidad de aglutinar personas, instituciones y territorios de diferente composición, ideología y credo en torno a valores socialmente compartidos y acuñados'.

El programa presidencial, refrendado por socios y socias, proponía una reflexión estratégica y cinco puntos de actuación concreta:

  1. Ampliación y participación de la base social de la Sociedad mediante la revitalización y expansión de las Secciones.
  2. Coordinación y colaboración con otras instituciones.
  3. Aplicación de modernos sistemas de gestión en la Sociedad, incrementando la participación de sus miembros, ganando en eficiencia y multiplicando las responsabilidades en la consecución de objetivos.
  4. Dinamización de los órganos colegiados y de consulta. Si Eusko Ikaskuntza es capaz de aglutinar a un rico panel de personas, al margen de la política partidaria, de distintos orígenes y creencias, se habrá dado un paso importante para hacer de la Sociedad un instrumento al servicio del País.
  5. La candidatura electa dedicará una especial atención al debate, difusión y extensión de la labor desarrollada por Eusko Ikaskuntza. Estos aspectos quedarían recogidos y ampliados en el Plan Estratégico 2004-2008, aprobado por la Comisión Académica en abril de 2004, que se fijó siete objetivos:
    1. Ampliar la base social.
    2. Potenciar la actividad cultural y científica.
    3. Establecer alianzas con otras entidades similares.
    4. Establecer un Plan de comunicación, difusión e imagen.
    5. Crear y potenciar filiales de EI-SEV.
    6. Mejorar el sistema de gobierno y la gestión global.
    7. Garantizar el futuro económico-financiero de EI-SEV.

La acción directiva que impulsará Xabier Retegi estará determinada por una reflexión de fondo sobre el modelo de sociedad que debe constituir Eusko Ikaskuntza para seguir coadyuvando al progreso social y cultural a comienzos del siglo XXI. Para Retegi, a Eusko Ikaskuntza tiene cinco importantes funciones que desempeñar:

  1. Función precursora: Históricamente, EI-SEV se ha distinguido por su capacidad de anticipación y por su visión estratégica de las necesidades y de los retos de futuro de la sociedad vasca.
  2. Función integradora: Si hay un elemento característico de Eusko Ikaskuntza es su transversalidad (de territorios, instituciones, ideologías, profesiones...). EI-SEV es la única entidad científica multidisciplinar con implantación oficial en la Comunidad Autónoma Vasca, en la Comunidad Foral de Navarra y en el País Vasco continental, y que colabora con las siete universidades radicadas en Euskal Herria.
  3. Función de estudio e innovación: Por su carácter independiente, EI-SEV puede enfocar los problemas desde una visión científica e investigadora sin el apremio del cortoplacismo político.
  4. Función difusora de la cultura y de la ciencia vascas al conjunto de Euskal Herria y al mundo.
  5. Función promotora, en tanto que semillero de instituciones que complementan a la Sociedad y cubren sus carencias (así, del seno de EI-SEV surgieron Euskaltzaindia, Fundación José Miguel de Barandiaran, Asmoz Fundazioa y Euskomedia Fundazioa).

En asunción de este análisis, en 2004 se pusieron en marcha los primeros Programas Especiales Pluridisciplinares. El PEP Desarrollo Sostenible implicó a cientos de personas de ámbitos diversos en una reflexión sobre el modelo actual de desarrollo desde seis perspectivas: Organización y Gestión del Territorio y sus Recursos; Dimensión Social del Desarrollo Sostenible; Dinamismo Empresarial; Economía y Fiscalidad; Energía, y Transporte.

Como un hito intermedio dentro del Programa Especial Pluridisciplinar, el XVI Congreso de Estudios Vascos celebrado a finales del 2005 bajo el título Garapen Iraunkorra. IT - etorkizuna / Desarrollo Sostenible. IT - el futuro / Developpement Durable. IT - le futur hizo balance y puesta al día de las conclusiones de los seis grupos de trabajo, y lo contrastó con las principales experiencias internacionales en el campo del Desarrollo Sostenible. Al mismo tiempo, el Congreso puso el acento en la sensibilización social en torno al desafío que ello representa y al papel que deban desempeñar las empresas y el mundo económico.

El segundo PEP, EuskoSare, presentado en 2005, tenía por objetivo contribuir al progreso de la Comunidad Vasca Global mediante el incremento de la comunicación y la cooperación entre los vascos del mundo y sus organizaciones. Editado y publicado en cuatro idiomas (euskara, castellano, inglés y francés), el sitio EuskoSare se conformó alrededor de tres conceptos: Información, Comunidades y Servicios.

Paralelamente, Eusko Ikaskuntza intensificó su presencia internacional a través de las colectividades vascas y las instituciones académicas. La firma de diversos convenios de colaboración en América permitió la extensión de los estudios vascos en el nuevo continente junto con diversas actuaciones para la preservación del patrimonio de las colectividades vascas. Para coordinar y profundizar en dicha labor, en 2005 se creaba la Vicepresidencia para el Exterior.

Como instrumento orientador de la nueva filosofía que cristaliza en los PEP se dinamizó el Consejo de Excelencia Social, organismo formado por personas de relevancia intelectual que tiene por misión asesorar a la institución sobre los proyectos de interés social y estratégico. Asimismo, el organigrama de Eusko Ikaskuntza se enriquecería con la creación de Consejos Asesores Territoriales bajo la dirección de cada una de las Vicepresidencias.

La potenciación de las relaciones interinstitucionales se tradujo en un sensible impulso a los convenios y el aumento de la actividad promovida junto con ayuntamientos. La presencia de Eusko Ikaskuntza en la vida académica, cultural y social se vio intensificada además con la consolidación de sus dos premios anuales (Premio Eusko Ikaskuntza-Caja Laboral instituido en 1995 para distinguir a las personalidades con los currículos más destacados en las áreas de Humanidades, Cultura, Artes y Ciencias Sociales) y el Premio Manuel de Lekuona de Eusko Ikaskuntza a la opera omnia (desde 1983).

Desde que en 1996 se creara la primera web de Eusko Ikaskuntza con vistas a servir de contenidos a la Red, la institución se ha consolidado como el mayor escaparate de la cultura vasca existente en Internet, con una importante progresión en sus niveles de difusión a través toda su plataforma (eusko-ikaskuntza, euskomedia, euskonews, euskosare, abizenak).

Reseñable asimismo es el trabajo de difusión cultural y científica que desde 1994 lleva a cabo en diversas emisoras de radio vascas con la programación de tertulias y entrevistas.

Por último, durante el primer mandato de Xabier Retegi se aprecia asimismo una voluntad de recuperación de sus señas de identidad históricas. Es lo que se deduce de la implicación de Eusko Ikaskuntza en el Día Internacional del Euskara (Euskararen Nazioarteko Eguna, ENE), nacido por iniciativa de la propia Sociedad el año 1948, o el rescate de actas y ponencias de los VII y VIII Congresos de Estudios Vascos celebrados en 1948 y 1954 en Biarritz y Bayona respectivamente, que permanecieron inéditas hasta su edición en 2004. En diciembre de 2005 Xabier Retegi se presentó a la reelección con un programa en el que, entre otros objetivos, proponía:

  1. Reavivar los principios constitutivos de Eusko Ikaskuntza y adaptarlos a las nuevas y cambiantes circunstancias.
  2. Consolidar a EuskoSare como plataforma para la consecución de una Comunidad Vasca Global.
  3. Impulsar a las Secciones Científicas como polos eficaces de investigación.
  4. Asegurar la financiación de las Fundaciones Euskomedia y Asmoz.

También propuso un debate a fondo sobre las dimensiones que debería tener la Sociedad para, en función de la respuesta, determinar el modelo económico y la estructura de los equipos rectores.

Por primera vez desde 1992 se presentó más de un candidato a la Presidencia, lo que propició una alta participación de la masa social y un intenso debate. Xabier Retegi cosechó un amplio respaldo con el que inició su segundo mandato trienal.

JAS