Revistas

Auspoa

Recibe el nombre de Auspoa la colección de libros que Antonio Zavala (Tolosa, 1928 - Pamplona, 2009) creó, dirigió y editó con el fin de publicar su obra, destinada a recoger, estudiar, divulgar y fomentar la literatura popular vasca.

Auspoa fue en sus orígenes el nombre que dio Zavala a su editorial. Por extensión, también se denomina así al proyecto cultural que Zavala concibió y desarrolló a lo largo de cincuenta y cinco años: desde 1954 hasta su fallecimiento.

La colección Auspoa es la suma de tres colecciones de libros, que a la muerte de su creador contaba 276 obras. Su temática gira, casi exclusivamente, en torno al bertsolarismo y al relato popular.

La primera colección, de libros de tamaño pequeño, constituye la matriz y columna vertebral del proyecto de Zavala. La inició en 1961, y publicó en su vida un total de 312 números, a los que corresponden 259 obras. Después de su muerte, se publicaron otras más, que dejó prácticamente ultimadas.

La segunda colección, de libros de tamaño intermedio, consta de seis volúmenes, que vieron la luz durante los años 1974 a 1976. Son cinco obras de gran valor, entre las que destacan Lengo egunak gogoan, autobiografía en prosa de Manuel Uztapide, en dos tomos; Gordean neuzkanak, bertsos escritos por Manuel Lasarte; y Odolaren mintzoa, recopilación de bertsos escritos de Xalbador. Posteriormente esta obra, en su tercera edición, fue publicada también en la primera colección1.

La tercera colección, recapitulación y cima de la obra de Zavala, consta de trece obras publicadas en dieciséis volúmenes de tamaño grande, en su mayoría los años 1992 a 1994, integrando Auspoaren Sail Nagusia. Cuatro volúmenes recogen lo publicado anteriormente de forma dispersa en la primera colección sobre cuatro bertsolaris claves en la historia del bertsolarismo: Txirrita, Pello Errota, Xenpelar y Bilintx. Dos más configuran la biografía y bertsos de Otaño, único gran bertsolari clásico que faltaba en el trabajo de Zavala. Otros dos componen Irriz eta malkoz, obra coral en torno a la figura de Lazkao Txiki, bertsolari emblemático de la segunda mitad del siglo XX. A ellos se suman Romancero Vasco, otra obra grande de Zavala, y los bertsos de las dos guerras carlistas, publicados en sendos volúmenes.

Zavala proyectó comenzar su andadura con la publicación de lo que iba a ser, en palabras suyas de 1956, dichas en el primer congreso que celebró Euskaltzaindia en la posguerra, una "magna edición de bertso berriyas, precedida de un estudio". Tras haber recogido a partir del año 1954 gran cantidad de bertso berriak o bertsopaperak (hojas impresas de bertsos), realizó un estudio pormenorizado de ellos, cotejando distintas versiones, identificando a sus autores, y escribiendo sus biografías documentadas con datos de distintos archivos eclesiásticos y civiles y testimonios de cientos de informantes, y situando cada composición en su contexto espacio-temporal.

Un imprevisto le obligó a cambiar de planes. Esperaba que fuera la Compañía de Jesús, de la que fue miembro, la que editara aquella su primera obra. Sin embargo, ante la negativa de la Compañía, se vio en la necesidad de crear su propia editorial. La denominó Auspoa Liburutegia (Editorial Auspoa). Auspoa fue en sus orígenes nombre de editorial.

La editorial, con sede en el domicilio familiar de su Tolosa natal (Gipuzkoa) y con una infraestructura mínima y operativa, le permitió editar y distribuir su obra. Contaba para su financiación con un número de fieles suscriptores, y para la distribución y cobro de los ejemplares, con la ayuda de su hermana Arantzazu.

En la primera etapa (1960-1986), Zavala publicó 192 números de la primera colección y los seis de la segunda. Fue editor empresarial, además de editor literario, trabajo éste que ejerció hasta su muerte.

Zavala, a partir de 1988, fue apartándose de la responsabilidad empresarial de la editorial para poder dedicarse exclusivamente a desarrollar el aspecto más creativo y literario de su proyecto. Un primer intento tuvo lugar entre los años 1988 y 1990. En ese breve paréntesis la Editorial Etor publicó catorce volúmenes de la primera colección (números 193 al 206). Fue entonces cuando Auspoa Liburutegia dio nombre a la colección. Pero en 1990, Zavala retomó la editorial Auspoa para publicar hasta 1992 otros once volúmenes.

A partir del año 1992, y hasta el 2003, fue la Editorial Sendoa (Sendoa Argitaldaria) la que se hizo cargo de la publicación de Auspoa. Joakin Berasategi, su director, había ya colaborado con Zavala, de 1974 a 1976, en la financiación y distribución de los seis volúmenes de la segunda colección. Durante casi doce años, Sendoa publicó un total de sesenta y seis volúmenes -número 218 a 283- de la primera colección de Auspoa y los dieciséis grandes volúmenes de Auspoaren Sail Nagusia.

El año 2003 la Diputación Foral de Gipuzkoa tomó el relevo de la Editorial Sendoa.

Zavala desplegó su proyecto a medida que cultivaba y exploraba diversos ámbitos y aspectos de la literatura popular vasca. Para tener una mejor comprensión de la evolución del proyecto de Zavala, cabe distinguir en su producción hasta siete conjuntos de obras.

Un primer conjunto, el más numeroso, lo integran las obras que recogen los bertsopaperak publicados antes del año 1954, año en el que Zavala comenzó su recopilación. Se trata, en última instancia, de aquella "magna edición de bertso berriyas, precedida de un estudio" que anunció el año 1956 y que el hecho de disponer de su propia editorial posibilitó que fuera publicada de manera más amplia en cuanto al contenido y más dilatada en el tiempo. Suman un total de 79 obras, distribuidas en dos grandes grupos, y constituyen la raíz del proyecto de Zavala y el núcleo de donde se desplegó el resto.

El primer grupo lo conforman las 53 obras que recogen bertsos escritos de casi un centenar de bertsolaris. Se trata de Ramon Artola, Pepe Artola, Ramos Azkarate, Bilintx, Pello Errota, Txirrita..., cuyas biografías más o menos extensas escribió también Zavala.

El segundo grupo está configurado por 26 obras de bertsos escritos agrupados temáticamente: Ezkontza galdutako bertsoak (bertsos compuestos a raíz de casamientos frustrados), Azpeitiko Premioaren bertsoak (bertsos del Premio de Azpeitia), Amodiozko penak bertso berrietan (bertsos que cantan penas amorosas), Afrikako gerra (bertsos de la guerra de África),...

Un segundo conjunto de obras recoge los trabajos de bertsolaris que publican sus bertsos escritos a partir del año 1954: Basarri, Matxain, Olea, Balendin Enbeita, Manuel Lasarte, Uztapide, Xalbador, Mattin ... Suman un total de 47 obras, muchas de ellas impulsadas por el mismo Zavala, que fomentó este género en escritos y conferencias, y fue inspirador y miembro de jurado de Xenpelar saria (Premio Xenpelar) de bertsos escritos que, bajo la tutela de Euskaltzaindia, premió anualmente desde 1962 a 1978 y 1984 las mejores producciones publicadas en los medios de comunicación.

Un tercer conjunto, de 31 obras, lo conforman obras de fácil lectura, que mayormente vieron la luz en los inicios de la colección. Cumplieron una doble función: introducir variedad en los libros de Auspoa y ofrecer al lector euskaldún poco habituado a leer en euskera obras al alcance de sus posibilidades. Se tratan de piezas teatrales, cuentos y relatos de diversos escritores.

Al cuarto conjunto pertenecen las obras que Zavala dedicó preferentemente al bertsolarismo improvisado, del que fue también uno de sus máximos impulsores. Miembro de número de Euskaltzaindia desde 1964, tomó parte activa como inspirador, organizador y miembro de jurado de los distintos campeonatos de bertsolaris que los años 1960, 1962, 1965, 1967, 1980 y 1982 organizó la Academia de Lengua Vasca. Pueden considerarse de este grupo un total de 15 obras de Auspoa; entre ellas, las publicaciones que transcriben los bertsos de las finales de cuatro campeonatos: los celebrados de 1962 a 1980.

El quinto conjunto lo componen seis libros escritos por el propio Zavala, tomando como base bien las narraciones de un autor, bien narraciones orales de diversos testigos o narradores. Aunque son numerosas las obras de Auspoa que recogen testimonios y narraciones, merecen especial atención seis títulos, entre los que destacan Pello Errotaren bizitza bere alabak kontatua (la vida del bertsolari Pello Errota contada por su hija Mikela Elícegui) y Txirrita, biografía coral de dicho bertsolari.

El sexto conjunto lo integran las obras de aquellos testigos y narradores orales que Zavala consiguió que escribieran sus propias vivencias y testimonios. Son un total 58 obras, de 25 autores, entre los que sobresale Salbador Zapirain "Ataño", autor de 17 libros, y cuya primera obra, Txantxangorri kantaria, tuvo una singular acogida.

El logro que supuso para Zavala la publicación de esta serie de obras lo llevó el año 1993 a crear la colección Biblioteca de Narrativa Popular, para recoger y fomentar obras similares escritas en castellano. Llegó a publicar 22 títulos, en 29 números.

El séptimo se trata de un conjunto heterogéneo de 41 obras, no incluidas en los seis conjuntos anteriores. Son reflejo del carácter dinámico y abierto del proyecto de Zavala, que a medida que se desarrollaba fue manifestando y ampliando sus virtualidades. Cabe hablar de tres grupos.

Destaca un primer grupo, de 18 obras, compuestas de dos o más géneros: bertsos cantados de forma improvisada, bertsos escritos, relatos... Sobresalen las de la tercera colección, que recogen la vida y obra de bertsolaris como Xenpelar, Bilintx, Otaño, Pello Errota, Txirrita, Uztapide, Lasarte, Lazkao Txiki...

Un segundo grupo lo forman 7 obras que versan sobre bertsolarismo o literatura popular. Merece mención aparte Auspoaren auspoa (El fuelle de Auspoa), en cuatro tomos, recopilación de las conferencias del mismo Zavala, y de algún escrito. Es imprescindible para conocer toda la trayectoria y obra de Zavala.

El tercer grupo lo constituyen 13 títulos de autores contemporáneos que tienen obra escrita con anterioridad a publicar en Auspoa.

Antes de morir, Antonio Zavala creó Auspoa Taldea (El Grupo Auspoa), en cuyas manos dejó la tarea de continuar desarrollando su proyecto.

1Es algo a tener en cuenta al sumar las obras de Auspoa. Éstas hacen un total de 276, aunque la suma separada de las obras de las tres colecciones, sin tener en cuenta que dicha obra de Xalbador se halla repetida, dé un total de 277.

  • ESNAL, Pello. "Antonio Zavala: omen eta oroimen". Egan, 2010, vol. 1-2, pp. 5-17.
  • ESNAL, Pello. "Auspoa: Antonio Zavalak utzitako ondare maitagarria". RIEV, 2010, num. 55, vol. 1, pp. 221-239. Este artículo contiene un listado exhaustivo de las publicaciones de la colección Auspoa hasta 2008.
  • IRIONDO, Joxemari. "Antonio Zavala Etxeverria. Tolosa, 1928-01-28 - Xabier, 2009-01-02". Euskera, 2009, num. 54, vol. 3, pp. 1802-1840.
  • ZAVALA, Antonio. Auspoaren auspoa I. Oiartzun: Sendoa Argitaldaria [Auspoa 238], 1996. Sobre todo, "En busca de poesía popular a través del País Vasco. (Bertso berri billa Euskalerrian zear)" [pp. 21-40].
  • ZAVALA, Antonio. Auspoaren auspoa II. Oiartzun: Sendoa Argitaldaria [Auspoa 239], 1996.
  • ZAVALA, Antonio. Auspoaren auspoa III. Oiartzun: Sendoa Argitaldaria [Auspoa 262], 1999.
  • ZAVALA, Antonio. Auspoaren auspoa IV. Donostia: Auspoa, Gipuzkoako Foru Aldundia [Auspoa 300], 2006. Sobre todo, "Erri-literaturaren alde. Doctor honoris causa izendapenean. En el nombramiento de Doctor honoris causa. Deusto, 1999-XI-17" [pp. 25-45], "Atzera begira edo liburu-sail baten gorabeerak. Deustun, 1999-XI-18" [pág. 47-66], "Elkarrizketa" [pp. 149-164] e "Itzaldia" [pp. 209-224; aunque el título invite a pensar lo contrario, se trata del texto de una conferencia escrita en castellano y que fue redactada por el autor para ser leída en unas jornadas sobre literatura popular, en Reno (U.S.A), en mayo de 2003].