Museums

Museo del Carlismo

El Museo del Carlismo, inaugurado el 23 de marzo de 2010 en Estella (Navarra), es un equipamiento museístico del Gobierno de Navarra que tiene como objetivos fundamentales la recuperación patrimonial, la investigación y la difusión con criterios científicos del carlismo, un movimiento político de singular trascendencia en la historia de España.

Museo - Carlismo
Se dirige tanto al público general como al especializado. Para ello dispone, además, de un centro de documentación y biblioteca.

El Museo del Carlismo cuenta, desde 2006, con un comité científico compuesto por prestigiosos historiadores. Sus cometidos principales han sido la elaboración del guión histórico del museo y la organización de las Jornadas de Estudio del Carlismo.

El museo está instalado en un edificio del siglo XVII, conocido como palacio del Gobernador. Construido entre 1608 y 1613 en la calle La Rúa, por donde discurre el Camino de Santiago, presenta características arquitectónicas poco comunes en la zona. Fue encargado por Juan de Echávarri y Larráin, perteneciente a una familia con gran poder en la Estella de los siglos XVI-XVII.

Museo - Carlismo
El edificio destaca por sus excelentes proporciones y su ordenada composición tanto en la fachada como en el interior que se organiza en torno a un patio de dos pisos con triples arquerías sobre columnas clásicas.

En el año 2000 el Ayuntamiento de la ciudad adquirió el inmueble, en estado ruinoso, y lo cedió al Gobierno de Navarra para la instalación en él del Museo del Carlismo. Tras su rehabilitación y adecuación se ha logrado recuperar su valor arquitectónico y su apariencia original.

Museo - Carlismo

En él se ofrece al público:

  1. En la primera planta, la exposición permanente dedicada a la historia del carlismo, núcleo fundamental del museo.
  2. En la planta baja, un programa de exposiciones temporales de larga duración que profundiza en aspectos concretos del carlismo o relacionados con él, que no han podido ser desarrollados en la exposición permanente.
  3. Y, en el sótano, una exposición gráfica sobre la historia y rehabilitación del edificio.


La colección inicial del museo es un depósito del Partido Carlista que en el año 2000 firmó un convenio con el Gobierno de Navarra por el que le cedía en depósito indefinido gran parte de los bienes que forman su legado histórico: banderas, uniformes, condecoraciones, cuadros, fotografías y otros objetos variados. Parte de estos bienes se encontraban en ese momento depositados, desde 1997, ante el Gobierno Vasco (físicamente conservados en el Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco, Bilbao).

Museo - Carlismo

En este depósito encontramos algunas piezas excepcionales para la historia del carlismo como el Estandarte real o bandera Generalísima del ejército de Carlos V, bordada por su primera mujer, María Francisca de Braganza y Borbón, al inicio de la campaña de 1833, el dólman o chaqueta tipo Attila correspondiente al empleo de capitán general que Carlos VII utilizó en la batalla de Lácar (1875) o el uniforme de zuavo pontificio de Alfonso Carlos, hermano de Carlos VII y pretendiente él mismo en 1936.

Posteriormente la colección se ha incrementado por otras vías. Por un lado, la adscripción al Museo del Carlismo de bienes propiedad de la Administración Foral dispersos en otras dependencias., como un conjunto de fotografías, grabados, hojas volantes, pasquines y misa de campaña, así como setenta ejemplares de prensa.

Museo - Carlismo

Por otro lado, las adquisiciones realizadas por la Administración Foral en los años previos a la inauguración del museo entre las que destacan monedas, sellos, álbumes de fototipias y, sobre todo, varios cuadros de batallas y protagonistas carlistas realizados por pintores como Francisco de Paula Van Halen y Maffei, José Cusachs y Cusachs, Enrique Estevan y Vicente, José Benlliure, Cecilio Pla y Elías Salaberría.

Además, el discurso de la exposición permanente ha recomendado la petición de varios préstamos (depósitos) concretos a otras instituciones y particulares entre las que se encuentran: el Museo Nacional del Prado, el Museo Gustavo de Maeztu de Estella (Navarra) o la Fundación Jaureguízar, titular del Museo de Tabar (Navarra).

La exposición permanente recoge la historia del carlismo desde sus orígenes hasta 1939 en ocho ámbitos, siete de ellos cronológicos:

  • El carlismo como movimiento histórico

Europa y América experimentaron en la segunda mitad del siglo XVIII profundos cambios políticos y sociales (revoluciones) que, sin embargo, no fueron apoyados por toda la sociedad lo que originó, a finales de ese siglo y en el XIX, un movimiento contrarrevolucionario de gran amplitud en el que se integra el carlismo. Ambos comparten algunas características, como el legitimismo, la defensa de la religión y el rechazo al racionalismo revolucionario. Sin embargo, el carlismo presenta una peculiaridad: su larga duración. Su capacidad de adaptación hizo que perviviera, mientras que el resto de los movimientos contrarrevolucionarios se desvanecían durante la segunda mitad del siglo XIX.

  • La crisis del Antiguo Régimen y la formación del carlismo

En 1808 se produjo la reacción contra las tropas francesas en defensa del destronado Fernando VII y de una religión en peligro. Se trató también de una respuesta contra el extranjero que dio un carácter nacional a la Guerra de la Independencia. Su final significó el triunfo del absolutismo. Sin embargo, el reinado de Fernando VII tuvo que afrontar el giro revolucionario de 1820 y la consiguiente insurrección armada realista, así como los levantamientos ultra absolutistas de los últimos años. En este ambiente de enfrentamientos, continuo desde la Guerra de la Independencia, se produce la disputa jurídica acerca de quién tenía derecho al trono, el hermano de Fernando VII, el infante Carlos Mª Isidro de Borbón, o la hija de aquel, la princesa Isabel.

  • La primera guerra carlista, el período de entreguerras y la segunda guerra carlista

Los sucesos ocurridos en toda esta época son relatados, con detalle, a través de mapas e interactivos. A este período corresponden muchas de las piezas más importantes que se muestran en el museo, como banderas (entre otras, la Generalísima) y uniformes. Junto a ellas, bajo el título el arte en la guerra, se exponen cuadros de escenas de ambas guerras realizados por Van Halen, Benlliure, Estevan, Cusachs y Salaberría.

  • El carlismo entre siglos

La restauración en 1874 de la dinastía borbónica en la figura de Alfonso XII, hijo de Isabel II, y el final de la segunda guerra (1876) iniciaron un período de cambios para el carlismo. Se cerró un ciclo bélico iniciado en 1833 lo que obligó al partido (la Comunión) a adaptarse a un tiempo distinto en el que la guerra ya no era la principal forma de expresión.

  • La Segunda República y la Guerra Civil

La proclamación de la Segunda República situó al carlismo, de nuevo, como centro de atracción de diversas fuerzas contrarrevolucionarias. En 1936 los carlistas se suman a la insurrección militar. Los tercios de requetés tienen una destacada participación en la guerra civil. Esta guerra representó para los carlistas un final para las guerras del siglo XIX. Después de tantas batallas perdidas, por fin se encontraban en el lado de los ganadores. Sin embargo, habían cedido mucho en el camino.

Museo - Carlismo

La museografía de esta exposición fue adjudicada a Tiquitoc Producciones que contó con Pedro Rújula (profesor titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza) como asesor.

La primera exposición temporal que se ha desarrollado en el Museo del Carlismo, tiene el título "Una historia por descubrir. Materiales para el estudio del carlismo".

Museo - Carlismo
Ha sido comisariada por Francisco Javier Caspistegui, profesor de historia contemporánea de la Universidad de Navarra. El objetivo ha sido reunir una selección representativa de aquellos elementos que sirvan para mostrar la riqueza material existente en Navarra para la investigación en torno al carlismo.

Desde su inauguración, el Museo ha querido abrir sus puertas a la pluralidad mediante diferentes actividades y recursos didácticos: visitas guiadas gratuitas, talleres para los escolares, conferencias, etc. Con un carácter más científico, desde 2007 se han venido celebrando en septiembre las Jornadas de Estudio del Carlismo.

El Museo del Carlismo cuenta con varias publicaciones propias:

  • CASPISTEGUI GORASURRETA, Francisco Javier. Una historia por descubrir: materiales para el estudio del carlismo. Gobierno de Navarra. Dpto. de Cultura y Turismo - Institución Príncipe de Viana, 2010.
  • LARRA, Mariano José de; WILDE, Oscar; VALLE-INCLÁN, Ramón del. Tres cuentos carlistas. Gobierno de Navarra. Dpto. de Cultura y Turismo - Institución Príncipe de Viana, 2010.
  • VV.AA. Actas de las I jornadas de estudio del carlismo (Estella 2007): El carlismo en su tiempo: geografías de la contrarrevolución. Gobierno de Navarra. Dpto. de Cultura y Turismo - Institución Príncipe de Viana, 2008.
  • VV.AA. Actas de las II jornadas de estudio del carlismo (Estella 2008): Violencias fraticidas. Carlistas y liberales en el siglo XIX. Gobierno de Navarra. Dpto. de Cultura y Turismo - Institución Príncipe de Viana, 2009.
  • VV.AA. Actas de las III jornadas de estudio del carlismo (Estella 2009): Imágenes. El carlismo en las artes. Gobierno de Navarra. Dpto. de Cultura y Turismo - Institución Príncipe de Viana, 2010.
  • VV.AA. Actas de las IV jornadas de estudio del carlismo (Estella 2010): "Por Dios, por la Patria y el Rey". Las ideas del carlismo. Gobierno de Navarra. Dpto. de Cultura y Turismo - Institución Príncipe de Viana, 2011.