Toponimoak

Estados Unidos de América. Elko (Nevada)

Artículo principal: Estados Unidos de América.

Los primeros habitantes de la comarca de Elko han vivido en la zona desde hace 12.000 años; los nativo americanos, los Paiute y los Shoshone, vivieron de la tierra y su abundancia de animales y pescado en los ríos y arroyos. Elko se encuentra entre dos cadenas de montañas, la Sierra Nevada y las Wasatch, en lo que se llama el Great Basin que incluye el río Humbolt, designado así en honor del alemán Baron von Humbolt. La temperatura de la zona varía muchísimo. Puede hacer calor en noviembre tanto como es posible que nieve en julio. Los primeros colonizadores llegaron al área en 1841, camino de California, junto con otros pioneros buscando oro. En 1854 un minero buscándolo en los arroyos, descubrió otro mineral pero de otro color -rojo-, y pensando que eran rubís, denominaron a las montañas que encierran a Elko, las Montañas Rubí, the Ruby Mountains (al final resultó que los "rubís" eran granates, pero el nombre quedó).

El Camino de California, California Trail, pasó por esta zona por primera vez en 1841; cada verano llegaban los exploradores y pioneros del este de los Estados Unidos. Al sur de Elko pasaba el famoso correo, Pony Express, ruta peligrosa por los ataques de los nativos "indios". Mientras que en el este del país luchaban en la Guerra Civil, en el oeste los militares luchaban contra las tribus indígenas e intentaban colonizarlo con pioneros de todas partes.

Elko fue fundado en diciembre de 1868, por la compañía de ferrocarriles Central Pacific, como estación y terminal de cargos para los ranchos y minas de la región. El pueblo creció rápidamente debido a los mineros y gente que trabajaba para suministrar los víveres y necesidades de la población nueva. Las minas de la zona, Tuscarora, Jarbridge, y Bullion, produjeron plata, cobre, oro, y plomo. Hoy en día (2001), el estado de Nevada produce el 67% del oro de los Estados Unidos y el 10% del mundo, segundo productor tras África del Sur.

Aunque las minas han sido importantes para la economía, también la ganadería e industria de ovejas han atraído a mucha gente que se quedó para ganarse la vida y hubo quienes hicieron sus fortunas en la agricultura. Las 4.455.000 hectáreas (11 millones de acres) de tierra que forman la comarca de Elko eran tierras poco costosas, y dentro de pocos años se encontraron dotadas de campos cultivados. La familia de los hermanos Bernardo y Pedro Altube (Oñate 1831) fue una de las primeras familias de vascos en entrar en la zona de Elko en 1870, trasladando unas 3000 vacas de California al Valle Independencia, Independence Valley. Allí establecieron el Spanish Ranch en 1871, con ganado, y más tarde, en 1900, introdujeron ovejas al negocio. En la década de los 1880 los Altube y el Spanish Ranch fueron considerados entre los negocios más grandes del estado de Nevada. La liquidación del negocio en 1907 incluyó 162.000 hectáreas (400.000 acres) de tierra, 20.000 vacas, 20.000 ovejas, y 2.000 caballos (Douglass y Bilbao, 1975:256).

Las oportunidades de la comarca de Elko (Nevada) a finales de la década 1860, acrecentadas por los descubrimientos mineros, parecieron tan interesantes como las de California en 1850, año a partir del cual habían trabajado y aumentado su fortuna. Jean y Grace Garat decidieron buscar oportunidades y experiencias adicionales en Nevada donde la publicidad de las fortunas de las minas resonaba en los diarios del oeste. Toda esta población necesitaba alimentación y el ganado llenaría este vacío. Ganadero exitoso del Valle de San Joaquín, California, en 1871 trasladó su operación a la comarca de Elko, Nevada con 1.000 vacas. Allí Jean y Grace Garat establecieron el Y-Par Ranch, que también llegaría a ser uno de los más grandes del estado. Aunque los primeros vascos de influencia en el área, los Altuve y los Garat, trabajaron exclusivamente con ganado desde los 1870 hasta los 1900, la introducción de la oveja se tradujo en negocios pequeños de gente de origen mejicano, escocés, portugués, chinos, indígena americana y otros americanos. Los vascos eran los preferidos, siendo empleados como pastores según los periódicos de la época y oficiales del Departamento de Agricultura del gobierno nacional. Los hermanos Juan Saval (Ispaster 1872) y Joe Saval (Ispaster 1876) también fueron a "hacer las Américas" al estado de Nevada. El apellido auténtico era Zabalbeascoa pero cuando llegó Juan a la inmigración estadounidense, como no podían deletrearlo, y como muchos otros apellidos, lo acortaron y cambiaron la ortografía.

A los finales del siglo XIX, los vascos en Elko más bien eran vaqueros y luego introdujeron ovejas en gran escala. John. G. Taylor trasladó sus ovejas hacia la comarca de Elko y empleó a muchos vascos. Con la introducción del ferrocarril, Elko creció como centro comercial y vinieron abundantes pastores vascos. En la época de tierras públicas, los pastores pudieron utilizar las praderas y los pastos gratis sin ser terratenientes y sin pagar impuestos. Cualquier persona podía trasladar sus animales a las tierras públicas sin permisos y casi sin problemas. Pero cuando todos lo hicieron a la vez, y sin cuidar la tierra, aquello se convirtió en pastos desnudos y sin vegetación. En 1909 el gobierno estadounidense inició unas normas y restricciones en el uso de las tierras públicas. Con más de un millón de ovejas sólo en la comarca de Elko, hubo varias disputas y tierras contestadas. La opinión en contra de los pastores vascos está documentada en los periódicos, y en los reportajes de los guardabosques del gobierno nacional de la época 1910-1930. Los vaqueros terratenientes se quejaban de que los pastores transitorios arruinaban las tierras por permitir a las ovejas sobre-apacentar.

La gente comentaban en los diarios que los vascos no se hacían ciudadanos estadounidenses y que sólo venían para hacer fortuna, destruir la tierra, vender sus ovejas y regresar a su país de origen sin preocuparse por el futuro de la comunidad americana. Poco a poco los vascos empezaron a comprar tierras, otros se hicieron ciudadanos estadounidenses y su aceptación en la comunidad general se mejoró con un status muy alto. Los vascos se ganaron la fama de ser leales, responsables, buenos trabajadores, honestos y frugales. El prejuicio en contra de los vascos al principio de siglo se transformó en una reputación positiva con un status social bastante alto. En los alrededores de la ciudad de Elko se encuentran los harri mutillak que edificaron los pastores para marcar sus senderos en las praderas. En las arboledas del desierto cercano de Elko también se encuentran los grabados de nombres y fechas, y las esculturas en los troncos de los árboles de los pastores vascos.

Entre los primeros vascos se encontraba Pedro Jauregui (Gernika, 1880) quien arribó a Nueva York en 1889 y viajó al oeste americano llegando a San Francisco. Trabajó en un hotel durante cinco años hasta hacerse con el dinero suficiente para comprarse un rebaño de ovejas. Después de venderlo fue a Elko donde compró una parte del Hotel Telescopio y lo gestionó con su socio, Guy Saval. El Telescopio se edificó en 1908 y fue el primer negocio vasco de Elko, completado con frontón cubierto que luego convirtieron en salón, y construyeron otro frontón en 1911 que duró hasta 1950. Jauregui separó su negocio del de Saval y construyó su propio Star Hotel, negocio que sigue hoy en día. En 1910 Pedro y su esposa Matilde inauguraron el Star Hotel y con tanta clientela creciente de pastores, doblaron rápidamente el numero de habitaciones.

El Star era hogar y Matilde la "madre" de cientos de vascos que pasaron por sus puertas. Hubo bodas, cenas, bailes, funerales, cumpleaños, etc. celebrados cada mes. Funcionó también como clínica para vascos enfermos o heridos, y muchísimos niños nacieron en el Star con la ayuda de Matilde Jauregui. Los propietarios del Star han sido los Jauregui, Corta, Arrascada, Garmendi, Bengoa, Ozamis, Jauristi, Esnoz, Yanci, Aldazabal, Sarasua y los dueños actuales Miguel y Teresa Leonis con Severiano Lazcano. El Overland Hotel y frontón fueron establecidos por Domingo y Gregoria Sabala en 1908, hotel que se mantuvo hasta la década de los 70 del siglo XX. Otros hoteles vascos también fueron apareciendo. En 1927 Anastasio y Jeanne Viscarret construyeron el Nevada Hotel. José Marisquirena era propietario del Hotel Amistad antes del 1920, y la familia Arrascada fueron dueños del Elk Hotel en la misma época.

Un pastor, Beltran Paris se acuerda de cómo los dueños del Star y el Overland eran vizcainos, asimismo los clientes. Y como el dueño del Telescopio, Martin Inda, era de Valcarlos (Navarra), los navarros se alojaban en el mismo. En 1936 Joe Anacabe estableció su Anacabe's General Merchandise Store con suministros al pastor y al vaquero incluyendo tiendas de campaña, ropa de trabajo, botas etc. La hija de Joe, Anita Anacabe Franzoia sigue con el negocio. El Stockman's Motel y Casino fueron dirigidos por Dan Bilbao padre, desde 1953, y cuando éste falleció, el hijo Dan Bilbao tomó el timón hasta la década de 1990 en que lo vendió. Jack Errecart fue dueño del Clifton Club y Hotel hasta 1997, en que falleció. Fue pensión de vascos y sigue siendo el lugar donde los vascos de edad se juntan a jugar a la briska o al mus por las tardes.

Otros comercios vascos incluyen restaurantes y bares. El Blue Jay fue dirigido por vascos la mayoría del siglo XX, lo mismo que el Corner Bar Shorty's, y el Silver Dollar Bar de Pedro Içaina. El Hotel Nevada se convirtió en Nevada Dinner House en 1985, cuando lo compraron Leo y Leonie Morandi a la familia Aguirre, y ahora es solo restaurante con la cocinera Ana María Arbillaga. Ramón Zugazaga (pariente de los dueños del restaurante Madariaga en Gernika, Bizkaia) estableció el restaurante Biltoki en 1983, después de haber sido cocinero en su propio restaurante, también Biltoki, en Gooding (Idaho), y en el restaurante y bar, The Boardinghouse, de Boise (Idaho). Patrocina un campeonato de mus todos los años en su restaurante y es aficionado a la pelota. El Toki Ona fue formado por los socios Tony y Ruth Leniz e Ignacio Iriondo. Es restaurante completo con desayunos, comidas, y cenas.

En 1959, se celebró el primer festival vasco intercomunitario del oeste americano en Sparks (Nevada). El mismo año, animados por lo que vieron en Sparks, un grupo de vascos en Elko fundó el Club Elko Euzkaldunak. Organizaron un picnic cada verano, y bailes con música vasca en invierno. En 1964 fue la celebración del centenario del estado de Nevada y con el fin de hacer algo en gran escala como conmemoración, el Elko Euzkaldunak invitó a todos los clubs vascos existentes a participar. El primer Festival Nacional Vasco de Elko fue organizado por el Elko Euskaldunak en 1964. En 1966 Joe Anacabe organizó un grupo de baile vasco, el Elko Ariñak Dancers, e invirtió muchísimas horas en estas organizaciones y sus actividades, junto a Jean Iribaren y Bernardo Yanci el acordeonista. Cientos de jóvenes han pasado por este grupo de dantzaris que ha sido importantísimo en el mantenimiento de la cultura vasca en el área.

La organización solicitó socios durante años y en 1977, para recaudar fondos suficientes para levantar su propio edificio, vendieron números de miembros vitalicio. Así pudieron pagar todos los gastos desde el día de la inauguración y nunca tuvieron deudas. En una casa vasca que sigue el modelo de un caserío, con tejado rojo, y piedras en las esquinas, portadas y ventanas. Ofrecen un campeonato de mus, cenas, bailes, pelota, baile vasco a los jóvenes, y la fiesta del verano. Entre 1960-1990 hubo partidos de pelota pero ya no hay muchos jugadores de competición. A los jóvenes no les interesa el riesgo de este deporte a mano. En 1975 los pelotaris de Elko quisieron hacer un frontón nuevo y se organizaron para recibir los terrenos donados por el ayuntamiento de Elko, así como los 25.000 dólares del gobierno Español, vía Consulado General de San Francisco. Dos contratistas de construcción, Nicolás Fagoaga (natural de Lesaka) y Pedro Ormaza (natural de Bermeo) donaron su trabajo, materiales, y maquinaria para edificarlo. El Frontón del Parque Ciudad ha sido la sede de los variados campeonatos de pelota de la federación de clubs vascos, NABO (North American Basque Organizations). Los hombres mayores siguen jugando como ejercicio pero no participan contra los pelotaris de San Francisco, Chino, o los de Bakersfield. Ramón Zugazaga y Miguel Leonis han sido los organizadores de los partidos de pelota.

Otra manifestación de la cultural vasca en Elko ha sido la comunicación en euskara. Un programa vasco de radio se emitió de 1968 hasta 1980 en la radio local KELK todos los domingos al mediodía. El presentador, Jesús Lopategui, transmitió música vasca, noticias de Euskal Herria y de otras comunidades vascas en el oeste americano, y de Elko, comunicaciones personales, felicitaciones de cumpleaños y la misa católica todo en euskara. Para muchos de los pastores en el desierto o en la montaña éstas eran las únicas comunicaciones de la semana que entendían. Los pastores hoy en día son peruanos y mejicanos, y los nietos y biznietos de los vascos ya no tienen interés ni entienden suficientemente bien el euskara como para poder hacer viable tal programa.

Siempre se celebra en Elko (Nevada) el primer fin de semana de julio, lo que se dio en llamar el Festival Nacional Vasco, aunque la federación de comunidades vascas de NABO (North American Basque Organizations) también tiene su asamblea o convención nacional todos los años en distinto lugar. Cada año cambia el programa de entretenimiento de Elko. Hay aizkolaris, harrijasotzailes, bertsolaris, trikitilaris, etc. que vienen de Europa invitados por el Elko Euzkaldunak para llevar a cabo exhibiciones de arte, música, y deporte de Euskal Herria. El viernes por la tarde hay demostraciones de deporte, partidos de pelota, txistularis y coros vascos. El sábado, desfile por la mañana en el centro de Elko con los grupos de dantzaris del oeste que participan; en general los Elko Ariñak, los Oinkari Basque Dancers de Boise (Idaho), los Zenbat Gara Euskal Dantzari Taldea de Reno (Nevada), los Reno Zazpiak Bat Dancers de Reno (Nevada), los Battle Mountain Oberenak de Battle Mountain (Nevada), Gauden Bat de Chino (California), los Utah'ko Triskalariak de Salt Lake City (Utah), y los Winnemucca Basque Irrintzi Dancers, de Winnemucca (Nevada). Las bandas de klika también tocan, y pasan los coches con los dignatarios e invitados de Euskal Herria. El sábado por la tarde hay exhibiciones de baile vasco, de música de txistularis, de klika, y los coros, y los deportes rurales. De noche hay romería hasta tarde en los terrenos del centro vasco. El domingo por la mañana hay misa vasca al aire libre en el parque, seguida por una barbacoa de cordero, filetes de carne y otras comidas. Por la tarde en el parque se repiten las exhibiciones de música, baile, bertsolaris, y deporte vasco. Últimamente no hay pelotaris suficientes para poder hacer campeonatos si no vienen otros jugadores de otras comunidades. Elko es la cuarta ciudad del estado de Nevada. La estimación de la población vasca actual en Elko es de 200 personas nacidas en Euskal Herria, y sus descendientes. En el 2001 hay más de 300 socios en el Elko Euzkaldunak Club .

Presidentes del Club Vasco de Elko (Nevada): Elko Euzkaldunak.

Presidentes
1961John Aguirre1982Bob Rosevear
1962Joe Urriola1983Bob Rosevear
1963Louie Uriarte1984Bob Echeverria
1964Joe Mendive1985Bob Echeverria
1965Ray Goicoa1986Ramón Zugazaga
1966Ray Goicoa1987Ramón Zugazaga
1967Ray Goicoa1988Anita Anacabe Franzoia
1968Ray Rayo1989Ramón Zugazaga
1969Charles "Chuck"1990Ramón Zugazaga
1970Nicolás Fagoaga1991Bob Echeverria
1971Jess Lopategui1992Bob Echeverria
1972Jim Ithurralde1993Anita Anacabe Franzoia
1973Pete Ormaza1994Jack Lusar
1974Bob Goicoechea1995Nicolás Fagoaga
1975John Aldaya1996Steve Goicoechea
1976Bob Echeverria1997RamónZugazaga
1977Bob Echeverria1998Nicolás Fagoaga
1978José Mallea1999Nicolás Fagoaga
1979Anita Anacabe2000Ramón Zugazaga
1980Nicolás Fagoaga2001Fermín Arbillaga
1981Johnnie Aguirre

  • ANACABE FRANZOIA, Ana Teresa "Anita". Entrevista y comunicaciones, julio-septiembre 2001.
  • DOUGLASS, William A.; BILBAO, Jon. Amerikanuak: Basques in the New World, Reno, University of Nevada Press, 1975.
  • ECHEVERRÍA, Jerónima. Home Away from Home: A History of Basque Boardinghouses, Reno, University of Nevada Press, 1999.
  • SILEN, Sol. La historia de los Vascongados en el oeste de los Estados Unidos, Nueva York, Las Novedades, 1917.
  • TOTORICAGÜENA, Gloria. Comparing the Basque Diaspora, Reno, University of Nevada Press, en preparación, 2002.
  • TOTORICAGÜENA, Gloria. Shrinking World, Expanding Diaspora: Globalization and Basque Diasporic Identity.
  • TOTORICAGÜENA, Gloria. The Basque Diaspora / La Diaspora Vasca. Editado por William Douglass (et al), Reno.
  • Basque Studies Program, University of Nevada Press 1999, pp. 284-302.
  • ZUBIRI, Nancy. A Travel Guide to Basque American Families, Feasts and Festivals, Reno, University of Nevada Press, 1998.