Plateformes

Udalbiltza, Udalbide

Udalbiltza fue el fruto más directo del Pacto de Lizarra Garazi, firmado en septiembre de 1998 por los partidos políticos Partido Nacionalista Vasco (PNV), Eusko Alkartasuna (EA), Izquierda Unida/Ezker Batua (IU/EB), Euskal Herritarrok (EH), sindicatos de ámbito vasco, diversos movimientos antirrepresivos y los dos movimientos pacifistas Elkarri y Bakea Orain.

Entre sus objetivos estaba la resolución de cuestiones tales como la territorialidad, el sujeto de decisión y la soberanía mediante de un proceso de diálogo y negociación abierta y sin exclusión de agentes en un contexto de ausencia de violencia. Este escenario se hizo viable a partir del comunicado de ETA hecho público el 18 de septiembre, en el que se anunciaba una tregua unilateral e ilimitada.

En febrero de 1999, una Asamblea de Electos Municipales de Euskal Herria, formada por los ediles de los partidos firmantes de Lizarrra-Garazi PNV, EA y EH, quienes constituían la mayoría de los cargos municipales vascos, decidió crear una institución municipal que aspiraba a integrar a los electos de todo el país, en sus distintos ámbitos administrativos, Comunidad Autónoma Vasca, Nafarroa e Iparralde. En septiembre de este año una Asamblea formada en total por 1778 ediles (271 navarros y 24 vascos de Iparralde), que representaba a 315 Ayuntamientos (57 de ellos de Nafarroa y 14 de Iparralde), se dio el nombre de Udalbiltza. Los electos reunidos definieron los fines de la institución en cinco puntos:

  1. Afirmar la existencia de Euskal Herria como nación.
  2. Posibilitar la acción concertada de los representantes municipales que permitiera impulsar los ámbitos de trabajo y colaboración que definen Euskal Herria como una "comunidad política, cultural, sociológica y económica".
  3. Colaborar en el análisis y discusión de la futura vertebración política e institucional.
  4. Efectuar un diagnóstico básico para atender y abordar de manera conjunta y homogénea los problemas y retos de la construcción nacional.
  5. Proyectar en el ámbito internacional la existencia de Euskal Herria como nación propia y diferenciada y su voluntad de actuar como tal en la futura configuración europea y en sus instituciones.

Se diseñaron 5 áreas de actuación, euskara, cultura, ordenación del territorio, educación, y desarrollo económico y social. Su Comisión Permanente la formaron 7 ediles de PNV, 3 de EA, 4 de EH, y uno de Abertzaleen Batasuna (partido de Iparralde).

La ruptura del alto el fuego de ETA a fines de este año abrió un cisma en los partidos cuyos ediles formaban Udalbiltza, paralizando sus actividades durante el año 2000. Entró en conflicto la actitud de condenar explícitamente a ETA, asumida por los cargos de PNV-EA, con la de no pronunciarse sobre la misma, actitud de los ediles de EH. A fines de 2000 los primeros formaron el Consejo de Dirección y crearon una sociedad instrumental, Udalbide, que implementaría los proyectos de Udalbiltza.

En febrero de 2001 750 electos de la izquierda abertzale celebraron una Asamblea General en el palacio Kursaal de Donostia, reivindicaron las siglas, y decidieron elaborar un diagnóstico de Euskal Herria, asignando partidas presupuestarias a las siguientes actividades: euskera, educación, deportes, comunicación, cultura, ordenación territorial, área internacional y derechos democráticos.

Udalbiltza Kursaal decidió la organización de una Conferencia Internacional por los Derechos de los Pueblos; y puso en marcha en 2001 varios proyectos, en especial el Plan Zuberoa 2010. Su objetivo era la implementación de medidas que frenaran tanto el descenso demográfico de este territorio, como el déficit de recursos necesarios para su desarrollo socio-económico. La primera fase de este plan consistía en la puesta en contacto con personas y entidades de Zuberoa relacionadas con los ámbitos de la empresa, la cultura, la enseñanza, el euskera, la agricultura, etc., con el fin de llevar a cabo un diagnóstico previo y fijar proyectos.

La III Asamblea de diciembre decidió impulsar una iniciativa a favor de la solución política y dialogada del conflicto. La IV Asamblea General de noviembre de 2002 dio a conocer la iniciativa del Foro de Debate Nacional, Nazio Eztabaida Gunea, el cual pivotaba sobre dos ejes: una Carta de Derechos de Euskal Herria; y el documento "En el Camino hacia la Democracia y la Paz en Euskal Herria".

En vísperas de las elecciones locales de mayo de 2003, el juez Garzón detuvo a 8 miembros de Udalbiltza Kursaal, precintando las sedes de la organización; posteriormente procesó a 21 de sus miembros por pertenencia a banda armada. Respondiendo a la nueva situación, el Foro de Debate Nacional quedó formado por electos y no electos y autonomizó su funcionamiento. Entre las 36 personas de su grupo promotor presentado en octubre de este año figuraban militantes de partidos como EA.

En la primera mitad de 2004 el grupo promotor del Foro de Debate presentó dos documentos, uno sobre construcción nacional y otro sobre resolución del conflicto. Este segundo documento inspiró la estrategia de la izquierda abertzale que culminaría en la Declaración de Anoeta de noviembre de 2004 "Orain herria, orain bakea". La Declaración proponía un doble acuerdo: un primer acuerdo a concluir entre los agentes políticos, sociales y sindicales sobre la creación de un nuevo escenario en el que se pudiera decidir cualquier status político, el cual debería ser refrendado por la ciudadanía de Euskal Herria. El segundo consistiría en un acuerdo entre ETA y los Estados español y francés sobre la desmilitarización del conflicto, la situación de los presos, deportados y refugiados, y la reparación de las víctimas.

En mayo de 2005, terminado el plazo de dos años de suspensión de todas sus actividades decretada por la Audiencia Nacional, Udalbiltza llevó a cabo una Asamblea General en la que planteó la necesidad de reconstruir y reunificar la asociación de electos vascos, escindida en el 2000. Los 200 electos y agentes congregados hicieron balance de la actividad de la institución, seriamente reducida tras el proceso judicial incoado en 2003, pero no paralizada: como lo atestiguaban iniciativas como el EHNA (Euskal Herriko Naziotasun Aitormena o Declaración de Nacionalidad de Euskal Herria), de la que en los dos años siguientes se expidieron 50.000 documentos, o el Curriculum Vasco, en cuya consecución se colaboró con la Confederación de Ikastolas y Sortzen-Ikasbatuaz.

La sentencia judicial contra Udalbiltza le impidió en todo caso aportar subvenciones en concepto de convenios de colaboración, reduciéndose a un papel de enlace/ intermediaria entre estas asociaciones y los ayuntamientos, al objeto de lograr de estos últimos financiación para el desarrollo de los distintos proyectos.

Tras el fin de la suspensión de dos años Udalbiltza-Kursaal retomó su actividad inicial como promotor de iniciativas con dimensión nacional, reestableciendo sus convenios con asociaciones como Gaindegia, Laborantza Ganbara... Pero a fines de junio de 2005 la Audiencia Nacional prorrogó la suspensión de sus actividades hasta la actualidad. Previsiblemente, el juicio se celebrará a finales de 2009. La presión judicial afectará a la actividad de este colectivo. A pesar de todo, Udalbiltza realizará diversas iniciativas y llamamientos a alcanzar un Acuerdo Democrático, e incluso llegarán a reunirse en la sede de Naciones Unidas con el representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

El 27 de diciembre de 2000, los ediles de PNV y EA crearon en Beasain el Consejo de Dirección de Udalbiltza con la exclusión de EH y AB del mismo, quedando conformado el órgano por diez cargos públicos de PNV y EA. El Consejo de Dirección se dotó de un órgano gestor, Udalbide Elkarlan Elkartea, asociación con personalidad jurídica que colaboraría con agentes sociales de tipo cultural en sectores como el euskera, la cultura y la identidad vasca...

Un año después, en abril de 2002, se celebró la II Asamblea de Udalbiltza (I desde que fueran excluidos EH y AB). Se diseñó en ella la realización de diferentes proyectos en tres ámbitos: el euskera, impulsando iniciativas de promoción en aquellas zonas donde se encontraba menos desarrollada (Navarra e Iparralde); la cultura y el deporte, apoyando proyectos culturales y deportivos de dimensión vasca; y el turismo.

En 2002 Udalbide dio a conocer su iniciativa Hurbiltzen, diseñada para promocionar las relaciones entre los ayuntamientos de los siete territorios vascos: se trataba de un programa de hermanamientos entre municipios de Euskal Herria, intentando asegurar la presencia en cada proyecto de un municipio de Iparralde, uno de la C.A.P.V. y otro de Navarra, a fin de impulsar un sentimiento de pertenencia común, promoviendo la realización de proyectos de colaboración y cooperación entre instituciones municipales, económicas, sociales y culturales.

La iniciativa paralela de "Xendrak Euskal Herria Bideak" se diseñó como un proyecto cultural articulado en un sistema de siete rutas que conectaban en red Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Nafarroa, Lapurdi, Behe Nafarroa y Zuberoa; en los hitos del camino se darían a conocer la naturaleza, patrimonio monumental, personajes, literatura, música, contiendas, folclore, artesanía, etnografía y ciencia del país.

Se plantearon asimismo tres ámbitos de actuación en el capítulo internacional: contactar con la diáspora vasca; promover la marca "Euskal Herria" en las políticas de cooperación al desarrollo; y dar a conocer en Europa la realidad e intenciones de Udalbide.

Udalbiltza-Udalbide se posicionó en el año 2004 ante los dos acontecimientos siguientes:

  • Mostró su rechazo a la detención decretada por la Audiencia Nacional de "varios miembros de la Asamblea de Electos de la Izquierda Abertzale", bajo la imputación de un presunto delito de integración en organización terrorista, catalogándola de "caza de brujas" y haciendo hincapié en la inseguridad jurídica y la indefensión a la que abocan los procesos iniciados.
  • Apoyó la propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi del Lehendakari Ibarretxe.

La financiación de los proyectos de colaboración en los que ha participado Udalbiltza-Udalbide se distribuye así (en los 4 primeros años) por territorios:

  • Iparralde, 51%
  • Nafarroa, 35%
  • Comunidad Autónoma Vasca, 14%.

La distribución es la siguiente por materias:

  • Euskera, 77,21%
  • Cultura, 11,3%
  • Comunicación, 7,5%
  • Deporte, 3,5%
  • Economía y empleo, 0,4%

Esta línea de apoyo a diversos proyectos se mantendrá hasta la fecha. De igual forma Udalbide seguirá posicionándose en torno a cuestiones de actualidad, como en 2006 cuando apuesta por la adecuación de "los marcos jurídicos" al poder de decisión de los vascos. De la misma forma, representantes de Udalbide tratarán en 2009 de profundizar los lazos con miembros de la diáspora vasca en el continente americano. En paralelo, recientemente Udalbide ha organizado campamentos de verano de jóvenes, orientados al debate y la discusión.

  • LETAMENDIA, F.(coord..) (2006): Acción colectiva Hegoalde-Iparralde, Ed. Fundamentos, Madrid.
  • ETXEBARRIA, N. (2006): "Las redes municipales de cooperación intervasca", en LETAMENDIA, F.(coord..) : Acción colectiva Hegoalde-Iparralde, Ed. Fundamentos, Madrid.
  • IZAGIRRE, A. (2006): "Udalbiltzaren sorrera eta ibilbidearen nondik norakoak eta garaturiko proiektu nagusienak", en LETAMENDIA, F.(coord..): Acción colectiva Hegoalde-Iparralde, Ed. Fundamentos, Madrid.
  • MENDOZA, J. L. (2006): "Mugaz gaindiko Euskal sarearen eredu", en LETAMENDIA, F.(coord..): Acción colectiva Hegoalde-Iparralde, Ed. Fundamentos, Madrid.