Concept

Mocerío

Al estudiar la conducta organizada, el eminente antropólogo funcionalista Bronislaw Malinowski, establece un listado de tipos universales de instituciones. Donde incluye a la familia, la vecindad, el grupo sexual y de edad, los estigmatizados, las asociaciones voluntarias o de ayuda mutua, las organizaciones profesionales, el estamento social, la estratificación étnica y el contexto cultural o del poder político.

El ciclo vital de la persona a través de las categorías de edad (nacimiento e infancia, niñez, adolescencia y juventud, matrimonios del año, padres y madres de familia, viudos, ancianos y difuntos o antepasados) y sus ritos de paso, entre ellas, suelen presentar una serie de ajustes o desajustes del individuo respecto a las demandas sociales para cada etapa. Por otro lado, a lo largo de los diferentes momentos festivos del año, cada grupo de edad tiene asignados unos papeles concretos a realizar (actos festivos, ceremonias, rituales, ....), cuyo objetivo es la repetición o regeneración del ciclo cósmico tan necesario para la continuidad normal de la vida colectiva o incluso, de la misma Naturaleza.

En el presente apartado nos referimos a los grupos de edad y en concreto a las asociaciones de jóvenes solteros o de mocedad que estaban constituidas en grupos informales y de iguales, seminstituidas y que actuaban como grupos casi totales en el marco del barrio (auzo) o municipio.

Durante la etapa juvenil, la conciencia social esta muy acentuada, acrecentándose la participación activa en grupos y la lealtad o unidad grupal. Las características de estos grupos juveniles de amistad son variables en el número y en las categorías físicas y sociales de sus componentes, la duración puede ser de relativa permanencia, sus interrelaciones personales sedentarias son frecuentes, y su finalidad se concreta en diversas funciones manifiestas (diversión, amistad, cooperación, ....) y latentes (socialización informal). Este proceso de socialización, puede venir por la internalización de los valores e ideales del mismo grupo de pertenencia o por la adquisición de los de otro grupo de referencia. Consistiendo en un proceso por medio del cual, el individuo internaliza valores socioculturales de su entorno y que a su vez, adaptan o configuran la propia personalidad a las necesidades colectivas y del hábitat. Todo proceso de socialización, necesita de un conjunto de medios para procurar la identificación social de los componentes a las pautas, normas y valores de una sociedad, que están basados en el control social.

A su vez, estas asociaciones juveniles tenían como función la socialización de sus componentes. Durante el ciclo de edad y con orden al sexo, se van configurando progresivamente las futuras funciones de los jóvenes en el seno de la sociedad rural. Los mozos son preparados en orden a su participación activa en la vida familiar, social y laboral de la comunidad. Mientras, a las mozas se las tutela para la responsabilidad en las faenas propias de la etxeko andre en la casa, crianza y educación de los hijos, y mantenimiento de las funciones religiosas domésticas.

El grupo de jóvenes a nivel manifiesto es una agrupación de carácter social (organizaban las fiestas , controlaban las posibles desviaciones, eran vigilados y asesorados por los adultos) y a nivel latente propicia el paso a la categoría de los casados (relación entre jóvenes de ambos sexos y matrimonios, necesarios para el grupo social en cuanto a matrimonio fecundo).

Grupo de edad que se encarga del control social y de salvaguardar o definir los límites espaciales del grupo social. Estas asociaciones de jóvenes, establecían relaciones de buena vecindad o rivalidad con otras mocerías de localidades cercanas. Así como relaciones de cordialidad con las autoridades locales o personas relevantes del pueblo.

Como hemos podido observar en el caso precedente, la juventud a nivel global y en particular en Euskal Herria se agrupaban en torno a su conciencia como grupo de edad, estableciendo sus peculiares organizaciones y realizando distintas funciones (labores vecinales, religiosas, festivas o de interrelación, dentro y fuera de la comunidad).

Los resultados obtenidos de las diversas investigaciones realizadas sobre el tema, nos dan una idea de las características, sistemas de organización, normativas, funciones y el entorno de las asociaciones de mozos que nos ocupan..

Las asociaciones de mocedad o moceríos, propiamente dichas, observan una normativa consuetudinaria que en su fundamento, solían consistir en:

  • Una serie de derechos y obligaciones que debían contemplar cada miembro en particular y todos en general.
  • Se daba una admisión anual, voluntaria o no, de miembros en edad, salvo excepciones motivadas por diversas cuestiones (morales, conducta, raciales, geográficas, etc.).
  • Pago de cuota por los asociados y la utilización de diversos sistemas para sufragar los diferentes gastos de la agrupación.
  • Establecer las fechas de admisión y nombramientos, así como determinar el sistema de elección de los candidatos.
  • Nombramiento o elección de los representantes juveniles (mayordomos, mozos mayores, mutil nagusia, plaza mutilek, etc.) y la de otros cargos necesarios.
  • Determinación de las competencias o funciones a desempeñar por los miembros elegidos.
  • Posibles sanciones internas.

Dichas asociaciones de mocerías (lagun artea, quintos o quintas, los mozos o las mozas, sociedad, mutil ardua, mutil kuadrile, saragiek, eskotekoak, etc.) han sido y son colectivos locales con miembros en una faceta especial del desarrollo y por ello, se les confiere un determinado carácter enigmático o misterioso en el conjunto de la colectividad. También se les permite a dichos grupos de edad, una mayor autonomía o licencia en los actos propios que suelen realizar. Teniendo como marcos festivos a las populares celebraciones del Carnaval, la entrañable fiesta de Santa Águeda, los actos mágicos de la víspera y día de San Juan, las esperadas fiestas patronales y cualquier festejo de carácter informal (romerías, bailes, etc.) o de expresión lúdica.

Durante siglos, estas agrupaciones juveniles estuvieron generalizadas con las características, estructuración y funciones indicadas. En 1770 y bajo el reinado de Carlos III, a nivel estatal, se inicia un sistema de "quintas" (mediante sorteo, uno de cada cinco mozos de una localidad debía incorporarse a filas) o el servicio militar obligatorio. Araba, Bizkaia y Gipuzkoa (posteriormente, Nafarroa) en 1876 sufren las consecuencias de la Ley Abolitoria de los Fueros, promovida por Cánovas del Castillo y a la sombra del mandato regio de Alfonso XII, donde se establece la obligación de prestar el servicio militar en el Ejército español en detrimento de las tradicionales revisiones locales o alardes de armas. En ambos casos, la decisión común no estuvo exenta de críticas y contradicciones.

A partir de dicho momento, se va asociando el sistema de "quintas" o levas a la clásica pertenencia grupal a la categoría de edad juvenil. De aquí surge la generalizada y popular forma de denominar a los jóvenes, de ambos sexos, del año como "quintos" o "quintas" y la particular, en algunas zonas, designación de soldadu y el termino más localista de zortzis (quizás unido a los sistemas clásicos de sorteo mediante cartas y en especial a la sota, simbolizando a la infantería), curiosa variante de la palabra castellana "sorche" y que es una acepción familiar de recluta o soldado.

  • ARRIZABALAGA Bilbao, Juan M. "Zeberio eta Olabarrietako kopla zahar, bertso, erromantze, ....".Trabajo inédito.
  • AZKUE, Resurrección Mª. de. "Euskalerriaren Yakintza". Ed.: Euskaltzaindia & Espasa Calpe. Madrid-Bilbao, 1989.
  • AZKUE, Resurrección Mª. de. "Cancionero Popular Vasco". Ed.: La Gran Enciclopedía Vasca. Bilbao, 1968.
  • CARO Baroja, Julio. "El Carnaval". Ed.: Taurus, Madrid, 1965.
  • CARO Baroja, Julio. "La estación de amor". Ed.: Taurus. Madrid, 1979.
  • CARO Baroja, Julio. "El estío festivo". Ed.: Taurus. Madrid, 1984.
  • DONOSTIA, P. José Antonio de. "Obras Completas". Ed.: La Gran Enciclopedía Vasca & Eusko Ikaskuntza. Bilbo-Donostia, 1983-1994.
  • DUEÑAS, E.X. y LARRINAGA, Josu. "Carnavales de Bizkaia". Trabajo becado por la Diputación Foral de Bizkaia, durante el curso 1985-86.
  • DUEÑAS, E.X. IRIGOIEN, Iñaki y LARRINAGA, Josu. "Carnavales/Ihauteriak". Ed.: Museo Antropológico, Etnográfico e Histórico Vasco de Bilbao. Bilbo, 1992.
  • DUEÑAS, E.X. e IRIGOIEN, Iñaki. "La fiesta, recuerdos y vivencias: entorno festivo en la villa marinera de Lekeitio". Comunidades pesqueras. Zainak 15. Ed.: Eusko Ikaskuntza. Donostia, 1997.
  • GARMENDIA Larrañaga, Juan. Carnaval en Navarra. Ed.: Haranburu. Donostia, 1984.
  • GARMENDIA Larrañaga, Juan. Iñauteria / El Carnaval Vasco. Ed.: Sociedad Guipuzcoana de ediciones y publicaciones. Donostia, 1973.
  • GARMENDIA Larrañaga, Juan. Carnaval en Alava. Ed.: Haramburu. Donostia, 1982.
  • GARMENDIA Larrañaga, Juan. Ritos de Solsticio de Verano. (2 vol.). Ed.: Kriselu. Donostia, 1987-88.
  • ETNIKER Euskalerria. "Atlas Etnográfico de Vasconia: Ritos del nacimiento al matrimonio en Vasconia". Eusko Jaurlaritza-Gobierno de Navarra-Etniker Euskalerria. Bilbao, 1998.
  • ETXEBARRIA Mirones, Jesús y Txomin. "Tradiciones y costumbres de las Encartaciones". Bilbao, 1997.
  • EUSKALTZAINDIA ardurapean. "Euskal-Kantak". Bilbo, 1959.
  • FELIÚ Corcuera, Alfredo (Zinzarri). Gure Herria (4 vol.). Ed.: Kriselu. Donostia, 1987.
  • FELIÚ Corcuera, Alfredo (Zinzarri). Euskadi insólita. Ed.: Haramburu. Donostia, 1980.
  • GEREDIAGA elkartea. "Aratosteak Durangaldeak".
  • HOMOBONO, José Ignacio y otros. "La Cuenca minera vizcaína". Ed.: FEVE. Bilbao, 1994.
  • JIMENO Jurio, José María. Calendario festivo. Invierno. Panorama Nº 10. Ed.: Gobierno de Navarra. Iruña, 1988.
  • JIMENO Jurio, José María. Calendario festivo. Primavera. Panorama Nº 15. Ed.: Gobierno de Navarra. Iruña, 1990.
  • JIMENO Jurio, José María. "Los mayordomos en Nafarroa". Revista: Dantzariak nº 9, 1979.
  • MALINOWSKI, Bronislaw. Una teoría científica de la cultura. Ed.: SARPE. Madrid, 1984.
  • LARRINAGA Zugadi, Josu. Una aproximación al control social y a la desviación en la sociedad tradicional. Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra. Año XXI- Nº 53. Enero-junio 1989.
  • LARRINAGA Zugadi, Josu. "Asociaciones de mocerías en Euskal Herria". Ed.: Mensajero. Bilbo, 1988.
  • LARRINAGA Zugadi, Josu. "Sakanako Folklorea / Folklore de la Sakana". Nº 24. Colección: Lankidetzan. Ed.: Eusko Ikaskuntza. Donostia, 2003.
  • LARRINAGA Zugadi, Josu. "Asociaciones de mocerías en la Merindad de Busturia". Trabajo becado por la Diputación Foral de Bizkaia, durante el curso 1989-90. Publicado en los Nº 7 y 8 (I y II parte). Ed.: Eusko Ikaskuntza. Cuadernos: Jentilbaratz. Donostia 2001 y 2004.
  • LARRINAGA Zugadi, Josu. "Fiestas y niños en Bizkaia". Nº. 231. Colección : Temas Vizcaínos. Ed.: BBK. Bilbao, 1994.
  • LARRINAGA Zugadi, Josu. "Perspectivas modélicas de agrupaciones festivas en Bizkaia". Nº. 26. Ed.: Eusko Ikaskuntza. Cuadernos: Zainak. Donostia, 2004.
  • LARRINAGA Zugadi, Josu. A vueltas con el Olentzero0. Lankidetzan Nº 41 Olentzeroren tradizioa. Ed.: Eusko Ikaskuntza, 2006.
  • Euskonews 150. Asociaciones de mocerías en Bizkaia.
  • Euskonews 242. Máscaras fustigadoras.
  • Euskonews 268. Mujeres y Soka dantza.
  • Euskonews 114. Las Pascuas de Lanestosa.
  • PEÑA Santiago, Luís Pedro. Fiestas, costumbres y leyendas de Navarra. Ed.: Txertoa. Donostia, 1984.
  • SATRUSTEGI, José María. Solsticio de Invierno. Ed.: El Diario de Navarra. Iruña, 1974.
  • SATRUSTEGI, José María. Solsticio de Invierno. Iruñea, 1988.
  • ZARATE, Mikel iker mintegia. "Santa Ageda Koplak Sopelana-Urduliz inguruan". Bilbon, 1981.
  • GARMENDIA LARRAÑAGA, Juan. Fiestas de Invierno. Donostia : Eusko Ikaskuntza, 2007. 68 pp.
  • GARMENDIA LARRAÑAGA, Juan. Fiestas de Verano. Donostia : Eusko Ikaskuntza, 2007. 198 pp.