Kontzeptua

Aeropuertos en Euskal Herria

Conocido también como Parme, nombre del primitivo aeropuerto de Biarritz, está situado a 1° 31' 53" O de Longitud y 43° 28' 08" N de Latitud, en terrenos de las comunas de Anglet (en su mayor parte) y Biarritz. Su código IATA es BIQ.

Está gestionado por el "Syndicat mixte pour l'aménagement et l'exploitation de l'aérodrome de Biarritz-Bayonne-Anglet", propietario del aeropuerto desde 2007, compuesto por los municipios de Biarritz, Anglet, Bayona y San Juan de Luz, los Consejos Generales de Landes y de Pyrénées Atlantiques y la Cámara de Comercio e Industria de Bayona.

El viejo aeropuerto de Parme tuvo su origen en un pequeño aeródromo situado en la playa de la Chambre d'Amour. A instancias de personalidades de la aviación militar el ayuntamiento llevó a cabo las primeras gestiones para su establecimiento. El aeroclub de Biarritz, fundado en 1910 y que tuvo su antecedente en el Comité d'Aviation Bayonne Biarritz, creado dos años antes, solicitaba 1.600 metros cuadrados de terreno. Costeado por subscripción, se edificó un hangar militar de 400 metros cuadrados. Este fue el primer terreno de aviación de Anglet. En 1919 fue creada la primera compañía de transporte, la Compagnie Franco bilbaine que funcionará hasta 1921.

En 1922 se trasladó a Parme, a una finca, comprada por el Consejo General de los Bajos Pirineos, que habría al parecer pertenecido a un duque de Parma del que no hay rastro en los archivos. Hasta entonces, la aviación era puramente militar; pero la sociedad civil de Transportes Aeronáuticos del Sud-Ouest pidió utilizar el aeródromo, lo que le fue autorizado hasta octubre de 1920. Una escala aérea fue creada en sus dependencias, punto de escala obligatoria para Madrid y Marruecos; en 1928, se instaló un puesto aduanero y postal. El mismo año fue creado un servicio semanal París-Burdeos a Biarritz, ida y vuelta.

En 1928 se funda el Aero-Club Basque, que organizaría varias exhibiciones en el aeródromo: el 17 de febrero de este año, aterrizó el "General Lapérine", pilotado por el capitán Vauthoer, volviendo de una misión en Africa Central; el 26 de marzo, la sección de vuelo a motor se hallaba en situación de adquirir un Caudron. Este avión fue bautizado por Garay, cura de Saint-Charles en Biarritz, admirador de la aviación. Al mismo tiempo, era bautizado el Caudron Luciole "Chéri-Tiki", y el primer planeador del Aeroclub. El 9 de junio, aterrizaba la célebre aviadora Maryse Bastié, que llegó para dar una conferencia en el Casino Municipal. En 1935, el ministro de la Guerra, invitado por Monsieur de Croisoeuil, presidente del Aero-Club Basque, presidió una gran exhibición en la que participaron más de 60 aviones. Fue colocada una placa sobre la Club House (desaparecida después del ensanchamiento del campo por los alemanes durante la Ocupación) en memoria del aviador Charles de Verneilh-Puyrazeau, célebre por su raid París-Nouméa. Su avión, la "Ville de Biarritz", de donde era originario, era un Couzinet de la misma marca que aquél de que se había servido Mermoz para atravesar el Atlántico.

Durante la II Guerra Mundial (1944) el aeropuerto fue bombardeado, teniendo que ser reconstruido en gran parte. En 1948 se establece una línea Biarritz-París a cargo de la Société Africaine de Transports Aériens (SATA).

En abril de 1954 se inaugura el renovado aeropuerto; en 1962 se prolonga la pista. Clasificado como aeropuerto internacional en 1977, comienza la construcción de una nueva terminal con capacidad para un millón de pasajeros, de 6.000 metros cuadrados, inaugurada en 1994.

Cuenta con dos pistas de 2.250 m. y 2.044 m., con sistema ILS y dos fingers.

Lineas regulares París-Orly, París-Roissy, Lyon , Clermont-Ferrand, Niza, Ginebra y Londres Stansted.

Líneas de temporada: Estocolmo, Rotterdam, Amsterdam, Dublín, Frankfurt, Londres Gatwick, Shannon, Copenhague y Oslo.

En el aeropuerto operan las compañias: Air France, Compagnie Aériene Européene Régional, Ryanair, Sterling Airways, FlyBaboo, EeasyJet y Transavia.

AñoPasajeros
2000780.019
2004786.373
2005817.083
2006865.601
2007930.880
20081.028.006
20091.011.589
2010989.622

Aeropuerto público gestionado por el ente autónomo Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), se ubica en terrenos de los municipios de Sondika y Loiu Situado a 02°54'38"O de Longitud y 43°18'04"N de Latitud. Su código IATA (International Air Transport Association) es BIO.

En 1927 se creó en Bizkaia una Junta Provincial, auspiciada por el Sindicato de Fomento, para el establecimiento de un aeropuerto en Bilbao, con el fin de estudiar el posible emplazamiento del mismo. No será hasta 1936 cuando la Dirección General de Aeronáutica conceda la autorización para instalar un aeropuerto en Sondika. Durante la guerra de 1936-1939 comenzaron las obras, pero hasta junio de 1937 será utilizado como base de actividades aéreas militares. En 1938 empieza la segunda fase de desarrollo del aeropuerto.

Aeropuerto Loiu
Foto: CC - esti.
La diputación reanuda las gestiones con el gobierno para modificar el primitivo proyecto de 1936 y consigue la autorización para redactar un nuevo proyecto que será aprobado por la Dirección General de Infraestructuras.

En 1940, se decide abrir un aeropuerto civil en Sondika. Las obras durarán hasta 1948, año en el que se abre al tráfico diurno con el establecimiento por parte de la compañía Aviación y Comercio, S.A. de una línea con Madrid. En 1950 entra en funcionamiento la terminal que recibe el nombre del piloto bilbaíno Carlos Haya. El aeropuerto cuenta, en esos momentos, con una pista asfaltada de 1.440 por 45 metros, otra de terreno natural (de 1.500 por 150 metros), una calle de rodaje, y amén del edificio terminal de pasajeros, una torre de control, radiofaro, goniómetro y también con servicios de policía, correos, meteorología, sanidad, combustibles y teléfonos. En 1955, se construye una calle de rodaje que une la pista con el estacionamiento y la terminal, al igual que una plataforma de 124 por 60 metros, un hangar para el Real Aeroclub de Vizcaya y las instalaciones fijas de Campsa.

Entre 1964 y 1965, se instala un sistema de aterrizaje instrumental ILS y un radar meteorológico para la detección de tormentas; se amplía la pista hasta los 2.000 metros y la plataforma hasta los 12.000 metros cuadrados. En 1975, se pavimenta la pista. En 1977, se amplía el estacionamiento y se construye una calle de enlace al tiempo que se instala un sistema ILS. Se inaugura este año la pista 12-30, de 2.600 metros de longitud y, al siguiente año, se clasifica el aeropuerto como de primera categoría. En el decenio de 1980, entra en servicio el sistema de aterrizaje por instrumentos ILS en la pista 10-30.

En 2000 se inaugura una nueva terminal en la zona norte. Diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava en vidrio y hormigón, su aspecto exterior, blanco, se asemeja a un ave emprendiendo el vuelo, de ahí que se conozca popularmente con el nombre de "La Paloma".

Con una superficie de 32.000 metros cuadrados, cuenta con 6 fingers.

A su vez, fue diseñada una nueva torre de control en forma de halcón. Ocupa terrenos de Loiu, quedando en término de Sondika, amén de la antigua terminal, la de carga y gran parte de los servicios aeroportuarios. La antigua pista de aterrizaje se mantuvo como pista secundaria para utilizarla cuando la principal no estuviese en condiciones, la antigua terminal de pasajeros se habilitó como oficinas y terminal de carga y la torre de control se equipó con dispositivos especiales de emergencia.

En 1996 se construye una nueva calle de rodaje con dos salidas rápidas y una nueva plataforma de aeronaves, a la que se unirá, tres años más tarde, una nueva torre de control.

En 2001 se constituyó la Sociedad para la Promoción del Aeropuerto de Bilbao, Bilbao Air, con la participación de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao, la Consejería de Transporte del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Bizkaia, y los ayuntamientos de Loiu, Zamudio, Derio, Sondika y Erandio. Los objetivos de Bilbao Air son el fomento del aeropuerto de Bilbao como aeropuerto regional de carácter internacional, incrementando el número de vuelos al extranjero con la apertura de nuevas líneas y reforzando las líneas existentes a destinos turísticos, optimizar la señalización y comunicación de accesos, mejorar la calidad de vida y apoyar la generación de empleo en los municipios de la zona, colaborar en la optimización del aprovechamiento de las infraestructuras aeroportuarias e incrementar el desarrollo turístico de toda la cornisa cantábrica.

Cuenta con dos pistas de aterrizaje: la 12-30, de 2.600 metros y la 10-28, de 2.200; diez plataformas para aeronaves, dos terminales y 3 aparcamientos. En el aeropuerto operan (2011) las siguientes compañías:

  1. Aer Lingus
  2. Air Berlin
  3. Air Europa
  4. Air France
  5. Air Nostrum
  6. Brussels Airlines
  7. Easyjet
  8. Iberia Iberworld
  9. Lufthansa
  10. SAS Scandinavian Airline
  11. Spanair
  12. Swiftair
  13. TAP Portugal
  14. Vueling Airlines

Entre los destinos domésticos o destinos estatales se encuentran A Coruña, Alicante, Badajoz, Barcelona, Fuerteventura, Gran Canaria, Ibiza, Lanzarote, Madrid, Málaga, Menorca, Palma de Mallorca, Santiago de Compostela, Sevilla, Tenerife Norte, Tenerife Sur, Valencia y Vigo.

Entre los internacionales, Amsterdam, Bruselas, Dublín, Dusseldorf, Frankfurt, Lisboa, Londres Heathrow, Londres Stansted, Luxemburgo, Milán, Munich, Roma, París y Stuttgart.

En el verano de 2011 están previstos vuelos de carácter estacional que operarán con Menorca y Jerez, en el ámbito nacional, y Madeira y Dubrovnik en el internacional.

AñoPasajerosCarga (Tm)
20012.491.770
20022.463.698
20032.850.524
20043.395.773
20053.843.953
20063.876.072
20074.286.7513.230
20084.172.9033.178
20093.654.9572.691
20103.888.9692.548
2011 (febrero)258.193226

Gestionado por AENA, se ubica en término de Hondarribia, junto al estuario del río Bidasoa. Situado a 1°47'26.20" Oeste de Longitud y 43°21'23.47" Norte de Latitud. Su código IATA es EAS.

A principios de la década de 1910, Gipuzkoa disponía de dos campos de aviación -Ondarreta y Lasarte- a los que había que añadir la donostiarra bahía de La Concha, apta para su utilización por hidroaviones. En 1920, un grupo de iruneses propone al Ministerio de Fomento la construcción de un aeropuerto en Irun. El lugar elegido es Plaiaundi, en la desembocadura del Bidasoa.

Durante la década de 1920, se autoriza el establecimiento de distintas líneas aéreas por el Ministerio: en 1922, la línea San Sebastián-Madrid; en 1924, San Sebastián-Canarias y, en 1926, San Sebastián-Tenerife.

El Plan de Aeropuertos Nacionales de 1929 recoge la conveniencia de contar con un aeródromo fronterizo cerca de Irun y de San Sebastián. Los ayuntamientos de ambas localidades y la Diputación Provincial ofrecen los terrenos de Plaiaundi para ubicar el aeropuerto, así como ayuda económica para ejecutar las obras. En diciembre de 1931, debido a las dificultades técnicas y económicas para construir el aeropuerto, éste pierde la calificación de nacional. Las gestiones se paralizan y, en septiembre de 1934, la Junta del Aeropuerto de Irun se disuelve.

En la década de 1950, el desarrollo del transporte aéreo en España hace pensar de nuevo en la necesidad de un aeropuerto en Gipuzkoa. En 1952, realizados los proyectos necesarios, se declara de urgencia la ejecución de las obras para la construcción de un aeropuerto en el estuario del Bidasoa, en el municipio de Hondarrribia.

En agosto de 1955, se inaugura y se abre oficialmente al tráfico nacional completo e internacional de turismo, al igual que a las escalas técnicas. La compañía Aviaco inicia sus vuelos regulares. Cuenta con la pista 05-23 de 1.200 metros de longitud. Sin embargo, las operaciones por la pista 23 obligan a sobrevolar territorio francés, lo que provoca protesta de este gobierno. Por otra parte, la falta de instalaciones del aeropuerto obliga a acondicionar como terminal de pasajeros una fábrica cercana. En julio de 1957, se reúnen las delegaciones de España y Francia para establecer un acuerdo de límites para la explotación del aeropuerto de Hondarribia.

El acuerdo permite establecer las servidumbres aeronáuticas en junio de 1959, pero impone la prohibición de usar el aeropuerto por parte de los aviones a reacción.

En 1961, se amplía la pista hasta 1.500 metros. En 1963 recibe la calificación de aeropuerto aduanero. Entre 1964 y 1965, se construye la torre de control, se amplía el estacionamiento de aeronaves y pasa a denominarse oficialmente aeropuerto de San Sebastián. En 1967, se inician las obras del edificio terminal y su urbanización, que se inauguran en junio de 1968. En 1969 se alarga la pista hasta los 1.754 metros.

El 18 de marzo de 1992, se firma un nuevo acuerdo entre España y Francia sobre el uso del aeropuerto de San Sebastián por el que se elimina la prohibición de utilización del aeropuerto por aviones reactores. Se establece así un cupo máximo diario, fuera del horario nocturno, de doce movimientos de aeronaves tipo MD-88 y doce del tipo BAE-146. En julio de 1996, entra en servicio el VOR/DME, situado a 5,07 kilómetros del umbral 04, con identificador SSN. En agosto de 1997, entra en servicio un nuevo NDB/DME, situado en rumbo 355 a 2,7 kilómetros del umbral 22, con indicativo HIG.

En 2007 se crea Ortzibia, entidad constituida con el objetivo de fomentar la potenciación y utilización del aeropuerto de Hondarribia. Formada por el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa, la Cámara de Comercio de Gipuzkoa y los Ayuntamientos de Hondarribia, Irun y San Sebastián. Ortzibia tiene como fin último la regeneración y modernización de las infraestructuras y servicios existentes en el corredor del Jaizkibel y que son claves para el futuro de toda la zona y del conjunto de Gipuzkoa.

El aeropuerto de Hondarribia juega un papel fundamental en el marco del "Corredor Intermodal del Jaizkibel", teniendo en cuenta la proximidad de la Estación Intermodal de Irun y su entronque en la nueva Red Ferroviaria de Altas Prestaciones y con las posibilidades de intermodalidad tren, carretera, mar y aire que se plantean.

Cuenta con una pista de aterrizaje de 1.754 x 45 metros, terminal de pasajeros con 5 mostradores de facturación, 2 puertas de embarque y 2 hipódromos para recogida de equipajes (uno de ellos para equipajes especiales).

Aeropuerto Hondarribia

Entre 2006 y 2010 operó la compañía Spanair, con vuelos a diferentes ciudades estatales. En la actualidad (2011) operan en Hondarribia Iberia y su franquicia Air Nostrum con vuelos a Madrid-Barajas y Barcelona. Aproximadamente, el 30% de los pasajeros que volaron estas capitales lo hicieron para conectar con vuelos internacionales.

AñoPasajerosCarga (Kg)
2001281.059
2002271.224
2003283.843
2004295.533
2005308.775
2006368.002
2007466.457245.072
2008403.19163.791
2009315.29431.083
2010286.05919.000
2011 (febrero)19.3201.080

Gestionado por AENA, se ubica en terrenos de los términos de Noáin (capital del Valle de Elorz) y Esquíroz (concejo del municipio de Galar), en las cercanías de Pamplona. Situado a 1° 38' 39'' O de Longitud y 42° 46' 9'' N de Latitud. Su código IATA es PNA.

Sus antecedentes se remontan a febrero de 1930, año en que el Ayuntamiento de Pamplona comienza la construcción de un aeródromo junto a Noáin. Durante la guerra de 1936-1939, fue utilizado esporádicamente por la aviación franquista, siendo abandonadas las instalaciones tras la contienda.

Aeropuerto Noain

En noviembre de 1965, se funda en el viejo aeródromo el Real Aeroclub de Navarra Tres años más tarde el Ministerio del Aire aprueba la construcción de una pista de vuelo de 500 metros de longitud, que se inaugura en 1969.

El 5 de julio de 1972, se abre al tráfico aéreo civil de pasajeros el aeropuerto de Noáin, quedando clasificado como de tercera categoría. Al día siguiente, la compañía Aviaco inaugura una línea regular con Madrid que alcanzará los tres vuelos semanales en 1975. El mismo año se inicia el balizamiento de las pistas y en 1976 se construye la central eléctrica. A finales de los años ochenta, se instala un sistema de aproximación instrumental ILS de CAT I en la cabecera 16 y se pone en marcha un proyecto para dotar al aeropuerto de ayudas a la navegación por la cabecera 34. En noviembre de 1992 se inaugura una nueva terminal. Un año más tarde, se amplían los accesos y el aparcamiento público de vehículos.

A partir de 2005 se edifica una nueva terminal, inaugurada en 2010 con 12.400 metros de superficie, ampliándose asimismo la plataforma de aeronaves y el aparcamiento público.

Aeropuerto Noain
También en 2010 se prolonga la pista, pasando así a medir 2.407 metros, pudiendo de ese modo despegar reactores tipo Boeing 737, a plena carga y en condiciones climatológicas desfavorables. Se renueva la plataforma de estacionamiento de aeronaves, que cuenta con tres puestos de estacionamiento para aviones grandes del tipo A-320 y cinco para aviación regional. Las nuevas instalaciones permiten atender hasta 1,1 millones de pasajeros anuales. En 2011 se inaugura una nueva torre de control.

La gran mayoría del tráfico se realiza con los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona, a través de las compañías British Airways, Iberia, Spanair, Air Nostrum, Avianca, Lan Airlines, American Airlines y TAP Portugal.

AñoPasajerosCarga (Kg)
2001340.511
2002320.245
2003312.787
2004321.418
2005342.614
2006375.308
2007500.09747.455
2008434.47752.942
2009335.61244.578
2010291.26442.300
2011 (enero)16.32017.242

Gestionado por AENA, se halla enclavado en terrenos de las localidades de Foronda y Antezana de Foronda; pertenecientes al antiguo municipio de Foronda, hoy ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Situado a 2°43'28"O de Longitud y 42°52'58"N de Latitud. Su código IATA es VIT.

El primer aeropuerto de Vitoria fue el aeródromo de Lakua, inaugurado en 1913. Tuvo Escuela de Aviación propia, la primera de carácter civil en el Estado, fundada por el piloto francés Leonce Garnier, en la que aprendieron a volar pilotos alaveses como Francisco Paradas y Floro Linacero; también ensayaron un biplano Wrigh los donostiarras Ameztoy, Azcona y Múgica, en 1909. También alavés fue el ingeniero militar y piloto José Martínez de Aragón, gobernador civil republicano en 1931, que murió en accidente aéreo en 1935.

En 1934, el Ministerio de Comunicaciones autoriza la construcción de un aeropuerto, ubicado en Salburua, entre las localidades de Elorriaga y Betoño, junto a la carretera general de Irun. Es declarado de interés general y de servicio público e inaugurado el 29 de septiembre de 1935 con el nombre de José Martínez Aragón. Tras la Guerra Civil pasará a denominarse aeropuerto General Mola, aunque sin actividad aérea; un decreto de 12 de julio de 1946 lo reabre al tráfico aéreo civil, nacional e internacional de turismo y escalas técnicas del tráfico comercial. Sin embargo, una orden de seis meses después lo cierra de nuevo al tráfico. No se volverá a abrir hasta 1948, una vez que la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria lo donan al Ministerio del Aire. En 1953 se fundó en él el Aeroclub de Vitoria. En 1957 vuelve a cerrarse al tráfico aéreo y en 1966 se abre nuevamente pero sólo a las operaciones de aviación privada y deportiva.

En 1970, la Cámara de Comercio e Industria de Álava, para impulsar el desarrollo económico, impulsa a través de la Diputación la creación de un nuevo aeropuerto que permita establecer líneas regulares que unan Vitoria con las principales ciudades españolas y europeas. Ante la imposibilidad de ampliar el viejo aeropuerto, los estudios técnicos aconsejaron la nueva construcción en terrenos de la antigua localidad de Foronda, en la Llanada occidental.

Por motivos de seguridad se derribaría el pueblo de Otaza, muy próximo al perímetro del nuevo aeropuerto, cuya construcción se aprobó en 1972. En 1976, la subsecretaría de Aviación Civil aprueba la primera fase del aeropuerto, que suponía la construcción de una pista de vuelo de 2.200 por 45 metros, la instalación de un sistema ILS categoría II, un VASIS, un medidor de alcance visual en pista, RVR y un medidor de altura de nubes. Dos años más tarde se realizan el edificio contra incendios, instalaciones de la torre de control, urbanización y accesos.

En 1980 se abre el aeropuerto al tráfico nacional e internacional de pasajeros, con horario de utilización permanente y clasificado de primera categoría especial. La Diputación Foral transfiere la titularidad de los terrenos, edificios e instalaciones al Ministerio de Transportes y se firma la desafección de los terrenos de uso aeronáutico del aeropuerto General Mola, revirtiendo los mismos al Ayuntamiento de Vitoria y a la Diputación Foral. El mismo año, Iberia inaugura la línea Madrid-Vitoria.

El aeropuerto cuenta con una pista de aterrizaje de 3.500 m que permite que los aviones de mayor tonelaje puedan aterrizar y despegar sin ningún tipo de problema a cualquier hora del día o de la noche. La pista está construida en hormigón hidráulico lo que optimiza la adherencia y durabilidad. La zona de estacionamiento o plataforma tiene unas dimensiones de 170.000 m². Asimismo, cuenta con un sistema de señalización luminosa de primer orden, además de disponer en la actualidad de un sistema de iluminación de aproximación de precisión de categoría II y III por la cabecera 04, dispone de balizamiento luminoso en eje y borde de pista así como un sistema de guía de rodadura mediante letreros luminosos "No Entry" y semáforos en puntos de espera. La señalización en pista se completa con luces en designadores, umbral, zona de toma de contacto y distancia fija así como en el eje y borde de la pista de rodadura.

En 1993 se amplía la habilitación aduanera de Vitoria para el despacho de mercancías, con lo que el aeropuerto pasa a especializarse en el tratamiento de carga aérea y asume el papel de centro distribuidor de mercancías de la zona Norte peninsular, gracias a que varias compañías lo eligieron como punto de llegada de mercancía perecedera y como base de distribución de paquetería.

Con el objetivo de realizar la promoción y el marketing del aeropuerto como centro intermodal de magnitud internacional, se creó en 1994 la sociedad Vitoria International Airport (VIA) de la que forman parte el Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Vitoria, AENA, la Diputación alavesa y la Cámara de Comercio e Industria de Alava.

La apuesta por el tráfico mercantil dio sus primeros frutos con la instalación de empresas de paquetería y la construcción de naves frigoríficas, propiciando un aumento constante del volumen de carga y situando a Foronda en 2008 en el tercer aeropuerto español, tras Madrid-Barajas y Barcelona movimiento de mayor volumen de mercancías.

Por su situación en el eje Paris-Madrid, es el vértice natural entre el centro de Europa, Portugal y el Mediterráneo para los vuelos procedentes de África y América.

Así, especialmente diseñado para la carga aérea y las actividades logísticas e industriales, ofrece unos servicios de primer orden, 365 días al año durante las 24 horas al día.

Las características especiales del aeropuerto han atraído a dos de las más grandes compañías couriers del mundo, TNT y DHL, que con 36 vuelos nocturnos unen siete de los principales centros de carga europeos y nueve destinos peninsulares y del norte de África. Con 9.500 metros cuadrados de espacio para productos perecederos y a temperatura controlada, está especializado en el transporte de pescado, vegetales, frutas, flores y animales vivos, productos que requieren una alta precisión y delicadeza en su manejo.

AñoPasajerosCarga (Tm)
1999156.86039.918
2000124.94135.610
2001129.10236.309
200298.96242.225
2003102.32840.156
200495.09443.683
200591.59439.711
2006173.60535.422
2007173.87831.359
200867.81834.989
200939.93327.388
2010 42.07327.960
2011 Enero1.684 2.218

A partir de marzo de 2011 no existen vuelos comerciales regulares desde Vitoria, solamente vuelos chárter. En temporada de verano la compañía Iberworld opera vuelos a Lanzarote y Tenerife Sur, Air Nostrum a Baleares, y Tunisair a Túnez. Air Europa y Swift Air, por su parte, operan a Ibiza, Alicante, Valencia y Sevilla.