Municipios

DOMAIKIA

Su casco urbano se halla enclavado en una zona cuyos terrenos están constituidos por arcillas y margas abigarradas con evaporitas. Al O. del mismo se alza el monte Ermita Oro, formado por micritas arcillosas y limosas. Próximos a la localidad encontramos también calizas, margas, areniscas, micritas arcillosas, calizas arenosas y arcillas.
Censos. 1802: 35 vecinos; 1902: 120; 1960: 113 h.
Edificaciones. 1802: 30; 1900: 32;
Castellano. En un documento de fines del siglo XVIII se dice que hablan el idioma vascongado todos los pueblos de la Vicaría de Zuya, de la cual formaba parte esta localidad (Varios: "G. H. L. V.", Auñam., 1960, t. I, pp. 61-66). En el mapa lingüístico de L. L. Bonaparte ( 1863) figura ya fuera del área euskérica.

Parroquia de San Bartolomé

Pórtico con arco de medio punto, buenas dovelas y escudo. Portada con arco apuntado y buenas dovelas. Puerta con herrajes. En el pórtico, fragmentos del antepecho anterior del coro, típicos de la artesanía vasca.

Fábrica del filo de los siglos XV-XVI, con importantes restos del anterior templo románico. Planta rectangular de tres tramos con cabecera recta. Bóvedas de terceletes. Interesantes claves tardo-góticas: en el primer tramo de San Bartolomé y de los tetramorfos, en el segundo de la Virgen coronada, de Santa Catalina, San Pedro, otra santa y de Santa Marina, en el tercero, claves de madera, hoy colocadas en el muro de la entrada al templo, de la Virgen sedente, San Juan Evangelista, San Pedro, Santiago y San Andrés; claves de estrella de cinco puntos en los arcos fajones. Contrafuertes.

Restos del anterior templo románico: ventanal con arco de medio punto, con arquivoltas baquetonadas, visible en el presbiterio del templo; interesantes capiteles: personaje con túnica conduciendo por el cuello a otros dos bestias monstruosas y personaje atacado por dos serpientes. También en el presbiterio, otro ventanal con arco de medio punto, imposta ajedrezada, arquivoltas baquetonadas y capiteles igualmente interesantes: hombre y animal, grifo, tres peregrinos y animal. Nicho con triple arco de medio punto, baquetonado y dos columnas como maineles. Saeteras.

Retablo mayor interesante, en su arquitectura de 1907, trazado por Fausto Iñiguez de Betoloza, pero con esculturas y pinturas mayoritariamente del segundo tercio del siglo XVI, obras, según Pedro Echevarria y José Javier Velez Chaurri, de los escultores Juan y Francisco de Ayala y del pintor Martín de Oñate. Banco de cinco calles, dos cuerpos de cinco calles asimismo y otro cuerpo de tres calles bajo el Calvario. Sagrario de principios del siglo XX. En el resto del banco cuatro tablas renacentistas, manieristas, con escenas de la Pasión y entre pilastras. En los cuerpos, cuatro columnas acanaladas en el tercio inferior y con capiteles compuestos. En el primer cuerpo, efigie de San Bartolomé al centro y, en las calles laterales, relieves de la vida del santo, bajo arcos avenerados, todo ello excelente, bien dorado y policromado. En el segundo cuerpo, buena imagen de la Asunción al centro y pinturas sobre la vida de la Virgen en los laterales. En el cuerpo superior, tres relieves relacionados con la vida de San Bartolomé, bajo veneras bien doradas y policromadas entre columnas, aletones y copas. En el remate solo la escultura de Cristo Crucificado es del siglo XVI. En el retablo algunos relieves y pinturas están trastocados.

En la capilla de culto cotidiano, retablo barroco con lienzo popular del Santo Cristo, del siglo XVIII y Sagrario exento, asimismo barroco. Fuera del retablo, majestuosa talla de la Virgen del Rosario bajo-renacentista, romanista, del filo de los siglos XVI-XVII.

En la Sacristía, interesante puerta de madera pintada y buen palio del siglo XVIII.

Torre, de la segunda mitad del siglo XVIII. Planta rectangular. Al Sur, puerta estrecha con arco de medio punto. En el cuerpo de campanas, tres arcos de medio punto, siendo ciegos dos muros.

Ermitas desaparecidas

San Miguel, San Román y San Juan.

Construcciones civiles

La tipología del caserío tradicional es análoga a la del resto del valle.

Una de las casas tenía el acceso, descentrado, con arco con dovelas, hoy está adintelado. Tiene un vano de arco apuntado y su casa anexa un escudete.

Caserío de planta rectangular muy acusada pues la cabaña se halla en línea con el edificio principal.

Caserío con patín externo de acceso a la primera planta.

Alberto GARATE GOÑI (2007)

  • ECHEVARRIA GOÑI, Pedro Luis: "Contribución del País Vasco a las artes pictóticas del Renacimiento: la pinceladura norteña" en Cuadernos de artes plásticas y monumentales. Ondare (17). Donostia-S.Sebastián. Eusko Ikaskuntza-Sociedad de Estudios Vascos, 1998.
  • LÓPEZ DE OCARIZ, José Javier: Pays basque roman. Álava, Bizcaye, Guipúzcoa. Abbaye Sainte Marie de la pierre-qui-vire. Zodiaque, 1997.
  • PALACIOS MENDOZA, Victoriano: Inventario de Arquitectura rural alavesa/ Arabako nekazal arkitekutuaten inbentarioa III. Diputación Foral de Álava/ Arabako Foru Aldundia. Vitoria-Gasteiz, 1986.
  • PORTILLA VITORIA, Micaela: Catálogo monumental Diócesis de Vitoria. Tomo IX. El valle de Zuia y las tierras de Legutiano. Fundación Caja de Ahorros de Vitoria y Álava. Vitoria-Gasteiz, 2007.
  • V. V. A. A (Echevarria Goñi, Pedro Luis, director y coordinador): Erretaulak. Retablos. Vitoria-Gasteiz. Eusko Jaurlaritza-Gobierno Vasco, 2001.

Alberto GARATE GOÑI (2007)

A comienzos del siglo XX existía en la localidad una escuela pública mixta. En la actualidad, escuela construida en 1919.
Cementerio construido en 1853, alumbrado inaugurado en 1920 y conducción de aguas desde 1959.
Celebra fiestas patronales el 24 de agosto por San Bartolomé.
Nombres antiguos. Aparece citado como Domaquia en doc. de 1257 citado en la "Revista de Archivos..." de los años 1907 a 1909; Domaiquia en doc. de 1338 citado en p. 1 del t. IV de "Colección de Cédulas, Cartas-Patentes, Provisiones..." existente en el Real Archivo de Simancas, realizada por Tomás González. El apellido del mismo nombre aparece citado como Domaica en doc. del siglo XVII. Ref: G. L. G. "B. I. S. S." 1969, p. 36.
Consta que en 1338 fueron vecinos de Domaikia a poblar el burgo nuevo de Monreal. Como consecuencia de la llamada "voluntaria entrega" de Álava a la corona de Castilla, Domaikia, que siempre había sido tierra libre, fue sujeta a la jurisdicción de D. Pedro González de Mendoza por carta del 6 de julio de 1353 con lo que tanto las rentas como la justicia civil y criminal de ta villa pasaron de corresponder al rey a corresponder a un señor. Sin embargo, dicha señorialización no fue total ya que la villa no perdió sus derechos comunales y la justicia se hacía en nombre de las hermandades o tierras del duque del Infantado.
Villa de señorío del valle y hermandad de Zuia, Álava-Araba. Se gobernaba por un alcalde ordinario que nombraba el pueblo todos los años, el cual ejercía su jurisdicción en nombre del duque del Infantado, señor de la villa, con apelación al gobernador de las hermandades unidad, o tierras del duque. (Ref. "D. G. H. R. A.", pp. 224, 225). El alcalde del estado noble y el del estado llano se turnaban todos los años. En la torre de Mendoza (luego en Foronda) tenia lugar la Junta de Jurisdicción en la que se reunían los procuradores de las hermandades de las tierras del duque.
En 1802 pertenecía a la jurisdicción de la diócesis de Calahorra y al arciprestazgo y vicaria de Cuartango. (Ref. "D. G. H. R. A." t. I, p. 224). En la actualidad está regentada la parroquia por un sacerdote que asiste también a las de Jugo y Zárate.

Ainhoa AROZAMENA AYALA.