Painters

Blanco Ortega, Dionisio

Pintor vizcaíno nacido el 18 de septiembre en Valle de Trápaga en 1927 y fallece en Bilbao el 10 de abril de 2003.

Evacuado a Soria, vive en Vizmanos, Tierra de Yanguas, entre 1937 y 1944, año en que regresa a Bilbao y cursa Estudios de Enseñanza Profesional en Artes y Oficios. En 1949 trabaja como albañil junto a su padre y se cae de un andamio, dañándose seriamente la columna. Estuvo año y medio hospitalizado. Según el artista,"Esta circunstancia será determinante en mi proyección hacia la pintura". En 1952 asiste a clases de dibujo durante tres años en el Museo de Reproducciones de Bilbao y en 1957 cursa estudios de Historia del Arte en el Museo del Louvre de París durante dos años. En 1960 participa en el libro 4 poetas de hoy, editado por la Asociación Artística Vizcaína. Ese mismo año su obra está presente en Colectiva de pintura vizcaína, en el Colegio Mayor Santa Cruz de Valladolid. Organizada y seleccionada por la Asociación Artística Vizcaína, los artistas participantes son, entre otros, José Barceló, Dionisio Blanco, Antonio Echávarri, Barreiro Bengoa, Ortiz Alfau, Borque, Esquíbel, Fidalgo, Jesús Luis Jimeno, Ángel Jayo, Largacha, Dionisio Sánchez, Antonio Mas, Juan Matía... La exposición refleja el estado de la cuestión del arte en Vizcaya.

En 1961 realiza su primera exposición individual en la Sala de la Asociación Artística Vizcaína. Un año más tarde, Dionisio es fundador de Estampa Popular de Vizcaya, que se presenta en los Salones Municipales del Ayuntamiento de San Sebastián, la obra de Dionisio Blanco participa junto a las de María Dapena, Agustín Ibarrola, José Ortega y Valentín Ruiz Morquecho. Arte Norte y Sur se presenta durante ese mismo año en la galería Céspedes - Círculo de la Amistad de Córdoba. Se cuenta asimismo con la colaboración de poemas de los denominados poetas de Estampa Popular de Bizkaia, Blas de Otero (Cursiva), Gabriel Aresti (Envío a los poetas españoles de cinco versos menores con punto en t, tomados de la Justicia prohibida), Vidal de Nicolás (Rebato), Sabina de la Cruz (Campesinos) y Carlos Álvarez. En 1965 presenta la segunda muestra individual, en la pequeña Galería Grises, quien hace Balance de la temporada artística en una colectiva ese mismo año.

El galerista José Luis Merino se fija en la conjunción de las calidades plásticas y la humana temática en la obra de Dionisio Blanco:

"La adecuada selección cromática, las equilibradas composiciones y la refulgente calidad textural que se aprecia en sus obras, son los más eficaces medios para que el artista vierta todo su acumulado humanismo".

En 1966 participa en la constitución de Emen, grupo del movimiento de la Escuela Vasca. Paralelamente se forman los colectivos Gaur en Guipúzcoa y Orain en Álava, mientras que Danok de Navarra no llega a consolidarse. Un año después tiene lugar la Exposición Itinerante del Arte Actual Español por las Escuelas de Arquitectura de España, organizada por la Unión de Estudiantes de Arquitectura de España y el Departamento de Estética de Construcciones Barandiarán. Un amplio programa de seis colectivas en las que participan sesenta y seis artistas y veinte conferenciantes. Se presenta sucesivamente en las ETSA de Barcelona, Madrid y Sevilla, Museo de Navarra en Pamplona, sección delegada de Valencia y Galería Barandiarán de San Sebastián, donde sólo se celebran las exposiciones. En el resto de los espacios se organizan asimismo ciclos de conferencias sobre El arte en la cultura contemporánea. La primera presentación de la colectiva en la que participa Dionisio Blanco tiene lugar en Pamplona, entre el 28 de abril y el 2 de mayo, seguida de la Galería Barandiarán de San Sebastián, Madrid, Sevilla y Barcelona. En 1968 hay un proyecto de llevar la obra de Dionisio Blanco junto a la de Barceló, Bonifacio e Ibarrola, con dos cuadros cada uno, al Certamen Iberoamericano de Rehabilitación, en el Ministerio de la Vivienda de Madrid y ese mismo año se celebra una colectiva del fondo de la Galería Grises, en el Centro Social de Basauri. Es la primera acción de la nueva Junta del Ateneo, cuyo secretario es José Luis Merino. Se inaugura en Barakaldo la muestra 45 cuadros de pintura moderna, que Merino pone a disposición de los ayuntamientos de los pueblos. Blanco, colabora en el libro 14 fábulas de Tomás Meabe, que cuenta con traducciones al catalán hecha por Ricard Salvat, al gallego, por Xesús Alonso Montero y al euskera, por Gabriel Aresti. En 1969 realiza su tercera exposición individual que tiene lugar en la Galería Mikeldi de Bilbao, a la vez que se pone en marcha la edición de un sobre con tres tarjetas, con textos poéticos e imágenes de pinturas de Dionisio Blanco.

En 1971 la obra está presente en la colectiva Arte Actual de Vizcaya en la Galería Antonio Machado de Madrid y en Arte Vasco (hasta febrero de 1972) en Barakaldo.

Entre 1971-72, participa con un numeroso grupo de pintores y escultores en un intento de divulgación del arte, llevando a cabo exposiciones y charlas por los pueblos, en barrios o Asociaciones de Familias. En 1972 participa en la exposición colectiva de Arte Español, celebrada en Italia por Comisiones Obreras y en Arte Vasco Actual en los Encuentros de Pamplona, donde se censura el cuadro El proceso de Burgos. "Los organizadores deciden retirar uno de mis cuadros, lo que provocó mi retirada de la exposición así como la de otros artistas". Ese mismo año dona la obra Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1968) para el Museo de la Solidaridad. La exposición tiene lugar en el Museo de Arte Contemporáneo Quinta Normal de Santiago. Los artistas vascos demuestran su posicionamiento a favor de Chile, así, en septiembre de 1973 confeccionan un texto en solidaridad con Salvador Allende, que es suscrito entre otros, por Dionisio Blanco. A fin de agradecer la solidaridad y testimoniar el estado de abandono del legado un Comité cubano solicita la creación de exposiciones itinerantes por los distintos estados. Para este objetivo Dionisio Blanco cede la obra Represión.

En 1973 tiene lugar su cuarta exposición individual en la galería Mikeldi de Bilbao. El catálogo cuenta con un poema de Blas de Otero dedicado a un cuadro de Dionisio Blanco. De título Lo indeleble, hace referencia a una serie de cuerpos abatidos o a punto de serlo. Al confrontarse el texto y la imagen de un óleo cuyo motivo es un picado de la calle con una vista del edificio del Banco de Vizcaya, supone el relacionar el escrito y la obra, propiciando no pocas suspicacias en el Bilbao de la época, lo que conlleva que la citada institución bancaria no le adquiera ningún trabajo.

La galería Arteta de Bilbao, presenta una colectiva en Homenaje a Salvador Allende, Pablo Neruda, Juan Aranoa y Ciriaco Párraga en que participa Dionisio Blanco, a la vez que está presente en la II Muestra de Artes Plásticas de Baracaldo y se implica en un texto en apoyo de la solicitud de indulto para el crítico de arte José María Moreno Galván. En 1974 participa en la Mostra de Art Realitat de Barcelona. Auspiciada por el Partido Comunista, una selección de arte crítico, incómodo con el poder y contra las convenciones sociales. La editorial Cuadernos para el Diálogo (EDICUSA), en su colección Los Suplementos, publica el trabajo de Enrique Bustamante Ramírez, La Cultura Vasca, Hoy (Apuntes para un estudio). Entre los apartados del mismo se transcribe lo que denomina Conversaciones sobre Cultura Vasca, en las que participa Dionisio Blanco mientras colabora en la muestra Pro libertad de expresión en Barakaldo. Un año después toma parte en la campaña Libertad - Amnistía / Askatasuna - Amnistia Denontzat. Diseña un calendario de mano y una tarjeta que lleva un poema de Vidal de Nicolás y confecciona un cartel para Comisiones Obreras. Participa en la feria Arte-Expo 76 de Barcelona de la mano de la Galería Mikeldi de Bilbao y en 1977 muestra su quinta exposición individual en la misma galería. El Museo de Bellas Artes de Bilbao adquiere en febrero su obra Represión.

Blanco participa en el libro Agiriak, Euskal poetak eta artistak. G. Aresti-ren omenez, junto con 37 escritores y 32 artistas plásticos.

En la Galería Gaztelu de Zarautz tiene lugar su sexta exposición individual en 1978, al tiempo que participa en la exposición inaugural del Aula de Cultura de la CAM de Bilbao, Euskal Artea 78 y en Bizkaiko Pintura Gaur, una muestra itinerante organizada por el Aula de Cultura de la CAM de Bilbao, dirigida por el artista José Ramón S. Morquillas que se pasea por Gernika, Balmaseda, Gaminiz, Barakaldo, Durango y Getxo, entre 1979 y 1980. Este último año participa con una pintura en La trama del Arte Vasco dentro del apartado Denuncia social, exposición colectiva que tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Se presenta la obra de unos ciento treinta creadores, con clara vocación de resumen del arte de todo el siglo, pero sin que se editara el catálogo que estaba preparado.

En 1981 tiene lugar en la Galería Aritza de Bilbao la séptima exposición individual. En 1986 participa en el Homenaje a Gabriel Aresti que organiza el Ayuntamiento de Bilbao. Diseña el cartel anunciador y la portada del folleto del concierto que tiene lugar en el Teatro Arriaga, cuya obra se presenta en la exposición del Aula de Cultura de la BBK En el apartado "Aresti el Artista", Dionisio Blanco forma parte de la mesa redonda. En 1988 asiste a la Retrospectiva en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. La exposición reúne los trabajos de los últimos siete años. El citado museo adquiere un óleo sobre papel pegado a tabla de 100x70 cm., donde se observan a una serie de ciudadanos cara a la luz del fondo y de espaldas al espectador.

En 1995 participa en la exposición colectiva Arte y Artistas Vascos en los años sesenta que tiene lugar en el centro Koldo Mitxelena Kulturunea de San Sebastián y supone una revisión creativa de la década, en la que se muestra la obra de treinta y cuatro artistas. Un año después está presente en la colectiva Estampa Popular que tiene lugar en el IVAM Centre Julio González de Valencia. Dionisio Blanco presenta el único grabado que hizo, un linóleo para Comisiones Obreras, así como el escrito Reflexiones sobre mi adscripción. Ilustra el libro El intruso, escrito por Vicente Blasco Ibáñez y publicado por primera vez en 1904, cuya trama transcurre en la zona minera. Dionisio Blanco realiza la portada y el ex libris de la contraportada, y hace ex profeso 4 ilustraciones y las 11 letras capitulares; en él se reproducen 6 de sus cuadros. Es su última gran aportación. Una exposición en pequeño. No sólo hace balance retrospectivo sino que avanza nuevos procedimientos como el collage mediante el uso combinado de dibujos e imágenes fotográficas recortadas.

En 1997 su obra El proceso de Burgos (1970-71), depósito del Gobierno Vasco, se presenta con el título Encuentros en la exposición Colección Pública IV. Selección de ingresos de arte contemporáneo 1994-1996 en el Museo de Bellas Artes de Álava. Tiene lugar en la Sala Amárica de Vitoria. El cuadro refleja a los seis procesados entre barrotes y sin rostro, a tamaño mayor que el resto de las figuras. En el centro y arriba hay una alusión al dictador, quien aparece rodeado por escenas de represión, manifestaciones y actuaciones de los "grises".

Participa en la muestra Arte vasco y muestra industrial, cuya exhibición tiene lugar en Torrebilella Kultur Etxea de Mungia. En1999 Blanco participa en Ezkerraldea Plastika / Margen Izquierda, itinerante por Gallarta, Sestao, Portugalete, Santurtzi, Muskiz y Barakaldo y en la Exposición Pintura Vasca Siglo XX, última exposición del espacio de Garibay de Caja Guipúzcoa Kutxa, en San Sebastián.

En 2001 el cuadro Banco de Vizcaya es presentado en la exposición Bilbao una encrucijada entre dos siglos, organizada por la Fundación Bilbao 700 y con el patrocinio de Telefónica en la Sala del Archivo Foral de Bizkaia.

En 2003 el Museo de Bellas Artes de Álava adquiere el óleo sobre papel pegado a tabla Visita al museo (50x69?5 cm.), un trabajo de fines de los setenta. El fragmento de uno de sus cuadros se emplea en el diseño de la portada del libro de José Luis Barbería y Patxo Unzueta: Cómo hemos llegado a esto. La crisis vasca, editado por Taurus. Puede leerse:

"La dedicatoria a quien un día se reconocerá entre los grandes de la pintura vasca contemporánea, por autorizar la reproducción de un cuadro suyo, que forma parte de la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao, en la portada".

Un mes después de su fallecimiento, se inaugura la muestra Dionisio Blanco 1927-2003, una espléndida retrospectiva en la que Dionisio Blanco había venido trabajando durante los últimos dos años codo con codo con su amigo y comisario de la muestra Xabier Sáenz de Gorbea. Parte de un extenso texto para el catálogo de la muestra, el crítico, dedica estas palabras al artista:

"La retrospectiva que se presenta en la BBK de la obra de Dionisio Blanco (1927-2003) es una magnífica ocasión para reconciliarnos con un autor secreto e interior, que dialoga con la realidad exterior desde la más estricta y secreta intimidad, que hace de la visión personal una revisión de los comportamientos colectivos, y que eleva la estricta privacidad a la categoría de alegorías públicas. Una pintura difícilmente transferible a palabras, capaz de emocionarse por las cosas más humildes y cotidianas, lo mismo que sensibilizarnos ante la falta de derechos y ausencia de libertades. Un creador realmente singular y con voz personal, que pone de manifiesto sus obsesiones y reivindicaciones con sensibilidad emocional."

Un autor que reflejó como nadie, la soledad del individuo. En palabras del gran artista: "Trato de encontrar una poesía dentro del personaje. Me interesa, sobre todo, el hombre con sus sufrimientos, sus deseos, sus necesidades y el mundo del trabajo en que está inmerso".

  • SÁENZ DE GORBEA, Xabier; GIMÉNEZ PERICÁS, Antonio: Dionisio Blanco 1927-2003. Bilbao Bizkaia Kutxa Fundazioa 2003.