Ekonomikoak eta sozialak

La Real Compañía Guipuzcoana de Caracas

De acuerdo con el nivel de los dividendos e interés al que corrían los censos y préstamos tomados por la Compañía, se puede establecer tres etapas en su política crediticia: 1) años 1733-49; 2) 1752-60, y 3) 1760-80. La primera coincide con la puesta en marcha de la Compañía, con necesidades urgentes para armar navíos y hacerse con géneros para ser transportados a Caracas y caracterizada por la alta rentabilidad de los negocios. Al mismo tiempo que repartía dividendos elevados, en torno al 20%, le compensaba tomar dinero a préstamo al 6 u 8%.

A partir de 1752, segunda etapa, a los accionistas se les aseguró el 5% de dividendos más el remanente que quedara en función de los beneficios de cada ejercicio. En consecuencia, el interés del dinero tomado a préstamo no debía superar ese porcentaje, como así lo gestionaron desde la Compañía.

Por fin, entre 1760-80, junto con el mantenimiento del 5% de dividendos, se llevó a cabo una reducción del interés del dinero tomado mediante la captación de censos al 2,5 o 3%, y amortizando las deudas más onerosas.