Religiosos

Loyola, Ignacio de

Para la vida de Ignacio, desde su conversión hasta la fundación de la compañía, contamos en primer lugar con los Acta P. Ignatii, de los que Luis Gonzales de Cámara (bajo cuyo nombre vienen citados) fue tan sólo el redactor material o casi el amanuense, siendo su verdadero autor el mismo Ignacio, que hizo a aquél el relato de su vida. Una edición crítica de tales Acta en el texto original, castellano e italiano, al cuidado de los editores de Monumenta Historica Societatis lesu, cabe encontrar en Monumenta Ignatiana, serie 4.8, I, pp. 1-96 (Madrid 1904). Las cartas o Lettere, de 1524 a julio de 1556, fueron recogidas y publicadas críticamente en los citados Monumenta Ignatiana, serie Iª, en doce vols. (Madrid 1903-1913). Los Exercitia et Directoria, en la serie II.ª de Monumenta (Madrid 1918). Las Constitutiones et Regulae, en la serie III.ª, en cuatro vols. (Roma 1934-1948). Otras fuentes narrativas, además de las Acta P. Ignatii, se hallan en la referida serie IV.ª de Monumenta Ignatiana, titulada Scripta de S. Ignatio, dos vols. (Madrid 1904-1918). Para el gran público dio a la luz el P. Victoriano Larrañaga Obras completas de S. Ignacio de Loyola. Introducciones y notas del..., un único vol. aparecido (Madrid 1947).

Las primeras en el orden del tiempo y por su valor crítico son las del P. Ribadeneira (1.ª edic. napolitana en 1572) de G. Polanco que data de 1575 (Madrid 1894), de G. P. Maffei (Roma 1585), de N. Orlandini en la Historia Societatis Iesu (parte Ia, edit. por Sacchini en Roma, 1615) y el Commentarius praevius de J. Pien en los Acta Sanctorum, julio VII (Amberes 1731). Tuvo mucha resonancia la obra de D. Bartoli: Della vita e dell'istituto di S. Ignacio di Loyola (Roma 1650), y en España, la de Fr. García, similar en su factura a la de Bartoli, Vida, virtudes y milagros de S. Ignacio de Loyola (Madrid 1685). Modernamente, A. Astrain ofrece una amplia y crítica biografía de San Ignacio en su Historia de la Compañía de Jesús en la Asistencia de España, I (Madrid 1902); lo mismo hace el P. Tacchi Venturi en su Storia della Compagnia di Gesü in Italia, II-III (Roma 1950-1951). Merecen citarse, asimismo, las obras de A. Huonder: Ignatius von Loyola: Beiträge zu seinem Charakterbild (Colonia 1932), y de I. Casanova: S. Ignasi de Loyola (Barcelona 1922; trad. castellana, al cuidado de M. Quera, en Barcelona, también en 1944). Fuera de la Compañía de Jesús, a la que pertenecen los citados, figuran entre los biógrafos del santo diversos otros autores, incluso protestantes, según puede verse en la relación bibliográfica que se ofrece en la obra de Füllop Miller: Die Mach: des Geheimnis der Jesaiten (Leipzig 1920). Entre los últimos merecen especial mención, por su esfuerzo de objetividad, H. Stoekius (Heidelberg 1913) y H. Bóhmer, quien, tras haber publicado en Leipzig en 1902 la traducción alemana de Acta P. Ignatii de Gonzales de Cámara, dio a luz en Bonn, en 1914, unos Studien zur Geschichte der Gesellschaft lesu.

Son abundantísimas, dedicadas a estudiar aspectos parciales de la compleja y avasalladora personalidad de Loyola. Citemos a J. Beguiristáin: S. Ignacio de Loyola, apóstol de la comunión frecuente (Barcelona 1909); J. Granero: La acción misionera y los métodos misionales de S. Ignacio de Loyola (Burgos 1931); J. de Guibert: Mystique ignatienne: à propos du "Journal spirituel" de St. Ignace de Loyola (Toulouse 1938); Pedro Leturia: Perché la Compagnia di Gesü divenne un Ordine insegnante (Roma 1940); Id.: Génesis de los Ejercicios de S. Ignacio y su influjo en la fundación de la Compañía de Jesús (Roma y Oña [Burgos] 1941); H. Pinard de la Boullaye: Les étapes de rédaction des Exercices de St. Ignace (París 1945); I. Iparraguirre: Práctica de los Ejercicios de San Ignacio de Loyola en vida de su autor: 1522-56 (Roma-Bilbao 1946); H. Rahner: Ignatius von Loyola und das geschichtliche Werden seiner Frómmigkeit (Graz 1947); I. Ortiz de Urbina: San Ignacio de Loyola y los Orientales (Madrid 1950); J. de Guibert: St. Ignace de Loyola mystique (Toulouse 1950), etc. San Ignacio en la historia del pueblo vasco: Véase, sobre todo, la obra del citado P. Leturia: El Gentilhombre Iñigo López de Loyola en su patria y en su siglo (Barcelona 1938; en 1941 apareció en la ciudad condal la misma obra con el título un tanto recortado: El Gentilhombre Iñigo López de Loyola -sin más aditamentos-, en atención, quizá, a las tensiones de la hora); Pérez Arregui: San Ignacio en Azpeitia. Monografía histórica (Madrid 1921); J. Adrián Lizarralde: San Ignacio de Loyola penitente en Aránzazu, en "Aránzazu" 8 (1928) 13ss y 9 (1929) 51ss; A. Coster: Juan de Anchieta et la famille de Loyola (París 1930); Fidel Fita: El mayorazgo de Loyola, en el "Boletín de la Real Academia de la Historia" 22 (1893) 545-578; Plácido Mújica: Reminiscencias de la lengua vasca en el "Diario" de San Ignacio, en "RIEV" 27 ( 1936) 53ss; J. Malaxecheverría: La Compañía de Jesús por la ilustración del País Vasco en los ss. XVII y XVIII (San Sebastián 1926); P. de Gorosábel: Noticia de las cosas memorables de Guipúzcoa..., II (Bilbao, 3.8 edic., 1972) pp. 541-571. Ulteriores referencias bibliogr., en las obras cit. o en la Eusko Bibliografía de Yon Bilbao.