Danse

Danzas de Kuartango

El diseminado y bello valle de Kuartango guarda de modo celoso, su tradicional y popular romería a la ermita de la Santísima Trinidad y con ello, los retazos de sus elementos coreográficos más populares: La Danza, el Recibiendo a las autoridades y el Castillo.

Todo ello, envuelto en un entorno primaveral y agrícola de rogativas o romerías preservadoras, estructuradas cara a sus fuerzas vivas y con el protagonismo, incuestionable, de la categoría de edad juvenil como motor festivo y garante del sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Enclavado en la comarca de los valles alaveses, Kuartango se presenta como un conjunto de quince núcleos poblacionales dispersos a lo largo de su extenso valle y cuya capitalidad, corresponde al término de Zuazo de Kuartango.

A escasos kilómetros del pequeño núcleo poblacional de Guillarte (concretamente, en la estribaciones de las sierras de Guibijo y Guillarte) , se encuentra el bello paraje de la ermita de la Santísima Trinidad y en sus afamadas campas, se celebran importantes romerías que atraen a las gentes del valle y sus alrededores.

Una de las más afamadas y tradicionales en la zona, es la celebración del domingo siguiente al Corpus Christi. Pero en épocas no muy lejanas, se conmemoraba el domingo anterior al Corpus o la Santísima Trinidad (conocido por "día de los devotos"), el mismo Corpus Christi, el domingo siguiente (fiesta y romería principal que se le decía "día de los locos") y su repetición el domingo siguiente ("día de los perezosos").

La Santísima Trinidad hace honor a la denominación y advocación de la propia ermita y esta fiesta, curiosamente, se sitúa en una época marcada por el final de la primavera, donde el temor se centra en el pedrisco o las fuertes tormentas como enemigos acérrimos de las florecientes cosechas.

Administrativamente, la ermita pertenece a lo que se conoce como "Ledanía o Basabe" y esta circunscripción municipal, a su vez, se divide en "Ledanía de Arriba" (constituida por las localidades de Archua, Arriano, Guillarte y Luna) y "Ledanía de Abajo" (Marinda, Santa Eulalia, Urbina de Basabe y Villamanca).

Como se ha indicado varios eran los días de celebración y romería. El domingo de la Santísima Trinidad se ceñía a una misa en la ermita, donde asistian las autoridades religiosas, las del valle y el público en general. En la festividad del Corpus Christi no había actividad alguna en la ermita, pero los mozos celebraban reunión preliminar a fiestas y ensayo del Castillo en la población de Santa Eulalia.

La víspera de la Octava del Corpus, los mozos y mozas solteras de ambas ledanías (con sus elegidos mozos y moza mayor o solteros de más edad), recibían a los músicos, organizaban baile y merienda en el núcleo de Santa Eulalia. Este domingo, desde las seis de la madrugada recorrían a la vecindad de una de las ledanías (pueblo a pueblo y casa a casa), les obsequiaban con tortas de pan y queso, para bajar posteriormente a almorzar a Guillarte (sopa de ajo o "sopicaldo", bacalao, abadejo, queso y pan).

A cierta hora, junto a la ermita, se situaban a la espera de las autoridades (alcalde, juez, secretario, concejales, sacerdotes, etc.) que venían con sus cabalgaduras a oír la misa. Además, cantidad de romeros (procedentes de Lezama, Zuya, Urkabustáiz, Arrastaria, Berberana, etc.) se acercaban a dicha ermita, a pie como a caballo, y se concentraban en las campas. Una veintena de mozos, enlazándose con pañuelos blancos, iniciaban el recibimiento a las autoridades y los acompañaban o habrían camino entre el gentío hasta el interior de la ermita.

Finalizada la misa, los mozos invitaban a una comida a las autoridades con los mozos mayores. A cierta hora, volvían al recinto sagrado para rezar el rosario y una vez acabado éste, realizaban el particular castillo humano y le seguía un animado baile.

Al domingo siguiente, visitaban de igual modo la otra ledanía y almorzaban en Guillarte. Este día, al salir de la misa, las mozas iniciaban la danza o "echaban la danza" junto a la ermita. A la tarde, continuaba la fiesta en Santa Eulalia y allí eran los mozos, los encargados de realizarla. De modo más informal, la sacaban los casados y tras hacerse los remolones, los niños. Acababan con una merienda y el obligado pago, por parte de las mozas, de la música.

Referente a la indumentaria, tanto de mozos como de mozas, era la propia de la época. Aunque el último atuendo masculino se destacaba por camisa blanca, pantalón (oscuro o de rayas), alpargata blanca y boina negra.

La "Danza de La Santísima Trinidad" o simplemente, "La danza" de Kuartango se ha ejecutado tradicionalmente, el último domingo y hoy día, sin embargo, se ciñe tan sólo al domingo de la Trinidad. Como se ha señalado, la danza era bailada al son de gaita y tambor por las mozas en la ermita, los mozos en el pueblo de Santa Eulalia, seguidos de los casados y finalizando con los niños. Dicho elemento tradicional y festivo, fue una constante hasta el año 1931 que se dejó de celebrar.

Consistiendo su coreografía en bailar en círculo, enlazados por las manos mozos y mozas, mientras giran en contra de las agujas del reloj. Para que en un momento determinado detenerse y entonces, la moza o mozo mayor, evoluciona frente a la pareja elegida con las manos en las caderas. Se acerca o se aleja de su respectiva pareja, da tres vueltas y hace una reverencia. Volviendo a la posición del corro y proseguir con el giro inicial, hasta repetir todo tres veces. Para acabar bailando todos una jota y un pasodoble.

El "día de los locos" y ante la gran afluencia de público a las campas de La Trinidad, los mozos se enlazaban por parejas mediante pañuelos. Precediendo a las autoridades, en dos filas y con paso saltarín, van avanzando en sentido de la marcha y a la vez que van abriendo camino, pasan por debajo de una interminable bóveda realizada por ellos. Con estos pases debajo del resto, mientras acompañan a las autoridades, llegan a la puerta de la ermita donde les ceden el paso.

De un cariz protocolario y de carácter secular, este tipo de danza de recibimiento de autoridades realizada el día de la Trinidad en Kuartango y en Salinas de Añana, el día de Santa Águeda, consistente en ir enlazados, de la mano o mediante pañuelos, por parejas y de esa guisa, ejecutar diversas evoluciones frente a los responsables comunitarios.

Por otro lado, esta el castillo humano que bajo la misma denominación, aparece descontextualizado en la localidad de Kuartango y al parecer, antiguamente, también se realizada por los mozos en Salinas de Añana. En ambos casos, desde lo alto se acostumbraba a lanzar vítores.

El castillo humano de Kuartango se componen de seis mozos en la base, tres encima y otro mozo que se sitúa en la cúpula. Desde esa posición lanza una serie de "vivas" al valle, a sus pueblos y gestores o mandatarios, y a personas particulares que contribuyen con donativos en metálico. Además, hemos de señalar que ha sido el elemento perenne en la fiesta que nos ha ocupado.

  • CARO Baroja, Julio. La estación de amor. Madrid: Taurus, 1979.
  • ERRASTI Salazar, Jesús. "Algunas danzas representativas de Álava". Narria (estudio de artes y costumbres populares) nº 53-54 Álava. Madrid: Museo de Artes y Tradiciones populares, 1991.
  • EDB Araba. "Primera muestra de Folklore Alavé". Dantzariak nº 25. Donostia: Euskal Dantzarien Biltzarra, ekaina, 1983.
  • EDB Araba. "La Danza en Álava". Dantzariak nº 2. Donostia: Euskal Dantzarien Biltzarra, ekaina, 1979.
  • GARMENDIA Larrañaga, Juan. Carnaval en Álava. Zarautz: Haramburu, 1982.
  • INDARRA EKE Gasteiz. "Arabako dantzak / Danzas de Álava". Dantzariak nº 52. Donostia: Euskal Dantzarien Biltzarra, ekaina, 1995.
  • JIMÉNEZ, Joaquín. "Danzas en Álava". Dantzariak nº 3. Donostia: Euskal Dantzarien Biltzarra, ekaina, 1972.
  • JIMÉNEZ, Joaquín. "El Cachimorro". Dantzariak nº 5. Donostia: Euskal Dantzarien Biltzarra, ekaina, 1972.
  • JIMÉNEZ, Joaquín. "Arabako dantzak". Dantzariak nº extrad. 1. Donostia: Euskal Dantzarien Biltzarra, ekaina, 1978.
  • JIMÉNEZ, Joaquín. "Varias expresiones del folklore festivo alavés". Narria (estudio de artes y costumbres populares) nº 53-54 Álava. Madrid: Museo de Artes y Tradiciones populares, 1991.
  • KUARTANGO-Araba. "Romería y danza de la Santísima Trinidad". Dantzariak nº 25. Donostia: Euskal Dantzarien Biltzarra, ekaina, 1983.