Municipalités

Aritzu

Concejo agregado al municipio de Anué, partido judicial de Pamplona (Navarra).

Está situado en la ladera del monte Arzegi y margen izquierda del río Mediano. Su terreno es quebrado, fértil, y abundante en ganado y corrientes de agua. Limita al N. con Lanz, al S. con Olagüe, al E. con tierras del valle de Esteribar y al O. con el río Mediano y Cenoz (Ulzama).

IEZ

1960: 89 h. con 16 viviendas. 1800: 84 h., 13.

IEZ

Lugar del valle de Anué, merindad de Pamplona.

IEZ

El pueblo se encuentra en un promontorio cuyo punto más alto va ocupado por la iglesia. Junto a ella se levanta la casa abacial, de gran simpleza y adosada a la cabecera por su lado meridional, y un remozado inmueble ocupado por la Sociedad Iruxabal. Desde la iglesia desciende la calle de San Pedro, donde encontramos dos casas de similares planteamientos, con planta rectangular muy desarrollada, muros enlucidos que salvan esquinas y enmarques de los vanos, tres alturas y gran tejado a doble vertiente. Una de ellas, la situada en un plano más bajo, prolonga sus muros laterales en dos contrafuertes que protegen la fachada de las inclemencias meteorológicas. Los vanos son rectos, y una balconada cruza la fachada en alto. Junto a esta casa hay una muela de afilar de piedra, accionada por agua según el sistema tradicional. Sigue otro caserón con idénticos planteamientos, pero con la fachada situada en uno de los lados largos. En este caso, además, el acceso consta de arco de medio punto con quince dovelas cortas y sin moldurar.

Más adelante encontramos una placita en torno a un frontón. Aquí, una elegante casa preside el espacio, con tres alturas, muros enlucidos que salvan esquinas y enmarques, y larga balconada en alto, bajo tejado asimétrico que se prolonga con amplio voladizo. Los vanos son rectos, con antepechos moldurados en el piso noble, y la puerta es un medio punto con dovelas cortas y sin moldurar. Sobre la clave hay una inscripción que reza: "JS. MA. Y JP. ESTA CASA LA/ YZO ACER RAMON DE/ RYPA AÑO DE 1799". Junto a esta casa hay otro inmueble, llamado casa Ramorena, muy remozado y con los vanos agrandados. En un lateral luce una galería sobre contrafuertes de piedra, con estructura de madera y los elementos volados en entramado cuajado de ladrillo, que se dispone en espina de pez. Enfrente de los dos inmuebles citados se levanta otro edificio, llamado Gorrontzerena, que repite características ya reseñadas y que presenta buen estado de conservación. Los vanos, de reducido tamaño, son rectos, mientras que la puerta es un medio punto.

Por una estrecha calle se accede a una segunda plaza, en la que un caserón sin reformar presenta muros de mampostería, que en las dos plantas superiores van enlucidos, exceptuando las esquinas de los paños y los enmarques de los vanos. En planta baja presenta una disposición muchas veces repetida, con puerta de medio punto flanqueada por dos tragaluces, primera planta con tres ventanas rectas, y ático con larga balconada que cruza toda la fachada y que conserva su primitiva balaustrada de madera. El tejado va a dos aguas, con voladizo airoso. Sobre la puerta hay una inscripción de piedra que dice: "ESTA CASA LA HIZO MARTIN DE/ ESAIN EL AÑO 1809/ VIVA JESUS A.M.P.". Va acompañada de una cruz y dos lauburus del repertorio decorativo popular vasco. En un costado de la plaza hay un edificio de volumen prismático y tres alturas, bajo tejado a cuatro aguas, hoy abandonado y en precario estado de conservación. Cerca, la casa Luiserena repite modelos ya reseñados, aunque los vanos han sido agrandados y se le han añadido dos balcones.

Parroquia de San Pedro. Se trata de un edificio reedificado en época moderna. Su planta, de una sola nave, consta de cinco tramos, ejerciendo el último de ellos como cabecera rematada en testero recto. El acceso se ubica en el segundo tramo, por el lado de la Epístola, y va cobijado por una doble arquería. Dos capillas poco profundas ejercen de embrionario transepto, mientras que la sacristía es una estancia de planta cuadrada, adosada a la cabecera por el lado meridional. En el muro opuesto tan solo registramos el volumen que alberga las escaleras de acceso al coro y a la torre.

Los muros van enlucidos, con cadenas de sillar en esquinas y en los enmarques de los vanos, siguiendo los parámetros de la arquitectura civil del entorno. Para dar iluminación al interior se han abierto cuatro ventanas de medio punto, todas ellas en el muro meridional, el mejor orientado. A los pies de la nave se dispuso un coro de obra.

La fábrica se cubre con cinco tramos de bóveda de arista, articulados por arcos fajones que apean sobre una cornisa que recorre todo el perímetro interior del templo. Las capillas del transepto reciben sendas bóvedas de medio cañón, mientras que la sacristía se cubre con un cielo raso.

Al exterior, la torre se eleva sobre el primer tramo de la nave, al modo de los templos rurales del medievo navarro. Consta de un fuste corto y macizo, de planta rectangular, y remata en alto con los medios puntos para las campanas y un puntiagudo chapitel. El pórtico arriba reseñado consta de dos arcos de medio punto que apean sobre pilar central. Cobija una puerta de extrema simplicidad, rematada con arco de medio punto.

Al interior, el presbiterio va presidido por un retablo romanista del siglo XVI. La arquitectura presenta banco, dos pisos de cinco calles y ático entre aletones curvos. Se articula mediante columnas y pilastras de orden corintio. En cuanto al programa iconográfico, alterna los relieves de las calles externas con las figuras de bulto de las calles centrales. En el banco anotamos las figuras de los Cuatro Evangelistas, sedentes y en actitud de escribir. El primer cuerpo presenta un Santo Obispo, el Sagrado Corazón de Jesús moderno, San Pedro, una Inmaculada Concepción también moderna y el relieve de San Gregorio. Encima se suceden Santa Catalina de Siena, Santa Águeda, San José con el Niño, otra santa de identificación problemática y Santa Bárbara. En el ático, por último, se representa el Calvario.

En la capilla del muro de la Epístola encontramos un retablo moderno que incorpora una talla de la Virgen con el Niño. En el lado opuesto hay otro retablo similar, con una talla de la Piedad, romanista y del siglo XVI. En la sacristía, por último, podemos ver un Crucificado barroco y varias piezas de orfebrería.

  • CARO BAROJA, J. La casa en Navarra, Pamplona. Vol. II, C.A.N. 1982, p. 292.
  • GARCÍA GAÍNZA, M.C. (et. alt). Catálogo Monumental de Navarra, vol. V*, Merindad de Pamplona, Adiós-Huarte Araqui., Pamplona: Gobierno de Navarra, Arzobispado de Pamplona, Universidad de Navarra, 1994, pp. 65-67.
  • LACARRA DUCAY, Mª Carmen (et. al.). Navarra, guía y mapa. Estella: C.A.N. 1983, p. 139.

JAS 2011.

Parroquia dedicada a San Pedro Apóstol, arciprestazgo de Anué, diócesis de Pamplona.

IEZ