Kontzeptua

Pop-Rock en Euskal Herria

La ya imparable fiebre musiquera juvenil occidental llegó a Euskadi con bastante retraso, como muchos otros sucesos culturales, a consecuencia de la losa franquista. Pero cuando lo hizo fue en forma de maremoto. Al pop-rock más o menos melódico que dominó los 70 le sucedió una convulsión ruidista, rebelde y sin pelos en la lengua: el espíritu y las formas del punk rock, más sus compañeros de viaje, pero no camaradas, del rock duro o heavy metal.

La periferia industrial se hizo un importante hueco junto el protagonismo de las capitales. Errenteria (Alarma, Odio, Basura, TNT); Leintz-Gatzaga (Doble Cero-RIP, Cirrosis, Bihotzerreak, Eskoriatza...); Irun (Vómito Social, Antirégimen.), Andoain (BAP!, Karkaxa) o la Margen Izquierda bilbaina (Zarama, Eskorbuto, Vulpess, Distorsión, Gazte Hilak, Nacional 634.) encabezaron el estallido punk, con otros duros nombres de primera época como los ya mentados navarros Tensión, MCD (Bilbao), Optalidón (San Sebastián), Cicatriz en la Matriz (Vitoria) y enormidades semejantes. Un primer aglutinador teórico de aquellos agitados tiempos fue el fanzine donostiarra Destruye!!, elaborado por Javi Sayés, meritorio trabajador de la escena alternativa que un buen día decidió él también subir a escena con la formación Ezin Izan.

Había en esta nueva oleada musical una directa contestación a las normas sociales, al sistema. Faltaba que llegaran grupos con más claridad ideógica para que se produjera la novedosa, y por ende polémica, entente entre el rock contestatario y las siglas políticas más radicales. Esos grupos se iban a llamar Hertzainak (Vitoria), Barricada (Pamplona), Kortatu (Irun) y una larga lista más en la que se juntaba todo tipo de ideas y músicas, pero siempre directas y al grano: AHV, Baldin Bada, Madarikatuak, Parabellum, los riberos Piperrak-Piskerra, ¿Zer Bizio?, Potrotaino (todos con discos grabados) y un largo etc.

El diario Egin (que organizó el festival Egin Rock, en Mendizorrotza, Vitoria, un 21 enero de 1984), campañas como Martxa eta Borroka, de Herri Batasuna, y los intereses comerciales de algunos sellos discográficos y representantes de grupos apoyaron el "movimiento", definido oficialmente como Rock Radical Vasco y que tuvo su propio apoyo autónomo en el surgimiento de radios libres, colectivos, publicaciones (fanzines ) y otras formas de agitación. El llamado "disco de los 4" (debut de Jotakie, Cicatriz, Kortatu y Kontuz HI!, editado en Oihuka) ha quedado como uno de los emblemas de aquella revuelta sonora. Además del casete pamplonés Katakrak hubo recopilatorios como el titulado Condenados a luchar, editado por los vizcainos Discos Suicidas.

Como se ha indicado más atrás, se ha solido analizar que Freak fue el primer grupo vitoriano genuinamente punk y de existencia fugaz. Con la escuela de Magisterio como centro neurálgico empezó a despuntar Josu Zabala, acordeonista y compositor. Él y el gaitero Tito Aldama serían cabezas visibles del rock gasteiztarra con el grupo Hertzainak, junto a Xabier Montoia Gamma. Una especie de The Clash a la vasca: rock, reggae y punk ; militancia euskaldun y postura radical. A la par surgiría en Salvatierra La Polla Records, provocadores rockeros, con crestas a lo británico, que escupían himnos punkeros de lúcida crítica. De los M-16 se alimentó Cicatriz en la Matriz (luego Cicatriz a secas), punk a bocajarro. La onda jamaicana reggae de Hertzainak y sus colaboradores Banda Municipal de Ska tuvo su asentamiento oficial en Potato y luego en Kannabis, Korroskada y Kua-troele, o Danba desde Llodio. Potato se tomaron la cruzada caribeña con largo empeño de años y discos, incluidas escisiones, un libro con su historia y derivaciones recientes como la del cantante Potxo Torena.

Si Errobi o Niko Etxart habían sido pioneros del rock euskaldun desde el lado norte del Bidasoa, la agitación radical rockera del sur pilló un tanto desprevenida a la escena joven de Iparralde que reaccionó aportando esquemas casi fotocopiados: gaztetxes, intentos de radios libres, colectivos (Patxa, Piztu) y grupos como Huarteko Punkak, KGB, Zein Ere, Izan, Beyrouth-Ouest y otros.