Pintoreak

Ortiz de Guinea Díaz de Otálora, Javier

Pintor, dibujante y profesional de las artes gráficas, nace en Vitoria el 15 de mayo de 1946.

Muestra temprano interés por el lápiz y los pinceles, aspiraciones juveniles que confirma con su ingreso en la Escuela de Artes y Oficios. Medita bastante la participación en concursos artísticos, pero obviamente recurre a ellos durante la segunda mitad de los años sesenta y primeros setenta con el fin de darse a conocer.

Consignamos su primera comparecencia en el XXIV Certamen de Arte Alavés (1967), al que envía un cuadro de paisaje. En 1968 obtiene el primer puesto en la modalidad de dibujo con una Maternidad. A la edición de 1970 envía La partida de mus. En 1969 y 1972 asiste a las convocatorias de los Salones Navideños de Pintura con piezas como Ajos en el Portal del Rey, Víllodas. Puente romano, Lapuebla y Laguardia. En agosto de 1974 concurre a la I Bienal Plástica de Pintura y Escultura organizada por el Ayuntamiento vitoriano con la obra titulada Personajes de Cervantes. Mucho tiempo atrás había remitido a la V Anual Plástica (1968) el tema pictórico Chabolas de gitanos.

Transcurridos estos años, abandona los certámenes de carácter competitivo para confrontar sus cualidades pictóricas en muestras individuales y colectivas. Con la única salvedad de la exposición que celebra en agosto de 1979 en la donostiarra sala Garibay de la entonces Caja de Ahorros Provincial de Guipúzcoa, donde cuelga medio centenar de óleos, todas las demás comparecencias particulares acontecen en Vitoria: en los Salones de Cultura de la calle Olaguíbel, en la sala Independencia, en la galería Artelarre de la Cuesta de San Francisco -estos tres espacios cerrados desde hace años- y en la sala Luis de Ajuria.

Realizó su primera exposición en los Salones de la calle Olaguíbel, del 26 de abril al 3 de mayo de 1969. Exhibió para la ocasión veintiséis óleos y nueve dibujos: paisajes de Vitoria y sus alrededores, diferentes enclaves de Álava y de las provincias limítrofes, un par de bodegones y una marina. Los dibujos obedecían todos a la especialidad del retrato, modalidad en la que sabrá labrarse un sólido porvenir a partir de los años ochenta.

Aunque no rechaza ningún género, es ahora la pintura de paisaje la que más satisfacciones le transmite. Un paisaje de aliento clásico, impresionista al uso, esbozado a partir de una base dibujística con la que articula los trazos más indicativos de la composición; luego, con ayuda de los pinceles, imprimirá las representaciones ambientales.

Como paisajista, Ortiz de Guinea interpreta la naturaleza transmitiendo exactamente lo que ve: situaciones reales con sentimiento, pero sin exaltaciones. Mantiene la exigencia de manifestarse siempre con un tono preciso y equilibrado.

La modalidad del retrato que ya le había fascinado durante sus años mozos, pero en la que no acertó a profundizar, entre otras razones, sin ser la única, por la falta de modelos, adquiere en los últimos años un inusitado protagonismo. Hasta el punto de perfeccionarse y especializarse en el género. Con estas resoluciones, con el acto de retratar, consigue importantes compromisos: solicitudes y encargos que se acumulan sobre su mesa de trabajo que proceden tanto de instituciones públicas y privadas como de ciudadanos particulares.

En este cometido, remarcamos dos circunstancias que contribuyeron, sin duda, al afianzamiento de Javier Ortiz de Guinea como retratista. Por un lado se encuentra la serie continuada de encargos que recibe de la Diputación y las Juntas Generales de Álava para que efigie a los máximos representantes políticos de estas instituciones; a partir de la segunda mitad de la década de los ochenta. Un segundo hito en este reforzamiento como retratista sucede también antes de concluir la década: con "Otras páginas de mi pueblo" expone una treintena de retratos de personajes muy conocidos de la política, la sociedad y la cultura alavesa, galería de retratados -hombres y mujeres- con la que asienta definitivamente su crédito como especialista en la disciplina. Aquella memorable exposición se celebró en la sala Luis de Ajuria del 2 al 10 de mayo de 1989.

Alterna desde entonces el género del paisaje con el retrato. Como hito bibliográfico debe mencionarse la edición del libro 100 alaveses. Retratos de Javier Ortiz de Guinea, con textos de la periodista Rosa Gerenabarrena. Esta publicación, editada por la Diputación Foral en 1999, compila, además de las sinopsis biográficas, las efigies de los individuos que desfilaron por la sección "Personajes Alaveses" del diario El Periódico de Álava durante la segunda mitad de los años noventa.

Una faceta ésta, la de Ortiz de Guinea como pintor de retratos, que ha trascendido posteriormente fuera de Álava a tenor de renovados compromisos. Dentro de esta constante organizó nueva exposición de retratos en la sala Luis de Ajuria durante la última semana de diciembre de 2004 y primeros días de 2005.

Las manifiestas cualidades que exhibe con el dibujo facilitaron su ingreso en la acreditada firma de Heraclio Fournier a finales de los sesenta. Dentro de las labores realizadas en esta empresa, a veces atendiendo otros encargos paralelos, Ortiz de Guinea ha velado por el diseño de naipes, sellos y puzzle-barajas, ejecutando un extenso compendio de trabajos relacionados con las artes gráficas.

En este aspecto, ha intervenido en la preparación, el diseño y la ilustración de numerosas ediciones bibliográficas; en revistas de muy variada y dispar naturaleza; en catálogos y folletos publicitarios, y también en almanaques o calendarios. Ilustraciones, muchas de ellas, que recrean de forma descriptiva episodios o pasajes de la historia alavesa: la presente y la de otros tiempos históricos o prehistóricos.

  • ÁLVAREZ EMPARANZA, Juan María. "Arte: Ortiz de Guinea y Asun Balzola, en la C.A.P.". La Voz de España, 12 de agosto, 1979.
  • ANDREU, Ana. "Una narración de vida en "Otras páginas de mi pueblo"". El Correo Español-El Pueblo Vasco, 1 de mayo, 1989.
  • ARAMBURU, Javier de. "Sobre un retratista alavés [Ortiz de Guinea]". El Periódico de Álava, 1 de febrero, 1998.
  • ARCEDIANO, Santiago. "Javier Ortiz de Guinea: pintor de paisajes y de retratos<". Celedón, Revista Gráfica de Fiestas, nº 80, Vitoria, 1998, pp. 65-71.
  • BARRIO, Iñigo. "[Javier Ortiz de Guinea] "El pintor de "la corte alavesa"". El Correo Español-El Pueblo Vasco, 10 de julio, 1988.
  • CAYO, Luis. "Javier Ortiz de Guinea vuelve a exponer". El Correo Español-El Pueblo Vasco, 29 de abril, 1971.
  • FERREIRA, Elena. "Treinta retratos al óleo configuran las páginas de una particular crónica de Vitoria". Deia, 4 de mayo, 1989.
  • JIMENO, Elisa. "[Javier Ortiz de Guinea] Una vida entre retratos". Diario de Noticias de Álava, 24 de diciembre, 2004.
  • VEGAS ARÁMBURU, José Ignacio. "Un pintor nuevo: Ortiz de Guinea". El Correo Español-El Pueblo Vasco, 10 de mayo, 1969.