Kontzeptua

Estudios feministas y de género en Euskal Herria

Según Begoña Zabala (2008:26) el movimiento feminista vasco comenzó a estructurarse y organizarse en el año 1976 cuando en Bilbao se celebran las primeras asambleas provinciales y se conmemora el primer 8 de marzo. Un año más tarde (1977) se celebran las primeras jornadas feministas de Leioa (Bizkaia). Unas 3.000 mujeres procedentes de todo Euskal Herria y pertenecientes a grupos y tendencias ideológicas diversas se dieron cita para tratar durante tres días cuestiones relativas a la sexualidad, el trabajo o la educación. El protagonismo de estas mujeres quedó patente tanto en los medios de comunicación como en las movilizaciones acontecidas en la calle. Una repercusión que, a la postre, contribuiría al desarrollo de un importante movimiento asambleario definido como estructura capaz de integrar las diferencias entre corrientes y vehicularlas hacia una lucha eficaz.

Las jornadas de Leioa no constituyen una iniciativa aislada. De hecho, su éxito de convocatoria debe interpretarse en el contexto del auge que, a partir de 1975, conoce el feminismo en el conjunto del Estado español. Según señala Carmen Pérez (1987), las Iª Jornadas Estatales de Mujeres celebradas en Madrid en 1975 suponen el inicio de la reorganización del movimiento feminista en el estado español. En esta etapa postfranquista, las reivindicaciones estaban encaminadas al reconocimiento de una serie de derechos básicos democráticos, pero pronto saldrían a la luz otros debates que subrayaban las limitaciones de estas medidas a la hora de plantear un acceso a la igualdad social en paridad de condiciones con los hombres.

Expresión académica de estas transformaciones y de las reivindicaciones que comenzaban a articularse en el contexto vasco en relación a la situación de las mujeres sería la elaboración de un proyecto de investigación que en marzo de 1981 obtiene la 1ª beca de Etnografía Joxe Miguel Barandiaran otorgada por Eusko Ikaskuntza. A la postre, la concesión de esta ayuda dará pie a la creación del Seminario de Estudios de la Mujer/Emakumeari Buruzko Ikerketarako Mintegia -SEM/EBIM-, un espacio particularmente relevante en el devenir del feminismo académico vasco.

Los resultados del mencionado proyecto de investigación, llevado a cabo en 17 comunidades de la costa, el medio rural y el medio urbano vascos quedaron recogidos en la publicación Mujer Vasca. Imagen y realidad una obra que, por su poder referencial, podría considerarse entre los núcleos de la crítica feminista desarrollada en la academia vasca1. Su aparición supone un vuelco en la visión y el discurso tradicional sobre las mujeres vascas, aportando interpretaciones y miradas innovadoras que rompen con el tipo de análisis previos que, en el caso de las ciencias sociales, se inspiraban en autores como Joxemiel Barandiaran o Julio Caro Baroja.

1FERNÁNDEZ RASINEs, Paloma; HERNÁNDEZ GARCÍA, Jone M.: "Crítica feminista en Ciencias Sociales. Algunas teorizaciones sobre el género en el contexto de Euskal Herria". Inguruak; 22. 1998, pp. 47-60.

Barandiaran es considerado el fundador de la antropología vasca y un referente en el análisis de la sociedad y la cultura vasca. En su obra las mujeres se ubican principalmente en torno a dos áreas bien definidas: el ámbito rural y el mundo mitológico.

Barandiaran observa a las mujeres en la sociedad rural prestando una especial atención a la institución familiar y el espacio religioso. Tal y como se señala en Mujer Vasca, (Del Valle, 1985:23) Barandiaran realzará la importancia de la mujer dentro de la unidad socioeconómica del caserío; siendo las principales actividades en las que ésta aparece las asociadas con los ritos de paso, especialmente el nacimiento y la muerte. Además la mujer se encarga de todo lo relacionado con la organización doméstica, así como del cuidado de menores, tareas de socialización y transmisión de la lengua.

El protagonismo otorgado en estos primeros análisis al papel de la mujer en la unidad doméstica dará pie a hipótesis que señalaban la importancia de las mujeres en la sociedad vasca, haciendo referencia a su (supuesta) posición de igualdad respecto al hombre. El primer soporte teórico a este tipo de creencias queda recogido en la obra de Caro Baroja, quien, según apunta Del Valle (1985:28), en Los pueblos del Norte (1977) habla ya de la existencia de una posible sociedad matrilineal.

Este tipo de afirmaciones cobrarían aún más fuerza con la irrupción de una segunda línea de investigación, vinculada al análisis de la mitología vasca y desarrollada también con especial énfasis por Joxemiel Barandiaran. En este ámbito destaca la figura de Mari, considerada un elemento principal de la mitología vasca y que es descrita como un núcleo temático o punto de convergencia de numerosos temas míticos de diversas procedencias (Del Valle, 1985:25). Merece la pena fijar la atención en la figura de Mari debido a que constituye una referencia central en los análisis sobre el matriarcado.

Precisamente la culminación de los estudios sobre el matriarcado, desarrollados básicamente durante los años setenta, se produce una década más tarde cuando el filósofo Andrés Ortiz-Osés llega a afirmar, basándose en el análisis de los mitos recogidos, la existencia de una "estructura matriarcal vasca", que se encuentra en conflicto con influencias posteriores de tipo patriarcal racionalista e individualista. (Del Valle, 1982:280).

En esta breve descripción del tipo de imaginario desarrollado en los estudios iniciales en torno a la mujer vasca quedaría por señalar el tratamiento dado al tema de las brujas. Atendiendo a lo recogido en Mujer Vasca, (Del Valle, 1985:28) en la obra de Barandiaran, la bruja es un genio que habita el mundo mitológico vasco, pero también es una persona concreta sobre la que se encarna el mito y que lleva a cabo maleficios de varias clases y asiste a ceremonias que preside el diablo. Este retrato se completa con el estudio monográfico que realiza Caro Baroja en cuya obra habría que distinguir el estudio, por una parte, del proceso histórico de la quema de brujas por la Inquisición y, por otra, todo lo referente al mundo de las brujas tal y como se las concibe en las creencias populares (Del Valle, 1985:30).

En sintonía con estas propuestas enaltecedoras de la imagen de la mujer rural y del poder de los personajes mitológicos femeninos emerge otro paradigma narrativo dispuesto igualmente a elogiar el perfil de la mujer vasca. Se trata del nacionalismo clásico o tradicional, que, independientemente de sus distintas corrientes ideológicas, ha ejercido como uno de los puntales en la consolidación de una representación "idílica" de la mujer vasca. Como se remarca en Mujer Vasca (Del Valle, 1985:229):

"En las teorizaciones y escritos nacionalistas, la mujer aparece sistemáticamente asociada a las imágenes de madres, tierra, Virgen y Patria. Así, ama (la madre), Amabirjiña (la Virgen), Ama Aberria (la Patria), y Ama Lur (la Tierra), se identifican con la figura de la madre, lo más puro, lo más elevado, lo que está por encima de lo humano. A otro nivel, la mujer se considera un elemento fundamental como perpetuadora de la raza, transmisora de la lengua y mantenedora de la familia.

Precisamente una de las componentes del grupo investigador de Mujer Vasca, Begoña Aretxaga publicaba en 1988 el trabajo Los funerales en el nacionalismo radical Vasco. Esta obra contempla los rituales funerarios con objeto de analizar las funciones "impuestas" a las mujeres vascas desde una particular cosmovisión o ideología. Aretxaga basa su interpretación en el análisis de las formas de participación que desarrollan las mujeres en los funerales de la izquierda abertzale. En ellos, resaltará la autora, aparece una importante condensación de símbolos en torno a la familia y especialmente en relación a la función de la mujer como madre biológica y como mediadora. Pero además Aretxaga anticipa en su obra una de las cuestiones centrales en posteriores desarrollos académicos: el enorme peso de la tradición en la sociedad vasca y las consecuencias que ello conlleva para las mujeres.

En los años siguientes a la aparición de Mujer Vasca la producción académica feminista se va articulando en torno a un nuevo objetivo: desvelar los elementos que inciden en la perpetuación de la desigualdad y deconstruir -un concepto que rápidamente pasa a ser imprescindible en la literatura feminista- los mecanismos culturales implicados en la invisibilización de las estructuras responsables de tal desigualdad. El sistema de género, como sistema de poder, va quedando progresivamente al descubierto. A ello contribuyen muchos de los estudios realizados a partir de la mitad de los años 1980.

Podríamos situar los primeros pasos en esta nueva etapa en torno a 1987, año en el que se publica La mujer y la palabra, un libro colectivo firmado por algunas de las componentes del grupo que había elaborado Mujer Vasca. El libro aporta reflexiones en torno a la incidencia de la religión en la vida de las mujeres; el proceso de modernización y los cambios que viven las mujeres vascas; la relación entre género y arte; concluyendo con un capítulo dedicado a enumerar temáticas de interés emergentes y esbozar hipótesis de investigación (VV.AA, 1987).

En general, los años ochenta constituyen un momento de efervescencia en el movimiento feminista vasco en el que la reflexión y el impulso a los valores y la crítica feminista comienzan a dar sus frutos. Un hito importante en esta evolución vendrá dado, nuevamente, por la celebración en 1984 de las II Jornadas de Leioa2.

En el trayecto hacia los años noventa se irán definiendo áreas de interés y líneas de investigación que contribuirán a trazar un primer mapa del feminismo académico contemporáneo. En él se vislumbran preocupaciones concretas y se dan los primeros pasos hacia una progresiva especialización. No se trata ya de luchar contra los mitos, sino de conformar una agenda propia en la que ubicar aquellas cuestiones conectadas a las preocupaciones del momento.

A continuación mencionaremos brevemente algunas de estas áreas (emergentes en su día -años 90- y hoy ya en vías de consolidación) junto a una serie de personas y grupos referentes que han venido trabajando en su desarrollo. En este caso no existe ningún ánimo de exhaustividad3 sino más bien la intención de citar algunos nombres ilustrativos de la labor desempeñada en diferentes disciplinas o ámbitos de interés.

El primero de los ámbitos a señalar es el relacionado con la historia, disciplina realmente relevante en el desarrollo de los estudios de género dentro de la academia vasca. Distintas autoras han venido desarrollando -y desarrollan hoy- una interesante labor orientada al cuestionamiento (desde el prisma de género) de conceptos, teorías y metodologías convencionales, ligadas fundamentalmente a la historia contemporánea. Pioneras en esta labor serían autoras como Pilar Pérez-Fuentes, Lola Valverde y Mercedes Ugalde.

Pilar Pérez-Fuentes ha proyectado una mirada de género sobre la industrialización del País Vasco y ha puesto de relieve la generización de los mercados de trabajo en el comienzo de la modernización y la formalización de la invisibilidad femenina en los mismos. Su obra Vivir y morir en las minas: estrategias familiares y relaciones de género en la primera industrialización vizcaína (1877-1913) publicada en 1993 marcó sin duda un hito en la historiografía contemporánea en el País Vasco. Además entre sus trabajos más recientes habría que citar "Ganadores de pan" y "amas de casa": otra mirada sobre la industrialización vasca (2003). Por su parte, Lola Valverde ha trabajado en la evolución de los sistemas familiares en el País Vasco, teniendo como punto de mira fundamental la infancia y las mujeres. Así mismo, Mercedes Ugalde constituye un referente indiscutible en el análisis de la actuación de las mujeres en el nacionalismo vasco. Su tesis doctoral publicada en 1993 con el título de Mujeres y nacionalismo vasco: génesis y desarrollo de Emakume Abertzale Batza (1906-1936) constituye un esfuerzo por analizar el discurso y las prácticas del nacionalismo vasco de inicios del siglo XX bajo el prisma del género. La importancia que la ideología nacionalista tiene en nuestro contexto convierte este libro en una obra nuclear, imprescindible para entender el devenir y el presente de las mujeres en Euskal Herria.

A estos nombres habría que añadir los de Nerea Aresti, Mercedes Narbaiza y Miren Llona, historiadoras de una nueva generación que están contribuyendo decisivamente a la consolidación de una historiografía contemporánea con prisma de género. Así, Nerea Aresti ha trabajado en el estudio de los ideales de feminidad y masculinidad en la época contemporánea dirigiendo investigaciones que han tenido un importante eco -también a nivel internacional- en los debates sobre las identidades de género. Por su parte, Mercedes Arbaiza ha realizado avances significativos en la aplicación de la perspectiva cultural al campo de los hechos económicos (trabajo, "social choice"), mostrando que la supuesta objetividad de lo económico está atravesada o cobra significado dentro de un marco discursivo concreto. Igualmente las contribuciones de Miren Llona han supuesto una renovación en el panorama historiográfico por el tratamiento dado a las fuentes orales en el estudio de la construcción de las identidades colectivas en el País Vasco. En su obra, la perspectiva de género, la de clase y la nacional se estudian de forma interrelacionada, ofreciendo una mirada global del proceso de formación de las identidades contemporáneas.

Finalmente, en el ámbito de la historia antigua habría que mencionar el trabajo de Ana Iriarte Goñi, referente indiscutible en los estudios sobre la antigüedad clásica con perspectiva de género.

Un segundo ámbito de desarrollo académico feminista aparece vinculado a la mirada crítica lanzada sobre la cultura vasca. La antropología social ha sido la disciplina más directamente implicada en el análisis de este ámbito que, a lo largo de las últimas décadas ha sido abordado a través de diferentes objetos de estudio. Así, Carmen Larrañaga estudia en profundidad el ámbito del bersolarismo como reducto de masculinidad. Por su parte, Jone M. Hernández propone en su tesis doctoral una mirada a las relaciones entre lengua e identidad basada precisamente en teorías feministas provenientes de la antropología lingüística anglosajona. La también antropóloga Carmen Díez ha trabajado sobre temas muy diversos vinculados a la sociedad y la cultura vasca (mundo laboral, maternidad y cuidados, deporte y socialización), pero el interés por cuestiones relacionadas con los mitos y las tradiciones como elementos nucleares en la reproducción de las desigualdades de género, han sido una constante en su obra. Un ejemplo de este interés lo encontramos en el artículo publicado en 1999 y en el que Díez plantea una reinterpretación del mito de Mari inspirado en un modelo de androginia.

La tradición y el ritual son temas recurrentes en el trabajo de otra antropóloga: Maggie Bullen. Ya en 1997 comienza a publicar escritos en los que analiza en profundidad el conflicto desatado en torno a los Alardes de Hondarribia e Irun, un tema presente en otro artículo de este mismo volumen firmado por la propia Bullen y la citada Carmen Díez. Previamente otras/os investigadoras/es venían también reflexionando sobre el espacio y el tiempo festivo y el papel que desde el mismo se ha venido asignando a las mujeres. Así, antes incluso de 1990 Rosa Andrieu publicaba junto a Karmele Vázquez el artículo "Mujeres, fiestas y reivindicaciones". Por su parte el antropólogo Kepa Fernández de Larrinoa dedicó en los años 1990 diferentes textos al análisis de las fiestas, las danzas o el carvanal, explorando en algunos de ellos el papel atribuido a las mujeres en distintos eventos y manifestaciones festivas (especialmente en el teatro de carnaval en el valle de Soule, Zuberoa). Además, al referirnos a la cultura vasca, también en el ámbito geográfico de Iparralde4, encontramos los trabajos de la antropóloga inglesa Sandra Ott, especialmente el dedicado al análisis del pastoreo en la comunidad de Santa Grazi (Zuberoa), una investigación a partir de la cual la autora desarrolló una interesante reflexión sobre el concepto de "indarra" (fuerza) aplicado posteriormente en diferentes trabajos de investigación feminista. Por último, debe añadirse al panorama de la antropología y el estudio de la cultura vasca desde Iparralde los nombres de tres autoras más: Terexa Lekumberri, Anuntxi Arana y Anne Marie Lagarde. La primera de ellas es autora de una tesis doctoral que bajo el título Femmes basques et société contemporaine - rupture et continuité- fue presentada en 1990. Se trata de un estudio desarrollado en el valle de Baigorri en el que la antropóloga de Ortzaize (Baja Navarra) indagó sobre la percepción que las mujeres de la zona tenían a cerca de los cambios sociales y culturales acontencidos en su entorno. Por su parte, Anuntxi Arana (nacida en Araba pero residente en Lapurdi) ha venido desarrollando su labor investigadora preferentemente en dos ámbitos: el estudio de la mitología vasca (ámbito en el que realizó su tesis doctoral) y el uso sexista del lenguaje. Finalmente, Anne Marie Lagarde destaca por su trabajo en el ámbito de la antropología lingüística dedicado fundamentalmente al análisis del igualitarismo vasco desde una perspectiva social y lingüística. En este sentido, habría que destacar su tesis doctoral, publicada en el año 2003 con el título de Les basques. Société traditionelle et symétrie des sexes, en la que la autora ahonda en la utilización del toka-noka como indicadores del sexo de la persona interlocutora.

Sin renunciar a la crítica a distintos elementos de la cultura y la sociedad vascas, en las últimas dos décadas la antropología feminista desarrollada en el contexto vasco ha venido incorporando nuevos ámbitos de análisis y reflexión. Entre ellos destaca el surgido de la intersección de distintas cuestiones relacionadas con el cuerpo como son la salud, la sexualidad y la reproducción, además de temáticas vinculadas a las emociones o el amor. Se trata de una encrucijada de inquietudes y planteamientos diversos, complejos y sugerentes, cuyo carácter emergente los convierte en territorios en permanente debate. En un esfuerzo por sintetizar algunos de los ejes principales que guían estos trabajos podríamos distinguir dos tendencias centrales.

La primera de ellas apunta a un tipo de investigación en la que el cuerpo se convierte en objeto prioritario de análisis y debate: es observado y analizado como lugar de prácticas sociales y punto de partida para la elaboración de discursos e imágenes sociales vinculadas a la construcción de identidades y prácticas. Una muestra de esta línea de investigación serían los trabajos realizados hasta la fecha por Mari Luz Esteban en relación a la salud, especialmente relevantes en tanto en cuanto han contribuido al impulso y consolidación de la antropología feminista de la salud en el Estado español, o los que se han venido realizando en torno a la maternidad (Carmen Díez Mintegui, Elixabete Imaz) e, incluso, los elaborados por Carmen Díez Mintegui y Jone M. Hernández en relación al mundo del deporte.

Una segunda tendencia relevante ligada al cuerpo y sus diversas encrucijadas es la precedida por algunas publicaciones de Lourdes Méndez (2002) en torno a la relación cuerpo-arte-estética y Teresa del Valle (1997) y que cabría vincular a lo que se conoce como teoría del cuerpo, una propuesta innovadora que convierte al cuerpo no tanto en objeto como en sujeto de la investigación, el cuerpo como "entidad consciente, experiencial, actuante e interpretadora", una perspectiva desde la que se persigue trascender la idea de un análisis ligado exclusivamente a la salud, la sexualidad o la identidad, para abordar las relaciones entre estructura social y práctica. Un tipo de planteamiento que demanda revisiones tanto epistemológicas como metodológicas5 de la antropología en particular y de las ciencias sociales en general6. Este giro en la investigación antropológica ha influido también en el surgimiento de otra línea de investigación, la del estudio de las emociones y el amor (Mari Luz Esteban)7.

Para concluir con este repaso a la producción feminista desarrollada desde los años noventa en el contexto de la antropología vasca cabría destacar el trabajo de dos antropólogas -Paloma Fernández-Rasines y Beatriz Moral- quienes a pesar de haber completado su trabajo de campo en áreas geográficas alejadas del contexto vasco (Ecuador y Micronesia respectivamente) han realizado interesantes contribuciones al estudio del parentesco, la maternidad, el cuerpo y la sexualidad desde la teoría y la crítica feminista.

Otra disciplina que a partir de los años noventa comienza a generar interesantes aportaciones al conocimiento feminista académico es la Sociología, ámbito en el que con el paso de los años han ido perfilándose diferentes grupos de trabajo y líneas de investigación. Una de las académicas e investigadoras pioneras es Begoña Arregi, autora estrechamente vinculada al ámbito de la sociología de la población desde los años ochenta. Actualmente sigue investigando en torno a esta misma temática junto a una nueva generación de investigadoras como Marta Luxan o Unai Martín Roncero. Otro nombre relevante dentro de la sociología vasca sería el de Mila Amurrio, quien desde los años 90 viene realizando interesantes aportaciones, en relación fundamentalmente, a dos áreas. Una tiene que ver con la teorización en torno a nociones clave en el pensamiento feminista como el "género". Otra guardaría relación con el estudio del papel de las mujeres en el nacionalismo vasco y, en concreto, su presencia en el ámbito de la educación. Un tema este último que también ha preocupado y ocupado a otras académicas de las ciencias sociales como es el caso de Idoia Fernández (desde las Ciencias de la Educación).

Sin abandonar la sociología encontramos otros nombres relevantes como los de Txoli Mateos, Ana Irene del Valle, Ane Larrinaga y Elisa Usategui, quienes -de forma más o menos habitual- han compartido y comparten proyectos de investigación y publicaciones junto a la citada Mila Amurrio (el más reciente en torno a los estereotipos de género entre las/os adolescentes vascos, una investigación realizada por Amurrio, del Valle, Larrinaga y Usategi).

Del mismo modo, la sociología vasca ha visto constituirse en los últimos años un grupo de trabajo orientado al estudio de la denominada sociología de la salud, cuyas/os integrantes -entre ellas Isabel Larrañaga, Amaia Bacigalupe, el citado Unai Martín, José María Begiristain o María José Valderrama- están realizando aportaciones significativas al análisis de distintas cuestiones ligadas a la salud de las mujeres (desigualdades sociales en salud desde el prisma de género o calidad de vida de las personas cuidadoras).

Otro ámbito próximo a la Sociología y que también a partir de los años noventa comienza a tomar protagonismo en la investigación feminista es el de las Ciencias Políticas. En este caso sobresale el conocimiento aportado por académicas como Arantxa Elizondo o Eva Martínez. Ambas comenzaron a publicar sus trabajos en los años noventa y hoy continúan siendo un referente en el estudio de la presencia/ausencia de las mujeres en la esfera sociopolítica junto a otras autoras como Ainhoa Novo con quien vienen colaborando dentro de lo que se conoce como Equipo de Estudios de Género del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la UPV-EHU, autor, entre otros de los informes denominados "Cifras sobre la situación de las Mujeres y los Hombres jóvenes en Euskadi" publicados en los últimos años por EMAKUNDE-Instituto Vasco de la Mujer.

La preocupación por la presencia de la mujer en lo público ha tomado en estos años de desarrollo del análisis feminista otro tipo de vertientes, como es el uso del espacio público y, en particular, el uso de la ciudad. Los nombres de Arantza Larizgoitia y Karmele Vázquez sonaban ya a medidos de los ochenta entre las promotoras de este tipo de preocupaciones. Pero además cabría destacar el trabajo realizado por la antropóloga Teresa del Valle, para quien el espacio ha sido una constante en su obra. Un texto referente hoy para el urbanismo feminista como es Andamios para una nueva ciudad: lecturas desde la antropología (publicado en 1997) lleva precisamente su firma.

Otra área de interés emergente es la vinculada a la esfera de la comunicación, el periodismo y el mundo audiovisual. En este caso, Natividad Abril fue una de las primeras investigadoras que ya en los años noventa comenzó a estudiar la presencia de las mujeres en la prensa vasca. Hoy continúa ahondando en la representación de las mujeres (de su trabajo, de las relaciones entre mujeres y hombres, etc.) en este género del periodismo (prensa escrita). El mismo en el que han indagado otras académicas como María Ganzabal o Flora Marín. La primera ha centrado su atención en el examen de la prensa femenina; pero también ha trabajado (precisamente junto a Flora Marín) en el análisis de las imágenes en prensa y su papel vehiculador de distintos estereotipos de género. Rosa Martín, por su parte, ha focalizado sus estudios en las desigualdades de género que afectan a las y los periodistas de la radio y la televisión vascas; un trabajo desarrollado conjuntamente con Milagros Amurrio. Por otra parte, en relación al ámbito de los estudios audiovisuales cabría citar fundamentalmente los trabajos de Casilda de Miguel, quien en colaboración con otras investigadoras, ha llevado a cabo distintos proyectos orientados a analizar la labor creativa de las directoras de cine en el Estado español (durante el decenio 1995-2005) o la identidad de género en la imagen fílmica. Todos ellos desarrollados a lo largo de la primera década del siglo XXI.

Igualmente, habría que citar a la economía entre las disciplinas que en las últimas décadas han incorporado a sus propuestas epistemológicas, teóricas y metodológicas el análisis feminista. Felisa Chinchetru inicialmente y posteriormente académicas como Arantxa Rodríguez (hoy vinculada mayormente al ámbito del urbanismo), Mertxe Larrañaga, Yolanda Jubeto, Idoye Zabala, Mª José Martínez, Elena Martínez y Mª Luz de la Cal (todas ellas en el área de Economía Aplicada8) son algunas de las investigadoras que han contribuido a consolidar una mirada crítica sobre diferentes aspectos relacionados con la dimensión económica de la realidad vasca. Entre los campos abordados por las economistas feministas vascas figurarían: el análisis del trabajo productivo y reproductivo, los presupuestos públicos con un enfoque de género, las estrategias de conciliación y las políticas y/o prácticas vinculadas al desarrollo.

Precisamente, ligado a este último tema cabría apuntar la demanda articulada por mujeres que desempeñaban y desempeñan su labor investigadora en el mundo de la cooperación y el desarrollo, en relación a la necesidad de incorporar una mirada feminista o de género en los programas y estrategias diseñadas por Organizaciones No Gubernamentales y entidades públicas. En el contexto vasco Clara Murguialday, cuyos trabajos en esta línea se remontan a finales de los años ochenta, constituye un referente importante.

Del mismo modo, a partir de la segunda mitad de los años noventa, ven la luz investigaciones orientadas al análisis de colectivos específicos de mujeres en situación de exclusión social. Como ejemplo, valga el trabajo realizado por la socióloga Amaia Barandica en 1996 sobre mujeres inmigrantes en Navarra. Igualmente, a finales de los años noventa el Equipo Barañí (del que formaba parte la antropóloga Elixabete Imaz) realizó una investigación sobre la reiterada criminalización las mujeres gitanas.

Aprovechando la mención a Navarra, cabría citar también el trabajo realizado entre 1997-1999 por un grupo de investigación dirigido por la socióloga Blanca Fernández Viguera (profesora de la Universidad Pública de Navarra -UPNA/NUP-) y cuyo objetivo era ahondar en la situación de las mujeres navarras al amparo de un proyecto denominado "Situación social de las mujeres en Navarra: evolución y tendencias de cambio (1975-1996)".9

Otras aportaciones destacables al desarrollo del feminismo académico provienen de la teoría del derecho feminista. En este caso autoras como Arantxa Campos (en una aproximación desde la filosofía) o María Angeles Barrére (con sus trabajos en torno al derecho antidiscriminatorio) habrían contribuido -ya desde los años noventa- con reflexiones de gran relevancia en la comprensión y definición de algunos de los conceptos centrales de la teoría feminista como son las nociones de discriminación, igualdad de oportunidades, acción positiva o la violencia contra las mujeres. Igualmente, Jasone Astola se suma a este tipo de trabajos críticos aportando una interesante revisión feminista al derecho constitucional. Más vinculada al derecho civil aparece la obra de Itziar Alkorta quien en los últimos años ha venido trabajando en torno a los derechos reproductivos de las mujeres. Por último habría que citar a Maite Lafourcade10, especialista en el campo del derecho privado vasco, y entre cuyas obras destaca su tesis doctoral Les contrats de mariage en Labourd sous le règne de Louis XVI. Étude juridique et sociologique publicada por la Universidad del País Vasco. Maite Lafourcade fue galardonada en el año 2006 con el premio Eusko Ikaskuntza-Euskadiko Kutxa.

Girando la mirada hacia el ámbito de las humanidades cabría subrayar las aportaciones al feminismo académico desde el ámbito del arte y la literatura. Paloma Ramírez Escudero y fundamentalmente Lourdes Méndez habían trabajado previamente distintas cuestiones vinculadas a la esfera artística, pero, será a partir de los años noventa cuando se amplíe el espectro de autoras y temáticas. Teresa Begiristain y Xesqui Castañer también son referencia a la hora de acercarnos al mundo del arte desde una visión feminista o de género. En el caso de la literatura, el trabajo de Linda White supone una aportación interesante al análisis de la literatura vasca escrita por mujeres, una labor a la posteriormente se ha unido, entre otras autoras, Maria José Olaziregi11. En el ámbito de Iparralde habría que señalar la figura de Marikita Tambourin (conocida también como Mari Ameztoi), cuya obra alterna la literatura y la etnografía. Esta escritora de Baigorri, poeta y colaboradora de distintos medios periodísticos, ha indagado además en el papel de las mujeres en la sociedad vasca tradicional, su importancia en el caserío o en la transmisión cultural a través de las canciones u otras formas de oralidad.

Finalmente otro ámbito de estudio que cobra interés en los últimos años es el relacionado con la presencia/ausencia de las mujeres en el mundo de la ciencia. Una presencia reivindicada por autoras como Teresa Nuño, quien en sus trabajos insiste en la necesidad de reconocer las múltiples contribuciones de las mujeres al avance de la ciencia. En esta línea autoras y autores como Victoria Fernández, Edurne Larraza, Txelo Ruíz o Kepa Sarasola han abierto un interesante campo de análisis en torno a la relación entre género y nuevas tecnologías, mostrando sobre todo su preocupación por los estereotipos que actúan alejando a las mujeres de las ingenierías ligadas a la informática.

Como cierre, una mención especial a los trabajos centrados en el análisis de la teoría feminista propiamente dicha. Un ámbito de reflexión sujeto a transformaciones permanentes y nunca ajeno a la discusión. Aunque son muchos los nombres que podrían citarse en este apartado, tal vez habría que destacar las contribuciones de autoras ubicadas en disciplinas con una mayor tradición feminista como pueden ser la antropología, la filosofía y la sociología. Por ello queremos citar -como muestra de lo que otras muchas mujeres han venido aportando en estos años- el trabajo de Teresa del Valle (quien ya en 1982 firmaba un artículo en torno a "Los estudios sobre la mujer en la antropología vasca"), Lourdes Méndez que en los años noventa iniciaba una serie de reflexiones sobre la teoría feminista que se han prolongado hasta nuestros días o la mencionada Mila Amurrio y sus escritos en torno al concepto de género.

Termina aquí un recorrido -obligatoriamente somero- a la producción académica feminista desarrollada durante los años noventa. A través del mismo puede apreciarse la diversificación acontecida en el feminismo no sólo como movimiento, sino también como espacio de reflexión intelectual o académico. Una diversificación que, en el ámbito de la universidad, se deja sentir en la centralidad que van adquiriendo las cuestiones de género dentro de las distintas disciplinas, y en los cursos que funcionan -a nivel de licenciatura, doctorado o postgrados- en diferentes facultades y universidades ubicadas en el contexto educativo vasco.

2Nuevas ediciones de las Jornadas de Leioa tendrán lugar en 1994 y, más recientemente, en el año 2008.

3Pedimos disculpas de antemano por los olvidos u omisiones involuntarias que puedan detectarse en el listado de nombres mencionados en cada una de las disciplinas y áreas temáticas a las que alude el texto.

4Habitualmente se denomina "Iparralde" al conjunto de las tres provincias vascas integradas administrativamente en territorio francés: Behe Nafarroa, Lapurdi y Zuberoa.

5Se habla así de conceptos como "etnografía corporal" o "itinerarios corporales", una metodología utilizada por Mari Luz Esteban (2004).

6En esta línea de investigación -aunque no desde un planteamiento feminista- se han situado también algunos de los trabajos firmados por el antropólogo Iban Ayesta, entre los que cabría citar su tesis doctoral basada en una etnografía de la ciudad de Berlín elaborada a partir del análisis de distintos "itinerarios corporales".

7El análisis conjunto de las prácticas corporales, emocionales y rituales está permitiendo un abordaje específico de los cambios, continuidades y conflictos en las relaciones de género en la población joven (equipo formado por Bullen, Díez, Esteban, Hernández e Imaz), un estudio, el de los cambios en las relaciones de género, iniciado por el equipo dirigido por Teresa del Valle en el libro Modelos emergentes en los sistemas y las relaciones de género (2002).

8Habría que destacar que el Departamento de Economía Aplicada I de la UPV-EHU organizó en el año 2005 el I Congreso de Economía Feminista, celebrado en Bilbao.

9Este proyecto tuvo continuidad años más tarde con el desarrollo de un nuevo diagnóstico esta vez bajo el título Situación social de las mujeres en Navarra: evolución y tendencias de cambio (1996-2003), dirigido también por Blanca Fernández Viguera. Ambas investigaciones fueron fruto de un convenio entre la Universidad Pública de Navarra -UPNA/NUP- y el Instituto Navarro de la Mujer. Estos trabajos -junto a la mención de Amaia Barandica- constituirían sólo una reducida muestra de las investigaciones y publicaciones realizadas en torno a la teoría feminista o los estudios de género, que han visto la luz en el territorio navarro durante las últimas décadas.

10Maïté Lafourcade es Profesora emérita en la Universidad de Pau y los Países del Adour y directora del Centro de investigación en Estudios vascos de esa Universidad.

11Igualmente, sin abandonar el ámbito de la literatura queremos citar el trabajo que vienen desarrollando otras autoras que, sin estar vinculadas directamente a la academia, realizan una interesante labor de investigación, critica y difusión de la literatura desde un prisma feminista. Así queremos destacar el trabajo de Josune Muñoz en relación principalmente a los proyectos "Skolatika" (2004) y "Sareinak. Feminismo literarioak" (2007), este último llevado a cabo en colaboración con Iratxe Retolaza, Amaia Alvarez y Gema Lasarte.

El último punto que a modo de conclusión hemos querido introducir en el repaso al feminismo académico en el contexto vasco, estaría directamente vinculado a la expansión y consolidación de la presencia de la teoría feminista en la docencia universitaria. Un auténtico desafío para muchas de las investigadoras y teóricas feministas vinculadas a la universidad y que, de alguna forma, se ve compensado cuando se pone en marcha la 1ª edición del Master en Igualdad de Mujeres y Hombres de la UPV-EHU (2001)12. A partir de este momento, entendemos, el feminismo vasco deberá confrontar otros retos: impulsar nuevas líneas de investigación de la mano de toda una generación de jóvenes que podrán tener acceso al conocimiento feminista desde la academia y al más alto nivel.

Con la puesta en marcha del Master en Igualdad de Mujeres y Hombres de la UPV-EHU13 se abre, simbólicamente, una nueva etapa. Desde entonces, ha transcurrido casi una década y el panorama respecto a la formación en feminismos y género ha mejorada ampliándose la oferta de postgrado con dos cursos más: desde el año 2003 la Universidad de Deusto oferta el Master en Intervención en Violencia contra las Mujeres; posteriormente (curso 2008-2009), la UPV-EHU puso en marcha el Master Universitario en Estudios Feministas y de Género.

Previamente se habían conseguido otros logros significativos como la introducción en el plan de estudios de la licenciatura de Antropología Social de tres asignaturas vinculadas al estudio del feminismo y el género. Igualmente la licenciatura en Sociología contaba con una asignatura optativa ("Sociología del Género") que en el nuevo grado pasará a impartirse con carácter obligatorio14.

Creemos que la presencia oficial del feminismo y los estudios de género en la academia abre nuevas perspectivas de trabajo, investigación e incluso militancia. Sin duda se ha producido un trasvase importante de intereses, puntos de vista y planteamientos teóricos entre las generaciones de académicas que se encontraban en activo y las más jóvenes; entre profesorado y estudiantes. Pero también se promueven cambios en relación al tipo de cuestiones que preocupan o a la manera de abordar las distintas problemáticas. Fruto de todo ello se dibuja el mapa actual de temáticas y áreas de interés.

Así, si tomamos como muestra algunas de las investigaciones presentadas en la culminación de los diferentes postgrados cabría señalar entre los ámbitos que acogen futuras líneas de trabajo: el mundo laboral, los cuidados, la conciliación, el deporte y la actividad física, el cuerpo, la salud, la maternidad, los nuevos modelos de familia, la diversidad sexual y de identidades de género, las emociones y el amor, la violencia contra las mujeres, la práctica política de las mujeres y su participación social en general, la inmigración, la exclusión social en distintos colectivos de mujeres, el análisis de las políticas de igualdad, el desarrollo del movimiento feminista, la teoría feminista y sus nuevas derivas y la masculinidad.

Como puede apreciarse en este listado de áreas de interés hay muchos elementos de continuidad, pero también se intuye renovación y cambio fruto de una nueva época para el feminismo caracterizada por planteamientos, metodologías y prácticas acordes al actual contexto social. Ante esta situación probablemente lo más inteligente es aprender a mirar hacia delante aprovechando la inercia de los más de 25 años de tradición académica feminista; aprender a tender puentes entre generaciones y vivencias; intercambiar conocimiento. Una labor que llama la atención sobre la importancia de las genealogías y el valor de la memoria tanto individual como grupal. En el fondo este ha sido el principal objetivo del texto aquí presentado.

12Este postgrado tiene un precedente en el Master en "Estudios de la mujer y sistemas de género" ofertado por la UPV-EHU e impartido en el SEM-EBIM. El master completó una única edición durante los años 1992-1994. Sus directoras fueron Teresa del Valle y Carmen Díez.

13Desde el curso 2009-2010 este postgrado ha pasado a ofertarse como título propio en formato on-line.

14La Universidad del País Vasco viene ofertando la licenciatura de Antropología Social y Cultural (2º ciclo) desde el curso 1995-1996. A partir del curso 2010-2011, la licenciatura se convertirá en grado de Antropología Social y Cultural pasando a tener una duración de cuatro años. Habría que aclarar que el concepto de "grado" alude a la denominación que adoptarán las licenciaturas a partir de la implantación en el Estado español de la reforma educativa conocida como Plan o proceso de Bolonia, cuyo objetivo es la convergencia de las universidades en el Espacio Europeo Educativo Superior (EEES). En cualquier caso, además de las señaladas, existirían otras titulaciones que incluyen en su oferta asignaturas vinculadas a los estudios feministas y de género. Por citar un ejemplo cabría mencionar el master "Literatura Comparada y Estudios Literarios" en cuyo programa figura una asignatura dedicada a los "Estudios de Género".

La bibliografía que se presenta a continuación no se corresponde con textos citados en el artículo. En este caso el presente listado incluye al menos una obra relevante del conjunto de autoras y autores mencionados previamente.

  • ABRIL, Natividad. Las mujeres en la prensa diaria vasca: protagonistas, temáticas, tratamiento periodístico: estudio comparativo de los mensajes publicados en los diarios Deia, Egin, El Correo Español-El Pueblo Vasco y La Gaceta del Norte. Leioa: UPV-EHU, 1994.
  • ALKORTA, Itziar. "Los derechos reproductivos de las mujeres vascas en el cambio de siglo: de la anticoncepción a la reproducción asistida". Vasconia: Cuadernos de historia-geografía; 35, 2006, pp. 345-371.
  • AMURRIO, Mila. Genero, nazio eta nazio hezkuntza: ikastoletako irakasleria. Bilbao: UPV-EHU, 2003.
  • AMURRIO, Mila. "Jenero Konzeptuaren inguruko hausnarketak". Uztaro; 13, 1995, pp. 89-98.
  • ANDREU, Rosa; VÁZQUEZ, Karmele. "Mujeres, fiestas y reivindicaciones". Kobie. Serie antropología Cultural; 3, 1988, pp. 73-85.
  • ARANA, Anuntxi. Euskal mitologiaz: jentilak eta kristauak. Donostia: Elkar, 2008.
  • ARBAIZA, Mercedes. "Orígenes culturales de la división sexual del trabajo en España (1800-1935)". In: SARASÚA, C; GÁLVEZ, L. (ed.): ¿Privilegios o eficiencia? Mujeres y hombres en el mercado de trabajo. Alicante: Universidad de Alicante, 2003.
  • ARESTI, Nerea. "The Gendered Identities of the "Lieutenant Nun". Rethinking the Story of a Female Warrior in Early Modern Spain". Gender & History; Vol. 19, núm. 3, 2007, pp. 401-418.
  • ARETXAGA, Begoña. Los Funerales en el nacionalismo radical vasco. Donostia: Primitiva Casa Baroja, 1988.
  • ARREGI, Begoña; DÁVILA, Andrés. Reproduciendo la vida, manteniendo la familia: reflexiones sobre la fecundidad y el cuidado familiar desde la experiencia en Euskadi. Bilbao: UPV-EHU, 2005.
  • ARREGI, Begoña; LARRAÑAGA, Isabel; LUXÁN, Marta; MARTÍN RONCERO, Unai: "La experiencia demográfica: teoría, estrategia y realidad". In: MENDIOLA, I. (coord.) Textos y pretextos para repensar lo social: libro homenaje a Jesús Arpal. Bilbao: UPV-EHU, 2008; pp. 435-456.
  • ASTOLA, Jasone. "Mujeres y hombres en el ordenamiento jurídico del País Vasco". In: FREIXES SANJUÁN, T.; SEVILLA MERINO, J. (coord.): Género, constitución y estatutos de autonomía. Madrid: Instituto Nacional de Administración Pública, 2005; pp. 317-349.
  • BARANDICA, Amaia. Mujeres inmigrantes en Navarra. Pamplona: Sos racismo-Ipes elkartea, 1996.
  • BEGUIRISTAIN, María Teresa. "Arte y mujer en la cultura medieval y renacentista". Asparkia: investigació feminista; 6, 1996, pp. 135-146.
  • BULLEN, Margaret; EGIDO SIGÜENZA, José Antonio. Tristes espectáculos: las mujeres y los Alardes de Irún y Hondarribia. Bilbao: UPV-EHU, 2004.
  • CAMPOS, Arantza; BARRÈRE, María Angeles (coord.). Igualdad de oportunidades e igualdad de género: una relación a debate. Madrid: Editorial Dykinson, S.L., 2005.
  • CAMPOS, Arantza (dir.); MENDEZ, Lourdes (ed.): Teoría feminista: identidad, género y política. XI. Cursos de Verano de San Sebastián 1992. Leioa: UPV-EHU, 1993.
  • CASTAÑER, Xesqui. La imagen de la mujer en la plástica vasca contemporánea (s. XVII-XX): aproximación a una metodología del género. Bilbao: UPV-EHU, 1993.
  • CHINCHETRU, Felisa. Mujer y realidad social. Bilbao: UPV-EHU, 1988.
  • DEL VALLE, Teresa. Andamios para una nueva ciudad. Madrid: Ediciones Cátedra, 1997.
  • DEL VALLE, Teresa. "La problemática de los estudios de la mujer: una aproximación al caso vasco". In: Actas de las primeras jornadas de investigación interdisciplinaria. Nuevas perspectivas sobre la mujer. Vol II. Madrid: Universidad Autónoma de Madrid/Seminario de Estudios de la Mujer, 1982; pp. 280-286.
  • DEL VALLE, Teresa, (dir.) Mujer vasca. Imagen y realidad. Barcelona: Anthropos, 1985.
  • DEL VALLE, Teresa (dir.); APAOLAZA, Jose Miguel; ARBE, Francisca; CUCÓ, Josepa; DÍEZ, Carmen; ESTEBAN, Mari Luz; ETXEBERRIA, Feli; MAQUIEIRA, Virginia (2002) Modelos Emergentes en los sistemas y las relaciones de género. Madrid: Narcea.
  • DÍEZ, Carmen. "Mari, un mito para la resistencia feminista". Ankulegi; 3, 1999, pp. 63-72.
  • DÍEZ, Carmen; HERNÁNDEZ, Jone M. "¿Acaso no hay diosas en el Olimpo? Práctica deportiva y sistema de género: apuntes de una investigación en marcha". In: CANTARERO, L.; MEDINA, F. XABIER; SÁNCHEZ, R. (coord): Actualidad en el deporte: investigación y aplicación. Donostia: Ankulegi, 2008; pp. 147-163.
  • ELIZONDO, Arantxa; MARTÍNEZ, Eva. "Presencia de mujeres y políticas para la igualdad entre los sexos: El caso de las instituciones políticas vascas (1980-1994)". Revista de Estudios Políticos; 89, 1995, pp. 345-368.
  • EQUIPO BARAÑÍ. Mujeres gitanas y sistema penal. Madrid: Ediciones Metyel, 2001.
  • ESTEBAN, Mari Luz. Antropología del cuerpo. Género, itinerarios corporales, identidad y cambio. Barcelona: Ediciones Bellaterra, 2004.
  • ESTEBAN, Mari Luz. "Actitudes y percepciones de las mujeres respecto a su salud reproductiva y sexual. Necesidades de salud percibidas por las mujeres y respuestas del sistema sanitario". Tesis doctoral. Universitat de Barcelona, 1993.
  • FERNÁNDEZ, Idoia. "Emakumea, hezkuntza eta nazioa Euskal Herrian". Jakin; 83, 1994, pp. 29-48.
  • FERNÁNDEZ, Victoria; LARRAZA, Edurne; RUÍZ, Txelo; MARITXALAR, Montse. "Una aproximación a la situación de la mujer en los estudios universitarios de informática". Arbor: ciencia, pensamiento y cultura; 733, 2008, pp. 877-887.
  • FERNÁNDEZ-RASINES, Paloma; HERNÁNDEZ GARCÍA, Jone M. "Crítica feminista en Ciencias Sociales. Algunas teorizaciones sobre el género en el contexto de Euskal Herria". Inguruak; 22, 1998, pp. 47-66.
  • FERNÁNDEZ DE LARRINOA, Kepa. Mujer, ritual y fiesta: género, antropología y teatro de carnaval en el valle de Soule. Iruñea: Pamiela, 1997.
  • HERNÁNDEZ GARCÍA, Jone M. Euskara, comunidad, identidad. Elementos de transmisión, elementos de transgresión. Madrid: Ministerio de Cultura, 2007.
  • IMAZ, Elixabete. "Mujeres gestantes transitando los espacios públicos. Algunas reflexiones acerca de la dimensión externa del cuerpo embarazado". In: IMAZ, Elixabete (coord.): La materialidad de la identidad. Donostia: Ariadna Editorial, 2008; 159-179
  • GOÑI, Ana. De amazonas a ciudadanos: pretexto ginecocrático y patriarcado en la Grecia antigua. Madrid: Akal, 2002.
  • JUBETO, Yolanda. "Aurrekontu publikoek sexurik ote dute? Genero-aurrekontuen osagai eta erronka nagusiak". Uztaro; 61, 2007, pp. 25-44.
  • LAFOURCADE, Maite. Mariages en Labourd sous l'Ancien Regime. Bilbao: UPV/EHU, Bilbao, 1989.
  • LAGARDE, Anne Marie. Les basques. Société traditionelle et symétrie des sexes. Paris: L'Harmattan, 2003.
  • LARIZGOITIA, Arantza. "Utilización del espacio público por la mujer. Caso práctico del Casco Viejo de Bilbao". In: GARCÍA BALLESTEROS, A. (ed.): El uso del espacio en la vida cotidiana. Actas de las cuartas jornadas de investigación interdisciplinar. Actas de las IV Jornadas de investigación interdisciplinarias. Madrid: Seminario de Estudios de la Mujer, Universidad Autónoma, 1986; pp. 117-123.
  • LARRAÑAGA, Carmen. "El bertsolarismo: habitat de masculinidad". Bitarte; 4, 1994, pp. 29-50.
  • LARRAÑAGA, Mertxe. "Mujeres y mercado de trabajo en la CAPV". Lan harremanak: revista de relaciones laborales; 13, 2005, pp 13-34.
  • LEKUONA, Arantza; NOVO, Ainhoa. "Actitudes del personal de las administraciones públicas ante las políticas de igualdad entre mujeres y hombres: el caso de la Diputación Foral de Bizkaia". Inguruak; 30, 2001, pp.163-170.
  • LLONA, Miren. Entre señorita y garçonne. Historia oral de las mujeres bilbaínas de clase media. 1919-1939. Málaga: Universidad de Málaga, 2002
  • LUXÁN, Marta. "Cambios generacionales en los procesos de formación familiar: la fecundidad en las generaciones de mujeres y hombres a lo largo del siglo XX". Vasconia: Cuadernos de historia-geografía; 35, 2006, pp. 331-332.
  • MENDEZ, Lourdes. Antropología feminista. Madrid: Síntesis, 2008.
  • MURGUIALDAY, Clara; HERNÁNDEZ, Teresita. Mujeres indígenas, ayer y hoy: aportes para la discusión desde una perspectiva de género. Madrid: Talasa, D.L., 1992.
  • NUÑO, Teresa. "Género y ciencia". Revista de psicodidáctica; 9, 2000, pp. 183-214.
  • OLAZIREGI, Mari Jose. "Intimismoaz haraindi: emakumezkoek idatzitako euskal literatura". Oihenart. Cuadernos de lengua y literatura; 17, 1999, pp. 1-77.
  • OTT, Sandra. ""Indarra": algunas reflexiones sobre un concepto vasco". In: PRITT-RIVERS, J.; PERISTIANY, J.G. (coord.): Honor y gracia. Madrid: Alianza, 1993; pp. 252-279.
  • PÉREZ-FUENTES, Pilar. "Ganadores de pan" y "amas de casa": otra mirada sobre la industrialización vasca. Bilbao: UPV-EHU, 2003.
  • PÉREZ PÉREZ, Carmen. "Historia y actualidad del movimiento feminista en Euskadi". Inguruak; 3, 1987, pp. 53-59.
  • RODRÍGUEZ ESCUDERO, Paloma. Arte y Mujer. V. Cursos de Verano de San Sebastián 1986. Leioa: UPV-EHU, 1987.
  • RODRÍGUEZ, Arantxa; LARRAÑAGA, Mertxe: "El tiempo de trabajo y su distribución por sexos en la Comunidad Autónoma Vasca". Lan harremanak: revista de relaciones laborales; 1, 1999, pp. 193-219.
  • TAMBOURIN, Marikita. Euskal deituren kronikak. Larresoro: Gatuzain, 2000.
  • UGALDE, Mertxe. Mujeres y Nacionalismo vasco: génesis y desarrollo de Emakume Abertzale Batza (1906-1936). Bilbao: UPV-EHU, 1993.
  • VALVERDE, Lola. Entre el deshonor y la miseria: infancia abandonada en Guipúzcoa y Navarra, siglos XVIII y XIX Bilbao: UPV-EHU, 1994.
  • VÁZQUEZ, Karmele (1986): "Concepción de la mujer: concepción del espacio público". In: GARCÍA BALLESTEROS, A. (ed.): El uso del espacio en la vida cotidiana. Actas de las cuartas jornadas de investigación interdisciplinar. Madrid: Seminario de Estudios de la Mujer, Universidad Autónoma, 1986; pp. 89-96.
  • VV.AA. La Mujer y la Palabra. Donostia: Primitiva Casa Baroja, 1987.
  • WHITE, Linda; WATSON, Cameron. Amatxi, Amuma, Amona: Writings in Honor of Basque Women. Occasional Papers Series 8. Reno: Center for Basque Studies, 2003.
  • ZABALA, Begoña. Movimiento de mujeres. Mujeres en movimiento. Tafalla: Txalaparta, 2008.
  • ZABALA, Idoye. "Claroscuros de género en la globalización neoliberal". In Lan harremanak: Revista de relaciones laborales, 12, 2005, pp. 139-166.