Lurraldeak

Bizkaia. Deportes

Artículo principal Bizkaia

En la vertiente atlántica de Bizkaia el deporte rural vasco se ha practicado desde el asentamiento de la población en caseríos. El Caserío era una unidad de explotación autosuficiente, no existía la especialización y por tanto el vizcaíno, se veía obligado para su subsistencia a trabajar diversas tareas, desde cortar la leña que necesitaría para protegerse del invierno y cocinar, hasta segar los campos para alimentar su ganado; desde cargar importantes fardos de heno, hasta arrastrar pesadas cargas con la única compañía de sus bueyes, cuando no en solitario. Este es el origen del aizkolari, del segalari, del harrijasotzaile, de las idi-probak, de las gizon-probak. Cómo acaban derivando en deporte es tan sencillo como lógico; cada Baserri trataba de demostrar ser el más rápido y el mejor, trataba de dejar lo más alto posible el nombre de su Caserío, y en consecuencia de su familia, no en vano la familia toma por nombre el de su casa. Enseguida surgía el desafío entre dos baserris, entre dos familias.

En la historia de los deportes modernos en Bizkaia, es necesario reseñar la importante aceptación que ya a primeros de siglo tuvieron deportes concretos, tales como el Fútbol, Ciclismo, Pelota, Remo y Montañismo. Otros deportes modernos se implantaron después de la guerra, tales como el Baloncesto, Balonmano y la mayoría de sus federaciones tomaron cuerpo entre los años 40 y 60, intervalo en el que se incrementa el nivel de deporte competitivo. La incorporación de los deportes modernos en Bizkaia coincide con el auge de la industrialización en una sociedad competitiva, que poco a poco va arrinconando unos deportes (Deportes rurales vascos) y relegando a un segundo plano a otros como la Pelota practicados con asiduidad a primeros de siglo XX.

Para comenzar a hablar sobre el Deporte Rural en Bizkaia debemos hacer obligada referencia a cuestiones geográficas. Como en tantos otros aspectos, la divisoria de aguas, nuestras cadenas montañosas, son claves igualmente en el mundo del deporte rural. Mientras que en la vertiente atlántica el deporte rural vasco se ha practicado desde el asentamiento de la población en caseríos, en la vertiente mediterránea éstos no han existido con las características de la zona húmeda, o su presencia ha sido testimonial y obedece más a mimetismo posterior que a surgimiento por generación espontánea. Efectivamente, los diferentes tipos de deporte rural tienen su principal origen en lo que es la esencia del euskaldun: la casa aislada, el hogar, el baserri, "etxea". La casa aislada, el Baserri, he ahí la clave y razón de ser de todos nuestros deportes rurales. ¿Qué son estos últimos al fin y al cabo más que tareas cotidianas del caserío llevadas a la competición?

En Bizkaia, al igual que en el resto de provincias vascas de la vertiente de aguas atlánticas la tendencia general en cuanto a la ocupación del espacio ha sido la de las casas aisladas y separadas, que poco tiene que ver con el agrupamiento de viviendas en pueblos tan propio de la zona meridional. La irregular orografía de Bizkaia, así como otras variables como la sucesión, ha contribuido notablemente a la referida dispersión. El Caserío era una unidad de explotación autosuficiente, no existía la especialización y por tanto el vizcaíno, se veía obligado para su subsistencia a trabajar diversas tareas, desde cortar la leña que necesitaría para protegerse del invierno y cocinar, hasta segar los campos para alimentar su ganado; desde cargar importantes fardos de heno, hasta arrastrar pesadas cargas con la única compañía de sus bueyes, cuando no en solitario. Este es el origen del aizkolari, del segalari, del harrijasotzaile, de las idi-probak, de las gizon-probak. Cómo acaban derivando en deporte es tan sencillo como lógico; cada Baserri trataba de demostrar ser el más rápido y el mejor, trataba de dejar lo más alto posible el nombre de su Caserío, y en consecuencia de su familia, no en vano la familia toma por nombre el de su casa. Enseguida surgía el desafío entre dos baserris, entre dos familias.

Tampoco podemos olvidar el carácter del euskaldun, verdadero amigo de la apuesta y de la competición. Estos desafíos se convertían para los espectadores en escenario ideal para apostar y relacionarse con sus convecinos, relaciones que dada la orografía y la falta de vías de comunicación, era realmente escasa el resto del año, con lo que esos desafíos se convertían en decorado propicio, cuando no único, para tratar de mejorar fortuna, o simplemente para relacionarse, intercambiar género... En definitiva, la expectación en torno a esos desafíos estaba garantizada de antemano, y buena prueba de tal expectación la tenemos en la crónica de algunos de los eventos realizadas por los bertsolaris de la época, bien por la tradición oral tan propia de nuestro pueblo, bien por algún que otro bertso-papera.

Ciñéndonos al ámbito geográfico de Bizkaia, cabe decir que no existen en principio diferencias sustanciales con el resto de las provincias en cuanto a las especialidades practicadas. No obstante, sí puede observarse en nuestro territorio algún matiz propio susceptible de ser comentado. En efecto, destaca la gran afición que despiertan en Bizkaia las pruebas de arrastre, tanto en su modalidad de bueyes y caballos, como las gizon-probak; al gran número de proba-lekus existentes a lo largo de toda su geografía, debemos unir el importante número de personas federadas en torno a este tipo de especialidades. De igual modo, existen otras modalidades como la soka-tira o la harrijasoketa en la que coinciden afición y buenas marcas. Lo/as laukiztarras "Gaztedi" y nuestro supercampeón Jose Mari Gisasola "Zelai" son, respectivamente, buenos ejemplos de nuestro buen hacer en las referidas especialidades. Lógicamente el proceso de urbanización, así como la fuerte emigración que ha sufrido Bizkaia durante todo este siglo ha sido una auténtica mina en la línea de flotación de nuestros deportes autóctonos. A todo ello debemos unir la invasión y buena acogida, no exenta del favor de los medios de comunicación, de una inmensa cantidad de deportes foráneos, con el omnipresente fútbol a la cabeza, y el irreparable daño que los adelantos tecnológicos e inventos como la sierra mecánica, o la segadora han supuesto para especialidades como la Aizkora, Trontza, Sega... Además, deportes que han sido practicados aquí desde mucho tiempo atrás, y que en consecuencia entendíamos como deportes rurales, léase los korrikalaris, palankaris, saltaris... han sido especialidades totalmente absorbidas por el Atletismo. Pero lo cierto es que pese a todos estos avatares, en el umbral del siglo XXI, los deportes rurales gozan en nuestra provincia de afición y practicantes, no en vano son más de 500 las licencias federativas existentes en la actualidad, y raro, muy raro el pueblo de Bizkaia donde no tiene cabida alguna exhibición de deporte rural durante sus fiestas patronales.

La soka-tira no puede ser considerada en sentido estricto como una especialidad surgida en nuestro país. Son numerosos los testimonios que hacen referencia a esta modalidad incluso en la antigua Grecia, por lo tanto parece evidente que no se trata de un deporte "propio", pero lo cierto es que dada su profusión, y la expectación que levanta en Euskal Herria no resulta chauvinista el tratarlo como un deporte rural, autóctono, y así, la propia Federación Vasca de Juegos y Deportes Vascos lo contempla como tal. En cuanto al origen del deporte parece, no podía ser de otra manera, que no se trata más que de una derivación de una tarea laboral. El ayudar a atracar los barcos, el atoaje de los mismos, e incluso la laboriosa tarea de llevar a lugar propicio la ballena cazada... son tareas que parece pueden estar detrás de lo que con posterioridad se ha convertido en el deporte de la soka-tira.

Bizkaia es cantera importante en el mundo de la Soka-tira, destacando el alto número de federados en esta especialidad, siendo varios los clubes existentes en nuestra provincia. En la actualidad destacan los siguientes: Gaztedi (Laukiz), Goiherri (Erandio), Torrekolanda (Berango), Haitzazpe (Urduliz), Abadiño, Iparralde (Berango), Getxo... También es de destacar el hecho de que es precisamente la Soka-tira una de las pocas especialidades rurales donde la mujer tiene idéntico protagonismo que el hombre, alcanzando en su categoría éxitos internacionales. Con respecto a los resultados en los campeonatos de Euskadi de nuestros equipos debemos decir que en los últimos años los Laukiztarras de Gaztedi son nuestros mejores representantes, destacando numerosos primeros puestos en frontón, si bien en tierra los azpeitiarras de Nuarbe siguen siendo, hoy por hoy, los auténticos especialistas. En chicas, el dominio de Gaztedi en los últimos años viene siendo prácticamente total, tanto en tierra como en goma, destacando igualmente el buen hacer de las de Torrekolanda y Goiherri.

Pero los éxitos de nuestros equipos vizcaínos no se limitan a los campeonatos de Euskadi, sino que trascienden nuestras fronteras, logrando igualmente excelentes tiradas en las competiciones internacionales. Largamente comentado fue un suceso ocurrido en un Open mundial celebrado en Holanda en 1990. Una selección japonesa, en la categoría de 560 kg., dominaba con una inusitada facilidad, vencía a todos sus rivales en unas asombrosas tiradas que únicamente duraban segundos. Era algo ciertamente espectacular, no visto hasta la fecha, íntimamente unido a una excelente concentración y técnica de los nipones. Le llegó el turno a los erandiotarras de Goiherri, los cuales en un alarde de fuerza aguantaron el tirón inicial de los japoneses logrando vencerlos. Además de este épico triunfo de los de Erandio, hemos destacado de entre las grandes citas europeas y mundiales de la Soka-tira de los últimos años los siguientes resultados:

Campeonatos de Europa

  1. 1991. Suiza (Tierra) Hombres (560 Kg.) 1º Gaztedi
  2. 1993. Inglaterra (Tierra)
    1. Hombres (560 Kg.) 2º Gaztedi
    2. Mujeres (520 Kg.) 2ºGaztedi
  3. 1995. Fadura (Tierra)
    1. Hombres (560 Kg.) 3º Gaztedi,(640 Kg.) 1º Gaztedi
    2. Mujeres (520 Kg.) 3º Gaztedi, (560 Kg.) 3º Goiherri.

Campeonatos del mundo

  1. 1991. Fadura (Goma)
    1. Hombres (560 Kg.) 1º Gaztedi, 3º Goiherri; (600 Kg.) 1º Gaztedi; (640 Kg.) 3º Gaztedi
    2. Mujeres (480 kg.) 1º Goiherri, (520 Kg.) 2º Goiherri
  2. 1992. Irlanda (Tierra)
    1. Hombres (560 Kg.) 1º Gaztedi
    2. Mujeres (520 Kg.) 3º Gaztedi
  3. 1993. Gales (Goma) Hombres (480 Kg.) 1º Gaztedi; (600 Kg.) 3º Gaztedi
  4. 1994. Suecia (Tierra)
    1. Hombres (560 Kg.) 1º Gaztedi; (640 Kg.) 1º Gaztedi
    2. Mujeres (520 Kg.) 3º Gaztedi
  5. 1995. Vitoria-Gasteiz (Goma)
    1. Hombres (560 Kg.) 2º Gaztedi; (600 Kg.) 1º Torrekolanda; (640 Kg.) 1º Gaztedi
    2. Mujeres (480 Kg.) 1º Gaztedi, 2º Torrekolanda, 3º Haitzazpe (520 Kg.) 1º Torrekolanda, 2º Haitzazpe
  6. 1996. Holanda (Tierra)
    1. Hombres (560 Kg.) 3º Gaztedi
    2. Mujeres (520 Kg.) 1º Gaztedi

Como puede observarse los clubes vizcaínos, y sobre todo Gaztedi, son una auténtica potencia mundial en el mundo de la Soka-tira. En éste último mundial celebrado en la ciudad holandesa de Slagharen fueron precisamente nuestros representantes vizcaínos de Gaztedi los que mayores ovaciones cosecharon, al protagonizar una histórica e impresionante tirada en la semifinal de 560 Kg. por clubes, de 55 minutos y 17 segundos, con los irlandeses de Boley, todo un récord difícilmente repetible. Conviene destacar que además de las dos medallas referidas en el palmarés, lo cierto es que dos bronces conseguidos en la competición por naciones se deben también a los equipos de Gaztedi, que fueron en realidad quienes tiraron, por lo que son cuatro las medallas que nuestro club consiguió en este mundial sobre tierra.

Una vez más, tan solo podemos dar especulaciones sobre el origen de este deporte, y es que la costumbre del vasco a dar prioridad absoluta a la cultura oral, olvidando por completo la escrita, nos produce en ocasiones una gran indefensión al tratar de desentrañar el origen de muchas de nuestras más queridas tradiciones. Parece ser que detrás de esta especialidad está la profesión del "cantero", tan típica de nuestro pueblo en años pasados. La evolución del deporte ha sido importante en los últimos años, consiguiendose cada vez levantar mayores moles. En este sentido decir que en 1973 la mayor mole levantada era la de 225 Kg. que Endañeta llevó al hombro en Tolosa, y de esta fecha hasta nuestros días los récords han ido batiendose uno tras otro, principalmente por el navarro de Leitza, Iñaki Perurena.

La evolución es impresionante, y uno llega a preguntarse dónde puede estar el tope. Haciendo un somero repaso a la historia de los harrijasotzailes vizcaínos, encontramos buenos especialistas, principalmente en la zona de Markina y alrededores. Muchos de los nombres que a continuación aportamos proceden de allí, o al menos de comarcas próximas, así los harrijasotzailes de principio de siglo Domingo Unamuno, de Aulestia, y Juan Egaña, de Berriz. Posteriormente destacaron "Beñe", Juan Manuel Goikoetxea, Arkotxa, "Etxezarreta", José Garate, Juan Beitia, Eleuterio Malaxetxebarria... Una nueva generación, ya en los años 60 y 70 sería la representada por Solorzano "Aretxa II", erandiotarra que fue campeón de Bizkaia durante muchos años consecutivos y que logró vencer en repetidas ocasiones a los grandes especialistas guipuzcoanos. También destacan José Yurrebaso, de Dima, Felipe Urquiri, de Markina, Enrique Astobieta, los hermanos Campo "Ogikiñe", Txertudi, Zuazua, y el longevo, y no menos popular, "Txikito de Mallabia". Hoy también Mallabia es testigo afortunado de un grandísimo campeón, puesto que aquí nace en 1958 José Antonio Guisasola Guisasola, más conocido por "Zelai". El es el auténtico especialista de las piedras "pequeñas", y además de dominar con autoridad en los campeonatos que toma parte, viene pulverizando todos los récords que, en la mayor parte de las ocasiones, él había marcado previamente. Nos encontramos ante uno de esos deportistas que pasará con todos los honores a la historia, un auténtico prodigio en que se combina en dosis perfectas fuerza, técnica y habilidad. Sin ser por ello el mejor, ciertamente popular es el récord con la piedra cilíndrica moderna de 100 Kg., piedra que alzó en 360 ocasiones, en tan solo tres tandas de 10 minutos. Este récord se encuentra en el Libro Guinnes. Además de este récord, conviene destacar que en el intervalo comprendido entre 1989 y 1996 ha establecido otros 21 récords, con todo tipo de forma de piedra, destacando entre ellos:

  1. 100 alzadas en 10 minutos y 41 segundos con la cilíndrica de 100 Kg., el 21 de agosto de 1992 en Bilbao.
  2. 34 alzadas a la bola de 100 Kg. en tanda de 3 minutos, el 8 de octubre de 1994 en Fadura.
  3. 27 alzadas a la cúbica de 138 Kg. en tanda de 5 minutos el 21 de abril de 1996 en Bilbao.
  4. 53 alzadas a la cúbica y a la rectangular, ambas de 150 Kg., en 2 tandas de 5 minutos, el 26 de mayo de 1996 en Dima.

Si bien resulta evidente que en el panorama vizcaíno destaca sobre manera la figura de "Zelai", resultaría injusto olvidar otros harrijasotzailes especialistas en piedras pequeñas como Jesús María Pato, "Pato 1º" y "Pato 2º", Bernar Ureta "Urpe", José Miguel Martínez, Ricardo Rodríguez, Gorka Zendagortagalarza "Sarri", Francisco Javier Valenciano, Fernando Zahino, Gonzalo Rodríguez, Carlos Pueio, Fernando Artaza, etc. En las piedras grandes destacan el mencionado Jesús María Pato "Pato 1º" y Aitor Amilibia.

Probablemente sea esta especialidad una de las que mejor y más asentadas se encuentra en nuestra provincia. El orgullo del baserritarra de poseer el mejor ganado, es lo que da origen a la práctica de este deporte. Entorno a él tiene gran importancia la apuesta, la cual si bien es algo intrínseco a toda especialidad de deporte rural, cobra más importancia, si cabe, en estas pruebas de arrastre. Esta especialidad ha sufrido una importante evolución; años atrás eran típicos los desafíos de tratar de mover imponentes moles como la piedra de Munguia de 4.500 Kg., y en consecuencia los bueyes que se utilizaban eran de peso libre, siendo precisamente estas las pruebas preferidas. En la actualidad, por el contrario, las pruebas más abundantes son las de peso comparado, en concreto las de 1.100 Kg., y las míticas piedras quedan arrinconadas en los probaderos, sin que pareja alguna de bueyes sea capaz de moverlas. Evidentemente los tiempos evolucionan, y hoy por hoy, lo que prima es tratar de hacer más "clavos", aunque el peso sea menor, antes que las antiguas pruebas en las que únicamente se hacía uno o dos largos, con unas moles enormes, y, por qué no decirlo, con un gran castigo a los animales, afortunadamente hoy superado.

Bizkaia cuenta con un enorme número de probalekus repartidos generosamente por toda la provincia, aunque cierto es que algunos de ellos presentan más movimiento que otros. Así podríamos destacar entre otros los de Jatabe-Maruri, Laukiz, Berriz, Abadiño, o los de Bakio y Getxo, que si bien son más modernos que los anteriores, su construcción se ha debido precisamente a la expectación que en los referidos pueblos generaban estas pruebas. Como hemos apuntado previamente, las pruebas más típicas son las de peso comparado, en las que el número de pruebas que se celebran en Bizkaia es numerosísimo, y no tiene parangón con el resto de provincias. En este sentido decir que, computando únicamente las pruebas puntuables, rondan la veintena por temporada; si a esto sumamos trofeos particulares, exhibiciones de fiestas patronales, etc, llegamos a la feliz conclusión de que la especialidad goza de una muy buena salud. Justo es decir que pese a que existen más pruebas en Bizkaia que en ningún otro sitio, existen probalaris y akuilaris gipuzkoanos de gran calidad, produciéndose hermosas competiciones entre ambas provincias.

El hecho de que hoy en día exista afición por estas pruebas, se debe en parte, además de la larga tradición de éstas, a los buenos y abundantes campeonísimos probalaris y akuilaris que ha dado nuestra provincia. Entre los primeros destaca sobre manera Benigno Azpitarte "Antzua" de Berriz, con un palmarés impresionante que abarca desde la década de los 30, hasta los 70, y entre los segundos Antonio Totoricaguena "Markinako leoia", Felipe Urrutia "Idurre", "Iketza", etc. En la actualidad el relevo de estos grandes txapeldunes, lo han cogido Jose Bilbao de "Artadialde", José María Marzana de "Arientxa", el mungitarra Iñaki Lopategi, Simón Soraluze de Berriatua, Nicolás Pedernales de Bermeo, todos ellos finalistas habituales, y campeones en muchas ocasiones, del gran premio Super Prestigio del Gobierno Vasco, Campeonato al que únicamente llegan los tres mejores de toda Euskadi tras una larga criba producida a lo largo de 17 pruebas (BBK, antiguo Alfa).

En lo referente a pruebas de peso libre, la participación es mucho menor; no obstante debemos mencionar el buen hacer del erandiotarra Antonio Olabarrieta, Jose Elortegi de Barrika, Lañes Aurrekoetxea deriotarra o Juan Luis Bilbao de Leioa. Por último conviene destacar el auge que presentan en la actualidad las pruebas de Zaldi Probak. Se trata de pruebas de arrastre exactamente iguales a la de los bueyes, pero en las que, a diferencia de la pareja de bueyes, aquí quien tira es únicamente un caballo. La práctica totalidad de las pruebas se realizan en territorio vizcaíno, si bien, y al igual que en las idi-probak, existen probalaris gipuzkoanos de indudable calidad. En nuestra provincia merecen, entre otros, especial mención, la Sociedad Urtiñe de Berango y los Hermanos Olea de Urduliz.

Esta especialidad se encuentra en la actualidad totalmente dominada por nuestros deportistas vizcaínos. Lo cierto es que el arrastre de piedra por hombre, también conocido como la "gerri tira" siempre ha gozado de especial devoción por el público vizcaíno, pero justo es reconocer que años atrás existían muy buenos tiradores gipuzkoanos, como el polifacético "Polipaso", que ofrecían animados desafíos. Estas pruebas surgen por el deseo de emular la propia fuerza del animal, de ahí que quienes destaquen sean a menudo hombres relacionados con las idi-probak. En Bizkaia, años atrás, han brillado con luz propia en esta especialidad Antonio Totoricaguena "Markinako leioa", Felipe Urrutia "Idurre", Gabikagoxeaskoa, Arriola, "Txopitxe", Yurrebaso, Bikandi, Onaindia, Unamunzaga... Igualmente mención especial merecen Arrieta "Jaio", así como Aranguiz; no en vano ambos han sido campeones de Euskadi. En la actualidad nuestra provincia mantiene con fuerza la afición por este deporte, siendo nutrida tanto la participación, como la afición que se reúne para ver las pruebas. El aulestiarra Jon Olea "Sakoneta" domina con meridiana claridad los últimos campeonatos de Euskadi, siendo ya nueve los títulos de Euskadi que posee. Otros especialistas vizcaínos de la "gizon-proba" que también realizan en la actualidad buenas marcas son Mikel Alzola, Miguel Silbosa, Carmelo Ibarlucea, Jesús Gabika y Eloi Salterain.

Tal y como su propia denominación revela, nos encontramos ante un deporte surgido en territorio vizcaíno, tomando en este caso como criterio delimitador de Bizkaia, el lingüístico, ya que lo cierto es que las primeras referencias del mismo nos vienen de Eibar. Sin embargo, hoy su práctica está bastante generalizada. No se conoce muy bien el origen de este deporte, aunque no faltan voces que lo atribuyen a un hecho tan cotidiano cual era el de portar los bidones de leche del establo al baserri. En este sentido conviene destacar que en Iparralde aún hoy en día suele practicarse una especialidad similar al de las txingas con las propias lecheras. En la actualidad, en Hegoalde las txingas han quedado regrras, sea de 28 metros de longitud. Grandes campeones vizcaínos han sido José Luis Goirigolzarri, de Urduliz -siendo curioso el hecho de que en muchas ocasiones tenía por rivales directos a los también urduliztarras José Mari Goirigolzarri y a José Mari Madariaga Goirigolzarri, siendo todos ellos primos entre sí- y sobre todo "Sancho" de Mendata, todo un especialista con las pesas. En los años noventa, son los siguientes vizcaínos quienes destacan: Marcelino Egurrola, José Agustín Muniozguren, Fernando Zarrabe, Eloi Salterain, José Andrés Arrate, José Antonio Onaindía, Jon Olea.

El ganado ha sido en nuestro pueblo, y sigue siendo en parte, sinónimo de riqueza. El propio término euskeriko que mejor define la idea de riqueza es aberatsa, que viene de la palabra aberea, esto es ganado. Para cuidar como es debido a su "riqueza", nuestros baserritarras debían pasar muchas horas de su larga jornada laboral cortando hierba para poder así alimentar correctamente a todo el ganado estabulado, vacuno y caballar, que esperaba su alimento. Lógicamente todo esto ha ido cambiando, los avances tecnológicos han hecho que las guadañas manuales hayan ido sustituyéndose paulatinamente por segadoras mecánicas. No obstante, la complicada e irregular orografía vizcaína impide, en parte, una utilización normal de la guadaña mecánica o segadora, por lo que el uso de la guadaña manual ha seguido utilizándose en parte, o al menos conservándose, en muchos de nuestros baserris. En Bizkaia destacó con luz propia años atrás Kerman Egiluz, de Zeanuri, y gracias a él se mantuvo el interés en nuestro territorio de esta especialidad. Tras sus años de dominio el relevo ha sido tomado por Pabi Astandoa, Beobide, Gondra, Goioaga y sobre todo por Jon Lapazaran, de Etxebarri. Ciertamente esta especialidad deportiva tan espectacular no goza de muy buena salud, y por desgracia tan sólo se practica con regularidad en Gipuzkoa y Bizkaia. El número de deportistas es bajo, lo cual no es buen síntoma, si bien los vizcaínos debemos estar orgullosos de mantener viva la antorcha de esta hermosa modalidad.

No es Bizkaia un lugar en el que destaquen los aizkolaris, la razón de la falta de buenos deportistas en esta especialidad no resulta tan sencilla. Quizás el hecho de que no existiera tanta haya en nuestra provincia puede ser uno de los motivos, pero probablemente la explicación no sea tan rebuscada, y obedezca más a que los gustos de los vizcaínos han tendido a practicar otro tipo de deportes autóctonos. Sin embargo, en Gipuzkoa y Navarra la afición por la aizkora es enorme. Quizás el aizkolari vizcaíno que más renombre y popularidad haya alcanzado sea Pedro Goikoetxea "Txato de Zeanuri", quien ganó en 1963, en un histórico desafío celebrado en San Sebastián, al entonces famosísimo aizkolari gipuzkoano "Polipaso". A finales de los 70 y principios de los 80 quien destaca, logrando inquietar a los especialistas guipuzcoanos, es Juan Bikandi. Hoy, el deporte de la aizkora, está bien asentado en Bizkaia, pese a que lógicamente los títulos relevantes aún estén lejos de nuestros deportistas. Atutxa y Azumendi lograron en su día el título de campeones de Euskadi en la segunda categoría, en 1996, tras años de sequía, Julen Mendieta consigue alcanzar la categoría reina, gozando de serias posibilidades de lograrlo igualmente Iñaki Beitia.

Esta especialidad entró tardíamente en el País Vasco, y todo apunta a que fue la zona húmeda de Navarra quien primero conoció esta modalidad de corte de troncos. Bizkaia, no obstante, a dado grandes parejas de trontzalaris, destacando entre todos ellos la formada por Julián y Amando Larrea, padre e hijo, que obstentan un palmarés envidiable, consistente en once campeonatos de Bizkaia y tres de Euskadi. Parece que el dominio de esta pareja durante los años ochenta y noventa, a dado paso a savia nueva, siendo la pareja que, tras aquella racha triunfal de los Larrea, se impone en Bizkaia la formada por Arkaitz Arana y Pedro Angel Beobide. Otras parejas con muy buenas marcas son Erleaga y Onaindia, Astondoa-Ureta, Julen Arrate-J. Andrés Arrate, Pablo e Igor Astondoa, Ignazio Goioaga-Etxeberria, etc.

Lokotx o sokor apostu. De entre todas las modalidades de deporte rural probablemente sea la de las lokotxas la que mejor refleja el espíritu del deporte rural, dado que aquí se ve con total claridad cómo el Vasco ha sabido convertir en juego su trabajo diario, el recoger en una cesta las mazorcas de maíz, llevado a la competición. Carlos Manuel Cid y Eugenio Córdova son nuestros mejores especialistas, habiendo logrado éste último la txapela de Campeón de Euskadi.

Modalidades típicas de Iparralde. Saku altxari: probablemente sea la modalidad más espectacular de todos los deportes rurales. La estética del deportista colgado literalmente de la cuerda, para tratar de levantar el fardo de heno a más de 7 metros cautiva a todo aquel que tiene la suerte de presenciarlo. Especialidad surgida en Iparralde, tiene en Bizkaia buenos especialistas, como Agustín Muniozguren, de Munitibar, que cuenta con un récord difícilmente superable de 21 alzadas, utilizando una cuerda de 7 metros y 8 centímetros, en tan solo dos minutos. Orga jokua: en esta especialidad de levantamiento de carreta a destacado sobre manera Santiago Urrutia "Idurre", quien no ha tenido rival, ni siquiera en Iparralde hasta su retirada en 1995. Tras él, el relevo lo ha cogido el también vizcaíno José Andrés Arrate.

IAE

Adentrándonos en la historia de los deportes modernos en nuestra provincia, es necesario reseñar la importante aceptación que ya a primeros de siglo tuvieron deportes concretos, tales como el Fútbol, Ciclismo, Pelota, Remo y Montañismo. Otros deportes modernos se implantaron después de la guerra, tales como el Baloncesto, Balonmano y la mayoría de sus federaciones tomaron cuerpo entre los años 40 y 60, intervalo en el que se incrementa el nivel de deporte competitivo. La incorporación de los deportes modernos en Bizkaia coincide con el auge de la industrialización en una sociedad competitiva, que poco a poco va arrinconando unos deportes (Deportes rurales vascos) y relegando a un segundo plano a otros como la Pelota practicados con asiduidad a primeros de siglo XX por el género masculino. Remarcaremos la influencia del Fútbol, que iniciado por jóvenes que habían estudiado en Inglaterra y por estudiantes ingleses residentes en Bilbao, arraiga con fuerza en Bizkaia. Por su parte las mujeres, van participando tardíamente en deportes como el atletismo, baloncesto, hockey y balonmano. Dedicamos espacio únicamente a los deportes más practicados, a los equipos con solera, a los deportistas y personajes más significativos del mundo deportivo en Bizkaia.

A final del siglo pasado acostumbran a disputarse en Euskal Herria apuestas sobre distancias largas; por ejemplo, en Bizkaia era tradicional el trayecto Durango-Bilbao, en ocasiones con vuelta. En las carreras de korrikolaris no existe más variedad que la de fondo. En Bizkaia, las apuestas entre andarines hace años que desaparecieron.

El año 1914, se celebró la primera reunión atlética pomposamente denominada "Olimpiada" que discurrió por el bilbaino paseo del Campo Volantín, y cuya organización corrió a cargo del Club Deportivo de Bilbao. El programa fue amplio: 100, 400, 800 y 1.500 m. lisos; 10.000 m.; 110 y 200 m. vallas; peso, jabalina, disco, longitud, altura y pértiga. Las pruebas de salto de longitud, salto de altura y el lanzamiento de peso se celebraron en un pabellón industrial cubierto. Los vencedores individuales de esta "Olimpiada" fueron los siguientes: Cosme Duñabeitia, José María Baquero, Ricardo Astorquia, Juan Argacha, José María Rotaetxe y Juan Elézcano; muchos de ellos se hicieron con el primer premio nacional para Bizkaia. Este mismo año de 1914, el Club Deportivo también organizó el Primer Cross Country oficial en Bilbao, que fue también el primero celebrado en España. En 1917 se constituyó la Federación Atlética Vizcaína, siendo su primer presidente José María Mateos, conocido cronista deportivo de Bilbao y posteriormente seleccionador nacional de Fútbol. Es anecdótico que por iniciativa de éste, el año 1920, se celebrase en el Club Deportivo de Bilbao una asamblea que creó la Federación Española de Atletismo. Una aguda crisis hace desaparecer la Federación vizcaína en 1932, renaciendo en 1940.

En 1918, en Amorebieta, se disputaron los primeros campeonatos de Bizkaia. Entre otros participaron Juan B. Erice (con cinco títulos en su haber) y Rafael Moreno "Pichichi", el mítico jugador de fútbol, quien se impuso en el lanzamiento de jabalina. En 1923, tuvieron lugar los campeonatos de España en el campo de fútbol de Getxo.

Por otra parte el acontecimiento más importante se desarrolló en julio de 1964 en San Ignacio (Bilbao), era el IV encuentro internacional entre las selecciones de España y Francia. Más citas de carácter internacional se dan en el denominado "Gran Premio Fadura" (suspendido en 1992 por falta de patrocinador); y en cross, la cita anual de Zornotza desde 1979 en las campas de Jauregibarri. Otras carreras importantes de cross son las que se organizan en Ortuella y Iurreta. En 1993 se celebró en Amorebieta el campeonato mundial de campo a través. Por último entre las múltiples carreras populares que se celebran citaremos entre otros la Villa de Bilbao; el Memorial José Merino de Ermua; y la Milla (1.609 m.) en Leioa, Bilbao, Basauri.

Los atletas olímpicos vizcaínos han sido los siguientes: en París (1924) el velocista José María Larrabeiti y el fondista Amador Palma; en Amsterdam (1928) los fondistas Jesús Oyarbide y Arturo Peña; en Londres (1948) los lanzadores Félix Erausquin y Pedro Apellániz; en Roma (1960) el mediofondista Pepe Fernández; en Tokio (1964) y en Méjico (1968) el pertiguista Ignacio Sola; en Munich (1972) Luis Sarria (participó en 4x100 m. donde el cuarteto fue descalificado por salida de zona); en Seúl (1988), Maite Zúñiga fue finalista en 800 m.; en Barcelona (1992) Cristina Castro en los 100 m. lisos, (Maite Zúñiga pertenecía ya a la Federación Alavesa); y en Atlanta (1996) Cristina Petite (5.000 m.), no logró clasificarse para semifinales. En los Juegos Paralímpicos destacar a Javier Conde, con cuatro medallas doradas en Barcelona'92, dominando así las pruebas de medio fondo y fondo (800, 1.500, 5.000 y 10.000 metros); además, en los Juegos de Atlanta'96 obtuvo sendas medallas de oro en los 5.000 metros (15' 05'') y en el maratón (2 h. 31'). Este atleta batió en 1991, el récord mundial de 1.500 m. con un tiempo de 3' 54''.

Entre los atletas mencionados a continuación destacamos a dos, Ignacio Sola y Félix Erausquin.

Ignacio Sola, 54 veces internacional, en los Juegos olímpicos de México fue récord del mundo durante media hora en salto de pértiga; al final terminó en novena posición con 5,20 m. Por su parte, Félix Erausquin, 27 veces campeón nacional (9 en peso; 9 en disco, 8 en barra vasca y una en jabalina); fue inventor revolucionario de un estilo de lanzamiento de jabalina en 1955, aplicando la técnica de la barra vasca, que obligó a la Federación Internacional de Atletismo a modificar el reglamento particular de dicha especialidad. Su última victoria, la obtuvo en 1979, en Hannover (Alemania), campeón del mundo en lanzamiento de disco para veteranos mayores de setenta años.

Muchos son los atletas vizcaínos que alcanzaron títulos nacionales, que por falta de espacio no los podemos nombrar. Sin embargo, recordemos a Juan Azkueta, campeón absoluto de España de los 3.000 m. obstáculos y que en 1986, en Atenas, fue campeón mundial junior de los 2.000 m. obstáculos. En el último mundial junior de 1996 participó el joven Orkatz Beitia. Entre los medallistas de los últimos campeonatos de España absolutos reseñamos, en categoría másculina, a Javier Sánchez (16,09 m., 2º en triple salto, año 1993) y Javier Villalobos (2,18 m., 2º en salto de altura, año 1996). En cuanto a los récords, en nuestros días encontramos al veterano Alfredo Uría, ultramaratoniano, que además de haber ganado la carrera de 100 kms. en Santander, es recordman mundial de las mil millas, que son unos 1.600 kms. (1.609,344 m.), con un registro de 12 días, 17 horas, 59 minutos y 19 segundos. Otro veterano a mencionar es Isaac Rueda, que en largas distancias (10.000 y maratón) es donde cosecha sus mayores éxitos; dos veces ha sido subcampeón del mundo y una campeón de Europa. Referente a la categoría femenina, Bizkaia se enganchó al tren del atletismo femenino muy tarde; contó con María José Ruiz Opitz (en salto de altura con 1,43 m., el año 1965, y en 80 m. vallas) y María Carmen Gómez (pentathlon y en heptathlon plusmarquista nacional el año 1997). En los años 90, además de Nerea Azkarate (2º en campeonato de España 1996 en 100 m. vallas) y Estíbaliz Urrutia (2º en campeonatos de España 1995 en 5.000 m.), han destacado sobremanera las olímpicas, anteriormente mencionadas, Cristina Castro, campeona nacional absoluta de los 100 m. en los años 1990, 1991, 1992, 1994 y 1996, y de los 200 m. en 1990; Cristina Petite, que en la modalidad de campo a través consiguió el subcampeonato estatal universitario y el séptimo puesto en el mundial, así como el campeonato por equipos con la selección española; ganó en pista el 1.500 universitario; y Maite Zúñiga, nacida en Eibar, hecha atleta en Vitoria y militante en clubes de Bizkaia durante tres años (1988, 1989 y 1990), fue campeona nacional de los 400 m. lisos en 1988, de los 1.500 m. en 1989 y de los 800 m. en 1990. En el apartado de los clubs, durante estos últimos años, es destacable la aportación de equipos como la UPV de División de Honor y del Zornotza de Amorebieta, entidad que milita en 1ª División, tras haber pasado incluso por la División de Honor.

El llamado "deporte rey", el fútbol, ha llegado a todos los pueblos de Bizkaia. Se puede decir que hoy día no queda una zona en Bizkaia sin su club representativo. En 1894 encontramos la primera noticia de fútbol en Euskal Herria, a raíz de una crónica sobre un partido disputado en Bilbao y publicado en El Nervión. Más tarde, en 1898, se fundó el Athletic Club en el gimnasio Zamacois bilbaino. En 1902, los equipos del Athletic y del Bilbao F.C. se fusionan con el nombre de Bizcaya para enfrentarse a equipos de otras provincias, y gana la primera copa, que un año más tarde llevará ya el nombre de "Copa del Rey". En 1903 desapareció el Bilbao F.C. pasando sus socios a integrarse en el Athletic. Otro equipo histórico en Bizkaia fue el Arenas de Guecho, fundado en 1909. Años más tarde surjen el Baracaldo (fundado en 1917); Aurrera (1992); Basconia (1913); Cultural de Durango (1922); Deusto (1918); Erandio (1915); Sestao (1916); C. D. Padura (1920); S.D. Carranzana (1921); etc

El Arenas Club de Guecho, representante también del clásico fútbol vizcaíno, fue durante años el gran enemigo del Athletic, para ir paulatinamente a menos pagando tributo al profesionalismo. El Arenas Club fue campeón de España en 1919, y en 1927 fue subcampeón. En el transcurso de los victoriosos años del club rojinegro, algunos de sus jugadores vistieron la camiseta de la selección nacional (Sesúmaga, Pagazaurtundua, Careaga, "Robus", "Monacho",...), y otros jugadores que pertenecieron al club, por imponderables del profesionalismo, fueron internacionales con otros clubs (Blasco, Gorostiza, Cilaurren, "Emilin", Zárraga y Ríos).

De cualquier forma, en Bizkaia, a lo largo de este siglo, es el Athletic Club de Bilbao el más admirado y glorioso representante. El club rojiblanco cuenta hasta hoy con un total de 159 peñas repartidas por toda la geografía española. A pesar de que en sus primeros años el uniforme del Athletic fue blanco o blanquiazul, a partir de la década de los años diez la camiseta es rojiblanca a rayas verticales con pantalón negro. La política de cantera y los jugadores nacidos en Euskal Herria son la seña de identidad de un club que como ya lo decía L'Equipe: "es un caso único en el fútbol mundial". Un equipo con solera: 24 Copas y 8 Ligas. Es el único equipo, junto con el Real Madrid, que ha conseguido ganar una Liga sin perder un solo partido. Ostenta el récord de la mayor goleada en la Liga (12-1 al Barcelona en 1931). Primer equipo en adjudicarse una Copa de la Liga en propiedad. En la temporada 76-77 alcanzó el subcampeonato de la Copa de la UEFA. En la iniciación, el fútbol se practicaba ya en la bilbaina Campa de Averly, llamada también de los Ingleses, si bien, el Athletic primero jugó en los campos de Lamiako, cerca de Las Arenas, y luego, en 1911, en Jolaseta (Getxo), y desde 1913 en el campo de fútbol de San Mamés, sobrebautizado con el nombre ilustre de La Catedral del fútbol, el cual presume ser el campo más antiguo del fútbol español, y que para acometer la cita del Mundial de España'82, vivió su segunda remodelación aumentándose el aforo a más de 47.000 espectadores. Curiosamente, el Athletic creó en los años veinte las secciones de atletismo, remo, pelota, hockey, alpinismo y ciclismo. La guerra civil no sólo hizo desaparecer las citadas secciones, sino que en el fútbol fue el fin de la época más gloriosa del club bilbaino. Recordemos que la primera federación Regional (1913) se escindió en 1918 y se crean la Federación Vizcaína y la Federación Guipuzcoana.

En la temporada 1928-29 se estructura la Liga en Primera y Segunda División, y hasta entonces se jugaba en el ambiente regional dando al final cada región su representante que jugaba la fase final o Copa del Rey. En la historia del fútbol vizcaíno hay diversas épocas de esplendor correspondientes a momentos álgidos del Athletic, pero siempre merecerá una distinción especial, aquel equipo de los Blanco, Castellanos, Cilaurren, Zubieta, Muguerza, Lafuente, Iraragorri, Chirri, Gorostiza, etc. que acaparó títulos en Liga y Copa entre los años 1930 y 1936. Porque entonces, y a su compás, marchaban equipos de serie inferior, pero destacable dentro de su esfera: Baracaldo, Sestao, Erandio,... En las vitrinas del Athletic Club de Bilbao hay expuestos centenares de trofeos que recuerdan sus grandes victorias a través de casi un siglo de existencia. Las 24 Copas conquistadas por el club bilbaino son los años siguientes: 02/ 03/ 04/ 10/ 11/ 14/ 15/ 16/ 21/ 23/ 30/ 31/ 32/ 33/ 43/ 44/ 45/ 50/ 55/ 56/ 58/ 69/ 73/ 84. Además ha disputado la final en otras doce ocasiones, concretamente los años 1905, 1906, 1907, 1913, 1920, 1942, 1949, 1953, 1966, 1967, 1977 y 1985. En el trienio 1914-15-16 obtiene los campeonatos de España y consigue, en propiedad, la Copa del Rey. Nuevamente, en los años 1930-31-32, conquista otra Copa de España en propiedad. Y otra, ya jugándose la Copa de S.E. el Generalísimo a partir de 1940, cuando gana las Copas de los años 1943, 44 y 45. Se proclama campeón de Liga en las temporadas 1929-30, 1930-31, 1933-34, 1935-36, 1942-43, 1955-56, 1982-83 y 1983-84. Se ocupó la segunda posición seis veces. Además, la temporada 1984-85 se proclamó campeón de la Supercopa.

Desde los tiempos más antiguos, siempre se organizaron partidos con clubs extranjeros, y ante el Athletic desfilaron, por el campo de fútbol de San Mamés, renombrados conjuntos: ingleses, escoceses, belgas, suizos, alemanes, daneses, argentinos, etc. Caben destacar épocas brillantes como las de 1915, 1930, 1944, 1955 y 1983 con sus años inmediatos. Y las más difíciles entre 1924-29, entre 1938-41, y por ejemplo la temporada 86-87 que jugó el "play-off" de descenso. Otra temporada difícil fue la temporada de 1995-96, en la que el equipo se salvó de la promoción de descenso al ganar el último partido de la Liga. Los años sesenta suponen una década de transición para el club; diez años sin títulos. También a partir de 1985 existe una sequía de títulos. Y a pesar de que los últimos años no han sido nada buenos, no se ha renunciado a la filosofía de cantera. No vamos a consignar aquí los nombres de todos los jugadores vizcaínos que triunfaron en distintos equipos. Sería prolijo enumerarlos y siempre caeríamos en alguna omisión. En el Athletic Club de la primera época dorada destacamos a Rafael Moreno "Pichichi" y J. Mª Belausteguiogoitia "Belauste", que fueron los líderes de uno de los mejores Athletic de la historia, que logró cinco títulos de Copa en un período de tan sólo diez años. Posteriormente, si bien es más recordado el de los Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo, Gaínza,... de la década de los cuarenta, el Athletic de los Lafuente, Iraragorri, Bata, Chirri, Gorostiza y, sobre todo, el entrenador inglés Mr. Pentland, fue el que más gloria le dio al club, conquistando cuatro Ligas y cuatro Copas entre los años 1929 y 1936.

A lo largo de los 96 años de existencia del Athletic, muchos han sido los grandes capitanes sobre el césped: Oceja, Bertol, Gaínza, Canito, Dani, A. Goikoetxea, Andrinua, y muchos más. De la cantera rojiblanca ha salido un gran número de buenos guardametas: Arana, Ibarreche, Blasco (el más laureado; década de los treinta), Lezama, Carmelo, Iribar, Zubizarreta y Valencia. Iribar, todo un mito, estuvo 18 temporadas bajo los palos del San Mamés. Es el jugador que más veces vistió de rojiblanco (615 partidos oficiales), le siguen Rojo, Orue, Gaínza, Carmelo y Argote. Un equipo con gran calidad individual fue el que ganó la Copa de 1969: Iribar, Sáez, Etxeberría, Aranguren, Igartua, Larrauri, Argoitia, Uriarte, Arieta II, Clemente y Rojo. Si añadimos a Estéfano y Koldo Aguirre, también en la plantilla de aquellos años, nos encontramos con un equipo que además de buenos jugadores muchos de ellos fueron grandes entrenadores.

En toda época formaron en la selección nacional jugadores del Athletic. Son más de ochenta el número de los "leones" que han vestido la camiseta de la selección española -además, ha fichado a Lizarazu, jugador de la selección francesa-. Recordemos al principio algunos como J. M. Belauste, Acedo, Carmelo, Sesúmaga, Sabino, Pichichi, Laca, Rousse, Travieso, Vidal, Larraza, Legarreta, Urquizu, Juanín, Cilaurren, Muguerza, Lafuente, Iraragorri, Roberto, Blasco, Garizurieta, Bata, Zubieta, Gorostiza, Oceja, Gaínza II, Zarra, Mieza, Echevarría , Arqueta, Iriondo, Panizo, Nando, Lezama, Bertol, Venancio, Chirri I y II,..., hasta 1949 aproximadamente. A partir de 1949, Arteche, Echevarría, J. Garay, Koldo Agirre, Villar, Uriarte, Etxebarria, Arieta I y II, Sáez, Dani, Rojo I y II, Andoni Goikoetxea, Carmelo, Iribar, Goikoetxea, Urkiaga, Andrinua, Alexanko, Argote, Sarabia, Julen Guerrero, Alkorta, Escalza, Liceranzu, Guisasola, De Andrés, Valverde, Larrainzar, Karanka, Zubizarreta, Julio Salinas,... El gran portero Zubizarreta, ha sido 112 veces internacional absoluto; nadie ha jugado tantos partidos como él en la Liga ni en la selección.

Los jugadores del Athletic que se han erigido en máximo goleador de la Liga son los siguientes: Gorostiza (1930 y 32), Bata (1931), Unamuno (1940), Zarra (1945, 46, 47, 50, 51 y 53), Uriarte (1969) y Carlos (1975).

A partir de 1975, la escuela de fútbol de Lezama, comenzó a rendir a pleno rendimiento. El Athletic juvenil ha ganado el campeonato de España en 1962, 63, 64, 65, 66, 67, 70, 84 y 92. A continuación, de entre los jugadores más sobresalientes a lo largo de la historia del Athletic destacaremos algunos como Rafael Moreno "Pichichi", mito y leyenda en el Athletic, que jugó las finales de Copa de 1913, 14, 15, 16 y 21; en las cuatro últimas alcanzó el título de campeón de España; debutó como internacional consiguiendo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Amberes; murió joven y en su memoria aún se reparte el Trofeo Pichichi a los máximos goleadores de la Liga; existe un pequeño busto en San Mamés en su recuerdo. José María Belaustegigoitia, catorce años en el Athletic; obtuvo seis títulos de Copa en 1910, 11, 14, 15, 16 y 21 y también participó en los Juegos Olímpicos de Amberes. Telmo Zarraonandia, obtuvo un título de Liga (1942-43) y cuatro de Copa (1943, 44, 45 y 50); consiguió seis veces el título "Pichichi" de máximo goleador de la Liga; más de cuarenta años después sigue siendo el máximo goleador de la Liga con 252 goles; el gol más famoso de la historia del fútbol español, el 1-0 de España sobre Inglaterra en el Mundial de Brasil'50, partió de sus botas. Agustín Gaínza que como jugador del Athletic ganó dos Ligas (1942-43 y 1955-56) y siete campeonatos de Copa (1943, 44, 45, 50, 55, 56 y 1958); internacional en 33 ocasiones; récord de goles en un partido (ocho al Celta en cuartos de final de Copa en 1947); como entrenador desde el banquillo rojiblanco presenció dos finales de Copa; aún la mente del aficionado recuerda la famosa delantera compuesta por Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gaínza, que marcaron una época en la historia del Athletic. Y, por último, José Angel Iribar, que fue el mejor portero de todos los tiempos en el balompié nacional; nació en Zarautz; de sus inicios en el fútbol playero pasó al Basconia y de ahí al Athletic; en 1964 fue copartícipe de la Copa de Europa de selecciones; jugó cinco finales de Copa, ganando las de 1969 y 1973 y perdiendo las de 1966, 1967 y 1977; fue subcampeón de Liga en la temporada 1969-70 y de la UEFA en 1977; llegó a ser internacional en 49 ocasiones. Los ocho Campeonatos de Liga fueron logrados por los siguientes grupos:

  1. 1929-30: Blasco, Rousse, Urquizu, Garizurieta, Muguerza, Roberto, Lafuente, Bata, Unamuno, Chirri, Gorostiza, Castaños, Careaga, Juanín, Castellanos, Iraragorri, Izpizua.
  2. 1930-31: Blasco, Castellanos, Muguerza, Lafuente, Iraragorri, Unamuno, Chirri, Gorostiza, Roberto, Bata, Uribe, Ispizua, Felipés, Moronati, Careaga.
  3. 1933-34: Blasco, Castellanos, Moronati, Cilaurren, Muguerza, Gerardo, Lafuente, Iraragorri, Uribe, Chirri, Gorostiza, Roberto, Ispizua, Bata, Zabala, Garizueta, Urquizu, Careaga, Petreñas.
  4. 1935-36: Blasco, Urra, Elorriaga, Ispizua, Urbano, Oceja, Zubieta, Roberto, Gerardo, Gorostiza, Iraragorri, Bata, Gárate, Elices, Muguerza, Zabala, Calvo, Zulueta, Etxebarría, Yurrebaso, Careaga, Moronati, Cilaurren, Mieza, Luis Emilio. 1942-43: Lezama, Arqueta, Mieza, Ortiz, Celaya, Urra, Iriondo, Panizo, Duque, Viar (M.), Elices, Etxeberría, Gárate, Bertol, Zarra, Ortuzar, Nando, Gaínza, Bilbao, Albizua, Varelo, Oceja, Rivero.
  5. 1955-56: Carmelo, Orué, Canito, Mauri, Garay, Maguregui, Marcaida, Uribe, Gaínza, Etura, F. Bilbao, Iraragorri, Areta, Azkarate, Izaguirre, Merodio, Arteche, Arieta.
  6. 1982-83: Zubizarreta, Argote, Bolaños, Cedrún, Sarabia, Liceranzu, Dani, De Andrés, De Lafuente, Goikoetxea, Gallego, Guisasola, Meléndez, Noriega, Nuñez, Sola, Tirapu, Urkiaga, Urtubi.
  7. 1983-84: Zubizarreta, Endika, Patxi Salinas, Julio Salinas, Argote, Sarabia, Liceranzu, Dani, De Andrés, De Lafuente, Goikoetxea, Gallego, Meléndez, Noriega, Nuñez, Sola, Urkiaga, Urtubi.

En el apartado de los árbitros vizcaínos reseñamos a dos: Juan Gardeazabal, que en 1954 recibió el nombramiento como árbitro internacional e intervino en tres Copas del Mundo (las de 1958, 1962 y 1966), y José Mª Ortiz de Mendibil. Este último en 1957 fue ascendido a la categoría de internacional, en la que permaneció hasta 1973. En su palmarés destacar el que haya dirigido cinco finales europeas, una intercontinental y otra subcontinental. También fue protagonista de dos finales de Copa; arbitró la semifinal del único Mundial en el que participó; y perteneció durante dos años a la Comisión de Arbitraje de la FIFA. En el capítulo de entrenadores, en estos casi 100 años de historia, entresacamos el inglés de los primeros años Mr. Pentland, el húngaro F. Daucik, y al vizcaíno Javier Clemente Lázaro. Este último, que en 1992 fue elegido seleccionador nacional, como jugador empezó en el Barakaldo, pasó al Bilbao Athletic y Athletic. Sufrió una grave lesión y, más tarde, siendo entrenador hizo campeón al Athletic, de Liga dos veces (82-83, 83-84) y una de Copa (1984). También, llevó al equipo del Español a la final de la UEFA.

El ciclismo vizcaíno tiene su alma mater a la Sociedad Ciclista Bilbaina, si bien es cierto que antes del nacimiento de esta entidad deportiva en 1904 se realizaban competiciones. La S.C. Bilbaina es la más antigua de España. fue el aficionado irlandés, Juan Moser, el gran impulsor de este deporte en nuestra provincia. La ruta es la modalidad más importante, aunque en 1896 se inauguró en Bilbao un velódromo que tuvo una vida efímera. En las primeras épocas al no existir ente federativo, la S.C. Bilbaina organizó numerosas carreras ciclistas. Una de ellas era el "Gran Premio Bilbao" que, tras años de ausencia, volvió a disputarse en los comienzos de la década de los 80. Otra conocida carrera que organizó (hasta 1977) fue el Gran Premio Vizcaya; titulada, también Vuelta a Vizcaya, que comenzó a ser organizada en 1925 por el Athletic Club de Bilbao (que creó en 1920 una sección de ciclismo). La Ciclista Bilbaina que en 1915, 1924 y 1964, organizó los campeonatos nacionales de fondo también inició el Circuito de Guecho (1924). Esta asociación se encargó de campeonatos de montaña y carreras en distintos pueblos de Bizkaia; igualmente colaboró en organizaciones como la Vuelta a España y el trofeo "Marca". A partir de 1924, se organizaron desde Bizkaia las primeras cinco ediciones de la Vuelta al País Vasco, que tras la guerra civil daría paso al Circuito del Norte. Actualmente entre las pruebas que se celebran en Bizkaia encontramos la Emakumeen Bira (novena edición, en Iurreta), el Circuito de Getxo (51 edición), la Clásica internacional, El Corte Inglés de aficionados, la Subida a Urkiola, la Vuelta Ciclista a Vizcaya- Bizkaiko Bira, y el Gran Premio Primavera de Amorebieta. Tras la guerra civil se creó la Federación Vizcaína. Nacen el C.C. San Salvador del Valle, S.C. Munguía, S.C. Duranguesa, S.C. Amorebieta (organizadora del Gran Premio Primavera desde 1955), S.C. Santutxu, S.C. Balmaseda, Sociedad Vizcaína de Amigos del ciclismo, etc.

A continuación trataremos de recordar los nombres de los ciclistas vizcaínos más importantes con sus triunfos más significativos. Un gran ciclista en las primeras épocas fue Vicente Blanco "El Cojo", siendo el primero en ir a disputar pruebas a tierras francesas; en 1909 quedó 1º en el campeonato de España de ruta en Valencia y de pista en Avilés; después ganó la Irún-Pamplona, una carrera de 200 kilómetros; primer vasco en correr el Tour de Francia en 1910, aunque sólo aguantó tres etapas; en 1912, 3º en la Volta y 2º en la Vitoria-Bilbao-Irún. Allá por el año 1910 en las filas de la S.C. Bilbaina, recordemos otros corredores como Lorenzo Oca, E. Bilbao, Espinosa (primer campeón de Bizkaia) y Corróns. Luego, vendrían Cesáreo Sarduy, Adolfo Urrutia y Eduardo Rubio. Más tarde, por 1930, se enrolarían Francisco Cepeda (muerto en caída cuando disputaba el Tour de Francia de 1935) y el famoso Federico Ezquerra, que escribió grandes y bellas páginas deportivas por sus actuaciones, sobre todo en el Tour de Francia. Federico Ezquerra ganó en 1930 la Vuelta a la Rioja, el Campeonato de Gipuzkoa y el de Bizkaia. En 1933 se impuso en la Vuelta a Pontevedra. En 1936 venció en la undécima etapa del Tour de Francia y acabó 17º. En 1939 venció en el II Cinturón de Bilbao. En 1940 ganó el Circuito de Pamplona, el Circuito de Getxo, el Circuito del Norte y el Campeonato de España. En 1942 se impuso en la Vuelta a Valencia, la Volta a Cataluña y el Trofeo Oriol. Entre sus triunfos internacionales destacó su victoria, dos veces, en el Gran Premio internacional de Tarbes.

Ya por 1935, se incorpora a la S.C. Bilbaina un gran escalador, Dalmacio Langarica (1º vuelta ciclista a España 1946, los campeonatos nacionales de los años 45 y 46, etc.), que siendo director del equipo nacional conquista con F. M. Bahamontes el Tour 1959. Desde los años cuarenta a los sesenta, el "León de Larrabetzu", el ciclista Jesús Loroño, es el principal protagonista debido a los grandes duelos que mantuvo con el toledano F. M. Bahamontes. Sumó infinidad de pruebas clásicas y de un día. Fue ganador de la 10º etapa del Tour en 1953 y el premio de la montaña. Vencedor de la Vuelta a España de 1957 y quinto en el Tour. También quedó 4º en la Vuelta a España de 1955, 2º en 1956, y en 1958 quedó 7º en el Giro. Otro gran corredor de esta época es Martín Mancisidor con victorias en la Vuelta a Cantabria, Circuito de Guecho, Villafranca de Ordizia, y Subidas a Arrate los años 42, 43 y 44.

Corredores de talla salieron de todas las comarcas de Bizkaia. Citaremos a Antonio Ferranz (campeón de España por partida doble en 1956 y 1957); Aurelio González (rey de la montaña en el Giro y Tour, y vencedor de una etapa); Luis Pedro Santamarina (campeón de España en 1967, 1º en la Vuelta a Aragón y en la Vuelta al País Vasco 1970); José Antonio Momeñe; Irusta; posteriormente, en ciclo-cross, I. Vijandi (mundialista junior en Villafranca de Ordizia). Destacables son también los inolvidables Patxi Gabicagogeaskoa (1º Vuelta a España 1966, estando a la altura de los "grandes" de la época -Anquetil, Bahamontes- en la Vuelta, Giro y Tour) y Valentín Uriona (obtuvo victorias en el Dauphine Liberé, Milán-San Remo y Campeonato de montaña del 66), que murió en la carretera, en el transcurso del campeonato de España de 1967. En el Duranguesado, encontramos a Antón Barrutia (vencedor en numerosas pruebas clásicas; 4º en el Mundial de ciclo-cross celebrado en Tolosa; director del Equipo Kas, que durante algunas temporadas se convirtió en el mejor equipo del Mundo), Uribezubía, Andrés Gandarias (triunfador entre otras de una etapa del Giro, Vuelta a la Rioja y Vuelta a Cantabria), Javier Elorriaga, Luis Zubero, Julián Gorospe (ganador de la vuelta al País Vasco de 1983).

Mención aparte debemos hacer con Marino Lejarreta. Nació en Berriz, fue 1º en la Volta a Catalunya en 1980, 1º en la Vuelta a España de 1982. Fichó por el equipo Alfa Lum italiano para regresar a Euskadi en 1986. Ganó 12 Vueltas por etapas, 32 etapas, 21 carreras clásicas. Participó en doce mundiales, haciendo un quinto puesto en Gooodwood-Inglaterra de 1982. En cuatro ocasiones completó las tres grandes rondas, Vuelta a España, Giro y Tour. En definitiva, sumó 1.462 días de competición en sus trece años y medio como profesional, con un total de 383.628 kilómetros recorridos.

En los 90 los dignos representantes del ciclismo vizcaíno son los siguientes: Federico Etxabe, A. Leanizbarrutia, Mikel Zarrabeitia, David Etxebarria (1º en el Tour del Porvenir 1996), Arsenio González, González de Galdeano,...; en categoría femenina Joane Somarriba (olímpica en Atlanta'96 y ganadora del Giro de Italia 1999 y 2000); y en ciclismo adaptado, Josetxu Pedrosa (participante en los Juegos Paralímpicos de Atlanta'96, campeón de España varias veces, subcampeón de Europa y del Mundo).

A pesar de que Bilbao podría considerarse como la capital vasca de la pelota en el periodo que va desde la mitad del siglo XIX hasta la mitad del XX, hoy en día carece de "su" frontón. Un hito fundamental en consolidación del moderno juego de la pelota fue la inaguración del frontón de Abando en 1885. En el decenio que va de los años 1877 y 1887, en plazas como las de Durango y Markina, se habían presenciado grandes partidos que reunían a numerosos espectadores. Eran desafíos previamente concertados. Se trataba de partidos esporádicos que no contaban con la regularidad suficiente. La mano y la pala se combinaban con la chistera y coexistían con ella. Se arreglan los frontones que se habían ido deteriorando; en 1879, el de Zabalbide, en Bilbao; en 1881, el de Durango y, en 1883, el de Markina.

Indalecio Sarasqueta, "Chiquito de Eibar", durangués afincado en Eibar, dominaba todas las especialidades y fue sin duda el número uno de su época. En 1876, con sólo dieciseis años, ganó al invencible cura "Laba" de Markina. En 1877 fue midiéndose con los mejores pelotaris de entonces: "Estudiante de Aulestia", Antonio el de Mendaro,... En 1880 compite a cesta con rivales como "Zapaterito de Lequeitio". En 1891 irrumpe en el firmamento pelotístico Ángel Bilbao, "Chiquito de Abando". Con sólo diez años viajó a la Argentina seleccionado como gran promesa por Chiquito de Eibar. La concepción industrial del Frontón de Abando y el éxito económico y organizativo del Frontón Euskalduna (inagurado en 1895, derribado en la guerra civil, reconstruido, y finalmente cerrado en 1957), ambos en Bilbao, convierten el espectáculo de la pelota en algo cualitativamente distinto.

La pelota a mano se jugaba desde muy antiguo y en muchas plazas, pero para tener una referencia en el tiempo en cuanto a la organización sistemática de partidos de profesionales podemos remitirnos al verano de 1890 en el frontón La Amistad de Bilbao. Es época de los "Pastela", Acha, "Porros", Mugarza, Gómez, "Azpeiti", Mendaro. Posteriormente, Hilario Azkarate, que obtuvo seis títulos de campeón de España, los años 1960, 1961, 1962 (contra García Ariño I, 22-21), 1964 (contra García Ariño I, 22-14), 1965 y 1967. Jugó además otras tres finales en 1963, 1966 y 1968. Asimismo, el pelotari García Ariño I, finalista en cuatro ocasiones, obtuvo dos títulos en 1957 y 1963. Y otro pelotari, Gorostiza, ganó en 1977, siendo finalista en 1974. Hoy día, dentro de la temporada amateur, se tiene en el Torneo Interpueblos el obligado punto de referencia de la actividad pelotística de la provincia. Para el campeonato del Mundo sub-22 de frontón corto fueron seleccionados Eñaut Berasaluce (Berasaluce VII) y Oier Zearra (Zearra IV).

El origen de la "moderna pala" podría centrarse en el desafío lanzado desde Navarra por los hermanos Eraso y recogido por Chiquito de Abando y Goicoechea, ambos bilbainos. El primer cuadro de palistas lo compusieron, además de los citados, los Abadiano, Z. Unamuno, J. Altube, V. Cortázar, F. Menchaca, J, Iraurgui, L. Araquistain, A. Perea, Vildósola, Hnos. Aguirregomezkorta, N. Barrutia, B. Gárate y C. Solozabal. Desde casi siempre se ha considerado a Bilbao como santuario de la pala. A principio de siglo en el frontón Euskalduna y, décadas más tarde, en el frontón del Club Deportivo de Bilbao. Es de resaltar a Arsenio Merodio, "Chiquito de Gallarta", pelotari de gran clase que pasó pronto a jugar entre los grandes de la época. Al lado de Begoñés III, de Chistu I o de Quintana, actuó en las canchas de todo el mundo durante 34 años. Fue uno de los palistas que llevaron a la especialidad a sus momentos más brillantes, y precursor de otros pelotaris, el navarro Manolo Iturri es el ejemplo más claro, que escribirían después de él páginas de oro en la historia de la pelota. Para el campeonato del Mundo de pala corta, M. A. Unda fue seleccionado para el sub-22.

En la cesta punta se acabaron los años en los que aparecían grandes figuras como por generación espontánea. Cientos de pelotaris salieron de la comarca del Lea-Artibai, siendo considerado el frontón de Markina (que data de 1928), como "La Universidad de la pelota". También, de Durango (inaugurado el frontón en 1955) y Gernika (frontón construido en 1963) salieron chicos dispuestos a debutar como profesionales, bien aquí o en el extranjero. En el estado de Florida (Estados Unidos), el frontón Biscayne se construyó en 1926. Hemos de recordar, los gloriosos años de 1960 cuando el frontón Ezkurdi durangués ofrecía a los aficionados hasta siete festivales semanales. En el Jai Alai de Gernika, se han disputado la primera (1991) y sexta edición (1996) del campeonato del Mundo de cestapunta profesional. Sería interminable la lista de pelotaris de cesta punta, pero en una primera época podríamos citar a los hermanos Erdoza, Irigoyen, Teodoro Guindas, Pistón, Gillermo, José Mª Ituarte, Salsamendi. Después, los Muguerza, Orbea I, Careaga hermanos, Laka, Bengoa, Ondarrés, Egurbide I, Guarita, Alex Solozabal, Elejabarrieta I, Goyogana, Chimela, Asis, Churruca... Y finalmente los más actuales Txikito de Bolibar, Uriarte, Arrasate, Elorduy, Sarria, Beaskoechea, Rementeria (campeón del mundo 1991 y 1992), unos ya retirados, otros viviendo sus últimos años deportivos, y otros jóvenes como A. Arriaga que destacan en los frontones americanos.

La fundación de la Federación vizcaína data del año 1945, y el primer campeonato provincial federado, entre siete equipos, se disputó en la temporada 1945-46. Algunos de los primeros equipos de los que tenemos noticia son el Juventus, Club Deportivo y la Salle. En aquella época, el baloncesto vizcaíno iba creciendo a pesar de la falta de conocimiento que tenía el público por ser un deporte técnico, y tildado de ser "deporte femenino". A partir de la temporada 51/52, en la que se disputó la primera Copa de Vizcaya, los medios informativos tuvieron continuidad en las crónicas sobre este deporte, y esto ayudó su promoción y difusión. Nacieron el equipo del Aguilas y el S.D. Patronato que cada uno en su estilo dejaron rastro llamativo. En ocasiones se utilizó el frontón Euskalduna para ciertos eventos de la época. Entre los jugadores de las primeras temporadas cabe destacar a los hermanos Bastero, los hermanos Arnaéz, A. Larrauri, R. Manene y nuestros primeros jugadores con talla internacional A. Esparta, Emiliano Rodriguez y Juan José Moreno. El Aguilas consiguió ascender por primera vez a División de Honor la temporada 57/58. Este equipo jugó 20 ediciones en la máxima división del baloncesto nacional. La temporada 68/69 un gran equipo, el Kas vitoriano, solicitó asociarse a la Federación Vizcaína. Con lo cual, en Bilbao existieron dos equipos tres temporadas en máxima división. El Kas, durante seis ediciones continuadas en la división de honor, brindó importantes y significativas jornadas de llamativo baloncesto: torneos internacionales Villa de Bilbao, partidos de Copas de Europa, etc. Otro equipo, el Cajabilbao, en la campaña 1985/86 ascendió a la categoría de los grandes y se mantuvo durante seis ediciones. Actualmente, es el equipo Bilbao-Patronato de la Liga LEB quien lucha para que Bizkaia tenga un representante en la Liga profesional de la ACB.

También por la Liga nacional femenina de primera división pasaron equipos como el Vizcaya Club, Aguilas, Medina y Kaixo. Pero, en lo referente a los equipos femeninos debemos hacer una mención especial al equipo del Sagrado Corazón de Bilbao que, en la temporada 62/63, se proclama campeón juvenil de España, y, por su calidad, queda constituido como equipo de la selección nacional, representando en bloque a España en Manchester, en los Juegos escolares de la FISEC, donde cosechó la medalla de oro. Lo mismo sucedió dos años más tarde en Madrid. El baloncesto base vizcaíno, con personas trabajadoras como Juanjo Moreno, Michel Ureta, Hermano Esteban, y otros, consigue títulos de campeón y subcampeón nacionales. El equipo Indauchu juvenil campeón 67/68. El Tabirako subcampeón de mini-basket 70/71. En los XXV Juegos Escolares (72/73) el Tabirako queda campeón nacional y el Indauchu subcampeón. En cuanto a los IV Juegos de Educación General Básica, el C. N. Félix Serrano ganó la medalla de oro. El Maristas, la temporada 77/78, quedó campeón nacional en categoría cadete, y consiguió el título de campeón de España infantil en la 81/82.

A la hora de hablar de entrenadores recordaremos entre los pioneros a Vicente Gallego, Sebas González, J. Hernández y R. Urtubi; más tarde, técnicos que un día alcanzaron responsabildades en selecciones o grandes equipos de la división de honor, hombres como Juanjo Moreno, J. L. Ereña, J. L. Arrondo y P. I. Zorrozúa. En este apartado no queremos olvidar la poderosa presencia del técnico Antonio Diaz Miguel, muy ligado al baloncesto vasco, y al americano Lester Lane que entrenó al Kas, y que durante su estancia en Bilbao llevó su magisterio por toda Bizkaia. En el apartado de árbitros internacionales están J. Lopéz, J. Neyro y Fco. J. de la Maza.

Es difícil mencionar a todos los/as jugadores/as vizcaínos destacables de las distintas épocas, más por recordar algunos/as citaremos a Fede Alonso, Juan B. Urberuaga, Javier Mendiburu, Juan Antonio Morales (jugador del Joventud y del Real Madrid), Ruth Epalza (primera internacional absoluta vasca), etc. Pero entre todos sobresalen dos: Emiliano Rodríguez y Juan Manuel López Iturriaga "Itu" (90 veces internacional). Emiliano Rodríguez, jugó cuatro temporadas en el Aguilas de Bilbao, en el Real Madrid permaneció 13 campañas y consiguió ganar doce campeonatos de Liga (1960-61, 61-62, 62-63, 64-65, 65-66, 67-68, 68-69, 69-70, 70-71, 71-72), cuatro de Copa (1961, 62, 65, 66, 67, 70, 71, 72 y 73) y cuatro Copas de Europa (en la temporada 63-64 al Spartak de Praga, en la 64-65 al TSKA de Moscú, en la 66-67 al Simmenhal italiano y en la 67-68 otra vez al Spartak). Por su parte, Juan Manuel López Iturriaga, que fue olímpico en Los Angeles'84 (medalla de plata), en 1976 se trasladó a Madrid fichado por el Real Madrid en cuya disciplina permaneció hasta la campaña 87-88; las dos temporadas siguientes militó en el Caja Bilbao.

La primera regata o desafío de que se tiene noticia data de 1719, año en que Mundaka y Bermeo decidieron jugarse en una regata la posesión de la isla Izaro. La trainera de Bermeo fue la ganadora. Y siguiendo con los tiempos pretéritos del remo, hay que señalar que en la Cofradía de Ondarroa está depositada una bandera que data de 1865 ganada en San Sebastián por la trainera de este municipio vizcaíno. En 1882 la trainera de Zierbana se alzó con la victoria en el puerto de Bilbao en competencia con Ondarroa, Bermeo, Zarautz y Zumaia. Ondarroa ganó en 1887 una regata en Portugalete, organizada por el Ayuntamiento de Bilbao. En la conmemoración de la puesta de la primera piedra del muelle del puerto de Bilbao ganó Bermeo (1888). Este mismo año Ondarroa ganó un desafío a la trainera de Pasaia, entre Getaria y San Sebastián. Sin embargo, en 1890, otro desafío de 19 millas entre los puertos de Lekeitio y Getaria ganan los guipuzcoanos contra la trainera de Ondarroa. En 1897 gana el desafío Bermeo a Ondarroa. En 1898, primera participación vizcaína oficial en la Concha y la "Flora" ondarrutarra gana la bandera de honor. A partir de 1917 se concede oficialidad a las regatas asentadas en el Abra de Bilbao, y en la primera regata de ese año participan en ella Algorta, Zierbana, Santurtzi y Portugalete, ganó Santurtzi. En 1918 y 1920 ganó Zierbana, y en 1921 corresponde a Santurtzi el honor de derrotar en el Abra a las grandes tripulaciones guipuzcoanas de Orio, Getaria, Zumaia y Hondarribia, así como a las vizcaínas de Zierbana, Algorta y Portugalete. En años venideros se organizan regatas de traineras en Portugalete (1925), en Santurtzi (1927), en la ría de Bilbao (1926) entre San Antón y el Ayuntamiento; regatas de bateles en el Campo de Volantín de Bilbao (1926) y en la ría de Bilbao desde el Ayuntamiento hasta La Salve (1927); regatas de botes en Urazurrutia (1927), etc. Durante los años de la II República se dan gran cantidad de acontecimientos remeros; entre los más importantes están las regatas de traineras "Bandera Villa de Bilbao" y la Copa de la Diputación de Vizcaya.

Al comienzo, tal como lo detallamos, principalmente dominaban las localidades costeras con una historia clara dentro de los procesos de pesca; progresivamente con el desarrollo técnico y la introducción de la modalidad olímpica del remo, el banco móvil, ha direccionado los resultados hacia una zona de influencia perfectamente definida por la cuenca del Nervión. De tal modo que, podríamos determinar el rendimiento de los dos clubes vizcaínos de la primera época en los resultados obtenidos por Ondarroa en los años 1898 y 1926, y tras esta época dorada del remo vizcaíno se produce una sequía importante hasta fechas muy recientes. Esta sequía se interrumpe de forma esporádica en los años 50 por parte del club Iberia de Sestao. Y la historia actual se centra de forma clara en los clubes más importantes de la provincia en estos últimos años, el Itxasoko Ama de Santurtzi y el Kaiku de Sestao.

En lo que se refiere al banco fijo los éxitos se encadenan entre los dos clubes casi una década, lo que ha significado el único momento de dominio sobre sus vecinos los guipuzcoanos. A partir de 1975, comienzan unos brillantes éxitos para el remo vizcaíno. Kaiku comienza una serie de ocho títulos estatales. Santurtzi en 1976 comienza a cimentar su poderío, ganando en grandes regatas a traineras de alto nivel. El año 1977, Kaiku gana el campeonato de España de trainerillas, y "la Sotera" de Santurtzi es campeón de traineras, de la Copa del Rey, de la Bandera de La Concha, del Gran Premio Nervión y del Gran Premio El Corte Inglés de Bilbao. Y para rubricar el equipo de Bizkaia fue campeón de España de bateles. El año 1978 es brillante para Kaiku, ganando once primeros puestos en diversas regatas, entre ellas la de La Concha, y ganando también la del campeonato de España de trainerillas. Al mismo tiempo, el remero de Kaiku José Antonio Montosa, que bogó anteriormente en el club Iberia de Sestao, fue medalla de oro en la modalidad olímpica de "skiff", en categoría de pesos ligeros, en el campeonato del Mundo de Dinamarca. En resumen, en banco fijo, los éxitos por parte de Santurtzi a finales del año 1976, siguieron durante los años 1977, 78 y 79. A continuación se producen los impresionantes resultados de Kaiku desde el año 1980 hasta el año 1984, para de nuevo a lo largo de 1985 resurgir un importante rendimiento del club de Santurtzi. A lo largo de estos años, dichos clubes ganan las principales banderas de traineras del Cantábrico. Este potencial queda resumido con la obtención de siete banderas de La Concha (la más importante del calendario), cuatro banderas por parte de Kaiku (1978, 80, 81 y 82) y tres por parte de Santurtzi (1977, 1979 y 1985). Es importante resaltar que la bandera de 1985 ganada por Santurtzi representa una gran victoria del remo vizcaíno, en la modalidad de banco fijo.

Sería prolijo nombrar todos los remeros que han conseguido éxitos en campeonatos nacionales e internacionales, mas queremos destacar la influyente presencia de un famoso remero, el oriotarra José Luis Korta, que pasó en 1976 al Club sestaotarra de Kaiku. Obtuvo cuatro banderas de La Concha (1978, 80, 81 y 82) y los campeonatos de España de traineras en las mismas campañas. Además, siete campeonatos estatales de trainerillas, uno de bateles, cinco victorias en el Gran Premio Nervión, cuatro en la regata de El Corte Inglés y una Copa del Rey. En 1991 regresó a Orio. Por otra parte, también, recordar a José Antonio Urtiaga que dedicó 23 años a enseñar remo en el Club de Remo Virgen del Mar de Santurtzi; gracias a su magisterio la trainera "La Sotera" ganó dos banderas de La Concha y tres del Gran Premio Nervión.

En lo que se refiere al banco móvil y fijándonos en esta época reciente, es evidente que los resultados se vuelven a concentrar en los clubes anteriormente mencionados. Del club de Santurtzi, formando parte del equipo nacional español, fueron medalla de oro en el campeonato del Mundo del año 1979 en la modalidad 8 + ligero, los remeros José A. Expósito y Jaime Uriarte; en 1985 lo fue Víctor Llorente; la medalla de plata en el campeonato del Mundo Junior de 1978 en 2x fue Juan José Ruiz; del mismo modo, en esta categoría y modalidad fue medalla de bronce del campeonato del Mundo en 1981, el remero Bartolo Alarcón (olímpico en Seúl'88). También, del mismo club de Santurtzi, contamos con las victorias en los campeonatos de Europa por Patxi Vallejo en 4 + y por Melkiades Verduras en 2x (olímpico en Barcelona'92 y Atlanta'96). En los que se refiere al club Kaiku los resultados se centran en las medallas obtenidas en campeonatos del Mundo por José Antonio Montosa en la modalidad 1x ligero (skiff), siendo oro en 1978, y bronce en 1980. Y por otra parte, el año 1985, Crespo obtuvo la medalla de oro en 8 + ligero.

Desde 1900, motivadas por apuestas, existían carreras en Bizkaia, con tiempos que nunca fueron registrados. El año 1905, organizadas por la Federación Atlética de Bizkaia (que se ocupaba de todos los deportes y no sólo del Atletismo), celebra en la Ría, en el trayecto comprendido entre el Puente del Ayuntamiento y La Salve, unas pruebas que titula "Primer Campeonato de Bizkaia de Natación", sobre una distancia de 600 yardas, que da como primero al británico Andersson, siendo segundo Moisés Espinosa del Gimnasio Zamacois. Al año siguiente, resultan vencedores Moisés Espinosa en 400 yardas y José Arana en la llamada Prueba Popular. En 1912, el Club Deportivo Bilbao, hizo en el Abra sus primeros Campeonatos Sociales, sobre un recorrido de 300 yardas. En los campeonatos del año 1915, ya Bizkaia da el nombre de un gran campeón, que es Raimundo Moreno (hermano de "Pichichi", jugador del Athletic de Bilbao), y al año siguiente el de Ramón de Lequerica.

En 1925, se funda la Federación de Bizkaia, que acomete la organización de los campeonatos Nacionales en Arriluze, donde Pepín Valdés, Luis Gago, Mª Teresa Churruca y V. Llanos, obtienen los títulos de sub-campeones en 1.500 y 400, 200 m. braza, 100 libres femenino y 2.000 mar respectivamente. También ese año se llevan a cabo los Campeonatos de Bizkaia de Water Polo. Ya por entonces Manolo Valdés bate innumerables récords. En 1931, se inaugura el Edificio Social del Club Deportivo Bilbao, que posee la única piscina cubierta de la región vasco-navarra. En 1934, la I Travesía del Abra, que da salida a 203 nadadores. A pesar de haber existido travesías como la de Portugalete, Santurtzi, en la Ría Plencia, la del Nervión, en la Benedicta (Sestao), etc., hoy día, en travesías a nado se disputan pruebas en Ondarroa, Getxo y, organizado por el Club Deportivo, la travesía a nado de Lekeitio.

En cuanto a Water Polo en verano se celebra en Bizkaia el Trofeo internacional de Portugalete. Referente a los nadadores, es obligado aludir a la saga de los Espinosa, a lo largo de tres generaciones: Moisés Espinosa (campeón de España 1905), de los años cuarenta destacaremos a su sobrino Benjamín "Mincho" Espinosa (nombrado secretario del Colegio Nacional de árbitros en 1951) y sus hijos Elisabeth y José Miguel en los años cincuenta y sesenta. Elisabeth Espinosa que en 1955 bate el récord infantil de España en 100 y 400 m. libres, y José Miguel, olímpico en Tokio, es internacional a lo largo de once años en distancias de 100 a 1.500 m. Otros nadadores son: J. A. Jiménez récord de España en 400 m. (1955); J. Rodríguez hará lo propio en 800 y 1.500 m. Posteriormente, hacia el año 1975, llama la atención el joven nadador Ramón Lavín, quien en sólo una temporada fue campeón de 100 m. libres en el Campeonato de España Infantiles, en los Campeonatos de Europa (en Ginebra), en los Campeonatos de Europa Juniors, y de 100 y 200 m. en el VII Campeonato Internacional Juvenil de Luxemburgo; además de ser olímpico e internacional varias veces en campeonatos de Europa y del Mundo, ha sido campeón de España de natación de invierno en 100 y 200 m. Por lo que respecta al Club Deportivo, a partir de 1990 ha participado en el Campeonato de España Masters, con tres campeones: E Gorostegui, Fco. Buj y A. Cabello. Actualmente los campeones de España absolutos de natación son: masculinos, Ignacio y Eduardo Ibargüen, Ingeborg Anduiza, Rubén Rodríguez; y femeninos, Idoia Amorrortu y Josune Gutiérrez. Y en los Juegos Paralímpicos de Atlanta'96 el dúo de nadadores vizcaínos lo formaron Ibai Hervas (100 y 200 m. libres, 200 estilos 100 braza y 4x100 estilo) y Santi Flores (100 braza, 200 estilo, 100 y 200 m. libres).

Años antes de 1921 se disputó un partido amistoso en Jolaseta (Getxo). Y en 1924, en San Mamés, se disputó un partido de rugby en homenaje a Rafael Moreno "Pichichi", organizado por el Athletic de Bilbao; y jugaron la Associatión Sportive de Bayona y el Stade Hendayais reforzado con miembros del Aviron Bayonnais. En 1946 se creó la primera Federación vizcaína que tuvo una vida efímera ya que sucumbió a los tres años. En 1948, se puso en marcha el equipo del Club Deportivo, con una breve existencia de tres años, destacando el jugador levantino internacional Gaspar Codoñez, olímpico universitario en la Olimpiada de Turín. En 1968, y como unión entre universitarios de diferentes facultades, surgió el CAU (Club Atlético Universitario) de Bilbao.

Hoy día, existen clubs importantes como son Getxo (División de honor), Gernika, Munguia (campeón copa Euskadi 1996), Kakarraldo y Elorrio Rugby Taldea. Además, existen equipos femeninos que han aportado jugadoras a la selección nacional como los equipos de Elorrio y Durango, donde se ha celebrado el campeonato de España de rugby a XV femenino 1996. Es de mencionar el Getxo Rugby Club por sus triunfos a nivel de todo el estado. En este club destacamos especialmente a Ion Azkargorta (jugador de la selección nacional más de cincuenta y cinco veces) y Javier "Javichín" Díaz Paternáin, internacional más de sesenta veces y elegido entre los mejores deportistas vascos en numerosas ocasiones. Entre otros trofeos consiguió con el Getxo la Copa del Rey la temporada 1989-90. Al año siguiente repitió ante el Gernika, y en la temporada 1991-92 ganó su tercera Copa. Otros jugadores y jugadoras que han sido seleccionados en diferentes temporadas por el equipo nacional español senior son los siguientes: Ignacio de Lázaro (Getxo Rugby Taldea), Karite Alegría (Getxo Rugby Taldea), Inés Etxegibel (Durango Rugby Taldea) y Olatz F. de Arroyabe (Elorrio Rugby Taldea) El Rugby vasco actual tiene una fecha cumbre el 15 de mayo de 1983, en la que la recién creada selección de Euskadi se enfrentó en Gernika, en partido amistoso al País de Gales.

El Tiro tuvo sus campos de tiro en Bizkaia, en 1892 en el hipódromo de Lamiako (tiro de pichón); más tarde existieron otros campos de tiro en Durango, Zornotza, Artxanda (campo de tiro olímpico federado Bella Vista de Bilbao), Algorta (campo de tiro El Pino), que poco a poco fueron desapareciendo. Hoy en día sólo existe un campo para entrenamiento de tiro olímpico en Leioa. Tiradores vizcaínos que han destacado son Javier Elordui Gaztañaga (que en la modalidad de hélices o pichón artificial ha sido campeón del Mundo individual en 1996; y en la modalidad de tiro pichón o al vuelo fue subcampeón del Mundo individual en 1981, campeón del Mundo por equipos en 1973 y 1974, y campeón de España en 1973); Miguel Marina Aróstegui, participó en las Olimpiadas de Munich (puesto 8º) y México (puesto 6º); Javier Achaerandio (diecinueve veces internacional, ganador en dos ocasiones de la Copa de España, participó en cinco ocasiones en el mundial y otros tantos en el europeo, campeón de España de Tiro al plato en 1982); Miguel Sáinz Hernández (campeón de España de tiro al plato en 1983). Otros tiradores de primera categoría son J. L. Urrestarazu y Jesús Chaparro (campeón de España en dos ocasiones en la modalidad olímpica del tiro al plato y seleccionado para el campeonato de Europa). En la composición del equipo nacional de tiro al plato han pasado muchos vizcaínos. La única tiradora vasca en las Olimpiadas de Atlanta, 96, María Quintanal, logró el puesto nº 11 en la modalidad de doble trap. Ella, además de un torrente de triunfos nacionales y magníficos puestos internacionales, consiguió la medalla de plata en la Copa del Mundo de 1995.

La federación vizcaína nace en 1966 con la curiosa denominación de Federación Vasca de Halterofilia. Este deporte se dio a conocer en Bizkaia allá por el año 1955. Quince amigos amantes del deporte de hierro fundaron el primer club de Halterofilia de Bizkaia, le llamaron "Amabost", que con el tiempo se diseminaron sus componentes y se fueron fundando otros clubs en diversas zonas de Bilbao, tales como San Fernando, Zeus y Deportivo. El Deportivo, fundado en 1953, consiguió tres campeonatos de España; en la década de los sesenta cosecharon nuevos éxitos en el campeonato de España: A. Moscoso, Jesús Rodríguez y J. M. Armendáriz (campeón de España 1962 en categoría pesado-fuerte). De los grandes levantadores de la época, algunos llegaron a participar en la Olimpiada de Roma de 1960 y a su vez éstos y otros, como J. L. Gaviria (en semipesado 1958), Fernando Emmanuel (en ligero campeón de España 1962) y L. Alonso, fueron dueños varios años de diversos campeonatos nacionales en bloque. A continuación, además de los mencionados, reseñaremos el palmarés de los halterófilos medallas de oro en campeonatos de España. En categoría masculina encontramos a A. Moscoso (en medios 1958 y 1959, en semipesado 1962), Luis Alonso (en ligero 1959, participó en los Juegos del Mediterráneo, en Beirut y Casablanca); Jesús Rodríguez (en medio 1962, en semipesado 1963), Martín Basterra (en 100 Kg. 1988 y 1990), I. Iturbe (en 90 Kg. 1991 y en 91 Kg. 1993), Bruno Soto (en + 108 Kg. 1993); y en categoría femenina, destaca sobremanera Mª Dolores Martínez (campeona de España en 64 Kg. 1993, en 70 Kg. 1995 y 1996, y a su vez, en los campeonatos de la comunidad europea ha sido oro en categoría de 67,5 Kg. en 1991 y 1992, así como en 70 Kg. en 1993).

La primera gran carrera de motocicletas que se celebra en Bizkaia, organizada por el Club Deportivo, transcurre por el paseo del Campo Volantín de Bilbao en 1911. Esta misma asociación organiza, al año siguiente la prueba de Bilbao-San Sebastián, y en 1915 el campeonato de España. Este mismo año el semanario Los Deportes organiza el Km. lanzado en Gernika. Las figuras en aquella época fueron Esteban Espinosa con su moto "Rudge Whiworth", Luis Arana (con "Douglas") y Pedro Sorriguieta; estos dos últimos alcanzaron una proyección internacional con su participación en el Tourist Trophy. Otros corredores de la época fueron Alejandro Arteche (hizo 2º en la prueba de las doce horas de Madrid), y Juan Zumalde.

Los veinte fueron años de oro para el deporte de la motocicleta. A las pruebas que se celebran, como la cuesta de Barazar, el kilómetro lanzado, etc. se suman las actividades de automotorismo como la cuesta de Orduña, concursos libres, exhibición de grandes velocidades en la recta de la Muera (Orduña), y la cuesta de Urkiola desde 1925, prueba organizada conjuntamente por El Deportivo y el Automóvil Club Vizcaya. A partir de la fundación, en 1926, de la Real Peña Motorista Vizcaya se prodigaron las pruebas: la subida de Castrejana, circuito de Getxo, prueba de regularidad a la feria de Sevilla, las subidas al Cristo, el Drick-Track sobre la pista de ceniza del campo de fútbol de Ibaiondo, y la prueba magna del calendario internacional de carreras, el Tourist Trophy de Bilbao (1932), desarrollada en el circuito de Castrejana, en cuya edición de 1933 participan los mejores pilotos del mundo. Además en 1948 y 49 organiza la Semana motorista de Bilbao y el III premio internacional. En la década de los cincuenta una nueva prueba en el Circuito de Deusto, el más rápido de España, que más adelante será sustituido por el aún más veloz de Begoña-Bolueta. En 1951 se celebran el kilometro lanzado y IV Gran Premio Ayuntamiento de Bilbao. Poco a poco los automóviles participarían en mayor número en las competiciones. Como dato apuntamos que los comienzos del automovilismo en Bilbao datan del año 1892. En 1970, el Rallye Internacional Vasco-Navarro termina en el circuito de Ereaga.

En distintas especialidades destacamos, en motocross, a Ricardo López y, sobre todo, Jesús María Mendívil (campeón de España de motocross 1973 en 125 cc.) quien copa los primeros puestos de la especialidad; en trial R. Tabares, Ucelay y F. Sarmiento, y, a su vez, el Moto Club Bilbaino organizador del I Trial Santiago Herrero; en subidas cronometradas Iosu Echevarría y M. Angel Moreno; en la especialidad de mayor interés, la velocidad, destacamos a Javier Ortueta (campeón de España 1950, en 350 cc.). y en especial, sobresalen Santiago Herrero y Francisco Javier "Herri" Torrontegi. El primero, la gran figura del motorismo vasco, Santiago Herrero, nacido en Madrid y se forma deportivamente en Bilbao; se inicia con "Lube" en 1964, y luego con "Ossa" consigue ser campeón de España en 1967; en 1968 consigue diversos premios europeos; en 1969 es campeón de España de 250 cc. y subcampeón del Mundo; este año de 1969 es declarado mejor deportista vizcaíno del año; en 1970 marchaba en cabeza del Mundial cuando el accidente de la Isla de Man acabó con su vida. El segundo, "Herri" Torrontegi, con una dilatada experiencia, actualmente es el único piloto vasco que participa en el Mundial en 125 cc.; fue en 1984 campeón de España junior de velocidad en 80 y 125 cc.; en 1988 consiguió su primera victoria en una prueba del Mundial, la del Gran Premio de España de Jerez; en 1989 es campeón de España de la categoría máxima, la de superkibes de 750 cc...

Judo. El primer Gimnasio de Judo de Bizkaia, Bilbao Judo Club (campeón de España en varias ocasiones), fue inagurado en 1959. Hasta aquel entonces el Judo era departamento de la Federación Nacional de Lucha. La Federación Vizcaína de Judo data de 1971, en la que estuvo incluida la de Karate. Con el Bilbao Judo Club han sido campeones de España en categoría senior los siguientes judokas: Víctor M. Gaspar (en 1962 campeón en todos los pesos, y en 1963 y 1964 en el peso ligero). Fidel Julián (en 1963, en categoría de pesados). Salvador Álvarez (en 1965 conquistó el campeonato de España en peso semi-medio y fue medalla de bronce en el campeonato de Europa Senior con 19 años de edad). Gerardo Poncela (campeón en semi-medio los años 1967 y 1968). Gerardo Toro (en semi-pesado el año 1979). Alfonso García (en 1993 campeón de todas las categorías y por equipos, olímpico en Los Angeles, 84 y con un palmarés internacional sobresaliente; no en vano participó en los campeonatos de Europa de 1980, 1982, 1983, cuarto puesto en el campeonato del Mundo en 1981, medalla de bronce en todas las categorías del campeonato del Mundo Universitario en 1982, y ese mismo año, campeón nacional del peso medio, conquistó la medalla de plata de los Juegos del Mediterráneo y en la Copa latina). Judokas destacadas en categoría femenina son las siguientes: Mª Carmen Solana (campeona nacional de la categoría de Ligeros de 56 y 61 kgs en nueve ocasiones, años 1976, 1978, 1979, 1980, 1981, 1982, 1983, 1985 y 1987); Leire Iglesias (galardonada con el premio IFA Reconocimiento); y Sonia Andonegui (en 1990 campeona de España sub-15 y en 1994 campeona de España junior). Por otra parte, destacaremos a Tomás Toro (olímpico de Atlanta'96 en la categoría de menos de 65 kilos, que sólo duró 61 segundos en el tatami al ser derrotado por un "ippón"), y los hermanos bilbainos de padre japonés, Kenji y Kiyoshi Uematsu Treviño, recientemente en el campeonato del Mundo Junior de Oporto (año 1996), lograron las medalles de oro y plata en las categorías de 60 y 65 kgs. respectivamente. Kenji Uematsu, además, es el vigente campeón de Europa junior y de España junior y senior; ha ganado, también, el primer campeonato iberoamericano.

Karate. Karatekas a destacar en categoría femenina son Victoria Rodríguez (convocada para el campeonato de Europa senior 1983) y Milagros Manceras (katas 2º en campeonato de España 1986); y en categoría masculina, Julián Ríos (seleccionado para el campeonato de Europa junior 1994) y Roberto Gómez. Otros nombres a consignar entre los mejores vizcaínos son los siguientes: R. Seoane, A. Elorduy, S. Acero, A García y J Pallares.

Taekwondo. La historia de este deporte es breve y brillante por los éxitos obtenidos. A nivel de Euskadi los vizcaínos tienen la máxima representación y entre los deportistas destacaremos a Juan Solis (varias veces campeón de España absoluto, medalla de bronce en la Copa del Mundo 1991, medalla de plata en la olimpiada de Barcelona'92 y plata en la copa de Mediterráneo 1991); su hermana Rosario Solis (medalla de oro en la Copa del Mundo 1991, oro en el campeonato de Europa en Valencia 1992, oro en la Copa del Rey 1995); Aintzane Vázquez (medalla de oro en el campeonato de Europa junior de 1996, campeona de España juvenil 1994 y 1995, y junior en peso superligero 1996); Aitor Laraudogoitia (medalla de oro en campeonatos de España absolutos en 1993, 1995 y 1996, oro 14 th open Belgian Championships 93, y en la Copa del Rey 1996). Además de éstos, son medallas de oro en diferentes pesos y categorías los siguientes taekwondokas: Idoia Ordorika (oro 18 th internacional Dutch 1991), Jon Garnika, Maite Vázquez, Rosa Mª Fraguas, Asier Bravo, Jon Cantalapiedra, Sergio Colmenero, Naiara Moreno, Ivone Lallana, Maider Prieto, Cristina Altuna, Encarna Quintela, Rubén Medina, J. A. Garrido, y Joseba Agirre. Entre los clubs reseñamos al club The Masters (medalla de plata en 1994 y oro de clubs masculino en 1995).

Es el Real Club Marítimo del Abra el más conocido en Bizkaia por su labor en los deportes naúticos. Para yachting, en junio de 1924, es creada la Copa del Abra por el Club Marítimo del Abra y el Real Sporting Club de Bilbao (fundado en 1898). Estos dos clubes actualmente están fusionados. En 1924, se inaguró, frente a la Universidad de Deusto, la Base Naval del Club Deportivo de Bilbao. La Real Peña Motorista Vizcaya, en aquel tiempo también tuvo una sección de motonáutica, y entre otros triunfadores cuentan con J. L. Galdiz en el campeonato de España de outboards, y en 1930 el campeonato del Mundo de esta especialidad. En veleros de la clase snipe se disputa la Regata Villa de Bilbao. En esta modalidad encontramos dos campeones del mundo, Gabriel Laiseca y Juan Manuel Alonso-Allende, este último participante en la olimpiada de Londres'48, con un brillante historial puesto que fue campeón de España en tres ocasiones en clase star (1943, 45 y 47), y otras tres en clase snipe (1941, 56 y 57). Otros deportistas son Juan Olabarri (olímpico de Tokio en la clase finn), el conde de Zubiría y José María Alonso-Allende. Pero, en los últimos años destacaremos a José Luis de Ugarte, quien en su densa carrera deportiva, ha participado en dos oportunidades, finalizando en primera y segunda posición, en la Phalmouth-Azores (1979 y 1987); además, ha completado cuatro veces la Plymouth-Newport; en 1990 dio su primera vuelta al mundo en solitario, en la BOC Challenge (acabó noveno); entre 1992 y 1993, a bordo del "Euskadi-Europa 93 BBK", dio la vuelta al mundo en solitorio y sin escalas (llegó en sexta posición). El Abra de Getxo acoge, entre otros, el Campeonato de Europa de vela first-class 8, la salida de la Regata España Verde-Paradores, la Copa de Getxo (cruceros) organizada por el Real Club Marítimo del Abra, y en 1996 se celebra la sexta edición del Trofeo José Luis Ugarte-BBK en los campos de regatas del Abra exterior e interior, que reunirá a unos 200 regatistas.

Hockey sobre hierba. Quedan en el recuerdo las luchas épicas de vizcaínos con donostiarras en época del 29 o 30. El Deportivo H.C., fundado en 1933, junto con el Athletic, Baracaldo, Zugazarte, Jolaseta y la Universidad Comercial de Deusto, eran los equipos que existían en Bizkaia en estas fechas. La federación vizcaína tiene sus comienzos en 1946. Es el Real Club Jolaseta el equipo que se irá afianzando con el tiempo y se situará entre la élite del hockey nacional. El Jolaseta, ha aportado una veintena de jugadores y una decena de jugadoras a las selecciones absolutas masculina y femenina respectivamente; ha sido subcampeón la temporada 1969-70, seis veces subcampeón de Copa, con el equipo masculino en División de Honor; con el equipo juvenil masculino campeón en siete ocasiones; el femenino senior obtuvo dos subcampeonatos en 1969-70 y 1970-71, y dos terceros puestos. Jugadores olímpicos han sido entre otros: J. Solaum, A. Churruca, R. Carmiña, R. Eguzkiza, J. Carmiña, J. Echevarría, J. Allende, J. C. Migoya, etc.

Hockey sobre Patines. El año 1967 se celebraron en Bilbao los XXVIII campeonatos de Europa de hockey sobre patines. Entre los equipos punteros están el de los Jesuitas de Indautxu (que la temporada 82-83 alcanza la división de honor), Jolaseta, Iberduero, Sta. Mª de Portugalete, y, sobre todo, el Club de Santutxu, aún con las esperanzas de retornar a la primera división, categoría que perdió en 1993.

Montañismo. Quizás por el carácter montañoso del que goza nuestra tierra, desde siempre ha existido una gran afición a caminar, admirar y vencer nuestras cumbres (el monte Gorbea, Oiz, Amboto). Actualmente hay 128 cumbres homologadas por la Federación Vizcaína de Montaña. Antaño han existido pruebas clásicas de subidas a montes, para batir récords, como las del Pagasarri, Artxanda, monte San Sebastián (Valmaseda), Ganekogorta, Kolitza, Serantes, etc. En Bizkaia, la primera manifestación de Concursos de Montañas, realizada en noviembre de 1914, se llamaba Primer Recorrido de Montaña en el Ganekogorta bilbaino, organizado por el Club Deportivo de Bilbao; este proyecto desembocó, en 1915, en el Concurso de los Cien Montes. La historia de la sección de montaña del Club Deportivo de Bilbao está íntimamente relacionada con la historia del montañismo vizcaíno. Este club organizó la primera marcha regulada en 1913 y la segunda en 1933. Más tarde llegan los años de promoción de la escalada, de las expediciones de altas cumbres y de las ascensiones a macizos fuera de nuestras fronteras. A finales de los cuarenta existían sesenta clubs que organizaban manifestaciones deportivas montañeras, tales como excursiones, marchas (este año se celebra en su primera edición la denominada Montañera'96/1. Mendizalea para montañeros y amantes del mountain bike), travesías (conocida es la de las Crestas del Duranguesado), campamentos, etc. Para 1946 la Federación Española de Montaña preparó el primer curso de escalada en el Duranguesado. Entre los montañeros destacados de la primera época están Angel Sopeña, Antonio Ferrer (para mediados de los cuarenta había recorrido por la península y el resto de Europa unos 690 montes) y Andrés Espinosa. Este último, pionero de la alta montaña vasca, en 1929 escala en solitario el Mont Blanc y el Cervino; en 1930, subió el Kilimanjaro (5.963 m.); en 1932, realizó la ascensión al Toubkal en el Atlas. Además de los citados, montañeros de la época que contribuyeron al esplendor del montañismo hasta mediados del siglo XX fueron Goikoechea, J. Apraiz, F. Pérez y un etc. que haría interminable la relación..

Alpinismo. El techo del Pagasarri es un sitio que en su día se consideró lo más difícil en escalada artificial de Bizkaia. Es también el monte donde comenzó la historia del alpinismo vasco. El primer club se fundó en 1911. Desde la escalada del Pico del Fraile por Ángel Sopeña en 1924, pasando por las conocidas Peñas de Atxarte, y, sobre todo, a partir de 1971 cuando las expediciones vascas intentan coronar las cumbres de los montes más altos del mundo, algunos alpinistas vizcaínos intentan participar en proyectos importantes que exigen del entrenamiento de deportistas de élite. Entre otros nombraremos los siguientes montañeros: Ángel Landa, que participó en la expedición vasca a Los Andes del Perú en 1967. Posteriormente, destacaremos a Juanjo San Sebastián, que ha subido cuatro ochomiles (Makalum, Cho-Oyu, K-2 y Shisha Pangma), en 1994 sufrió un grave accidente , en el K-2, que costó la vida a Atxo Apellaniz. Otro gran alpinista fallecido recientemente atrapado por una avalancha, José Luis Zuloaga "Zulu", que los últimos años vivió como guía de montaña, acumuló un historial destacado desde que en 1980 comenzó las grandes escaladas en Los Andes; en el Himalaya ascendió el Nanga Parbat (8.125 m.); en 1985 abrió una nueva ruta en el Mazeno Peak; subió, sin hacer cumbre, al Kanchenjunga por el Norte, al Malaku por el Oeste y al Everest (en 1990). Un gran compañero suyo, Kike de Pablo, en 1976 coronó el Mskinglu (6.193 m.), más tarde ascendió al Chopicalqui (6.300 m.), en 1979 al Alpano (6.000 m.) por la cara sur y al Kitarajú (6.100 m.) por la cara norte; en 1980; junto con el vizcaíno Emilio Hernando, formó parte de la exitosa expedición al Everest, y tras alcanzar las cimas de Nanga Parbat (8.125 m.), el Makalu (8.463 m.) y el K-2 (8.611 m.), en 1966 se quedó a 100 m. de hacer la tercera cumbre más alta del planeta, el Kanchenjunga (8.586 m.). Por último, Manuel Penalva, alcanzó la cumbre del Cho-Oyu (8.201 m.) en 1996.

Espeleología. A principios del siglo ya hay naturalistas que se interesan por la exploración de cuevas. El catálogo de Bizkaia fue realizado por vez primera en 1943 por Antonio Ferrer, uno de los pioneros de la espeleología vizcaína. La segunda catalogación de cavidades de Bizkaia, obra de Ernesto Nolte, ve la luz el año 1960. En la decada de los 50 se crean grupos a iniciativa del C.D. Bilbao (sección de montaña); en 1955 se desgajan varios miembros de la sociedad para formar G.E. Vizcaíno, auspiciado por la Diputación de Bizkaia. La actividad del grupo es tal que domingo tras domingo se suceden las exploraciones: Carranza, la cueva de Peña Roche, las cavidades de la Isla de Izaro, el macizo de Itxina, etc. Aparecen otros grupos: grupo G.U.M. (Grupo Universitario de Montaña) de breve existencia; el grupo radicado en el Club Alegría de Amorebieta (1961), que hizo hallazgos en las cuevas prehistóricas de Arlampe, en Lemoa y Getaleutakoatxa, en Igorre; el G.E. Esparta de Barakaldo, fundado entre el año 67 y 68; y el Beti-Goruntz de Bilbao, que ha tenido una orientación fundamentalmente montañera. La década de los 60 es pródiga en trabajos y actividades de todo tipo; se edita la revista "Kobie" y en 1968 se realiza el ataque definitivo de la sima de Otxabide.

Esquí. Los Clubs más antiguos dedicados al esquí en Bizkaia son diez, con los siguientes afiliados en 1970: Galerán, Jolaseta, Iberduero y OJE, con unos veinte esquiadores federados; Landachueta y Alpino, con cincuenta, y finalmente Begoña, Vizcaya Club, Juventus y Club Deportivo, con cerca de 100 federados. Han destacado en la práctica de este deporte los hermanos Regi, Ramírez, Poncho Sainz, Uriarte, Alejandro Landa (ganó la medalla de oro en los Juegos olímpicos del Cantábrico, en 1967), dentro de la modalidad alpina y Mariano Ruiz, Garay y Cheché en la modalidad nórdica. En 1973 en Bizkaia había 16 clubs y 2.810 federados en la Federación Vasco-Navarra. A partir de la década de los 90 encontramos la esquiadora más destacada de la historia del País Vasco, Ainhoa Ibarra, que ha sido campeona de España absoluta los años 1993 y 1994 (slalom y slalom gigante); obtuvo el 8º puesto en la Copa del Mundo (Suecia 1995), en slalom gigante. Asímismo, ha participado en campeonatos internacionales, entre ellos el de Chile en 1995 (obtuvo el 3er puesto) y en Bardonechia (Italia-1995) donde logró el 1er puesto.

Hockey sobre hielo. Bizkaia tuvo pistas de hielo en Portugalete y en Artxanda. La modalidad de Hokey sobre hielo tuvo su representación, a partir de la década de los setenta, en el desaparecido "palacio" de hielo de Bilbao "Nogaro", y citamos a continuación al club más importante, el Club Casco Viejo, que obtuvo importantes galardones, como los campeonatos de Liga en 1977-1978-1979 y 1981, y además fue campeón de Copa en 1978 y 1981. Con el nombre de Club de Hielo Vizcaya conquistó la Liga en 1982 y 1983; es de mencionar que en la Copa de Europa de 1983, eliminó en primera ronda al potente equipo francés del C.H. Grenoble.

El boxeo vizcaíno se ha caracterizado por dar campeones discretos, aunque en el campo aficionado el papel de Bizkaia ha sido importante. Entre las viejas glorias merece destacarse a uno de los mejores boxeadores vizcaínos de toda la historia, Luis Pinedo, campeón de España de peso medio en el año 1940, título que perdería con otro vizcaíno, Gabriel Zubiaga. En 1947, en el campo aficionado Asensio, Argote, Bilbao, Marín y Arteche del Club Deportivo se hacen con los campeonatos nacionales; los tres últimos participaron en las olimpiadas de Londres. También en 1947, Agustín Mendicute se proclama campeón de España de los medios. Con anterioridad, en 1945, Fidel Arceniega hace lo propio en los medios. Alejandro Arteche reina durante un año, 1952, como campeón nacional de los grandes pesos. En 1955, el aficionado Gregorio Morante se proclamó campeón de España y su compañero Carlos López obtuvo el mismo título en la categoría de super-ligero. Mariano Echevarría fue en 1958 y 1959 campeón de España de los semipesados, y en 1961 conquista el campeonato nacional de los pesados. Lo pierde ante Benito Canal en 1962. Lo consigue de nuevo en 1966. Peleó diez veces por el campeonato de España de los pesados. Otro boxeador dentro de los grandes pesos es Benito Canal, que aunque nacido en Orense boxísticamente es vizcaíno; conquistó el campeonato en dos ocasiones, años 1962 y 1969. En pesos menores, está Agustín Argote, campeón de España de los welters en 1949 y en los ligeros en 1951; Madrazo, campeón en los superligeros en 1954 y de los medios en 1970. El año 1965 puede considerarse buen año para el boxeo vizcaíno, ya que sería campeón de España de los pesos moscas Fabián Bellanco y de los ligeros Ángel Neches, este último púgil considerado vizcaíno aunque natural de Zamora. La gran figura fue Agustín Senin, con un palmarés impresionante en su haber, siendo campeón de Europa en 1971. De esta época es también Luis Aisa, el boxeador Aragonés afincado en Portugalete. Podríamos reseñar otros boxeadores, como Horacio Ruiz, Paperito y Pedro Acosta que perdió a puntos el campeonato de España. En la década de los ochenta, y dentro de los pesos welter, señalar la última figura del boxeo vizcaíno, Antonio Sáez, depseudónimo "Andoni Amaña", que perdió los combates por el título en los dos campeonatos de Europa celebrados en la plaza de toros de Bilbao. Por otra parte, en una desconocida disciplina, el Kick Boxing, que es una variación del boxeo tailandés (deporte mezcla del boxeo y karate), Pedro María Macías se ha proclamado campeón estatal 1996 en la categoría 71 kgr. de peso.

Aviación deportiva. En abril de 1910, en Durango, los pilotos imposibilitados para realizar la esperada exhibición, contemplaron horrorizados cómo el público impacientado por tanta espera, destrozaba los aeroplanos y les prendía fuego. En 1912, una exhibición aeronáutica con monoplanos "Bleriot XI" deja boquiabiertos a miles de bilbainos. Pero, es Manuel Zubiaga Aldecoa el primer aviador vizcaíno digno de mención. Realizó un vuelo Biarritz-Algorta, viéndose obligado a aterrizar en Zarautz para arreglar el motor. En 1915 el aviador bilbaino Coterillo realiza varios vuelos durante las fiestas de Bilbao. En 1931, los hermanos Pombo organizaron una escuela de pilotos que se asentó en Sondica, donde actualmente está situado el aeropuerto. En 1934 se crea la Sociedad Aeronáutica "Aero Popular Bilbaino", presidida entre otros por Alegría y Lezama-Leguizamón (quien matriculó su avioneta Klemm "Swallow"), e hicieron tangible la aviación deportiva en Bizkaia, volando en las verdes praderas de Sondika y Lamiako. En 1950, se fundó el Aero Club de Vizcaya, que para finales de año posee dos avionetas, una De Havilland "Hornet" y una Auster "Autocrat". Con ellas se comienza la labor de Escuela de pilotaje. Se da a conocer José Luis Aresti, quien reúne especiales condiciones para la acrobacia aérea (bajo su dirección se alcanzó el triunfo de II campeonato Mundial celebrado en 1964 en Bilbao). Otro dato a reseñar en la historia es la muerte del capitán Vicente Aldecoa, en 1954, en el transcurso de un festival aeronáutico.

Aeroestación. Joseba García ha participado en eventos internacionales, como el europeo de Francia y Eslovenia, y el mundial de EEUU; es campeón de España de aeroestación (globo) en 1993 y 1996, y fue subcampeón en el 92 y 94.

En 1909 el Club Marítimo del Abra establece una sociedad de Golf, junto al campo de tiro de pichón de Neguri, inaugurándose oficialmente en 1911; siendo un deporte de corte aristocrático, el Club de Neguri es punto de cita de la llamada "alta sociedad". En Bizkaia una figura sobresaliente es Luis Ignacio Arana, campeón de España en varias ocasiones, venciendo en 1935 en el Campeonato de Suiza; obtuvo también el campeonato de mixtos en Alemania y el de dobles en Francia. Otros nombres destacables de golf son Iván Sota y Álvaro y Gonzalo Arana, aficionados como Ignacio Arana. Recientemente Pepa González-Allende y Asunción Azpilicueta componentes del equipo español de golf se proclamaron campeonas en el Europeo senior femenino. Actualmente (1996) se han celebrado en las instalaciones de la Real Sociedad de Golf de Neguri en la Galea (Getxo), la tercera edición del Eulen Open Galea, puntuable para el Challenge Tour de golf, en el que tomó parte el vizcaino Iñigo Moral.

En cuanto a pesca marítima, el Club de Pesca de Lekeitio, fundado en 1954, organizó el primer campeonato de pesca de chicharro y los campeonatos de España de pesca de atún en 1955 y 1958. En 1959, y este año de 1996, lo organizó, en Las Arenas, el Club Marítimo del Abra. En 1980, en concurso de mar, el equipo de Bizkaia ganó el campeonato de España. Por otra parte, en los concursos de río, Bizkaia ganó por equipos en Toledo el campeonato de España de ciprínidos. Destacaremos a Rafael Ormaetxea (campeón de España individual en salmónidos 1983), Antonio María Garrido (dos veces campeón de España en salmónidos) y Justo Bengoetxea (campeón de España 1996 en pesca de lance ligero, en modalidad de cucharilla y mosca ahogada o con bulldog).

Con un nivel de perros excepcional, encontramos grandes campeones, como José Condado (campeón del Mundo 1994 de perros "frenk" y subcampeón del Mundo 1995), Arturo Albín (campeón del Mundo 1990 de caza práctica; campeón de España de caza práctica raza continentales los años 86, 87, 88 y 95; subcampeón de la Copa Europa de 1991 en perros Braco Alemán de primavera), Iñaki Eloriaga (campeón del Mundo en 1996 y subcampeón del mundo en 1995, con "IS de playabarri" de raza continental; subcampeón de España en 1996 en raza continental). Además, han conseguido éxitos importantes Lorenzo Urra, Susana Zabala (varias veces campeona de Euskadi y 3ª en la prueba San Huberto del campeonato de Mundo 1996 celebrado en Estepona), Javier Gómez (subcampeón del Mundo en 1983; dos veces subcampeón de España en 1990 y 91) y Txema Mendiguren.

Alberto Berasategui, vivió la gloria deportiva en 1994, su mejor campaña sin lugar a duda, acumulando siete victorias y además llegó a las semifinales del Roland Garros de 1994; en 1996, los triunfos han vuelto a su palmarés y tras conquistar el Torneo de Kitzbuehel se sitúa entre los 20 mejores de la ATP. De las competiciones en Bizkaia, recordemos por su importancia entre otros el Torneo Internacional femenino de Tenis de Getxo, en las pistas del Real Club Jolaseta, y el Circuito Match Ball.

En 1924, se celebra el campeonato infantil de ajedrez en Bilbao, organizado por el diario deportivo Excelsior, primero en su clase que se celebra en España. Los del Club Deportivo fueron campeones de ajedrez durante el bienio 1942-1943. Un joven ajedrecista de dieciseis años, Pedro Zuazo, en 1945 llegó a ser campeón nacional. En esa época se celebró en Bilbao (1951) un torneo internacional. Actualmente, destacamos los maestros internacionales Rafael Alvarez, Fco. Javier Ochoa, Jesús Mª Iruzubieta y Mario Gómez Esteban (campeón de España los años 1980 y 1992; participante en los campeonatos del Mundo de Malta en 1980, de Grecia en 1984 y de Filipinas en 1992). Otro ajedrecista a destacar es Txelu Fernández (gran maestro, capitán de la selección olímpica). Por lo que respecta a los clubs, en la primera división del campeonato de España compite el actual campeón de Euskadi "La Peña Rey Ardid".

En 1959 se fundó la federación vizcaína. El balomano vizcaino no tuvo en el equipo de Gaztelueta y La Salle La Casera la máxima representación a nivel estatal. Posteriormente tomó relevo a estos equipos el Claretianos, verdadera cantera del balonmano vizcaino. En categoría masculina la temporada 94/95 logró el ascenso a la Liga Asobal el C.B. Barakaldo UPV. En categoría femenina los equipos que permanecieron dos temporadas en la División de Honor fueron el C.B. Barakaldo y el C.B. Bilbao. A nivel arbitral, contamos con la presencia de un árbitro en categoría internacional, M. Ángel Amigo Las Heras.

En 1875 la familia Charlain construyó el Gimnasio de Bilbao cuyo primer director fue Felipe Serrate. El año 1894, fue constituida la Sociedad Gimnástica Zamacois; se trataba de una Academia de educación física, cuyo nombre algunos años después, en 1912, fue sustituido por el de Club Deportivo. Este club cambia de ubicación en tres ocasiones a lo largo de más de 100 años de existencia, y actualmente tiene su sede en el edificio de la Alameda de Recalde de Bilbao. Lo que fuera una afición snob de la sociedad elegante o intelectual fue ganando a la masa de educadores que comienza a introducir la gimnasia en las escuelas. En los campeonatos Nacionales de Gimnasia de 1943, cinco socios del Club Deportivo representaron a Bizkaia, consiguiendo la Copa de la Delegación Nacional de Deportes. En el V campeonato Nacional de Gimnasia Deportiva consiguieron la Copa del Exmo. Sr. Ministro de Asuntos Exteriores. Entre los gimnastas de este club cabe destacar entre otros a F. Freliín y A. Del Olmo. A partir de 1951, y en repetidas ocasiones, se celebraron los Campeonatos de España de Gimnasia Deportiva de Primera Categoría en los locales del Club Deportivo de Bilbao. La labor de fomento de esta modalidad por el Club Deportivo, se vio premiada en 1972 cuando recibía de manos de la Federación Española de Gimnasia, el Trofeo al Mérito Gimnástico. Por otra parte, recientemente el gimnasta Asier Zumeta, de 17 años, alcanzó en los campeonatos estatales la medalla de oro en doble mini-tramp y la de plata en los absolutos de cama elástica.

Por los años 50 se funda la Federación Vizcaina de Voleibol. En categoría femenina el Club San Pedro de Deusto, permaneció dos temporadas en la División de Honor (1992-93 y 1993-94) y posteriormente desapareció por problemas económicos. Tiene importancia el Torneo internacional femenino que este año en su novena edición se celebrará en Sestao. En categoría masculina el equipo de Bizkaia que milita en primera división es el UPV de Deusto.

Beisbol. En 1954, el Deportivo quedó en Bilbao campeón de España de segunda categoría. La Sociedad Deportiva Iturrigorri fue campeona de España el año 1970.

Triatlon. Entre las atletas más destacadas en categoría femenina contamos con Virginia Berasategui, componente de la selección española, campeona de España de distancia media, campeona de España en distancia olímpica (1.500 m. natación, 40 km. de ciclismo y 10 km. de carrera a pie); seleccionada para el Mundial de larga distancia (2.800 m. nat., 85 km. cicl., y 20 km. a pie). Como promesa, está Alicia Pomposo campeona de España en su categoría junior. Asimismo, en categoría masculina están Jesús de la Fuente campeón de España de la distancia Ironman (4.000 m. en natación, 180 km. de ciclismo y 42 km. a pie), y Borja Osés, campeón de España de la distancia olímpica; participante en la copa del Mundo (puesto 44). Entre las diferentes pruebas podemos citar la duatlón internacional de Gernica (una de las diez del circuito Grand Prix). Por otra parte, el equipo del club K3 de Basauri obtuvo la medalla de oro en los campeonatos de España 1996, el segundo en su cuenta particular.

Surf. En Bizkaia se celebran competiciones de surf en las playas de Bakio y Mundaka. Entre los surfistas está Eneko Acero, campeón del mundo Projunior ISA (Internacional Surf Asociation); logró su segunda victoria en el Circuito Profesional Europeo, afianzando así su segunda posición en el circuito EPSA; consiguió, también, la victoria en la fase clasificatoria del Campeonato del Mundo disputado en La Coruña (1996).

Esgrima. Ya en 1503, el bilbaino Alonso Garnica era bachiller en esgrima. Se tiene noticia de torneos de esgrima organizados por la Sociedad Gimnástica Zamacois de Bilbao, en 1911, siendo profesor el Sr. Suñé. Pero la esgrima, ligada a un marchamo elitista, enmarcada en una nobleza apenas accesible, ha tenido dificultades en su difusión en nuestra provincia. Bizkaia vivió esplendorosos años 20 y 30 gracias a las salas del maestro Juan Suñé, artífice y promotor de la esgrima en Bizkaia. Juan Suñé realizó una actividad intensa. Impartía sus enseñanzas, además de en su sala, en el Club Marítimo, en el Sitio, en la Bilbaina, en el Club Deportivo de la calle Orueta e incluso en el cuartel de Garellano. En 1951, Fernando Frelín ganó el campeonato de España de florete y el trofeo al tirador más completo; en 1964, recibió de la Federación Nacional el título de Maestro en Armas. Otros esgrimistas son Ricardo Frelín, que logra en 1963 ser campeón nacional juvenil, y Mª Alea, subcampeona de España. Hoy en día, superada la barrera de clases, el Club J. Suñé, único que existe en Bizkaia trata de reavivar este deporte.

AAN