Topónimos

JUGO

Censos. 1802: 40 vecinos; 1960: 87 h.; 1970: 78; 1978: 62; 1981: 52.
1900: 23.
Castellano. En un documento de fines del s. XVIII se dice que hablan el idioma vasco todos los pueblos de la Vicaría de Zuya, a la cual pertenecía esta localidad (Varios: «G. H. L. V.», Auñam., 1960, t. I, pp. 61-66). En el mapa lingüístico de L. L. Bonaparte (1863) figura ya fuera de la línea euskaldún.

Parroquia de San Martín

Portada de arco apuntado y con buenas dovelas.

Fabrica en su origen del siglo XIII pero reconstruida en los siglos XVI, XVII y XVIII. Planta rectangular con cabecera recta y con cuatro tramos. Bóvedas de aristas en diagonal, del siglo XVIII, en el presbiterio y en los dos primeros tramos de la nave y de terceletes y claves sin decorar, tardo-góticas, del filo de los siglos XVI-XVII, en el último tramo. Arcos fajones de medio punto. Contrafuertes. Vanos medievales, al exterior estrechos, al interior abocinados. Canes medievales, cóncavos y sin decorar.

Retablo mayor barroco, de mediados del siglo XVIII, trazado por Juan Bautista de Jáuregui, ejecutado por Domingo de la Peña y dorado por Fernando Antonio de la Fuente Agudo. Frontal del altar triple con tallos, cornucopias y medallones. Banco, cuerpo principal de tres calles y remate ajustado a la bóveda. Sagrario-ostensorio con seis columnas decoradas y apeadas en ménsulas entre las que se halla la puerta del sagrario con custodia y, sobre el ostensorio, decorado entablamento y cúpula calada. Banco con medallones, hojarasca, sol, luna, estrellas y cabezas de ángeles entre los mensulones, profusamente decorados, de apeo de las columnas del cuerpo principal. Estas, enormes y muy decoradas, son cuatro, las centrales, con tallos y flores apuntando al rococó, las exteriores, parcialmente acanaladas, con guirnaldas y paños colgantes; los capiteles recuerdan al orden compuesto. En los nichos, decorados y con pilastras del cuerpo principal, imágenes de San Martín obispo y, a los lados, de la Purísima, de mediados del siglo XX y de San José, buena talla barroca; sobre los nichos, medallones con símbolos. Entablamento profusamente decorado sobre el que asiente el banco del remate. En este, en marco con seis columnas salomónicas y frontón curvado con penacho, venera y cabeza de ángel, representación escultórico-pictórica del Calvario; roleos, pináculos y fruteros.

Retablos laterales barrocos, dorados, también de mediados del siglo XVIII. Dedicados a San Sebastián y a San Antonio Abad, recuerdan en su arquitectura al retablo mayor. Destacan en el retablo de San Antonio Abad, las tallas barrocas del titular, procedente de Llodio, y la de San Juan Evangelista, procedente de Jugatxi.

Pila bautismal medieval con taza lisa y pie cuadrangular con columnas adosadas.

Sacristía de dos tramos con bóvedas de arista en diagonal, apeadas en ménsulas y arco fajón rebajado. Interesantes orfebrería, ornamentos, libros litúrgicos y mobiliario en madera.

Interesante espadaña, de piedra de sillería. Tiene tres cuerpos, los inferiores con dos huecos de campanas y el tercero, rematado en frontón triangular, con uno solo. Conserva dos campanas y una esquila.

Ermita de Nta. Sra de Jugatxi

De origen medieval, está documentada desde 1556.

Fábrica de mediados del siglo XVIII. Planta rectangular con cabecera más estrecha que los tres tramos de la nave. Bóvedas de arista. Arco triunfal ligeramente peraltado. Arcos fajones de la nave, rebajados. Apeos en pilastras. Dovela baquetonada entestada en el muro septentrional. Al Sur, hornacina con imagen pétrea, obra reciente de José Antonio González Salazar.

En edificio anejo a la ermita, sede de la Cofradía.

Retablo mayor barroco, dorado y policromado, del filo de los siglos XVII-XVIII. Basamento con dos puertas, una real, otra fingida, cartela con marco dorado y cuatro mensulones con follaje y con cabezas de ángeles. Cuerpo principal de tres calles, cuatro columnas salomónicas, hornacina barroca de medio punto con imagen de origen medieval pero "renovada" en 1930 de la Virgen de Jugatxi, tipo Andra Mari y, en los marcos laterales, esculturas de Santo Domingo y de San Francisco. Entablamento con saliente cornisa. Remate con pintura de fondo del Calvario en marco con pilastras con guirnaldas y, a los lados, roleos. Sagrario sencillo a la izquierda del presbiterio en un rectángulo con símbolos de la Eucaristía, obra reciente de José Antonio González Salazar.

Dos retablos laterales barrocos, dorados pero mal conservados, de la misma época que el mayor. Bancos con paneles entre mensulones. Cuerpo principal con columnas salomónicas, nichos de medio punto y con decoración barroca e imagen de San José con el Niño y de Santa Ana y la Virgen, aquella barroca y esta renacentista, romanista. En los remates, marcos con pinturas entre pilastras con guirnaldas, volutas y veneras.

Sacristía con bóveda rebajada sobre trompas. Acceso a la hornacina en la Virgen. Interesante cajonería de artesanía popular. Discreta orfebrería.

Espadaña de fines del siglo XVIII con arco de medio punto.

Construcciones civiles

Caserío disperso pero alineado por la carretera que lo atraviesa y por dos caminos transversales. Muy bellas casas, algunas con cabañas adosadas, recercos en los vanos, escudetes y grandes aleros.

Alberto GARATE GOÑI (2007)

  • PALACIOS MENDOZA, Victorino: Inventario de Arquitectura rural alavesa/Arabako nekazal arkitekutuaten inbentarioa III. Diputación Foral de Álava/ Arabako Foru Aldundia. Vitoria-Gasteiz, 1986.
  • PORTILLA VITORIA, Micaela: Catálogo monumental Diócesis de Vitoria. Tomo IX. El valle de Zuia y las tierras de Legutiano. Fundación Caja de Ahorros de Vitoria y Álava. Vitoria-Gasteiz, 2007.

Alberto GARATE GOÑI (2007)

Lugar del señorío del valle y hermandad de Zuya. (Ref. «D. G. H. R. A.», t. I, p. 395).
A comienzos del s. XX carecía de escuela pública y su población escolar se·desplazaba a la de Murguía.
Nombres antiguos. Aparece como Yugu en documento de 1257 citado en «Revista de Archivos» de los años 1907 a 1909; Yugo en documento de 1338 reproducido en p. 1 del t. IV de «Colección de Cédulas, Cartas...» del archivo de Simancas, realizado por Tomás González [Ref.: Gerardo López de Guereñu, Boletín del Instituto Sancho el Sabio, 1969 p. 46].
Ermita. En 1802 había en su término una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de Jugach.
En 1802 dependía de la diócesis de Calahorra y de la vicaría de Cuartango. (Ref. «D. G. H. R. A.», t. I, p. 395).