Municipalities

Noain

Lugar del municipio de Noáin (Valle de Elorz) - Noain (Elortzibar), partido judicial de Aoiz, Navarra.

Se halla emplazado a los 2º 03' 19" y 42º 45' 25", al noroeste del término y de Zabalegui su capital, al pie de la Sierra de Tajonar.



Ver mapa más grande

1800: 126 personas habitan en 16 casas; 1960: 239 h.; 1970: 1.510 h.; 1981: 2.486.

AAA

Fabricación de maquinaria agrícola en Motorización Agrícola, S. A. desde 1958. Fábrica de harinas. Elaboración de piensos compuestos. Carpintería. Fábrica de madera y Muebles. Fabricación de muebles metálicos y de estufas de gas por Metálicas de Pamplona, S. A. (MEPANSA). Fabricación de terrazos. Construcción de cosecheros y aperos agrícolas. En marzo de 1989 la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Navarra aprobó el Plan General de Ordenación Urbana de Noain, revisión del Plan General de 25 de octubre de 1983. En él se estudia la ampliación de espacios verdes, sistemas de equipamiento dotacional y el polígono industrial de Talluntxe, previendo la ampliación del casco urbano hacia el oeste, en la zona del aeropuerto.

Aeropuerto de Noain-Pamplona. Situado en el extremo noroeste del término de Noain; aeropuerto nacional abierto permanentemente al tráfico civil en 1972, aeródromo militar desde 1936. Cuenta con pista de vuelo de 2.207 m. de longitud y de una anchura de 45 m., con orientación 34-16. En 1988 contó con un tráfico aéreo de 2.424 aeronaves, 126.096 pasajeros, despachándose mercancías por un volumen total de 116.822 kg.

AAA

Castellano. A finales del s. XVI (1587) figura en una lista de pueblos "bascongados" (Varios: Diccionario Geográfico-Histórico de la Lengua Vasca, Auñamendi, 1960, t. I, pp. l26-137). Dos siglos más tarde ( 1778) seguía siendo usual el euskera (Varios: op. cit., pp. 67-102). Sin embargo, en el mapa lingüístico de L. L. Bonaparte (1863) queda incluida en la zona de mínima intensidad del vascuence.

AAA

Batalla de Noain. En el mes de mayo de 1521 un ejército franco-navarro al mando de André de Foix, señor de Asparrós, penetra en Navarra y reconquista el reino para Enrique de Albret. Pero en vez de hacerse fuerte en Navarra prosigue hacia Castilla y sitia Logroño. Grandes contingentes de fuerzas castellanas se aprestan a ir en socorro de la capital riojana. El señor de Asparrós se ve obligado a huir y se refugia en la Sierra del Perdón. Las tropas castellanas, compuestas por cerca de 30.000 combatientes, se colocaron en la cuenca de Pamplona, cerrando así la retirada al ejército francés. El señor de Asparrós decidió salir de la Sierra del Perdón y presentó batalla en Noain el 30 de junio de 1521. Al comienzo dominaron los navarros barriendo con su artillería los prados en que se encontraban los castellanos, pero el Almirante de Castilla con la caballería dominó el combate y la infantería castellana, avanzando hacia la artillería del señor de Asparrós, decidió el combate. Los navarros hubieron de rendirse, tras sufrir más de 5.000 bajas y ser hecho prisionero Asparrós. Esta batalla decidió la posesión definitiva de Castilla y del reino de Navarra, pues los castellanos se apoderaron rápidamente de todas las plazas, sin apenas encontrar resistencia.

Francesada. El siete de noviembre del año 1812, los franceses intentaron realizar una expedición para aprovisionarse, saliendo de Pamplona en número de más de cuatro mil entre infantes y jinetes y llegando hasta Noain. Pero desde Noain hubieron de retroceder a Pamplona, perseguidos por los guerrilleros de los cuatro primeros batallones de la división de Espoz y Mina, entrando apresuradamente en la capital. La artillería de los muros y de la Ciudadela hizo fuego para detener el avance a la bayoneta de los navarros y proteger la retirada de los franceses.

Motín liberal. Según refiere Idoate, el 26 de agosto de 1837 estalló un motín en Pamplona, producido por los llamados Cuerpos Francos del ejército liberal, formados por dos batallones de tiradores y un escuadrón de flanqueadores. El motín habría de durar más de un mes y durante él fue asesinado el general conde de Sarsfield. El 7 de septiembre el virrey en funciones, Iriarte, hizo entrega de su mando al general Francisco Cabrera en Noain en presencia de la Diputación. La entrega del mando fue efectuada fuera de la capital a fin de evitar coacciones de cualquier clase.

Desamortización. En cumplimiento de la Ley de Desamortización del 1.º de mayo de 1855 se vendieron en esta localidad, en 1863, una heredad en el soto de Andoain, una pieza y seis fincas rústicas. [Ref. Rafael Gómez Chaparro "La Desamortización Civil en Navarra"].

Lugar del valle de Elorz, del 4.º partido de la merindad de Sangüesa, Reino de Navarra. Gobernado por un diputado nombrado por el valle y los regidores del pueblo elegidos entre sus vecinos.

AAA

Noain ejemplifica mejor que ningún otro lugar el crecimiento experimentado por algunas de las diminutas aldeas que rodeaban a Pamplona, y que en los tiempos del desarrollo industrial recibieron en pocos años un aporte poblacional que alteró para siempre su fisonomía. La instalación del aeropuerto en la localidad es un buen ejemplo del cambio experimentado. En el presente caso, no obstante, el antiguo núcleo urbano ha pervivido, al menos en parte, en la colina en la que se alza la iglesia. Adosada al muro de los pies del templo permanece aún la antigua casa parroquial, hoy utilizada por una pequeña comunidad de monjas. Delante, junto al atrio de la iglesia, el monumento al centenario del Acueducto de Noain, inaugurado en el año 1990, recrea en hierro y piedra el lenguaje de arcos ojivales y neoclásicos tan presente en el valle de Elorz, con una decoración de claros resabios postindustriales.

Junto a la parroquia vieja vemos un caserón de planta cuadrada y tres alturas, con tejado en pabellón. Los muros van enlucidos, con cadenas de sillar en los lugares acostumbrados, enmarques de los vanos y esquinas, además de un zócalo bajo y sendas impostas para separar los pisos. Su fachada, realizada en lenguaje neoclásico, se abre en planta baja por un portalón de medio punto, con once dovelas cortas y con la rosca moldurada con una media caña. Va flanqueado por dos pilastras clasicistas. En alto se remata con un frontón partido, que aloja en su centro un balcón bajo frontón curvo. Las ventanas son rectas, y llevan antepechos labrados en el piso noble y en el eje de la fachada.

Algo más abajo vemos un caserón de planta rectangular, que hace años fue utilizado como escuela y luego como casa de cultura. Tiene tres alturas y tejado a doble vertiente, y uno de sus frentes ha sido utilizado como frontón al menos desde 1984. Los muros son de mampostería picada, actualmente sin enlucir, y se abren mediante vanos rectos, más una galería de arquillos de ladrillo con los que se corona el edificio. Junto a este inmueble se levanta la Escuela de Música-Musika Eskola, que lleva el nombre del tenor roncalés Julián Gayarre, así como la nueva Casa de Cultura. Se trata de dos edificios modernos, de cierto empaque, con plantas adaptadas al irregular trazado urbano y al desnivel del terreno, con multiplicidad de fachadas y unión de materiales tales como la piedra y el cemento, y cierres perimetrales metálicos y en vidrio.

En la calle de San Juan hay así mismo una casa con arco de entrada apuntado, pero en cambio no quedan trazas identificables del palacio de cabo de armería de Noain, que perteneció en el siglo XV al caballero Ochoa de Noain, y que tiene aún su sepultura en la parroquia, donde pueden verse los lobos de su escudo, tal y como lo recoge el Libro de Armería del Reino de Navarra (L.A.R.N. nº 140).

Mención aparte merece el Acueducto de Noain. Se trata de un tramo de la obra de traída de aguas a Pamplona, ejecutada en el año 1790. Se diseñó para salvar el desnivel existente en el valle de Elorz, entre las sierras del Perdón y de Tajonar, para hacer llegar el agua del manantial de Subiza a las fuentes públicas de la capital. Fue diseñado por Ventura Rodríguez, y ejecutado por Ángel Santos de Ochandátegui y Alejo de Aranguren.

  • Ermitas

J.M. Aicua y J. Asiron (1990) mencionan la ermita de San Juan Bautista, hoy desaparecida. En 1636 el obispo de Pamplona mandaba ya trasladar la imagen titular, ante el mal estado del edificio, aunque entonces los vecinos reaccionaron arreglándola. A mediados del XVIII se retejaba y revocaba su exterior, a pesar de que hoy tan sólo quedan unos pocos sillares arruinados. Un Crucificado barroco procedente de esta ermita se custodia hoy en el cementerio.

  • Parroquia vieja de San Miguel

Parece ser que en origen constaba de una fábrica románica a la que se adosó una cabecera gótica del XIV, además de los evidentes cambios experimentados en el siglo XVI. La planta consta de una única nave, dividida en tres tramos iguales, más una cabecera poligonal de cinco lados. El acceso se abre en el segundo tramo, por el lado de la Epístola, y va cobijado por un pórtico. Dos capillas simétricas, a modo de transepto embrionario, se abren en el tercer tramo. Por el lado del Evangelio se adosa además una escalera de acceso al coro y a la torre, mientras que la sacristía es una pequeña estancia de planta pentagonal irregular, adosada a la cabecera por el lado meridional.

Los muros van en buena sillería, y en la última restauración se eliminaron los enlucidos interiores. Presentan dos grandes arcos escarzanos para acceso a las capillas laterales, así como un coro alto situado a los pies de la nave, con arco de embocadura escarzano, decorado con cabecitas masculinas, femeninas y de ángeles. Para dar luz a este interior se practicaron varias ventanas de raigambre ojival. En el paño central de la cabecera hay un vano geminado de proporciones alargadas y rematado en arquillos trilobulados, que lleva además un cuadrifolio central en la cúspide del arco. Otra ventana de igual factura se abre en el lado meridional, en el tramo que precede a la cabecera, mientras que a los pies del templo hay otra ventana de medio punto. Las vidrieras, ejecutadas por el taller Cluny de Pamplona, fueron repuestas en la restauración de 1990.

La fábrica se cubre con bóveda de crucería simple, que afecta a los tres tramos de la nave y a las capillas, que apean en ménsulas piramidales que transmiten los empujes a los muros de carga. Se articulan mediante arcos fajones de sección apuntada. La cabecera recibe una bóveda de cinco paños, mientras que la sacristía luce una bóveda estrellada. El sotocoro recibe una bóveda de crucería, en cuya clave se labró una cabeza femenina y otra de ángel.

Al exterior destaca el volumen de la torre, que se apoya sobre el primer tramo de la nave. Tiene un fuste corto y macizo, rematado en alto por dos huecos para las campanas y un tejado en pabellón. Tiene así mismo un pórtico compuesto por dos arcos escarzanos que apean sobre un pilar central, y cobija una puerta gótica. Se abre mediante arco apuntado abocinado, muy esbelto, cuyo derrame se salva mediante cuatro arquivoltas lisas, sin tímpano. Los capiteles representan hojas de roble y de vid.

El interior estuvo presidido por un retablo neogótico, de 1919, eliminado en la última restauración. Parte de la imaginería, no obstante, procedía de varios retablos romanistas y barrocos, destruidos en la Guerra de Sucesión y en la francesada, según noticias recogidas por J.M. Aicua y J. Asiron en los libros parroquiales. En el bajo coro hay una pila bautismal medieval, pero la imaginería y la orfebrería han sido trasladadas a la nueva parroquia.

  • Parroquia nueva de San Miguel

Se debe a un proyecto realizado por el arquitecto navarro T.M. Arrarás (1983), y lleva una planta poligonal irregular de seis lados. Se edificó en ladrillo visto colorado, al exterior y al interior, con grandes ventanas rectangulares, dotadas de vidrieras de motivos abstractos, ejecutadas por Domingo Iturgaiz.

El nuevo templo va presidido por un Crucificado barroco de estilo popular y de repintado excesivo y evidente. Cerca se venera una Virgen del Rosario romanista, de la primera mitad del XVII, último resto de un retablo debido al ensamblador Martín Echeverría, del taller de Pamplona. Ambas obras proceden de la iglesia vieja. Por último, puede verse un San Miguel, titular de la parroquia, traído de San Miguel de Aralar y obra al parecer de un taller francés del siglo XIX.

  • CARO BAROJA, J. La casa en Navarra, Pamplona, vol. III, C.A.N. 1982, pp. 63.
  • GARCÍA GAÍNZA, M.C.: La escultura romanista en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1986, pp. 155.
  • GARCÍA GAÍNZA, M.C. (et. alt.): Catálogo Monumental de Navarra, vol. IV*, Merindad de Sangüesa, Abaurrea Alta-Izalzu, Pamplona, Gobierno de Navarra, Arzobispado de Pamplona, Universidad de Navarra, 1989, pp. 257-261.
  • PÉREZ OLLO, Fernando: Ermitas de Navarra, Pamplona, C.A.N., 1983, pp. 178.
  • LACARRA DUCAY, Mª Carmen (et. alt.): Navarra, guía y mapa, Estella, C.A.N. 1983, pp. 277.
  • MENÉNDEZ PIDAL, Faustino; MARTINENA, Juan José: Libro de Armería del Reino de Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2001, nº 140.
  • V.V.A.A. El Valle de Elorz. Naturaleza, Historia y Arte. Pamplona, Ed. Ayuntamiento del Valle de Elorz y Príncipe de Viana, 1990, pp. 159-181.

JAS 2009

Celebra fiestas el 29 de setiembre, San Miguel.

AAA

Parroquia dedicada a San Miguel, arciprestazgo de Cuenca, obispado de Pamplona. Ermita de San Juan Bautista, desaparecida.

AAA