Concept

El modelo Ikastola

Las ikastolas constituyen un modelo educativo singular.

Información complementaria



En sus acciones colectivas así lo proclaman y en esa dirección toman sus decisiones.

Desde el punto de vista conceptual, acordemos que:

Modelo: Es un conjunto singular y coordinado de rasgos, de objetivos, de recursos, de forma de organizarlos y de gestionarlos, para lograr un producto o un servicio, haciendo de enlace entre teoría y práctica, y que se convierte en referente.

En consecuencia, y viniendo al marco de los modelos del espacio educativo, digamos que

Modelo Ikastola: Es el modelo educativo de las ikastolas. Es decir, es el conjunto de rasgos, de objetivos, de recursos, de forma de organizarlos y de gestionarlos para alcanzar el proyecto educativo Ikastola, que es el proyecto común de las ikastolas y que éstas, individual y colectivamente (de una forma institucionalizada singular) acuerdan, sistematizan, programan y aplican, mediante los recursos propios de cada ikastola y los recursos colectivos de Ikastolen Elkartea.

El modelo Ikastola es el resultado de un largo proceso, consecuencia de una labor de construcción, y fruto de la conjunción de numerosos y diversos factores, al igual que la mayoría de los modelos educativos.

La escuela, como toda organización, difícilmente puede comprenderse sin tener en cuenta el contexto legal, social e histórico que la condiciona:

  • La normativa legal impone unas reglas que determinan su funcionamiento en todos los órdenes (curriculum, pedagogía, economía y financiación, organización docente, laboral, etc.) independientemente de lo que la comunidad educativa de cada escuela piense y quiera.
  • La dinámica social actúa mediante la expresión de ideas y esperanzas de carácter individual y colectivo que deposita en la escuela con la expectativa de verlas satisfechas.
  • Las coyunturas y coordenadas históricas configuran en los pueblos y en las naciones intereses y prioridades que guían y conducen a la escuela hacia un fin establecido.

El proceso desarrollado por los sistemas escolares que surgieron y se fortalecieron en los siglos XIX y XX, y que hoy conocemos en la cultura occidental, ha configurado tres grandes modelos de organización educativa y escolar:

  • El modelo estatal-centralista (de raíz napoleónica)
  • El modelo municipal-autónomo (de extracción anglosajona)
  • El modelo eclesial-religioso (derivado de las relaciones Estado-Iglesia)

De estos tres modelos, en Euskal Herria han sido desarrollados dos (el estatal-centralista y el eclesial-religioso), hasta la creación del movimiento de ikastolas.

La formación de una nueva sociedad europea-occidental tras la 2ª Guerra Mundial y la toma de conciencia civil, independiente de la Administración estatal y de la Organización clerical, se plasmó en los años 60 mediante nuevas formas y diversas manifestaciones culturales y asociativas en el continente.

En Euskal Herria, en estos mismos años 60, en un contexto legal, económico, social e histórico muy particular, se produjo la eclosión de una parte de la sociedad vasca, tanto al norte como al sur de los Pirineos.

Las ikastolas fueron entonces uno de los proyectos más relevantes de aquel movimiento: se crearon y desarrollaron desde y para una forma de entender las ideas y esperanzas de una parte de la sociedad vasca.

Aquel movimiento civil que crearon e impulsaron las familias, profesionales de la educación y personas o entidades colaboradoras inició la construcción de un modelo educativo nuevo, sin un diseño previo, el modelo Ikastola actual y alternativa de los modelos educativos existentes en Euskal Herria (público-estatal y privado-religioso).

En un pormenorizado estudio de SIADECO, promocionado por la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia) y publicado en 1979, se recogía esta caracterización de las ikastolas de los 70:

Nº de ikastolas:
En el curso 1975-76, existen en total 172 ikastolas para todo Euskal Herria (Norte y Sur).

Situación administrativa:
Los problemas que tuvieron las ikastolas durante el franquismo no han desaparecido; tienen que seguir superando los obstáculos que suponen unas exigencias legales que la Administración no requiere de las escuelas oficiales.

Niveles de escolaridad alcanzados:
El desarrollo de la ikastola necesita todavía, y por bastante tiempo, de un impulso enérgico y sostenido si se desea que su misión como centro de educación básica en euskara se consolide definitivamente.

Planteamiento pedagógico:
Es interesante resaltar también el contexto pedagógico progresista en que se han desarrollado las ikastolas de acuerdo con las directrices admitidas en los países más avanzados, y desde luego que muy por encima de las que se han aplicado en el Estado español. Fue la ikastola, por ejemplo, la primera en superar la discriminación de sexos, con excelentes resultados, y otro tanto se puede decir de la aplicación de los principios de la pedagogía activa, en cuya aplicación ha sido pionera.

Composición social:
El tono social de las ikastolas viene dado por las categorías intermedias (obreros cualificados y empleados). (...) Existe un predominio de las clases populares.

Personal docente:
Al comienzo, ha estado a cargo de auténticos militantes de la cultura vasca. Hoy, ya se está profesionalizando. (...) En cuanto a su remuneración, cabe decir sin exagerar que las ikastolas han sido financiadas, en buena parte, y durante bastantes años, gracias al sacrificio pecuniario de maestros y maestras.

Modelo de referencia:
Resumiendo, se puede decir que las ikastolas son una realidad pujante (...) Se trata, en verdad, de un esfuerzo colectivo sin precedentes en la historia del país. (...) Un esfuerzo que ya es hora de que sea sustituido por las instituciones públicas que permitan establecer mañana el modelo lingüístico ampliamente verificado de las ikastolas en las escuelas populares de Euskadi.

En la segunda mitad de la década de los 70, las ikastolas iniciaron un nuevo ciclo en el proceso de mejora del modelo Ikastola a partir de dos eventos históricos (el Symposium de Bilingüismo de 1976 y las Asambleas de Ikastolas de 1977 y 1978), marcando determinadas líneas de actuación:

  • Investigación sobre educación bilingüe
  • Renovación de la formación del profesorado
  • Ampliación de la enseñanza a los niveles de Bachillerato
  • Producción de material didáctico en base al modelo Ikastola
  • Colaboración con las instituciones públicas recientemente creadas en el Sur de Euskal Herria para la extensión del bilingüismo en la enseñanza
  • Ahondamiento de la organización escolar de la ikastola como alternativa a la entonces vigente escuela pública estatal
  • Proclamación de una nueva escuela pública vasca.

El paso de la legalidad franquista a la legalidad constitucional en el Estado español, y las acciones administrativas del gobierno francés obligaron a las ikastolas a marcar tres ritmos para el desarrollo de las líneas de actuación aprobadas por ellas:

  • Uno para las de la C.A.V
  • Otro para las de la C.F.N
  • Un tercero para las de Iparralde

Una vez más el "contexto legal" y la "correlación de fuerzas políticas" actuaron como factores determinantes en el desarrollo de las ikastolas.

Desde 1978 a 2008, las ikastolas han llevado a cabo, además de las líneas de acción adoptadas en su primeras Asambleas (1976, 1977 y 1978), diferentes planes aprobados a lo largo de las décadas siguientes, y más en concreto los establecidos en los cinco Congresos de ikastolas de este ciclo (1990, 1992, 1996, 2001 y 2004).

Es evidente y notorio que las ikastolas han desarrollado, a lo largo de todos estos años, un modelo, el modelo Ikastola, en continua mejora, con unas señas de identidad inequívocas.

Entre el "ser un modelo educativo" y "mejorar día a día el modelo educativo" existe una relación dinámica que, al margen de la reivindicación de un determinado status jurídico-administrativo ante terceros o de su reconocimiento por parte de éstos, hace referencia a la consolidación y al reforzamiento de esa red interior de lazos que otorga a cada ikastola y al colectivo de ikastolas ese carácter identificador de "modelo singular y diferenciado".

¿Cuál ha sido, entonces, esa red interior de lazos que ha constituido a las ikastolas en modelo educativo y que, al mismo tiempo, se pretende consolidar y fortalecer para "mejorar día a día ese mismo modelo educativo"?

Parte de esa red ha sido constituida por elementos objetivos, es decir, por hechos concretos y tangibles, que se han considerado como elementos de un todo denominado modelo Ikastola, y que en el caso de las ikastolas son fundamentalmente los siguientes:

  • El carácter euskaldun como eje de una educación integral, plurilingüe e intercultural.
  • La personalidad jurídica propia de cada ikastola, sustentado en la Comunidad Educativa.
  • La repercusión en el sistema educativo, consecuencia de su acción innovadora.
  • La colaboración con la Administración pública en el servicio público de educación.
  • La participación activa de la Comunidad Educativa en el gobierno de cada ikastola.
  • La gestión autónoma de cada ikastola.
  • La cooperación entre ikastolas en Ikastolen Elkartea, en la organización colectiva.
  • La Caja de Solidaridad, compromiso individual y colectivo de ayuda solidaria entre ikastolas.
  • El marco laboral específico, con contenido propio.
  • El I+D+i (Investigación, Desarrollo e Innovación) como proceso básico del proyecto educativo, único en el sector.
  • El Plan de Formación acorde al modelo.
  • La producción propia de materiales didácticos en todo tipo de soportes y modalidades.

Carácter euskaldun

Euskara y cultura vasca constituyen el eje sobre el que lleva a cabo la formación integral, plurilingüe e intercultural de las ikastolas.

Además de las actuaciones docentes propias de un servicio de educación caracterizado por la potenciación de la euskaldunidad dentro de la interculturalidad que se circunscriben al espacio del centro escolar, cada ikastola en su entorno y las ikastolas en su conjunto siguen desarrollando una serie de acciones y campañas de sensibilización, integración y cohesión sociales en torno al euskara, la educación euskaldun y la modernización de la cultura vasca que constituyen unos referentes identificativos para buena parte de la sociedad. El Olentzero, Santa Ageda, los Carnavales, Kilometroak, Ibilaldia, Araba Euskaraz, Nafarroa Oinez, Herri Urrats, y la amplia diversidad de acciones culturales vascas han logrado hacerse un sitio importante dentro de la agenda social, y son cada vez más los centros escolares privados y públicos que hacen suyas algunas de esas acciones en su propia localidad. La fiesta de la Escuela Pública Vasca, como acontecimiento que aspira a aglutinar y cohesionar a los centros de un territorio u otro, no hubiera existido probablemente si no se celebraran las multitudinarias fiestas de las ikastolas. Es evidente el papel de acicate y de pionero del modelo Ikastola.

Personalidad jurídica propia

Las ikastolas son Instituciones educativas de forma jurídica diversa cuya titularidad y gestión se sustentan sobre la Comunidad Educativa, en el marco de la Comunidad Local social e independientes de los poderes público-administrativos.

Cada ikastola es una comunidad educativa compuesta por alumnos-as, padres, madres, profesionales y colaboradores con personalidad jurídica legal propia, una organización social autónoma, cooperativa, sin ánimo de lucro, integrada en la comunidad local (municipio o barrio) a la que da el servicio público de educación caracterizado por el eje de la euskaldunidad, por el pluralismo de las ideas, valores y comportamientos dentro del respeto a la personalidad de cada ikastola.

Cada ikastola, en torno a su Comunidad Educativa y a su Comunidad Local, y todas las ikastolas agrupadas en Ikastolen Elkartea, hacen suyos el compromiso y la responsabilidad de ofertar, con capacidad de iniciativa y de liderazgo, un servicio público a la sociedad vasca en materia educativa.

Repercusión en el sistema educativo

El esfuerzo de las ikastolas en pro de la mejora continua de la calidad de su modelo educativo repercute por voluntad de las propias ikastolas en el resto de centros escolares del sistema educativo, siendo referencia para una buena parte del sistema educativo.

Las ikastolas son vistas como un modelo educativo comprometido con la mejora continua de la educación euskaldun de calidad, como modelo educativo impulsor cualificado de iniciativas de innovación y experimentación en el ámbito de la educación de jóvenes y niños, como modelo educativo de prestigio en el ámbito de la formación de profesionales y demás miembros de la comunidad educativa, y como modelo educativo de referencia en la creación y elaboración de materiales educativos.

Colaboración con la Administración pública

Las ikastolas, en su misión de propiciar la educación euskaldun más allá del ámbito de las propias ikastolas, colaboran con los poderes públicos, intercambiando con éstos proyectos de interés educativo y cultural.

Además de los proyectos de ámbito local o comarcal que cada ikastola desarrolla con los poderes públicos locales o comarcales, las ikastolas llevan a cabo acciones, programas y proyectos con los poderes públicos territoriales, supraterritoriales, estatales y supraestatales. Buena prueba de ello son los del ámbito lingüístico como Eleanitz, Hizpro y Euskaraz Bizi , los de diseño curricular y no curricular como Euskal Curriculuma, Bertsolaritza, Euskal Soin Jarduerak, Aisialdia, Urte Sasoiak, los derivados de las tecnologías de la información y comunicación como IKT, Ikasdat e Ikasys que han hecho de las ikastolas un modelo que gestiona eficientemente los recursos y medios que se ponen a su disposición, que propone, aporta, negocia, acuerda y cumple con lealtad los compromisos contraídos y, en fin, un modelo dotado de control social.

Participación activa de la Comunidad Educativa

Los integrantes de la Comunidad Educativa de cada ikastola toman parte activa en el gobierno y funcionamiento de la misma.

Las ikastolas se caracterizan, también, por la participación activa de todos los componentes de la Comunidad Educativa dentro de la autonomía y competencias de una ikastola que cuenta con amplias competencias.

El órgano de gobierno de la ikastola es la Asamblea General, compuesta por todos los miembros de la Comunidad Educativa (alumnado -según edad y nivel escolar-, padres, madres, profesionales, socios colaboradores y representantes de la Administración local). Tanto los demás órganos de gobierno como toda la estructura de funcionamiento actúan por delegación y están sometidos a la Asamblea General. El presidente de la Asamblea General es el representante de la Ikastola.

Gestión autónoma

Sólo la voluntad de la Comunidad Educativa es el motor decisorio del desarrollo y aplicación en cada ikastola del proyecto educativo.

Cada ikastola gestiona sus amplias competencias ejerciendo su autonomía mediante la participación activa y cooperadora de su comunidad educativa y mediante la colaboración con y de su comunidad local, y gestiona sus competencias compartidas en Ikastolen Elkartea, la organización colectiva de las ikastolas, mediante la colaboración activa en los proyectos colectivamente aprobados.

Cooperación entre ikastolas

Las ikastolas cooperan entre sí, compartiendo su autonomía en una organización colectiva, Ikastolen Elkartea, realizando proyectos que son aplicados en cada ikastola adaptándolos a su entorno.

Las ikastolas se caracterizan por la pertenencia a Ikastolen Elkartea, la organización colectiva de las ikastolas, en la que cada ikastola coopera activamente en sus proyectos y los aplica adecuadamente en su particular proyecto educativo.

Desde cada ikastola y agrupados en Ikastolen Elkartea, el colectivo de ikastolas voluntaria y legalmente constituido, es una organización social al servicio de las ikastolas y de la promoción de la Escuela Vasca, que planifica y desarrolla procesos de investigación, innovación y experimentación educativas, así como de formación de padres/madres y profesionales, que diseña, elabora y edita todo tipo de material educativo o relacionado con la cultura, y que ofrece todo ello para la mejora continua de cada ikastola, del modelo educativo de las ikastolas y de todas aquellas entidades escolares -públicas y privadas- que lo demanden.

El Congreso de ikastolas es el órgano de gobierno de Ikastolen Elkartea, y está compuesto por todas las ikastolas que voluntariamente están asociadas. Elabora un plan estratégico, que señala los procesos básicos y críticos del modelo Ikastola para un período de cuatro ó cinco años, Plan que se evalúa mediante controles anuales de su gestión y mediante un control final, sumativo, al término del período establecido. Tanto en su elaboración, discusión y aprobación, como en su gestión y ejecución las ikastolas participan activamente y se comprometen a su aplicación adecuada.

Caja de Solidaridad

Los problemas de una ikastola son sentidos y abordados por el resto de ikastolas por medio de la Caja de Solidaridad.

La ausencia de suficientes medios de financiación externos (provinientes de los poderes públicos o de otras organizaciones) que hicieran posibles nuevos proyectos o la propia subsistencia ha generado la cultura de la autofinanciación y de la solidaridad en las ikastolas.

Muchas, variadas y enriquecedoras son las aportaciones originales dignas de mención que el modelo Ikastola ha acumulado empujado por la imperiosa necesidad de hacer viable su existencia diaria: desde las recaudaciones de socios colaboradores, pasando por los préstamos personales de familias, rifas, precariedad remunerativa y social de los profesionales, festivales, fiestas de ikastolas, mercadillos, subastas... hasta llegar a la solidaridad organizada entre ikastolas. Es en este último punto donde el modelo Ikastola se distancia y se significa con mucha mayor nitidez: la Caja de Solidaridad creada por las ikastolas es el ejemplo más diáfano de financiación cooperativa, donde el más necesitado recibe la ayuda de los demás. Un colectivo humano que voluntariamente decide pasar de las palabras a los hechos y posibilita lo que por lo demás era imposible: la consolidación de ikastolas y -por tanto- de un modelo al servicio de la Escuela Vasca.

Marco laboral específico

Las ikastolas cuentan con marcos laborales propios y específicos.

Dentro de las limitaciones legales que cada estado establece, las ikastolas cuentan con un marco específico y autónomo de relaciones laborales del modelo Ikastola: un convenio colectivo debidamente protocolarizado y homologado limitado a la Comunidad Autónoma correspondiente, y un acuerdo laboral transfronterizo suscrito por todos los agentes sociales que actúan en el modelo Ikastola.

Cada ikastola gestiona las relaciones laborales del modelo educativo en base a ese marco laboral diferenciado y cuyas notas más características, en cuanto que específicas, son las siguientes:

  • Jornada laboral anual superior al resto de entidades educativas.
  • Contratación de personal sometida a una comisión paritaria de la comunidad educativa.
  • Traslados de personal inter-ikastolas y transfronterizos.
  • Ayudas y planes concertados de formación y reciclaje profesionales.
  • Acuerdos de cooperación transfronteriza en materia de formación.

I+D+i

Las ikastolas son desde su origen un proyecto de I+D+i continuado.

Las ikastolas han señalado al I+D+i como primer y fundamental proceso básico del modelo Ikastola: el fortalecimiento y cuidado del modelo por medio de su investigación, desarrollo e innovación. Los subprocesos abordados para el período 1978-2008 han sido los siguientes:

  1. Actualización permanente del carácter y objetivos de las ikastolas.
  2. Archivo histórico de ikastolas y del modelo Ikastola.
  3. Investigación de aspectos-clave del modelo Ikastola:
    • Curriculum.
    • Evaluación.
  4. Experimentación e Innovación de nuevas tendencias y necesidades:
    • Plurilingüismo. Interculturalidad.
    • Enseñanza temprana del inglés.
    • TIC
    • Acciones de refuerzo.
  5. Profundización y ampliación de la lengua y cultura vascas:
    • Fomento y extensión del uso del euskara dentro y fuera de la escuela.
    • Promoción e incorporación del Bertsolarismo al curriculum.
    • Promoción e incorporación de la Pelota Vasca al curriculum.
    • Recuperación y divulgación del folklore tradicional vasco.

Las ikastolas han llevado a cabo dichas tareas en colaboración con numerosas y diversas entidades: con el Gobierno Vasco; las Universidades de Deusto, UPV, MU, Tel-Aviv, Roma, Birmingham, Amsterdam, etc, con las Diputaciones forales de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, con multitud de Ayuntamientos, con las Federaciones de Pelota y de Herri Kirolak, con entidades y organismos sociales como Bertsozale Elkartea, Labayru Ikastegia, Elhuyar, Elkar, UEU, AEK, artistas, voluntarios y agentes educativos. Estas tareas no se han circunscrito a las ikastolas, sino que ha sido ofrecidas al resto de centros escolares -públicos y privados- al objeto de que esta labor repercuta en el Sistema educativo, en primera instancia, y en la sociedad, en general.

Plan de Formación

Las ikastolas cuentan con un plan de formación ajustado al modelo Ikastola.

El modelo Ikastola cuenta con unos servicios que pretenden asegurar la calidad del personal encargado de las tareas profesionales y la preparación de las familias para el papel que juegan en un modelo de participación social, para lo cual los servicios de formación, asesoramiento y evaluación son imprescindibles. De todos ellos los más destacables en la actualidad son:

  • La conducente a la obtención de títulos oficiales.
  • La formación permanente en áreas de experimentación y de innovación.
  • La formación a directores y cuadros intermedios en la gestión de ikastolas.
  • La formación en torno a centros de interés y monografías. Jornadas Pedagógicas.
  • La formación de directivos (padres y madres) de ikastolas.
  • El asesoramiento pedagógico.
  • Los servicios de evaluación.

Estas acciones son llevadas a cabo por las ikastolas en colaboración con variadas y diversas entidades: las universidades UPV, MU, Deusto, UOC, el Instituto HIZPEI, HABE, AEK, los Gobiernos Vasco, Navarro y Francés, Euskalit, y numerosas empresas.

La mayor parte de estos servicios de formación están abiertos y así son utilizados por los centros escolares -públicos y privados- y centros de orientación pedagógica del sistema educativo, evidenciando una vez más que la acción de las ikastolas en torno a su modelo educativo genera un interés pedagógico general y que el mismo se refleja en las sinergias producidas.

Producción propia de materiales educativos

Las ikastolas crean y producen materiales e instrumentos adecuados al modelo Ikastola.

Uno de los pilares fundamentales de la especificidad del modelo Ikastola lo constituye la elaboración y producción de material educativo, a partir de las necesidades de las ikastolas, y utilizado en su praxis diaria.

Las ikastolas elaboran y editan, para toda la enseñanza obligatoria y para todas las áreas curriculares, en todo tipo de formatos, materiales básicos y complementarios para el desarrollo del modelo Ikastola: libros de consulta, enciclopedias, unidades didácticas, cuadernos de trabajo, vídeos, disquetes, CD-rom multimedias, bancos de actividades, cintas de casettes, láminas, diapositivas ..., para las enseñanzas regladas y no regladas, para líneas transversales, para acciones tutoriales, etc.

Es el único modelo educativo europeo que conjunta todo el proceso de enseñanza y actúa como gestor de todos los elementos componentes, sin dejarlo en manos extrañas a la comunidad educativa.

No solamente el modelo educativo de las ikastolas se beneficia, por otra parte, de este gran valor añadido, sino que -además- un gran número de centros escolares privados y públicos utiliza dichos materiales en la enseñanza, dejando constancia una vez más del interés pedagógico que supone para todo el sistema educativo el modelo educativo de las ikastolas.

Tras dos cursos escolares (2006-07 y 2007-08) de reflexión, propuestas, debates, enmiendas y valoraciones, el 24 de enero de 2009 el VI Congreso de ikastolas aprobó un denso documento titulado "Las ikastolas, presente y futuro".

Dicho documento constaba de cuatro piezas estrechamente relacionadas entre ellas:

  • Ikastola 2020
  • Curriculum básico y común de las ikastolas
  • Organización colectiva
  • II Plan Integral

La primera de las piezas, Ikastola 2020, detallaba el modelo Ikastola de cara al escenario del año 2020, en el que se incluían elementos nucleares del modelo Ikastola desarrollado hasta la fecha, junto con elementos de mejora o de ampliación de dicho modelo.

La propuesta aprobada era, por tanto, un modelo que debería estar ultimado para el año 2020, y a la que se compromete cada ikastola en su labor diaria, además del compromiso colectivo del conjunto de las ikastolas, el cual se plasma en el Curriculum básico y común aprobado, en la organización colectiva aprobada y en el plan estratégico colectivo aprobado (II Plan Integral)

Teniendo en cuenta, en suma, todos estos elementos, y partiendo de los elementos nucleares aprobados por el VI Congreso de ikastolas, el modelo Ikastola contaría con los siguientes rasgos:

Cuando hemos convenido el significado conceptual del modelo Ikastola, incluíamos, entre otros, tres elementos:

  • La ikastola, en su individualidad
  • El conjunto de ikastolas, el colectivo
  • El proyecto educativo Ikastola

Los dos primeros elementos son los sujetos, y el tercer elemento constituye la misión de dichos sujetos.

Conviene, por tanto, y antes que nada, al igual que hemos hecho con el modelo Ikastola, afianzar el significado de esos tres conceptos:

Ikastola: Es una institución educativa con personalidad jurídica propia, para desarrollar la educación y escuela euskaldunes, que gestiona su proyecto educativo propio mediante la cooperación de alumnos, sus padres y los profesionales, en interrelación con su entorno próximo, e impulsando el modelo Ikastola.

Ikastolen Elkartea: Es la Institución colectiva que conforman las ikastolas, para desarrollar el proyecto educativo común Ikastola, para ayudar a cada ikastola a desarrollar su proyecto educativo, para representarlas colectivamente, y para promover la educación euskaldun más allá del ámbito de las propias ikastolas.

De los posibles significados del concepto proyecto educativo, acordemos, entre las ikastolas, la siguiente:

Proyecto educativo: Es el conjunto interrelacionado y coordinado de reflexiones, de encuadre teórico y de respuestas realizado sobre una situación educacional por parte de una institución.

  • Parte de una situación educacional (análisis situacional: ¿Dónde estamos?)
  • Se autodefine como sujeto educativo (señas de identidad y principios: ¿Quiénes somos?)
  • Establece sus finalidades educativas (objetivos institucionales ¿Qué queremos?)
  • Determina una forma de hacer (estructura de medios y forma organizativa: ¿Cómo lo hacemos?)

En consecuencia, teniendo en cuenta que la ikastola e Ikastolen Elkartea son los sujetos, individual y colectivo, y que su actividad es gestionar el proyecto educativo, habrá que distinguir dos proyecto-educativos, el propio y el común.

Proyecto educativo común de las ikastolas: Es el conjunto interrelacionado y coordinado de reflexiones, de encuadre teórico y de respuestas por parte de las ikastolas que constituyen Ikastolen Elkartea, para desarrollar la educación euskaldun actual y de futuro en Euskal Herria.

Proyecto educativo propio de la ikastola: Es el conjunto interrelacionado y coordinado de reflexiones, de encuadre teórico y de respuestas por parte de una ikastola, para desarrollar la educación euskaldun actual y de futuro en su entorno próximo, junto con el proyecto educativo común de las ikastolas.

A
Cada ikastola es una entidad escolar con personalidad jurídica propia, una de las expresiones de las ideas y esperanzas que la sociedad vasca deposita en la educación, de titularidad social, sin ánimo de lucro y fruto de la iniciativa popular.

B
Cada ikastola es una comunidad educativa, compuesta por alumnos-as, sus padres y madres, trabajadores y colaboradores, cuyo eje vertebrador es su propio Proyecto Educativo euskaldun.

C
Cada ikastola es una organización gestionada en cooperación, con sus propias reglas de juego, apoyada por trabajadores comprometidos con el Proyecto Educativo.

D
Cada ikastola es una institución situada e integrada en el entorno social, cultural y económico en el que actúa e incide mediante acciones de reciprocidad que enriquecen la relación ikastola/pueblo/barrio/ciudad y hacen que la ikastola sea parte de ese pueblo/barrio/ciudad y éste sea parte de la ikastola.

E
Cada ikastola es una unidad solidaria con el colectivo de ikastolas, comprometida en la participación activa y en el desarrollo de la red de ikastolas de Euskal Herria.

F
Cada ikastola cuenta con su Proyecto Educativo propio e integra, por una parte, los elementos comunes de todo el colectivo de ikastolas y, a la vez, los elementos singulares de cada ikastola por sus rasgos, su entorno socio-cultural y su contexto político-administrativo. Dicho Proyecto Educativo es aprobado y actualizado por la comunidad educativa, mediante una participación activa en la que el alumnado, sus familias y profesionales colaboran en su desarrollo, a través de sus órganos de gobierno y funcionamiento acordados.

G
El profesorado de cada ikastola, independientemente del nivel educativo y área curricular en el que desarrolle su actividad, integra en su función docente la enseñanza de las competencias educativas generales para el logro de las competencias básicas.

H
La responsabilidad en el logro de las competencias educativas generales es una labor conjunta y compartida entre profesorado, padres y madres y alumnado (comunidad educativa).

A
Las ikastolas constituyen una red educativa, una organización de titulares de ikastolas, para desarrollar su proyecto común, para ayudar a cada ikastola a desarrollar su proyecto educativo propio, para representarlas colectivamente y para promover la educación euskaldun más allá del ámbito de las propias ikastolas.

B
El colectivo de ikastolas identifica su ámbito con Euskal Herria, el País del euskara, actuando de acuerdo con el derecho que tiene toda comunidad lingüística a organizar la enseñanza para poder transmitir su patrimonio cultural más allá de las fronteras administrativas.

C
El colectivo de ikastolas es una organización gestionada en cooperación, con sus propias reglas de juego, fruto de una cultura asociativa y emprendedora, impulsada por las propias comunidades educativas de cada ikastola y apoyada por profesionales del colectivo comprometidos con el proyecto educativo común.

D
El colectivo de ikastolas es, por su carácter popular, sujeto activo y cooperante en el desarrollo de Euskal Herria, de su sistema educativo propio, del Euskara y de su cultura, junto a otros agentes sociales, educativos y culturales, siendo sus programas prioritarios la definición y aplicación del Curriculum Vasco, la Escuela Vasca y la Universidad Euskaldun. A tal efecto desarrolla un nuevo concepto de sistema educativo vasco más allá de las actuales divisiones administrativas, de la dependencia respecto de los poderes públicos y que sea una alternativa del actual modelo público estatal/administrativista.

E
El colectivo de ikastolas comparte un curriculum básico y común que incluye las grandes líneas en las que se refleja su modelo educativo y los contenidos correspondientes al curriculum específico vasco que por consenso se acuerden.

F
La red educativa de las ikastolas cuenta con un conjunto de servicios colectivos propios.

F.1
Organizados mediante una intercomunicación estrecha y sólida inter-ikastolas, que da a conocer las necesidades que surgen en cada contexto específico y que se identifican, planifican, desarrollan e implementan como servicios colectivos demandados y ofertados, dando cuenta de los resultados.

F.2
Son aprobados y evaluados por las ikastolas, mediante su participación activa a través de los órganos de gobierno acordados a los que acceden sus representantes elegidos, los cuales son evaluados en el cumplimiento de las funciones asignadas.

F.3
Están dirigidos, según su alcance, exclusivamente a las propias ikastolas o se llevarán a cabo para promover la educación euskaldun más allá del ámbito de las propias ikastolas.

F.4
Las labores de investigación, desarrollo, innovación y gestión de los servicios colectivos se realiza mediante profesionales que unen a su competencia su compromiso con el carácter, misión y visión comunes de las ikastolas, el cumplimiento de los planes acordados y su cooperación con los órganos de gobierno.

A - Impulsor de los derechos humanos y libertades fundamentales
Las ikastolas hacen suyo el contenido del artículo 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) relativo al derecho y obligación a la educación y gratuidad, al menos en la educación básica; a la finalidad del pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales; y al derecho preferente por parte de la familia para escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

B - Escuela inclusiva o escuela para todos-as
Las ikastolas ante el contexto multicultural que caracteriza la sociedad vasca actual y la tendencia a su incremento, se identifican con la escuela inclusiva para todos-as y plural que integra la diversidad de géneros, valores y comportamientos sociales, políticos y religiosos presentes en Euskal Herria, y es compensador, con respecto a las dificultades de aprendizaje, abierto a personas de distintas procedencias, niveles sociales y económicos, que se afana por asegurar la igualdad de oportunidades para que sus alumnos-as sepan vivir en una sociedad vasca cohesionada e integrada en Euskal Herria, en Europa y en interrelación mundial.

C - Modelo de persona y sociedad

C.1
Las ikastolas entienden que la finalidad del proceso educativo, es alcanzar el máximo grado de desarrollo de las capacidades del ser humano en su triple e inseparable condición de sujeto individual, miembro de la sociedad y de la naturaleza. Desde esta perspectiva se puede decir que los parámetros indicativos del logro de las finalidades de la educación, es decir, de madurez y de una vida plena, vienen determinados por el grado de desarrollo de las capacidades como sujeto individual, así como por el grado de integración, identificación y contribución en el desarrollo y mejora de la sociedad y contribución al cuidado y sostenibilidad de la naturaleza.

C.2
Con el fin de lograr esa visión de educación integral para toda la vida, las ikastolas impulsan el desarrollo de las competencias educativas generales definidas en el Curriculum Vasco, tales como aprender a aprender y a pensar, aprender a comunicar, aprender a vivir juntos, aprender a ser uno mismo y aprender a hacer y emprender, integrándolas en todas las áreas disciplinares y experiencias de la vida, para lograr las competencias básicas necesarias e imprescindibles para la vida, en línea con lo definido en la recomendación del Parlamento Europeo.

C.3
Cada ikastola establecerá las bases de la educación básica y para toda la vida, incluyendo el desarrollo humano integral, para que los alumnos sean capaces de acceder a niveles superiores de formación y al mundo laboral, para ser agentes activos, profesionales, económicos y sociales, para dirigir con sentido sus propias vidas, para elegir sus propios destinos y ser responsables de sus propias elecciones.

C.4
En una sociedad en la que el desarrollo de conocimientos científicos y la producción de objetos técnicos, así como el acceso a la información y al conocimiento son elemento de innovación y cambio de gran potencialidad, las ikastolas incluyen en su planteamiento de educación integral el desarrollo de competencias en las áreas de las Ciencias y de la Tecnología, así como en las TIC, con espíritu crítico.

C.5
La ikastola impulsa actitudes y comportamientos que favorezcan la igualdad de género en derechos como base de un modelo de convivencia educativa entre hombres y mujeres.

D - Escuela vasca

D.1
Toda comunidad, todo pueblo, tiene el deber y el derecho de preservar, vivir, recrear y desarrollar su cultura en todas sus dimensiones, y de transmitirla a sus miembros a través de la familia, la escuela y otros medios de comunicación. El movimiento de las ikastolas nació y se caracteriza por el compromiso con la transmisión, utilización activa, desarrollo y la potenciación de la lengua y cultura vascas. Así, en el desarrollo de este derecho, está abierto a otras culturas, en especial, a las culturas en contacto, con planteamientos educativos de interculturalidad.

D.2
La ikastola tomando como eje de referencia la lengua y la cultura vascas, promueve el enfoque integrador de las lenguas y culturas, entendiendo las competencias lingüísticas y culturales desde la complementariedad.

D.3
Cada ikastola concibe a Euskal Herria como el País de Euskara, que, con aportaciones diversas, ha ido y sigue construyendo su historia desde la parte occidental que se extiende por ambas vertientes del los Pirineos y se abre aun espacio universal de gentes sin fronteras, en base a rasgos lingüístico-culturales definidos y diferenciales en continua renovación y enriquecimiento.

Además, a los efectos de su labor educativa, cada ikastola utiliza la denominación de Euskal Herria en el mismo sentido que es utilizada por la Academia de la Lengua Vasca, Euskaltzaindia, desde 2003, es decir, para identificar "el conjunto de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi, Nafarroa (Beherea y Garaia) y Zuberoa.

A - Principio de cooperación e interdependencia
La asociación de cada ikastola con el resto del colectivo de ikastolas es posible gracias a los vínculos de cooperación e interdependencia establecidos entre sí para conformar una red educativa, y su fortalecimiento mutuo resulta del éxito grupal del colectivo e individual de cada ikastola.

B - Principio de interconexión y de articulación
El colectivo de ikastolas dinamiza su red educativa para que esté bien interconexionada y articulada en todos sus niveles (centros unitarios, centros del territorio, centros de los distintos territorios), de tal forma que el flujo relacional de información y comunicación entre ikastolas se produzca en todas las direcciones.

C - Principio de diversidad y flexibilidad
Cada ikastola es singular y su estatus jurídico está condicionado por diferentes realidades jurídico-administrativas. Desde esta diversidad, su capacidad individual para adaptarse flexiblemente a las diferentes y cambiantes situaciones, junto con la plasmación de esa flexibilidad y diversidad en una red educativa propia, en continua adecuación tanto organizativa como de servicios ajustados a las singularidades de cada ikastola, constituyen la mejor garantía para que el desarrollo del colectivo sea sostenible.

D - Principio de la mejora continua
El colectivo de ikastolas opta por una estructura de red educativa preparada para el cambio, la innovación y la mejora continua, que sea capaz de aprender y renovarse de manera continua en un mundo en cambio constante.

E - Principio del sentido empresarial
El colectivo de ikastolas emplea criterios de eficacia y eficiencia para conseguir los resultados pretendidos, tanto en lo referente a satisfacer las necesidades de sus ikastolas asociadas y de las de sus otros usuarios como en lo referente a sus propios sistemas de gestión.

F - Principio de interrelación local y universal
El colectivo de ikastolas establece relaciones y alianzas de cooperación con otros agentes educativos, culturales y sociales de diferentes ámbitos siempre en torno al desarrollo de proyectos y programas de interés común, siendo entre éstos sus programas prioritarios en el ámbito local el Curriculum vasco, la Escuela vasca y la Universidad Euskaldun, y en el ámbito universal aquellos que favorezcan una estrecha relación con asociaciones y entidades de pueblos y naciones que cuenten con lengua propia o/y deseen contar con su propio sistema educativo, poniendo atención especial en el ámbito de la Unión Europea.

G - Principio de atención a la ikastola asociada
El colectivo de ikastolas es sensible a la singularidad de cada ikastola asociada y en cooperación con ella ajusta sus servicios a las peculiaridades de aquella.

A - Finalidad de la educación para toda la vida
En el Curriculum Vasco se propone como finalidad de la educación para toda la vida: "Proporcionar los recursos para entender de manera crítica las realidades de uno mismo, de la sociedad y de la naturaleza, para actuar en las mismas eficientemente y transformarlas responsablemente, logrando así las máximas competencias personales como ser humano, como miembro de la sociedad y como miembro de la naturaleza".

Cada ikastola ayuda a sus alumnos-as a alcanzar su máximo grado de desarrollo humano

  • Como individuos, lo cual implica que cada alumno se identifique como sujeto autónomo que construye su propia biografía junto con los otros.
  • Como miembros de la sociedad, lo cual implica que cada alumno se identifique como euskaldun en un marco multicultural.
  • Como integrantes de la naturaleza, lo cual implica que cada alumno se identifique como ser viviente y miembro de la especie humana dentro del cosmos y de la tierra.

B - Finalidades de la educación para el periodo de la Educación Básica
La Educación Básica es la etapa común y obligatoria de la educación para toda la vida cuyas finalidades, para alcanzar el pleno desarrollo de la personalidad humana, consisten en:

  • Preparar a los alumnos y alumnas para que respondan adecuadamente a las situaciones que les surjan y se incorporen a la vida adulta y sean capaces de vivir una vida plena como sujetos individuales, como ciudadanos miembros activos de la sociedad y como personas comprometidas con la conservación de la naturaleza y el desarrollo sostenible.
  • Lograr que los alumnos y alumnas adquieran los elementos básicos de la cultura vasca y universal, y prepararlos para su incorporación a estudios posteriores y para su inserción laboral con las debidas garantías.
  • Sensibilizar y capacitar a los alumnos y alumnas para que sean capaces de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de toda la vida.

El Parlamento y Consejo Europeos (2006) recomienda ocho competencias básicas o clave con la intención de impulsar la educación permanente para toda la vida:

  1. Comunicación en lengua materna
  2. Comunicación en lenguas extranjeras
  3. Competencia matemática y competencias básicas en Ciencia y Tecnología
  4. Competencia digital
  5. Aprender a aprender
  6. Competencias sociales y cívicas
  7. Sentido de la iniciativa y espíritu de empresa
  8. Conciencia y expresión culturales.

La normativa establecida por la LOE (2006) en España y por la Loi d'Orientation (2005) en Francia coincide básicamente con la recomendación europea.

Las ikastolas han valorado de forma muy positiva la propuesta realizada en el "Curriculum Vasco para el periodo de la escolaridad obligatoria". Las competencias educativas generales que se proponen son las siguientes:

  • Aprender a aprender y a pensar
  • Aprender a comunicar
  • Aprender a vivir juntos
  • Aprender a ser uno mismo
  • Aprender a hacer y a emprender.

Las Competencias educativas generales, tal como se visualiza en la imagen, median por una parte en el logro de las finalidades educativas y, por otra, operativizándolas en contenidos procedimentales y actitudinal es que se han de integrar en todas las materias, se posibilita el logro de las ocho competencias básicas recomendadas por el Parlamento Europeo y establecidas por normativa en España y Francia.

Perspectiva lingüística adoptada

Siendo las lenguas instrumento fundamental para el logro del desarrollo individual y social de la persona, se cultivará la competencia lingüística como elemento de la competencia general "aprender a comunicar" teniendo en consideración todos los ámbitos de la comunidad escolar y en base a la cooperación de todos los componentes de dicha comunidad. El objetivo de las lenguas es capacitar a los alumnos para el uso activo de las mismas en todas las situaciones y necesidades de su vida individual y social. Por tanto, el proceso de su enseñanza debe centrarse en la comprensión, producción y la relexión de textos de género creados para responder a las diversas situaciones y necesidades. La perspectiva discursiva de la lengua está, pues, en la base de este diseño curricular.

Multilingüismo con el euskara como eje

La sociedad del siglo XXI es multilingüe. En la sociedad actual, en el siglo de la globalización, donde los recursos comunicativos, la movilidad de las personas y las relaciones internacionales están en auge, es imposible mantener y revitalizar una lengua minorizada -el euskara- planteándola como única lengua de la sociedad. El futuro de las personas euskaldunes es multilingüe. La subsistencia del euskara exige que ésta llegue a ser lengua dominante en su ámbito lingüístico, pero, además, las personas euskaldunes han de ser capaces de hablar en otras lenguas, puesto que, de lo contrario, el propio euskara estará en peligro. Por consiguiente, el objetivo principal ha de ser lograr la fusión de ambos elementos: por una parte, lograr el desarrollo completo que necesita el euskara en su ámbito lingüístico y, por otra, lograr que las personas euskaldunes sean capaces de conocer y utilizar otras lenguas.

Será necesario que las personas que vivan en Euskal Herria partan de un compromiso activo con la normalización del euskara y la consideren lengua principal. Además, han de tener un profundo conocimiento de la lengua en contacto correspondiente y han de ser capaces de utilizarla adecuadamente. Asimismo, han de tener un amplio conocimiento de una de las lenguas dominantes en la comunicación internacional. Finalmente, resulta importante para la cohesión cultural de las comunidades a ambos lados de la frontera entre Estados, el que los individuos conozcan al menos elementalmente la lengua oficial del otro Estado.

El currículo integrado del área de lenguas

Las lenguas se gestionan y desarrollan en interacción permanente mediante una capacidad lingüística general . El fomento adecuado de esta capacidad general es básico para la construcción de una competencia multilingüe integrada y equilibrada.

En este sentido, en relación al área de lenguas, hemos englobado en una sola propuesta curricular la enseñanza-aprendizaje del euskara, de la (otra) lengua oficial correspondiente (castellano o francés) y de las lenguas de uso internacional, mediante el diseño de un currículum integrado.

En consecuencia, la definición de las competencias generales de este ámbito, la visión metodológica y la definición de los bloques de contenidos así como los criterios para la selección de los contenidos básicos, serán comunes a todas las lenguas del curriculum, y de esta forma desde todas las lenguas se llevará a cabo un desarrollo complementario. En la descripción de los contenidos de cada lengua, junto con los contenidos específicos de cada una de ellas, habrá contenidos comunes, repetidos en todas las lenguas, que el centro los distribuirá entre éstas, según su proyecto lingüístico.

En relación al nivel de competencia lingüística a lograr en las diferentes lenguas, se detallarán en las competencias específicas y, en especial, mediante los criterios de evaluación, siempre partiendo desde un marco descriptivo común.

Planificación lingüística

A la hora de hacer la propuesta de gradación de las lenguas nos hemos ceñido al Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas y diferenciamos la propuesta de planificación lingüística común y básica para todas las ikastolas que es la que se somete a votación, de la propuesta recomendada que está siendo impulsada desde los años 90 por la Confederación de Ikastolas.

Siendo el euskara la lengua principal y el eje del planteamiento plurilingüe, se exigirá el desarrollo tanto del euskara como de la (otra) lengua oficial (castellano o francés, según el caso) en el nivel mayor de usuario independiente, B2 del Marco Europeo de Referencia, (en Iparralde el euskara y el francés tendrán el mismo nivel), y se pedirá un grado menor en la tercera lengua, del nivel B1.

En Hegoalde: Euskara y Castellano

En Iparralde: Euskara y Francés

Se recomienda que la tercera lengua sea la lengua dominante en la comunicación internacional y que se incluya en la planificación lingüística la lengua oficial del otro Estado a nivel A2.

Para el logro de dichos objetivos, y tomando en consideración cada situación sociolingüística, la ikastola deberá definir las funciones de cada lengua y sus ámbitos, y concertará en consecuencia las dedicaciones horarias y los medios de enseñanza.

  • SIADECO (1979). Hizkuntza borroka Euskal Herrian. Bilbo. Euskaltzaindia-Ediciones Vascas.
  • EHIK (2009). Ikastolak, orain eta gero. Zamudio. Euskal Herriko Ikastolen Konfederazioa.