Municipalities

AÑANA

Su casco urbano se asienta sobre terrenos constituidos por arcillas y margas abigarradas con evaporitas. Al norte del mismo se extiende una amplia zona cuyo terreno está formado por conglomerados, calizas arenosas, margas y areniscas rojas. En la parte sur aparecen algunas manchas de ofitas.

Censos.
1802: 200 h.; 1877: 1.030 h.; 1900: 783 h.; 1930: 589 h.; 1940: 628 h.; 1960: 509 h.; 1970: 402 h.; 1975: 331 h.; 1977: 319 h.; 1979: 311 h.; 1981: 166 h.; 1986: 194 h.; 1991: 190 h.; 1996: 203 h.; 2000: 190 h..

Variables demográficas
La población de Añana desde comienzos del siglo XIX ha sufrido numerosas variaciones de modo que, en ese primer momento, contaba con doscientos habitantes para pasar en un tercio de siglo a multiplicar su número por cinco. Sin embargo, ya a comienzos del siglo XX, comenzó a descender hasta que en la década de los treinta se situaban algo por encima del medio millar de efectivos. Entre los cuarenta y los sesenta se produjeron algunos altibajos. A principios de la década de los ochenta había alrededor de trescientos habitantes en Añana y, para el 2000, había descendido por debajo de los doscientos.

Si tomamos la distribución en función de los diferentes grupos de edad establecidos, se puede reconocer que, entre 1986 y 1996, el grupo con mayor número de efectivos era el de entre 20 y 64 años el cual, a lo largo de esos años, se mantuvo con el mismo número de efectivos. El grupo de población más joven, de entre 0 y 19 años, conoció un fuerte descenso, entre 1986 y 1991, y en los siguientes cinco años se mantuvo en cifras similares a las de 1991. Respecto al grupo de los mayores de 65 años, se han conocido numerosos altibajos ya que, entre 1986 y 1991, aumentó y, sin embargo, en 1996, descendió por debajo incluso de las cifras de 1986. En función del género, podemos decir que, en 1986, había el mismo número de habitantes de ambos sexos. Sin embargo, cinco años más tarde, el descenso de población tan sólo se dio entre las mujeres. Para 1996 se dio un fuerte aumento, fundamentalmente, entre los hombres. A pesar del progresivo predominio de los hombres en el municipio, en el caso de la población mayor de 65 años, eran superiores las mujeres. Por último, sabemos que la densidad de la población, en 1996, era de 9,3 habitantes por kilómetro cuadrado, lo cual nos muestra la escasa ocupación del territorio, más aún si lo comparamos con la densidad media de la Comunidad Autónoma Vasca (C.A.V.) la cual se situaba en los 290 habitantes. En relación a la provincia, la diferencia sigue siendo notable aunque mucho menor ya que en Álava se situaba algo por debajo de los cien habitantes. En su comarca, los Valles Alaveses, la tasa era incluso menor a la de Añana (6,5 habitantes).

Población según año de referencia, sexo y edad cumplida.

  1986 1991
  Total 0-19 20-64 >=65 Total 0-19 20-64 >=65
Total
Varón
Mujer
194
97
97
30
16
14
116
66
50
48
15
33
190
97
93
18
11
7
116
63
53
56
23
33

Fuente: INSTITUTO VASCO DE ESTADÍSTICA (EUSTAT). CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y padrones de población y viviendas. 1986, 1991 y 1996.

Población de derecho según sexo, edad cumplida y densidad de población (1996)

Total Varones Mujeres Densidad
población
Total 0-19 20-64 >=65 Total 0-19 20-64 >=65 Total 0-19 20-64 >=65  
203 19 116 68 105 10 71 24 98 9 45 44 9,3

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Adentrándonos en el conocimiento de la realidad demográfica, debemos mostrar el movimiento natural de la población. De este modo, mostramos que en el año 2000 se produjo un nacimiento que se correspondía con una niña que ocupó el segundo lugar en el orden de nacimiento dentro de su familia y la madre estaba casada al tenerla. Por otra parte, también poseemos información referente a las defunciones que en 1999 se situó en dos personas, ambos hombres. Además, el crecimiento vegetativo en Añana, en ese año, resultó negativo en una persona. Tras el reconocimiento del movimiento natural de la población, podemos mostrar otros datos que nos permiten conocer, en mayor medida, la realidad demográfica. De este modo, mostramos primero la información referente a las personas que se casaron en el año 2000, solamente un hombre, el cual anteriormente estaba soltero, el que se casó. Por otra parte, poseemos el dato que hace referencia al número de familias de Añana. Podemos reconocer que, entre 1991 y 1996, se ha producido un aumento del número de familias, entre las cuales, en 1991, resaltaban las nucleares con hijos. Sin embargo, muy cerca se situaban las de tipo unipersonal. Algo por detrás de las anteriores, se situaban las familias nucleares sin hijos mientras que el resto carecen de importancia.

Fuente: EUSTAT: Estadística de Nacimientos.

Familias según el tipo y su tamaño medio (1991-1996)

Familias
1991
Unipersonal Compuesta Nucl.
sin hijos
Nucl.
con hijos
68 19 3 15 20

Monoparental Ampliada Polinuclear Tamaño
medio
Familias
1996
7 2 2 2,68 77

Fuente: EUSTAT: Censos de población y vivienda. 1991. Familias y fecundidad. Estadística de Población y Viviendas. 1996.

Una vez reconocidos los movimientos naturales de la población, debemos mostrar los movimientos migratorios. Según información de principios de los ochenta, sabemos que en Añana había por aquel entonces una decena de inmigrantes, datos similares a los que había a finales de los noventa. Entre los inmigrantes que había en ese momento, resaltaban el número de mujeres frente a los hombres, que solo eran dos. Respecto a la llegada de estos inmigrantes a Añana, sabemos que, entre las mujeres, la mayor llegada se había producido en la década de los setenta. En 1998 tanto el movimiento natural como el migratorio producido en el municipio fue negativo en un efectivo de modo que se produjo un leve descenso. Un año más tarde, los datos sobre migraciones cambiaron ya que, en el caso de las migraciones externas, el saldo fue cero; mientras, en las de tipo interno el saldo resultó positivo en cuatro personas. Cinco años antes, el saldo migratorio externo fue positivo en una persona, lo cual era poco significativo. Del mismo modo, el saldo migratorio interno fue cero. En función del género, hay una estadística realizada en 1996 que nos muestra la distribución de la población. De este modo, el mayor número de efectivos era sedentario, destacando los hombres, al igual que en el caso de los inmigrantes entre los que había un mayor número de efectivos de sexo masculino. En el caso de los migrantes internos había un mayor número de mujeres y eran estos migrantes los que ocupaban el segundo lugar en función de su presencia.

Población actualizada según el sexo y los componentes de la variación (31-XII-1998)

Población Actualizada Movimiento Natural Movimientos Migratorios Movimientos Ficticios
Total Varones Mujeres Nacim. Defun. Cre. Veg. Inmigr. Emigr. Sal. Mig. Omisión Dupli. Sal. Fic.
186 97 89 1 2 -1 7 8 -1 - - 0

Fuente: EUSTAT: Actualización de la Población Municipal.

Migraciones según la clase (1999)

Inmigración Emigración Saldo Mig.
Externo
Mig. Internas
Destino
Mig. Internas
Origen
Saldo Mig.
Interno
Mig.
Intramunicipales
1 1 0 8 4 4 -

Fuente: EUSTAT: Estadística de Movimientos Migratorios.

Población según el lugar de procedencia y el sexo (1996)

Total Sedentarios Migrantes internos Inmigrantes
Total Varón Mujer Total Varón Mujer Total Varón Mujer Total Varón Mujer
203 105 98 118 70 48 68 24 44 17 11 6

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Población inmigrante

En 1981 contaba con un total de 43 inmigrantes llegados:

Antes/en 1950 Entre 1951-1960 Entre 1961-1970 Desp. de 1970
3 v.
19 h.
3 v.
3 h.
1 v.
2 h.
3 v.
9 h.

(Ref. "Movimientos Migratorios").
Edificación y Vivienda. En el análisis del municipio, debemos señalar la importancia de la vivienda. Para el reconocimiento de la misma, mostraremos no sólo el número y el tipo de las mismas sino sus infraestructuras internas. Si establecemos una comparación de los datos referentes a esos equipamientos entre 1991 y 1996, podemos observar la evolución de la situación de las viviendas y su índice de confort. De este modo, señalamos el aumento en un 20% producido en esos cinco años en la presencia de agua corriente caliente en las viviendas de Añana. En referencia a otro equipamiento, el baño, también se había producido un aumento en cerca de un 4%. En relación a la calefacción, debemos distinguir la central y la de tipo individual. Respecto a la primera de ellas, sabemos que, tanto en 1991 como cinco años después, se producía una ausencia absoluta en las viviendas de Añana. En cambio, la calefacción de tipo individual aumentó en algo más de un diez por ciento en esos cinco años. Otra infraestructura importante es el de los teléfonos que, en 1991, se situaban en algo más de la mitad de las viviendas mientras que, cinco años más tarde, había ascendido en más de un 14%. El gas por tubería, sin embargo, no sufrió alteraciones en esos cinco años ya que aún no había sido introducido en Añana. Esas mejoras en la mayor parte de las infraestructuras se ve reflejado en el aumento del índice de confort, el cual ha sido de un dos por ciento.

El número de viviendas que había en 1996 en Añana ascendía a cerca de las doscientas, de las que tan sólo 76 eran principales y se correspondían con el número de familias con las que contaba Añana, mientras que el número más elevado de las viviendas de aquel momento estaban desocupadas, las cuales representaban el 50,5% del total. En el caso de las viviendas de protección oficial, entre 1997 y el 2001, no se construyo ninguna. Sin embargo, sí que se concedió alguna licencia para la construcción de nuevas viviendas aunque resultó de escasa importancia ya que en 1997 y 1998 se dio una licencia por año y el resto de los años, hasta el 2000, no hubo ningún tipo de concesión.

Índice de confort (1996)

Agua corriente
caliente
Baño Calefacción Teléfono Gas por tubería Índice
de Confort
  Central Individual  
98,7 94,7 0,0 35,5 67,1 0,0 57,5

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Viviendas y familias clasificadas según su clase (1996)

Total Principales Secundarias Desocupadas Establecimientos colectivos Familias
192 76 18 97 1 76

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas. Dpto. Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco. Base de datos de vivienda de protección oficial.

Número de viviendas nuevas por municipio según año de concesión de la licencia.

1997 1998 1999 2000
- - 40 41

Fuente: Dpto. Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco. Dirección de planificación y gestión de datos.
Distancia desde la capital del municipio a Vitoria, cabeza del partido judicial: 29 km. Estación de ferrocarril más próxima en Pobes, a 6,5 km. Comunica con su vecino Tuesta que enlaza a su vez con la N-625 Orduña Pancorbo a través de una carretera local. También se relaciona por la misma carretera local con la localidad de Pobes.

Además de las comunicaciones de tipo terrestre, debemos establecer otro tipo muy importante, que son las que se dan por vía telefónica. Para reconocerlas, tomamos datos referentes a los teléfonos fijos que hay en el municipio y además las innovaciones de tipo tecnológico en esta materia que vienen de la mano de internet. Así, sabemos que, entre 1991 y 1996, se ha producido un aumento de la presencia de teléfonos fijos en las viviendas de Añana, en alrededor de un 14%, situándose en el 67,1%, en 1996. Respecto a las innovaciones tecnológicas en esta materia, es decir, respecto a internet sabemos que a través de la campaña "Conéctate-Konekta Zaitez" que el Gobierno Vasco ha llevado a cabo en el año 2000 hubo una mujer que tenía entre 35 y 44 años, que adquirió un equipo informático con acceso a internet. Además, sabemos que la tasa de compra en el mes de diciembre de ese año resultó ser cero, lo que demuestra la escasa importancia en la introducción de esta tecnología en el municipio.

Población de 15 y más años compradora de equipos informáticos a través de Konekta Zaitez según sexo y edad (2000)

Total Sexo   Edad           Tasa de compra
  Varones Mujeres 15-24 25-34 35-44 45-54 55-64 >64 Diciembre
1 - 1 - - 1 - - - 0,0

Fuente: EUSTAT: Estadística de Konekta Zaitez. -EKZ- EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.
A principios de los ochenta, la mayor parte de la franja poblacional superior a los dos años era castellanoparlante (erdaldun), mientras que solo restaba un efectivo que hablaba el euskera en un menor grado (cuasi-euskaldun). En 1996, la mayor parte de la esa población continuaba siendo castellanoparlante. Sin embargo, se produjo un aumento entre la población vascoparlante, fundamentalmente, entre los que hablaban el euskera en un menor grado. Tanto unos como otros estaban, en gran medida, alfabetizados. Si comparamos la lengua parental y el uso doméstico de ésta, podemos establecer la importancia del castellano, por ser la única lengua de uso doméstico en el municipio, además de ser la lengua parental mayoritaria.

Nivel global de euskera de la población de dos y más años (1996)

Total Euskaldunes Cuasi-euskaldunes Erdaldunes
(no euskera)
  Total Alfabet. Parcial
Alfabet.
No alfabet. Total Alfabet. No alfabet. Pasivos  
198 12 8 4 - 20 15 2 3 166

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Población clasificada según la lengua parental y la lengua hablada en casa (1996)

Total Lengua parental Lengua hablada en casa
  Euskera Castellano Las dos Otra Euskera Castellano Las dos Otra
203 1 200 1 1 - 201 2 -

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas

Población de dos y más años por año de referencia y lengua hablada en casa.

1991
Total
  Euskera Castellano Las dos Otra
Total 0 189 0 0

Fuente: EUSTAT: CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y Padrones de Población y Viviendas. 1986, 1991 y 1996.

Tipología de la lengua utilizada en casa (>=5 años).1996 (1)

Total Vascófonos Bilingües
de origen
Neo-
vascófonos
Neo-vascófonos
parciales
Parcialmente
castellanizados
  A B C A B C A B C A B C A B C
28 0 0 1 0 0 1 0 2 8 0 0 16 0 0 0

(A) Activos en euskera
(B) Activos en las dos
(C) Pasivos en euskera
(1) No se incluyen ni los totalmente castellanizados ni los castellanófonos

Fuente: Departamento de Cultura (Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco)-EUSTAT: II Mapa sociolingüístico.

Tipología de movilidad lingüística (>= 5 años). 1996

Población Vascófonos Bilingües
de origen
Neo-
vascófonos
196 1 1 10

Neo-vascófonos
parciales
Parcial
Castellano
Total
castellano
Castellanófono
16 0 0 168

Fuente: Departamento de Cultura (Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco)-EUSTAT: II Mapa sociolingüístico

Hasta comienzo del siglo XX.

Según el censo agrario de 1972, en este ayuntamiento había 62 explotaciones agrícolas, 2 de menos de 5 Ha. , 3 de 0, 5 a 0,9 Ha. , 19 de 1 a 5 Ha. , 27 de 5 a 20 Ha. , 7 de 20 a 100 Ha., 4 de 100 y más Ha. El régimen de tenencia era el siguiente: Propiedad: 357 Ha.; Arrendamiento: 529 Ha.; Aparcería: - Ha.; Otras: 1.029 Ha.; 703 parcelas eran menores de 1 Ha. , 282 de 1 y menores de 5 Ha., 27 de 5 Ha. y mayores. Poseía 520 Ha. de monte de utilidad pública y 926 de monte particular. En 1986, con el ingreso en el Mercado Común, fue declarado este municipio «zona de montaña» haciéndose acreedor a un subsidio del 50 % sobre el proyecto de desarrollo integral del mismo. Desde el punto de vista comercial, Salinas de Añana gravita sobre las áreas comerciales de Vitoria y de Miranda de Ebro.

Segunda mitad del siglo XX y siglo XXI.

En el sector primario, se observa que la superficie municipal, en 1999, era de algo más de las dos mil hectáreas que se distribuían en apenas 21 explotaciones censadas. En Añana tenía una mayor importancia la superficie agrícola utilizada (S.A.U.) que tenía una extensión superior a las mil hectáreas, además de desarrollarse en todas las explotaciones censadas. Las denominadas otras tierras, sin embargo, se desarrollaban en una quincena de las explotaciones con un desarrollo aproximado de ochocientas hectáreas. Dentro de la S.A.U., hay que distinguir las tierras labradas y los pastos permanentes, estando las primeras más representadas. Respecto a las explotaciones, sabemos que todas ellas en ese año tenían tierras. Dentro de ellas, hay que distinguir las que no desarrollaban la ganadería, las cuales sumaban un mayor número de hectáreas. En general, en 1989, había más explotaciones censadas con un número total de hectáreas similar a las de 1999, aunque algo inferior. Además en la distribución de esas explotaciones se observa que el desarrollo ganadero en ese año 1989 era menor aún que en 1999 y, por tanto, las explotaciones que no tenían especies de ganado eran más importantes todavía que diez años más tarde.

Distribución general de la superficie (1999)

Todas las tierrasTierras labradasPastos permanentesOtras tierrasS.A.U.
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
212.00819700647015838211.170

Explotaciones censadas y superficie total (1999)

Total Explotaciones con tierrasExplotaciones
sin tierras
 TotalCon ganaderíaSin ganadería 
Ha.Ha.Ha.Ha.
212.008212.0084682171.326-


Fuente:
EUSTAT. Dpto. de Agricultura y Pesca. Censo agrario. 1999.

Además, sabemos que hay diferentes usos destinados a los suelos municipales. Los más importantes en 1996 eran los destinados a las labores intensivas, algo que no es muy común ya que, generalmente, es la superficie forestal de arbolado denso la que mayor desarrollo posee aunque aquí también tiene una destacada presencia. Entre ambos tipos de suelos se daba la mayor parte de la superficie aunque también había alrededor de trescientas hectáreas dedicadas a superficie forestal de arbolado ralo, tras las cuales había cerca de un centenar de hectáreas de matorral, entre otras. Gran parte de las tierras labradas reconocidas, en 1999, eran herbáceos mientras que se producía una ausencia total de desarrollo de los leñosos.Por otra parte, debemos reconocer las denominadas otras tierras que tenían un desarrollo inferior a la S.A.U. Una vez conocido este dato, podemos mostrar que, entre las otras tierras, las especies arbóreas forestales tenían un desarrollo notable con más de 250 hectáreas en apenas cuatro explotaciones. Respecto a la superficie forestal, sabemos que en 1996 las frondosas tenían una extensión destacable, gracias al importante desarrollo de dos especies, el quejigo y la encina, ambas con una aparición similar en el suelo municipal, aunque algo mayor la de la encina. Por otra parte, se situaban las coníferas, las cuales tenían una distribución cercana al medio millar de hectáreas representadas, fundamentalmente, por el pino silvestre, la especie más desarrollada en toda la superficie forestal de Añana.

Distribución de los usos del suelo (hectáreas) (1996)

ImproductivosPradosPastizalesMatorralForestal
arbolado denso
Forestal
arbolado ralo
Labores
intensivas
Total
55-70977813098222.134


Fuente:
Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996.

Aprovechamiento de las tierras labradas (1999)

TotalHerbáceosLeñosos
 FrutalesOlivarViñedoOtros
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
19700196997-------

Aprovechamiento de otras tierras (1999)

Total Especies arbóreas
forestales
 Otras superficies 
Ha.Ha.Ha.
15838426614572

Fuente: EUSTAT.

Superficie forestal arbolada según especies (hectáreas) (1996)

Bosque atlántico
Encina
Eucalipto
Haya
Pino radiata
Pino silvestre
Quejigo
Otras conífs.
Otras frond.
Todas conífs.
Todas frond.
Todas especies
-
279
-
-
-
362
289
126
35
488
603
1.090

Fuente: Gobierno Vasco.

En el reconocimiento del sector primario no debemos olvidar la ganadería a pesar de tener un menor desarrollo en el municipio. El sector ganadero, al menos en 1999, estaba basado en el desarrollo de la ganadería ovina, con más de un millar de cabezas, distribuidas en tan sólo dos explotaciones, lo cual proporcionaba una media de más de medio millar de cabezas por tierra, cifra muy superior a la media en la C.A.V. que estaba en las sesenta cabezas y sobre la media de la provincia de Álava, aunque, en este caso, la diferencia era menor, por situarse la media de ovinos en los 141 por explotación. En relación a su comarca, Valles Alaveses, la diferencia era mucho menor por ser zona propicia para el desarrollo de estas especies en la que se daba una media de 254 ovinos. Sin embargo, a pesar del descenso de la diferencia, la media de ovinos en el municipio se situaba en alrededor del doble que en el entorno de la comarca. Junto a esta especie, hay alguna otra aunque de escaso desarrollo como, por ejemplo, los equinos que ascendían a cerca de la veintena de cabezas en una sola explotación.

Ganadería: distribución general (1999)

BovinosOvinosCaprinosPorcinosEquinosAvesConejas madresColmenas
ABABABABABABABAB
--21.133--121186-----

(A): Número de explotaciones
(B): Número de cabezas. En el caso de aves, miles de unidades y en el de colmenas, número de unidades.
Fuente: EUSTAT.

Poseemos información que hace referencia a las tierras, sus propietarios y sus trabajadores. De este modo, hay que destacar que la mayor parte de las tierras, en 1999, tenían como sistema de tenencia de la tierra la propiedad, tras los cuales había una decena de explotaciones en las que había una serie de hectáreas superiores al medio millar, que estaban arrendadas. Además, entre los titulares, predominaban las personas físicas que eran casi una quincena, tras los cuales se situaban dos entidades públicas. Por otra parte, sabemos la distribución de los trabajadores en ese mismo año, con un número similar de asalariados y no asalariados, aunque eran algunos más los que no lo estaban. Estos eran algo más de la veintena y se distribuían en catorce explotaciones, trabajando, en mayor medida, a tiempo completo aunque las de tiempo parcial también fueron un número elevado. En relación a los trabajadores asalariados hay que señalar que los fijos eran algo más de una quincena en siete explotaciones; los eventuales estaban en dos explotaciones completando cerca del medio centenar de jornadas.

Régimen de tenencia de la tierra (1999)

TotalPropiedadArrendamientoAparceríaOtros
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
212.008211.31810671--319

Personalidad jurídica del titular (1999)

Todas las tierrasPersona
física
Sociedad
mercantil
Entidad
pública
Cooperativa
de producción
S.A.T. de
producción
Otras
2114-2--5

Población trabajadora en la explotación (1999)

Trabajadores no asalariados
Nº explotacionesNº personasJornadas completasJornadas parciales
14221.397921

Asalariados
FijosEventuales
Nº explotacionesNº personasNº explotacionesJornadas completas
716246

Fuente: EUSTAT.

El sector secundario y terciario en la economía municipal puede ser observado a través de los diferentes establecimientos. Por ello, debemos mostrar que, en el año 2001, había una quincena de establecimientos que daban empleo a algo más de una treintena de personas. Entre los diferentes sectores asentados en Añana, observamos la importancia del sector terciario con siete establecimientos enmarcados en el grupo de comercio, hostelería y transportes, además de haber otros cuatro destinados a otras actividades de servicios distintas a las anteriores. Tras éstos, se situaba la banca, los seguros y los servicios a empresas con dos establecimientos. En último lugar, se situaban la industria y la energía con una sola empresa, al igual que la construcción. En relación a las oficinas bancarias debemos mostrar que, en 1999, había una sola, correspondiente con una caja de ahorros. Otro dato que poseemos hace referencia al número de vehículos que había en Añana. En el año 2000 había registrados 85 vehículos de los cuales el 75% se correspondían con turismos.

Establecimientos según rama de actividad (2001)

TotalIndustria y
energía
ConstrucciónComercio, hostelería
y transportes
Banca, seguros
y serv. a empresas
Otras actividades
de servicios
Nº.EmpleoNº.Nº.Nº.Nº.Nº.
153111724

Fuente: EUSTAT.

TurismosMotosCamionesAutobusesTractores industrialesOtrosTotal
64614--185

El total de población considerada activa en 1982 era de 64 varones y 17 mujeres. De éstos, 53 v. y 14 m. se hallaban ocupados, 6 v. y 2 m. buscaban empleo por primera vez y 5 v. y 1 m. habían trabajado anteriormente. El total de inactivos estadísticos era de 39 yde inactivas estadísticas 78. (Ref. Anuario Estadístico Vasco, 1982).

En el año 1996 sabemos que el municipio contaba con algo más de doscientos efectivos, destacando los inactivos, establecidos en función de los criterios de la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T.). Había un número inferior de activos O.I.T., entre los que debemos distinguir los ocupados, que representaban el 82% de los activos, y el resto, que estaban parados, destacando entre ellos los que ya habían trabajado con anterioridad.

A principios de los ochenta, observamos que se dan importantes diferencias en la distribución en función del género. De este modo, sabemos que había un mayor número de hombres activos aunque también había más hombres activos. Las mujeres, sin embargo, eran mayoritariamente inactivas. Entre 1986 y 1991, se produjo un aumento del número de personas mayores de dieciséis años y, con él, se dio un ascenso de los habitantes activos, mientras que los inactivos descendieron. Un dato importante es el referente a la evolución de la situación de los parados y su observación en función de su género. Por ello, observamos que, entre 1986 y 1991, aumentó el número de los ocupados, tanto de hombres como de mujeres y, sin embargo, los parados descendieron. En relación, al número de los inactivos, observamos el descenso de las mujeres en esa situación mientras que se dio un aumento, aunque leve, de los hombres. Con posterioridad, en 1996, había el mismo número de hombres ocupados que en 1991 y en el caso de las mujeres se dio un ascenso leve. En ese año se dio un incremento importante del número de parados, fundamentalmente, entre las mujeres. Los hombres inactivos seguían aumentando frente al descenso del número de las mujeres en esa situación.

Población según su relación con la actividad (1996)

Total Activos O.I.T. Inactivos O.I.T. Contados
aparte
Total Ocupados O.I.T. Parados O.I.T.
Total Primer empleo Han trabajado
203 89 73 16 5 11 113 1

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Población de 16 y más años según sexo, año de referencia y relación con la actividad

1986 1991
Total Activo Inactivo Total Activo Inactivo
Total
Varón
Mujer
174
85
89
75
60
15
99
25
74
177
89
88
80
58
22
97
31
66

Fuente: EUSTAT.CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y padrones de población y viviendas. 1986, 1991 y 1996.

En el estudio del trabajo y su distribución en el municipio, hemos podido reconocer la distribución de los trabajadores en los diferentes sectores económicos. De este modo, podemos reconocer que el sector con mayor número de trabajadores era el sector terciario, con algo más de una treintena de trabajadores. El sector primario con cerca de una veintena era el segundo en orden de importancia, seguido muy de cerca por la industria. La construcción era el sector con menor presencia en el municipio. La evolución del número de trabajadores en los diferentes sectores económicos nos permite mostrar el progresivo descenso del número de trabajadores, que siendo habitantes de Añana, trabajaban allí mismo. Se aprecia el descenso en la mayor parte de los sectores, excepto los servicios, el sector más importante en Añana. Sin embargo, no era la dedicación mayoritaria por parte de sus habitantes dentro del propio municipio ya que era la agricultura. El resto de los sectores apenas tenía importancia, destacando el caso de la industria que progresivamente había ido perdiendo trabajadores de modo que, en 1996, se llegó a la ausencia total que fueran del propio municipio. Otro elemento importante dentro del trabajo viene de la mano de la tasa de paro que, entre el año 2000 y 2001, descendió en un efectivo de manera que restaban solamente tres. Cinco años antes, por el contrario, se produjo un aumento en un efectivo quedándose en siete.

Población de 16 y más años ocupada según ramas de actividad (1996)

Total Agricultura Industria Construcción Servicios
73 19 17 5 32

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Población de 16 y más años ocupada según rama de actividad, año de referencia y municipio de trabajo.

Total 1986 1991 1996
Total
Agricultura
Industria
Construcción
Servicios
97
53
8
5
31
40
18
7
2
13
29
18
1
2
8
28
17
0
1
10

Fuente: EUSTAT. CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y Padrones de Población y Viviendas. 1986, 1991 y 1996.

Paro registrado en el I.N.E.M. (datos a 31 de marzo) (2000-2001)

2000 2001 D%
4 3 -25,0

Fuente: Instituto Nacional de Empleo (I.N.E.M.).
Iglesia parroquial de Santa María de Villacones. Construcción en piedra de sillería; pórtico abierto por un arco de medio punto. En su torre, cuadrada en planta y cubierta por capitel piramidal, se alberga el campanario con seis arcos de medio punto para las campanas. El templo, de planta rectangular, con tres naves y ábside de tipo poligonal, se cubre en su interior con bóvedas de crucería gótica; a los lados, capillas con decoración barroca; coro moderno en altura sobre bóveda también de estilo barroco; en el retablo central, de época renacentista (s. XVI), ocupa el lugar de honor una escultura de la Virgen titular, de línea románica, que data del s. XIII; completan la decoración un conjunto de relieves relacionados con la vida de Nuestra Señora. En el lado de la Epístola, altar churrigueresco con una imagen de San José, otro neoclásico, dedicado al Sagrado Corazón, y un tercero de línea barroca, en el que se venera una talla de San Antón; en el lateral izquierdo pueden contemplarse unos altares decorados en estilo barroco con imágenes de Cristo, Nuestra Señora de la O y la Virgen de los Dolores, entre otras; cabe resaltar en este lado un tríptico flamenco de la Anunciación que data del s. XVI y que actualmente se halla en el museo provincial. Antigua iglesia parroquial que se alzaba con la advocación a San Cristóbal; fue demolida en 1813 trasladándose algunos útiles religiosos a la parroquia actual. Real Monasterio de San Juan de Acre. De comendadoras de San Juan de Jerusalén. Construcción del s. XIV, sobre orígenes muy antiguos, junto a las eras de la sal. Destaca la cruz de Malta como elemento decorativo. Destacan por su interés algunas pinturas realizadas sobre cobre, algunas de las cuales están firmadas por Marc Antonio Garibaldo, así como dos crucifijos trabajados en marfil; Monasterio de San Millán de Foio; fundado en 1063. Ermita de Santa Engracia, arruinada no hace mucho. Ermita desaparecida, que en los primeros años del siglo pasado se alzaba todavía bajo la advocación a San Roque. Ermita dedicada a Santa Ana, perdida en el s. XIX. Ermita desaparecida de Nuestra Señora de la Peña. Ermita de Santa María Magdalena; derruida. Casa palacio de los Herrán. Picota. Las salinas fuerondeclaradas Monumento Histórico-Artístico el 13 de junio de 1983 por el Gobierno Vasco.
Municipio, partido judicial de Vitoria-Gasteiz, Álava-Araba.
Villa en la hermandad del mismo nombre. Su gobierno político se componía de un alcalde ordinario, su teniente, procurador general y 2 regidores, los cuales habían de ser hijosdalgo y relevantes en el lugar; además, un mayordomo de propios y 2 alguaciles ordinarios,que eran del estado llano, 2 apreciadores (del estado llano), 2 diputados y un personero. Se nombraba también a un procurador provincial para que asistiese a las juntas de provincia, un alcalde de hermandad y 2 cuadrilleros, que servían de alguaciles al dicho alcalde. Estos últimos cargos los elegían el alcalde ordinario, el procurador y los regidores. El procurador provincial de esta villa, a diferencia de todos los demás de la provincia, podía asistir a todas las juntas de ella o, si le parecía conveniente, dejar de asistir a ellas. Además, se le debía dar cuenta de cualquier congreso provincial que se pretendiese celebrar, por si juzgaba oportuno enviar su apoderado. El señor de la villa residenciaba a las justicias con arreglo a las leyes; presentaba las 4 escribanías de número; nombraba alguacil mayor para que asistiese a la justicia, siendo de su obligación el mantener cárceles, prisiones y alcaide; pero no tenía intervención alguna en la elección o confirmación de los que constituían el gobierno político de la villa. (Ref. Diccionario Geográfico-Histórico de la Real Academia», t. II, pp. 284-285).
En 1802 había en la localidad una cátedra de gramática con 400 ducados de dotación, fundada por Diego de Zárate y Murga, primer marqués de Montesacro, hijo del pueblo. A comienzos del s. XX funcionaban 2 escuelas elementales -una para cada sexo-, a las que asistían los niños de Atiega y los de los caseríos diseminados.

A principios de los años ochenta en Añana no había ningún alumno dentro de las enseñanzas de régimen general no universitarias, al igual que en el resto de las últimas décadas hasta la actualidad en la que no había ningún alumno de este tipo de enseñanzas en el municipio y, por tanto, ningún centro al que acudir.

Fuente: EUSTAT: Estadística de la Enseñanza.

En 1982 había una población preescolar de 61 niños y 74 niñas, 1 centro público de EGB y 1 privado, que acogían 252 niños y 277 niñas, 1 centro de FP público al que asistían 31 niños y 45 niñas.La población escolar de las ikastolas era la siguiente: 57 alumnos de preescolar, 59 de EGB en 1 centro. (Ref. Anuario Estadístico Vasco, 1982).
Cultura. En el análisis del nivel cultural del municipio debemos tomar los datos referentes al grado de estudios que poseían sus habitantes. A principios de los ochenta, entre la población mayor de dos años, el mayor número de efectivos se encontraba entre los que tenían formación profesional, muy cerca de los cuales se situaban los habitantes que realizaban el primer ciclo de segundo grado. También había un número similar de personas con solamente el primer grado. A partir de la formación profesional había pocas personas con estudios con mayor nivel, excepto alguno con el segundo ciclo de segundo grado y algún otro en el tercer grado en las denominadas Escuelas Técnicas Superiores. Una quincena de años más tarde, poseemos información referente al nivel de instrucción de la población mayor de diez años. De esta manera sabemos que, principalmente, poseían preescolar y estudios primarios, representando el 67,7% de las personas introducidas en el análisis.

Población de 10 y más años clasificada según nivel de instrucción (1996)

Total
Analfabetos
Sin estudios
Preescolar y primarios
Profesionales
Secundarios
Medio-superiores
Superiores
192
4
7
130
28
8
2
13

Fuente: EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.
En Añana hay una serie de servicios que se ofrecen a los habitantes. Sabemos que, en el año 2000, había un centro destinado a servicios técnicos generales al igual que un centro extrahospitalario público que se correspondía con uno de tipo periférico. Éstos pueden resultar escasos pero el número de habitantes que había en Añana, en ese momento, tampoco era elevado por lo que pueden ofrecer los servicios necesarios. Del mismo modo, podemos apuntar los equipamientos del entorno entre los que hay que resaltar el importante número de aparcamientos, los más abundantes, todos ellos de carácter público. Tras los aparcamientos eran importantes las zonas verdes entre las que había un mayor número de carácter privado o compartido aunque también había alguna de tipo público. Las zonas deportivas se reducían a dos siendo sólo una de ellas pública, y una sola piscina de carácter público.

Edificios normales según los equipamientos del entorno (2000)

Total Zonas Verdes Piscinas Zonas deportivas Aparcamientos
  Público Privado o
ambas
Público Privado o
ambas
Público Privado o
ambas
Público Privado o
ambas
184 6 28 1 - 1 1 184 -

Fuente: EUSTAT: Censo de edificios y locales 2000. Datos provisionales.
En 1802 había en la población un hospital en elque se recibía a los pobres pasajeros y a los de la villa. (Ref. «Diccionario Geográfico-Histórico de la Real Academia», t. II, p. 285).
Carnaval en Salinas. Al canto de «Señores, todos tomamos huevos, chorizos y pan, y alguna peseta si nos dan», postulaban las niñas y los niños el Jueves de Lardero por la tarde. Se disfrazaban de cualquier manera y concluida la petición merendaban en la casa de alguno de ellos. La fiesta del Domingo de Carnaval se iniciaba por la tarde, que era cuando salían disfrazados y con la cara pintada o enmascarada las mozas y las casadas, los mozos y los casados, quienes, todos, recibían el nombre de «porreroso. Tipo popular de los carnavales de hace unos cincuenta años era el conocido por el nombre de «Caín», un vecino de la localidad que el Domingo y el Martes paseaba por el pueblo, acompañado de toda la chiquillería de Salinas de Añana. «Caín» era un hombre de fuerte complexión. Se exhibía descalzo y con los pantalones cortados burdamente a la altura de la rodilla. Con la cara sucia y tiznada descubría los brazos pintados asimismo de negro. Llevaba un palo en la mano. El Domingo y el Martes salía también la consabida pareja de «osos», que procuraban representar su papel lo mejor posible. Un hombre enmascarado y ataviado con traje negro los conducía atados por medio de un ramal a la cintura. Debajo de la piel -que en realidad era de oveja-, los «osos» llevaban la correspondiente tabla a la espalda. Y en la espalda les pegaba con un palo, de forma tan exagerada como ruidosa. Con el baile amenizado por la Banda Municipal de Música se cerraba la jornada del Domingo de Carnaval, cuyo programa se repetía el último día de fiestas o Martes de Carnaval. Tomás Celada Salazar recuerda haber oído de niño, cómo en la noche del Martes de Carnaval un «porrero» predicaba desde un escriño que colgaba de una cuerda que llegaba de un balcón a otro de la plaza. Y esto bien pudo ser parte de la pantomima de juicio a algún personaje carnavalesco, que antiguamente se celebraba en Salinas de Añana. (Ref. J. Garmendia Larrañaga: Carnaval en Alava, pp. 120-12l, San Sebastián 1982).
Partido: 1 .°, trece roeles, bien ordenados; 2.°, una parra de vid.
Nombre. Aparece como Annana en doc. de 978 reproducido en p. 106 del t. II, libro III, de Historia crítica de Vizcaya y... (1933-4) de Balparda; Agnana en doc. de 984 mencionado en p. 108 de la parte III, t. III, de Noticias Históricas de las Tres... de Llorente publicado en 1807; Sal. Anniana en doc. de 1075 citado en p. 224 del «Cartulario de San Millan» publicado en 1930. El apellido del mismo nombre aparece como Salinas (Orovi de) en doc. de 947 citado en p. 323 de la parte III, t. III, de Noticias Históricas de las Tres... de Llorente publicado en 1807. [Ref. Gerardo Lopez de Guereñu, «Boletín de la Institución Sancho el Sabio» 1969, p. 63].
HISTORIA.
Restos prehistóricos. Existen en término de Salinas de Añana seis yacimientos arqueológicos situados en el camino de Tuesta. Se trata de estaciones al aire libre con restos cerámicos y líticos correspondientes al Eneolítico-Bronce, depositados en el Museo Provincial de Arqueología de Vitoria.
Orígenes. Sal y Fuero. No conocemos la fundación de la villa de Salinas de Añana pero podemos sostener que su origen está vinculado al descubrimiento y explotación de los manantiales de agua salada, ya que el aprovechamiento de los mismos ha sido, y sigue siendo, su principal fuente de riqueza. Es en el s. X cuando disponemos de datos históricos, no sólo acerca del aprovechamiento de sus manantiales salados, sino también acerca de la existencia de la villa. San Pedro de Cardeña, en el año 902, inicia la primera explotación salinera del cenobio en Salinas de Añana. Gonzalo Téllez y su mujer Flámula donan a Damián, abad de San Pedro de Cardeña, veintiuna eras de sal en el lugar. En 932, el 22 de junio, Ferro y su esposa Amunia donan al monasterio de Arlanza diez eras de sal y dos pozos de salmuera en Salinas de Añana. Por esta riqueza Añana empieza a polarizar la atención de tres grandes cenobios: San Pedro de Cardeña, San Pedro de Arlanza y San Millán de la Cogolla. «El conde -dice López Castillofue siempre consciente del don extraordinario que hacía a los diversos monasterios castellanos al concederles la sal, precisamente en unos momentos, en los cuales, como hemos visto, era tan grande la importancia de la sal, no sólo para el consumo directo humano, sino para la conservación y salazón de carnes y pescados, etc.». Fueron los frailes de Cardeña los primeros en implantarse en las salinas de Añana. Treinta años después de la primera donación de sal a Cardeña, Tello y Hahilo hacen una importante donación a dicho monasterio: todas sus posesiones en Añana y trece eras «cum suo puteo erga areas de Fredinando Gundissalboz comite». Cardeña obtuvo un total de treinta y cuatro eras de sal en Añana; pero, a partir de mediados del siglo décimo, retrocedió ante el empuje expansivo de las, cada vez más poderosas, comunidades de San Pedro de Arlanza y San Millán de la Cogolla, en cuyo favor realizará el conde Fernán González donaciones generosas. El 28 de enero del año 945 Fernán González dona a San Millán la cuarta parte de la villa de Salinas de Añana: tres fuentes de sal en aprovechamiento cada tres días, y el impago de la albara, impuesto sobre la sal al que más tarde dedicaremos nuestra atención. El documento lleva aneja una adición del año 948 por medio de la cual al margen del turno concedido a los tres días, el conde disponde que San Millán extraiga sal los domingos desde el alba hasta la tarde. Con motivo de la fundación de la abadía e infantado de Covarrubias, el conde García Fernández y su esposa Ava dotan a la misma y le conceden veinte eras de sal en Añana. Durante el s. XI San Pedro de Arlanza y San Millán de la Cogolla siguen siendo los propietarios más importantes. Por la agregación de San Mamés de Ura a Arlanza, éste disfrutará en Salinas de Añana, de la exención del portazgo y de la alvara; luego Santa María de Retortillo entró en dependencia de Arlanza «et in Aniana suas salinas cum suas eras et puteos, ut afferant inde salsa per unum quemque annun, quod vices voluerint, sine ullo portatico». En lo tocante a San Millán de la Cogolla, por donación del nueve de abril de 1060, obtuvo de doña Andrequina ocho eras de sal: «et in predicta Salinas octo eras salsas prefato sancto atrio deserviendas iure perpetuo». En 1075, el noble Lope Sánchez, junto a otros propios ofreció a dicho monasterio treinta eras de sal en Añana. La importancia de Cardeña dura en el s. XI. En 1072, Alfonso VI concedió a dicho monasterio la facultad perpetua de recoger sal en domingo en las salinas de Añana: «in Annana uno die pernominato dominico, ut ipsa aqua salsa abeatis per omnes dies dominicos per omnem tempore in seculorum secula». En los años finales del s. XI también vemos el ascenso de un nuevo monasterio: el de Valbanera, que en los años 1079 y 1080 adquiere seis eras de sal, dos silos y una viña en Añana. En 1081, Alfonso VI de Castilla concedió carta de ingenuidad al abad del monasterio de Santa María de Valbanera y a todos sus monjes en el lugar de Salinas de Añana, así de las eras propias como de las compradas. La apropiación por parte de estos monasterios de la mayor parte de las salinas de Añana acarrea a todo lo largo del s. X, una transformación importante en las «relaciones de propiedad sobre las salinas», en perjuicio del pequeño propietario. Este cambio en las relaciones de propiedad provocará, asimismo, otro en las relaciones de producción y los antiguos propietarios quedarían sometidos a la normativa señorial. El de Salinas de Añana es el primer fuero local conocido en Alava. Fue otorgado por el rey Alfonso I de Navarra y Aragón, que la pobló a principios del s. XII (1104). Este fuero fue confirmado después por Alfonso VII de Castilla en Castro el Real, el 12 de enero de 1140. En dicho fuero se les concede a sus habitantes el que tengan un día de semana mercado franco; el que por la sal no paguen portazgo, ni en la villa ni en otro país; los que tuviesen caballo o potro quedaban libres de alojamientos y los que fueron a poblar Añana, procedentes de Salvatierra, San Millán o Santo Domingo, siguiesen gozando el fuero de esas poblaciones. El texto pone de manifiesto, según López Castillo, la diversa procedencia y estatuto jurídico de los pobladores de Salinas, que no se funden en un único e idéntico régimen legal a pesar de su comunidad vecinal. Cita en primer lugar, a los sujetos de señorío abadengo; observamos a este respecto, que los tres lugares indicados han poseído, durante siglos, propiedades en esta villa: San Salvador de Oña, San Millán de la Cogolla y Santo Domingo de Silos. Estos continúan sometidos a la potestad señorial de sus respectivos abades, aunque disfrutan de los derechos comunes otorgados en el fuero. El resto de los pobladores, «sub iure regali semper manean et populent», es decir, quedan sometidos en todo al régimen de realengo. Tanto el fuero del Batallador como el de Alfonso VII no existen actualmente en el archivo de la villa, aunque el de este último no debió desaparecer hace mucho tiempo. Su texto se conoce por hallarse en dos confirmaciones de Alfonso XI; la primera, del 10 de agosto de 1315 y la segunda del 15 de agosto de 1329. De esta segunda confirmación disponemos también de un traslado notarial que fue sacado tres meses más tarde y cuyo texto puede cotejarse en la colección documental de la Sociedad de Estudios Vascos. [Ref. Diplomatario Salinas de Añana, doc. n.° 20 y también el n.° 24].
Donación de Atiega. Por una cédula despachada en Toledo el 27 de noviembre de 1194, Alfonso VIII le dio la aldea de Atiega con el monasterio que entonces existía en ella. Esta donación fue confirmada por Alfonso X el 29 de agosto de 1259. (Ref. «Diccionario Geográfico-Histórico de la Real Academia», t. II, p. 284).
Confirmación del Fuero y ampliación de términos. El rey Sancho IV, siendo aún infante de Castilla, confirmó todos sus fueros, usos y costumbres, libertades y privilegios, en un documento fechado el 28 de abril de 1282, expresando los tengan así como los habían tenido en los tiempos de su bisabuelo «e de todos los otros reyes, e del emperador que fueron antes en España». En otra real provisión dada en Valladolid el 1 de junio de 1290, el mismo rey extendió considerablemente la jurisdicción de Salinas: «Por facer bien y merced al concejo de Salinas de Añana, a los que agora son y serán de aquí adelante para siempre jamás, y porque la villa se pueda mejor poblar, dámosles y otorgámosles que hayan por término Sant Ladormin, e Caranca, e Astulez, e Lantaron, e Sobron, y lo que nos habemos en Medropio». (Ref. «Diccionario Geográfico-Histórico de la Real Academia», t. II, p. 284).
Hermandad de Castilla la Vieja. En el 1315 se formó una hermandad que comprendía Castilla, Galicia, Asturias y León. Fue firmada en Burgos; entre las firmas se encuentra la de los procuradores de Salinas de Añana y de Peñacerrada. (Ref. Ramírez Olano, E. y González de Echávarri, V.: «Memoria...», La guerra de los comuneros en el País Vasco: actitud de la Diputación de Alava en aquella ocasión: esta actitud responde a la necesidad de mantener vivas las libertades populares, Vitoria, 1904, p. 37).
Hermandad de Haro. Esta localidad era una de las que en 1358 figuran ya formando Hermandad en Haro. (Ref. Ramírez Olano, E. y González de Echávarri, V.: «Memoria...». La guerra de los comuneros en el País Vasco: actitud de la Diputación de Alava en aquella ocasión: esta actitud responde a la necesidad de mantener vivas las libertades populares, Vitoria, 1904, p. 37).
Incorporación a Álava. El documento por el que se incorporó a la provincia de Alava dice: «Lunes 17 días del mes de febrero, año del señor de 1460 años: este día en la dicha junta Lope Sáez de Atiega por sí e en nombre de la villa de Salinas de Añana, e Caranca, e Astulez, e Sobrón, e Puentelarrá...». (Ref. «Geografía General del País Vasco-Navarro», t. Alava, p. 498).
Judería. A causa de la intensa actividad salinera y mercantil, Salinas se convirtió en los ss. XIV-XV en un importante núcleo judío que llegará a monopolizar el comercio de la sal. Los primeros asentamientos datarían probablemente del s. X, siendo los primeros de Alava. Hubo una sinagoga en el barrio alto, cerca de la desaparecida iglesia de San Cristóbal. Ref. Ruiz de Loyzaga, S.: Los judíos de Salinas..., «Boletín de la Institución Sancho el Sabio», XXIII (1979).
Merced enriqueña. Cuando formaba hermandad, todos los poblados de ella eran de señorío, por haber sido donados por el rey Enrique II a su repostero mayor D. Diego Gómez Sarmiento. Así, su señorío perteneció a los condes de Salinas pasando posteriormente al duque de Híjar. En el s. XVIII, el señor percibía 2 partes de 9 en los frutos decimales, pero con la limitación de no extenderse este derecho sino a las especies de trigo y cebada que producían las heredades antiguas, quedando libre las novales y heredades beneficiales. (Ref. «Diccionario Geográfico-Histórico de la Real Academia», t. II, p. 285).
Guerra de las Comunidades. Durante la Guerra de las Comunidades, la villa se pronunció por Carlos I, incorporándose muchos de sus vecinos al ejército real que operaba en Navarra. Esta fidelidad al emperador mereció el que Carlos I registrase su gratitud en dos cartas dirigidas al concejo de la villa. [Ref. Perdomo, n.° 248, p. 283].
Elecciones en el siglo XIX.

Elecciones de Diputados a Cortes del 1-III-1891. CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUssía, MarcosConservador132El resto 0[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 3 de febrero del año económico 1890-91].

Elecciones de Diputados provinciales del 11-IX-1892.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSApraiz, JuliánUnión Liberal74Corcuera, CastorUnión Liberal74Zavala, FedericoUnión Liberal74Salazar, TomásNocedalino46Balsategui, JoséNocedalino46Guinea, BenitoNocedalino41Manero, VíctorCarlista5Sesé, Juan PedroRepublicano5Sodupe, FedericoCarlista5Tournán, GumersindoCarlista5El resto 0[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 20-IX-1892, en el año económico 1892-93. Filiaciones en El A. del 13-IX-1892].

Elecciones de Diputados a Cortes del 5-III-1893.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUssía, LuisLiberal95Ampuero, José María 0[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del año económico 1892-93, del 7-III-1893].

Elecciones de Diputados a Cortes del 12-IV-1896.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUssía y Aldama, LuisConservador131El resto 0[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 14-IV-1896] del año económico 1895-96.
Elecciones 1900-1923.

Elecciones de Diputados a Cortes del 19-V-1901.CANDIDATOPARTIDOVOTOSUrquijo, EstanislaoLiberal98[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 21-V-1901. Filiaciones en «La L.» del 15-IV-1901].

Elecciones de Diputados a Cortes del 26-IV-1903.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSSengariz, PabloFusionista60Mazarrasa, AntonioCarlista27[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 30-IV-1903. Filiaciones en el «Heraldo Alavés» del 9-V y 29-IV-1903].

Elecciones de Diputados a Cortes del 10-IX-1905.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUrquijo, Estanislao 89[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 14-IX-1905].

Elecciones de Diputados a Cortes del 21-IV-1907.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUrquijo, EstanislaoIndep.96[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 25-IV-1907].

Elecciones de Diputados provinciales del 24-X-1909.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSTournán, PedroLiberal71Ajuria, SerafínLiberal68Echanove, Manuel 65Guinea, BenitoIntegrista54Atauri, EmilioIntegrista44Sautu, DomingoTradicionalista44El resto 0[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 28-X-1909. Filiaciones en el «El Heraldo Alavés» del 22-X-1909 y en «La L.» del 23-X-1909].

Elecciones de Diputados a Cortes del 1-VI-1919.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSIsusi, EstebanP.N.V. (1)68Urquijo, LuisComun.Tradicionalista49[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 3-VI-1919. Filiaciones en «El Heraldo Alavés» del 27-V-1919 y «La L.» del 24-V-1919]. (1) 78 en El Heraldo Alavés del 2-VI-1919.

Elecciones de Diputados a Cortes del 19-XII-1920.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSRuiz Senén, Valentín Monárquico93Isusi, EstebanCatólico-Fuerista29[Ref. «Boletín Oficial de Álava» del 25-XII-1920. Filiaciones en el «El Heraldo Alavés» del 13-XII-1920].
Elecciones 1931-1933.

Elecciones municipales de 1931. El 5 de abril los concejales resultantes fueron 2 tradicionalistas, 3 del PNV y dos independientes.

Elecciones generales del 28-VI-1931.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSOriolTradicionalista(1)110OlanoEstatutista18SusaetaRepublicano11[Ref. «Euzkadi» del 30-VI-1931. Filiaciones en la «Gaceta del Norte» del 30-VI-1931]. (1) 111 según la «Gaceta del Norte» del 30-VI-1931.

Elecciones generales del 19-XI-1933. (1.ª y úniva vuelta).N.º de electores365CANDIDATURASPARTIDOSVOTOSOriolTradicionalista197LandaburuP.N.V.69AmorósRadical24SusaetaRadical Socialista5CastresanaRadical Socialista0QuintanaComunista0[Ref. «Euzkadi» del 22-XI-1933. Filiaciones en «La Gaceta del Norte» del 14-XI-1933].
Sí al Estatuto Vasco. Resultados en esta localidad del Plebiscito del 5-XI-1933 sobre el Estatuto Vasco de Autonomía.ElectoresA favorEn contraEn blanco354 (1)78330[Ref. «Euzkadi» del 10-XI-1933]. (1) 365 según «La Gaceta del Norte» del 7-XI-1933.
Elecciones en 1936.

Elecciones generales del 16-II/1-III-1936 (1.ª y 2.ª vuelta).CANDIDATOSPARTIDOS VOTOS 2.ª vta.1.ª vta.OriolF.Contrarrev.167168LandaburuP.N.V.8887F. EstradaF. Contrarrev.2822ViguriF. Popular1412Varios 02[Ref. «Euzkadi» del 3-III-1936 y del 18-II-1936. Filiaciones en «La Gaceta del Norte» del 18-II-1936].
Las votaciones del Postfranquismo.
Elecciones del 15-VI-1977.UCD91AET3AP26ESB2PNV11EE2PSOE7PCE1FUT5FDI1PSP4FE0ASD3PP0DCV3Votantes168 (71,2 %)
El Referéndum constitucional del 6 de diciembre de 1978 dio el siguiente resultado sobre un censo de 255 electores:Votos:147Abst.: 108 (42,35 %)Sí: 100 (39,21 %)No:21 (8,23 %)Blanco: 26Abst. y No: 50,58 %
Elecciones generales del 1-III-1979. (Censo electoral: 255).

Diputados:UCD44 (30,98 %)PNV18 (9,85 %)UFN43 (30,28 %)PSE8 (5,63 %)HB7 (4,92 %)PTE1 (0,70 %)EE4 (2,81 %)LKI1 (0,70 %)PCE1 (0,70 %)PP1 (0,70 %)Abstenciones:113 ( 44,31 %)Senado:Alfredo MarcoMiguel AguirreJosé M.ª VergaraUCD63UCD60UCD56(44,36 %)(42,25 %)(39,43 %)[Ref. Instituto Nacional de Estadística].

Elecciones municipales del 3-IV-1979. Para hacerse cargo de las 7 concejalías de este ayuntamiento se presentaron únicamente las Candidaturas de Añana. Sobre un censo de 255 electores, resultaron elegidos con un total de 105 votos los siguientes concejales: Marino Esteban Ruilópez, Ricardo Martínez de Lapera, Lucio López Casado, Miguel Ortiz de Guinea, Floro Martín García, Manuel Ramón Pérez de Cárcamo y Antonio López. Alcalde: Marino Esteban Ruilópez.

Referéndum estatutario del 25-X-1979. Sobre un censo electoral de 250 electores resultaron:Votos:148 (59,20 %)Abst.: 102 (40,80 %)Sí: 121 (81,75 %)s/c (48,40 %)No: 7 (4,72 %)Blanco: 20 (13,51 %)Nulo: 9[Ref. «El Diario Vasco» del 27-X-79 y «Boletín Oficial del Alava» del 13-XI-1979].

Primeras elecciones para el Parlamento Vasco. 9-III-1980. (Censo electoral: 259).PNV66 (41,50 %)PSE7 (4,40 %)UCD50 (31,44 %)AP5 (3,14 %)HB14 (8,80 %)ESEI1 (0,62 %)EE9 (5,66 %)LKI1 (0,62 %)Abstenciones:100 (38,61 %)[Ref. Revista, Euzkadi del 13-III-1980].

Elecciones Generales del 28-X-1982. (164 escrutados, 18 abstenciones, 2 nulos).PNV77EE4AP/UCD40PCE1PSOE15PCE1HB6
Elecciones municipales del 8-V-1983. Concejales: EAJ/PNV. Manuel Ramón Pérez Fernández de Aranguiz, Marino Ruilope Salazar, Manuel Martín Gómez, Irene Araico Montoya, Julio Fernández de Labastida Guinea. Resultó elegido alcalde el primero.

Elecciones al Parlamento de Vitoria del 26-II-1984. PNV89HB8CP18EE2PSOE9PC2
Elecciones generales del 22-VI-1986.PNV60EE11PSOE18CDS7CP18UC3HB17IU1
Elecciones generales del 29-X-1989.PSOE44EE7PNV43CDS2HB18IU1PP17Otros2EA10
Elecciones al parlamento de Vitoria del 28-X-1990.PNV57EA9PSOE19EE9HB19UA9PP11CDS1
Elecciones municipales del 26 de mayo de 1991. Alcaldesa: Agustina López Ansotegui (PNV).

Elecciones generales del 6 de junio de 1993. PNV43UA18PP43HB12PSE/EE25EA8
Elecciones al Parlamento de Vitoria del 23-X-1994.PNV70HB12PP24EA11UA17IU2PSE/EE14
Elecciones municipales del 28 de mayo de 1995.PNV51PP1UA24Otros92Fue elegido alcalde Eduardo Loma Vadillo (Candidatura Añana Kandidatura).

Elecciones generales del 3 de marzo de 1996. Sobre un censo electoral de 192, con un 13,02 % de abstención, los resultados fueron los siguientes:PNV65EA7PP37IU/EB6PSE/EE30Otros3HB18
Dos parroquias, arciprestazgo de la Ribera, diócesis de Vitoria, archidiócesis de Burgos. En 1880 había en su demarcación 5 ermitas bajo las siguientes advocaciones: Nuestra Señora de la Peña, Santa Ana, Santa Engracia, la Madgalena y San Roque.

Ainhoa AAROZAMENA AYALA