Mendiak

MALLOAS DE ARALAR

Se llaman así tradicionalmente las praderas colgadas sobre el valle navarro de Araiz, pero hoy, por extensión, se aplica a todo el circo de Aralar desde el monte Alborta hasta el Balerdi. Las Malloas forman parte de los comunales de Araiz y de Betelu. «Las praderas estaban vedadas al ganado durante primavera y verano, época en que los segalaris -a veces atados, para poder cortar en la pendiente- cortaban a guadaña la hierba que, seca y en fajos, se deslizaba por cables de acero hasta el caserío o sus inmediaciones. Hasta hace unos años había decenas de cables en la Malloa, pero esta recogida de heno es casi mero recuerdo. En cualquier caso, tanto si se ha segado como si no, las ovejas pueden pastar en las laderas al final del verano» («Navarra. Paseos naturalísticos. C. A. N. 1981»). En los acantilados de las Malloas residen chovas, cuervo común, alimoche, cernícalo, halcón común y una pequeña colonia de buitres y el galforro o ratonero común. La crestería rocosa que aflora en los pastizales de Aralar, sobre las Malloas, se sucede en forma continua desde el valle navarro de Larraun hasta el Balerdi o Mallo-zar, sobre el también valle navarro de Araiz. A partir de Oriente se inician con el Alborta ( 1 .216 m.), monte cubierto de pastizal. Su acceso por el circo de Etzanda no ofrece dificultad. Luego el Tuturre -Urdanotako Tuturre- (1.281 m.), que destaca por su pronunciado cono ya totalmente desprovisto de hierba y como el anterior en Navarra. Acceso desde el collado de Atakatzar, sobre el circo de Etzanda, teniendo al Beloki al S. y destacando a la derecha su picacho calizo. En esa dirección se salvan las hoyadas Malkores, un pequeño laberinto con una borda. La próxima cumbre de esta serie rocosa es Irumugarrieta ( 1.427 m.). «Constituye la máxima elevación de toda la sierra de Aralar, y su nombre, que significa tres mugas o términos, se debe a la circunstancia de coincidir en ella los navarros valles de Larraun y Araiz, y del guipuzcoano Amézketa» (Fco. Ripa). Si se toma como partida la campa de Igaratza, se sigue por la alambrada divisoria navarro-guipuzcoana llegando hasta la cruz de la cima, conocida por Intzako Torrea. Aldaon ( 1 .390 m.), separada de Irumugarneta por el collado de Baratzail. Desde este estrecho collado, vista sobre el valle de Araiz y dando la espalda a Irumugarrieta, siguiendo la alambrada que recorre el lomo de la montaña, se corona la altura. Beoin (1.303 m.). En la misma línea que la anterior. Se continua por la alambrada y tras corta bajada se inicia la subida. Oakorri (1.170 m.). Seguir la cresta en suave descenso. Bonita vista sobre el Txindoki. Se puede continuar hasta el collado de Astunalde. Artubi o Ardigain ( 1 .265 m.). Desde Astunalde, tras corta subida se alcanza la cumbre. Balerdi o Mallozar (1.179 m.). Separada de la anterior por la afilada y estrecha cresta con vistas a ambos lados guipuzcoano y navarro. Por algún tiempo estuvo señalizado con un paño rojo indicando peligro. Es el punto extremo del cresterío de las Malloas, de las que nos ofrece una excepcional vista de conjunto. Las cumbres de Balerdi, Artubi, Oakorri, Beoin, Aldaon e Irumugarrieta marcan la divisoria entre Navarra y las uniones comunales de varios pueblos de Guipúzcoa. Urdanotako Tururre y Alborta están situadas enteramente en Navarra.
Accesos a Aralar por las Malloas. Por el collado de Astunalde desde Azkárate, en el valle de Araiz (Nav.), tomando un buen camino desde la iglesia, sorteando después grandes bloques de rocas desprendidas del monte. Se da la vuelta por la base hasta llegar a unos prados donde afluyen los caminos de Uztegui y Gainza. Por esta senda común en zig-zag se vence la fuerte subida por las laderas de Oakorri y Artubi o Ardigain. Se pasa por los manantiales de Gorospeaga y Largoa antes de llegar al collado de Astunalde. Desde Intza por el collado de Barazail. Camino entre prados por una loma hasta una borda. Después la senda va escalando terrazas. Se pasa junto a cables instalados para bajar los fajos de hierba hasta abajo. Luego un abundante manantial ya cerca de la roca. Bosque de hayas y pedregal. El camino sube por entre las cimas de Irumugarrieta y Aldaon. Desde Errazkin por Langa Baluta. Era el camino más empleado por los de Araiz y Betelu para ir a San Miguel, pues es el más bajo y cómodo de las Malloas. Desde el pueblo de Errazkin (Nav.) tomando la parte más alta. El fuerte repecho lleva a los pastizales altos donde describe una amplia vuelta. Pasa junto a un abundante manantial y se llega a los «límites», nombre que se da a esta loma. Desde Baraibar (Nav.) por Langa-Baluta. Entre la iglesia y frontón de este pueblo se toma el «camino de palomeras» hasta la puerta Soan, en una alambrada. Se sigue por la derecha, bordeando un seto que salva una serie de lomas, llegando a la borda de Tellería y luego a la borda de «cazadores». Excelente vista sobre la Malloa. A los 25 minutos del principio se alcanza la Langa Baluta. Aquí coincide con el camino que sube de Errazkin. Por el bosque de hayas hasta el raso y vista de Artxueta. En las praderas próximas a las Malloas, que se extienden en considerable extensión formando una zona que se ha descrito como amesetada, pastan en verano innumerables cabezas de ganado, principalmente ovino y caballar. Los principales accesos al conjunto de Aralar son en primer término, las carreteras de Lekumberri-Baraibar-Guardetxe-San Miguel y la de Huarte Araquil, después los viejos caminos de Madoz (Nav.) y de Amézqueta (Guip.), por las Minas.
La hidrografia en la zona de las Malloas. Se limita a las abundantes fuentes de Gorospeaga y Largoa en la parte de Azcarate, otros arroyos que bajan a los demás pueblos del valle de Araiz y la gran resurgencia del río Larraun en el término de Iribas, posible afloramiento de las aguas infiltradas en la Zona de «Unako putzua», en el centro de las praderas de Unaga. Numerosos manantiales menores aumentan también el caudal de río Araxea por su margen izquierda.

Mariano ESTORNÉS LASA