Udalak

Amezketa

Anteriormente Amézqueta. Villa y Municipio de Gipuzkoa que adopta su denominación actual por resolución 20-10-1980 (Boletín Oficial del País Vasco 21-11-1980 y Boletín Oficial del Estado 22-04-1989). Situada a orillas del arroyo de su nombre, tributario del Oria, en la falda oeste del Txindoki, estribaciones de la Sierra de Aralar, a los 1° 36' longitud este y 43° 3' latitud norte. Montes: Txindoki con 1.410 m., Larragoen y Zabalegi. Altirud 215 m. Limita al norte con Alegría de Oria y Orendain, al sur con la Sierra de Aralar, al este con Bedaio, pertenencia de Tolosa, y al oeste con Abaltzisketa. En la anterior estadística están incluidos los habitantes de La Ferrería y San Martín, que son pequeñas entidades de población.



Ver mapa más grande
Censos.
1860: 1.644 h.; 1900: 1.193 h.; 1910: 1.209 h.; 1930: 1.067 h.; 1940: 1.211 h.; 1950: 1.293 h.; 1970: 1.307 h.; 1975: 1.220 h.; 1981: 1.138 h.; 1986: 1.110 h.; 1991: 1.040 h.; 1996: 1.005 h.; 2000: 989 h.

Variables demográficas
El municipio de Amezketa, a lo largo de los dos últimos siglos, ha conocido ciertos altibajos en el número de sus habitantes. De este modo, podemos mostrar que, entre 1860 y 1900, se produjo un descenso de cerca de quinientos habitantes. Hasta la década de los treinta del siglo XX siguió descendiendo, aunque lentamente. Posteriormente, sin embargo, aumentó la población hasta los 1.307 habitantes con los que contaba en 1970. A partir de ese último año señalado, comenzó a descender progresivamente el número de efectivos, hasta la actualidad con 989 habitantes, por debajo del millar, según los últimos datos del año 2000.

Entre 1986 y 1996, se puede reconocer, un descenso generalizado de población. En esos años, se ha analizado la distribución de la población en función de la edad y el género. De este modo, es posible señalar que se produjo un descenso entre los efectivos de 0 a 19 y 20 a 64, aunque de forma más pronunciada entre los más jóvenes (0-19). Por el contrario, las personas de mayor edad vieron aumentado su número, de 152 en 1986, a 201, diez años más tarde. Sin embargo, el grupo con mayor número de efectivos a lo largo de todo ese tiempo era el de los que tenían entre 20 y 64 años. En función del género, debemos señalar el progresivo aumento producido entre las mujeres mayores de 65 años cuyo número se distancia, en mayor medida, respecto al de los hombres de la misma edad. En 1996 la densidad de la población era de 48,8 personas por kilómetro cuadrado. Si comparamos esta cifra con la densidad media en la Comunidad Autónoma Vasca (C.A.V.) la diferencia resulta notable ya que, en la C.A.V., se situaba en los 290 habitantes. La diferencia será, incluso, mayor respecto a la provincia de Gipuzkoa, donde se situaba en los 341,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Si se compara con su comarca, Tolosaldea, la distancia resultaba mucho menor, aunque aún notable (algo más de 130 habitantes por kilómetro cuadrado).


Población según año de referencia, sexo y edad cumplida.

 19861991
 Total0-1920-64>=65Total0-1920-64>=65
Total1.1002936651521.0402256491.040
Varón6131663747356611838167
Mujer4971272917947410726899


Fuente. INSTITUTO VASCO DE ESTADÍSTICA (EUSTAT). CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y padrones de población y viviendas. 1986, 1991 y 1996.

Población de derecho según sexo, edad cumplida y densidad de población (1996)

TotalVaronesMujeres Densidad población
Total0-1920-64>=65Total0-1920-64>=65Total0-1920-64>=65 
1.00519061420153098345874759216911448,8

Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Dentro de la realidad demográfica del municipio, debemos tomar una serie de elementos que nos ayudan a reconocerlo. En primer lugar, podemos mostrar que, en el año 2000, hubo ocho nacimientos siendo mayor el número de niños que el de niñas. La mayor parte de los nacidos fueron primogénitos, y sólo dos de ellos resultaron segundos en el orden de nacimiento. La mayor parte de las madres de estos nacidos estaban casadas en el momento de tenerlos, restando tan sólo una soltera. En segundo lugar, las defunciones de 1999 fueron nueve, siendo el doble de hombres que el de las mujeres. En ese año el crecimiento vegetativo resultó negativo en tres personas.

Un dato que puede ser interesante para observar la evolución y futuro del municipio es el de los habitantes que se casan. En el año 2000 hubo un número similar de hombres y mujeres que contrajeron matrimonio. Todos ellos, tanto hombres como mujeres, estaban anteriormente solteros. En la evolución y distribución de la población también podemos señalar las familias existentes en el municipio, las cuales aumentaron, entre 1991 y 1996, de 279 a 295. En 1991 predominaban las familias nucleares con hijos, siguiendo la tónica general de la distribución en la C.A.V. Tras éstas, se situaban las familias ampliadas, menos de la mitad que las anteriores, junto a las que encontramos a las de tipo mononuclear. El tamaño medio de éstas era de 3,75 miembros por familia, muy similar a la tasa media en la C.A.V.

Nacidos vivos según el sexo, el orden de nacimiento y el estado civil de la madre (2000)

SexoOrden de nacimientoEstado civil
TotalVaronesMujeresPrimeroSegundoTercero y másCasadaNo casada
85362-71

Fuente. EUSTAT: Estadística de Nacimientos.

Contrayentes según el estado civil (2000)

EspososEsposas
TotalSolteroViudoDivorciadoTotalSolteraViudaDivorciada
77------88------

Fuente. EUSTAT: Estadística de Matrimonios.

Familias según el tipo y su tamaño medio (1991-1996)

Familias 1991UnipersonalCompuestaNucl. sin hijosNucl. con hijos
279371318115
MonoparentalAmpliadaPolinuclearTamaño medioFamilias 1996
3342213,75295

Fuente. EUSTAT: Censos de población y vivienda. 1991. Familias y fecundidad. Estadística de Población y Viviendas. 1996.

Además del movimiento natural, en el análisis de la población, eran importantes los movimientos migratorios. En 1981 había en Amezketa 12 inmigrantes, siete de ellos, hombres. Entre éstos, la mayor llegada se había producido entre la década de los cincuenta y de los setenta. Sin embargo, entre las mujeres, en general, se dio anteriormente a los cincuenta. En 1994 el saldo migratorio externo fue positivo en tres personas pero el interno resultó negativo en once. En 1998 había 995 habitantes y el crecimiento vegetativo resultó positivo en tres personas. Frente al movimiento natural positivo, el saldo migratorio fue negativo en veinte personas, lo que ocasiona una pérdida de población. Del mismo modo, al año siguiente hubo un saldo migratorio externo positivo en una persona; mientras, el interno fue negativo en cinco. Podemos reconocer la distribución en función del género para lo que tomamos datos de 1996, año en el que el número de hombres, en general, era superior al de las mujeres. Sin embargo, entre los migrantes internos, había un mayor número de mujeres y, entre los inmigrantes, se daba el mismo número de personas en ambos sexos.

Población actualizada según el sexo y los componentes de la variación (31-XII-1998)

Población ActualizadaMovimiento NaturalMovimientos MigratoriosMovimientos Ficticios
TotalVaronesMujeresNacim.Defun.Cre. Veg.Inmigr.Emigr.Sal. Mig.OmisiónDupli.Sal. Fic.
99552746812931232-202-2


Fuente. EUSTAT: Actualización de la Población Municipal.

Migraciones según la clase (1999)

InmigraciónEmigraciónSaldo Mig. ExternoMig. Internas DestinoMig. Internas OrigenSaldo Mig. InternoMig. Intramunicipales
321813-515

Fuente. EUSTAT: Estadística de Movimientos Migratorios.

Población según el lugar de procedencia y el sexo (1996)

TotalSedentariosMigrantes internosInmigrantes
TotalVarónMujerTotalVarónMujerTotalVarónMujerTotalVarónMujer
1.005530475751430321238921461688


Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Edificación y Vivienda. A través de los equipamientos de las viviendas del municipio, podemos conocer en mayor medida su realidad. De este modo, podemos decir que, en el año 1991, el índice de confort se situaba en un 58,2 mientras que en la C.A.V. estaba en el 64,5. En comparación con el índice en su comarca (60,9) la diferencia no era tan alta. El índice de confort viene a reflejar la presencia de los diferentes equipamientos en las viviendas. Entre 1991 y 1996, mejoró notablemente la presencia de teléfonos en las casas del municipio, aumentando en un 6%. En esos cinco años descendió, hasta desaparecer, la calefacción central en las viviendas, mientras que aumentó en un 20%, el número de hogares con calefacción individual. Se mantuvo la ausencia de gas por tubería en todas las viviendas. En 1996, el índice de confort en el municipio era de 60,3, algo superior a la cifra dada cinco años antes, aunque manteniendo la diferencia respecto a la C.A.V. que, en esos momentos, poseía un índice de 65,5.

En 1996 había en el municipio un total de 402 viviendas, de las cuales el 73% eran principales. Por otra parte, el resto de las viviendas las cuales eran un gran número, un total de 108, estaban desocupadas. Entre 1997 y el 2001 no se construyeron viviendas de protección oficial en el municipio. Sin embargo, entre 1997 y el 2000, se concedieron licencias para la construcción de nuevas viviendas, siendo el año 1998 en el que mayor número se conoció, doce. Tras éstas, se situaban las seis concedidas en el 2000.

Índice de confort (1996)

Agua corriente calienteBañoCalefacciónTeléfonoGas por tuberíaÍndice de Confort
 CentralIndividual 
93,995,60,039,181,00,060,3


Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Viviendas y familias clasificadas según su clase (1996)

TotalPrincipalesSecundariasDesocupadasEstablecimientos colectivosFamilias
402294---108---294


Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas. Dpto. Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco. Base de datos de vivienda de protección oficial.

Número de viviendas nuevas por municipio según año de concesión de la licencia.

1997199819992000
11246


Fuente. Dpto. Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco. Dirección de planificación y gestión de datos.

En 1981 el 97% de la población mayor de dos años era vascoparlante (euskaldun), mientras que sólo seis personas eran castellanoparlantes (erdaldunes). En quince años, la situación continuaba siendo similar, aunque se había producido un leve descenso, entre los que hablaban el euskera en menor grado (cuasi-euskaldunes) y los castellanoparlantes. En ese mismo año, 1996, la mayor parte de la población (963 efectivos) tenía el euskera como lengua parental. Sin embargo, el uso doméstico de esa lengua descendía en cerca de sesenta personas, las cuales utilizaban el castellano y, fundamentalmente, ambas lenguas de forma conjunta.

Nivel global de euskera de la población de dos y más años (1996)

TotalEuskaldunesCuasi-euskaldunesErdaldunes (no euskera)
 TotalAlfabet.Parcial Alfabet.No alfabet.TotalAlfabet.No alfabet.Pasivos 
9829215693439479271141


Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Población clasificada según la lengua parental y la lengua hablada en casa (1996)

TotalLengua parentalLengua hablada en casa
 EuskeraCastellanoLas dosOtraEuskeraCastellanoLas dosOtra
1.00596332919135042---


Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas

Población de dos y más años por año de referencia y lengua hablada en casa.

1991
Total
 EuskeraCastellanoLas dosOtra
Total97722320


Fuente. EUSTAT: CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y Padrones de Población y Viviendas. 1986,1991 y 1996.

Tipología de la lengua utilizada en casa (>=5 años).1996 (1)

TotalVascófonosBilingües de origenNeo-vascófonosNeo-vascófonos parcialesParcialmente castellanizados
 ABCABCABCABCABC
9438812011505300474102


(A) Activos en euskera
(B) Activos en las dos
(C) Pasivos en euskera
(1) No se incluyen ni los totalmente castellanizados ni los castellanófonos

Fuente. Departamento de Cultura (Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco)-EUSTAT: II Mapa sociolingüístico.

Tipología de movilidad lingüística (>= 5 años). 1996

PoblaciónVascófonosBilingües de origenNeo-vascófonos
96090268

Neo-vascófonos parcialesParcial CastellanoTotal castellanoCastellanófono
1116413


Fuente. Departamento de Cultura (Viceconsejería de Política Lingüísticadel Gobierno Vasco)-EUSTAT: II Mapa sociolingüístico

Población de 15 y más años compradora de equipos informáticos
a través de Konekta Zaitez según sexo y edad (2000)
Fuente. EUSTAT: Estadística de Konekta Zaitez. -EKZ- EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.
TotalSexoEdadTasa de compra
VaronesMujeres15-2425-3435-4445-5455-64>64Diciembre
844---242------7


De los 1.127 habitantes con los que contaba Amezketa en 1982, un 34% estaba ocupado, siendo hombres, la mayor parte de éstos. Además de los ocupados, para completar los activos, debemos resaltar los que estaban parados que sumaban 114, la mayoría en busca de empleo por vez primera. El resto (615) era inactivo, destacando, en esa situación, las mujeres (378) frente a los hombres (237). Cuatro años más tarde, se dio un descenso generalizado de población, que vino acompañado de un ascenso de los inactivos en ambos sexos. Entre los hombres también hubo una bajada de activos, frente al ascenso en las mujeres con tal situación. En 1991 se mantenía una realidad similar, sin embargo aumentaban las mujeres inactivas. En 1996 se produjo un aumento de población que conllevó el ascenso de los inactivos y una pérdida de activos. En esos años, en el caso de las mujeres, se produjo un cambio progresivo, aunque lento, aumentando como activas. También es preciso destacar, entre éstas, el elevado número de paradas, siendo incluso superior al de los hombres en 1986.

Población según su relación con la actividad (1996)

TotalActivos O.I.T.Inactivos O.I.T.Contados aparte
 TotalOcupados O.I.T.Parados O.I.T. 
  TotalPrimer empleoHan trabajado 
1.005444388562729561-


Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Población de 16 y más años según sexo, año de referencia y relación con la actividad.

 19861991
 TotalActivoInactivoTotalActivoInactivo
Total892485407871469402
Varón492360132480361119
Mujer400125275391108283


Fuente. EUSTAT.CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y padrones de población y viviendas. 1986, 1991 y 1996.

En 1996, tomada la franja de población mayor de 16 años ocupada, sabemos que había 338 en el municipio. Entre ellos, destacaban los que estaban en el sector secundario, tras el que se reconocía, a corta distancia, al terciario. En la construcción se situaba el 14% de los trabajadores y en la agricultura, la mitad de los anteriores, de manera que, quedaba el sector primario como el más débil en la economía municipal. A través de los habitantes que trabajaban en el propio municipio, podemos observar la evolución de la economía entre 1986 y 1996. En esos diez años, se ha producido un descenso de los trabajadores, fundamentalmente, entre 1991 y 1996. Ese descenso se ha observado de forma progresiva en el sector primario en el que se ha pasado a la mitad de trabajadores en diez años. Del mismo modo, la industria ha sufrido una fuerte perdida, aunque se ha mantenido como principal actividad de los habitantes del municipio. En la construcción y en los servicios se produjo un fuerte aumento, entre 1986 y 1991, aunque, en los cinco años siguientes, sufrieron un leve descenso.

También poseemos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Empleo, por el cual sabemos que, entre el año 2000 y 2001, se produjo un aumento en dos parados, de manera que, en ese último año, quedaba la tasa en 18. Cinco años antes, en el período 1995-1996, por el contrario, la dinámica era de descenso, aunque sumaban 32 parados, una cifra bastante superior a la del año 2001.

Población de 16 y más años ocupada según ramas de actividad (1996)

TotalAgriculturaIndustriaConstrucciónServicios
3882716954138


Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Población de 16 y más años ocupada según rama de actividad, año de referencia y municipio de trabajo.

 Total198619911996
Total680236246198
Agricultura120593724
Industria33812711497
Construcción75385950


Fuente. EUSTAT. CD-ROM: Del barrio a la comunidad. Censos y Padrones de Población y Viviendas. 1986, 1991 y 1996.

Paro registrado en el I.N.E.M. (datos a 31 de marzo) (2000-2001)

20002001D%
161812,5


Fuente. Instituto Nacional de Empleo (I.N.E.M.).

Economía: Hasta comienzo del siglo XX. Municipio agrícola y ganadero, su terreno es muy montuoso y quebrado por la parte de Aralar, abundando siempre los pastos y bosques. Cultiva maíz, castaña, algo de legumbre, hortalizas y manzana y cría abundante ganado representado por las siguientes cabezas: Vacuno, 412; lanar, 2.425; caprino, 10; cerda, 35; caballar, 45; mular, 6 y asnal, 40. La superficie forestal es de 1.582 Ha. Hay canteras de piedra y una mina de cobres grises cerca de la cual hubo en otros tiempos una fundición que ocupaba a bastante gente. Hay además una papelera, tres molinos harineros y diversos talleres y depósitos. Tuvo una ferrería.

Finanzas públicas. 1957 (en miles de pesetas). Existencia en Caja 235 Resultas de ingresos - Resultas de gastos - Superávit 235 Déficit - Patrimonio municipal 129
Economía: 2ª mitad del siglo XX y siglo XXI. Dentro del sector primario es importante mostrar la distribución de la superficie, la cual, en el año 1999, sumaba 144 explotaciones censadas con 2939 hectáreas totales. Desde 1989, se ha producido una mayor concentración de la superficie ya que el número de explotaciones ha descendido en veinte, mientras que el número total de hectáreas aumentaba. En 1999, entre la superficie agrícola utilizada (SAU) y las denominadas otras tierras, se daba una distribución muy similar en el número de hectáreas. Sin embargo, las otras tierras se desarrollaban en un mayor número de explotaciones que la SAU Dentro de la SAU, debemos resaltar los pastos permanentes, el grueso de esa superficie agrícola, con un total de 1452 Ha., a lo largo de 110 explotaciones. Las hectáreas restantes para completar la SAU venían de la mano de las tierras labradas, que se desarrollaban a lo largo de un número muy amplio de explotaciones, un total de 101, con apenas 19 Ha. de dedicación. De las explotaciones censadas en aquel año debemos mencionar la existencia de un par de ellas que no poseían tierras, mientras que diez años antes eran diez las que no contaban con éstas. Del mismo modo, debemos mostrar que el mayor número de hectáreas, en 1999, estaba destinado a las tierras en las que no había ganadería, que se concentraban en un menor número de explotaciones que las que sí se dedicaban a la misma.

Distribución general de la superficie (1999)

Todas las tierrasTierras labradasPastos permanentesOtras tierrasS.A.U.
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
1442.939101191101.4521341.4691241.471

Explotaciones censadas y superficie total (1999)

TotalExplotaciones con tierrasExplotaciones sin tierras
 TotalCon ganaderíaSin ganadería 
Ha.Ha.Ha.Ha.
1442.9391422.939811.018611.9222

Fuente:
EUSTAT. Dpto. de Agricultura y Pesca. Censo agrario. 1999.

En 1996 de las 2.028 Ha. totales de suelo municipal, alrededor de la mitad estaba destinada a superficie forestal de arbolado denso. A continuación, aunque a una gran distancia, se situaban los prados y los pastizales con relativa importancia. El resto de los tipos de suelo representados en el municipio tenían una extensión muy baja, como ya hemos señalado. Las tierras labradas en 1999 aparecían en alrededor de un centenar de explotaciones, aunque apenas ocupaban 19 hectáreas. La mayor parte de su extensión estaba desarrollada por los frutales, aunque los herbáceos, que, por otra parte, representaban seis hectáreas, se distribuían en un número de explotaciones superior a los anteriores.

Tras el estudio completo de la superficie agrícola utilizada (SAU), hay que analizar las denominadas otras tierras, las cuales, en 1999, eran 1469 Ha., distribuidas en 134 de las explotaciones censadas. Dentro de esas tierras, destacaba la superficie arbórea forestal, junto a la que aparecían otras superficies no especificadas que ocupaban el 32% restante. Para reconocer esa superficie arbórea forestal debemos señalar las diferentes especies dominantes en el paisaje municipal. En 1996 predominaban las especies frondosas, entre las cuales destacaba el haya con 263 Ha. y, seguido muy de cerca por el bosque atlántico, con 230. En relación a las coníferas, hay que resaltar el pino radiata, con un total de 349 Ha., como la especie más representada no sólo entre las coníferas sino entre el total de las reconocidas en Amezketa.

Distribución de los usos del suelo (Ha.) (1996)

ImproductivosPradosPastizalesMatorralForestal arbolado densoForestal arbolado raloLabores intensivasTotal
44618200761.0206912.028

Fuente:
Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996.

Aprovechamiento de las tierras labradas (1999)

TotalHerbáceosLeñosos
  FrutalesOlivarViñedoOtros
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
101198965712------

Aprovechamiento de otras tierras (1999)

Total Especies arbóreas forestalesOtras superficies
Ha.Ha.Ha.
1341.469125996109472

Fuente: EUSTAT.

Superficie forestal arbolada según especies (Ha.) (1996)

Bosque atlántico230
Encina---
Eucalipto---
Haya263
Pino radiata349
Pino silvestre1
Quejigo---
Otras conífs.99
Otras frond.147
Todas conífs.449
Todas frond.640
Todas especies1.089

Fuente. Gobierno Vasco.

Dentro del sector primario hay que señalar la ganadería, aunque su presencia era bastante menor que las tierras anteriormente analizadas. Sin embargo, hay que resaltar el ganado ovino, con un total de 7230 cabezas desarrolladas en tan sólo 29 explotaciones, lo cual da una tasa media de 249 cabezas por explotación, una cifra muy superior a la tasa de la CAV, con alrededor de las sesenta cabezas. Esto nos muestra la importancia de esta especie en el conjunto de la economía de este sector primario. A gran distancia, se reconoce la presencia del ganado bovino. En orden de importancia, le seguían más de un centenar de equinos distribuidos en 44 explotaciones. El número de aves ascendía a cinco millares, distribuidos entre la mayor parte de las explotaciones con desarrollo ganadero que había en Amezketa, en ese momento.

Ganadería: distribución general (1999)

BovinosOvinosCaprinosPorcinosEquinosAvesConejas madresColmenas
ABABABABABABABAB
62998297.23053714354413277512--

(A): Número de explotaciones
(B): Número de cabezas. En el caso de aves, miles de unidades y en el de colmenas, número de unidades.
Fuente: EUSTAT.
En 1999, la mayor parte de las explotaciones censadas y de la extensión total de las mismas tenía la propiedad como sistema de tenencia dominante. Mientras, sólo 29 de las explotaciones, que aglutinaban 172 Ha., estaban arrendadas. Gran parte de los titulares de las explotaciones censadas en ese año, eran personas físicas, aunque los dos restantes pertenecían a una entidad pública. En 142 de las explotaciones, había un total de 259 trabajadores no asalariados, los cuales realizaron alrededor del doble de jornadas parciales que completas. En tres explotaciones contaron con cuatro trabajadores asalariados fijos, del mismo modo que hubo otras tres con asalariados eventuales que, apenas, realizaron seis jornadas completas.

Régimen de tenencia de la tierra (1999)

TotalPropiedadArrendamientoAparceríaOtros
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
1442.9391382.70329172--164

Población trabajadora en la explotación (1999)

Trabajadores no asalariados
Nº explotacionesNº personasJornadas completasJornadas parciales
14225915.23931.454

Asalariados
FijosEventuales
Nº explotacionesNº personasNº explotacionesJornadas completas
3436

Fuente: EUSTAT.

El sector secundario y terciario del municipio pueden ser reconocidos por los establecimientos que hay en él. En el 2001 resaltaban, fundamentalmente, los de la construcción. Sin embargo, si unimos el comercio, la hostelería y los transportes que sumaban 26, junto con los otros nueve destinados a otro tipo de actividades de servicios, este sector resultaba el más fuerte de la economía municipal, reflejo de la progresiva importancia del sector terciario en esta sociedad. A una distancia notable se situaba el sector secundario con catorce empresas. Desde 1981 se había producido un importante ascenso del numero de empresas, cuando únicamente había dos. En una de ellas, sumaban entre 3 y 19 personas ocupadas; en la otra, de 100 a 499. Según datos ofrecidos en el siguiente año por el Gobierno Vasco sabemos que la empresa con el menor número de trabajadores, era Ari Lan, SA, dedicada a artículos de alambre, con 18. La otra que había era la Papelera del Aralar, SA, con 140 trabajadores. Por último, la banca, los seguros y los servicios a empresas en el 2001 poseían cinco establecimientos, aunque, según datos de 1999, había tan sólo una oficina bancaria, que se correspondía con una caja de ahorros. Otro dato que conocemos es el del parque de vehículos de Amezketa, que, en el año 2000, era de 638 vehículos, entre los que destacaban los turismos, que representaban el 74% del total.

Establecimientos según rama de actividad (2001)

TotalIndustria y energíaConstrucciónComercio, hostelería y transportesBanca, seguros y serv. a empresasOtras actividades de servicios
Nº.EmpleoNº.Nº.Nº.Nº.Nº.
8327614292659

Fuente: EUSTAT.

Parque de vehículos (2000)

TurismosMotosCamionesAutobusesTractores industrialesOtrosTotal
472331151512638


La iglesia parroquial de San Bartolomé posee una historia constructiva amplia y un tanto compleja. En 1547 se contrataron las obras de unas capillas nuevas y la sacristía, pero en 1550, ante la escasa disposición del maestro encargado y la falta de medios, se abandonaron. Por ello, en 1556 se retomarían nuevamente, siendo el responsable de la realización de la cabecera el cantero Miguel de Sarastume, quien en 1570 se comprometía a cerrar las capillas de la cabecera en un plazo de 12 años. Cuatro años más tarde se le obligaba a cubrir lo hecho hasta el momento y terminar la sacristía, examinando en 1589 Pedro de Mendiola y Martín Nicolás de Lizarraga lo efectuado por el ya difunto Sarastume. Ese mismo año Andrés de Ibarrolaburu se comprometería a terminar la obra iniciada por el anterior en cuatro meses, afectando, por tanto, esta fase a la zona de la cabecera.

Posteriormente se pasaría a reconstruir el cuerpo de la iglesia, con la traza y condiciones otorgadas en 1647 por Miguel de Landa y Miguel de Abaría. Así, Martín de Galarza debía construir el cuerpo de la nave con el coro y la torre, además de la puerta principal, pero su fallecimiento provocaría que en 1693 se firmara un nuevo contrato con Pedro de Beroiz, aduciendo éste que el mal estado de cuatro estribos efectuados por Galarza se debía a su falta de pericia, señalando finalmente en 1701 el veedor de obras del Obispado, Juan Antonio San Juan, que dicha circunstancia se debía a la actuación de Beroiz, al tiempo que otogaba un condicionado para solucionar el problema de la forma más conveniente para la parroquia. Sin embargo, apenas tres años después Esteban Abaría decidía que era necesario demoler esos cuatro estribos, pidiéndose dos años después su opinión al respecto a Pedro Tristán de Eznarrica y Juan de Larrea.

Finalmente, y tras numerosas disputas, en 1708 se le solicitaría un proyecto a Martín de Zaldúa, según el cual Pedro de Beroiz, su hermano Juan y Alonso de Eizmendi debían finalizar la obra en 8 años. Acabaría la obra Juan Martínez de Zunzunegui y Urquizu en 1716, si bien se le señala que debía rebajar el techo del presbiterio hasta el nivel de las paredes, conforme el proyecto de Zaldúa, algo que hará más tarde Alonso de Eizmendi.

El resultado de todo ello es un templo de planta rectangular, con una torre campanario a los pies del mismo, centrada y con bóvedas de cañón con lunetos cubriendo la casi totalidad de los tramos de esa nave única.

Con una situación privilegiada, alberga un retablo mayor de indudable calidad, enmarcado cronológicamente en el barroco decorativo. Además, en un retablo lateral situado en el lado del evangelio hallamos una modesta imagen de la Virgen de los Dolores datada en la segunda mitad del siglo XIX.

Edificio destacado es también la casa Torre, construcción defensiva en origen, conservando un arco apuntado en la entrada.

Por otro lado, el caserío Jauregi Haundi es un edificio rectangular de tres plantas que mantiene en su fachada elementos de la antigua casa torre bajomedieval.

Ya en el barrio de Ugarte, conviene citar la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, construcción de modestas proporciones que mantiene, sin embargo, su portada románica, elemento que por sí sólo le otorga un gran valor. En 1674 se comprometía Miguel de Galarza a realizar su sacristía y púlpito, efectuándose poco después el retablo mayor, obra de Pedro de Latijera en 1684, mientras que las imágenes que lo completan serían labor acometida por Francisco de Barrenechea en 1703, produciéndose la entrega cinco años más tarde y dorándose el mueble en 1792. En 1748 iniciaban Tomás de Jáuregui y Juan de Aguirre el retablo colateral del lado del evangelio, siguiendo la traza dispuesta por Diego Martínez de Arce, para en 1759 efectuar el del otro lado Antonio de Arsuaga.

Bibliografía

Arrázola Echeverría, María Asunción: Renacimiento en Guipúzcoa. I, Arquitectura, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1988 (1ª ed., 1968), pp. 232 y 259-260.

Astiazarain, María Isabel: Arquitectos guipuzcoanos del siglo XVIII. Martín de Zaldúa, José de Lizardi, Sebastián de Lecuona, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1988, pp. 99-100, 103 y 178-179.

Azanza López, José Javier: “La actividad del veedor de obras de cantería en los arciprestazgos vascongados de la diócesis de Pamplona (siglos XVII y XVIII)”, en Revisión del Arte Barroco, Ondare nº 19, 2000, pp. 287-288.

Cendoya Echániz, Ignacio: “Tomás de Jáuregui, maestro retablista guipuzcoano del siglo XVIII. Aproximación a su obra”, Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología de Valladolid (1991), p. 474.

Cendoya Echániz, Ignacio: “La Semana Santa en Gipuzkoa. Estudio histórico-artístico”, Cuadernos de sección, Artes plásticas y monumentales nº 13, Donostia, Eusko Ikaskuntza, 1995, p. 133.

Elejalde, Félix; Erenchun, Juan: Alegría de Oria - Amézqueta - Ugarte - Alzo - Bedayo, San Sebastián, Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián, 1974, pp. 33-68.

Urteaga Artigas, María Mercedes: Guía histórico monumental de Gipuzkoa, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1992, pp. 39-41.

Ignacio CENDOYA ECHANIZ
  • Arrázola Echeverría, María Asunción: Renacimiento en Guipúzcoa. I, Arquitectura, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1988 (1ª ed., 1968), pp. 232 y 259-260.
  • Astiazarain, María Isabel: Arquitectos guipuzcoanos del siglo XVIII. Martín de Zaldúa, José de Lizardi, Sebastián de Lecuona, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1988, pp. 99-100, 103 y 178-179.
  • Azanza López, José Javier: "La actividad del veedor de obras de cantería en los arciprestazgos vascongados de la diócesis de Pamplona (siglos XVII y XVIII)", en Revisión del Arte Barroco, Ondare nº 19, 2000, pp. 287-288.
  • Cendoya Echániz, Ignacio: "Tomás de Jáuregui, maestro retablista guipuzcoano del siglo XVIII. Aproximación a su obra", Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología de Valladolid (1991), p. 474.
  • Cendoya Echániz, Ignacio: "La Semana Santa en Gipuzkoa. Estudio histórico-artístico", Cuadernos de sección, Artes plásticas y monumentales nº 13, Donostia, Eusko Ikaskuntza, 1995, p. 133.
  • Elejalde, Félix; Erenchun, Juan: Alegría de Oria - Amézqueta - Ugarte - Alzo - Bedayo, San Sebastián, Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián, 1974, pp. 33-68.
  • Urteaga Artigas, María Mercedes: Guía histórico monumental de Gipuzkoa, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1992, pp. 39-41.
  • Ignacio CENDOYA ECHANIZ

Cuentos populares: Txindokiko Maria, «María la de Chindoqui»; Loidiko neskatxa, «La muchacha de Loidi»; Juan Migel, «Juan Miguel»; Kazkinak eta kazkindunak, «Los demonios y los endemoniados»; Mateo txistu, «Mateo Silbo». Ref. R. M.ª de A. «E. Y.», II, n.º 235, 84, 184, 186, 205. Consigna creencias y leyendas, Barandiarán: «El mundo en la mente popular vasca»: Huellas misteriosas, t. I, 132; Las iglesias, t. II, 37; Relatos de genios y de sus leyendas, t. IV, I 14, 124.
Canciones populares: Sagartxo txiki; Ezkonberriak. Ref. R. M.ª de A., «C. P. V.», núms. 973, 453.
Municipio, partido judicial de Tolosa (Gipuzkoa).
Villa, unión de Bozue Mayor. Tenía su asiento en las Juntas y votaba en ellas con diez y siete fuegos. Ref. «F. de G.», tít. IX, caps. I y III.
Historia Administrativa. El pueblo de Amezketa, siendo mera universidad, se agregó voluntariamente a la vecindad de la villa de Tolosa, en el año 1374 en virtud de escritura de concordia celebrada al efecto. Por ella se sometió a la jurisdicción del alcalde de la expresada villa, conservando al mismo tiempo sus términos amojonados, sus montes, rentas y la administración económica independiente con ayuntamiento propio. En tal estado se mantuvo hasta el año 1615 en que se separó a consecuencia de haber obtenido del rey Felipe III el título de villa de por sí, con jurisdicción civil y criminal, mero y mixto imperio. Para el logro de esta gracia tuvo que pagar a la real hacienda veinticinco ducados por cada uno de los 303 vecinos que tenía, cuya obligación formalizó en escritura otorgada por su apoderado en Madrid el 26 de enero del mismo año. Consta que para su pago, y el de los gastos que con este motivo tuvo, tomó la villa a censo con real facultad diez mil ducados. En la propia época consiguió la merced de una escribanía de número mediante el servicio de 300 ducados. Después, en el año de 1617, entró en la unión de Bozue Mayor, para la asistencia a las Juntas de la provincia y fue cabeza de otra que llevó su nombre para el aprovechamiento de los montes de Ernio y Aralar, interesándose en su tercera parte. El ayuntamiento de Amezketa se componía antiguamente de un alcalde, dos regidores y un síndico procurador, a quienes se aumentaron después, con arreglo al auto acordado del 5 de mayo de 1766, dos diputados del común y un síndico personero. En 1860 su organización municipal estaba uniformada con la de todo el reino, conforme a la ley general; el ayuntamiento se componía de un alcalde, un teniente de alcalde y seis regidores. (P. G.)
Segunda mitad del siglo XX

Los primeros datos en materia de educación que tenemos de Amezketa hacen referencia a la existencia de una escuela elemental de primeras letras en 1860, dotada con 3.300 reales anuales, y otra escuela de la misma clase para niñas, con 2.200. En la década de los sesenta del siglo XX había tres escuelas en el municipio, una era para niños, otra para niñas y la última de tipo mixto. Para el curso escolar 1970-1971, el municipio contaba con ocho unidades escolares; cinco eran nacionales, y tres, privadas. Durante ese curso estuvieron matriculados un total de 172 alumnos, con el predominio de los niños, los cuales eran 114, frente a las 58 niñas. En la década de los ochenta, precisamente en el curso 1983-1984, había 31 alumnos en preescolar, todos ellos en el modelo D (enseñanza en euskera). El mayor bloque de alumnos se concentraba en la Educación General Básica (E.G.B.) la cual contaba con 141 alumnos, que también realizaban sus estudios en el modelo D. Diez años más tarde, había 126 alumnos matriculados, los cuales llevaban a cabo sus estudios en educación infantil y en E.G.B., destacando los de este último ciclo. Tanto unos como otros, acudían a centros públicos. En el curso 2000-2001, continuaba dándose tan sólo las educaciones infantil y primaria, ambas con una distribución similar en relación al número de alumnos, los cuales estudiaban en el modelo D, en centros públicos.

Enseñanzas de régimen general no universitarias. Alumnado según nivel y modelo de enseñanza bilingüe (2000/2001)

Educación infantil (1)Educación primaria (2)Educación secundaria obligatoria (3)Bachillerato (4)Formación profesional (5)
A-X (6)B (7)D (8)A-XBDA-XBDA-XBDA-XBD
--50--43---------


(1) Incluye Educación infantil y Educación especial en dicho nivel.
(2) Incluye Educación primaria y Educación especial en dicho nivel.
(3) Incluye Educación secundaria obligatoria y Educación especial en dicho nivel.
(4) Incluye Bachillerato Unificado Polivalente (B.U.P.)/ Curso de Orientación a la Universidad (C.O.U), y bachiller LOGSE (Ley General de Ordenación del Sistema Educativo).
(5) Incluye F.P. (Formación Profesional), F.P. LOGSE y Educación especial en F.P.
(6) A: Estudian euskara como asignatura. X: No estudian euskera.
(7) B: Enseñanza bilingüe.
(8) D: Estudian todas las asignaturas en euskera.

Fuente. EUSTAT: Estadística de la Enseñanza.

Enseñanzas de régimen general no universitarias. Alumnado según nivel y titularidad. (2000/2001)

Educ. infantil (1)Educ. primaria (2)Educ. secund. obligat (3)Bachillerato (4)Formación profesional (5)
TodosPúblPrivTodosPúblPrivTodosPúblPrivTodosPúblPrivTodosPúblPriv
5050-4343----------


(1) Incluye Educación infantil y Educación especial en dicho nivel
(2) Incluye Educación primaria y Educación especial en dicho nivel
(3) Incluye Educación secundaria obligatoria y Educación especial en dicho nivel
(4) Incluye B.U.P./C.O.U, y bachiller LOGSE
(5) Incluye F.P., F.P. LOGSE y Educación especial en F.P.

Fuente. EUSTAT: Estadística de la Enseñanza.

Celebra fiestas el 24 de agosto, día de San Bartolomé. Romerías: el día de la Virgen del Rosario, el primer domingo de octubre y el 11 de noviembre a la ermita de San Martín.
Cultura. En 1981, tomando la franja de población mayor de dos años, se reconoce a 237 efectivos que estaban estudiando, de manera que podemos conocer su nivel de instrucción. En primer grado, se situaba el número más elevado de estudiantes. Le seguían los que estaban en el primer ciclo de segundo grado y, tras éstos, los de preescolar. El grueso de la población que estaba estudiando se reconoce que estaba en los niveles más bajos de la educación. Quince años más tarde, se puede observar, tomando la franja superior a los diez años, que el 80% de la misma poseía preescolar y estudios primarios. A medida que se ascendía en el nivel de estudios, iba descendiendo progresivamente el número de efectivos presentes.

Población de 10 y más años clasificada según nivel de instrucción (1996)

Total925
Analfabetos---
Sin estudios7
Preescolar y primarios732
Profesionales81
Secundarios56
Medio-superiores23
Superiores26

Fuente. EUSTAT: Estadística de Población y Viviendas.

Noble y Leal.
En relación a los servicios, en el año 2000, había un centro destinado a servicios técnicos generales, lo cual resultaba bastante escaso para la población municipal. Los centros extrahospitalarios públicos, eran dos, los cuales se correspondían al tipo periférico; mientras, no había ningún ambulatorio o servicio de urgencias, por ejemplo. Dentro de este apartado, hay que reconocer los equipamientos del entorno, los cuales eran muy escasos. La ausencia de instalaciones deportivas, zonas verdes y piscinas reconoce la escasez real de servicios que sufría la población municipal. Únicamente había un gran número de aparcamientos, con predominio de los de carácter privado.

Edificios normales según los equipamientos del entorno (2000)

TotalZonas VerdesPiscinasZonas deportivasAparcamientos
 PúblicoPrivado o ambasPúblicoPrivado o ambasPúblicoPrivado o ambasPúblicoPrivado o ambas
229------90139

Fuente. EUSTAT: Censo de edificios y locales 2000. Datos provisionales.

Sus términos fueron amojonados con los de Navarra en 1382. Por los años 1368 era señor de Amezqueta Pedro Lópiz. Según afirma el «Nobiliario» de Lizaso, la Casa solar de Amezqueta o Jaureguia, fue en lo antiguo «el de la mayor sustancia y renta que había en la... Provincia de Guipúzcoa, fuera del palacio de Lazcano, con quien anduvo siempre unido y emparentado». De él procedieron muchos personajes importantes, tales como Juan de Amezqueta, embajador del rey de Inglaterra cerca de Juan II de Castilla en el año 1430.
Dos parroquias, arciprestazgo de Tolosa, diócesis de San Sebastián, archidiócesis de Pamplona.
La iglesia parroquial es de la advocación de San Bartolomé, cuyo patronato correspondía al marqués de Góngora, y la administración de los fondos de la fábrica de ella al mismo a una con el rector, alcalde y mayordomo. Se hallaba servida por un rector, un coadjutor, dos beneficiados y un sacristán eclesiástico, que eran de presentación del patrono, siendo preferidos los hijos naturales del pueblo y de vecinos diezmeros a extraños. En el barrio de Ugarte hay otra parroquia, la cual es de la advocación de Santa María, y estaba servida por un cura con título de abad. Eran patronos de ella los dueños de la Torre de Argañarás, Ugarte-Jáuregui y Ugarte-aundia. (P. G.).

Idoia ESTORNÉS ZUBIZARRETA