Politikariak eta Kargu publikoak

Arzalluz Antia, Xabier

Personalidad política nacida el 24 de agosto de 1932 en Azkoitia (Gipuzkoa) en el seno de una familia carlista.

En septiembre de 1943 ingresa en el Colegio de San José de los jesuitas de Durango. Dos años más tarde se trasladará a la escuela apostólica de Javier, en Navarra, donde estudiará bachillerato hasta 1949.

Ese año ingresa en el seminario de Oña (Burgos) y en 1956 comenzará a impartir clases de lengua y literatura española en el Colegio El Salvador de Zaragoza. En el curso 1957-1958 se matricula en la Facultad de Filosofía y Letras y en la de Derecho de esa misma ciudad. Una vez concluida la carrera de Derecho es destinado al seminario jesuita de Santk Georgen, Frankfurt, para concluir sus estudios de Teología. El 27 de agosto de 1963 es ordenado sacerdote.

Dos años más tarde, en 1965 y tras acabar su carrera de Teología es destinado al Colegio del Santo Duque de Gandía en Valencia. Durante el curso 1966-67 comenzará a dar clases como ayudante del profesor Pablo Lucas Verdú en la Universidad de Deusto. Durante ese mismo curso presenta un proyecto de tesis doctoral, que no terminará, titulado La Unión Cristiano-Demócrata de Bonn en la Universidad Complutense de Madrid. Se halla en Alemania cuando acaece la invasión de Checoslovaquia de 1968. En octubre de 1969 se incorpora a la Facultad de Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales de Madrid, en el departamento de Teoría del Estado dirigido por el Catedrático Carlos Ollero Gómez. Durante su breve estancia publica algunos artículos en el Boletín Informativo de Ciencia Política que edita la Cátedra de Teoría del Estado: "La nueva izquierda Alemana", "La oposición extraparlamentaria" y "Alemania entre dos eras", entre marzo y junio de 1970. Admirador del Filósofo francés Henri Bregson, comienza a introducirse en el mundo de la política hasta ingresar en el Partido Nacionalista Vasco. El 7 de diciembre de 1970 el boletín oficial de la Santa Sede publica su salida de la Compañía de Jesús. En 1971 contrae matrimonio con Begoña Loroño Bilbao, a quien había conocido en la Universidad de Deusto. Ese mismo año abre despacho con los abogados Santiago Eire Taboada y Javier Chalbaud. Se reincorpora a la actividad docente, impartiendo clases de Derecho Político en la Facultad de Ciencias Económicas de Sarriko y, luego, en la de Derecho de la Universidad de Deusto hasta 1977.

En el terreno político mantiene desde principios de los setenta contactos esporádicos con varios militantes de Euskadi ta Askatasuna (ETA), entre ellos José Luis Alvarez Emparantza, "Txillardegi". En 1971 y a petición de Luis Mari Retolaza es nombrado miembro del Consejo Regional de Bizkaia y poco después entra a formar parte del Euskadi Buru Batzar, junto a algunos de los veteranos dirigentes del Partido, como el propio Retolaza, Sabin Zubiri, Luis Bergaretxe o Txomin Saratxaga. Arzalluz se convierte en uno de los hombres de confianza del dirigente más importante del PNV en el interior, Juan Ajuriaguerra. A partir de ese momento mantendrá una intensa actividad en este partido. Su presencia en las reuniones mantenidas con otros representantes de la vida política, tanto local como española, durante el proceso de la Transición será constante. Durante el verano de 1974 participa junto con Luis María Retolaza en Bayona (Lapurdi) en un encuentro con Rafael Calvo Serer, representante de la Junta Democrática.

Tras la muerte de Franco, en noviembre de 1975, los contactos políticos se intensifican. En octubre de 1976 participa en la reunión que mantienen Luis María Retolaza y Mikel Isasi con Rodolfo Martín Villa, Ministro de Gobernación y Jose Ramón Onega, director General de Política Internacional, donde se ponen de relieve los planes del gobierno español para llevar a cabo la Transición política.

En 1977 es elegido Diputado por el Partido Nacionalista Vasco en Gipuzkoa y durante los siguientes años vuelca toda su actividad en el Parlamento español, donde actúa como portavoz de la Minoría Vasca en el Congreso. En enero 1978 constituye junto con Juan Ajuriaguerra, Carlos Garaicoetxea, Marcos Vizcaya, Juan José Pujana y Pedro Sodupe un equipo encargado de preparar una serie de enmiendas al anteproyecto de Constitución elaborado por los ponentes del Congreso. El 20 de junio de 1978 los siete grupos parlamentarios pactan una enmienda por la que se ampara y reconocen los derechos históricos de los territorios forales y se propone la actualización general de dicho régimen. La postura del PNV frente a la Constitución española (abstención) tendrá una importancia decisiva en el más inmediato futuro. La muerte de Juan Ajuriaguerra y su posterior relevo marcarán decisivamente este proceso. A principios de julio de 1979 encabeza el grupo nacionalista que, junto con Carlos Garaicoetxea, Emilio Guevara, José Luis Cuerda y Juan Mari Ollora, negocia el Estatuto de Autonomía. Reelegido en los comicios del 79, deja a finales de ese mismo año su escaño para incorporarse a la Ejecutiva del Partido en Bizkaia. El nombramiento de Carlos Garaicoetxea como Lehendakari del Gobierno Vasco en junio de 1980 facilita el ascenso y consolidación de Arzalluz al frente del partido, el 16 de abril de ese mismo año. Dentro del PNV se vive una importante crisis interna entre diferentes sectores desde finales de 1978. Frente a la línea defendida por el industrial bermeano Antón Ormaza, conservadora, sabiniana, independentista y abstencionista, se sitúa la de Xabier Arzalluz, con una posición política fuertemente influenciada por la experiencia de la democracia cristiana y la socialdemocracia europeas, todo ello sin abandonar completamente el confesionalismo católico y el nacionalismo originario. La expulsión de Ormaza y los militantes bermeanos constituirá uno de los capítulos más importantes en el seno del Partido.

Entre 1980 y 1982 forma parte de las diferentes comisiones del PNV que establecen contactos con ETA. El 18 de enero de 1980, tres meses después de aprobarse el Estatuto de Guernica y a falta de dos meses para las primeras elecciones a la Cámara Vasca, Xabier Arzalluz y el resto de diputados nacionalistas abandonan el congreso de Diputados en protesta por la política autonomista del Gobierno. La crisis latente dentro del PNV se desata a raíz de la elaboración de la Ley de Territorio Históricos. Esta cuenta con una fuerte oposición dentro del propio Partido. Frente al proyecto defendido por el Lehendakari Garaicoetxea, que pretende reforzar el protagonismo del Gobierno Vasco, la postura de Arzalluz es favorable al mantenimiento de la personalidad de los tres territorios que componen la Comunidad Autónoma Vasca. El 16 de mayo de 1984 Arzalluz deja el Euzkadi Buru Batzar (EBB) (será sustituido por Román Sudupe) y marcha a Inglaterra con una beca para estudiar inglés en la Universidad de Cambridge. La crisis interna se agudiza. La Asamblea Nacional del PNV celebrada durante la noche del 18 al 19 de diciembre de 1984 constituye el escenario de la ruptura. Durante este periodo intensificará los contactos al más alto nivel (el Rey Juan Carlos, Felipe González y Alfonso Guerra, presidente y vicepresidente del Gobierno respectivamente y los embajadores de Alemania y Estados Unidos). El ingreso en el Mercado Común, la favorable posición frente a la OTAN y el futuro pacto con los socialistas constituyen algunos de los argumentos decisivos de estas reuniones. Garaikoetxea anuncia su dimisión como Lehendakari y el partido proclama a José Antonio Ardanza como candidato. Arzalluz regresará a Euskadi el 15 de octubre, incorporándose como profesor de Derecho Político a la Universidad de Deusto. El 25 de febrero de 1986 vuelve a asumir la dirección del PNV.

Ese mismo año Arzalluz publica un libro titulado Entre el Estado y la Libertad. El Ex-lehendakari Carlos Garaicoetxea funda un nuevo partido: Eusko Alkartasuna (EA), escisión del PNV. que obtiene 13 escaños en las elecciones autonómica de 1986. La minoría del PNV obliga a establecer nuevos acuerdos. Juan Ramón Guevara por los nacionalistas y Ramón Jauregui por los socialistas serán los encargados de desbloquear la situación tras el estancamiento de los contactos mantenido por Arzalluz y José María Benegas. El acuerdo entre PNV y PSE-PSOE garantizará durante los siguientes años la gobernabilidad de Euskadi.En enero de 1988 Arzalluz clausura el congreso de su Partido en el Teatro Arriaga de Bilbao. Su autocrítico discurso, sobre el papel desarrollado por el PNV es el resultado de un proceso de renovación iniciado por el Partido en el congreso de Cestona de 1987 tras los resultados de las elecciones de 1986. El acto tiene una gran trascendencia política y mediática y será conocido como "Espíritu del Arriaga". El 12 de enero de 1988 Arzalluz suscribe en nombre del PNV el "Pacto de Ajuria Enea", que marcará, junto con el pacto establecido con los socialistas, un importante periodo de moderación. En noviembre de 1996 el PNV, encabezado por Arzalluz, llega a un nuevo pacto, esta vez el Partido Popular, dirigido por José María Aznar. Las relaciones entre ambas formaciones viven su mejor momento. Los pronunciamientos de Arzalluz sobre la aportación de los populares al Autogobierno se ven corroborados por el apoyo del PNV a la política socioeconómica del gabinete de Aznar.

Pero el asesinato del concejal de Ermua por el PP, Miguel Angel Blanco (julio de 1997) provoca una conmoción social que va a tener importantes consecuencias políticas. El aislamiento de Herri Batasuna, proclamado por el Lehendakari Ardanza, dará paso a una nueva etapa que se rompe con la firma del Pacto de Lizarra (setiembre de 1998) y la creación de la denominada Udalbiltza (Asamblea de Municipios Vascos). La polémica sobre el papel de los nacionalistas moderados en los pactos establecidos con ETA previos a la declaración de la tregua anunciada por la organización terrorista (16 de septiembre de 1998) eleva la tensión entre las formaciones abertzales y las constitucionalistas. El pacto de Gobierno firmado entre PNV-EA y Euskal Herritarrok (nueva formación creada a partir de la incorporación al proyecto de HB de otros grupos) resulta decisivo en este proceso. La tensión llega al límite con la ruptura de la tregua de ETA y la campaña electoral previa a las elecciones autonómicas del 13 de mayo de 2001.

Paralelamente, durante este intenso periodo, Xabier Arzalluz suscribirá junto a los representantes del Bloque Nacionalista Galego (BNG)y Convergencia y Unió de Catalunya (CIU), el denominado "Pacto de Barcelona" el 18 de septiembre de 1998, un documento a favor de una nueva articulación de un estado plurinacional.

Será reelegido nuevamente Presidente del Partido Nacionalista Vasco en enero de 2000 y anuncia su retirada al frente del mismo para el año 2004.

En octubre de 2005 presentó en Barcelona su libro de memorias Así fue, en un acto en el que estuvo acompañado por el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira.