Traducteurs

Onaindia Baseta, Santiago

Igotz, Otarri.

Escritor en lengua vasca y miembro de Euskaltzaindia. Nacido en Amoroto (Bizkaia) en el caserío "Atxuriarte" el 24 de marzo de 1909 y fallecido el 11 de febrero de 1996.

Ingresa en el noviciado carmelita de Larrea, siendo ordenado en Begoña en 1934. Hallándose en Larrea, al estallar la guerra es nombrado capellán del batallón nacionalista "Kirikiño" y enviado a Durango. Cae prisionero en Santoña siendo condenado a 30 años de cárcel. Pasa por las de Dueso, Santoña, Nanclares, Dueñas y Carmona y es liberado en julio de 1940. Su orden le mantiene fuera de Euskal Herria hasta 1951, siendo superior del convento de Hoz de Anero desde 1948. Vuelve a Larrea donde desarrollará una amplia labor recopiladora y traductora, amén de promotora del euskara.

En 1951 inicia la publicación del almanaque en vasco, "Karmen'go Amaren Egutegia", que en 1957 se convierte en revista trimestral. En 1954 publica Milla euskal olerki eder, de 1.200 pp. Se trata de una gran antología de la poesía euskérica. Traduce las odas de Horacio, bajo el título de Horati'ren odak, que va publicando en "Egan", 1955, 1956, 1957 y luego en "Olerti".

Autor de Goizale, Kempis y Devocionario. En 1956 publica Olerkiak, poesías completas de Arrese Beitia, 688 pp. y al siguiente Bertso berri ta Kanta zar, I y II. Desde este año es Director de la revista "Karmel". En 1959 crea la revista "Olerti" de poesía euskérica, de gran trascendencia para ésta. . Publica Fatima'ko Ama Birjiña ta Umeak y Arrate'ko Ama. Traduce en 1963 Iru poema, de R. Tagore, y On-bidea, el "Camino de perfección", de Santa Teresa de Jesús, en colaboración del P. Lino de Aquesolo.

En 1964 aparece Gure bertsolariak (331 pp.), un rico estudio sobre bersolarismo. Al siguiente Jolasketak, antología de canciones, cuentos y juegos infantiles, repartidos en el curso del año. Publica en 1966 Enbeita oleskaria, una selección de las obras poéticas de Kepa Embeita, y, junto con Ibiñagabeitia, Bergili'ren Idazlanak osorik, obras completas de Virgilio. En 1967 recibe el premio literario "J. A. de Agirre" de Euskal Kulturaren Alde. En 1968 colabora como traductor y dirige la publicación de Kolonbiar olerkitxorta euzkeraz (Parnaso colombiano en euskera), edición a cargo de Francisco Abrisqueta, Buenos Aires.

Sus restantes publicaciones son: (1970): Goiznabar; Gure Urretxindorra, poesías completas de Kepa Embeitia; (1971-1977): Euskal Literatura. 5 Tomos, 2.000 pp.; (1974): Olerkiak. Lauxeta; Eskutitzak; (1975): Euskarazko eun maite-olerki onenak, 215 pp.; (1978): Euskal elertia, 230 pp.; Laminak: orrazi-eskean, 215 pp.; Leyendas y tradiciones de navidad, 52 pp.; (1980): La navidad en el museo de Bellas Artes de Bilbao, 60 pp.; (1981); Gaurko olerkarien euskal lan aukeratuak, 106 pp.; Santa Teresa Eliz Irakasle, 128 pp.; (1982): AranaGoiri'tar Sabin olerkari, 168 pp.; (1985): Nere baserria, 187 pp.; 25 antzerki labur, 167 pp.; (1987): Gernika, 158 pp.

Ha colaborado en "Euskalerriaren Alde", "Pyrenaica", "Karmen'go Argia", "Yakintza", "Ekin", "Euzko-Gogoa", "Egan", "Karmel", "Zeruko Argia", "El Bidasoa", "Almanaka", "Jesus'en Biotzaren Deya", "Boga-Boga", "Olerti", etc.

De la muy meritoria producción de este religioso vizcaíno hay que hacer resaltar su traducción de los clásicos y su recopilación de poemas, no siempre buenos, pero sí exponentes del estado de la lengua en determinados momentos. Como comenta A. Ibinagabeitia en "Egan" (1954):

"Nuestra lengua tiene también, aunque muchos no lo crean, su cantera poética. Quien quisiere enterarse de esa rica y honda cantera, tome entre manos la obra del Padre Onaindía. En ella encontrará todo género de poesías, versos, poemas, encantadoras poesías que pueden presentarse sin rubor delante de las más soberbias lenguas. Desde hace tiempo dos o tres escritores abrigaban el propósito de reunir las cien mejores poesías.

Bonito "órdago" (desafío) ha lanzado Onaindía a ésos que no han sido capaces de reunir ni un centenar... Cada uno tenemos nuestras preferencias y gustos, y Onaindía los suyos. Por eso no es fácil decir que haya elegido o no siempre las mejores poesías.

A algunos pocos poetas no los ha destacado debidamente en las poesías que de ellos nos da... Sin embargo, nos ha dado sus nombres y no es poco... A algunos poetas modernistas los presenta asimismo pobremente. Alguien dirá que no es pecado grave... Por mi parte no hubiese tomado en cuenta a muchos poetas (?) y poesías que aquí se citan, ni los hubiese incluido en la antología... Sea como sea, el Padre Onaindía ha realizado una labor ingente y muy necesaria".

En 1988 publicó una autobiografía titulada Otoi-Txinpartak que subdivide en tres aspectos: vida religiosa, capellán de gudaris y escritor.

En la colección Bidegileak editada por el Gobierno Vasco hay más información disponible sobre Santiago Onaindia.