Villes

HENDAIA

Nombre consignado por Euskaltzaindia (1999) para el municipio y localidad de Laburdi, Hendaye. Municipio de la costa laburdina, situado en una llanura, al O. de la provincia. Riega su término, el río Bidasoa que contornea todo el límite O. El núcleo de población del mismo nombre se encuentra a 25 m. s. n. m., al O. del término municipal, en la orilla derecha de la desembocadura del río y de la bahía de Txingudi. Las coordenadas geográficas son 4° 34' 40" de longitud y 48° 9' 50" de latitud (Feuilles, XII-44 y XII-45) "C de F" au 50.000e, Mer P.). Limita al N. con el Mar Cantábrico, al S. con Biriatou y el término guipuzcoano de Fuenterrabía, al E. con el de Urrugne y al O. a través del río Bidasoa con el de Fuenterrabía (Guip.). Gentilicio: Hendaiar.
Entidades de población. Marienat, Matchit, Olosso, Agorreta, Gastagnalde, Ansoborlo, Molerecha, Dorrondeguy, Sandoteguy, Potenea, Ondarraitz (Hendaye-Plage), Sanat, Fagadi, Asporots, Haikabia, y Hendaya (cap.), Hendaya-Pont y Hendaya- Playa.

Censos.1718: 1.3751891: 2.0501921: 4.6321954: 6.9331820: 1.3321896: 2.0391926: 5.6531962: 7.2041876: 1.4531901: 3.2151931: 6.9391968: 8.0061881: 1.8061906: 3.3311936: 6.4361975: 10.1351886: 2.0191911: 4.2131946: 6.2511982: 10.6032000: 12.596 Población en 1650: se hallaba agrupada en 300 hogares; en 1730 ascendía a 1.375 hab. Entre 1954-1962 hubo 793 h. n. y 521 h. m., resultando un excedente natural positivo de +272 h. Saldo migratorio también positivo: +700 h. Entre 1962-1968 los n. son 607, los m. 441 y el exced. nat. + 166. Saldo migr. +610.

Población por edad y sexo. Según el censo de 1982, hay 4.962 mujeres y 4.503 hombres; 2.770 menores, 5.097 adultos y 1.598 ancianos.
1968: 1790, en los cuales 2.595 viviendas habituales -347 más que en 1962-, 1.285 ocasionales y 192 vacías.
Distancia a Bayona: 34 km. Carretera general de San Sebastián a Bayona. Carretera a Biriatou y a la costa. Ferrocarril.
L. L. Bonaparte, en 1869, la clasificó en el dialecto labortano y, dentro del mismo, en el subdialecto propio y variedad de St. Jean-de-Luz. En la actualidad (1968), el número de vascófonos asciende a 1.500 personas: 1.000 pertenecen a su población agrupada y 500 a la diseminada (P. de Y.: "Los D. y V: ", sep. "B. R. S. V. A. P.", 1973, p. 43).
Pesca y Comercio. Fabricación de calzado, licores, conservas de pescado y productos extraídos de las algas. Armas de caza, de tiro y de defensa en Manufacture d'armes des Pyrinées Françaises, fundada en 1923, que emplea a 120 operarios. Fabricación de botas de vino con piel de cabra. Veinticuatro hoteles y catorce restaurantes. La primera industria moderna fue la derivada de la destilación in situ del alcohol (La Veritable Liqueur d'Hendaye).
Equipamiento municipal.
EquipamientoExistencia o NúmeroDistancia en km.
a la comuna
más frecuentada
Comunas equipadas
Del DepartamentoDe tamaño
equivalente en %
Número%RegiónFrancia
Servicios Generales 
Garaje3-4-23543.1100.099.8
Obreros de la construcción 
Albañiles5-8-29453.992.997.5
Electricista5-8-19535.8100.099.8
Alimentación
Alimentación general, ultramarinos5-8-15027.5100.096.3
Panadería, pastelería5-8-15027.5100.0100.0
Carnicería, charcutería5-8-9617.6100.099.5
Servicios Generales 
Correos2-13124.0100.099.8
Librería, papelería3-4-6511.9100.098.8
Droguería, ferretería2-5910.892.990.3
Otros servicios para la población
Peluquería5-8-13725.1100.0100.0
Café, bar9 o más-33361.1100.0100.0
Estanco3-4-26147.9100.0100.0
Restaurante9 o más-27350.1100.099.8
Enseñanza pública primaria
Guardería o jardín de infancia-31758.2100.0100.0
Enseñanza secundaria de primer ciclo pública o privada
Escuela pública-407.3100.098.8
Servicios médicos o paramédicos (liberales)
Dentista9 o más-9016.5100.0100.0
Enfermero o enfermera5-8-15628.6100.099.8
Medicina general9 o más-11821.7100.0100.0
Farmacia5-8-9417.2100.0100.0
Fuente: Institut National de la Statistique et des Études Économiques (INSEE), 1998.

Según el censo de 1982, el total de población considerada activa es de 3.589 personas desglosadas en: 1.565 obreros, 113 t. autónomos, 320 patronos, 596 profesionales y 995 empleados. El total de ocupados es de 3.419 en los siguientes sectores: 720 en la industria, 2.634 en servicios y 65 en el s. primario.

Villa fronteriza pero también puerto pesquero, puerto deportivo y balneario, Hendaia, fundada como parroquia en 1654 (a expensas de Urrugne), se caracteriza por contar con dos zonas bien diferenciadas. Hendaia villa, que se extiende desde el promontorio del Bidasoa hasta la estación ferroviaria fronteriza; y Hendaia playa, que bordea toda la costa, con sus pintorescas rocas de los Deux Jumeaux (Dos Gemelos).

Patrimonio religioso

Ya no queda nada del antiguo Priorato del Hospital de Subernoa, donde los peregrinos del Camino de Santiago cruzaban el Bidasoa. La Iglesia Saint-Vincent (San Vicente), construida en el siglo XVI, ha sido remodelada en varias ocasiones en el siglo XX y el mobiliario actual (modesto retablo, estatuas y bajorrelieves), proceden en su mayoría del otro lado del Bidasoa. La pieza más destacada es un crucifijo de madera del siglo XIII.

La curiosa Cruz de Calvario, que se alza al lado de la Iglesia, procede del antiguo cementerio. Data del siglo XVII (Cl. MH-1925) y sobre su pedestal, la luna presenta un perfil humano y la cabeza del sol esboza una mueca.

Patrimonio civil

Las fortificaciones de Hendaia de los siglos XVI y XVII (Fuerte de Gaztelu zahar, edificado en la época de Vauban) han sido desmantelados con el paso del tiempo.

La casa de estilo vasco de Pierre Loti, Bakar Etchea, domina el Bidasoa, junto a una villa morisca con vanos de arco agudo.

Construido en 1908, el Casino de Hendaia, también de estilo morisco, ha sido completamente renovado y transformado en 1997.

En primera línea de playa, se encuentran numerosas villas neovascas y Art Deco así como en la zona residencial del Balneario de Hendaia Playa. Han sido declaradas monumentos Históricos en 1993 : la Maison Rouge y l'Ermitage d'Orio, del arquitecto Edmond Durandeau.

El Castillo d'Abbadia, propiedad de la Academia de las Ciencias, es uno de los edificios más emblemáticos de la Costa Vasca (Cl. MH-1984). Concebido en estilo neogótico por el arquitecto Viollet-le-Duc entre1864 y 1871 para Antoine d'Abbadie, explorador, astrónomo y lingüista. Conserva la decoración interior original (pinturas murales, muebles, tapicerías, adornos e instrumentos) y acaba de ser renovado. Es fiel reflejo de las múltiples aventuras e intereses de su comanditario.

Marco incomparable: landas y pastos costeros, protegidos por el Conservatorio del Litoral.

Marie Claude BERGER (2007)

Canciones populares vascas: O Pello Pello; Neure maiteak. R. M. de A., "C. P. V." n.os 875, 67.
Como una expectación fuera de lo normal, se celebró el domingo 18 de octubre de 1891 una interesante regata, en la desembocadura del Bidasoa, entre remeros de sus dos orillas: Irún y Hendaya. Por parte laburdina, bogaban: Jean B. Orte (patrón); J. Louis Ortet, Jean B. Vaulisun, Elie Vaulisun y Pierre Sauces. Y en la lancha de Irún: N. Gainza (patrón), Miguel Eizaguirre, Juan J. Guevara, José M. Aizpuru y Venancio Garbizu. El recorrido oscilaba entre las 2 y 3 millas, atravesándose en el desafío 1.000 pesetas. Frente al cuartel de Playa-Aundi se dio la salida a las lanchas a las 4 en punto de la tarde. De allí se dirigieron a sus respectivas balizas, que estaban situadas cerca de la costa de Ondarraitz, volviendo, después, al punto de salida. A los 17' 2" llegaban los de Hendaya. Treinta y dos segundos después, que equivalen a unas tres lanchas de diferencia, llegaron los iruneses. Estas regatas en el litoral labortano fueron las que tuvieron mayor eco en los medios·informativos, por estar organizadas por entidades oficiales y ser de carácter internacional. Pero hasta 1890 se celebraron también numerosos desafíos en los que destacaban las traineras pescadoras de San Juan de Luz. (Ref. Aguirre Franco: Juegos y Deportes populares vascos, Cuerpo B de esta EGIPV, p. 645).
Comuna, cantón de San Juan de Luz, departamento de los Bajos Pirineos.
Justicia de Laburdi o Hendaya, senescalía de Bayona, Laburdi.
v. AGUERRE, Martín; LERSUNDI DONADO, Juan José; PELLOT-MONTVIEUX, Etienne; ROCCA- SERRA LEGARRALDE, Paul; ROATET, Jean; ZUGARRAMURDI, René. Pierre Loti muere en Hendaya en 1923.
Colegio de Enseñanza Secundaria (mixto). Escuela Primaria. Hay en 1982 un total de 6.717 no estudiantes cuyo nivel de enseñanza es el siguiente: Primario: 4.537. Media: 1.837. Superior: 343.Hendaye tenía en el año 1833 una escuela. El maestro era también el chantre, por lo que percibía ochenta francos anuales. [Ref.: "B. du M. B.", 1964, n ° 24, pp. 54 y 61].
Instituciones y Servicios. Inspección Veterinaria de la Frontera. Instituto de Pesca Marítima. Oficina Nacional de Inmigración. Observatorio. Casa de Reposo para chicas. Centro de Convalecencia. Cinco colonias de vacaciones. Casa de Reposo (privada). Cuatro sociedades deportivas. Sociedad comercial. Terrenos de camping. Consulado de España. Puesto aduanero. Depósito Internacional de Mercancías por carretera. Centro preventorio de Sanidad para niños. Centro infantil L'enfant roi. Sociedad cultural "Haize Garbia" (1972). Hay cuatro terrenos de camping: Alturan Les Jumeaux, Ondarraîtz, Goyara y Zamora. Otros dos están en Hendaye-Plage: Sascoenea, Sérés.
Celebró fiestas patronales el 22 de enero, trasladadas al tercer domingo de setiembre. Mercado los miércoles y los sábados: alimentación, textiles y artículos de bazar. Fiestas de San Miguel del 29 de setiembre al 1 de octubre en el barrio bajo. En 1783, la villa pide autorización al rey para establecer un mercado semanal a lo que accede el rey con la condición de que en el día señalado no se celebren otros a distancia de por lo menos dos leguas.
Azul con un tritón lampasado al natural sobre un mar de plata alzando la cola hacia una corona real dotada de las letras H E en negro. La primitiva iglesia fue decorada con los escudos de Francia y Navarra.
Nombres antiguos. Aparece en docs. de 1305 y de 1510 como Handaye, en archivos locales y del Imperio. En 1565 como Endaye, en el viaje de Carlos IX. Durante los s. XVII y XVIII lo veremos como Andaye. Autores como Fourcade mantienen la existencia de la H aspirada y derivan su etimología de las voces Handi e ibia, "grande" y "vado", relacionándolo con Fuenterrabía y Behobia. La geografía vendría a complementar este carácter de zona vadeable original al poblado.
El poblado primitivo. Como su lugar lo denuncia, Hendaya surge por imperativos topográficos marítimos y su fuerte por las necesidades estratégicas de la conquista de Aquitania por las tropas del rey de Francia. De 1305 es el documento (Goyheneche, 1968, "BSB"), por el que Vincent de Baudin, preceptor de la orden de Saint-Esprit de Montpéllier, cedía a Armand de Cassaubon, religioso de Saint-Esprit de Bayona, el priorato y hospital llamado de la Espada Roja de Santiago, en Hendaya, así como la parroquia de San Martín de Biriatu, con su peaje de Hendaya a Fuenterrabía y de Behobia a Irún. Ello acaecía por muerte del anterior prior Martin Diharse. Vemos pues aparecer en esta designación los dos elementos principales del camino de Santiago en la zona: el vado y el hospital de peregrinos ya mencionado en el Libro de Oro de Bayona en el s. XII. La navegación, la pesca y el comercio atrajeron a las primeras familias que se establecieron en el primitivo puerto. Al lado de éste se alzó la torreta denominada en los planos Munjunito, desafectada ya en 1609. Durante las guerras hispanofrancesas y de reconquista de Navarra se alzó otra torre, algo más lejos, que en 1664 fue reforzada con cañones servidos por 30 soldados reales. Había una capilla en el fortín, colocada al extremo del río Bidasoa, que se alzaba frente al célebre fuerte de Fuenterrabía. Estaba defendida por una guarnición de veteranos. El servicio religioso, así como en el fuerte de Socoa, estaba confiado a los Padres Recoletos de Ziburu. Alrededor, pues, de este fortín y del puerto se concentró una población estable, en terreno de Urruña. La zona presentaba un vado que no tardó en concentrar el interés de la población, tanto estable como itinerante. Por este vado volvió, en 1526, Francisco I tras su encierro madrileño. Las querellas con los ondarrabitarras fueron frecuentes, en especial a partir del s. XVI, al convertirse la zona vadeable en frontera de Castilla y Francia. Por otro lado, al crecer la población, los hendaiarras quisieron contar con cierta autonomía que se tradujo, como primera providencia, en iglesia independiente de la de Zubernoa. Después de numerosas gestiones hechas ante el obispo, ante el señor de Urtubia (señor de Urrugne), el párroco de Urrugne y ante la municipalidad de esta última comuna, se acabó por obtener la autorización para construir una pequeña capilla en 1598. Los hendaiarras la hicieron grande y la decoraron con los escudos reales de Francia y de Navarra. Fue dedicada a San Vicente, obispo de Dax y más tarde a San Vicente diácono de Huesca. En 1644, Mgr. d'Olce, obispo de Bayona, aprobó la hermandad de pescadores establecida por el P. Berrogain. El mismo prelado erigió la capilla en parroquia hacia 1646. El párroco era nombrado por el vizconde de Urtubia. El perímetro de la nueva parroquia, que estaba lejos de llegar hasta el antiguo castillo de Iranda, era muy restringido pero bien poblado. No tardó en convertirse en un burgo célebre por sus aguardientes, por su comercio y por sus marinos.

La emancipación municipal de 1654. Los hendaiarras insistieron repetidas veces en su pretensión de separarse de Urruña. Algunos de los derechos reivindicados fueron concedidos por el Parlamento de Burdeos en 1603 y 1630. El 20 de mayo de 1654 la regente del reino, Ana de Austria, satisfizo los deseos de la localidad al otorgarles la capacidad de regirse por un alcalde y cuatro ediles. La carta en la que ratifica todos los puntos presentados por los hendayeses (Arch. Gironde, I, B, 27) es la siguiente: "Les manans et habitans de Hendaye nous ont fait remontre. que lad. paroisse ayant cy devant composé un seul corps et une mesme communauté avec celle d'Urrugne, elle aurait durant l'espace de plusieurs années joui concommitamment avec lad. communauté d'Urrugne de plusieurs privilèges, droits et franchises concédés à l'une et à l'autre des deux paroisses spécialement de certains estatuts, octroys. réglementx et police qui leur furent accordés en 1809 par Henri le Grand... Et bien que depuis quelque temps lesd. paroisses ayant été séparées les exposants n'ont néantmoins laissé de vivre sous los mêmes statuts. A présent pour mieux marquer lad. séparation ont désiré avoir leurs estatuts et privilèges distincts ct séparés, lesquels, à ces fins, ils ont soubz, nostrc bon plaisir dressé et arrêlé entre eulx en leur acte d'assemblée du 20 May derníer". Por esta convención con la comunidad de Urrugne, ésta obtuvo una ampliación del territorio. Fueron colocados mojones con la letra U y la letra H siguiendo una línea regular, aunque las dificultades del reparto de las tierras comunales subsistieron durante mucho tiempo.

La conquista del territorio municipal. El primer territorio al que accedieron los hendayeses fueron las islas cubiertas de juncales situados en el Bidasoa (Joncaux). Ello ocurrió como consecuencia de la parte activa que tomaron sus habitantes en el desbloqueo de la isla de Re en 1627. Luis XIV confirmó en 1668 estos derechos, otorgando además el de la exclusividad de derecho de peaje, tanto frente al hospital de Santiago como frente a Fuenterrabía y el derecho de navegación y pesca en la mitad derecha del río, derecho confirmado en el tratado de Madrid de 1685.

También se encuentran indicios de brujería en Hendaye a principios del siglo XVII. Se hacían akelarres e incluso se afirmaba que había tenido lugar en esta localidad una asamblea general de brujas en la que hablan participado 12.000 personas.

El fuerte de Hendaya a finales del siglo XVII. Las guerras del s. XVII pusieron de manifesto la endeblez de la defensa montada. Dice Froidour en su viaje de 1672: "El fuerte de Hendaya, hablando con propiedad, no es más que una palomera, una torre cuadrada sin más. Al fondo, un cuarto para las municiones, arriba un cuarto de oficiales, más arriba otro para los soldados. En lo alto una plataforma con cuatro garitas para cañones. Abajo, por el lado del río o del mar hay una pequeña plataforma con un cañón que mira a Fuenterrabía a modo de vigía para ver lo que pasa". En 1680 a esta torre se añadieron otras dos más ligeras y otras edificaciones que Vauban reconoció en 1693, en la pequeña eminencia denominada Belzenia, lugar en el que hoy se alza el monumento a los caídos en la Gran Guerra. Este fuerte fue desmantelado en las postrimerías del período napoleónico, de la misma forma que las baterías instaladas en 1757 en Larretxea y en 1788 (Armatondo) en Nekatoenia, ambas en término de Urruña.

Casas antiguas en los archivos. Las referencias más antiguas citan a las siguientes casas:Agorreta1709 Agerrea1712 Ansoborlo1697 Antsoenia1750 Aragorri1672Asporots1451 (Arch. Départ.) Asporotstxipi1678 Asporrots-errota1756 Berrecoetxea1785 Txurienea1711 Errondenia1703 (ou Herrandorenia) Fagadi1650 Gastainaldea1655 Haizabea1691 Irandatz1149Laparka1672 Lizardi1642Mariezabalenia1772 Molérés1672 Olasso1697 Oriotz1645 (Ocio, 1667) Pohotenia1680 Saskorenia1746 Sendotegy1786 Sopite1738 Se citan igualmente, pero sin fecha: Domintxorenea Jongotxoenea.

Durante el período revolucionario estuvo a la cabeza de la parroquia Dominique Galbarret de Hendaya que se negó a publicar el mandamiento del obispo constitucional Sanadon y a prestar el juramento cívico. Gaibarret no dudó en descalificar, en nombre del obispo legítimo de Bayona, a Gauteranne, ex-recoleto de Ciboure, que de capellán del fuerte de Hendaya había pasado a ser párroco constitucional de la villa. Esto ocurrió a finales del mes de marzo de 1791. El ex-religioso fue reemplazado por el abad Dithurbide, ex-párroco constitucional de Ciboure que más tarde fue empleado en el hospital del ejército de los Pirineos Occidentales. Galbarret y su coadjutor, Pierre Vincent Camprand de Hendaye, pasaron al exilio desde donde ejercieron sus funciones sacerdotales clandestinamente. Los revolucionarios se llevaron de la iglesia, entre otras cosas, una cruz de plata, dos lámparas y un incensario. El 23 de abril de 1793, Zubernoa y el fuerte de Hendaye son arrasados desde el fuerte de Fuenterrabía. Al entrar en Hendaye las tropas mandadas por el general Ventura Caro, ocupan el siguiente material:1 cañón de calibre 30" 5 cañones de calibre 24" 6 cañones de calibre 18" Muchos morteros. Bastante munición. Los "cazadores vascos" se hallaban concentrados en la frontera de la Baja Navarra. Al tener noticias de la toma del fuerte y del incendio de la villa, furiosos, tomaron las armas para ejercer represalias en Fuenterrabía. Los generales franceses acompañaron a sus tropas con sus propias gentes. Pero los asaltantes tuvieron que contentarse con hacer saltar los contrafuertes del fuerte, sin destruir la villa. En cuanto a Hendaya, la ciudad tardó mucho en reponerse del golpe. La iglesia incendiada no pudo ser reconstruída hasta 1807; el servicio religioso se llevó a cabo en una capilla. El priorato de Zubernoa fue demolido. Invadida la península ibérica por las tropas napoleónicas, las hostilidades interestatales se reemprenden pillando nuevamente al País Vasco de ambos estados en tenaza. El día 6 de junio de 1811 una partida de guerrilleros, formada por 1.000 hombres a pie y 50 a caballo, pasa la frontera de Behobia y se dirige a Hendaya, donde se apodera de diversos papeles y de dinero depositados en el edificio de la aduana, marchándose después en dirección a Urrugne. El 10 de octubre de 1813 el alcalde de San Juan de Luz informaba al prefecto de cómo el enemigo había cometido todo tipo de horrores en Hendaya por segunda vez, que esta villa conocía ya una triste suerte... pero que la conducta del enemigo haría tomar las armas a todo el mundo; por otro lado el enemigo se informaba de la conducta de los habitantes, pues parecía temer el que éstos se sublevasen. El mariscal Soult guarnicionó las cumbres de la Zona en vano, ya que Wellington pasó de largo ahorrando a Hendaya nuevos sufrimientos. Sin embargo, en la villa sólo quedaban 50 personas, entre las cuales el célebre corsario Etienne Pellot, que tras la guerra y hasta 1826 fue alcalde de la misma y el responsable de levantarla otra vez sobre sus ruinas.

La disputa con Urruña. Entre 1830 y 1867 la empobrecida comuna hendayesa sostuvo un litigio sobre su única fuente de recurso agrícola, los Joncaux. Estos habían sido objeto de reglamentación interna en 1826, instituyéndose cuándo, quiénes y cómo debían de disfrutar de estas tierras. El 19 de febrero de 1867 los tribunales no sólo dieron la razón a los porteños, sino que les atribuyó 180 Has. más del término de Urruña.

La llegada del tren y los bañistas. La llegada a mediados del siglo XIX de la emperatriz Victoria Eugenia y de su esposo Napoleón III a la costa vasca iba a revolucionar a ésta. Las consecuencias todavía son mayores en Hendaya, en la que la fecha de establecimiento del primer complejo de baños -1864- coincide con la llegada de la vía férrea desde París y la implantación de la estación internacional del Chemin de Fer du Midi. Desde este momento comienza la recuperación de tierras al mar, la llegada de funcionarios y bañistas, el nuevo comercio y la rápida multiplicación de la población estable, en la que, a duras penas, sobrenadan los apellidos de raigambre local. En 1873 el camino de Belzenia a Ondarraitz es convertido en carretera transitable para vehículos rodados, uniéndose así la villa y la playa por medio de línea regular.

Las convenciones francoespañolas. Estas convenciones tienen por objeto el regular la convivencia de la zona fronteriza, en especial Hendaya y Fuenterrabía. La de 1856, ratificada tres años más tarde, especificaba que: 1. La frontera no se halla en medio del río sino en la mitad del canal más profundo. 2. Las aguas son francoespañolas. 3. Se instituye una Comisión Internacional de los Pirineos para afrontar los litigios, corriendo a cargo del comandante de la Estación Naval del Bidasoa la representación de Francia. 4. El derecho de pesca sólo pertenece en exclusiva a los ribereños. Esta convención, con mayores precisiones, fue confirmada en 1886, 1894, 1908, 1924 y 1954. La Estación fue establecida en Hendaya, llegando a dirigirla, años más tarde, Pierre Loti (Julian Viaud).

D'Abbadie, residente y alcalde. En la segunda mitad del siglo, en plena transformación de la Zona, el folklorista D'Abbadie decidió situar su castillo gótico, erigido por Viollet-le-Duc, en el promontorio de Aragorry de Hendaya. Dueño de una poderosa fortuna que administraba con largueza, Abbadie no tardó en ser elegido alcalde de la villa, ocupando este cargo de 1871 a 1875. Durante estos años -los de la segunda guerra carlista, cuyos exiliados llegan a Hendaya como a otras localidades laburdinas- se desarrolla un fuerte contrabando que Abbadie trató infructuosamente de frenar y que había de convertirse en legendario.
Época moderna. Hendaya moderna. En lo que resta de siglo, la trasformación iniciada en la era napoleónica cristaliza en un nuevo Hendaya, tanto desde el punto de vista urbanístico como político. La estación balnearia se moderniza, ilumina sus calles, se explota la playa grande y la bahía de Txingudi, se instala un Casino de juego, se establece el puente de Belzenia y se tiende un digno Boulevard ante la extensa playa. En 1896, y a expensas de Urruña, gana nuevamente Hendaya más tierras (495 Has.): al borde del mar la zona de Santa Ana a la bahía de Haizabia, incluido el castillo de Abbadie, la larga playa entera y al Sur la banda de tierra que va desde la estación hasta el cementerio a lo largo del Bidasoa. Desde el punto de vista político el cambio es grande, convirtiéndose la villa en enclave izquierdista en medio del tradicionalismo católico encabezado por Abbadie. La batalla de la laicificación contará con Hendaya como una fuerte cabeza de puente en el País Vasco. En 1889 aparece el semanario republicano L'Avenir du Pays Basque.

Congreso ortográfico de 1901. Se reunió el día 16 de setiembre de 1901 con asistencia de los vascófilos más eminentes de todas las provincias para tratar de la unificación de la ortografía vasca. Acudieron por Navarra: D. Arturo Campión, D. Juan Iturralde y Suit y D. Estanislao Aranzadi. Vizcaya: D. R. María de Azkue, D. Sabino de Arana y los señores Arrozpide, Arrese Beitia, Aizpiri, entre otros. Guipúzcoa: D. Domingo de Aguirre, D. Serapio Múgica y D. Ramón Artola. De Laburdi, Baja Navarra y Zuberoa, llegaron todos los que se dedican a estos estudios, destacándose el Canónigo Adhéma, de Bayona y el doctor Guilbeau, de San Juan de Luz. El pueblo de Hendaya obsequió a los congresistas con un nutrido programa de festejos. Tras el Congreso, se creó la asociación "Eskualtzaleen Biltzarra" para seguir tratando el tema con reuniones alternas en Fuenterrabía y Hendaya.

Inventarios de 1906. A raíz del inventario de los bienes eclesiásticos, el boletín religioso "Les Annales catholiques" escribe que más de 500 personas llenaron la iglesia y después del inventario, que no suscitó incidentes, se cantó el "Parce Domine" y se dio la bendición del Santo Sacramento.

El puente internacional y la guerra de 1914. La prosperidad y el bienestar de la Belle Epoque fueron sacudidos profundamente por la Gran Guerra con su secuela de miles de muertos e inválidos para el País Vasco. En Hendaya se abrieron las puertas del Casino, la villa Maríe y la villa Perla para acoger a los heridos. También se acoge a refugiados belgas que huyen de la invasión alemana y a prisioneros alsacianos. En 1915 se edifica el edificio de las Aduanas y al año siguiente el puente internacional que, inaugurado en 1917, será costeado íntegramente por la Administración española en atención al desastroso estado de las finanzas francesas debido a la guerra. El puente enlaza a la villa con Irún desviando completamente el tráfico efectuado hasta entonces por medio de un barco y de diversos bateles. Irún establecerá sólidos lazos con su población gemela a la que socorrerá por medio de una suscripción pública. El Monumento a los caídos en la Guerra se alzó en 1921.

El alcalde Lannepoaquet. En abril de 1931 se efectuó en Irún una suscripción popular para efectuar un regalo al alcalde de Hendaya Lannepouquet, "Caballero de la Democracia", por la ayuda prestada a los expatriados durante la dictadura de Primo de Rivera.

Las entrevistas de Hendaya. Como punto fronterizo conoció Hendaya diversas entrevistas, algunas de pequeña importancia, otras trascendentales. Entre las primeras hay que citar la celebrada entre nacionalistas vascos y monárquicos en tiempos de la II República. En el verano de 1931 J. Antonio Aguirre fue invitado a una reunión de elementos disgustados con la política del Gobierno provisional de la República española. Este envió como representante suyo a un amigo. La reunión tuvo lugar en Hendaya. Se trataba de un grupo monárquico que quería producir un levantamiento de armas. Prometían la derogación antiforal de 1839 y querían saber con cuánta gente podrían disponer para tal alzamiento [Ref. Aguirre, J. A.: Entre la libertad y la revolución, 1930-1935, Bilbao, 1935, pp. 155-157]. De trascendental califica la historiografía la entrevista celebrada entre Franco e Hitler el 23 de octubre de 1940. Reproducimos el Memorandum, debido probablemente al intérprete alemán Paul Otto Schmidt, reproducido por Díaz-Plaja (La España franquista en sus documentos, Pl. y Janés, 1976): Las dos divisiones alemanas estacionadas en Las Landas no recibieron la orden esperada de atravesar la frontera.

II Guerra Mundial. Durante la II Guerra Mundial el párroco de la localidad colaboró con la Resistencia antinazi. Atrapado por la Gestapo, murió en un campo de concentración. Otro cura, Armand Fily, bretón, residente en Hendaya, fue deportado a Dachau.
Elecciones y votaciones diversas.
Resultado de las elecciones para el Consejo General de 1958 (20 al 27 de abril): CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS CoralIndep. dederechas1.034 PoulouSocialista710 LegardeCom.379 MichelenaRadic. y rep.147 La segunda vuelta de da como resultado 1.258 para Coraly 1.222 para Poulou.

El plebiscito del 28 de setiembre de 1958 se resuelve así:
Sí: 2.737 votos. No: 440.

Elecciones municipales del 8 al 15 demarzo de 1959: en la primera vuelta la lista del alcalde saliente -Pardo- tuvo 1.588 votos y con ello 15 puestos de 23. La lista laica (Artola, Choubac, Lannepouquet) obtuvo 846 votos y ningún cargo. Tampoco obtuvo cargos la comunista con 320. La lista de entente tuvo 200 votos. En la segunda vuelta, la lista Pardo tiene sólo 2 cargos y la de entente los otros 6.

Resultado del plebiscito del 8 de enero de 1961:
Sí: 2.532 votos. No: 485.

Referéndum del 23 de abril de 1972 sobre la admisión en la Comunidad Europea de Inglaterra, Dinamarca, Irlanda y Noruega. Inscritos: 4.852Porcentaje Votos2.69959,7 % Válidos:2.377 1.75965,1 % Abstenciones2.15340,3% No61822,8% Téngase en cuenta que la abstención fue la consigna de todas las formaciones políticas que, aunque proeuropeístas, no estaban de acuerdo con el tipo de comunidad europea propuesta por el gaullismo.

Elecciones legislativas del 12 de marzo de 1978. CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS MarieRPR2.205 DestradePSF1.501 LagardePCF989 GoyenetcheEHAS218 PrevostFN64 CouretLO61 OcanaUOPDP29 CastaignonsLCR27 Elecciones presidenciales del 26 de abril de 1981. CANDIDATOSVOTOS Mitterrand1.586 Giscard1.293 Marchais829 Chirac743 Lalonde218 Debré115 Laguiller108 Crépeau107 Bouchardeau66 En la segunda vuelta (10 de mayo de 1981) ganó Giscard por 2.361 votos contra 3.242.

Elecciones cantonales del 14-III-1982 (insc., 6.938; vot., 4.834). CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS LassalletteP.S2.437 PolouU.D.F:R.P.R.1.853 BacqueP.C.452 [Ref. "Sud-Ouest", 15-111-1982].
Dos parroquias, obispado de Bayona. Convento de Hermanas Dominicas. Convento de las Siervas de María. Convento de las Siervas de Jesús. Ermita de Santana en el promontorio de Aragorri. Tras la demolición del priorato de Zubernoa en el período revolucionario, sus bienes y pertenencias pasaron a ser propiedad de la Comuna y de la parroquia de Hendaya.

  • FOURCADE, Jean. Trois Cents Ans d'Histoire au Pays Basque, Toulouse, 1967, pp. 203-262
  • BILBAO, Jon. Eusko-Bibliographia, "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco", t. IV y IX.

Idoia ESTRONÉS ZUBIZARRETA