Villes

Barakaldo

Municipio de Bizkaia que adopta su denominación actual por resolución del 21-05-1986 (Boletín Oficial del País Vasco 02-06-1986 y Boletín Oficial del Estado 22-04-1989).

Situado en la orilla izquierda de la ría de Bilbao, a los 0° 41'30" long. este y 43° 17'45" lat. norte, 39 m. de altitud. Riega su término el barranco Agirza, afluente del Galindo en el limite con Sestao, cuyas aguas alimentan dos pantanos, y el río Kadagua, que, procedente de Güeñes, pasa por Alonsotegi, marca el límite con Bilbao y tributa sus aguas a la ría cerca de Lutxana. El terreno es ondulado, con montañas de mediana altura entre las que destacan el Pico de Argalario (513 m.) y el de Arroleza (456 m.), este último en la llamada Cordillera de Sasiburu. Limita al norte con la ría y Sestao, al oeste con San Salvador del Valle y Galdames, al sur con Güeñes, Bilbao, Zollo y Arrigorriaga, y al este con el Nervión y Bilbao.

IEZ



Ver mapa más grande

El término Barakaldo es la denominación oficial de este municipio desde el año 1986. Hasta entonces el término utilizado era el de Baracaldo. Se trata de una población fronteriza entre la Bizkaia nuclear del periodo medieval, esto es, las merindades de Uribe, Gernika y Markina, y el territorio de las Encartaciones. Según algunos autores perteneció a esta última zona hasta mediados del siglo XIV. Este carácter de tierra de limes, de espacio de contacto entre diferentes hablas y el paso del tiempo han tenido consecuencias directas en su toponimia, que se caracteriza por su diversidad y las alteraciones que ha experimentado a lo largo de la Historia. Todo ello ha conducido a que Barakaldo se haya convertido en un espacio privilegiado para los expertos en cuestiones toponímicas y que sean frecuentes los debates y las opiniones divergentes entre ellos. De hecho no existe siquiera acuerdo sobre la formación y significado del propio término que designa al municipio.

Barakaldo sería, para Manuel Azcárraga, la evolución fonética de la unión de las palabras euskéricas, baratz y alde para designar "una zona de huertas". Carlos de la Plaza sostiene, por el contrario, que Bar podría hacer referencia a ibar (vega en castellano) y caldo a galdu (perdido). Barakaldo sería, por lo tanto, "la vega perdida". La Academia de la Lengua Vasca, Euskaltzaindia, en 1985, certificó el carácter de topónimo euskérico de Barakaldo, pero rechazó la hipótesis de que provenga de baratzalde y se remitió a otras palabras vascas con una terminación en -aldo.

El historiador Txomin Etxebarria, por su parte, sostiene que el topónimo Barakaldo tiene una etimología y significado desconocidos, sin que se pueda afirmar siquiera que sea de procedencia vasca. De hecho, en la zona de las Encartaciones existen algunos topónimos que se inician con el prefijo "ara" y no faltan tampoco términos que utilizan la forma "caldo", aunque no al final de la palabra. También existen algunos topónimos cuya primera parte es "Bara", Baralanguas, Barahona, Barasona, Baraçal, Baraibar,... En la lengua celta, el prefijo "ara" significa llanura y parece que muchas palabras vascas o castellanas lo recogen para designar distintos topónimos. Teniendo en cuenta que no hay dudas sobre el carácter euskaldun de Barakaldo hasta fines del siglo XIX, se nos ofrecen dos hipótesis pausibles: a) El término Barakaldo sería anterior a la presencia vasca en la zona. b) El término Barakaldo surgiría de la unión del prefijo ara y de la forma -alde. En cualquiera de los casos desconocemos su significado concreto.

Esta indefinición se puede extender, de alguna forma, al conjunto de la toponimia baracaldesa. Así, nos encontraremos con toponimia abundante que tiene sus raíces en la lengua vasca, también existen numerosos términos castellanos, generalmente más recientes, y que en muchas ocasiones son traducciones o alteraciones de los términos euskéricos originario. Incluso hay topónimos procedentes muy probablemente de épocas prerromanas o de las hablas conocidas como leonesas-montañesas.

En Barakaldo existen restos de presencia humana del periodo Epipaleolítico (hace unos 10.000 años) en Arriotxe y en la Cueva de los Mosquitos y, aunque no se han encontrado indicios de la época romana, es de suponer que la influencia de la colonia de Flaviobriga, (Castro Urdiales) llegó hasta las orillas del Nervion. En cualquier caso, hay que esperar hasta el siglo XI para encontrar las primeras, escasas e imprecisas referencias escritas sobre Barakaldo. La primera corresponde a una donación del rey de Navarra a su esposa, en la que se menciona el término Huart, próximo al valle de Mena en el que algunos autores han querido ver el lugar de Ugarte, en los confines entre Barakaldo y Trapagarán. Once años más tarde, en 1051, un cartulario de San Millán de la Cogolla, en el que se recoge el patrimonio territorial de los señores de Ayala hace referencia a los territorios de López Bláscoz, señor de los barakaldonensis. En 1185 se menciona la población de Barakaldo y, por esa época, abandona el obispado de Burgos, para pasar a depender eclesiásticamente del obispado de Calahorra. El año 1214 se menciona Gastanega, en el valle de Somorrostro, que se identificó con el posterior río Castaños.

Los documentos empiezan a ser más abundantes a partir del siglo XIV. Se trata de un momento importante para Barakaldo, ya que el año 1340 se fundó la anteiglesia de San Vicente de Barakaldo, tras desmembrarse de Santa María de Erandio. La advocación a San Vicente puede estar relacionada con que dicho santo era el patrón de los viñedos y que existían muchas plantaciones en las laderas de la colina de Eguskiagirre, donde se erigió la iglesia de San Vicente. Sus impulsores fueron los nobles Galindo de Retuerto, Sancho López de Barakaldo y Lope Gonzalo de Zorroza. Poco después, Don Tello anexiona a Vizcaya la nueva anteiglesia, aunque ésta siga vinculada con dos grandes familias nobiliarias, los Ayala primero y los Velascos, a partir de 1450. También en el siglo XIV tenemos las primeras referencias al convento de mercedarios de Burceña y se habla de la cañada de Mespelerreca. Cincuenta años más tarde se construyeron las torres de Luchana para controlar el tráfico comercial en el Ibaizabal. En dichos documentos también se hace mención a los siguientes topónimos: Aldanondo, Arana, Acordoyaga, Bendivil, Brobica, Cadagua, Cadalso, Careaga, Eguiluz, Herburu, Larrea, Luxarra, Mesperuza, Percheta, Tapia, Urdaybay, Uribarri, Uribitarte, Zaballa, Zorroza y Zubileta.

Aunque los textos anteriores están escritos en romance, es evidente la raíz vasca de la mayor parte de los topónimos mencionados, pero también la existencia de algunos en romance o de difícil clasificación. Esta característica se acentuó en los siglos siguientes. El carácter fronterizo de Barakaldo explica la presencia de algunos términos muy abundantes en las culturas del Norte de la Península Ibérica, por donde se extienden las hablas conocidas como leonesas-montañosas. Topónimos que no parecen existir al Este de Barakaldo: berezal, cueto, coterón, carrascal, maza o sel. El cronista Lope García de Salazar describe en su Bienandanzas y Fortunas, (1471), la historia de Barakaldo vinculada a un pasado godo, común con las Encartaciones, lo que, dicho sea de paso, le permitió, sin éxito, reivindicar el control total de dicho territorio.

Los textos medievales y los posteriores están salpicados de referencias a torres, casas y propiedades de nobles y eclesiásticos y muchas de ellas mantienen lazos con la toponimia existente en los valles de Ayala y de Mena, con los que estaban vinculados al compartir el mismo señor feudal. Son el caso, por ejemplo, de Saracho, Uraga, Iarritu, Arroitegui, Zaballa, Bagatza y Aldai.

El carácter bilingüe de Barakaldo se fue acrecentando con el transcurrir de los años y el año 1588 la crónica de Ibarguen-Cachopin mencionó que en la anteiglesia se hablaban vascuence y romance y vascuence mezclados. Este hecho y la preeminencia escrita del romance condujo a la aparición de nuevos topónimos que en ocasiones castellanizaban nombres ya existentes, en otros casos los desfiguraban, aunque sin llegar al extremo de poblaciones vecinas que los hicieron casi irreconocibles, y en otros los creaban ex novo. Así, Arrontegui se convirtió en Rontegui, Ainzio en Ansio, Eguiluz en el Regato, Larrazabal en Llano, Zamaleza en La Maleza, etcétera. Este proceso se produjo de forma más evidente en las zonas más pobladas del municipio a partir del siglo XVIII.

La intensa dedicación de Barakaldo a las actividades agrícolas, ganaderas, forestales y mineras facilitó, además, la diseminación de la población y la consiguiente abundante proliferación de topónimos. Muchos de ellos están relacionados con el ejercicio económico que se desarrollaba en dicho lugar. Así, existen abundantes términos relacionados con la siderurgia: Bengolea, Loiola, Urdaola, Olabarria, Sosola, Mearleta, Meaceta, etc. El hecho de que las zonas rurales del municipio apenas sufrieron transformaciones hasta finales del siglo XIX facilitó la conservación de dichos nombres, que pudiesen mantenerse sin transformaciones sustanciales y hayan podido llegar hasta nuestros días.

Los documentos de la diputación, los libros de figueraciones, los eclesiásticos y los notariales de la Edad Moderna, a falta de los municipales, permiten reconstruir en buena medida la toponimia local, pero no fue hasta 1860 cuando se publicó el primer Nomenclator de Barakaldo. En él se detallaban los diferentes núcleos, barrios y caseríos, que componían la anteiglesia. Según esta relación los barrios baracaldeses eran siete y cada uno de ellos comprendía, a su vez, diversas agrupaciones:

  1. Barrio de Retuerto: Aguirre, Ainzio, Cáriga (Careaga), loizaga, Retuerto, Sesúmaga, Ugarte la Vieja y Zabalaencampa.
  2. Barrio de Iráuregui: aldai, Iráuregui, Larrazabal, Larracoechea, Maltercio, Pércheta, Santa Águeda, Castrejana, San Antolín, Torregoico y Zamundi.
  3. Barrio de Burceña: Amezaga, Burceña, Cruces, La Cueba, Llano y Munua.
  4. Barrio de Landaburu: Landaburu, Luchana, Retiro, Errotabarria y Bitoritxa.
  5. Barrio de El Regato: Aranguren, Bengolea, Escauritza, Gorostiza, Mesperuza, Olarte, Oscari, Santa Lucía, Tellaetxe, Tellitu, Uraga y Urcullu.
  6. Barrio de San Vicente: Arteaga, Arteagabeitia, San Bartolomé, San Vicente, Zuazo y Zuloco.
  7. Barrio de Beurco: Bagaza, Beurco, La Punta, Lechazar, Rageta y Zaballa.

Desde finales del siglo XIX y durante buena parte del siglo XX, Barakaldo experimentó un espectacular crecimiento industrial y un fortísimo aumento de población que provocaron la ocupación de terrenos rurales, la aparición de nuevos barrios y la construcción de calles y avenidas. Hubo que ponerles nombres a todos esos espacios y las opciones han ido cambiando a lo largo del tiempo. Lugares apenas poblados recibieron miles de vecinos, es el caso de el Desierto; nuevas empresas, minas o ferrocarriles generaron nuevos topónimos: Franco-Belga, Luchana Mining, Orconera. En muchas ocasiones se optó por nombres de personajes ilustres y acontecimientos destacados, que iban apareciendo y desapareciendo según las coyunturas políticas:

Cambios en el callejero de Barakaldo
[1] Los cambios de denominación que ha sufrido la actual plaza de Bide Onera a lo largo del siglo reflejan claramente la evolución política experimentada por Barakaldo en este periodo: en 1927 Plaza La Cruz, en 1930 Alfonso XIII, en 1932 Luis Eleizalde, en 1937 Primo de Rivera y en 1980 Bide Onera. Los cambios de denominación que ha sufrido la actual plaza de Bide Onera a lo largo del siglo reflejan claramente la evolución política experimentada por Barakaldo en este periodo: en 1927 Plaza La Cruz, en 1930 Alfonso XIII, en 1932 Luis Eleizalde, en 1937 Primo de Rivera y en 1980 Bide Onera.
Antes de 1931RepúblicaFranquismo
Plaza Juan de CastañosCapitán Sediles18 de Julio
RequetaVillalonga
AranaPablo MartínArana
Evaristo FernándezGeneral Sanjurjo
Evaristo Fernández TravesíaGeneral Sanjurjo Travesía
Horacio EchevarrietaMártires de Baracaldo
Pablo IglesiasJosé Antonio Primo de Rivera
San JuanFrancisco FerrerSan Juan
Doctor MadinabeitiaPlaza de Don Máximo Chávarri
Carlos GarayRío Castaños
Galán y García HernándezPlaza Carlos VII
14 de Abril22 de junio
Arturo CampiónCoronel Ortiz de Zárate
Carretera NuevaAvda de EuzkadiAvda General Mola
Calle de la CruzLuis de EleizaldeCástor Andechaga
Tomás de MeabeHilario Agapito
Transvesal de SolJosé NakensGeneral Dávila
Plaza La RepúblicaPlaza de España
CarmenVillalongaCarmen
Plaza Sabino Arana[1]General Primo de Rivera
Buen PastorLibertadBuen Pastor
Gran VíaAvda de Navarra
MurrietaCalvo Sotelo
PortuGeneral Franco
AutonomíaLa Victoria
Plaza de BurceñaJuan de Zubileta Zumalacárregui
LuchanaObispo Olaechea
ArrandiComandante Franco
Campa de LasesarreCampa de Nuestra Señora del Carmen

En muchos otros casos, se ha respetado la toponimia histórica, aunque, a veces, un nombre que hacía referencia a una pequeña heredad, sirva hoy para denominar a un espacio ocupado por miles de personas. En los últimos años se ha actualizado la grafía, para adaptarla a las transcripciones recomendadas por Euskaltzaindia. Barakaldo también es conocida por la existencia de grandes instalaciones comerciales que han optado por nombres ingleses como Max Center, Mega Park o Bilbao Exhibition Center.

  • AIZPURU, Mikel. Barakaldo. Una ciudad industrial. Auge y consolidación (1900-1937). Bilbao: Beta III Milenio, 2010.
  • ALVIRA, Mikel. Barakaldo inmemorial. Barakaldo: Ayuntamiento de Barakaldo, 2009.
  • BAÑALES GARCÍA, Gregorio. Mayorazgos de Barakaldo. Barakaldo: Librería San Antonio, 1999.
  • BAÑALES GARCíA, Gregorio; GORROTXATEGI NIETO, Mikel. Toponimia Histórica de Barakaldo. Barakaldo: Librería San Antonio, 2007.
  • ETXEBARRIA MIRONES, Txomin. Orígenes históricos de Barakaldo. Siglos XI-XIV. Toponimia y lengua propia. Bilbao: Beta III Milenio, 2008.
  • ETXEBARRIA MIRONES, Txomin. El componente castellano en la toponimia de Barakaldo y algunas inexactitudes sobre Barakaldo. S. L.: El autor, 2008.
  • ETXEBARRIA MIRONES, Txomin. Inexactitudes o errores sobre el "Este" de las Encartaciones y los procuradores de Barakaldo. S. L.: RS, 2009.

MAM 2011

Evolución de la población de hecho del municipio en los siglos XIX-XXI
Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Reseña estadística de la Provincia de Vizcaya; EUSTAT. Estadísticas de Población y Viviendas
AñoPoblación
190015.013
191019.249
192026.906
193034.209
194036.165
195042.240
196077.802
1970108.757
1981117.422
1986114.094
1991105.677
1996100.474
200194.478
200494.967

Variables demográficas: El crecimiento intercensal de 1950 a 1970 fue: 1950-­1960: 84,19; 1960-1970: 39,79. Constituye con su gran densidad de población (entre 2.000 y 10.000 h. por km2) uno de los ayuntamientos más poblados de Bizkaia. Los grupos de edad revelan un rejuvenecimiento de la población: 1960, 35,82 de 0 a 19 años; 58,32 de 21 a 64; 5,70 de 65 y más. 1970, 36,97 de 0 a 19; 56,42 de 21 a 64; 6,60 de 65 y más.

Población según entidad (2004)
Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE). Nomenclátor 2004.
EntidadTotalVaronesMujeres
Regato (El) / Mespelerreka400214186
San Vicente de Baracaldo / San Bizenti-Barakaldo94.56746.07948.488

Población por sexo y densidad de población (2001)
Fuente: EUSTAT. Estadística de Población y Viviendas
TotalVaronesMujeresDensidad
94.47846.04748.4313.888,00

Población según sexo, edad y densidad de población (1996)
Fuente: EUSTAT. Estadística de Población y Viviendas.
Total0-1920-6465+ 65Densidad de población
Total100.47419.63763.94916.8884.134,70
Varones49.22210.06831.9767.178
Mujeres51.2529.56931.9739.710

Nacidos vivos según el sexo, el orden de nacimiento y el estado civil de la madre. Comienzos siglo XXI
Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Nacimientos
Año20002002
SexoTotal643655
Varones333331
Mujeres310324
Orden de nacimientoPrimero382398
Segundo225230
Tercero y más3627
Estado CivilCasada536539
No casada107116

Defunciones según el sexo, la causa de muerte y crecimiento vegetativo. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI
Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Defunciones.
Año 1999Año 2002
Total967953
Varones545530
Mujeres422423
Crecimiento Vegetativo-353-298
Causa de defunción
Tumores296290
Apto. Circulatorio337285
Apto. Respiratorio8785
Apto. Digestivo3861
Accidentes4738
Resto enfermedades162194

Nupcialidad según el estado civil (2002)
Fuente: EUSTAT. Estadística de Matrimonios.
Esposos
TotalSolteroViudoDivorciado
403379321
Esposas
TotalSolteraViudaDivorciada
417395-22

Familias según el tipo (2001)
Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas.
Familias34.636
Unipersonal6.667
Compuesta816
Nuclear sin hijos6.603
Nuclear con hijos14.210
Monoparental3.359
Ampliada2.382
Polinuclear599
Tamaño medio2,72

En la relación de los índices de inmigración intraprovincial y extraprovincial de los 16 ayuntamientos principales de Bizkaia, esta localidad ocupa los lugares 5, 12, 13 y 15 respectivamente. Considerando inmigración antigua la anterior a 1961 y reciente la comprendida entre 1961-1970, dichos índices serían:

Inmigraciones. Mediados siglo XX
Ref. Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao: Empleo y formación profesional en Vizcaya. 1975-1980, Bilbao, t. I, 1977
Inm.intra. rec.Inm. Extra. Rec.
---------------= 41,77% (5)---------------= 30,76% (12)
Total inm. Intra.Total inm. Extra.
Inm. Intra. Rec.In. Intra. Ant.
---------------= 26,47% (13)---------------= 18,22% (15)
(Intra + extra) rec.(Intra + extra) ant.

Migraciones. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI
Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Movimientos Migratorios
Año 1999Año 2001
Inmigración748840
Emigración1.0251.033
Saldo Mig. Externo-277-193
Mig. Internas Destino1.192946
Mig. Internas Origen1.2981.364
Saldo Mig. Interno-106-418
Mig. Intramunicipales3.7353.445

IEZ

Viviendas según su clase (2001)
Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Vivienda
Total37.765
Viviendas familiares
- Principales34.610
- Secundarias361
- Desocupadas2.745
- Otro tipo38
Colectivos11
Alojamientos-

Número de viviendas nuevas según año de concesión de la licencia
Fuente: Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco. Dirección de planificación y gestión de datos
1997248
1998824
19991.241
20002.352
20012.388
20022.244
2003737

TotalProtección oficialSociales
Fuente: Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco. Base de datos de vivienda de protección oficial.
TotalProtección oficialSociales
2000---
200184-84
2002213213-
2003322322-
2004424424-

IEZ

Distancia a Bilbao, 10 kms. Carretera general de Bilbao a Castro-Urdiales, secundaria a El Regato. Ferrocarril secundario. Distancia a la cabeza de partido judicial: 8,6 kms.

El Ayuntamiento de Barakaldo inauguró el 28 de febrero de 2005 el puente sobre la autopista A-8 que enlaza la carretera N-634 con el centro comercial y de ocio Megapark. La construcción de esta infraestructura viaria, vital para resolver el tráfico en esta área donde se han instalado grandes superficies, entre ellas la multinacional sueca Ikea , ha supuesto una inversión de alrededor de 3 millones de euros.

El nuevo viaducto sobre la autopista A-8 ha sido una realidad gracias a la inversión conjunta del Consistorio baracaldés y Arcona Ibérica, empresa promotora del centro comercial y de ocio Megapark.

IEZ

Barakaldo es una de las localidades más industrializadas de todo el país. La actividad productiva más importante se desarrolla en los siguientes campos por orden de importancia:

a) Hierro y metales: ocho centros de industria metálica básica, nueve fábricas de construcción de maquinaria, doce fábricas de material de transporte y otras de elementos accesorios.

b) Química: once fábricas de productos químicos que producen colas, superfosfatos, abonos compuestos, sales metálicas, óxidos, productos farmacéuticos, pinturas, barnices, etcétera.

c) Construcción: treinta y ocho fábricas de material de construcción.

d) Alimentos: siete fábricas de productos alimenticios y una de bebidas.

En el siglo XIX poseía ya tres fundiciones de hierro: la de Mowinckel, Arregui y Co., la de Santa Águeda y la de Ibarra y Co. La primera estaba movida por el río Cadagua, la segunda se hallaba próxima al puente de Castrejana y la tercera en el desagüe del río Galindo, en su confluencia con el Nervión.

Distribución de la superficie (1999)
Fuente: Departamento de Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco. Censo agrario 1999.
(1) S.A.U.=Superficie Agrícola Utilizada
Ha.
Todas las tierras2221.579
Tierras labradas18031
Pastos permanentes177770
Otras tierras191778
S.A.U. (1)212801

Distribución de los usos del suelo (hectáreas, 1996)
Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996
Improductivos762
Prados268
Pastizales77
Matorral564
Forestal arbolado denso677
Forestal arbolado ralo134
Labores intensivas85
Total2.567

Aprovechamiento de las tierras labradas (1999)
Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999
TotalHerbáceosLeñosos
FrutalesOlivarViñedoOtros
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
18031150211519--321--

Superficie arbolada según especies (hectáreas, 1996)
Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996
Bosque atlántico240
Encina34
Eucalipto318
Haya-
Pino radiata146
Pino silvestre-
Quejigo-
Otras coníferas73
Otras frondosas-
Todas las coníferas219
Todas las frondosas592
Todas las especies811

Ganadería: distribución general (1999)
Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999
(A) Número de explotaciones
(B) Número de cabezas. En el caso de aves, miles de unidades y en el de colmenas, número de unidades.
AB
Bovinos631.124
Ovinos13666
Caprinos15196
Porcinos983
Equinos42145
Aves711
Conejas madres1696
Colmenas240

Régimen de tenencia de la tierra (1999)
Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999
Ha.
Total2221.579
Propiedad1641.347
Arrendamiento32155
Aparcería--
Otros5676

Población trabajadora en la explotación (1999)
Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999
Trabajadores no asalariados
Nº explotacionesNº personasJornadas completasJornadas parciales
22028311.83335.881
Asalariados
FijosEventuales
Nº explotacionesNº personasNº explotacionesJornadas completas
24252

En la segunda mitad del siglo XX en este municipio estaba localizado el 5,9% de las em­presas industriales de Bizkaia, dando las mismas empleo a un 8,0% del personal provincial (1975). El total, de 65 empresas y 8.877 trabajadores, se descompone así : 21 empresas de hasta 10 trabajadores; 8 empresas de 11 a 20 trabajadores; 12 empresas de 21 a 50 trabajadores; 12 empresas de 51 a 100 trabajadores; 7 empresas de 101 a 250 trabajadores; 3 empresas de 251 a 500 trabajadores; 2 empresas de más de 500 trabajadores.

En 1981 posee 193 empresas, de las cuales 132 ocupan de 3 a 19 personas, 42 de 20 a 99,16 de l00 a 499 y 3 más de 500. En las primeras trabajan 941, en las segundas 1.858, en las terceras 2.784 y en las últimas 2.973, sumando un total de 8.556 personas ocupadas en la industria. (Referencia ESICAE, 1983, Eusko Jaurlaritza).

Las empresas de más de diez trabajadores enclavadas en su término eran (Referencia: Catálogo Industrial del País Vasco,1982):

  1. Abella López Baldomero (PIA) (Francisco Gómez, limpieza de hierro) con 31
  2. Alonso González, Miguel (INDUSTRIAS MA) (Larrea, motores para lavadoras) con 26
  3. Altos Hornos de Vizcaya S.A. Fábrica de Ansio (A.H.V.) (Avda. de Euzkadi, laminación) con 1.325
  4. Amadeo Deprit, S.A. (Careaga, muebles metálicos) con 65
  5. Aranzabe Urruticoechea Apolonia industrias buzón (Merindad de Uribe, cristalería) con 11
  6. Artaso del Rio, Francisco Javier Pastelería Napoli (La Calzada) con 22
  7. Astigarraga y Cia., S.L. y comercial tornillería Astigarraga (B. Careaga) con 15
  8. Badosan, S.L. (Bondad, calderería) con 19
  9. Carmelo Jiménez Pérez-Panadería La Florida (Careaga) con 17
  10. CIA. Española de petróleos, S.A. CEPSA Fábrica Luchana (CEPSA) (La Florida), con 161
  11. Complementaria Naval e industrial S.A. (CONAIN, S.A.) (Beurco Viejo) con 83
  12. Construcciones David Lozano, S.A. (Avd. de La Libertad) con 12
  13. Construcciones Galarza, S.A Taller, Barakaldo (Alonsotegi, carpintería) con 47
  14. Construcciomes Garpu, S.L. (Gernikako Arbola, viviendas) con 11
  15. Construcciones José Santo Broco (Trav. Argentina) con 12
  16. Control termostático, S.A. (CONTERSA) (Careaga) con 31
  17. Cheva, S.L. (Castilla La Nueva, carpintería) con 14
  18. Diez Emaldi, Alfredo, Talleres Emar (Larrea, modelos para la fundición) con 11
  19. Editorial Vasca Miriam, S.A. (Andicollano), con 85
  20. Erros Ibarra, S.L. (Careaga, bebidas) con 45
  21. Fabricaciones Auxiliares eléctricas, S.L. (FAE, S.L.) con 24
  22. Finanzauto y servicios, S.A. (mecánica) con 95
  23. Fonseca Albandoz Manuel (andicollano, muebles) con 29
  24. Forjas y Alambres del cadura S.A. (FACCSA) (Carretera Balma seda) con 226
  25. Fundiciones especiales Oberen, S.A. (Avda. Zumalacárregui) con 111
  26. Fundimar, S.A (Iráuregui, fundición) con 38
  27. Galindo, proyectos, S.A. (Berriochoa, metales) con 72
  28. Garrido Zubiri, Joaquín. Talleres Lubaroa, (Careaga, calderería) con 24
  29. General Equipos Especiales, S.A. (Careaga, calderería) con 40
  30. Gruber Hermanos, S.A. (Avda. Zumalacárregui, (maquinaria industrial) con 110
  31. Hernández López, Octavio (Ocho de Septiembre, carpintería) con 11
  32. Hornos y Gasóge nos, S.A. (Castrejana Santa Águeda) con 210
  33. Imprenta co­ mercial Samper, S.A. (María Auxiliadora) con 12
  34. Industrias Imar, S.A. (Burceña, chapa) con 44
  35. Klein, Schanzlin y Becker, Talleres Ibarreta, S.A. (KSB, TISA) Zubileta (bombas y ventiladores) con 250
  36. La, metalúrgica Vascongada S.A.(Rodríguez Arias) con 65
  37. Laboratorios Elmeter, S.A. (Murrieta) con 12
  38. Larrinaga Lasa Javier (LASA) (Ramón Za­balo, pan) con 12
  39. Llevi-Lejia Chimbo (LLEVI) (Irauregui) con 23
  40. Llona Retuerto, Eusebio (San Luis, obras) con 15
  41. Maikontrol, S.A. (Aragón, control) con 20
  42. Marjaca, S.L. (Beurco Viejo, carpintería) con 48
  43. Marmolería Vasca, S.L. (Ribera) con 16
  44. Matadero Municipal de Barakaldo (Juan de Garay) con 16
  45. Matricería Orbea, S.A. (Andicollano, troqueles y moldes) con 20
  46. Mebunik, S.A. (Zubileta, muebles y elementos metá licos) con 123
  47. Metalúrg;ica Burceña, S.A. (MEBUSA) (Zumalakarregi) con 219
  48. Mobaltor, S.L. (MOBALTOR) (Murrieta, instalaciones) con 21
  49. Modelos Carrasco, S.A. (B. Loizaga modelos para fundición) con 15
  50. Montajes Galindo, S.A. (Zubileta, mecánica) con 46
  51. Montero Crossley, S.A. (Retuerto, plásticos) con 16
  52. Montero Fibras y Elastomeros, S.A (carretera Bilbao a Santender) con 325
  53. Motor Vizcaya, S.A. (Carretera Bilbao a Santander, carretillas elevadoras) con 54
  54. Mure, S.A. (Iraurgui, muelles) con 135
  55. Otalora Lasuen, Mariano (Amezága, mecánica) con 24
  56. Oxígeno del Norte, S.A. (OXINORTE) (Buen Pastor, gases, oxígeno) con 43
  57. Peña Manrique, Francisco Fincas-Peña (Nafarroa, construcción) con 12
  58. Percheta, S.A. (Valmaseda, piezas en general) con 20
  59. Plásticos Múltiples, S.A. (MULTIPLAST) con 93
  60. Postensa, S.A. (Ugarriza, prefabricados de hormigón) con 161
  61. Postes Nervión, S.A. (Arbullo Alonsótegui) con 17
  62. Productos de goma Garay, S.A. (retuerto) con 150
  63. Protecciones eléctricas de alta precisión, S.A. (PEAPSA) (Careaga, con 215
  64. S.A. Echevarria Fábrica Santa Águeda (Carretera de Zorroza Castrejana, aceros, Cok) con 1.144
  65. Sebería Bilbaína. Sociedad Cooperativa (Zubileta) con 31
  66. Sociedad Bilbaína de maderas y alquitranes, S.A. (SBMA) (Obispo Olaechea) con 85
  67. Sociedad Española de fabricaciones nitrogenadas, S.A. (SEFANITRO, S.A.) (Buen Pastor) con 629
  68. Sociedad Española del Oxigeno, S.A. Fábrica de Luchana SEO (P. Recoletos) con 46
  69. Tacefa, S.L. (Beurco Viejo, calderería) con 35
  70. Talleres Arlo, S.A. (Zalgeta, naval) con 12
  71. Talleres Astarloa S.A. (Astarloa, muebles) con 11
  72. Talleres Cohina A. Navarro, S.L. (Careaga, maquinaria naval) con 120
  73. Talleres Ereño, S.A. (Burceña, calderería) con 40
  74. Talleres Gasale, S.A. (B. Careaga, calderería) con 16
  75. Talleres Hermar, S.A. (mecánica) con 56
  76. Talleres Ilmuro, S.L. (Travesía del Carmen), ajuste y mecanización, con 11
  77. Talleres Jehi­sa, S.A. (Beurco Viejo, modelos) con 21
  78. Talleres mecáni cos, BAG (Cástor Andéchaga, plásticos) con 15
  79. Talleres Oltza, S.L. (Beurci Viejo, cajas y varios de madera) con 11
  80. Talleres Orva Sociedad Anónima Laboral (Careaga, caldereria) con 65
  81. Ugimica, S.A. (Alonsótegui, derivados de hidrocarburos) con 73
  82. Unión explosivos Rio Tinto, S.A. Fábrica de Luchana (ERT) (Obispo Olaechea, fertilizantes) con 157
  83. Valcarce Galarza, Pedro, Valmar Tuboalex, fábrica de Barakaldo (PEDRO VALMAR) (García Morato, tubos) con 16
  84. Vulcanizados de precisión, S.A. (VUPRESA) (Careaga) con 22
  85. Vupresa (Careaga, retenes de grasa y derivados del caucho silicona y otros) con 22
  86. Zubigaray Ingenieros, S.A. (Careaga, muebles de oficina) con 124

El 21 de abril de 2004 se inauguró oficialmente, con la muestra "Construlan. Salón de la Construcción, Equipamiento e Instalaciones", el Bilbao Exhibition Centre (BEC), la nueva feria de muestras construida en Barakaldo y que sustituye al recinto que ha albergado esta actividad en Bilbao desde 1956. El lehendakari Juan José Ibarretxe enmarcó este proyecto, que ha requerido una inversión de 440 millones de euros, en una apuesta por la recuperación de la Margen Izquierda y también como un escaparate de Euskadi ante el mundo.

El alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, también destacó la importancia que tendrá BEC en la recuperación económica de la localidad y de su área de influencia. El nuevo recinto ferial ha sido construido sobre los terrenos que hasta no hace muchos años ocupó el tren de laminación de bobinas de Altos Hornos de Vizcaya y que fueron entregados a la Administración para cancelar las deudas que tenía la empresa con la Hacienda Foral.

El Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia han asumido el mayor peso en esta inversión, si bien han contado con el respaldo del Ayuntamiento de Barakaldo y la Cámara de Comercio de Bilbao; el Ayuntamiento de Bilbao accedió también al accionariado de la sociedad ferial.

Uno de sus edificios pertenece al Ejecutivo Vasco para ubicar en él la sede de EITB, así como para promocionar la implantación de empresas de producción audiovisual. Con ello, la Diputación pasa a ser la principal accionista.

Establecimientos según rama de actividad. Comienzos siglo XX
Fuente: Banco de España; EUSTAT. Directorio de Actividades Económicas
Año 2001Año 2004
Nº.EmpleoNº.Empleo
Total5.49922.2685.47223.868
Industria y energía269261
Construcción789931
Comercio, hostelería y transportes2.9702.891
Banca, seguros y servicio a empresas734851
Otras actividades de servicios737808

Parque de vehículos. Comienzos siglo XXI
Fuente: Ministerio del Interior. Dirección General de Tráfico
Año 2000Año 2003
Turismos32.83633.935
Motos9531.033
Camiones4.7004.756
Autobuses4752
Tractores industriales285266
Otros864900
Total39.69540.942

El total de la población considerada activa en 1982 es de 33.025 varones y 9.898 mujeres. De éstos, 27.263 varones y 7.027 mujeres se hallan ocupados, 2.003 varones y 1.956 mujeres buscan empleo por primera vez y 3.759 varones y 915 mujeres han trabajado anteriormente. El total de inactivos estadísticos es de 59.098 y el de inactivas estadísticas 59.322. (Referencia Anuario Estadístico Vasco, 1982).

Población de 16 y más años ocupada según ramas de actividad. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI
Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas
Año 1996Año 2001
Total28.12334.956
Agricultura129159
Industria8.5098.146
Construcción2.5294.300
Servicios16.95622.351

Lugar de trabajo de la población ocupada (2001)
Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Vivienda
Total34.956
En su propio domicilio280
En el municipio de residencia10.564
En varios municipios3.472
En otro municipio
CAV19.963
Otras provincias633
Extranjero44

Paro registrado en el INEM (datos a 31 de marzo) (2000-2001)
Fuente: Instituto Nacional de Empleo (INEM).
20002001D%
5.2014.565-12,2

Paro registrado en el INEM por sexo, edad y sector de actividad económica (datos a enero de 2005)
Fuente: Instituto Nacional de Empleo (INEM)
HombresMujeresSectores
Total3.800
- 25
25-44 
+=45 13
Agricultura 229 175776 
Industria 866 1.002595 
Construcción 8446851.948 
Servicios 469
Sin empleo anterior

IEZ

Municipio, partido judicial de Balmaseda, Bizkaia.

Segunda mitad del siglo XX y comienzos del XXI: Agrupación Filatélica de Barakaldo (1975). Colectivo socio-cultural Auzune (1980), fundado gracias a la iniciativa de padres y profesores del colegio Mukusuluba. Agrupación de pintores Grupo Beurko (1997). Colectivo para el desarrollo de proyectos de sensibilización, educación y acción en valores y derechos humanos Ondoren Taldeak. Colectivo Berri-Otxoak , oficina alternativa de información sobre las ayudas públicas de Bienestar Social. Colectivo ecologista Ezpitsua de Barakaldo; Estudiantina Trueba (1996).

Índice de confort (%) 2001
Fuente: EUSTAT. Estadística de Población y Viviendas
Agua corrienteCalefacciónTeléfonoGas por tuberíaÍndice de Confort
PúblicoPrivadoCentralIndividual
99,80,13,636,998,662,363,6

Número de centros (2002)
Fuente: EUSTAT. Estadística de Servicios Sociales; Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco. Estadística extrahospitalaria
Total58
Asociaciones10
Servicios técnicos generales13
Centros de orientación-
Centros de día15
Residencias7
Centros Especiales de Empleo-Centros Ocupacionales2
Otros11

Centros extrahospitalarios públicos (2002)
Fuente: EUSTAT. Departamento de Sanidad
Total10
Ambulatorios1
Consultorios1
Centros de Salud6
Servicios de Urgencia-
Centros Periféricos-
Centros de Salud Mental2
Centro asistencial Mutual-
Otros-

Edificios según los equipamientos del entorno (2000)
Fuente: EUSTAT. Censo de edificios y locales 2000
Total3.494
Zonas Verdes
Público1.469
Privado o ambas390
Piscinas
Público3
Privado o ambas1
Zonas deportivas
Público84
Privado o ambas13
Aparcamientos
Público1.860
Privado o ambas200

El 15 de febrero de 2005 se inauguró el parque de Lasesarre , que tiene una superficie de 16.000 metros cuadrados y ha contado con un presupuesto de 1.890.000 euros, subvencionado en parte por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Al acto de inauguración acudieron representantes de Bilbao Ría 2000 , sociedad encargada de realizar el proyecto, y miembros del Ayuntamiento de Barakaldo.

El parque está situado en el área de Galindo, junto al Boulevar Murrieta y el polideportivo. Sus arquitectos han sido los alemanes Dirk Bertuleit y Sandra Töpfer.

En este parque se ha creado un conjunto de pequeñas plazas, valles y colinas que rompen el aspecto plano del solar original y contribuyen a definir los distintos ambientes. El trabajo de paisajismo y vegetación también es reseñable, ya que ha sido plantado un total de 212 árboles. Levantado en parte sobre un aparcamiento subterráneo,el elemento más significativo son las nueve pistas con que cuenta, especialmente acondicionadas para la práctica de juegos como la calva , petanca y tuta. Para facilitar la práctica de estos juegos, las pistas están dotadas de bancos con compartimientos para guardar los diversos elementos de cada juego. Se han habilitado zonas para ser utilizadas por los más pequeños y en la colina más alta, desde donde se puede contemplar todo el conjunto, hay pistas de skate.

Número de oficinas bancarias (2002)
Fuente: Banco de España
Total63
Banca privada23
Cajas de Ahorros31
Cooperativas y Cajas Rurales9
Establecimientos financieros de crédito-

IEZ

Nivel de euskera de la población de dos y más años. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI
Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Población y Viviendas
Año 1996Año 2001
Total99.13992.788
Euskaldunes
Total9.1089.059
Alfabetizados8.2788.187
Parcialmente alfabetizados505653
No alfabetizados325219
Cuasi-euskaldunes
Total19.97122.799
Alfabetizados15.84117.659
No alfabetizados1.5421.671
Pasivos2.5883.469
Erdaldunes
70.06060.930

Población clasificada según la lengua parental y la doméstica. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI
Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Población y Viviendas
Año 1996Año 2001
Total100.47494.478
Lengua parental
Euskera685842
Castellano96.54190.495
Las dos938984
Otra2.3102.157
Lengua doméstica
Euskera213312
Castellano98.20092.274
Las dos1.4191.241
Otra642651

Tipología de movilidad lingüística (>= 5 años). Finales siglo XX y comienzos siglo XXI
Fuente: Departamento de Cultura (Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco); EUSTAT. II Mapa sociolingüístico; Censos de Población y Viviendas
Año 1996Año 2001
Total97.22691.105
Vascófonos451505
Bilingües de origen484476
Neo-vascófonos7.9697.784
Neo-vascófonos parciales16.61418.331
Parcialmente castellanizados271305
Totalmente castellanizados223157
Castellanófonos71.21463.547

IEZ

Enseñanzas de régimen general no universitarias. Alumnado según nivel y modelo de enseñanza bilingüe. Comienzos siglo XXI
Fuente: EUSTAT. Estadísticas de la Enseñanza.
(1) Incluye Educación infantil y Educación especial en dicho nivel.
(2) Incluye Educación primaria y Educación especial en dicho nivel.
(3) Incluye Educación secundaria obligatoria y Educación especial en dicho nivel.
(4) Incluye Bachillerato Unificado Polivalente (BUP)/Curso de Orientación a la Universidad (COU), y bachiller LOGSE (Ley General de Ordenación del Sistema Educativo).
(5) Incluye F.P. (Formación Profesional), F.P. LOGSE y Educación especial en FP
(6) A: Estudian euskara como asignatura. X: No estudian euskera.
(7) Enseñanza bilingüe.
(8) Estudian todas las asignaturas en euskera.
Educación infantil (1)
A-X (6)B (7)D (8)
2000/20012951.303635
2002/20032061.547634
Educación primaria (2)
A-XBD
2000/20011.7541.367850
2002/20031.8461.719910
Educación Secundaria Obligatoria (3)
A-XBD
2000/20012.660600498
2002/20032.202555486
Bachillerato (4)
A-XBD
2000/20011.373-200
2002/20031.005-227
Formación profesional (5)
A-XBD
2000/20011.319-7
2002/20031.192--

Enseñanzas de régimen general no universitarias. Alumnado según nivel y titularidad. (2000/2001)
Fuente: EUSTAT. Estadística de la Enseñanza
(1) Incluye Educación infantil y Educación especial en dicho nivel
(2) Incluye Educación primaria y Educación especial en dicho nivel
(3) Incluye Educación secundaria obligatoria y Educación especial en dicho nivel
(4) Incluye BUP/COU, y bachiller LOGSE
(5) Incluye FP, FP LOGSE y Educación especial en FP
Educación Infantil (1)
Todos2.233
Públicos1.241
Privados992
Educación Primaria (2)
Todos3.971
Públicos1.875
Privados2.096
Educación Secundaria Obligatoria (3)
Todos3.758
Públicos1.708
Privados2.050
Bachillerato (4)
Todos1.573
Públicos925
Privados648
Formación Profesional (5)
Todos1.326
Públicos1.245
Privados81

Lugar de estudio de la población estudiante (2001)
Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas
Total7.505
En su propio domicilio103
En el municipio de residencia2.736
En varios municipios70
En otro municipio4.427
- C.A. Euskadi149
- Otras provincias20
Extranjero

Población de 10 y más años clasificada según nivel de instrucción. Finales siglo XX y comienzos siglo XX
Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Población y Viviendas
Año 1996Año 2001
Total93.52388.797
Analfabetos1.2231.287
Sin estudios8.2475.769
Preescolar y primarios49.14642.454
Profesionales13.00912.264
Secundarios12.50714.208
Medio-superiores3.8845.147
Superiores5.5077.668

IEZ

Club vizcaíno de fútbol de tercera división que se distinguió entre los años 1930 y 1936.

IEZ

La historia de Barakaldo exige, en primer lugar, ser consciente de los límites geográficos cambiantes del término a analizar. En nuestro caso, Barakaldo fue marcando y transformando su espacio a lo largo de los siglos. Los más primitivos habitantes de la zona no eran conscientes de vivir en Barakaldo, los habitantes de Alonsotegi han pertenecido al municipio fabril sólo entre 1888 y 1990 y buena parte del barrio de Irauregi ha sido baracaldés hasta esa última fecha. Del mismo modo, el foco histórico del municipio (San Vicente) perdió su centralidad a finales del siglo XIX y otros lugares, hasta entonces sin apenas población, se han convertido en zonas urbanas altamente pobladas.

Las primera noticias que tenemos sobre la presencia humana en lo que actualmente es Barakaldo proceden de la cueva de Arriotxe en el barrio de El Regato. En la misma, además de restos del oso de las cavernas se localizaron huesos humanos y diverso utillaje al parecer del periodo Epipaleolítico (hace unos 10.000 años), pero probablemente más reciente. Por esa misma fecha se produjo un cambio físico fundamental. El río Nervión, que realizaba un gran meandro que unía Luchana con la vega de Ansio y con el río Galindo, abandonó ese lecho, para crear el cauce actual. La mejora del clima permitió varios milenios más tarde, abandonar las cuevas y desarrollar una economía de base fundamentalmente ganadera que se extendió hacía los terrenos más altos. De esta época (4º milenio A.C.) sería el cromlech (monumento megalítico funerario) de Kanpazaulo en el barrio de Saracho y varios dólmenes y asentamientos en la zona del Eretza. Dos milenios más tarde, los habitantes de esa zona conocían el trabajo de los metales, ya que se han encontrado dos hachas de bronce en Basigorta. A partir de ese momento y hasta el periodo medieval carecemos de restos físicos que nos permitan conocer lo sucedido en dichas tierras. Podemos inferir que, como en los territorios de alrededor, también Barakaldo conoció la llegada de grupos indoeuropeos, a partir del siglo VII A.C. que comenzaron a trabajar el hierro.

No poseemos restos de la época romana, aunque es conocida su presencia, con la colonia de Flaviobriga, (Castro Urdiales) y una red de calzadas que atravesaban la vertiente Sur de los montes de Triano.

En el siglo VIII aparecen las primeras referencias a Vizcaya y también a la zona de las Encartaciones. Hay que esperar hasta el siglo XI para encontrar la primera referencia escrita sobre Barakaldo. En 1040 los hermanos Galindo Velázquez, emparentados más tarde con los Ayala alaveses, aparecen en un documento como gobernadores de Barakaldo en nombre del rey García Sánchez de Navarra. A fines del siglo XII se menciona la población de Barakaldo que pasó a depender eclesiásticamente del obispado de Calahorra, sin que podamos adivinar por dichos escritos si existía un núcleo urbano o, más probablemente, se trataba de agrupaciones de casas diseminadas en las zonas más habitables. Si parece claro, sin embargo, que ya existían señores feudales que, a través de las casa-torre, se repartieron el control del territorio y de los ingresos, en una coyuntura en la que se produjo un aumento importante de la población en toda Europa. Barakaldo fue transferido a la casa de Haro, señores de Vizcaya, aunque los Ayala poseían múltiples posesiones en el municipio y cobraban un tercio de los diezmos de la recién creada parroquia de San Vicente.

Poseemos más datos a partir del siglo XIV. Se trató de un momento clave para muchas zonas de Vizcaya, porque en esa centuria se dotó de cartas-puebla a poblaciones como Bilbao o Portugalete y en las mismas aparece el espacio juridico-político baracaldés. Al no poseer un Fuero específico, el territorio de Barakaldo se fue articulando como concejo, bajo el dominio de los jauntxos de la zona. También en esa época aparecen las primeras noticias sobre el convento de los mercedarios de Burceña (1384) y sobre las torres de Luchana, punto clave en la comunicación entre Bilbao y el mar y la ría y la meseta castellana. Los privilegios de Bilbao impidieron, sin embargo, que en dicha zona pudiese crearse un puerto que hiciese sombra al de la villa fundada por Don Diego López de Haro. La agricultura y la industria ferrona se convirtieron en las actividades económicas más importantes. Sin embargo, la crisis demográfica, económica y social que se extendió por toda Europa a partir de mediados del siglo XIV tuvo en la zona oriental de Vizcaya un foco destacado y la rivalidad entre los diferentes señores por controlar los recursos económicos y el poder se plasmó en la guerra de bandos. Barakaldo fue centro de algunos de los combates más violentos de dicho conflicto. La mayor parte de los linajes locales, salvo los Retuerto, participaron en el conflicto en el bando oñacino, lo que favoreció su vinculación con la merindad de Uribe en 1366, tras haber estado vinculada al valle de Somorrostro y su conversión en anteiglesia.

Barakaldo perteneció a la Tierra Llana del señorío de Vizcaya y su representación en las Juntas generales estaba calculada el año 1511 en 114 fuegos, algo más de 500 personas. Sus intentos para construir un puerto fracasaron nuevamente y tuvo que continuar con sus actividades tradicionales, intentando sobrevivir a las frecuentes crisis que caracterizaron el Antiguo Régimen vizcaíno. La agricultura, actividad predominante, estaba complementada con la dedicación al transporte de todo tipo de productos y la extracción de mineral y su acarreo. Los momentos de malas cosechas como consecuencia del clima y las frecuentes guerras provocaron numerosos problemas de subsistencia. Al mismo tiempo, se produjo un fortalecimiento de las instituciones públicas. Las ordenanzas de 1614 establecieron el sistema de gobierno de la anteiglesia, basado en el regimiento público (asamblea de vecinos) y el restringido (basado en tres regidores y algunos vecinos) responsables de la vigilancia de la vida cotidiana, control de pesos y medidas, fijar los precios de los productos básicos, actuar como tribunal de primera instancia o asegurar que los habitantes cumpliesen con sus obligaciones religiosas. Fueron los medianos hidalgos baracaldeses los que controlarían el concejo hasta la Edad Contemporánea, repitiéndose en los cargos las mismas familias.

El siglo XVIII conoció un importante crecimiento de la localidad pasando de unos 1.000 habitantes el año 1704 a algo más de 2.000 en 1796, repartidos en siete barriadas (Irauregui, El Regato, Retuerto, Burceña, San Vicente, Landaburu y Beurko) con escasas conexiones entre las mismas. También se produjo un aumento de las tierras de cultivo a medida que se desecaban algunas de las zonas pantanosas de las orillas de los ríos que atravesaban la anteiglesia. El año 1814 había 310 explotaciones agrícolas en Barakaldo, buena parte de ellas, el 62%, cultivadas por arrendatarios. Entre los propietarios se mezclaban los naturales de la anteiglesia y, cada vez más, comerciantes y rentistas asentados en Bilbao, incluidos algunos grandes capitalistas como Cristóbal de Murrieta.

Las sucesivas contiendas bélicas que asolaron el País Vasco desde la Guerra de la Convención hasta 1839 provocaron un parón en el crecimiento demográfico que fue limitado hasta que los inicios de la industrialización provocaron la transformación radical de la anteiglesia. La tradicional rivalidad con Bilbao (centro liberal), el deterioro de la situación económica provocado por el ciclo bélico y el rechazo a las nuevas ideas provocaron que muchos baracaldeses participasen activamente en el bando tradicionalista en los enfrentamientos que se sucedieron desde inicios del siglo XIX: Zamacolada (1804), rechazo a la constitución en el Trienio Liberal (1820-1823) y guerras carlistas (1833-1839) y (1872-1876). En el transcurso de la Primera Guerra Carlista Barakaldo fue varias veces un importante campo de batalla, dado su carácter estratégico para bloquear Bilbao. Gran parte de los edificios de la anteiglesia fueron saqueados y/o destruidos, entre ellos el monasterio de Burceña y los bienes de los baracaldeses requisados por ambos bandos. Los carlistas baracaldeses volvieron a sumarse a la rebelión planteada por el pretendiente en 1872. El alcalde de la anteiglesia, Gustavo de Cobreros, sería uno de sus organizadores en Bizkaia. Entre julio de 1873 y mayo de 1974 todo Barakaldo estuvo controlada por los carlistas y a partir de ese momento, los liberales retuvieron el barrio de Desierto. En esta ocasión, los destrozos fueron menores, pero el gasto económico siguió siendo muy cuantioso. La localidad y su corporación quedaron totalmente endeudadas como consecuencia de los combates y las incautaciones y la venta del patrimonio comunal fue una de las vías para conseguir recursos.

Entre ambas guerras, se inició el proceso de transformación más importante que ha conocido Barakaldo a lo largo de su historia. Las Juntas Generales de Bizkaia aprobaron la liberación de los trabajos de extracción del mineral de hierro y esto unido a las innovaciones técnicas que se estaban produciendo en el norte de Europa supusieron un vuelco de la estructura económica de la localidad. Barakaldo fue uno de los núcleos de un doble fenómeno: por una parte, se abrieron y explotaron numerosas minas y el mineral extraído era llevado primero en carros y luego a través de varias vías férreas y tranvías aéreos hasta las orillas del Ibaizabal, a la altura de Luchana, para ser exportado fundamentalmente a Gran Bretaña. Por otra parte, se levantaron varias fábricas que tenían como objeto la transformación del hierro en bruto. La más importante fue el alto horno de Nuestra Señora del Carmen en la zona de Desierto, en la confluencia del río Galindo con el Ibaizabal (1854). También los molinos de Santa Águeda e Irauregi se convirtieron en fábricas modernas. Como consecuencia del desarrollo de las décadas posteriores, las empresas siderometalúrgicas de las márgenes del Nervión experimentaron un gran crecimiento y varias de ellas se unieron para crear en 1902 Altos Hornos de Vizcaya la mayor empresa vasca de la historia y una de las más importantes de España. Sus oficinas centrales y algunas de sus factorías más importantes se localizaron en Barakaldo. Otras empresas, de menor tamaño y relevancia, también se asentaron en el municipio.

Como consecuencia de este despegue industrial, la anteiglesia inició un periodo de gran crecimiento demográfico, redistribución urbana, metamorfosis social y renovación política, aunque no siempre con los mismos ritmos. Barakaldo atrajo hacía si a los habitantes de las zonas más próximas, pero especialmente a emigrantes de las provincias vecinas (Burgos, Santander, Álava) que encontraron en la anteiglesia trabajo, pero también unas condiciones de vida que, aunque mejores que las de sus zonas de origen, fueron extremadamente duras. La población pasó de 2.569 habitantes en 1857 a 9.249 en 1887, a 15.013 en 1900 y a 34.209 en 1930. Los nuevos pobladores se hacinaron en las casas ya existentes, las nuevas viviendas obreras o cualquier edificio posible, aunque no cumpliesen las condiciones mínimas de habitabilidad. De esta forma, además del sector industrial, la construcción inmobiliaria también generó su propia dinámica en Barakaldo. La situación de la fábrica del Carmen, en la ribera del Ibaizabal, provocó un desplazamiento del centro de la gravedad de la anteiglesia hacia la ría. Así, si el ayuntamiento había estado localizado históricamente en San Vicente, pasaría a su localización actual, ya que ahí se concentraba ahora la mayor parte de la población. Del mismo modo, aunque los barrios baracaldeses continuaron manteniendo una personalidad acusada, el hábitat disperso en barriadas y caseríos fue desapareciendo, para convertirse ya en el siglo XX en un continuum urbano.

Aunque hubo un segmento de la población baracaldesa que mantuvo la tradición agrícola o la compatibilizó con la industria, a partir de esas fechas, la inmensa mayoría de sus habitantes eran trabajadores industriales o sus familias. Las pautas de vida impuesta por las fábricas implicaron nuevos modos de relación humana y social, con un nuevo modelo cultural. La clase obrera, que se convirtió en protagonista de la vida ciudadana, participó en la conformación de la sociedad urbana a través de formas de sociabilidad centradas en el asociacionismo de muy diferente tipo: centros regionales, partidos políticos, sociedades de socorro mutuo, cooperativas de vivienda y de consumo, sociedades recreativas, deportivas y culturales. Barakaldo generó su propia red cultural, con varias publicaciones periodísticas y se apreció, asimismo, un descenso de la práctica y del sentimiento religioso, mucho menos acusado que en las zonas de su entorno. El carácter industrial del municipio también provocó que las relaciones laborales adquieresen un tono más moderno con la creación de sindicatos y una intensificación de la conflictividad. La Unión General de Trabajadores fue el sindicato más importante de la localidad, aunque también existían núcleos significativos de Solidaridad de Obreros Vascos y de la Confederación Nacional del Trabajo. El número de huelgas aumentó de forma importante en las dos primeras décadas del siglo XX y en su motivación se incluían desde la carestía de los bienes de primera necesidad hasta los accidentes de trabajo, pasando por la escasez de los salarios o las penosas condiciones de la actividad productiva. Pero no faltaron los paros políticos y los intentos revolucionarios.

Los cambios políticos fueron más tardíos, ya que a la histórica presencia carlista en el consistorio baracaldés se unió la influencia ejercida por muchos de los empresarios, forzando a sus empleados para que apoyasen a los partidos monárquicos. De este modo, hubo que esperar hasta 1918 para que el municipio contase con un alcalde nacionalista vasco (Juan Garay), hasta 1931 para que lo fuese un republicano (Simón Beltrán) y hasta 1936 para que lo fuese el socialista Eustaquio Cañas. Durante la Guerra Civil Barakaldo permaneció leal a la República hasta el 22 de junio de 1937. La anteiglesia fue testigo de un episodio destacado, la rendición del batallón Gordexola, tras evitar la destrucción de las instalaciones de Altos Hornos de Vizcaya. 54 personas murieron en el bando franquista durante la guerra (29 ejecutadas y 35 en los combates) y unas 500 en el bando republicano (unos 50 ejecutadas y el resto víctimas de los bombardeos que sufrió la anteiglesia o en los combates antes o después de la ocupación de la anteiglesia.

Los años del franquismo, tras una primera fase de estancamiento, conocieron un nuevo y espectacular despegue de Barakaldo gracias al desarrollo industrial y a la gran necesidad de mano de obra, tanto en la industria como en la construcción. Este despegue condujo hasta la anteiglesia a decenas de miles de personas procedentes de la mayor parte de las regiones españolas. Los 36.165 habitantes de 1940 se habían convertido en 77.802 en 1960 y en 117.422 en 1981. Las dos primeras décadas del franquismo las condiciones de vida y de trabajo fueron muy duras por las consecuencias de la guerra y la represión y la vigilancia ejercida por las nuevas autoridades, especialmente el alcalde Llaneza que combinó populismo y mano dura. A partir de mediados de los años sesenta, se apreciaron importantes cambios tanto en el terreno asociativo, con la proliferación de sociedades populares, grupos de danza y de montaña, como en el reivindicativo. Hay que destacar, en ese sentido, las movilizaciones de las asociaciones de vecinos exigiendo unas condiciones de vida dignas (agua corriente, escuelas, zonas de recreo) y la reaparición de un nuevo movimiento obrero articulado fundamentalmente en torno a Comisiones Obreras. Los problemas urbanísticos, los intentos de AHV de someter a la corporación a sus intereses, provocaron graves tensiones en el ayuntamiento y se sucedieron varios alcaldes a lo largo de los últimos años del franquismo.

El final de la dictadura coincidió con el declive económico de Barakaldo y el cierre paulatino de sus empresas más emblemáticas, incluido AHV. Esta situación provocó el inicio de una fase de decadencia que se prolongó hasta los primeros años del siglo XX. Su muestra más evidente es que el año 2001 el municipio sólo pudo contar a 94.478 vecinos, 23.000 menos que en 1981. El paro (un 29,8% en 1996) y el envejecimiento de la población también fueron otros rasgos de este último periodo. La corporación municipal poco pudo hacer en los primeros años para solucionar dicha situación. La revitalización de la anteiglesia vino, paradójicamente, por el sector servicios, a través de las grandes superficies comerciales, la Feria de Muestras y las pequeñas empresas auxiliares y por la recuperación de los espacios antes dedicados a la actividad industrial. Si en las primeras elecciones municipales democráticas el nacionalista Josu Sagastigoitia ocupó la alcaldía, desde 1983 ésta ha estado siempre en manos socialistas, primero con José María Rodríguez Orrantia, luego con Carlos Pera y, desde 2004 con Tontxu Rodríguez. El predominio electoral socialista ha sido una constante en este periodo, solo socavado por los nacionalistas vascos en unos pocos llamamientos. La relación entre las dos principales fuerzas políticas baracaldeses ha oscilado de los pactos al enfrentamiento, en ocasiones sin solución de continuidad.

  • AIZPURU, Mikel. Barakaldo. Una ciudad industrial. Esplendor, crisis y renovación (1937-2004), Bilbao: Beta II Milenio, 2010.
  • AIZPURU, Mikel. Barakaldo. Una ciudad industrial. Auge y consolidación (1900-1937), Bilbao: Beta III Milenio, 2010.
  • ALVIRA, Mikel; SAGASTI, A.; SÁEZ, T. Barakaldo: iragana eta oraina, Barakaldo: Ayuntamiento de Barakaldo, 2007.
  • IBÁÑEZ, Mikel. Barakaldo, Bilbao: Diputación Foral de Vizcaya, 1994.
  • IBÁÑEZ LÓPEZ, C. Historia general de Barakaldo, Barakaldo: Librería San Antonio, 1991.
  • OLABUENAGA, Mitxel. "Organización del territorio (Ordenanzas de 1614)". Ezagutu Barakaldo [Web]. [Fecha de consulta: 10-12-2012].

MAM 2012

Con un centro urbano que sería San Vicente de Barakaldo y una barriada importante fuera de su radio de acción, El Regato, la totalidad de las antiguas cofradías que formaban el municipio han pasado ya ha formar parte del núcleo de lo que es, en la práctica, uno de los términos más importantes de toda la comunidad autónoma vasca. Actualmente, y tras la desanexión de Alonsotegi, la mayoría de su población gira en torno a un hábitat urbano y fabril que articula todas las funciones administrativas de una zona que tras el desarrollo industrial de fines del siglo XIX y gran parte del XX perdió una parte importante de su patrimonio.

La iglesia Parroquial de San Vicente se encuentra documentada en el año 1322, aunque los vestigios más antiguos que conserva son de mediados del XV y su estructura básica se remonta ya a la primera mitad del XVII. En general nos encontramos con un templo de nave única y planta rectangular, torre a los pies, cabecera rectangular, pórtico en sus muros oeste y parte del sur, sillería y cubierta a dos aguas. Para saber más visite el artículo dedicado a este templo en la enciclopedia.

En el barrio de El Regato se encuentra la Iglesia de San Roque construida muy próxima a la ermita de la misma advocación que ya existiera en este barrio desde el siglo XVII. Además tenemos otros tres templos religiosos. La Iglesia de San José es una construcción de 1940 y obra de Ricardo Bastida, que tomo su patronato del proyecto fallido que Casto Zavala pretendía edificar a finales del siglo XIX en el barrio de Desierto. Tiene tres naves, ábside circular y torre a los pies que hace de pórtico en su parte baja. En su interior los arcos apuntados articulan tramos y naves, salvo las capillas laterales de los muros que se resuelven en medio punto. Se utiliza ladrillo en parte de su estructura y destaca el mural de la cabecera con la vida de San José y de cadencia renacentista.

La Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en Retuerto, fue construida en los años cuarenta del siglo XX, cerca de la antigua ermita dedicada a San Ignacio de Loyola. Durante varios años ambos templos permanecieron edificados, aunque el antiguo cerrado al culto. De única nave y capillas laterales, tiene adosada al ábside poligonal una alta torre sobre la que se yergue la gran imagen del Sagrado Corazón. Toda su decoración sigue un planteamiento clasicista y cuenta con murales en algunos tramos de la cubierta y capillas laterales, cuadros de San Pedro, San Pablo, San José y la Virgen en la cabecera, bajo la que se encuentra la capilla de la familia Garay Sesumaga (comitente del edificio), un retablo mayor de cemento de escaso valor con talla del Sagrado Corazón y también tallas de San Ignacio de Loyola, San Isidro Labrador y San Antonio. Por último el Sagrado Corazón de María, en Burceña, vuelve a repetir patrones clasicistas en su construcción interior y exterior, aunque participa también de repertorio barroco, sobre todo en su torre de estilo herreriano.

De las ermitas hablaremos de las cinco que aún quedan en pie, aunque las desaparecidas son más que las que han sobrevivido. Santa Águeda está relativamente apartada del núcleo urbano y su documentación más antigua data de fines del siglo XVI, época de la que conserva aún gran parte de su estructura de estilo renacentista, mientras que su cubierta, de lunetos, la espadaña y la sacristía son del XVIII y el pórtico del XIX. Podemos hablar de iglesia dadas sus dimensiones y sus características esenciales son: planta alargada de una nave en cuatro tramos, cabecera recta, mampostería exceptuando vanos y esquinas, sacristía adosada al testero, espadaña a los pies y pórtico en el muro norte. Todos los arcos (fajones, formeros, vanos, etc.) se articulan en medio punto, salvo un vano conopial de los denominados de asiento en el coro. En cuanto a mobiliario presenta un retablo mayor de estilo rococó, con un piso, tres calles y ático, que alberga imagen de la patrona, Cristo, en el ático, del siglo XVII y Santa Ana, Virgen con el Niño y Santiago Matamoros, todas ellas romanistas. Posee tres tallas de gran interés: un Cristo neoclásico de madera policromada, también de madera Santa Quitería de finales del gótico, y como elemento clave una pieza en alabastro de Santa Margarita, posiblemente de fines del XV y de factura francesa, única en la provincia.

La Ermita de Nuestra Señora de la Natividad, en Burceña, es lo único que queda en pie de un antiguo convento de mercedarios, y de nuevo nos encontramos con un templo de amplias dimensiones, nave única en cuatro tramos y cabecera recta. Es de mampostería, salvo la fachada principal, con estuco al interior imitando sillería, la cubren bóvedas de cañón rebajado y todos sus vanos son de medio punto salvo un óculo a los pies sobre el coro. Dos son los elementos importantes del templo, ambos muy clasicistas: la fachada que alberga acceso en medio punto, pilastras cajeadas, hornacina, entablamento y espadaña con pináculos de bola; y la pequeña capilla sepulcral de la familia Llanos, en la que aparece su escudo de armas sobre arcada ciega de medio punto, frontón y pináculos, siguiendo la estética del frente exterior. El conjunto se podría datar en el siglo XVII. En arte mueble su retablo mayor, barroco, con columnas salomónicas, decoración vegetal de viñas, banco, tres calles, ático y sobrecalles, contiene un San José, San Antonio, Cristo y Padre Eterno, todos barrocos y en un lateral una copia de un Murillo del siglo XVIII.

San Martín es un pequeño edificio rectangular adaptado al desnivel del terreno con acceso en medio punto y escaleras. A dos aguas y mampostería tiene a sus lados pequeños estribos más decorativos que arquitectónicos dado su pequeño tamaño. Santa Quiteria, construida en 1914, de planta rectangular y mampostería y poco interés arquitectónico completa las ermitas. Queda sólo hablar brevemente del Cementerio de San Vicente, construido ha finales del siglo XIX por Casto de Zavala.

En primer lugar se va ha hacer referencia a los restos de casas-torre que aún sobreviven en una de las zonas más intensas en cuanto a los movimientos banderizos bajomedievales se refiere y en el que en un pasado se pudieron contabilizar un gran numero de ellas, en su mayor parte desaparecidas.

La torre de Susunaga es un edificio de corte militar que tras el paso de los conflictos de bandos se transformó en vivienda residencial de corte aristocrático, aunque conservando parte de sus características originales. Actualmente es un cubo de dos alturas y cuatro vertientes, con sillería en esquinas y vanos, siendo el resto mampostería. Tiene un acceso lateralizado en medio punto con grandes dovelas y escudo en su clave y algunos vanos interesantes como un balcón en doble arco de medio punto que ha perdido el mainel y moldurado con pomas, un arco conopial, otro trilobulado y alguna aspillera. Presenta una insólita decoración en bajorrelieve en su fachada principal, en alguno de los sillares de las esquinas (un jabalí, un cazador, un perro y una serpiente de dos cabezas), datada en el siglo XVI y algo posterior a la construcción inicial de la torre en piedra, que sería gótica.

La torre de Zubileta ha ido perdiendo su imagen de torre para pasar a ser un caserío con vestigios militares. Actualmente en ruina, aún conserva su planta cuasi cuadrada, los sillares esquinales, la amplia potencia de sus muros y algunos elementos concretos que denotan su pasado tardomedieval-renacentista (uno de sus accesos presenta patín original, varios vanos escarzanos y aspilleras, alguna de ellas cegada), siendo lo más reseñable una ventana geminada en arcos ligeramente apuntados y parteluz con arista matada y al interior convertida en vano de asiento. Estructuralmente se presenta con tres alturas y tejado a doble vertiente.

Otro edificio destacado es la torre de Lurquizaga, actualmente caserío que sólo conserva del original la parte baja. Sus vestigios primitivos se contabilizan en muros perimetrales bajos, acceso en medio punto moldurado y aspillera en sillar. Se presenta con planta cuadrada, tres alturas, doble vertiente y mampostería en su zona alta.

Los restos de la torre de la Patilla (algún muro y encuadres) y la de Aldeko (lienzos de muro y un acceso en arco de medio punto) se suman al escaso patrimonio de tradición banderiza conservado.

Sólo el palacio Larrea se puede considerar arquitectura culta anterior a la segunda mitad del siglo XIX. De tipología barroca y construido en el siglo XVIII, no se aleja de lo que las normas constructivas de este período marcaban y vuelve a repetir de forma reiterativa soluciones funcionales y estéticas vistas en todo el territorio. Tiene tres alturas marcadas por imposta de placa lisa, cubierta a cuatro aguas, volumen cúbico y fachada blasonada. Combina mampostería y sillar, sus vanos se enmarcan en recerco de orejetas y en su acceso hay dos tallas en piedra representando verracos. Es el antiguo solar de la familia Larrea donde, al menos hasta la segunda mitad del siglo XVIII existió la casa-torre de este nombre.

Del transito de esa arquitectura aún vinculada con el Antiguo Régimen y las nacientes tendencias promovidas con la llegada de nuevos planteamientos quedan el palacio San Vicente, que recoge los gustos eclécticos de nuevo cuño, aunque sin despegarse de la tradición neoclásica, y el palacio Munoa de estilo Segundo Imperio.

Fue la industrialización la que marcó el devenir de Barakaldo en el último siglo y medio y los vestigios arquitectónicos que nos han quedado, si bien no tienen un interés artístico elevado, sí son elementos importantes por su condición de reflejo de una época. Las primeras construcciones residenciales de tipo obrero de interés que aún se mantienen en pie son las denominadas casas Uría, Arrazola y Loizaga, de fines del XIX y que como elementos diferenciales tienen sus estructuras sustentantes en madera y se trabajan en mampostería y ladrillo.

También en estos años las Casas de la Orconera ponen en práctica las teorías británicas que eran el preludio de la futura ciudad-jardín. De varios bloques bifamiliares con dos pisos, doble vertiente, jardín delantero y huerta trasera, junto con los pabellones rehabilitados de la antigua fábrica para la que fueron construidas, constituyen un complejo patrimonial industrial de alto nivel. Siguiendo una tipología propiamente inglesa y con el rasgo significativo de Manuel María Smith, su arquitecto, se construyeron entre 1916 y 1918 dos hileras en forma de L de casas de Altos Hornos de Vizcaya, unifamiliares, adosadas, con pequeño jardín en la parte delantera, patio zaguero y que presentan entramado de madera ficticio en su piso alto y arco de ladrillo sobre los vanos. Siguen la estética de las denominadas casas baratas.

Del año 1925 son el Grupo Hogar Futuro, del que quedan pocos ejemplares y en general son bifamiliares, de dos pisos con balcón y con algún elemento decorativo un tanto exótico en este tipo de construcciones (vanos enmarcados en alfiz o soportal en arco rebajado) y, de 1931, se construye la Cooperativa Villa Róntegui, de nuevo casas adosadas en hilera, de dos alturas y un pequeño desván y huerto trasero. Este tipo de viviendas fue degenerando en el clásico bloque de piso, más rentable económicamente, y su evolución proporcionó ejemplos como la Cooperativa La Cruz o el número 1 de Ramón y Cajal, ambas aunque vivienda obrera con deudas con la tradición culta en su exterior.

También esta forma de distribución en pisos al igual que en otros lugares dio lugar a bloques más desarrollados artísticamente hablando y de pretensiones más solemnes, como los números 5, 6 y 7 de Herriko Plaza ecléctica con regusto clasicista y el número 11 de Bizkaia. Toda referencia de importancia a la arquitectura rural ha desaparecido en la expansión moderna, y como vestigios de caseríos con algún interés citaremos Santa Águeda, Linaza y Aldanazarra .

Esta expansión industrial propició también un gran número de infraestructuras de tipo comunitario de la más variada funcionalidad, de las cuales nos haremos eco. Ante todo las escuelas, con el desarrollo demográfico durante finales del siglo XIX y el XX tienen buenos ejemplares, aunque muchas hallan perdido su funcionalidad inicial.

Las Escuelas Salesianas, de 1898 y actual Batzoki, son un edificio de planta alargada, cuatro alturas y desván y ecléctico en su variedad de elementos decorativos, pero con aire revivalista en su tipología estética, combinando piedra, madera, ladrillo o enlucido. Su primer piso combina arcos carpanel con medio punto y el resto de las luces son adinteladas salvo la salida al balconcillo del tercer piso que presenta vanos de medio punto geminados.

La escuela Juan Ignacio Gorostiza sigue con el estilo revivalista, pero en la década de los años veinte del siglo XX, y se presenta como un bonito edificio alargado con dos torres en los extremos de corte militar, decoradas con pináculos e imitación de garitones en las esquinas, recordando arquitecturas renacentistas. Combina vanos en dintel y en medio punto y sus torres tienen escudos.

Señalaremos también el colegio Bituritxa de mediados de XX, con torreón en su parte central. El asilo de la Fundación Miranda data de 1914, tiene planta en U y amplio jardín a su alrededor. Es de una sola altura y se presenta ecléctico con estética clasicista y neogótica. De amplia distribución, tiene varios cuerpos entre los que se destacan el pabellón principal, la capilla y las habitaciones. El Matadero Municipal de 1913 con aire mudéjar por su utilización masiva de ladrillo y la Alhóndiga de El Desierto competan el apartado.

Como gran urbe que se precie sus calles están jalonadas por diverso mobiliario urbano, aunque sólo nos vamos a ocupar de algunos de los ejemplos más interesantes. La Fuente del 14 de Julio, que data del año 1888 y consta de un pilar con imagen de metal en su cima, dos monumentos de Lucarini, uno dedicado a Fernando Ibarra y otro a Manuel Gómez y otras dos esculturas de Oteiza y Larrea despuntan sobre el resto. Un elemento curioso en el municipio es la proliferación de kioscos de música, con un total de cuatro.

El más importante es el kiosco de la Plaza de los Fueros, con traza semiovalada, una gran visera de la misma forma y su fondo en vidriera. El Kiosco de Retuerto es un bonito ejemplar octogonal de forja, con linterna sobre su cubierta y abierto en todo su perímetro. Siguiendo esta misma tipología pero más grande y elevado está el denominado de San Vicente y por último, el de Zuazo, de nuevo similar, aunque con más proliferación de madera.

Mención aparte merece el puente de Kastrejana, sobre el río Kadagua a su paso por este barrio, y que en su momento fue un punto de tránsito importante en el camino que unía Bilbao con Balmaseda. De un único ojo en arco de medio punto y gran luz, está trabajado en su integridad en sillería con perfil ligeramente alomado. Tiene grandes similitudes con el de Balmaseda y tanto su tipología como la documentación lo datan en torno a finales del siglo XIV o principios del XV. Una vieja tradición local lo denomina el Puente del Diablo.

Cuenta Barakaldo con varias presas, tres de ellas de hormigón y de grandes dimensiones, Artiba, Nocedal y Gorostiza, las primeras rectas, mientras la última es de arco y la de Kastrejana, en sillería y arco, y de pequeñas dimensiones.

  • ARREGI AZPEITIA, G.: Ermitas de Bizkaia. Vol. II, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1987, 524 pp.
  • BARRIO LOZA, J. A.(dir.): Bizkaia: Arqueología, urbanismo y arquitectura histórica. Vol. III. Bilbao y su entorno. Las Encartaciones, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1989.
  • IBÁÑEZ GÓMEZ, M.: Monografías de pueblos de Bizkaia. Barakaldo, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1994, 298 pp.
  • IBARRA Y BERGE, J.: Catalogo de Monumentos de Vizcaya, Bilbao, Junta de Cultura Vasca, 1958, 2 v.
  • VV.AA.: Kioscos de Música de Bizkaia, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1994, 72 pp.
  • VV.AA.: Fuentes públicas de Bizkaia, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1990, 124 pp.
  • VV.AA.: Presas de Bizkaia, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1990, 115 pp.
  • ZABALA URIARTE, A. (dir.): Monumentos de Bizkaia. Vol. IV. Encartaciones-Bilbao, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1987, 304 pp.

MCG 2003

Celebra fiestas de San Roque el 16 de agosto. Excursión campestre, bailes populares, etc. También se celebra el día del Carmen -16 de julio- y el de Santa Teresa en el barrio de su nombre.

IEZ

Siete parroquias, arciprestazgo de Barakaldo, diócesis de Bilbao, archidiócesis de Burgos. Seis ermitas: Antolín, Roque, Concepción, Lucía y Águeda. Hay otras dos parroquias: Alonsotegi y Castrejana, que pertenecen al arciprestazgo de Bilbao-Abando y a la misma diócesis y archidiócesis.

La primera iglesia cristiana del lugar, San Vicente Mártir -fundada según tradición por D. Galindo Retuerto, Lope González de Zorroza y el primogénito de la casa de Baracaldo (Sancho López), en el siglo XIV- perteneció originariamente a la diócesis de Valpuesta y luego a la de Burgos; en la segunda mitad del siglo XII se la disputaron las diócesis de Burgos y Calahorra y debió de quedar para esta última, en el límite occidental del obispado. Se desmembró de la de Erandio debido al brazo de mar que las separaba y parece ser que también perteneció a la jurisdicción de Santurce, según se desprende de la carta puebla concedida por D.ª M.ª Díaz de Haro, señora de Vizcaya en 1322 a Portugalete (Iturriza: Historia General de Vizcaya, Barcelona, 1884, p. 533-4).

Las décimas las cobraban sus fundadores y sus descendientes; en una época indeterminada pasaron a manos de los Butrón y por éstos a D. Lope García de Salazar, autor de las conocidas Bienandanzas.... En 1486 el patronato de esta iglesia estaba entre varios "diviseros". El arriendo de sus diezmos era de 20.000 maravedís. Tenía también un Convento de Mercedarios Descalzos llamados del Buen Suceso en el barrio de Burceña, del que apenas quedan vestigios, ya que fue destruido durante la primera carlistada. Fue la primera comunidad de religiosos que se estableció en el señorío de Vizcaya. Se asentó en las tierras de D. Fernán Pérez de Ayala, señor de la alavesa Ayala, del castillo de Luchana, cedidas por éste en compañía de su hijo, el Canciller D. Pero López, el día 4 de mayo de 1384, cuando Barakaldo aún dependía de Somorrostro. La donación comprendía la casa torre e iglesia de Santa María de Burceña, junto con otras tierras.

En el siglo XVIII los frailes de Burceña trataron de adquirir derechos sobre las tierras comunales por lo que se promovió un pleito entre éstos y los vecinos. Se permitió al convento plantar hasta 400 árboles en terrenos comunales, pero sin adquirir ningún derecho sobre las tierras (1799). En 1782 eran patronos diviseros de esta iglesia el marqués de Valmediano, D. Atanasio de Castaños, D. Francisco Antonio de Salazar, D. Juan Rafael de Mazarredo y D. Josef Ramón de Echévarri. En el s. XIX eran patronos los sucesores de los arriba mencionados; los de los tres primeros presentaban los beneficios sin concurrencia de los demás, dos sextas partes eran percibidas por el sucesor de Castaños y una sexta cada uno de los otros dos, separándose antes 40 ducados para la fábrica.

IEZ