Villes

MENDARO

Municipio de Gipuzkoa, formado por los barrios Azpilgoeta, Garagarza, Mendarozabal y Plaza. Está situado en la parte noroeste de la provincia, próximo a Vizcaya. El río Deva, verdadero eje del valle, lo atraviesa en dirección de sur a norte El valle abarca el espacio comprendido entre el lugar de Alzola y el punto de Sasiola. En ambas márgenes del río se sitúan las 3 aldeas de que consta el valle. El valle está rodeado de montañas -Arno, Gantxipixa-, aunque no lo son de gran altitud. El río Arrona, que forma un verdadero valle encajonado, desemboca en el Deva a la altura de Mendaro-Garagarza.


Ver mapa más grande

En la provincia de Gipuzkoa predomina, sobre todos los demás, el terreno secundario con sus formaciones triásica, jurásica (con inclusión en éste del sistema liásico) y la cretácea, que es la que más prolifera en la provincia. Es precisamente a esta última (el cretáceo) a quien pertenece la cuenca entera del Deva. En la Zona del valle de Mendaro se presenta en forma de calizas macizas de color gris azulado. Su casco urbano se halla enclavado sobre terreno aluvial formado por el río Deva, y también, sobre caliza recital masiva.
Componen el valle Azpilgoeta, que perteneció a Motrico, Mendarozabal, de Elgóibar, y Garagarza, posesión primero de Deva y luego de Elgóibar. Hay aproximadamente 65 caseríos.

1960: 881 h.; 1970: 1.130; 1981: 1.752 de derecho y 1.744 de hecho. De los cuales 467 son solteros, 404 casados y 28 viudos. Y 388 solteras, 399 casadas, 65 viudas y 1 divorciada/separada. En 1986 su población era 1.583 h. de derecho y 1.564 de hecho. En 1989 tiene 1.541 h., de los que 786 v. y 755 m. En el Padrón municipal a 1 de enero de 2000 posee: 1.378 habitantes.

Población según la relación con la actividad económica 1981.

Activos Inactivos Contados aparte
Ocupados Parados
430 v.
93 m.
53 v.
20 m.
404 v.
750 m.
12

Tasas de actividades y paro por sexo en 1981.

En Propiedad
- Pagada
- Con pagos pendientes
298
27
Facilitada por el empresa 4
En alquiler
- Sin muebles
- Con muebles
110
3
Otra forma 10

Por medio del valle pasa la carretera nacional 634 de San Sebastián a La Coruña. También pasa el tren de Ferrocarriles Vascongados, que va de San Sebastián a Bilbao.
L. L. Bonaparte, en 1863, la clasificó en el euskera guipuzcoano y, dentro del mismo, en el subdialecto septentrional y variedad de Azpeitia. En el primer tercio del s. XIX, Añibarro la incluye, a efectos de predicación, en una lista de localidades cerradamente vascoparlantes (Varios: "Geografía Histórica de la Lengua Vasca", Auñamendi, 1960, t. I, pp. 44-60). En la actualidad ( 1970) el número de vascófonos asciende a 940 personas, representando al 75 por 100 de su población agrupada y a la totalidad de la diseminada (Pedro de Yrizar: "Los dialectos y variedades de la lengua vasca", sep. "Boletín de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País", 1973, p. 29). Según el censo de 1981 hay los siguientes hablantes:

Erdaldunes 422
Euskaldunes
- Alfabetizados
- Algo Alfabetizados
- No alfabetizados
499
533
129
Casi euskaldunes
- Alfabetizados
- Algo Alfabetizados
- Pasivos
26
66
33

Población según el conocimiento del euskara y sexo en 1981:

  Hombres Mujeres
Comprensión
- No comprende
- Con dificultad
- Bien
Habla
- No habla
- Con dificultad
- Bien
Lectura
- No lee
- Con dificultad
- Bien
Escritura
- No sabe
- Con dificultad
- Bien

225
59
592

246
50
580

343
205
328

383
232
261

197
48
587

209
42
581

300
203
329

344
223
265

En 1987 conoce y habla el euskara un 70 % de la población.
Agricultura y ganadería. Industria de máquina-herramienta con sus auxiliares, químicas y calderería y rótulas.
Ikastola. El n.º de alumnos en el curso 1983-1984 era: 64 en preescolar y 205 en EGB. En 1987 la ikastola tenía 209 alumnos y alumnas. Hay parvulario.
Son célebres sus bizcochos y su chocolate a la antigua usanza. Sobre sus chocolateros véase los «Cuadernos de Sección» de la SEV, Antrop., n.º 3.
Casa de cultura en las antiguas escuelas del barrio de Azpilgoeta. Dispone de los servicios siguientes: Biblioteca, sala de conferencias con una capacidad de 90 personas, aula de euskera y sala de exposiciones. Sociedad «Guruzpe». Club de fútbol «Kilimón». Tres sociedades gastronómicas.
Celebra ferias todos los viernes por la mañana. Fiestas patronales en Santa Ana y romerías a la Trinidad, Aingeru Guarda y Santa Isabel.
El escudo se elaboró en 1983. Representa un puente bajo montañas y sobre ondas, al pie unas espigas.
V. LONGA, Lucas; MUGUERTZA AZPIAZU, Eusebio.
En la caverna Aitzbeltz, del monte de este nombre, hay un yacimiento prehistórico que fue descubierto el año 1918. En la caverna Aizkoltxo, situada en la colina que lleva este nombre, fue descubierto un yacimiento prehistórico el año 1917.
En Garagarza sobresale la iglesia de la Purísima Concepción. En 1757 Ignacio de Ibero planteó las reformas a realizar en este templo. Además de disponer un presupuesto realizaría un diseño para los tejados, coro y escalera. En 1765 la obra de cantería de la remodelación de la sacristía, presbiterio y apertura de ventanas recayó en Bartolomé de Izaguirre, mientras que de los tejados se encargaría José de Uría. La reconstrucción finalizaría en 1767. Es, por tanto, una realización de carácter prácticamente neoclásico, con planta rectangular y una sola nave. La torre, cuadrada, se sitúa a los pies del templo, disponiéndose a los lados un cobertizo. En dependencias parroquiales se guardan una efigie de María Magdalena, otra de la Virgen de la Soledad y, finalmente, un Cristo yacente, realizaciones todas ellas pertenecientes al siglo XX y de modesta factura. Muy próximo al edificio señalado, el convento de San Agustín fue fundado en 1561 por Pedro de Yartua. Con planta en forma de T, en su fachada principal existen dos accesos, ambos de carácter adintelado.

En el conjunto de Lasalde destacan los caseríos Lasalde Torre y Lasalde Ederra. El primero de ellos fue en origen una casa torre, habiéndonos llegado como único vestigio el acceso apuntado y algunos de sus vanos, apuntados unos, geminados otros. En cuanto al segundo, pese a las reformas sufridas, presenta una inscripción que señala una restauración realizada en 1693. Además, el caserío Goikoetxe Kuku conserva dos puertas en forma de arco apuntado, en evidente referencia a su carácter original.

La ermita de Santa Ana se emplaza en un lugar estratégico, razón por la cual se ha señalado su posible relación con una antigua atalaya. En cualquier caso, y pese a la modestia constructiva que demuestra, se trata de una realización de cierto interés. La ermita de Santa Isabel es más modesta, hallándose relacionada con la casa solar de Etxabe, que conserva como acceso un arco apuntado.

La otra entidad que conforma la localidad, Azpilgoeta, tiene como edificio más destacable la iglesia de Santa María de la Asunción, edificio de planta rectangular y una sola nave también. Además, también en este caso la torre se sitúa a los pies del templo, sirviendo su base como acceso principal, mientras a los lados se sitúan los habituales cobertizos. Se conserva en dependencias parroquiales una Virgen de la Soledad, realización del siglo XX que posee en realidad escaso interés. En las proximidades de esta iglesia hallamos la Fábrica Chocolate, edificio de carácter industrial no exento de interés. Por otro lado, el caserío Ospaz Torre fue casa solar, manteniendo de su origen medieval un acceso con forma de arco apuntado y algunas ventanas geminadas.

En Mendaro Zabal conviene reseñar la ermita de la Trinidad, realización del siglo XVIII. Por otro lado, la ermita del Ángel de la Guarda es una modesta realización que se localiza en la zona de Plaza. El caserío Artañola fue la casa del ferrón en una ferrería de idéntico nombre. Por otro lado, el caserío Idiazabal posee un pórtico de arcos, siendo igualmente destacable el caserío Arnoate.

Bibliografía:
  • Aldama Gamboa, José Patricio: "Historia de Mendaro: de la Prehistoria al siglo XVII", in Aldama Gamboa, José Patricio; Iriarte González, José María; Aguirrezkuenaga Zigorraga, Josefa: Historia de Mendaro, Ayuntamiento de Mendaro, Bilbao, 1993, pp. 119-121, 122-125, 142-143 y 160-161.
  • Astiazarian Achabal, María Isabel: Arquitectos guipuzcoanos del siglo XVIII. Ignacio de Ibero, Francisco de Ibero, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1990, pp. 17, 158, 163, 164, 207, 336 y 339.
  • Cendoya Echániz, Ignacio: La Semana Santa en Gipuzkoa. Estudio histórico-artístico, Cuadernos de sección, Artes plásticas y monumentales nº 13, Donostia, Eusko Ikaskuntza, 1995, pp. 189, 193, 195 y 205.
  • Isasa, Pedro; Linazasoro, Iñaki: Gipuzkoako Udaletxeen Marrazkiak = Dibujos de las Casas Consistoriales de Gipuzkoa, Donostia, Kutxa, 1995, pp. 140-141.
  • Peña Santiago, Luis Pedro: Las ermitas de Guipúzcoa, Navarra, Txertoa, 1975, pp. 80 y 132-134.
  • Urteaga Artigas, María Mercedes: Guía histórico monumental de Gipuzkoa, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1992, pp. 215-217.

  • Ignacio CENDOYA ECHÁNIZ
    Profesor de la U.P.V.-Euskal Herriko Unibertsitatea
    Seguimos a Gorosábel del que recogemos lo siguiente:
    Jurisdicción de los alcaldes de ferrerías. En este valle hubo antiguamente alcaldes llamados del fuero de las ferrerías, sobre cuya jurisdicción se suscitaron algunas diferencias con los ordinarios de la villa de Elgóibar. Para obviarlas, el concejo general de vecinos de esta última y los dueños de las ferrerías del mismo otorgaron el 6 de enero de 1484 una escritura de concordia, que fue confirmada por los Reyes Católicos, librando en Valladolid el 9 de octubre de 1485 la correspondiente real provisión. Segun ella, los casos en que dichos alcaldes de ferrerías debían tener jurisdicción eran los siguientes. 1.° En las causas pertenecientes a los ferrones, carboneros, conductores de carbón, vena y fierro, y los demás braceros que tuviesen salario por sus trabajos en las ferrerías. 2.° En las cuestiones que hubiese entre los arrendatarios de las ferrerías y los ferrones y los demás braceros de ellas. 3.° Respecto de los contratos que los ferrones hiciesen con vecinos de fuera del distrito de la villa de Elgóibar sobre compras de montes, préstamos de dinero para hacer carbón, compras de este combustible o ventas de fierro. 4.° Por hurtos de fierro y vena cometidos entre las ferrerías y punto de descarga de dicho mineral en Irurogen, siendo los delincuentes de fuera de la jurisdicción de la villa de Elgóibar.
    Diferencias entre Motriku y Elgoibar. La villa de Motriku tuvo en tiempos antiguos algunas diferencias y pleitos con la de Elgóibar y el señor de Olaso sobre la jurisdicción de la parroquianía de Azpilgoeta, de la primera. Consta, en efecto, que la primera demandó a Martín Ruiz de Gamboa por caso de hermandad ante la provincia sobre haber ejercido en dicho barrio actos de jurisdicción contenciosa, no siendo más que una persona privada. También aparece que la junta general celebrada en la villa de Tolosa el 4 de febrero de 1446 determinó este asunto, declarando que correspondía a la villa de Motriku la jurisdicción de dicho distrito. Este valle tuvo otro pleito con los habitantes de la propia aldea sobre la asistencia al juzgado de ella, y también sobre las levantadas de gente, alardes y servicio debajo de la bandera de la misma. La junta general celebrada en Elgóibar el 22 de abril de 1516 resolvió ambos puntos, declarando que los de Azpilgoeta, como vecinos de Motriku, tenían obligación de acudir a esta villa para todos los mencionados efectos. Algunos años después Motriku demandó a Elgóibar en el corregimiento de la provincia, pretendiendo la declaración de corresponderle la jurisdicción privativa en el barrio de la Plaza de Mendaro, término de la parroquianía de Azpilgoeta. El expediente concerniente a este asunto no descubre el resultado definitivo que tuvo en aquella ocasión. Se renovó esta cuestión entre ambas villas en el año de 1724 en virtud de queja producida a las juntas generales celebradas en la villa de Segura en el mismo. Formóse por la diputación el correspondiente expediente instructivo, de cuyos antecedentes aparece que tanto el alcalde de la una villa como de la otra habían ejercido actos de jurisdicción en dicho punto acumulativamente y a prevención. Pero al fin se terminó esta diferencia por medio de una escritura de concordia otorgada en 20 de octubre de 1731, cuyos capítulos se redujeron a lo siguiente. 1.° Que la jurisdicción de ambos partidos fuese acumulativa, recíproca y preventiva en los casos criminales repentinos y prontos de cólera; y también de asechanzas, alevosías y desacatos a la justicia. 2.° Que en todo lo civil y político, así como también en los casos criminales no señalados precedentemente, cada partido siguiese a la respectiva villa. 3.° Que cuando los alcaldes de Motriku y Elgóibar concurriesen en este valle de Mendaro tengan la urbanidad, atención y recíproca correspondencia en la preferencia, el de Elgóibar en la parte de Motriku, y el de esta villa en la de aquélla. 4.° Que consiguiente a esta declaración, el alcalde de Elgóibar hubiese de preceder al de Motriku en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Azpilgoeta, y otro tanto el de Motriku al de Elgóibar en la basílica de la Trinidad de esta última jurisdicción. La propia escritura señala después los límites de los respectivos territorios jurisdiccionales de ambas villas.
    Diferencias entre Motriku y Deba. Las villas de Motriku y Deba otorgaron así bien el 4 de febrero de 1732 otra escritura de concordia concerniente al propio asunto del valle de Mendaro. Se convino por ella en reconocer recíprocamente las mismas atribuciones jurisdiccionales consignadas en la antes citada respecto de las dos villas que intervinieron en su otorgamiento. Se estipularon también en la misma iguales concesiones de urbanidad y cortesía, dando preferencia al alcalde de Motriku en la parroquia de Garagarza, convento de montas y ermita de Santa Ana; y lo mismo al de Deba en la iglesia de Azpilgoeta, cuando concurriesen juntos a actos religiosos. Esta escritura hace igualmente la demarcación de los linderos de las dos jurisdicciones de Motriku y Deba; cuyo pormenor no se pone aquí por no considerarse necesario, bastando la cita de la fecha de aquélla para resolver con su examen las dudas que con el tiempo pudiesen ocurrir sobre el particular, a que se refiere la misma.
    Entre Deba y Elgoibar. También las villas de Deba y Elgóibar tuvieron en un tiempo algunas cuestiones sobre la jurisdicción de este valle a causa de las entradas y salidas que hace el arroyo llamado Kilimon en partes donde no se pueden distinguir bien los límites de ellas. Pero se arreglaron igualmente por medio de una escritura de concordia otorgada en 24 de julio de 1709 ante Tomás de Gárate y Aizpurua, reducida a los capítulos siguientes. 1.° La jurisdicción de ambas villas contratantes será acumulativa en las dos orillas de dicho arroyo, quedando por límites divisorios de lo privativo. 2.° Así lo será de la parte de la villa de Deba desde el parejo de la torre de Lasalde hasta la basílica de Santa Ana, y desde allí hasta el río principal en que se incluye el puente mayor. 3. ° Será de la parte de Elgóibar desde la citada torre, siguiendo por la ermita de la Trinidad y plazuela de Mendaro-zabal, hasta el río principal. 4.° Todo lo poblado desde la casa de Lasalde, Garagarza y la calle hasta Rekabarren será también jurisdicción acumulativa. 5.° Tal jurisdicción dentro de los límites expresados se entenderá únicamente para los casos criminales repentinos de cólera, asechanzas, alevosías y desacatos hechos a la justicia, quedando en todo lo demás para el respectivo pueblo y su alcalde. 6.° Será también acumulativa la jurisdicción de ambos alcaldes desde la casa de Rementería e Irabañeta para los casos de daños y talas de montes. 7.° Siempre que ambos alcaldes de estas villas concurran juntos en este valle, se cederán recíprocamente los honores de la preferencia en su territorio, de manera que el de Elgóibar precederá al de Deba en la parroquia de Garagarza, convento de monjas y ermita de Santa Ana y San Antonio, y lo mismo el de Deba al de Elgóibar en la basílica de la Trinidad.
    Mendaro en el siglo XIX. En el s. XIX, y según relata Gorosábel, tenía en su conjunto de las tres aldeas cincuenta y siete casas de calle, ochenta y cinco caseríos de labranza, una ferrería y siete molinos harineros con 988 habitantes. En cada una de aquéllas había un alcalde pedáneo dependiente del ordinario de la respectiva villa a que pertenecía. Tenía escuela común y un solo cirujano, cuyas asignaciones se pagaban por las mismas proporcionalmente. Los habitantes de este valle se dedicaban principalmente a la labranza de los campos, al cultivo de la uva de parra, fomento de manzanales, higueras y otras frutas, para lo que le favorecía su buen terreno y clima templado. Sus montes abundaban de árboles encinos, robles, hayas, castaños y de otras clases, así como en caza de diferentes especies. El río Deba en su distrito era igualmente abundante en pescados, tales como angulas, corrocones, platuzas, truchas, anguilas, barbos, loinas, alguno que otro salmón, almejas o chirlas, y de otras varias clases.
    Elecciones municipales del 12 de abril de 1931. Barrio Garagarza: 2, coalición derechista (para Elgóibar); Barrio Azpilgoeta: 1 , nacionalista, art. 29 (para Motrico) [Ref. «El Día», 14-IV- 1931].
    Guerra de 1936-1939. En la guerra del 36 fue ocupada por las fuerzas nacionales en su avance por Guipúzcoa el 23 de septiembre de 1936.
    Siguiendo a Gorosábel sabemos que el territorio de que se componía este valle estaba repartido en dos parroquias anejas para todo lo eclesiástico y espiritual. Una, que era de la advocación de Nuestra Señora de la Asunción de Azpilgoeta, comprendía toda la jurisdicción de la parte de Motriku y Elgóibar con la extensión de dos leguas, y se hallaba servida por un cura párroco, que solía ser uno de los beneficiados de la matriz de Elgóibar. Se ignora la manera en que la iglesia de esta villa extendió su jurisdicción al territorio de aquélla, pero lo más verosímil es que procediera de haberla fundado con servicio de clérigo del cabildo de la misma, sea por el motivo que fuere. Toda la parroquianía de dichas dos jurisdicciones civiles pertenecía a la vicaría eclesiástica de Elgóibar y antiguo obispado de Calahorra, y sus feligreses contribuían para el culto y clero a la iglesia de la misma villa. En el barrio de la Trinidad había también una ermita de este nombre, la cual se cree que antiguamente tuvo concepto de parroquia. La otra actual es de la advocación de Nuestra Señora de la Concepción de Garagarza, extensiva solamente al territorio de este nombre, la cual correspondía antes a la diócesis de Pamplona. Estaba servida por un cura párroco, beneficiado de la matriz de Deba. En esta aldea de Garagarza hay un convento de monjas canónigas, fundado en 11 de octubre de 1561 por D. Pedro Abad de Yartua, beneficiado cura de la iglesia de San Bartolomé de Olaso de Elgóibar, Doña María San Juan de Yartua, Magdalena de Alzola y Arriaga. Domenja y Gracia de Andonaegui, por testimonio de Domingo de Arriola, escribano numeral de Elgóibar. Su institución fue como beaterio, y no consta cuándo se sometió a la regla de canónigas de San Agustín. La primera profesión de beatas se verificó el día 18 de marzo de 1565 por el doctor Alquiza, visitador general del obispado en virtud de la comisión que para el efecto se le confirió por el obispo de Pamplona, quedando nombrada de priora la citada Doña Domenja de Andonaegui. Esta aldea tiene dos ermitas, tituladas Santa Ana y San Antonio de Padua, que eran dependientes de la iglesia parroquial de la villa de Deba.
    Información estadística del municipio de Mendaro
    Fuente: EUSTAT (Instituto Vasco de Estadística.