Villes

LLODIO

Valle y municipio de Álava-Araba, de la cuadrilla de Ayala/Aiara, situado al norte de la provincia. Riega su término de suroeste a noreste el río Nervión con varios de sus afluentes. La capital, del mismo nombre, se encuentra en la parte central del término municipal, a la orilla izquierda del río. El relieve, en general, es algo montañoso oscilando sus alturas entre 718 al suroeste y 120 m. Las coordenadas geográficas son 0° 43' 10" de longitud y 43° 08' 25" de latitud (mapa catastral, hojas 61 y 86, 1:50.000), Mer. M. Limita al norte con los términos de Oquendo y Arrankudiaga (Bizkaia), al sur con los de Orozko (Bizkaia) y Ayala, al este con los de Arrankudiaga (Bizkaia) y Orozko (Bizkaia) y al oeste con el de Okendo y Ayala.


Ver mapa más grande

Su casco urbano se asienta sobre terrenos de rocas arrecifales y para-arrecifales. A1 N. del mismo se alza el monte Alpisu, constituido por rocas calizas, margas y areniscas.

Población 1960-1986. Ver cuadro. En el posterior estadillo están incluidos los habitantes de Isardio e Isusi, que son pequeñas entidades de población.

Censos. 1800: 2.236; 1877: 2.370; 1930: 2.837; 1940: 2.991; 1966: 2.292; 1970: 15.587; 1975: 19.070; 1977: 20.386; 1979: 20.914; 1981 : 20.895; 1986: 21.183; 2000: 19.260.

Movimiento natural. Matrimonios: 1975: 119; 1976: 98; 1977: 53. Nacidos vivos: 1975: 115; 1976: 120; 1977: 136. Defunciones: 1975: 63; 1976: 65; 1977: 52.

Población inmigrante. En 1981 cuenta con un total de 11.715 inmigrantes llegados: Antes/en 1950: 357 v. y 410 h.; Entre 1951-1960: 928 v. y 855 h.; Entre 1961-1970: 2.711 v. y 2.558 h.; Desp. de 1970: 1.937 v. y 1.959 h. (Ref. "M. M.").
1877: 385; 1900: 444; 1970: 937.
Distancia desde la capital del municipio La plaza a Vitoria: 50 kms. Distancia a la cabeza del partido judicial: 12 kms. Estación de ferrocarril más próxima, en el mismo Llodio. Se relaciona con las localidades de Areta y Luyando por la N. 625 Bilbao-Amurrio. También comunica con la población de Oquendo a través de una carretera local.
Euskera vizcaíno. L. L. Bonaparte, en 1869, lo clasificó en el subdialecto occidental y variedad de Arrigorriaga. En el primer tercio del s. XIX, Añibarro lo incluye, a efectos de predicación, en una lista de localidades cerradamente vascoparlantes (Varios: "G. H. L. V.", Auñam., 1960, t. I, pp. 44-60). En la actualidad (1970) el número de vascófonos asciende a 200 personas. Probablemente la mayoría de ellas procedan de otros pueblos, aunque verosímilmente con una elevada proporción de procedentes de la zona en que se habla el dialecto indicado (P. de Y.: "Los D. y V.", sep. "B. R. S. V. A. P.", 1973, p. 18). Según el censo de 1981 hay los siguientes hablantes ("E. E. "): Erdaldunes: 18.044. Euskaldunes: Alfabetizados: 411 ; Algo alfabetizados: 441; No alfabetizados: 281. Casi euskaldunes: Alfabetizados: 532; No alfabetizados: 344; Pasivos: 194.
Al comenzar el siglo XIX la población se dedica a la agricultura, recogiéndose 11.240 fanegas de cereales al año. Ciento veinte años más tarde ya hay alguna industria, fabricándose harinas, aguardientes y licores, tejas y ladrillos. Según el censo agrario de 1972, en este ayuntamiento hay 303 explotaciones agrícolas, 2 de ellas mínimas; 23 de menos de 5 has.; 14 de 0,5 a 0,9 has.; 144 de 1 a 5 has.; 87 de 5 a 20 has.; 29 de 20 a 100 has.; 4 de 100 y más has. El régimen de tenencia es el siguiente: Propiedad: 3.300 has.; Arrendamiento: 131 has.; Aparcería: - has.; Otras: 817 has.; 937 parcelas son menores de 1 ha.; 609 de 1 y menores de 5 has.; 150 de 5 has. y mayores. Posee 1.995 has. de monte de utilidad pública y 960 de monte particular. En 1986, con el ingreso en el Mercado Común, fue declarado este municipio "zona de montaña" haciéndose acreedor a un subsidio del 35 % sobre el proyecto de desarrollo integral del mismo. Funciona en esta localidad desde 1938 la empresa C. A. Industriales Alavesas (CAIA) cuyo objeto es la explotación eléctrica, suministros y servicios industriales y comerciales. Fabricación de aceros especiales, laminados y forjados, fleje en frío y caliente y fermachine en Aceros de Llodio S. A., fundada en 1940. Fabricación de muelles para ferrocarriles, camiones, automóviles, etc... , en Industrial Muellera desde 1940. Fabricación de artículos de ferretería en Talleres Mecánicos de Arza, S. A. desde 1942. Producción de material ferroviario, construcciones metálicas y mecánicas, fundiciones de acero, hierro y especiales en Talleres y Fundiciones JEZ, S. A. desde 1941. Fabricación de toda clase de piezas industriales en plástico, accesorios en resinas sintéticas y goma para toda clase de vehículos en Lipoflax, S. A., desde 1965. Conductores aislados con goma o plástico, barnices aislantes, hilos y pletinas para arrollamiento en Tresmafil, S.A. desde 1932. Fabricación de licores, aguardientes y jarabes, rectificación de coñac y fabricación de vinagres de yema. Producción de vidrio en Vidrieras de Llodio, S. A. (VILLOSA) fundada en 1934. Las empresas de más de diez trabajadores enclavadas en su término son: Aceros de Llodio, S. A. (ALLOSA) (Gardea) con 1.796, Arlasa, S. A. (ALS) (Gardea, soldadura) con 101, Corona, S. A. (Plástico) con 20, Dibón Nubiola, S. A. (Productos para el hogar) con 86, Electromecánicas Abiega, S. A. con 16, Envases metalúrgicos de Alava, S. A., con 261, La Industrial Plástica y Metalúrgica, S. A., (L. I. P. M. E. S. A.), con 424, Maderas de Llodio, S. A., L. con 60, Maderas Ugarriza, S. A., con 25, Marcus, S. A. (cuchillería), con 19, Pujana Zuloaga, Pedro (viviendas) con 13, Talleres Arana, S. A. (pintura y empapelado), con 12, Talleres Arechaga, S. L. (Gardea, mecánica), con 14, Talleres Gometegui, S. L. (Gardea, calderería), con 19, Talleres Vicalde, S. A. (Gardea, calderería), con 67, Talleres y fundiciones Jez, S. A., con 134, Tubacex C. E. de tubos por extrusión, S. A. (TUBACEX) (Gardea), con 950, Vidrieras de Alava, S. A. (VIDRALA) (Munegazo), con 450, Vinícola Internacional, S. A. (VINE), con I 17, Vidrieras de Llodio, S. A. (VILLOSA) con 1.222, Carpintería Llodiana, S. A., con 17, Talleres Abasolo, S. A. (Gardea, calderería), con 13, Productos Moldeados Corona, S. L. (P. M. C., S. L.), con 28. ("C. I. P. V.", 1982). Desde el punto de vista comercial, Llodio pertenece al área comercial de Bilbao.
El total de población considerada activa en 1982 es de 5.716 varones y 1 .484 mujeres. De éstos, 5.162 v. y 1.126 m. se hallan ocupados, 242 v. y 290 m. buscan empleo por primera vez y 312 v. y 68 m. han trabajado anteriormente. El total de inactivos estadísticos es de 4.761 y de inactivas estadísticas 8.783 (Ref. .AEV 1982).
Arte, I. Parroquia de San Pedro de Lamuza. La fabrica de esta iglesia es de planta de cruz latina con cabecera lisa y capillas en la nave, esta cubierta por bóvedas de lunetos salvo en el crucero que lo hace con una de arista, emplea arcos fajones y torales de medio punto. Fue construida a mediados del siglo XVIII por Francisco de Amiriola, aunque en su origen debió ser una iglesia románica o protogótica. En 1741 se encontraba ya en un estado de autentica ruina por lo que se tuvo que trasladar el culto a la ermita de San Roque, los canteros Martín de Larrea y Juan Bautista de Ibarra diseñaban una nueva traza para la reconstrucción de la iglesia aunque parece que finalmente se empleó la presentada por Manuel de Arechavala en la reconstrucción que en 1748 llevó a cabo Francisco de Amirola. Al exterior se levanta un magnífico pórtico de hierro construido hacia finales del siglo XIX en sustitución del antiguo, ya inservible. El pié de la torre sirve de segundo pórtico en la fachada oeste, es de planta rectangular y consta de dos cuerpos, el primero es macizo y el de campanas esta perforado por cuatro grandes vanos y rematado por una cúpula ovalada con linterna y reloj. Fue construida a principios del siglo XVIII a consta, en parte de los vecinos del valle. El 23 de noviembre de 1722 el maestro Juan de Goiri entregaba la obra terminada.

En el interior de la iglesia junto al presbiterio se levanta la sacristía y la antigua sala capitular del cabildo, la primera fue levantada tras la reconstrucción del templo en el siglo XVIII, la sala capitular lo hacía en 1799 bajo el proyecto del arquitecto Pedro de Arizmendi. En la parte izquierda de la nave destaca la capilla de Guadalupe erigida en el momento de la construcción de la iglesia, se accede a su interior a través de un gran arco de medio punto cerrado por una reja de hierro forjado. La capilla tiene dos tramos separados por un arco fajón de medio punto y cubiertos por bóvedas de arista, y sacristía propia a los pies con bóveda de lunetos. En el segundo tramo de esta capilla hay una lápida de mármol pintada con la siguiente inscripción: "D. Antonio de Beraza fundó esta capilla de Ntra. Sra. De Guadalupe el año de 1751. D. Enrique Ortiz de Zárate Vázquez Queipo y de Bergara patrono y 3er. Nieto del fundador la restauró en 1890".Como consta en esta inscripción y en el lienzo de la Virgen de Guadalupe la capilla fue fundada por don Antonio de Beraza vecino de Zacatecas en Nueva España y restaurada por su descendiente Enrique Ortiz de Zárate, la última reforma se realizó en 1987. La licencia de erección de esta capilla se conseguía el 12 de octubre de 1751 momento de la reedificación de la iglesia a favor de don Antonio de Beraza. Terminada su construcción fue dotada del mobiliario litúrgico necesario compuesto por un retablo que albergaba el lienzo de la Virgen de Guadalupe enviado desde Méjico por el patrón de esta capilla.

El altar mayor es rococó consta de banco, cuerpo principal, presidido por San Pedro y dividido en tres calles por cuatro columnas corintias y gran remate. Fue construido hacia 1782 gracias a las aportaciones del Conde de Ayala patrón de la iglesia, en 1821 el pintor cántabro Antonio del Corral encarnaba cuatro serafines. A las imágenes San Pedro y la Asunción situadas en la calle central le acompañan las de San Juan Bautista, San Pablo Santiago peregrino y San Juan Evangelista. Desconocemos con certeza la autoría de esta obra aunque ha sido atribuida al arquitecto Marcos de Sopeña y al escultor Jerónimo de Arcos. En el crucero se sitúan los altares del Rosario y San José, el de la Virgen del Rosario es un retablo rococó de planta ochavada que consta de banco, cuerpo principal dividido en tres calles y ático, decorado por rocallas, colgantes y guirnaldas. Esta presidido por una talla de la Virgen del Rosario acompañada por San Joaquín y Santa Ana, haciendo referencia a la genealogía de la Virgen, y en el ático por Santo Domingo de Guzmán. Fue construido el año 1778 por el retablero cántabro Marcos de Sopeña, por su parte, las tallas del la Virgen y Santo Domingo fueron realizadas por el escultor Jerónimo de Arcos y las de San Joaquín y Santa Ana por Manuel de Acevo un interesante maestro formado en el entorno del prolífico escultor madrileño Luis Salvador Carmona. La policromía es de tendencia neoclásica y fue realizada por los pintores-doradores cántabros Vicente de Vierna Mazón y José de Menero, la imagen titular la policromó Luis Foncueva. El retablo de San José es una obra rococó de planta borrominesca compuesta por banco, un único cuerpo dividido en tres calles y remate, en la calle central está San José con el Niño, en las laterales Santa Lucia y San Antonio de Padua y en el remate San Miguel. Fue realizado por Marcos Sopeña y Tomás Díaz salvo las tallas de San José y Santa Lucia ejecutadas por Jerónimo de Argos. La policromía se acerca hacia los postulados neoclásicos a través de las imitaciones pétreas y fue ejecutada por los mismos pintores que el retablo gemelo de la Virgen del Rosario.

El retablo de la capilla de la Virgen de Guadalupe es también de la fase rococó aunque de sus inicios, es de planta borrominesca, de gran dinamismo y consta de banco cuerpo principal dividido en tres calles por cuatro columnas de capitel corintio, pareadas y retranqueadas. La decoración que cubre dicho altar esta compuesta por rocallas, volutas, hojas de acanto, cabezas de ángeles, colgantes y penachos distribuidos de forma desigual. En la calle central se sitúa el lienzo de la Virgen de Guadalupe flanqueado por cuatro ángeles, en las calles laterales Santa Ana y San Joaquín, dos tallas de buena calidad. El programa iconográfico de este retablo se cierra con la imagen del Padre eterno y dos ángeles con medias lunas en el remate. El autor de este retablo se desconoce aunque ha sido puesto en relación con el arquitecto cántabro Marcos de Sopeña. La pintura de la Virgen de Guadalupe sigue el modelo estandarizado de esta advocación, de las que se conservan un buen número en estas tierras. En la parte inferior, como suele ser habitual, se puede leer una inscripción que en este caso dice: "V. Rto de la milagrosa Imagende Nra Sra de Guadalupe q se/ venera extramuros de la ciudad de México donde apareció a los diez años de su/ Conquista, estampándose en la Tilma o Capa de un Indio recién convertido a Nra Sta Fee y se conserva maravillosamente/ la Sma Imagen a la q. Se tocó esta el día 18 de Marzo de el año 1749 A devn de D. Antonio de Veraza, Vecino y minero de la Ciudd de Zacatecas".

El retablo de la Dolorosa esta situado en el segundo tramo de la nave, es neoclásico y fue realizado en 1889 por el taller bilbaíno de Garramendi y Basterra. También se conservan algunas tallas sin retablo de entre ellas destaca un San Isidro del siglo XVIII realizado por Jerónimo de Arcos.

La orfebrería es abundante hay varios cálices y copones del siglo XIX, una cruz parroquial del mismo momento, dos custodias, una de ellas de finales del siglo XVII en plata sobredorada y con viril y ostensorio radiante rodeado de rayos. La colección de ornamentos es interesante hay casullas, un frontal, terno y palio con bordados orientales donado por los Marqueses de Urquijo a la parroquia en 1900 según consta en una inscripción.

Santuario de Nuestra Señora del Yermo. La fábrica de este santuario consta de dos naves, una de ellas con cabecera ochavada y la otra recta, los tramos de estas naves se cubren con bóvedas de crucería. A juzgar por estas características esta obra debió realizarse durante la primera mitad del siglo XVI, aunque conserva vanos y rosetones con tracerías que siguen el modelo del siglo XIV, incluso en uno de los ventanales de la cabecera hay restos de vidrieras del siglo XVI. Al exterior se conservan dos portadas, la de la epístola es de arco apuntado con trasdós conopial, la situada a los pies es también apuntada con dovelas y rosetón encuadrado bajo un alfiz. Las dos portadas están resguardadas por un amplio pórtico con cubierta de madera construido en el siglo XVII. En uno de sus extremos se abre la capilla de Nuestra Señora de la Sala, donde según la tradición se veneraba a Nuestra Señora del Yermo. La torre es independiente situada a los pies de la fábrica, es de planta rectangular, a modo de espadaña, y tiene dos cuerpos, el inferior macizo y es superior horadado por dos amplios vanos de campanas y balconada de forja. En la base del segundo cuerpo hay una inscripción que dice: "alzose 1647; reparose en 1742".

El retablo mayor es un buen ejemplar del Primer Renacimiento relacionado con la escuela burgalesa. Es de tipo fachada y casillero, consta de banco, dos cuerpos divididos en cinco calles y ático. El programa iconográfico gira en torno a la Virgen y a los principales pasajes de la vida de Cristo. En el banco se sitúan los cuatro evangelistas (San Lucas, San Juan, San Mateo y San Marcos), en la calle central La Virgen con el Niño y la Asunción. En el primer cuerpo los relieves de la Epifanía, Presentación en el templo, Huida a Egipto y Cristo ante los Doctores. En el segundo Anunciación, Visitación, Adoración de los Pastores y Circuncisión. El ático se remata con el Calvario compuesto por Cristo crucificado acompañado por la Virgen, San Juan y la Magdalena. La decoración es propia del Primer Renacimiento a base de grutescos, formas vegetales, animales fantásticos, máscaras, putti, ángeles, aves, jarrones y otros motivos arqueológicos a candelieri. Tanto las tallas como los relieves denotan el expresivísimo de mediados del siglo XVI vinculado a la escultura burgalesa. En relación con este retablo está el "Altar Dei" o frontal de la mesa de altar compuesto por un guadamecí rococó decorado con motivos florales pintados y policromados.

Entre los retablos laterales destacan el de San Sebastián, San José, el Rosario y San Juan Bautista. El de San Sebastián es un retablo rococó realizado hacia finales del siglo XVIII, consta de banco, cuerpo principal dividido en tres calles y ático. Esta presidido por una interesante imagen neoclásica de San Sebastián acompañado en las calles laterales por los papas San Clemente y San Gregorio, y en el ático una escultura de la Inmaculada. Muy similar es el de San José, presidido por una buena talla de San José con el Niño junto con las de San Pedro y San Pablo en las calles laterales de inferior calidad. El de San Juan Bautista esta situado en la nave de la epístola y como los anteriores es un retablo barroco en su fase rococó. El altar del Rosario es del siglo XIX y lo componen las tallas de la Virgen con el Niño, San Isidro, San Antonio de Padua y una copia de una Inmaculada de Murillo en el ático. A estos retablos debemos añadir algunas imágenes sueltas de entre las que destaca una Andra Mari del siglo XIII con el Niño en su regazo de gran hieratismo y frontalidad.

La orfebrería es de calidad, a este santuario pertenece un cáliz y una cruz procesional del siglo XVI decorada con Cristo y los símbolos de los cuatro Evangelistas junto con la Virgen y los ángeles pasionarios en el reverso. Se guardan también distintos cálices de diferentes cronologías y un relicario de Santa Lucia del siglo XIX.

Fernando BARTOLOMÉ GARCÍA
Arte, II. Parroquia de Santa Ana. Es una construcción moderna realizada en 1909, tiene planta de cruz latina con cubierta de madera. Al exterior destaca la torre, de alzado piramidal y dos cuerpos separados por una línea de imposta, el primero sirve de entrada al templo y el segundo esta formado por una balconada con balaustrada y decoración neogótica y un cuerpo de campanas horadado por cuatro vanos sobre los que se coloca un reloj. En el interior destaca la imagen de Santa Ana enseñando a leer a la Virgen, titular del templo, otra de Cristo Crucificado y una pintura del Calvario, la Virgen, San Juan y La Magdalena.

Parroquia de Santa Cruz. Edificio moderno de planta rectangular construido a mediados del siglo XX.

Parroquia de San Ignacio. Iglesia de una sola nave de construcción moderna realizada en 1968 por el arquitecto Ángel de Cortazar.

Ermita de Santa Águeda. De planta rectangular y cabecera recta cubierta por techumbre de madera. Fue reconstruida a principios del siglo XVIII por los canteros Pedro y Juan de Respaldiza y los carpinteros Iñigo de Larrazabal y Juan de la Luja.

El retablo mayor es rococó, de un solo cuerpo y presidido por la imagen de Santa Águeda de finales del siglo XVI, en el remate se coloca la talla de la Magdalena de hacia mediados del siglo XVI. La mazonería de este altar fue construida en 1781 por Tomás Díaz mientras que la talla de Santa Águeda, hoy fuera del retablo, fue realizada por Jerónimo de Argos y estofada por Luis de Foncueva.

Ermita de San Bartolomé de Larra. Construcción rural de planta rectangular y cubierta de madera, al exterior sencillo pórtico y portada de arco apuntado de finales del XV. El coro es de madera decorado con talla de artesanía popular. Esta ermita fue totalmente restaurada en 1923.

El retablo mayor se apea sobre un pedestal de madera con un guadamecí del siglo XVIII, consta de banco con pinturas, un cuerpo dividido en tres calles con columnas de fuste entorchado, rematado por un ático. Esta presidido por una imagen de San Bartolomé flanqueado por pinturas populares de la Virgen Inmaculada y San Francisco. En el remate un Calvario con Cristo la Virgen y San Juan. Este altar debió ser construido hacia principios del XVII.

El retablo de la Virgen del Rosario esta situado en la nave y es muy similar al mayor. En el banco se puede leer la siguiente inscripción "Esta obra se pintó con la limosna de los devotos, becinos, desta ante iglesia a gloria de Dios Nro Señor i de la Birgen Maria hiçosa en 1639". Está presidido por una imagen de la Virgen con el Niño, con cetro, corona y aureola de madera. Estos dos retablos fueron retocados a principios del siglo XX.

Ermita de Santa Cruz de Gardea. Es una construcción rural situada en el barrio de Gardea, tiene planta rectangular y cubierta de madera. En 1716 fue rehabilitada por el cantero Francisco de Respaldiza y a mediados del mismo siglo sufrió una profunda restauración. Dispone de espadaña aunque en un inicio debió tener una pequeña torre. No dispone de retablo.

Ermita de Santa Eulalia. En la actualidad es un caserío del barrio de Goienuri, lo más destacado es un vano trilobulado y apuntado de la que debió ser la cabecera.

Ermita de San Juan. Es moderna y esta situada en el barrio de Larrazábal cerca de la antigua ermita de San Juan desaparecida en la actualidad. En su interior conserva restos de un retablo procedente de alguna otra iglesia dado su tamaño desproporcionado para una ermita. Tiene columnas salomónicas y esta presidido por una talla de San Juan Bautista a quien le acompaña en el ático la de Santa Eulalia de tono neoclásico y procedente de la ermita de su nombre.

Ermita de San Miguel. Construcción rural junto al puente de Anuncibay, de planta rectangular, cubierta de madera a dos aguas y pórtico. Hasta que fue comprada por el ayuntamiento era una ermita de patronato. En la actualidad no conserva los objetos de culto retirados tras la venta del edificio.

Aparte de estos edificios en Llodio se conservan las capillas de San Miguel de Galmaka, la de San Roque y la de los Urquijo en el cementerio.

Ermita de Santa Lucia. Es una construcción rural muy sencilla de planta cuadrada cubierta con bóveda de aristas.

El retablo mayor se apoya en un pedestal del que sobresale la mesa de altar decorada con roleos y otros motivos vegetales realizada en 1758 por Félix de la Peña. El retablo es de principios del siglo XVII consta de banco con pinturas, un solo cuerpo y ático, esta presidido por una imagen de Santa Lucia anterior al retablo aunque repintada en distintas ocasiones. Las pinturas del banco narran la vida de la Santa y en las entrecalles del primer cuerpo se pintan a los cuatro Padres de la Iglesia y a Santa Catalina de Alejandría y Catalina de Siena.

Ermita de San Antonio y Santa Apolonia. Es una construcción rural muy sencilla con pórtico delantero a dos aguas. En su interior hay una imagen de Santa Apolonia del siglo XVIII y otras de San Antonio de Padua y San Antón de la misma fecha.

Fernando BARTOLOMÉ GARCÍA
Arte, III.

Ermitas desaparecidas

Existe constancia documental de algunas ermitas que no han llegado a sobrevivir al paso del tiempo. Una de ellas es la ermita de Santa Ana, en el barrio Areta, junto al caserío llamado de Santa Ana, situado en el límite de Llodio con Arrancudiaga, lo que ocasionó numerosos pleitos y litigios.

Otras ermitas son la de San Andrés, desaparecida en el siglo XVIII, la de la Concepción en el barrio Zubiaur y cerca de la torre donde vivían los patronos de la ermita, desaparecida en el siglo XIX, la ermita del Santísimo Cristo en el cementerio del valle, derribada cuando se construyó el actual en 1885 y la de San Ignacio, en el barrio de Ugarte, desaparecida en el siglo XX y que tenía tres retablos neoclásicos. Algunas de las imágenes y obras que pertenecieron a estas ermitas se hallan ubicadas en las parroquias de Llodio, como suele ocurrir en estos casos.

Arquitectura civil

Llodio está en el itinerario de Burgos a Bilbao por el Nervión y es un punto de convergencia importante de caminos comerciales, razón por la cual el valle poseyó varias torres medievales. Por desgracia, algunas han desaparecido.

Tal es el caso de la torre de Areta o Anuncibay, levantada por Fernán Pérez de Ayala para defender un puente que atravesaba el río Altube. En la actualidad en el barrio La Cadena existe un caserío llamado "La torre", ubicado en ese antiguo solar. Esta casa torre formaba parte del complejo de Anuncibay compuesto por casa-torre, ermita de San Miguel, molino, ferrería y puente, repartidos a ambos lados del río.

En el lugar que ocupó la torre de Ibarra de Gardea, también llamada torre de Landa, situada a orillas del Nervión, se alzaba un caserío llamado "La torre", curiosa construcción adosada a un grueso muro que denotaba sus orígenes. Hoy en día existe una casa moderna.

De la poderosa torre de la Muza o Lamuza, de los Ayala señores del valle, hoy no queda más que el topónimo. Otras torres desaparecidas son la torre de Zubiaur, ubicada en ese barrio, y las torres de Olaeta, Gorostiza y la de los Vitórica-Ibarra.

Sin embargo, otras torres de Llodio han tenido mejor fortuna y han llegado hasta nuestros días. Entre ellas destaca la torre de Ugarte, que es una de las mejor conservadas de Álava, datada en el siglo XV. Se trata de una alta edificación de tres pisos y planta rectangular, hecha de mampostería con sillares en los ángulos y los recercos de los vanos. En el lado Este tiene adosada otra edificación de mampostería con el último piso de ladrillo que tiene una puerta de perfil apuntado en la planta baja y en la primera una puerta alta, hoy convertido en balcón, de arco apuntado y dovelas trabajadas. Esta puerta sería el acceso a la torre, como ocurre en numerosas ocasiones en edificaciones de esta cronología.

Ambas construcciones tienen gruesos muros y se abren con saeteras, pequeñas ventanas adinteladas y unas bellas ventanas geminadas muy del gusto gótico. Sus características formales nos recuerdan la función defensiva de estos recios edificios, siempre situados en lugares estratégicos. La torre perteneció a los Ospinas de Ugarte.

Además de estas casas torre medievales, Llodio cuenta con numerosas casas señoriales del siglo XVIII que presentan unas marcadas características. Son edificios de planta rectangular y con cubierta de cuatro vertientes. Las fachadas presentan vanos adintelados dispuestos de manera simétrica, regular y ordenada, pero en poco número, primando el lleno sobre el vacío. Es habitual la presencia de pequeños balcones en el eje central. El aparejo suele ser de mampostería reforzado con sillares en las esquinas y los recercos de los vanos, si bien sea relativamente habitual encontrarse con fachadas principales de sillería. Lucen piedras armeras, trabajos de rejería y canes del alero con decoración tallada.

El más importante es el Palacio de Catuja o Katuxa, donde antes estuvo una torre homónima a orillas del Nervión con ferrerías y molinos. La antigua edificación se quemó varias veces en el siglo XVIII, quedando reducido a cenizas. Fue a finales de ese siglo cuando se reconstruyó según la estética imperante en la época. El palacio se eleva en tres plantas y es de planta rectangular. La fachada principal, de sillería, con vanos adintelados y dispuestos ordenadamente, se abre en la planta baja en dos arcos de medio punto con arranques moldurados. El escudo de la fachada es de los Ugarte.

Otra de estas casas señoriales es la que se encuentra en el núcleo Malkuartu, con escudo de los Escauriaza. De esta casa destaca la labor de ferrería en la balconada. En el barrio Olarte se sitúa el caserío Etxebarri, una casa solariega barroca levantada por Antonio Beraza en 1763. Tiene fachada simétrica con vanos adintelados y adornada con un escudo con las armas de los Beraza.

La casa Kaltaganeta, en el barrio Gardea, es otra bella casa señorial de grandes dimensiones. De planta cuadrada y tres alturas, se cubre con tejado a cuatro aguas animada en el lado de la fachada principal con un tejadillo central. No falta el escudo de armas, en este caso tallado en madera. En su parte posterior tiene anexionada otra edificación.

También hay numerosas casas fechadas en los siglos XIX y XX con similares características y con los típicos nueve huecos jerarquizados en tres ejes, todos ellos entre urbanizaciones actuales, como corresponde a una ciudad como Llodio. De ellas cabe destacar la Casa de Campo de Anuncibay, contigua al puente de Anuncibay. Levantado en 1941 por el arquitecto Jesús Rafael de Basterrechea, fue un encargo de la Condesa de Anuncibay María López de Ceballos. De estética historicista, sigue la hechura de las casas torre renacentistas, con un alfiz en la fachada, garitones y otros elementos.

En lo que se refiere a la arquitectura popular rural, cabe decir que en Llodio encontramos caseríos típicos de la vertiente cantábrica del País Vasco, con algunas peculiaridades. Son edificios de mampostería con sillares en las esquinas y los recercos de los vanos, entramados de madera rellenados con ladrillos, con tejados de dos o cuatro aguas con generoso alero, abiertos por pocos vanos, y con fachadas articuladas en tres crujías. Los aleros están sustentados por vistosas tornapuntas.

En la zona alta de Llodio hay una tipología de casa caracterizada por levantarse en terreno desigual provocando distintas alturas y cubiertas de tres aguas. Además estas casas suelen tener dos accesos a distinto nivel, grandes postes de madera en la fachada que llegan hasta la cubierta y pequeñas y diseminadas ventanas. Otro elemento definitorio es que en la última planta, dedicada a desván, el entramado de madera se cubre con elementos vegetales entrelazados y cubiertos con mortero de barro.

Tal es el caso del antiguo caserío Juan de Eguía, en el barrio Olarte, que es de mampostería y entramado de madera rellenado con ladrillo salvo en la última planta. De esta tipología es también el antiguo caserío Goirizabalena en el barrio Larrazabal, con amplia balconada con tejadillo y cabaña aneja y el caserío Lusurbei, en el Manzanal.

Dentro de la arquitectura popular de ámbito rural de Llodio destaca el caserío Goikoetxea, el más antiguo del barrio de Isusi. De planta cuadrada y muros de mampostería, todo el cuerpo superior es de un vistoso entramado de madera a la vista rellenado con ladrillo. La techumbre es de dos aguas pero con un tercer tejado de "mirubuztan" en la parte posterior. La fachada está estructurada en tres crujías, la central con la planta baja abierta. Datada en el siglo XVII, sufrió una importante reforma en 1738, como lo atestigua una inscripción en la puerta principal.

Otro caserío Goikoetxea se alza en el barrio Gardea. Presenta una preciosa fachada de entramado de madera vista con ladrillo con aparejo variado y balconada corrida en las dos plantas superiores, la última en saledizo. Este caserío luce además jabalcones y dintel decorados con talla de motivos geométricos.

Otro caserío destacado es Aranguren, que en realidad son dos edificios unidos por una original estructura de madera de tres pisos y abierta. Una de las edificaciones es de planta rectangular, de mampostería, y puede tratarse de una antigua casa torre a juzgar por los elementos que conserva: acceso de arco apuntado, otro acceso alto adintelado y con sillares en voladizo en su jamba, y una ventana cuadrada con asientos labrados en su interior. El segundo edificio es una construcción popular de mampostería y entramado de madera.

En el centro de Llodio, en la calle Goiko plaza se encuentra un magnífico caserío que presenta una bellísima fachada estructurada como es habitual en tres crujías, la central algo más ancha. La segunda planta destinada a desván está en saledizo en distintas alturas, ya que en la crujía central es más alto, dejando ver el techo más alto que tienen las habitaciones nobles de esta crujía. La casa está decorada con unos escudos y detalles labrados.

También en el núcleo urbano de Llodio se encuentran los caseríos Goikoetxe, de original estructura lígnea, Txapotena, y Errementeria, convertido éste en centro cultural. Se trata de una gran casa de mampostería en la planta baja y los entrepaños que llegan hasta el tejado. El resto es de ordenado esqueleto de madera. La fachada está dinamizada por una bella balconada corrida y numerosas ventanas triangulares.

Otros caseríos reseñables son el caserío Goirizabal en el barrio Larrazabal, una destacada casa con monumental entramado de madera, el caserío Zabale que tiene dos pequeñas ventanas de arco con dovela tallada sin duda un vestigio de una casa fuerte, el caserío Ibaigotzaga, de cuatro plantas y original estructura, Martena en el barrio Olarte, Altamira, Zoiloa y Luzurbeilanda en el núcleo Oleta, y Zabale, en Larra, de bella fachada armónica con entramado de madera, aunque muy reformado.

Varios puentes destacan en Llodio: uno de ellos es el llamado puente romano de Vitórica o Bitorika sobre el Nervión. A pesar de su nombre, nada indica que sea de época romana sino del siglo XVIII. De esta misma cronología eran el de Katuja, de origen medieval, y el de Gardea, hoy desaparecidos.

Otro puente es el conocido como puente de los leones o puente de Anuncibay, sobre el Altube, uniendo Bizkaia y Álava, Orozko y Llodio, puente que fue patrocinado por el Marqués de Falces y Conde de Anuncibay, Ignacio de Aranda tal y como reza una inscripción. Tiene un portadillo barroco con arco de medio punto rematado por frontón roto y coronado por un Calvario, que está decorado con escudos de armas de los patronos. Tiene dos leones a la entrada y otros dos a la salida, de los que recibe su nombre. Está construido en sillería y es obra del cantero Martín de Larrea y Leguerzana en 1741.

Aintzane ERKIZIA MARTIKORENA (2007)

  • LÓPEZ DE GUEREÑU, Gerardo. Andra Mari en Álava. Iconografía mariana de la Diócesis de Vitoria. Vitoria-Gasteiz: 1982, p. 146
  • MARTÍN VAQUERO, Rosa. La platería en la Diócesis de Vitoria. Vitoria-Gasteiz: Diputación Foral de Álava, 1989
  • PORTILLA, Micaela. Catálogo Monumental Diócesis de Vitoria. Tomo VI. Vitoria-Gasteiz: ed. Obra cultural de la Caja de Ahorros de Vitoria, 1988, pp. 189-194, 490-535
  • SOJO GIL, Kepa. «El retablo rococó y los artistas cántabros de la segunda mitad del siglo XVIII en el valle de Llodio», Llodio, Edición Ayuntamiento de Llodio, Bai, 2, (1993)
  • SOJO GIL, Kepa. "El mecenazgo indiano en el Llodio del XVIII: La capilla de Guadalupe en San Pedro de Lamuza. Llodianos en América". Llodio, Ed. Ayuntamiento de Llodio, Bai, 4, (1993)
  • SOJO GIL, Kepa. «Nuevas aportaciones al estudio del puente de Anuncibay y su entorno», Llodio, Edición Ayuntamiento de Llodio, Bai, 7, (1994)
  • SOJO GIL, Kepa. «La ermita de San Bartolomé de Larra», Llodio, Edición Ayuntamiento de Llodio, Bai, 10, (1995)
  • SOJO GIL, Kepa. «El santuario de Santa María del Yelmo. Eremitas y templarios entre la historia y la leyenda». Llodio, Edición Ayuntamiento de Llodio, Bai, 10, (1995), pp. 12-20
  • SOJO GIL, Kepa. «El retablo protorenaciente del Yelmo y las ermitas de Santa Lucía y San Antonio». Llodio, Edición Ayuntamiento de Llodio, Bai, 12, (1995).

Fernando BARTOLOMÉ GARCÍA

  • Azkarate Garai-Olaun, Agustín; Palacios Mendoza, Victorino: Arabako Zubiak = Puentes de Álava, Vitoria-Gasteiz, Eusko Jaurlaritza, Kultura Saila = Gobierno Vasco, Departamento de Cultura, 1996, pp. 77-81 y 144-148.
  • Baeschlin, Alfredo: La arquitectura del caserío vasco, Barcelona, Canosa, 1930, pp. 34-35.
  • Eguía Guaresti, Alberto; Primo Sáiz, Félix; Sojo Gil, Pedro Ignacio: Anuncibay y su puente. 250 años de historia (1741-1991), Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, Departamento de Cultura, 1992.
  • Feduchi, Luis: Itinerarios de arquitectura popular española. 2: la orla cantábrica, la España del hórreo, Barcelona, Blume, 1975, tomo 2, p. 313.
  • Ochoa González de Echávarri, María Josefa: Estudio geográfico del Valle de Llodio, Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, Consejo de Cultura, 1965, pp. 73-105.
  • Palacios Mendoza, Victorino: Inventario de arquitectura rural alavesa V: Cantábrica alavesa = Arabako nekazal arkitekturaren inbentarioa V: Arabako Kantaurialdea, Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, Dirección de Arquitectura = Arabako Foru Aldundia, Arkitektura Zuzendaritza, 1991, volumen 2, pp. 1091-1182 y volumen 3, pp. 1201-1267.
  • Palacios Mendoza, Victorino: "El patrimonio artístico del valle de Ayala: torres, palacios y puentes", en García Fernández, Ernesto (coord.): La tierra de Ayala, Actas de las Jornadas de Estudios Históricos en conmemoración del 600 aniversario de la construcción de la Torre de Quejana, Vitoria-Gasteiz, Arabako Foru Aldundia, Kultura Saila = Diputación Foral de Álava, Departamento de Cultura, 2001, pp. 163-189.
  • Portilla Vitoria, Micaela Josefa: Torres y Casas fuertes en Álava, Vitoria-Gasteiz, Obra Cultural de la Caja de Ahorros Municipal de la ciudad de Vitoria, 1978, tomo II, pp. 671-687.
  • Portilla Vitoria, Micaela Josefa: Catálogo monumental Diócesis de Vitoria, Tomo VI, las vertientes cantábricas del Noroeste alavés. La ciudad de Orduña y sus aldeas, Vitoria-Gasteiz, Obispado de Vitoria y Obra Cultural de la Caja de Ahorros de Vitoria-Gasteizko Kutxa, 1988, pp. 529-531.
  • Santana, Alberto (et al.): Euskal Herriko baserriaren arkitektura: baserriak = La arquitectura del caserío en Euskal Herria: los caseríos, Vitoria-Gasteiz, Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia = Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, 2002, tomo II, pp. 208-213.

Aintzane ERKIZIA MARTIKORENA (2007)

Municipio, partido judicial de Amurrio, Álava-Araba
Hermandad y valle de la cuadrilla de Ayala. Para su mejor gobierno estaba dividido el valle en 6 aldeas o barrios: Larrea, Gogenuri, Larrazabal, Olarte, Isusi y Duviri. Se regían por dos alcaldes ordinarios con jurisdicción acumulativa, nombrados uno por el valle y otro por el conde de Ayala (Ref. «D. G. H. R. A.», t. I, p. 472).En la actualidad pertenece a la hermandad de Llodio, cuadrilla de Ayala.
v. BARBARA Y BALZA, Joaquín; BELAUSTEGUIGOITIA, Federico; GOIRI, Juan de; MATIA Y CALVO, José; MENDOZA, Lope de; PAGAZAURTUNDUA, José Luis.
El 5 de mayo de 1870 se inauguraron las escuelas, financiadas por el exdiputado foral de Alava, Estanislao de Urquijo, obra del arquitecto Cubas. Es un monumental edificio de 70 m. de longitud con un ala para niños y otra para niñas. A comienzos del s. XX funcionaban en la localidad 2 escuelas elementales para niños y una para niñas. Además se impartían clases en el colegio de la Inmaculada Concepción, dirigido por hermanas de la Sagrada Familia de Burdeos. En esta misma fecha, su población escolar se calculaba en 338 niños y niñas. Instituto mixto de Bachillerato «Canciller Ayala», transferido a la Comunidad Autónoma Vasca en 1981 . En 1982 hay una población preescolar de 511 niños y 435 niñas, 10 centros públicos de EGB y 2 privados que acogen 1.757 niños y 1.738 niñas, 1 centro público de bachillerato y COU al que asisten 289 niños y 454 niñas, 2 centros de FP públicos y 1 privado a los que acuden 667 niños y 319 niñas. La población escolar de las ikastolas es la siguiente: 267 alumnos de preescolar, 286 alumnos de EGB en 2 centros (Ref. AEV 1982). El n.° de alumnos en el curso 1983-1984 era: en preescolar 916, de los cuales 528 en centros públicos, 211 en ikastolas y 177 en centros privados; 3.448 en EGB, de los cuales 2.396 en centros públicos, 358 en ikastolas y 694 en centros privados; 721 en BUP/COU, todos ellos en centros públicos; 619 en F. P. 1 , de los cuales 82 en centros públicos y 537 en centros privados; 425 en F. P. 2, todos ellos en centros privados; 24 en E. E., todos ellos en centros privados. La asistencia a clases de euskera, durante el curso 1981-1982, en una «gau-eskola» asciende a 342, en un «batzoki» 41 y en una escuela de F. P. 25 alumnos. Con motivo de la orden del 21 de agosto de 1981 del Dep. de Educación del Gobierno Vasco, se cambia al euskara, en el colegio público «Fabián Legorburu», una unidad de las quince que había y se crea una nueva de EGB; en el colegio público «Gregorio Marañón» de dieciséis unidades, dos de EGB; en el colegio público «Juan XXIII», una de las ocho unidades de EGB y una unidad de párvulos; en el colegio público «Lamuza», una de las diecisiete unidades de EGB; en el colegio público «Menéndez Pidal», una de las dieciséis unidades de EGB; en el colegio público «Ortega y Gasset», tres de las ventidós unidades de EGB y se crean dos unidades de párvulos; en el centro de educación preescolar «Rosalía de Castro», dos de las cuatro unidades de párvulos; en el centro de educación preescolar «San José de Calasanz», dos de las cuatro unidades de párvulos; en el centro de educación preescolar «Santa Teresa de Jesús», cuatro de las ocho unidades de párvulos y finalmente en el centro de educación preescolar «Walt Disney», dos de las tres unidades de párvulos.
Creencias, cuentos y leyendas. La cueva del conejo [Ref. Barandiarán «El mundo en la mente popular vasca», t. I, p. 29].
El nivel de instrucción de los mayores de diez años era según el censo de 1981 («E. y E.»): Analfabetos: 363; Sin estudios: 1.901; Primer grado: 8.7l5; Primer ciclo: 1.630; F. profesional: 791; Segundo ciclo: 586; Escuelas univ.: 284; Facultades/ETS: 174.
Cuenta con tres frontones privados: el del colegio La Salle (30 x 13), el de Villosa (27 x 8) y el de marqués de Urquijo (50 x 10), los tres no cubiertos. Servicio de educación especial en los colegios públicos Fabián Legorburu, Lamuza, Gregorio Marañón, Menéndez Pidal, Ortega y Gasset. La atención a deficientes mentales de realiza en el centro Santa María del Yermo, Lantze y en el club Leku-Alai, instituto técnico.
Celebra fiestas de la Asunción y San Roque. Feria de ganado vacuno y porcino, los primeros domingos de cada mes. Mercados de ganado porcino, el 26 de diciembre, Carnaval. Varios grupos de niños postulaban el domingo de carnaval por la mañana, sin disfraz y con la correspondiente pandereta. En una cesta abierta portaban un gallo con las patas atadas, y en cada alto en el camino repetían: «Este gallo es escarbador de trigo y cebada ajena, aquí morirás traidor, por los niños de la escuela». Con lo recogido, viandas y dinero, comían el domingo de piñata, en la casa de alguno de la respectiva cuadrilla. El domingo, lunes y martes pedían también los jóvenes, vestidos de aldeanos. En su recorrido llegaban hasta Oquendo. Estos mozos contaban con un panderetero y cantaban: «Cantar, cantar, bailar, bailar, beber, beber, en pan de arlotes celebrando el carnaval, cantar cantar que el canto es el mayor placer de los arlotes sin faltar a la moral. Cantar, cantar de la alegría la expansión que en la armonía cantar es el buen vivir. Así gozan los arlotes. Que digan lo que digan ya estamos aquí, ya estamos aquí». En los tres días de carnaval salía una carroza del caserío de «Kurtze» (Cruz) -muy conocido por la elaboración del txakolí-, en el barrio de Gardea. Para la primera carroza-hace sesenta y cinco años- se sirvieron de una galera propiedad de un cura de Bilbao, conocido en Laudio por el apodo de «Capa perros». La carroza, tirada por dos caballos, iba adornada con varios arcos confeccionados por medio de flores y ramas de laurel y fresno. En ella figuraban de quince a veinte jóvenes ataviados de aldeano, con boina, camisa blanca, blusa, al cuello pañuelo de indistinto color, pantalón mil rayas, faja o «gerriko», medias y alpargatas blancas. El boyero lucía una blusa más larga que los compañeros. Pedían y cantaban con acompañamiento de acordeón, guitarra y pandereta, y visitaban las localidades de Orozco, Amurrio, Orduña, etc. En 1918, a esta representación carnavalesca de Laudio se le cerró el paso a Bilbao, por disposición gubernativa. En años más recientes, las carrozas se montaban sobre un carro rural chirrión, movido por una yunta de bueyes, y representaban distintos motivos identificados con el país, como podían ser un carrejo de bolos y un caserío, con jóvenes vestidas de aldeana, con pañuelo en la cabeza, chambra, falda y delantal negro, con medias de lana y abarcas. Por la tarde o al anochecer se retiraba la carroza al punto de partida, y con el producto de la recaudación comían un domingo cualquiera de Cuaresma. Al margen de esta actuación paseante, en el casco urbano de la villa salían los «máscaras», durante la fiesta vespertina de los tres días. Los «máscaras» -disfrazados y con careta-, se divertían cada uno a su manera. A1 oscurecer, con la romería amenizada por la Banda Municipal de Música y un txistulari, concluía la jornada de carnaval. En el baile tomaban parte los que acudían sin disfraz y los «máscaras», más de uno ataviado de mujer. Las chicas se disfrazaban en raras ocasiones. La prohibición festiva del año 1937 rompió con la tradición de los carnavales de Laudio [Ref. J. Garmendia Larrañaga: Carnaval en Alava, p. 65-68, San Sebastián 1982].
Nombres antiguos. Aparece antiguamente como Gogenuri; Flaudio en doc. de 1095 citado en p. 286 del "C. S. M." publicado en 1930; Laudio en doc. de 1095 citado en el Libro de Amurrio. El apellido del mismo nombre aparece como Lhodio (López de) en doc. de 1124 reproducido en el "C. S. M." publicado en 1930. Se cita como Llodio en doc. de 1742 en el "Quaderno de Leyes y Ordenanzas de Alava..." (Ref. G. L. G., "B. I. S. S.", 1969, p. 51 ).
De la época romana queda el puente de Vitorica, sobre el Nervión, como testimonio de la calzada que enlazaba la llanada alavesa con Flaviobriga.

Entre Vizcaya y Alava. El valle de Llodio, primitivamente Tierra de Vizcaya, como tal perteneció en el s. X, época en que aparece citado documentalmente por vez primera, al condado castellano de Fernán González. A fines de este siglo, junto con Oquendo y la Tierra de Ayala, la Hermandad de Llodio se segregó de Vizcaya, con reserva de sus Fueros, Franquezas y Libertades, pasando a Alava y perteneciendo, como señorío, a la Casa de Mendoza durante los siglos XII y XIII.

Entrega a Castilla. Señorío de los Ayala. En 1332, en la "voluntaria entrega" de Alava a Castilla, aparece Llodio en la cuadrilla de Arriaga representado por el señor de Mendoza. Adentrado el s. XIV, Fernán Pérez de Ayala, padre del canciller, compró los derechos sobre Llodio a Leonor de Guzmán, favorita del rey Alfonso XI de Castilla, por escritura extendida en Gibraltar el 27 de diciembre de 1349. Doña Leonor los poseía a su vez por compra efectuada anteriormente a su legítimo detentador Lope de Mendoza. Enrique II confirmó estos derechos en la persona del canciller Ayala en 1371 . El texto del privilegio se recoge en el "Memorial... en virtud del auto del Noble Valle de Orozco y Muy Noble... Señorío de Vizcaya con Don Jacobo Fitz- James-Stuart Portugal... Conde de Ayala...", Madrid, 1779.

Incorporación a Alava. Respondiendo a las protestas del valle por los malos tratos que recibía de su señor, el 15 de enero de 1491 en Valladolid, los reyes Fernando e Isabel de Castilla incorporaron, por medio de Provisión real, definitivamente, la Hermandad de Llodio a la provincia de Alava (Ref. Cartulario Real a la provincia de Alava, SEV, 1983).

Problemas jurisdiccionales. A pesar de esto, parece que se dio una duplicidad de jurisdicciones ya que se regía también por el fuero de Vizcaya. En esta situación estuvo hasta el s. XIX. La división provincial hecha por Javier de Burgos en 1833, incluía plenamente a Llodio en la provincia de Alava (Ref. J. M. López de Juan Abad y A. López de Torre: Llodio. Crisis y Crecimiento, Vitoria, 1970, pp. 21-22).

Guerra de las Comunidades. En virtud de varias cédulas dadas por el emperador Carlos V, este valle fue uno de los que fueron declarados de realengo, con motivo de la participación activa de D. Pedro de Ayala, conde de Salvatierra, en la guerra de las Comunidades. Sin embargo, el sucesor de Pedro consiguió el que se le mantuviese en la posesión y goce del señorío de este valle. El conde de Salvatierra, Pedro de Ayala, había sido derrotado el 7 de abril de 1521 en el puente de Durana, entre Gamarra y Retana, por Martín de Abendaño, quien le cogió 600 prisioneros, incluido el jefe, Gonzalo de Barona. Por carta real, despachada en Burgos el 7 de mayo de 1521, se ordenó a los vasallos del conde, que eran los de los valles de Orozco, Llodio, Oquendo y Luyando, que se alzaran contra él, le negaran obediencia, le retiraran las rentas, incumplieran sus cartas, e incorporados a la corona, se sujetaran al Señorío de Vizcaya, Llodio se unió al largo pleito promovido por Arceniega, Arrastaria, Urcabustaiz y Ayala contra el repartimiento verificado en 1576 por la Junta Provincial de Alava, siendo la única que no envió representante a la Concordia del 10 de octubre de 1654, ni cumplió el requerimiento que se le hizo el 11 de octubre. En el 1654 hubo también un mandamiento de la Junta General para que Llodio enviase un procurador, en el asunto de los repartimientos con Ayala. Esta pertinaz oposición explica su exclusión de la confirmación real de la Concordia, hecha por Felipe IV el 17 de diciembre de 1655 (Ref. Perdomo, n.° 248, p. 261).

Acercamiento a Vizcaya. A la Junta General del Señorío de Vizcaya, celebrada el 16 de mayo de 1663, presentaron instancia dos delegados del valle de Llodio, que fueron recibidos por dos diputados. Los de Llodio manifestaron que gozaban del Fuero de Vizcaya y de sus privilegios y libertades, así como que contribuían en los gastos; que el diputado general de Alava y su comisario, juzgando que Llodio era de su jurisdicción, les habían mandado mandamiento para que aprobasen un convenio entre Alava y las hermandades de Ayala, Urcabustaiz y otras y procedía contra el valle. Solicitaban del Señorío que, no queriendo pertenecer a la provincia de Alava, les ayudase en el pleito que mantenían y que se admitiese la incorporación total de Llodio al Señorío. La Junta acordó proceder en defensa de lo solicitado por los representantes de Llodio y encargar el estudio del caso a varios diputados y los consultores del Señorío [Ref. Labayu, Historia General del Señorío de Vizcaya, t. V, p. 426].

Guerra de 1936-1939. En la guerra del 36 permaneció en zona republicana hasta el 19 de junio de 1937, en que fue ocupado por la IV Brigada nacional, tras cruzar el Nervión, avanzando posteriormente hacia Oquendo.
Elecciones en el siglo XIX.
Elecciones generales del 20 de abril de 1879.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSJuan Manuel Urquijo UrrutiaLib. transigente132Domingo Mtez. de Aragón GamboaUnión vascongada14[Ref. "B.O.A." del IV-1979].

Elecciones d eDiputados a Cortes del 1-II-1891.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUssia, MarcosConservador420El resto [Ref. "B.O.A." del 3 de febrero del año económico 1890-91].

Elecciones de Diputados provinciales del 11-IX-1892.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCano, JuanLiberal394Larrazabal, Juan 394MarigortaLiberal394Aspinzu, JuanIndependiente51Lastagaray, MateoIndependiente51Olave, IsidoroIndependiente51[Ref. "B.O.A." del 13 de septiembre de 1892, en el año económico 1892-93. Filiaciones en "El A." del 6 de septiembre de 1892].

Elecciones de Diputados a Cortes del 5-III-1893.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUssía, LuisLiberal425Ampuero, José M.ª 0[Ref. "B.O.A." del año económico 1892-93, del 7 de marzo de 1893].

Elecciones de Diputados a cortes del 12-IV-1896.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUssia y Aldama, LuisConservador380El resto [Ref. "B.O.A." del 14 de abril de 1896 (año económico 1895-96)

Elecciones de Diputados provinciales del 2-V-1897.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCastresana, Juan210Oyarzabal, Tomás[Ref. "B.O.A." del 4 de mayo del año económico 1896-1897].
Elecciones 1900-1923.
Elecciones de Diputados a Cortes del 19-V-1901.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUrquijo, EstanislaoLiberal378[Ref."B.O.A." del 30 de abril de 1903. filiaciones en "La L." del 15 de mayo de 1901].

Elecciones de Diputados a Cortes del 10-XI-1905.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUrquijo, Estanislao 388[Ref. "B.O.A." del 14 de septiembre de 1905].

Elecciones de Diputados a Cortes del 21 de abril de 1907.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUrquijo, EstanislaoIndependiente261[Ref. "B.O.A." del 25 de abril de 1907].

Elecciones de Diputados a Cortes del 9 de abril de 1916.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUrquijo, LuisLiberal466Garay, AntonioCarlista38[Ref. "B.O.A." del 15 de abril de 1916. Filiaciones en "La L." del 7 de abril de 1916].

Elecciones de Diputados a Cortes del 1 de junio de 1919.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSUrquijo, LuisComunión Tradicionalista389Isusi, EstebanP.N.V.78[Ref. "B.O.A." del 3 de junio de 1919. Filiaciones en "H.A" del 27 de mayo de 1919 y "La L. del 24 de mayo de 1919.

Elecciones de Diputados a Cortes del 19 de diciembre de 1920.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSRuiz Senén, ValentinMonárquico368Isusi, EstebanCatólico-fuerista87[Ref. "B.O.A." del 25 de diciembre de 1920. Filiaciones en "H.A." del 13 de diciembre 1920].

Elecciones de Diputados provinciales del 12-VI-1921.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSZuricaldayUrquijista321AldamaUrquijista320CastresanaUrquijista313Zarandona 129Beltrán 112Zulueta 112[Ref. "B.O.A." del 14-VI-1921. Filiaciones en "La L." del 13-VI-1921].

Elecciones generales del 29-IV-1923.N.º de electores: 598N.º de votantes: 429En blanco: 9CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSValentín Ruiz SenénIndependiente420Esteban Isusi CarredanoP.N.V.0[Ref. "B.O.A." del 3-V-1923. Filiaciones en el "H.A." del 30-IV-1923].
Elecciones en 1931-1933.
Elecciones municipales del 12 de abril de 1931.1AntiurquijistaArt. 291Republicano"2ANV"4P.N.V."6Monárquicos"Fue elegido alcalde el primero. [Ref. "El Día", 18-IV-1931].

El 27 de mayo de 1931, su alcalde fue nombrado, en representación de Alava, miembro de la Comisión Permanente de Alcaldes del País Vasco, encargada de aunar los esfuerzos en pro del Estatuto vasco de Autonomía. [Ref. Aguirre, J.A.: Entre la libertad y la revolución, 1930-1935, Bilbao, 1935, pp. 45-46].

Elecciones generales del 28 de junio de 1931.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSOlanoEstatutista325OriolTradicionalista186SusaeetaRepublicano80[Ref. "Euzkadi" del 30 de junio de 1931. Filiaciones en "G. del N." del 30-VI-1931].

Elecciones generales del 19 de noviembre de 1933 (1.ª y única vuelta).CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSOriolTradicionalista585LandaburuP.N.V.553SusaetaRadical socialista105CastresanaRadical socialista4AmorósRadical1QuintanaComunista0[Ref. "Euzkadi" del 22 de noviembre de 1933. Filiaciones en "La G. del Norte" del 14-XI-33].

Sí al Estatuto Vasco. Resultado en esta localidad del Plebiscito del 5 de noviembre de 1933 sobre el Estatuto Vasco de Autonomía.ElectoresA favorEn contraEn blanco1.6611.315170[Ref. "Euzkadi" del 10 de noviembre de 1933].
Elecciones de 1936.
Elecciones generales del 16 de febrero-1 de marzo de 1936 (1.ª y 2.ª vuelta).CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS 2.ª VTA1. º VTAOriolFrente Contrarrev.649715LandaburuP.N.V.508487ViguriFrente Popular128120F. EstradaFrente Contrarrev.1514[Ref. "Euzkadi" del 3-III-1936 y del 18-II-1936. Filiaciones en "La G. del Norte" del 18-II-36].
Las primeras votaciones del postfranquismo.
Elecciones del 15-VI-1977.UCD2.847DCV108PSOE2.705FUT81PNV1.916PSP69AP568FDI35EE255AET23ASD190FE15PCE164PP9ESB162 Votantes: 9.156 (81,8%)El referéndum constitucional del 6 de 1978 dio el siguiente resultado sobre un censo de 13.249 electores:Votos:7.874Abst.:5.375 40,56%)Sí:5.631(42,20%)No:1.553 (11,72%)Blanco:537Abst. y No:52,28%Elecciones generales del 1-III-1979. (Censo electoral: 13.339). Diputados:PSE2.059 (22,25%)EE130 (1,40%)PNV2.056 (22,22%)LKI97 (1,04%)UCD1.841 (19,90%)ORT89 (0,96%)HB1.466 (15,84%)PTE53 80,57%)PCE306 (3,30%)UN45 (0,48%)UFV259 (82,80%)PSH39 (0,42%)PC198 (2,14%)PP16 (0,17%)EMK151 81,63%) Abstenciones: 4.089 (30,65%)Senado:Juan M.ª OlloraIgnacio OreguiJosé M.ª VergaraPNV: 1.989 (21,50%)PNV: 1.955 (21, 13%)UCD:1.698(18,35%)[Ref. Instituto Nacional de Informática].

Elecciones municipales del 3 de abril de 1979.
Para cubrir las 21 concejalías de este ayuntamiento se presentaron siete candidaturas: PNV, PSOE, PCE, UCD, ORT, Agrupación Independiente Llodiana y Gure Aukera, esta última formada por independientes apoyados por HB, EE, ESEI, EMK-OIC y LXI. Los concejales elegidos y los votos obtenidos, con un censo electoral de 13.339, fueron los siguientes: Gure Aukera con 2.567 votos: Pablo Gorostiaga, Pedro María Garrote, Begoña Zunzarren, Pedro María Ballesteros, José Antonio Viguri y María Belén Urrechu; UCD con 2.264: Gerardo Hernández, Jesús García de Miguel, Angel García López, Manuel Bermúdez, Pedro García y José Díaz Mata; PNV con 2.096: Eusebio Urquijo, Manuel Luja, Juan Laburu, Antonio Cerán y Fernando María Larrea; PSOE con 1.116: Javier Ussia, Leopoldo Samaniego y Angel Ibarrola; A. Independiente Llodiana con 628: Jaime S. Urquijo. Alcalde: Pablo Gorostiaga de Gure Aukera.

Referéndum estatutario del 25-X-1979. Sobre un censo electoral de 13.430 electores resultan:Votos:7.893 (58,77%)Abst.:5.537 (41,23%)Sí:6.950 (88,05%)s/c(51,74%)No:380(4,81%Blanco:410(5,19%)Nulo:153(1,93%)[Ref. DV 27-X-79 y B.O. de Alava 13-IX-79].

Primeras elecciones para el Parlamento Vasco : 9-III-1980 (Censo electoral: 13.831).PNV2.766 (33,67%)EMK98 (1,19%)HB1.507 (18,34%)EKA87 (1,05%)UCD1.334(16,24%)LKI64 (0,77%)PSE1.243 (15,13%)ORT20 (0,24%)EE385 (4,68%)CUC8 (0,10%)AP278(3,38%)ESEI5 (0,06%)PCE247 (3%) Abstenciones: 5.618 (40,61%)[Ref. Revista "Euzkadi", 13-III-1980].

Elecciones Generales del 28 de Octubre de 1982 (12.254 escrutados, 2.647 abstenciones, 261 nulos, 52 blancos).PSOE3.577CDS409PNV2.870PCE119HB1.952PST70AP/UCD1.626UCE17EE605PCEml15FN13SE9CUC12 Elecciones municipales del 8 de mayo de 1983.
Concejales: EAJ-PNV: Juan José Ibarretxe Malcuarte, Manuel Luja Guinea, Fernando Larrea Otaola, José Urkiza Larrabide, Juan José Martínez de Bujo Zubiaurre, Luis Dabouza San Martín, Pedro María Bilbao Mendizábal. HB: Francisco Bravo Pérez, Luis Ramírez Rojo, Alberto Achabal Puertas, Juan Carlos Martín Alcalde, Vicente Iriondo Urquiaga. PSOE: Pedro Moya Campos, Félix Leopoldo Samaniego Izarra, Rogelio Fernández del Castillo, Leonardo Rojo Urcullu, Antonio Guardado Cabanillas. AP-PDP-UL: Gerardo Hernández Obeso (Ind.), Francisco Galán Flores (Ind.), INDEPENDIENTES Y OTROS: José Ignacio Casanova Letona, Juan Antonio Larisgoitia Zárate. Resultó elegido alcalde el primero.
Dos parroquias, arciprestazgo de Ayala/Aiara, diócesis de Vitoria-Gasteiz, archidiócesis de Burgos.
Hacia el año 1705, la localidad de Llodio quedaba ubicada dentro de la vicaría de Orozco, que formaba parte de la diócesis de Calahorra. En 1800 estaba bajo la jurisdicción del obispado de Santander; y pertenecía a la vicaría de Orozco (Ref. «D. G. H. R. A.», t. I, p. 472).

Ainhoa AROZAMENA AYALA