Villes

OLITE

Municipio de la Navarra Media Oriental. Limita al N. con Tafalla, al S. con Caparroso, al E. con Pitillas, Murillo el Cuende y Beire, y al O. con términos de Tafalla, Falces y Marcilla. La capital, Olite, se encuentra a 2° 02' 20" Long. E. (Mer. M.) y 42° 28' 50", Lat. N., en la parte N. del término, en una extensa llanura, a 388 m. de altitud, junto a la orilla derecha del río Zidacos. El término municipal es bañado por este río al N. donde se concentran las huertas, y por varios arroyos, entre ellos el que forma el barranco de Vallraviesa, bordeando el límite O. del municipio. El extremo NO. es de bosque de encinas y pastos, y detenta la cota máxima de altura (461 m.). La mayor parte del término es una llanura de labor y viñedo.
Entre 1931 y 1975 se recogió una precipitación media anual de 526 mm. en 92 días de promedio. Temperaturas: máxima 42,6°, media 13,4° y mínima 11,9°.

Población 1960-70-86: véase tabla en Imágenes.

Hombre Mujeres Total
1.605 1.608 3.213

Fuente: Censo de población 2001

Evolución de la población del municipio en los siglos XIX-XXI

Año Población
de Hecho
Población
de Derecho
Población
  Hombres Mujeres Total
En este municipio
En otro municipio de Navarra
En una de las CCAA limítrofes
En otra CCAA no limítrofe
En el extranjero
806
500
84
113
71
779
505
81
118
69
1.585
1.005
165
231
140

Fuente: Censo de población 2001

Movimiento natural de la población. Finales del siglo XX y principios del XXI

  Nacimientos Defunciones Matrimonios Crecimiento natural
1980
1990
2000
26
34
26
35
34
31
11
20
11
-9
0
-5
Acumulados cada 8 años
1979-1986
1987-1994
1995-2002
213
218
231
235
247
301
101
126
121
-22
-29
-70

Fuente: Instituto de Estadística de Navarra e INE. Movimiento Natural de la Población

Indicadores demográficos. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

  1975 1981 1986 1991 1996 2001
Densidad de la población
Edad media
Tasa Bruta de Natalidad
Tasa Bruta de Mortalidad
Tasa Bruta de Nupcialidad
35
36
11,54
8,96
5,86
35
38
8,61
11,71
3,62
36
39
8,37
7,55
4,76
36
40
9,20
11,01
5,75
37
42
9,18
11,75
5,15
38
43
9,18
11,83
5,60

Fuente: Censos y Padrones de población.
1800: 244 útiles y 100 arruinadas; 1860: 507; 1900: 496; 1930: 593; 1940: 605; 1970: 582.

Censo de edificios. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

Edificios destinados a
vivienda familiar
Edificios y complejos de edificios no
destinados a vivienda familiar
Exclusivamente Principalmente Destinados a
vivienda colectiva
No destinados
a vivienda
1 vivienda 2
o más
1 vivienda
uso agrario
Total Total
455 184 3 7 57

Fuente: I.E.N. Censo de edificios 1990

Censo de Viviendas durante los siglos XX y comienzos del XXI

Población Total Viviendas Colectivas Viviendas familiares
Número Población Vacías Habitadas Población Tamaño medio (1)
3.106 3 78 403 1.024 3.028 2,95703125

(1) Población en viviendas familiares/nº de viviendas familiares habitadas
Fuente: I.E.N. Censos y Padrones de población y viviendas.
Distancia a Pamplona: 42 kms. Distancia a la cabeza del partido judicial: 6 kms. Tiene estación de ferrocarril. Carretera nacional al N.E. que comunica con Tafalla. También nacional al S. que comunica con Tudela y carretera local al S. E. que enlaza con la comarcal a Peralta. Autopista.
Castellano. El euskera debió desaparecer entre el siglo XI y el siglo XVI. A finales de este último (1587) figura en la avanzada erdeldún [Varios: "Geografía Histórica de la Lengua Vasca", Auñamendi, 1960, t. I, pp. 126-137].

Según la documentación hallada en el Archivo de Protocolos Notariales del Gobierno de Navarra por el investigador local Ángel Jiménez Biurrun, el escribano Marzán recogió el testimonio del alcalde que narra cómo en 1574 "un criado de don Pedro de Ezpeleta que guarda las yeguas que andan en el guazán (sic), llamado Beltrán de Gárriz, llegó a la plaza" aquel día de junio de hace 430 años ( 2004). El sirviente, sigue el relato del notario, se subió después sobre una tarima que había junto a la casa de Juan de Irigoyen. Entonces, "en bascuence pregonando dijo que todos los que tenían yeguas en el guazán de la casa de don Pedro de Ezpeleta fuesen por ellas, que estaban en el corral". El testimonio oral quedó plasmado en pergamino porque el alcalde creyó que la actitud del mulero de Ezpeleta quebraba la autoridad local. Los ediles deliberaron que "la villa tiene personas que hacen aquel oficio", el de pregonar los bandos, "y que ningún vecino particular ni otro haga cosa semejante" ya que cuestionaba la competencia del concejo.

Tras ello, en un segundo documento adjunto al auto, el escribiente Marzán notificó a Ezpeleta, un señalado vecino que tenía incluso plazuela con su nombre en la calle del Pozo, que "otra vez ningún criado de su casa por su mandato ni de otra manía no mande haver ni haga semejantes pregones".

A finales del siglo XX

El municipio se encuentra incluido en la Zona Lingüística (según el artículo 5.º de la ley foral 18/86, de 15 de diciembre que divide a la comunidad foral en tres zonas): No Vascófona.

Población de 2 o más años clasificada según nivel de euskera (competencia lingüística) y año de referencia

  Hombres Mujeres Total
Euskera
Castellano
Las dos
Otra lengua
Entiende:
- Con dificultad
- Bien
Habla:
- Con dificultad
- Bien
Lee:
- Con dificultad
- Bien
Escribe:
- Con dificultad
- Bien
4
1.509
9
19

101
45

79
38

66
38

63
35
4
1.499
6
13

104
50

86
42

69
53

70
46
8
3.008
15
32

205
95

165
80

135
91

133
81

Fuente: Censo de población 2001.
Al comenzar el siglo XIX la población se dedicaba a la agricultura, obteniendo 90.000 robos de grano y gran cantidad de vino que se vendía fuera en su mayor parte. En el regadío del Zidacos se cultivaba lino, legumbres y olivo. Abundante ganado lanar. Ciento veinte años más tarde la industria apenas había hecho su aparición, a pesar de contar la ciudad con estación de ferrocarril: habla dos grandes bodegas cooperativas, dos fábricas de harinas y algunos talleres, molinos y trujales. En 1900 se abrió el campo de experimentación viti-vinícola de "Las Particiones"; en 1908 contaba con 12.000 cepas. Según el censo agrario de 1972 había en este ayuntamiento 558 explotaciones agrícolas, 16 de menos de 1 Ha., 299 de 1 a 5 Has., 164 de 5 a 20 Has., 59 de 20 a 100 Has., 10 de 100 a 300 Has., y 3 de 300 y más Has. Todo ello hacía una superficie censada de 7.921 Has., 7.159 de las cuales eran de tierra labrada y 762 sin trabajar. El régimen de tenencia era el siguiente: Propiedad, 4.974; arrendamiento, 1 .865; aparcería, 1.082. Cultivos de secano: 1.430 Has. de trigo, 1.310 de cebada, 2 de maíz y 1.830 de vid. Cultivos de regadío: 235 Has. de trigo, 124 de cebada, 51 de maíz, 170 de vid y 22 de espárragos. La comunidad cuenta con 1.240 Has. de tierras comunales, lo que constituye un 49,67 % del total y un 0,42 de comunal por habitante. En 1986, con el ingreso en el Mercado Común, fue declarado este municipio "zona de montaña" haciéndose acreedor a un subsidio del 35 % sobre el proyecto de desarrollo integral del mismo. Las superficies en Has. ocupadas por diversos cultivos agrícolas en 1977-1980 eran las siguientes (Fuente: D. F. N., S. Estad.):

CLAVES 1977 1978
Secano Regad. Disem. Secano Regad. Disem.
Trigo
Cebada
Avena
Centeno
Maíz
Haba seca
Garbanzo
Guisante seco
Veza
Alholva
Patata media
Remolacha azuc.
Girasol
Soja
Maiz forrajero
Alfalfa
Veza forraje
Leguminosas
Remolacha forr.
Col y repollo
Berza
Esparrago
Cardo
Tomate
Pimiento
Guindilla
Cebolla
Guisante verde
Haba verde
C. Hortalizas
Tierra cultivo
Herbaceos
Barbecho, otras
T. Leñosos
Manzano
Peral
Membrillero
Nispero
Acerolo
Albaricoque
Cerezo y guindo
Melocotonero
Ciruelo
Higuera
Granada
Almendro
Nogal
Avellano
Viñedo mesa
Viñedo vino
Olivar aceite
Morera y otras
Prado Pastizal
Pastizales
T. forestal
Monte maderable
Monte leñoso
Otras
Improductivo
No agricola
Rios y lagos
Total
564
2120
208

6
5
0
48
160
52
0



0
0
54
26


0
92
0
0
0
0
3
29
0
0
6133
3364
1120
1649
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
54
0
0

1563
20
0
949
949
79
17
62
262
56
196
10
7423
142
228
31

12
6
2
0
34
43
12



2
28
22
13


3
18
2
7
4
5
4
0
3
24
821
645
12
164
0
2
0
0
0
0
1
1
0
0
0
3
0
0

141
14
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
821


































458
381
13
4
2
90
160
250
482
310
10
1920
211
4

0
1070
18
441
2273
320
12
3
4

39
152
48
0
0



0
58
20
0
0
0
120
0
0
0
0
0
26
0
0
6133
3516
1030
1587
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
54
0
0
4
1496
20
0
949
949
79
17
62
262
56
196
10
7423
130
235
47
0
8
5

0
31
38
15
1



34
26
8
3
1
2
20
3
6
4
7
3
0
9
24
821
656
10
155
0
2
0
0
0
0
1
1
0
0
0
3
0
0
0
131
13
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
821


































456
381
12
4
2
90
154
250
482
304
8
1920
207
4
0
0
1048
18

CLAVES 1979 1980
Secano Regad. Disem. Secano Regad. Disem.
Trigo
Cebada
Avena
Centeno
Maíz
Haba seca
Garbanzo
Guisante seco
Veza
Alholva
Patata media
Remolacha azuc.
Girasol
Soja
Maiz forrajero
Alfalfa
Veza forraje
Leguminosas
Remolacha forr.
Col y repollo
Berza
Esparrago
Cardo
Tomate
Pimiento
Guindilla
Cebolla
Guisante verde
Haba verde
C. Hortalizas
Tierra cultivo
Herbaceos
Barbecho, otras
T. Leñosos
Manzano
Peral
Membrillero
Nispero
Acerolo
Albaricoque
Cerezo y guindo
Melocotonero
Ciruelo
Higuera
Granada
Almendro
Nogal
Avellano
Viñedo mesa
Viñedo vino
Olivar aceite
Morera y otras
Prado Pastizal
Pastizales
T. forestal
Monte maderable
Monte leñoso
Otras
Improductivo
No agricola
Rios y lagos
Total
511
2244
246

12
5
0
42
165
32
0

0
3
0
0
37
19
0
0
0
140
0
0
0
0
0
21
0
0
6133
3477
1106
1550
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
52
0
0
4
1472
19
0
949
949
79
17
62
262
56
196
10
7423
148
223
42

9
7
2
0
35
40
17

2
0
3
25
20
11
2
1
1
20
4
5
2
9
5
0
3
24
821
660
11
150
0
2
0
0
0
0
1
1
0
0
0
3
0
0
0
125
13
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
821


































480
390
12
4
2
90
154
250
478
300
8
1920
204
4
0
0
1016
18
472
2280
251

7
6

36
158
37
0

0
1

0
42
21
0
0
0
160
0
0
0
0
0
23

0
6133
3494
1094
1545
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
52
0
0
4
1463
19
0
949
949
79
17
62
262
56
196
10
7423
120
250
39

6
4

0
38
51
12

1
0

30
23
7
5
2
2
22
2
4
1
10
37
0

24
821
660
15
146
0
2
0
0
0
0
1
2
0
0
0
3
0
0
0
121
13
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
821


































480
390
11
4
2
94
150
250
478
297
7
1925
200
4
0
0
1011
18

El censo ganadero de 1977 arrojaba las siguientes cabezas (A = años, M = meses):

Cabal 3A labor
Mular 3A labor
Asnal 6M labor
Vacuno 6M granja
Vacas país 3A G
Lanar churro 6M
Cabrío 6M
Cerda cast. 3M
Cerda cría 3M
19
30
12
24
50
4.160
100
1.130
44

En 1984 el censo ganadero amojaba las siguientes cabezas:

Bovinos
Ovinos
Porcinos
Aves
88
531
474
516

(Fuente: D. F. N., Serv. Cat.).

Sede de la Estación de Viticultura y Enología de Navarra "E.V.E.N.A.".

Agricultura y ganadería a finales del siglo XX

Principales resultados del censo agrario 1989 y 1999

  Censo 1989 Censo 1999
Número de Explotaciones
Superficie total (ST)
Superficie agrícola utilizada (SAU)
- Tierras labradas (TL)
- Herbáceos y barbechos
- Frutales
- Olivar
- Viñedo
- Otros leñosos
- Pastos permanentes
352
7483
7175
6223
5046
113
20
1044

952
358
7329
6901
6225
5202
110
39
874

676

Agricultura a 31/12/1999 (hectáreas)
Tierras labradas en secano
Tierras labradas en regadío
Superficie forestal
5.965,03
259,71
357

Fuente: Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación. Censo Agrario

Cuenta con empresa de fabricación de harinas y de pan. Matadero de aves. Elaboración de conservas vegetales. Rectificación y elaboración de alcoholes. Elaboración de vinos. Fábrica de gaseosas y sifones. Cordelería. Confección de géneros de punto. Serrerías. Elaboración de lejía. Fábrica de tejas y ladrillos. Industria de fundición. Construcción de maquinaria agrícola, aparatos para sulfatar y reparación de autos. Comercialmente, Olite pertenece al área comercial de Pamplona, subárea de Tafalla. En 1978 poseía 30 establecimientos industriales. En 1982 se citan: Talleres Olite, Soc. Coop. L.; Industrias Sanz, S. L.; Industrias Garde, S. A.; Conservas Zugar, S. A.; Alcoholera San Isidro, Bodegas Reunidas; Bodegas Carricas, S. A.; Villanueva, Navarro, Teresa.
El total de la población considerada activa en 1975 era de 953 personas, 800 varones y 153 mujeres. De éstos, 223 varones y 7 mujeres trabajaban en el sector primario, 371 varones y 38 mujeres en el sector secundario, 206 varones y 108 mujeres en el sector terciario. El total de inactivos era de 1927 personas, 620 varones y 1.307 mujeres. La distribución de la población activa en las 4 actividades principales era: 208 varones y 6 mujeres en la explotación agrícola, 103 varones y 2 mujeres en la construcción, 82 varones y 5 mujeres en la construcción de material de transporte, 26 varones y 21 mujeres en el comercio al por menor. En 1981 la población considerada activa era de 69,63 % entre los varones de más de 16 años y de 16,29 entre las mujeres; 3,6 empleadores, 17,4 trabajadores independientes, 73,5 asalariados y 5,5 otros.

Distribución de la población según la relación con la actividad económica

    Hombres Mujeres Total
Agricultura
Energía

Industria













Construcción
Servicios
Agricultura, ganadería y selvicultura
Extracción de productos energéticos y refino
Producción energética
Alimentación, bebidas y tabaco
Textil, cuero y calzado
Madera y corcho, excepto muebles
Papel y artes gráfica
Química
Caucho y plástico
Otros minerales no metálicos
Metalurgia y productos metálicos
Maquinaria y equipo
Maquinaria, equipos informáticos y material
eléctrico
Material de transporte
Muebles, reciclaje y otras industrias
manufactureras
Construcción
Comercio y reparación
Hostelería
Transporte y comunicaciones
Banca, finanzas y seguros
Servicios a empresas e inmobiliarias
Administración Pública
Educación, sanidad y servicios sociales
Actividades recreativas, culturales y otros
servicios
79
1
10
50
6
2
6
1
6
14
127
49

16
61

9
122
76
48
46
15
18
48
30

9
9
1
2
32
14
1
2
1
5
1
12
12

1
8

2
12
95
71
10
5
24
50
77

27
88
2
12
82
20
3
8
2
11
15
139
61

17
69

11
134
171
119
56
20
42
98
107

36

Fuente: I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001

Población ocupada según sectores económicos. Años 1975-1996

  1975 1981 1986 1991 1996
Primario
Secundario
Construcción
Terciario
225
294
285
101
177
365
263
76
153
350
342
81
121
475
376
116
95
435
472
115

Fuente: Censos y padrones homogeneizados. I.E.N.

Tasa de actividad según sexo y grupo de edad en 2001

TOTAL
H 16-24
H 25-44
H 45-64
H 65 o más
M 16-24
M 25-44
M 45-64
M 65 o más
54
59
97
78
2
40
76
33
2

Fuente:. I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001

Evolución del paro registrado en el mes de marzo. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
183
185
139
114
118
114
148
143
139
131
101
77
76
120
97

Fuente: I.N.E.M.
Interesante órgano trasladado en 1978 desde Bilbao (San Asensio) con caja estilo ecléctico, Monasterio de la Oliva; muy interesante órgano construido por Diego Gómez de Larraga entre 1784 1785 con caja de estilo rococó centroeuropeo, parroquia de Santa María la Real.

Urbanismo y construcciones civiles

La ciudad ocupa el centro de una amplia y rica llanura regada por el río Cidacos. Se mantiene a la vista de promontorios montañosos defendidos desde antaño, como el caso de Ujué, y ha sido objeto de ocupación al menos desde época romana, aunque el lugar encontraría su mayor esplendor en los años del gótico, con la erección de varias iglesias relevantes y, muy especialmente, con la construcción de su magnífico palacio fuerte que, en la práctica, supuso el traslado de la corte navarra a esta localidad.

El viejo núcleo romano se situó hacia el norte de la villa, en la zona más elevada y en torno a la calle de San Francisco, que constituyó su decumano mayor. Este "oppidum" estaría protegido por el llamado "cerco de dentro", y contaría con un pretorio fortificado situado en el actual "Palacio Viejo". La muralla romana tendría unos 600 metros de perímetro, y estaría flanqueada por buen número de torres cuadrangulares, de las cuales quedan restos de unas 20, situadas a unos treinta metros de distancia unas de otras. Esta obra, realizada en magnífico "opus quadratum", presenta en diversos puntos un almohadillado rústico típicamente romano, muy probablemente de los siglos I-II de nuestra era. Olite fue posteriormente fortificada en tiempos del monarca visigodo Suintila, que en el año 621 había realizado una expedición con el ánimo de someter a los vascones. Mediante la instalación de un puesto avanzado en "Oligitum", el monarca pretendía contener las incursiones de los vascos en las tierras meridionales de la provincia Tarraconense.

En el siglo XII se amplía este primitivo núcleo romano, con la erección de un nuevo burgo en torno a la actual iglesia de San Pedro, que sustituyó al anterior templo de San Felices. El antiguo pretorio romano se reaprovechó como castillo en la Edad Media, y sabemos que fue utilizado como residencia por monarcas como Sancho el Fuerte, Teobaldo II y Carlos II, antes de la célebre ampliación llevada a cabo por su hijo Carlos III el Noble. Durante el siglo XIII el núcleo, protegido y favorecido por los monarcas, seguirá siendo ampliado para acoger a una población en alza continua. Con el tiempo, el lugar se configuró como un conjunto de cuatro circunscripciones, llamadas San Miguel, La Carnicería, Santa María y La Judería, atravesadas por la Rúa Mayor, todo ello englobado dentro de una segunda muralla o "cerco de afuera", dotado de torres y puertas, como las de Tafalla, la Puerta del Mercado, la Puerta del Carmen (o de Falces) y la Puerta de Tudela. La actual Plaza de Carlos III tiene su origen en un amplio espacio alargado que se conformó entre los dos cercos, nuevo y viejo, de la ciudad.

Hoy en día, este espacio abierto constituye el centro vital de Olite, y divide el casco urbano en dos núcleos bastante bien diferenciados, situados al norte y al sur del mismo. Comenzando por la zona más septentrional, la calle San Francisco arranca del Portal de Tafalla, que aunque coincide con una de las puertas del recinto romano, hoy en día es una obra del siglo XVII, muy austera y sencilla en su diseño, con un arco de medio punto con la rosca moldurada en resalte, y un remate cuadrangular que alberga un escudo con las armas de la villa, entre aletones y rematado por un frontón curvo que lleva pequeñas pirámides escurialenses. En general, esta calle conserva algunos ejemplares bastante bien conservados de casas de origen gótico, aunque todas han sido evidentemente alteradas, y hay también algunas casas palacianas posteriores dignas de reseñar. La mayoría tienen fachadas de piedra, algunas de ellas bien aparejadas, y tres o cuatro alturas. Una de ellas presenta arco de entrada de medio punto sin moldurar, y vanos rectos que se abren en unos muros de sillería que usan muy poca argamasa. Otra casita, de menores pretensiones, se abre con arco de medio punto en sillería, pero los pisos superiores van en ladrillo. Más adelante hay varios inmuebles juntos, que presentan arcos apuntados de cierta antigüedad. Por encima se aprecian balcones que en algún caso proceden del rasgado de antiguas ventanas. Una de ellas conserva incluso una decoración a base de bolas en las jambas y en el dintel. A continuación va un palacio barroco de principios del XVII. La fachada va en buena sillería, en la que se abre un portalón adintelado con cajeamientos, dos balcones simétricamente dispuestos, cuyas jambas van molduradas, escudo barroco y en alto una galería de arquillos en ladrillo. Remata un vistoso alero de madera. Ya en la Plaza de los Teobaldos, un hermoso caserón dieciochesco hace esquina entre la calle de San Francisco y la propia plaza. Va enteramente en sillar, presenta un acceso con arco de medio punto y otro con arco rebajado. Por encima los vanos son cuadrangulares, y una imposta separa el ático, donde hay una serie de ventanas cuadradas, justamente bajo el alero, que es de gran empaque.

En la plaza, que es más propiamente un ensanchamiento de la propia calle, se encuentran el "Palacio Viejo", reedificado por Sancho el Fuerte, y la iglesia de Santa María. Probablemente este conjunto se corresponde con el antiguo espacio público o foro del núcleo romano. Otra casita, de sabor urbano y desarrollo vertical, presenta primer cuerpo en sillería y dos alturas en ladrillo. Se abre con arco de medio punto, habiendo restos de otro acceso mutilado. Siguen dos amplios balcones y una galería de cinco arquillos en lo alto. La calle se prolonga aún unos metros hasta el Portal del Chapitel, que es una puerta-torre del recinto romano, antes de la ampliación del casco urbano hacia el sur. Originariamente esta torre estaba abierta hacia el interior, recurso frecuente en los recintos romanos desde el Bajo Imperio, puesto que ahorraba un 25% de la obra. Actualmente la torre se cierra también por este lado, mediante un simple paño de ladrillo, bien diferente de los viejos y desgastados sillares del resto de la torre. Hacia el exterior, la puerta-torre presenta dos cuerpos bien diferenciados, con un zócalo en talud de unos dos metros de alto, un primer cuerpo en el que se abre el arco de entrada, apuntado, y una hornacina hoy en desuso. Por encima se aprecia un recrecimiento, sólo abierto por una ventana cuadrangular, y remata con tejado a cuatro vertientes. Al interior encontramos aún los goznes de piedra de la primitiva puerta, y en lo alto una buhedera, defensa vertical desde la que se podía disparar contra los intrusos.

A través del Portal del Chapitel se sale a la Plaza de Carlos III, que como ya se ha dicho es más propiamente un espacio abierto y alargado que separaba originariamente los dos recintos amurallados de la ciudad, y que constituye hoy el centro vital de Olite. En uno de sus extremos se levanta el edificio del Ayuntamiento, que es un elegante y vistoso edificio, pensado para presidir este espacio, ejecutado por el arquitecto Víctor Eusa a mediados del siglo XX. Su fachada es de piedra en los dos primeros pisos, llevando los dos superiores en ladrillo. Compone un bloque de desarrollo vertical, que se abre a la plaza con un pórtico con tres grandes arcadas de medio punto, cubierto al interior por bóvedas de arista enlucidas. El primer piso lleva un balcón corrido que cruza toda la fachada. Se abre con gran hueco central de medio punto, con ligero derrame, y flanqueado por otros seis arcos de medio punto, tres por lado, altos y estrechos. Esta zona se separa del cuerpo de ladrillo por una gruesa imposta moldurada, que enmarca un escudo en piedra con las armas de la villa. Bajo él, se puede leer: AÑO 1949. El tercer nivel se abre por dos balcones simétricamente dispuestos, y dos series de tres tragaluces. Por encima, la galería de arquillos doblados se cobija bajo el amplio alero. El tejado es a cuatro aguas, y da frente a la plaza con una espadaña de ladrillo con un reloj en su centro, flanqueado de dos aletones con pirámides escurialenses y culminado con frontón triangular.

Junto a este edificio se sitúa un hermoso palacio barroco de desarrollo horizontal, con un primer piso en sillar, abierto por vanos alternativamente rectos y rebajados, y segundo y tercer cuerpos en ladrillo, abiertos con balcones. Siguen varias casas abiertas con arcadas de medio punto, que crean animados soportales en los que se concentran comercios y negocios de hostelería. Enfrente nos encontramos con edificios de tipologías semejantes, con casas de tres alturas, que llevan el primer piso en sillar y los superiores en sillar o ladrillo, animados casi siempre con balconadas que buscan una mejor comunicación con la plaza. Más adelante, las casas siguen modelos ya reseñados, aunque no faltan las que se alejan un tanto de estos patrones, a veces incorporando miradores de madera o de obra. Señalaremos una pequeña casita de estilo ecléctico, con primer piso en piedra, en el que se abren dos vanos rebajados simétricamente dispuestos, y segundo cuerpo en ladrillo rojo, que ocupa dos alturas, en las que se abren un mirador de madera con rica y minuciosa decoración, y arriba dos balcones enmarcados con frontones triangulares. Remata con un alero de piedra con arquillos mixtilíneos. Ya hacia el final de la plaza, una fachada barroca del siglo XVIII sirve de paso desde esta plaza a la iglesia de Santa María. Lo compone un arco de medio punto moldurado y abaquetonado, coronado por un frontón triangular, y en alto dos vanos rematados por arcos de medio punto. Todo ello va flanqueado por un orden gigante de dos pilastras cajeadas. La plaza se cierra por este lado con el Palacio Real, que compone otra más de las sorprendentes vistas que este hermoso edificio muestra desde cualquiera de sus frentes. En este caso en concreto, sorprende la perfecta integración del castillo en el paisaje urbano, al que enriquece con la superposición escalonada de sus volúmenes, desde el muro perimetral guarnecido de garitas cónicas hasta la dominante torre mayor.

Desde esta plaza parte la Rúa Mayor, que enfrenta al Portal del Chapitel como queriendo prolongar la calle de San Francisco. Así pues, esta calle partía de la Plaza de Carlos III hasta llegar al Portal de Tudela, en el extremo opuesto de la villa. A lo largo de su trayecto podemos ver de nuevo tipologías ya descritas de casas palacianas, aunque debemos destacar también la profusión de arcos apuntados en sus fachadas, cuyo origen debe coincidir con el momento de máximo auge de Olite, en los siglos XIV y XV, cuando se perfiló como corte del reino. Abre la calle un edificio palaciano, que aún se abre mediante un arco apuntado de grandes dovelas, obra del XV, pero cuya parte superior fue alterada para crear un palacio del XVI avanzado o incluso del XVII, con balcones elegantemente dispuestos, y culminado por un cuerpo barroco en ladrillo, que sigue las líneas compositivas de los cuerpos bajos. Sigue una casita de desarrollo vertical, abierta por dos arcos góticos gemelos que apean en un pilar central. Uno de ellos luce un escudo en la clave. Sigue el palacio del Marqués de Rada, un elegantísimo edificio renacentista, con fachada en piedra bellamente aparejada, abierta en planta baja con un portalón de medio punto con la rosca moldurada, flanqueado de dos ventanas rectas. El segundo piso incorpora un monumental escudo de finísima labra, rodeado de cartelas, cabezas de querubines y dos monstruos tenantes, todo culminado por un yelmo. Va flanqueado por dos balcones, una galería de arquillos doblados y un alero de madera de gran desarrollo, con profusión de animales mitológicos y diversos motivos decorativos, que nos traen a la memoria otros vistos en Sangüesa (palacio de Vallesantoro), Tudela (palacio del Marqués de San Adrián) o Estella (casa de Fray Diego). Más adelante, otra casa aparentemente de menor empaque, con un primer piso en sillar y resto en ladrillo, con acceso de medio punto descentrado y balcones de saledizo curvilíneo, luce un no menos impresionante escudo rococó, que ocupa la mayor parte de la fachada. Otro palacete, del siglo XVI, se abre con un portalón de medio punto y grandes dovelas con la rosca moldurada. El primer piso va en sillares dispuestos a hueso, pero por encima siguen dos alturas en ladrillo. La primera de ellas muestra grandes ventanas cuadrangulares con enmarques a base de ladrillos aplantillados, hoy bastante maltratados, y culmina con una vistosa galería de arquillos doblados, separados por ojos de buey. Remata todo el conjunto con un elegante alero de ladrillos aplantillados. Abogamos decididamente por la conservación y recuperación de este bello edificio, que hoy se encuentra en precario estado de conservación. Hacia la mitad de la calle encontramos otro edificio palaciano del XVI, que hace esquina entre la Calle Mayor y la Rúa de San Pedro, y que perteneció al Marqués de Feria. En este caso la totalidad de la fachada es de piedra bien tallada y aparejada. Se abre mediante un arco de ligero apuntamiento y grandes dovelas sin moldurar, que recuerda modelos vistos en Urroz. La clave lleva un escudo labrado en minucioso relieve. Por encima se abren balcones y ventanas superpuestas, que presentan decoración orlada de bolas, propia del XVI, y todo ello culminado con un alero de piedra en el que se repite la decoración de bolas. Ya en el extremo de la calle y cerca del Portal de Tudela con el que se cierra, la Casa de Cultura-Kultur Etxea de Olite ocupa un viejo palacio renacentista. Tiene sillería en el primer piso y en el paño inmediato al acceso, que es un portalón de medio punto descentrado, con grandes dovelas y rosca moldurada. Por encima hay un segundo cuerpo de ladrillo, abierto por dos grandes ventanas cuadrangulares, dispuestas siguiendo más la lógica interior que la simetría. Culmina, una vez más, con una galería de arquillos de medio punto. En este ámbito y ante el portal de salida de la villa, que es un simple arco de medio punto sin decoración, se forma una pequeña placita triangular, presidida por una fuente de piedra compuesta por "aska" cuadrangular, pila con un único grifo y remate moldurado coronado por una bola escurialense. Lleva la inscripción FUENTE DE SAN PEDRO, y la fecha de 1907.

Desde este punto podemos tomar cualquiera de las calles que aquí convergen, como la llamada Calle del Pozo, donde encontramos casas de menores pretensiones, aunque tampoco faltan edificios dotados de labras heráldicas y que repiten tipologías ya descritas. Una de ellas, en el arranque de la calle, presenta fachada de piedra, acceso con arco de medio punto de dovelas poco desarrolladas, y vanos rectos presididos por un escudo barroco. Más adelante hay otro edificio de marcada horizontalidad, con fachada de piedra y dos pisos, perforados por un portalón de medio punto de grandes dovelas, y ventanas cuadrangulares pareadas en alto. Centra el conjunto un escudo medieval rodeado por una moldura conopial. En la Calle del Hospital encontramos casas predominantemente del siglo XVII, así como el antiguo Hospital de Nuestra Señora, de origen antiguo pero renovado en época moderna, tal y como reza la inscripción: ESPITAL DE OLITE 1574. RENOVADO EN 1850.

En la Calle del Seco encontramos un recio palacio renacentista, que sigue patrones ya vistos en la ciudad. En este caso el sillar se reduce a un zócalo bajo, yendo todo el resto en ladrillo. Se abre mediante portalón de medio punto cuya luz se ha reducido burdamente, flanqueado por varias ventanas rectas. El primer piso luce cuatro grandes ventanas rectas, y culmina con una galería de arquillos, separados por ojos de buey y con amplio alero encima. Otra casa presenta fachada de sillería bien escuadrada, con arco de medio punto parcialmente cortado por un balcón posterior, y escudo con leones tenantes. Otro palacio, de mayores pretensiones, muestra gran fachada de sillar, abierta por un portalón de gigantescas dovelas, propio del XVI, y vanos alineados en cuatro calles, que son balcones en el piso noble y ventanas rectas en el ático. Los balcones proceden del rasgado de antiguas y nobles ventanas, que aún lucen sus jambas y dinteles con cenefas de bolas. El conjunto va presidido por un escudo renacentista de fina labra, con dos niños tenantes que sorprenden por su buena y naturalista anatomía., así como por la naturalidad de los movimientos con los que danzan.

En las calles de Mirapiés y de Medios las tipologías encontradas responden a patrones ya descritos, en los que no faltan casitas de origen medieval, reformadas en épocas posteriores, así como inmuebles renacentistas y barrocos, como la casa de los Labairu, en la Calle de Medios, que incorpora una placa de mármol en la que puede leerse: EN ESTA CASA NACIO EL EXCMO E ILMO SEÑOR/ D. PEDRO CIRILO URIZ Y LABAYRU/ OBISPO QUE FUE DE LERIDA Y PAMPLONA/ DIA 8 DE JULIO DE 1799. El sector oriental de la villa, en torno a la Calle de la Rueda y la iglesia de San Pedro, presenta casas que en su mayor parte responden a modelos más simples y de menores pretensiones, aunque no faltan elementos que pudieran datar de la Edad Media, acordes con el trazado mismo de las calles.

Castillo-Palacio de los Reyes de Navarra

Ya hemos visto que el viejo "oppidum" romano había tenido un pretorio o edificio fuerte que fue posteriormente reutilizado en época medieval. Sancho el Fuerte lo reedificó, dotándole además de una torre central o torre mayor, llamada "de los Milagros", hoy desaparecida. Posteriormente los Teobaldos mejoraron y enriquecieron este conjunto, llamado todavía hoy "Palacio Viejo", y que hoy está ocupado por el Parador de Turismo. Así pues, la planta de este viejo palacio se conformó en forma cuadrangular, con torres esquineras y torre mayor central, llamada "de los Milagros". Una de las torres albergaba la capilla palatina, dedicada a San Jorge, y por los textos sabemos además que había una sala principal o de representación, llamada "de la Cort", la "sala de la reina Juana", la "sala Larga" y otras. Se trataba de una disposición que perduró hasta principios del XV, y que sin duda tuvo influencia en otros palacios y castillos reales del reino, así como en no pocos palacios señoriales que adoptaron la planta cuadrangular y con torres en las esquinas, como vemos en Artieda, Arazuri, Olloki, Latsaga y otros.

Cuando Carlos III el Noble decidió la edificación del "Palacio Nuevo", lo normal hubiera sido que el edificio viejo hubiera sido absorbido o, más fácilmente, derribado para aprovechar espacio y materiales. No obstante, la disponibilidad de espacio seguramente abrió paso a la idea de yuxtaponer el nuevo edificio, conformando una planta alargada y algo laberíntica, que ocuparía en consecuencia todo un costado de la villa. Las obras se desarrollaron durante el primer cuarto del siglo XV (1388-1424), y en ellas intervinieron maestros de la talla del mazonero Martín Périz de Estella y el escultor Jehan de Lome, de Tournay. Maestros musulmanes trabajaron además yeserías y paneles de estucos, y otros artistas como el carpintero Lope Barbicano y el pintor maestre Enrich colaboraron en la decoración de muros, suelos y techos. Cronológicamente, entre 1388 y 1398 se acometieron mejoras en el "Palacio Viejo", no pudiendo concretar si por estos años estaba ya decidido acometer las obras de envergadura que luego se llevaron a cabo. Entre 1402 y 1405 se levanta la Torre Mayor o Gran Torre, y adosada a ella por el lado sur la Torre de la Reina, con su sala inferior abovedada. Entre 1406 y 1408 se levantaron la Torre del Retrait y la de la Vit, esta última con el característico volumen cilíndrico adosado, que se corresponde con una escalera de caracol. Se comenzaron a levantar además los muros perimetrales que cerraban el recinto fortificado.

A la vuelta del viaje de Carlos III a Francia se dio un nuevo impulso a las obras. Entre 1411 y 1414 se levantan las torres de los Cuatro Vientos (o de las Tres Grandes Finestras), la de las Tres Coronas (u Ochavada), la de la Atalaya (o de la Joyosa Guarda), la del Aljibe y la del Portal del Fenero. El hábil Jehan Lome talló además algunas finas y espectaculares ventanas, con ricas tracerías góticas. Hasta 1424 se realizaron ya obras menores, justo antes de la muerte del monarca, en 1425. Tras su fallecimiento, el palacio siguió siendo frecuentado por los monarcas navarros, más o menos con asiduidad, pero tras la invasión conquista iniciada en 1512 sobrevino la decadencia. Se sucedieron períodos de abandono o sistemático desmantelamiento, y las guerras del siglo XIX terminaron por sumir en la ruina el conjunto. Fue ya en la segunda mitad del siglo XIX cuando la Comisión de Monumentos reivindicó el viejo castillo, que sería al fin adquirido por la Diputación Foral de Navarra en 1913. A partir de 1937 se inició el proceso de restauración, ejecutado por los hermanos Yárnoz Larrosa. A pesar de que esta intervención ha merecido en época actual críticas virulentas, debemos decir que se siguieron criterios de la época, tan volubles y pasajeros como los actuales, y que, en cualquier caso, todas las intervenciones estaban arqueológicamente bien demostradas y documentadas. Por otra parte, es un hecho constatable que restauraciones mucho más agresivas se han realizado y se realizan aún hoy en día en la arquitectura religiosa sin que se haya utilizado la misma vara de medir. Más aún, los conjuntos históricos urbanos son aún hoy, en la propia Navarra, objeto de actuaciones muchísimo más agresivas y extemporáneas, sin merecer juicios tan severos como los que los hermanos Yárnoz reciben incluso en la actualidad. Sin olvidar que el "Palacio Viejo" sería aún transformado en Parador Nacional con unos criterios que se nos antojan mucho más criticables, desarrollando una escenografía historicista propia de la época franquista, que siguió patrones constructivos y de decoración totalmente ajenos a Navarra.

Para terminar, diremos que Olite representa el último gran impulso de la castellología navarra. Por supuesto, sus criterios superan de largo la tradición pirenaica de castillos muy sencillos, apenas dotados de una torre mayor y un recinto flanqueado por torres secundarias. Supera también el caso de Tiebas, importado a partir de ejemplos del norte de Francia, y que supuso la instalación de un modelo planificado y regular en Navarra. Olite, con su plano alargado y laberíntico, es sobre todo un edificio en el que las defensas son más un elemento decorativo y de representación. En un plano internacional, se sitúa justo en la última generación de castillos medievales, antes de que la generalización del uso de la artillería alumbrara los castillos del grupo de La Mota de Medina del Campo y Coca. Creemos, por último, que Olite es un castillo decididamente "francés", y que debe mucho al castillo papal de Avignon, en el que la presencia navarra fue constante, por razones diplomáticas, en esos años críticos. El plano mismo, la disposición de los volúmenes, los matacanes dispuestos entre arcos de descarga apuntados, están ya presentes en Avignon. Incluso las garitas o "escaraguaitas" de la torre mayor, que se han querido relacionar con la castellología castellana del XV, se podían ver desde antes en el viejo castillo de los papas.

Ermitas

Pérez Ollo cita un total de diez, de las cuales todas menos una estarían desaparecidas a día de hoy. Se citan como perdidas, en concreto, las de San Antón, San José, San Lázaro, San Bartolomé, San Miguel, Santa Águeda, San Blas, San Cebrián y Nuestra Señora de Gracia.

En cuanto a la ermita de Santa Brígida, se levanta fuera del casco urbano, en la carretera que conduce hacia Peralta. Hasta el año 1435 estaba atendida por una mujer o "soror", pero a partir de esa fecha la reina Doña Blanca mandó levantar una casa para que habitaran los ermitaños, a la vez que les otorgó diversas mercedes y limosnas. Posteriormente, estuvo atendida por un ermitaño hasta el siglo XIX, y en 1885 se utilizó como lazareto durante la cruenta epidemia de cólera. De las tres romerías anuales que se realizaban a este lugar, tan sólo subsiste la que se lleva a cabo el 22 de mayo, día de Santa Quiteria. Hoy en día el eremitorio consta, además de la capilla, de un conjunto de construcciones anejas, rodeadas por una cerca. La iglesia es protogótica de hacia el año 1200, con planta de cruz latina y una única nave, terminada en testero recto. El transepto tiene un desarrollo inusual, de forma que su tramo central actúa además como capilla mayor. Los muros van aparejados en sillarejo de buena factura, y muestran al interior un interesante conjunto de pinturas murales, a las que luego haremos alusión. La nave va dividida en tres tramos, de los cuales los dos primeros presentan tan sólo los arcos fajones, yendo por encima una simple cubierta a dos aguas. El tercer tramo conserva su bóveda original, de cañón apuntado. El transepto lleva también cañón apuntado, aunque el tramo central va reforzado con dos gruesos baquetones en crucería simple. Al exterior, el acceso se ubica en el muro de los pies, y consta de un arco apuntado de sabor civil, con nueve dovelas bien desarrolladas y una media caña que recorre la rosca, que parece obra del XV.

En el año 1985 se descubrieron en el interior de esta ermita unas pinturas murales, góticas de mediados del siglo XIV, pertenecientes a la mano de un artista de segunda fila. Entre la iconografía podemos distinguir la Entrada de Cristo en Jerusalén y un Calvario. Las composiciones son simples, abigarradas y un tanto inocentes, con predominio del dibujo y gran esquematismo. Hay además un retablo barroco del XVII, con banco, un cuerpo articulado mediante columnas salomónicas, y ático. Presiden una talla de bulto de Santa Brígida y otra de San Froilán, renacentistas del XVI.

Parroquia de San Pedro

Se trata de la más antigua parroquia de la ciudad, aunque se tienen noticias de que existió otra anterior, bajo la advocación de San Felices, citada ya para 1138. Sea como fuere, esta primitiva parroquia desaparece de la documentación durante el siglo XII. Se trata de un templo protogótico de hacia el año 1200, aunque lógicamente ha sufrido numerosas vicisitudes y alteraciones en siglos posteriores, muy especialmente en el siglo XVIII.

Tiene planta de cruz latina, con tres naves divididas en cuatro tramos, transepto bien marcado en planta y cabecera en testero recto. La sacristía se adosa al lado septentrional del templo, donde hay además un claustro de buen tamaño. Al lado de la Epístola se yuxtaponen, por otra parte, sendas capillas de planta cuadrada, una de ellas dedicada a la Virgen del Campanal, alojada en el piso bajo de la torre, a la que se accede mediante arco apuntado, y la otra, de mayor tamaño, dedicada al Santo Cristo. Cronológicamente, la fábrica debió comenzarse por la cabecera, que presenta un aspecto más arcaico, y que en origen y hasta las ampliaciones del siglo XVIII remataba con tres ábsides circulares. El resto de la iglesia presentaba un aspecto algo más avanzado, datable ya como del siglo XIII.

En los alzados llaman la atención unos airosos pilares cruciformes, que han sido puestos en relación con los de la catedral de Tudela y Santa María de Sangüesa. Llevan adosadas medias columnas pareadas. Los capiteles llevan sobre todo decoración a base de motivos vegetales como palmetas, aunque los de los pies, más avanzados, presentan ya hojarasca gótica más naturalista, acompañadas de cabecitas humanas y de monstruos. Sobre estos capiteles apean los arcos fajones y formeros, a considerable mayor altura los primeros que los segundos. Los muros perimetrales se perforan con una serie de vanos de diferentes épocas, algunos de ellos apuntados. En los brazos del transepto observamos sendos rosetones, que deben ser los huecos más antiguos, contemporáneos a la erección del templo. Llevan tracería polilobulada. Los ventanales que se abren en la nave central, aprovechando la notable diferencia de altura respecto a las naves laterales, son ya plenamente góticas y debieron abrirse en el siglo XIII. A los pies del templo se abre un rosetón de gran tamaño, con tracería basada en doce vejigas, dispuestas de manera radial. A los pies de la nave se levanta un coro alto, propio del siglo XIV, que apoya sobre los correspondientes pilares, con arco de embocadura apuntado.

Se cubre la fábrica con bóveda de crucería simple, dotada de fuertes nervios de sección cuadrada, que afecta a naves y brazos del transepto. El sotocoro lleva también bóveda de nervios del XIV, más ricamente moldurada, y con la clave minuciosamente labrada con motivos vegetales. La capilla de la Virgen del Campanal se cubre con bóveda de crucería, al igual que la del Cristo, aunque en este caso las tracerías llevan terceletes. En cuanto a la sacristía, lleva bóveda de medio cañón con lunetos.

Como se ha adelantado, en 1708 esta nave fue ampliada por el lado de los ábsides, que fueron derribados para prolongar su longitud en dos tramos, cerrándose el conjunto con una nueva cabecera, recta en este caso. En este nuevo ámbito los soportes no son tan pesados ni robustos, y van articulados por pilastras de orden toscano, que llevan una imposta corrida a modo de capitel. Los nuevos tramos obtenidos tras la ampliación se cubrieron con bóvedas de arista, y sobre el crucero voltea una cúpula sobre pechinas, al tiempo que la cabecera lleva un medio cañón con lunetos.

Al exterior, el conjunto está en gran medida oculto por las construcciones anejas. La fachada presenta una portada de lenguaje todavía románico, ya algo tardío. Se abre mediante arco de medio punto con gran abocinamiento, salvándose el derrame mediante seis arquivoltas con gruesos baquetones lisos, y espacios intermedios ocupados por cenefas de decoración vegetal, aunque también podemos encontrar un ajedrezado. Apean sobre columnas y pies derechos, dispuestos de manera alterna. Los capiteles son predominantemente vegetales, aunque vemos también un San Jorge en pugna con el dragón y un centauro luchando contra una arpía. Los cimacios se prolongan a modo de imposta corrida, continuando aquí la decoración vegetal. El tímpano lleva labra gótica que parece del XIII. Debió sustituir a otro anterior, del que se conservaron las ménsulas que lo sustentaban, figurando un hombre cabalgando sobre un león y la lucha entre otro hombre y un oso. El actual tímpano se decora con figuras en alto relieve entre las que destaca San Pedro, en actitud de bendecir, acompañado de San Andrés y Santiago Peregrino, así como dos ángeles arrodillados. En el dintel hay decoración figurada corrida, distinguiéndose escenas de la vida de San Pedro, como la Entrega de las llaves y su Crucifixión. La fachada llevaba además decoración pictórica, hoy en precario estado y muy perdida. Por encima de esta portada corre un friso del siglo XIII, con escenas del Antiguo Testamento como Caín y Abel, Sansón y Dalila y otras. Otra portada medieval, de medio punto, situada en el lado de la Epístola, va cobijada por un pórtico barroco del XVIII, con tres tamos de bóvedas de arista.

El frente izquierdo de esta fachada presenta una alta torre de planta rectangular alargada, con fuste alto, medios puntos para las campanas y remate a base de frontones modernos. La llamada Torre Alta, que se alza en el lado de la Epístola y sobre la capilla de la Virgen del Campanal, tiene un aspecto más esbelto, con alto fuste de planta cuadrada, liso a excepción de unas cornisas que separan los pisos. Culmina con un antepecho calado con cuadrifolios, sostenido por una galería de matacanes decorativos, y una larguísima flecha octogonal de piedra, decorada en cada uno de sus frentes por un gablete que aligera las cargas para poder abrir una serie de vanos cuadrangulares. La flecha propiamente dicha tiene perfil ojival.

Por último, debemos citar el claustro adosado al templo por el lado del Evangelio, obra probable del siglo XIII. Tiene planta cuadrangular irregular, con 7-8 arcos apuntados por crujía. Apean sobre columnas pareadas sobre basas circulares, y llevan dobles capiteles decorados con motivos figurados, con escenas inspiradas en el Génesis. Hay además en este ámbito un arcosolio, obra del siglo XIII, así como otro que cobija un sepulcro y que se ha relacionado con la escuela de Jehan Lome. Una lápida gótica situada cerca luce la inscripción: ESTA OBRA FIZO FAZER PEDRO PEREZ DE CHAURI CLERIGO RACIONERO DE LA YGLESIA DE SANT PEDRO VEZINO DE LA VILLA DE OLIT ANO MIL CCCCXXXIII.

En el interior del templo preside un retablo mayor barroco, obra de Juan de Eguílaz (1681). Consta de banco, dos cuerpos de tres calles y ático curvo. Se articula mediante columnas de fuste ondulado, y la decoración es a base de hojarasca y frutas. Va presidido por una talla de San Pedro como pontífice, sedente y contemporánea del retablo, aunque va acompañada de tablas pintadas por el gran Vicente Berdusán, pintor tudelano del XVII. La iconografía registra motivos como San Fermín, San Francisco Javier, la Inmaculada Concepción, San Pablo, San José con el Niño y un Calvario en el ático.

En el muro del Evangelio nos encontramos con una talla gótica que representa a Santiago. Es obra del XV, relacionable con el taller del escultor borgoñón Jehan Lome de Tournay, que trabajó con profusión en Olite. Va ataviado como peregrino, con ropajes ricamente plegados con movimientos rítmicos y formas geométricas, y cabeza con vistosa melena y barba. En el transepto se encuentra el retablo de los Santos Juanes, obra del siglo XIX, de estilo neoclásico. Hay también un retablo dedicado a San Pascual Bailón, rococó de fines del XVIII.

En el muro de la Epístola podemos señalar el retablo de la Virgen de Fátima, que alberga alguna talla del XVIII, así como el retablo de la Virgen del Rosario, barroco del siglo XVIII, con banco, un cuerpo de tres calles y ático curvo. Se articula mediante columnas salomónicas, y la imagen titular es moderna. Podemos ver así mismo el sepulcro de Eneco Pinel, notario del siglo XV. Va en un arcosolio abocinado, con tres arquivoltas y decoración que incluye la talla de los ofrendantes, Eneco Pinel y su esposa. Pertenece a la escuela de Jehan Lome. Una inscripción dice: ESTA OBRA FIZO FAZER ENEQUO PINEL NOTARIO VEZINO DE OLIT EN EL AYNNO MILCCCCXXXDOS. En la capilla del Santo Cristo nos encontramos un Crucificado del XVII, así como un lienzo del taller de Berdusán que representa a los Santos Juanes. La capilla de la Virgen del Campanal alberga a la talla de la Virgen homónima, obra del siglo XIV. María, sedente, sujeta sobre su pierna izquierda a un Niño que se recuesta de manera exagerada sobre la madre. Llevan largas, con pliegues longitudinales que se quiebran en la parte inferior. Esta capilla estuvo además decorada por un conjunto de pinturas murales góticas, obra de dos maestros que superpusieron sus obras, y que fueron trasladadas al Museo de Navarra.

El coro alberga una sillería barroca de principios del XVIII, y en la sacristía se custodian otras obras de imaginería y de orfebrería.

Parroquia de Santa María

Se ubica junto al palacio real, por lo que fue considerada capilla del palacio. No obstante, y aunque no cabe duda de que su privilegiada situación facilitaría que fuera frecuentada por los reyes, también es cierto que el castillo tenía su propia capilla palatina, dedicada a San Jorge, y un pequeño oratorio. Pertenece al estilo gótico, datable en el siglo XIII. Su planta consta de una única nave, dividida en cuatro tramos de diferente tamaño, y una cabecera poligonal de cinco lados. A este plan original se han adosado una serie de capillas y estancias secundarias, entre las que destaca la sacristía, que fue edificada en el siglo XVIII, originariamente como capilla del Cristo. Los muros son de bella sillería, y separan los tramos unos pilares pentagonales adosados a las paredes. Llevan basas poligonales y capiteles decorados con hojarasca de raigambre gótica. Hay así mismo una serie de capillas, sepulcros y hornacinas de diferentes cronologías. A los pies se encuentra el coro, obra probable del siglo XIII, en el que posteriormente se alojó un órgano barroco del XVIII. Los vanos han sido en gran medida cegados, y presentaban en origen cierta uniformidad en su concepción, apuntados y sobre columnitas. La nave se cubre con cuatro tramos de bóveda de crucería simple, separados por arcos fajones de perfil apuntado, mientras que la cabecera lleva bóveda también de crucería adaptada a la planta pentagonal del ámbito que cubre.

Al exterior destaca la torre, de fuste prismático y cuerpo de campanas perforado por arcos apuntados pareados. Culmina con una balaustrada calada con trilóbulos. La portada consta de un arco apuntado de gran tamaño, cuyo abocinamiento se salva mediante ocho arquivoltas y guardalluvias exterior. La decoración es a base de hojas y racimos de uvas. Entre estos motivos destacan las figuras de un rey y una reina bajo doseletes, en actitud orante, que han sido identificados con la reina Juana de Navarra y su esposo el rey Felipe el Hermoso. En la zona baja hay otras figuras muy mal conservadas. Apean las arquivoltas sobre columnitas cuyos fustes, perfectamente alineados, tienen grosores diferentes de manera alterna. Los capiteles llevan decoración vegetal, alternando con algunas figuras de animales, hombres luchando, Adán y Eva, la Virgen con el Niño etc. El tímpano va dividido en dos registros, presididos por la imagen sedente de la Virgen, de bellos rasgos. En los relieves se recrean escenas como la Anunciación, Natividad, Martirio de los Inocentes, Huída a Egipto, Presentación en el Templo o el Bautismo de Cristo. Dintel, ménsulas y jambas llevan una decoración minuciosa, con temática variada y con marcado horror al vacío. Esta portada va flanqueada a ambos lados por una arquería de seis huecos por lado, culminados por arcos trilobulados y decorados con gabletes. Cobijan un apostolado de figuras un tanto heterogéneas, que denuncian la presencia de más de un maestro, con imágenes en general algo frontales y que no buscan la comunicación, a excepción de algún ligero movimiento de cabeza. Sí presentan, en cambio, algún intento por individualizar los rasgos, mediante variaciones en cabellos y barbas. En alto, el conjunto va presidido por un ventanal de gran tamaño, con arco apuntado abocinado y tracería de raigambre circular, en base a trilóbulos y trifolios.

Ante esta fachada se abre un amplio atrio, a modo de claustro exterior, compuesto por tres crujías que delimitan un amplio espacio abierto, muy idóneo para celebraciones religiosas y relacionadas con la monarquía. Los arcos son trilobulados, 24 en total, y apean en finos pilares de sección poligonal. El acceso lo constituye un arco rebajado, que presenta esculturas de una reina y de la Virgen con el Niño, que han perdido sus cabezas. Muestran los escudos de armas de Navarra, Evreux y Sicilia. Por esto, se ha identificado a la figura femenina con la reina Blanca de Navarra, que anteriormente había casado con Martín, rey de Sicilia, aunque enviudó y regresó a Navarra en 1409, donde casaría con el príncipe Juan, fruto de cuya unión nacería Carlos de Viana.

Al interior del templo debemos destacar en primer lugar el retablo mayor, dedicado a Santa María la Real, patrona del templo. Se trata de un bello ejemplo de arte renacentista, datable como del siglo XVI y obra atribuible al pintor aragonés Pedro de Aponte, que lo habría concluido para 1515. Su traza consta de banco, cinco pisos de siete calles y ático. Su iconografía es sobre todo pictórica, con tablas separadas por pináculos de decoración plateresca, y cobijados por doseletes de tradición gótica. En el banco hay seis tondos con bustos, pudiendo corresponder alguno de ellos a un autorretrato del propio pintor. En el primer piso se representan escenas de la Pasión, como la Oración en el Huerto, Prendimiento, Cristo a la Columna, Ecce Homo, Camino del Calvario y Piedad. En el segundo piso encontramos pasajes de la Vida de la Virgen, tales como el Abrazo ante la Puerta Dorada, Nacimiento, Inmaculada, Desposorios Místicos, Anunciación y Visitación. Encima vemos escenas de la infancia de Jesús, con el Nacimiento, Circuncisión, Epifanía, Presentación en el Templo, Huída a Egipto y Jesús ante los Doctores. En el cuarto piso hay imágenes de la Vida Pública de Cristo, como el Bautismo, Transfiguración, Resurrección, Ascensión, Pentecostés y Asunción. Se trata, como podemos comprobar, de una pensada iconografía, perfectamente coherente y ordenada. Por encima, cuatro tablas dedicadas a los Evangelistas flanquean el Calvario, grupo escultórico obra del escultor Uguet. Otras tablas y figuras de menor importancia ocupan las entrecalles y el guardapolvo. El retablo va presidido por la talla en bulto de la Virgen, que sigue la tipología de las "Andra Mari" del país, datable como del siglo XIV. Aparece sedente, con el Niño sobre la pierna izquierda y la manzana en la mano opuesta. Los rasgos son correctos y regulares, y los ropajes siguen pliegues de marcado ritmo, que contribuyen a cerrar y dar cohesión a la composición.

En el muro del Evangelio se encuentra el retablo de San Gregorio, que es una obra de principios del siglo XVII. La traza y las pinturas que la decoran son manieristas, mientras que la escultura es romanista, destacando el santo titular. Cerca encontramos un Crucificado gótico, llamado "de la Buena Muerte", de mediados del siglo XIV. La anatomía es aún esquemática y convencional, aunque el resultado es en conjunto de cierta calidad. Se representa a Jesús muerto, con la cabeza ladeada y los ojos cerrados. El paño de pureza es amplio y con pliegues quebrados pero naturales.

En el lado de la Epístola y dentro del transepto, encontramos una pila bautismal del XVI. En el coro se encuentra un órgano barroco del siglo XVIII, así como varios asientos de una antigua sillería de coro. Por último, y como suele ser habitual, en la sacristía se conservan varias obras de arte, como un retablo barroco dedicado al Sagrado Corazón, otro bajo la advocación de Santo Tomás y Santa Catalina, un San Nicasio gótico del XV, una Inmaculada y un San Francisco Javier del XVII, así como varias piezas de orfebrería.

Convento de San Francisco

Aunque una tradición atribuye al propio San Francisco de Asís la fundación de este convento, lo que sí sabemos a ciencia cierta es que ya existía para el año 1243, aunque son muy escasos los restos materiales del medievo que han llegado al día de hoy, obedeciendo en su mayor parte a intervenciones del siglo XVIII, sufragadas en parte por el caballero olitense Francisco de Mendinueta.

La iglesia tiene planta alargada, con cuatro tramos iguales, transepto que no sobresale en planta, y cabecera recta. Presenta una única nave, con capillas laterales en cada uno de los tramos. Se cubre con una bóveda de cañón con lunetos, yendo el crucero con una cúpula sobre pechinas. Va presidido por un retablo barroco del XVIII, bajo la advocación de San Francisco de Asís, y llama la atención así mismo un ciclo de pinturas murales barrocas ejecutado en la cúpula. Hay también varios sepulcros góticos, alguno con arcosolio y obra probable del taller de Lome. Provienen de la antigua fábrica medieval desaparecida. También es reaprovechada la portada, gótica del XV, con arco apuntado con abocinamiento moldurado, y tímpano en el que se representa un Calvario de talla menuda y sencilla. Dos ménsulas llevan las armas de la reina Blanca de Navarra y su marido Juan de Aragón.

Monasterio de las Clarisas. Convento de San Antón

Procede del traslado del antiguo convento de Santa Engracia de Pamplona, que había sido el primero de la orden en crearse fuera de Italia, en el siglo XIII, y que se trajo a Olite en 1794, reaprovechando en parte estructuras anteriores, del abandonado convento de los Antonianos. La iglesia es una fábrica del siglo XIII, reformada en los siglos XVI y XVII. Su nave es muy alargada, dividida en seis tramos desiguales, con capillas laterales y rematada en testero recto. La sacristía se encuentra tras esta cabecera, y es una estancia larga, dividida en dos tramos y cubierta con bóveda de lunetos, y a los pies se alza un coro alto, con arco de embocadura rebajado. El conjunto se cubre con una bóveda de lunetos, con arcos fajones de perfil de medio punto. El interior va presidido por un retablo rococó del siglo XVIII, con alto banco, un cuerpo de gran desarrollo dividido en tres calles, y ático curvilíneo. Destaca la imagen titular de Santa Engracia, del XVIII, así como otras tallas de San Francisco de Asís, Santa Clara, San Antonio Abad, San Miguel, San Pedro, David y Moisés. Admiramos también entre sus dependencias un Crucificado tardogótico de fines del XV, un lienzo de la Inmaculada Concepción del XVIII, y diversas pinturas del XVII. La fachada es de desarrollo vertical, articulada mediante cuatro pilastras y rematada con un frontón triangular.

Joseba ASIRON SAEZ (2008)

  • ARAGONÉS, E.; La imagen del mal en el románico navarro. Pamplona, Gobierno de Navarra 1996.
  • CARO BAROJA, J. La casa en Navarra. Pamplona, vol. IV, C.A.N. 1982, pp. 77-81.
  • FERNÁNDEZ-LADREDA, Clara: Imaginería medieval mariana. Pamplona, Gobierno de Navarra, 1988, pp. 168-184 y 372.
  • GARCÍA GAÍNZA, M.C.: La escultura romanista en Navarra. Pamplona, Gobierno de Navarra, 1986, pp. 27 y 57.
  • GARCÍA GAÍNZA, M.C. (et. alt.): Catálogo Monumental de Navarra, vol. III, Merindad de Olite. Pamplona, Gobierno de Navarra, Arzobispado de Pamplona, Universidad de Navarra, 1985, pp. 259-340.
  • JIMENO JURÍO, J.M. Olite Monumental, Pamplona, D.F.N. Temas de Cultura Popular nº 93, sin fecha.
  • JUSUE, C.; RAMÍREZ, E.; Olite. Pamplona, Gobierno de Navarra, Colección Panorama nº 12, 1989.
  • PÉREZ OLLO, Fernando: Ermitas de Navarra. Pamplona, C.A.N., 1983, pp. 184-185.
  • LACARRA DUCAY, Mª Carmen (et. alt.): Navarra, guía y mapa. Estella, C.A.N. 1983, pp. 357-360.
  • MALAXECHEVERRÍA, I. El bestiario esculpido en Navarra. Gobierno de Navarra, Pamplona 1990.
  • MARTINENA, J.J.: Navarra, castillos y palacios. Pamplona, C.A.N., 1980, pp. 46, 63, 65, 68, 85 y 86.
  • MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J.: Arte y monarquía en Navarra 1328-1425. Pamplona, Gobierno de Navarra, 1987.
  • MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. ; MENÉNDEZ PIDAL, F.; Emblemas heráldicos en el arte medieval Navarro. Pamplona, Gobierno de Navarra 1996.
  • MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. "Castillos y Palacios góticos en Navarra", en El Arte en Navarra, vol. I, nº 12. Pamplona, Diario de Navarra, 1994, pág. 178-192..
  • MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. "La pintura mural gótica", en El Arte en Navarra, vol. I, nº 13. Pamplona, Diario de Navarra, 1994, pág. 193-208.
  • MENÉNDEZ PIDAL, Faustino; MARTINENA, Juan José: Libro de Armería del Reino de Navarra. Pamplona, Gobierno de Navarra, 2001, nº 579.
  • QUINTANILLA, E. La Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra. Pamplona, Gobierno de Navarra, 1995, pp. 160-172.
  • SAGREDO, Iñaki: Navarra. Castillos que defendieron el Reino, vol. I, Pamplona, Ed. Pamiela, 2006, pp. 99-101.

Joseba ASIRON SAEZ (2008)

Municipio, partido judicial de Tafalla, Navarra.

Presupuestos Municipales del municipio en 2002

Ingresos (en euros)
Gastos (en euros)
2.895.261
2.895.261

Fuente: Departamento de Administración Local de Navarra.
Ciudad cabeza de la merindad de su nombre. Reino de Navarra. Para su gobierno elige el virrey un alcalde a proposición de la ciudad, y de la bolsa de insaculados se sortean los regidores.
AMUNARRIZ Y LABRIT, Raimundo; ATENA, Lucas; GALDEANO Y ZALDUENDO, José M.ª; GARCIA LEOZ, Esteban; GARCIA LEOZ, Jesús; GOMEZ RODELES, Cecilio; GURREA, Manuel; LABAIRU, Antonio; LABAIRU, Pedro; LABARTA, Nicasio; LERGA CAMON, Demetrio; ORONSUSPE, Miguel de; PEREZ GONZALEZ, Rafael «Marañón»; RIPALDA, Juan Martínez de; TANCO LERGA, Jesús; URIZ LABAYRU, Pedro Cirilo de; VIÑABURU, Pedro; ZARATIEGUI CELIGÜETA, Juan Antonio
En el curso 1970-1971 tenía un total de 5 unidades escolares, 4 públicas y una de la Iglesia. Asistieron a las mismas 116 niñas y 140 niños. Tasas de escolaridad de 1981 (INE):

de 4 a 5 años
de 6 a 13
de 14 a 17
de 18 a 25
100,00 %
100,00 %
73,51 %
21,78 %

En el curso 1981-1982 tenía un total de 19 unidades escolares, todas ellas públicas. En el curso 1983-1984 contaba con un total de 18 unidades escolares, todas ellas públicas.
El nivel de instrucción de los mayores de 10 años era según el censo de 1981 (INE):

Analfabetos
Sin estudios
Primer Grado
1,6 %
---
66,1 %
Segundo Grado
Tercer Grado
25,9 %
6,4 %

Olite es principal sede de los Festivales de Navarra. Ver NAVARRA, Cultura. En agosto de 2001 celebra una "Fiesta de época". Festival de Teatro Clásico de Olite creado en el año 2000. La quinta edición del Festival, que se celebra en agosto de 2004 se inauguró con la obra shakesperiana Julio César, uno de los tres espectáculos del escritor inglés que estuvieron presentes en el escenario de la Plaza de la Rueda. El éxito del Festival, que en su 5ª edición superó el 93 por ciento de ocupación de público, animó a sus responsables a plantear su crecimiento para próximos años con otro escenario de mayor capacidad y con un cambio de fechas que facilite la participación de prestigiosas compañías. El evento ofreció durante agosto 13 funciones de 7 obras en los dos escenarios habituales, el de la Plaza de la Rueda y el del Claustro de San Pedro, que en total reunieron a 3.146 espectadores. Museo del Vino, abierto en 2002

Población de 16 y más años que no estudia, según los estudios realizados, a finales del siglo XX

HombresMujeresTotal
No sabe leer o escribir
Sabe leer o escribir (fue menos de 5 años a la escuela)
Sin completar EGB, ESO o Bachiller elemental
Bachiller Elemental, EGB, ESO completa (graduado)
Bachiller superior, BUP, Bachiller, LOGSE, COU, PREU
FP1, FP grado medio, Oficialía Industrial o equivalente
FP2, FP grado superior, Maestría Industrial o equivalente
Diplomatura, Arquitectura, o Ingeniería Técnica, 3 cursos
de Licenciatura, Ingeniería o Arquitectura
Arquitectura, Ingeniería, Licenciatura o equivalente
Doctorado
3
33
300
558
97
88
101

61
70
7
13
54
355
497
99
68
68

103
69
1
16
87
655
1.055
196
156
169

164
139
8

Fuente: I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001.
La Protectora (1886), Círculo Olitense (1887), El Recreo (1902), Sociedad La Agrícola (1903), Círculo de Instrucción y Recreo de la Caja Rural (1909), Sociedad de Recreo del Sindicato de Labradores (1911), Federación de Bodegas Cooperativas de Navarra (1920), Casino Agrícola e Industrial (1921), Bodega Cooperativa de Cosecheros Reunidos de Olite (1923), Nuevo Casino (1924), Peña Olitense (1924), Acero FC (1928), se cambió de nombre por el de Erri-Berri FC, por existir otro Acero FC en Bilbao ( 1928), La Unión (1928), Unión General de Trabajadores (1930), Arrendamientos de la Tierra (1931), Centro Católico Agrario (1931), La Acción Católica de la Parroquia de Santa María (1931), La Acción Católica de la Parroquia de San Pedro (1931), Sociedad de Trabajadores de la Tierra (1932), Sociedad de Trabajadores de la Tierra de Arrendamientos Colectivos (1932), Asociación de Margaritas (1933), Euzko-Etxea (1933), Juventud Popular Agraria (1934), Adoración Nocturna (1935), Adoración Perpetua y Universal del Santísimo Sacramento de la Parroquia de San Pedro (1935), Círculo Tradicionalista (1935), Cofradía de la Virgen del Carmen (1935), Juventud Católica Femenina (1935), Sociedad de Señoras de San Vicente de Paul (1935), Apostolado de la Oración (1936), Archicofradía de la Doctrina Cristiana de la Parroquia de San Pedro (1936), Asociación de la Medalla Milagrosa ( 1936), Cofradía de la Doctrina Cristiana (1936), Cofradía del Santo Rosario (1936), Cofradía de San Isidro Labrador (1936), Devotos de San José (1936), Hermandad del Santo Sepulcro (1936), Hermandad del Apostolado de los Doce Apóstoles (1936), Hermandad de San Pedro y Nuestra Señora de Ujué (1936), Hijas de María (1936), Jueves Eucarísticos (1936), Radio Comunista (1936), Socorro Rojo Internacional (1936), Falange Española de las J. O. N. S. (1937), Sociedad "El Ventorrillo" (1955), cabe citar también: Apostolado de la Oración de la Parroquia de San Pedro, Centro Parroquial de Juventud Masculina de Acción Católica, Sociedad Deportiva, Asociación de Cazadores y Pescadores. El 10 de enero de 1904 se crea la Caja rural de Ahorros, institución patronal. Ese mismo día, un año después, se inaugura La Económica, sociedad no profesional de cooperación. En 1910 se funda el Sindicato de Labradores, patronal. El 11 de septiembre de 1911 se constituye la Bodega Cooperativa de la Caja rural, Bodega Cooperativa Olitense el 20 de agosto; aprobada por el Min. de Trabajo el 6 de marzo de 1946, que contaba en 1960 con 115 socios. Dos años más tarde, el día 4 de junio, se sientan las bases de la Bodega Coop. Cosecheros Reunidos que, contando en 1960 con 51 socios, fue aprobada el 9 de marzo de 1946. La Alcoholera "San Isidro" queda constituida el 29 de julio de 1943; siendo aprobada el 26 de agosto de 1946, estaba compuesta en 1960 por 22 socios. El 15 de octubre de 1946 se crea la Bodega Cooperativa "San Vidal" que, aprobada el 19 de mayo de 1947, agrupaba a 49 socios el año arriba indicado. Finalmente, el 15 de noviembre de 1947 tiene lugar la apertura del Trujal Cooperativo que fue aprobado por el Ministerio de Trabajo el 16 de abril del año siguiente; en 1960 estaba formado por 267 socios. El 23 de junio de 1933 se inauguró el Batzoki del PNV, en la calle Márt. Lib., 7.

Sociedad reacreativa-gastronómica "La Fuente", fundada en 1979.

Infraestructura Turística a 1/1/2002

  Unidades %
Ruidos
Contaminación
Poca limpieza en las calles
Malas comunicaciones
Pocas zonas verdes
Delincuencia en la zona
Falta de servicios
171
145
201
39
386
21
6
15
13
18
4
34
2
1

Fuente: I.E.N. Censo de viviendas 2001.
Residencia para la tercera edad Ntra. Sra. de la Gracia. Aula de educación especial en el colegio público comarcal y Asociación de Vecinos «Santa Brígida». Cuenta con una escuela de Cantería y con un taller de Cerámica.
Celebra fiestas el 26 de agosto. Carnaval en Olite. El martes de Carnaval al mediodía se comía en casa, se tomaban las patas y orejas de cerdo rebozadas, con «torrejas» o torrijas de postre. A eso de las cuatro aparecían en la calle los mozos y algún casado disfrazados y con máscara. Eran los «caretas» que se adueñaban del pueblo y hacían posible el Carnaval callejero, lleno de improvisación y alegría. Varios «caretas» vestían de mujer y otros participaban con el atuendo más estrafalario. Unos «caretas» echaban la ceniza que llevaban en un recipiente metálico o en una bolsa de cuero, y manchaban a todo el que podían. Otros, vestidos de payaso, remendaban diversas farsas, y no faltaban los mozos que se encaramaban a los balcones donde veían a mozas espectadoras del bullicioso Carnaval. En este caso, la broma y el buen humor se prolongaban en el interior de la casa. La Banda Municipal de Música intervenía en la plaza, alternando con varios cuarteros que actuaban en distintos locales de baile. (Ref. J. Garmendia Larrañaga: «C. en N.»).
El escudo del primitivo Concejo (1291): un olivo cargado de un fruto, acompañado al tronco de dos estrellas de ocho puntas, sumado de otra en jefe, ocho torres de tres almenas y dos ventanas puestas en orla. Leyenda: SIGILLUM IURA(TO)RUM EY CONCILII DE OLITO.

El moderno (1574): de oro, un castillo de su color natural almenado, con puerta y dos ventanas circulares, surmontado de un olivo entre dos torres de homenaje.

El actual: de oro, un olivo de verde arrancado y acompañado de dos castillos almenados. Bordura de rojo, con las cadenas de Navarra de oro. En jefe, surmontando el olivo, una corona abierta de oro.
Yacimientos prehistóricos y protohistóricos. Yacimiento superpaleolítico al aire libre en el lugar de La Hoya, en una terraza sobre el Zídakos, a 1° 41' 50" Long. E. y 42° 28' 40" Lat. N., a 417 m. de altitud. Numerosas piezas de silex con restos de talla (rascadores y buriles), del Magdaleniense Superior. (Ref. M. A. Beguiristain; C. Jusué: Un Yacimiento..., en I Congreso Historia General de Navarra, Comun. II, "P. de V.", 1987, anexo 7). En el término de Olite existen también yacimientos con talleres de sílex en los lugares de San Antón, La Garriga y Varetón y poblados del Bronce-Hierro en La Tejería y La Falconera.

Olite romana. La estructura de la ciudad romana de Olite, la Oligitum primitiva, coincide con la del primer recinto medieval, la "cerca vieja"; corresponde a la de un campamento militar de época imperial temprana (s. I. d.C.): el castillo viejo, llamado "de los Teobaldos", construido en el siglo I y usado por la casa de Champaña en el siglo XIII, se levantó sobre el Pretorio romano; la calle de San Francisco se corresponde con el "Cardo máximo", marcando el trazado del Decumano, el inicio de la calle Mayor. Del recinto amurallado romano, se conservan doce torres de las veinte que tuvo, la mayor parte integradas y reutilizadas en las murallas medievales, con un perímetro aproximado de 600 m. (Ref. C. Jusué: Recinto amurallado..., en "Trabajos de Arqueología Navarra", 4, 1985). Existen también asentamientos romanos en los lugares de San Blas y de La Planilla, de poca importancia; por su situación parece se dedicaron a la agricultura intensiva, como "granjas".

Olite visigoda. En el marco de las campañas del visigodo Suintila contra los vascones (621-631) para rechazarlos de la provincia "Tarraconense" y vencidos éstos, fueron obligados a reconstruir Olite hacia el año 621. Llamada "civitas gothorum" por San Isidoro, quien proporciona en su "Historia Gothorum" los únicos datos que subsisten sobre la época visigoda en esta zona, perteneció, dentro de la Tarraconense, al "conventum" jurídico de Zaragoza. Con la fortificación de Olite, Suintila intentó reforzar la retaguardia de Pamplona contra las incursiones tanto francas como de los vascones refugiados en el Pirineo.

Pertenencia a Irache. En el año 1172 Alejandro III, papa, toma al monasterio de Irache y a su abad Viviano bajo su protección y confirma las prerrogativas y posesiones de sus monjes, entre las que se menciona expresamente Olite con todas sus pertenencias. Así consta en doc. que transcribe Yepes: Coronica general, t. III, escritura XXX, y en el extracto de un original desaparecido, que obra en el A. G. N. (Doc. Ir., núm. 82). En el documento citado se escribe Olith.

Aforada por García Ramírez. Por un privilegio dado en Estella en el año 1147, García IV Ramírez "el Restaurador", rey de Navarra, otorgó a Olite el Fuero de los francos de Estella, dándoles por la misma ocasión tierras de cultivo.

Fuero de Olite. "In Dei nomine et eius divina clemencia, Patris et Filii et Spiritus Sancti. Ego, Garcias, Dei gracia Pampilonensium rex, facio hanc cartam perpetuo ualituram oubis meos populatores de Holit. Placuit mihi libenti animo et spontanea ouluntate, propter amorem Dei et animas parentum meorum, et propter quod mihi fecistis et facitis cotide. Dono uobis talem forum qualem habent illos meos francos de Estela, uos et filii uestri et hominis ieneratio uel posteritas uestra, per secula cuncta. Et illo uillano de mea terra, uel infançone auarca qui uenerit populare ad Holit, suas casas et sua hereditate de rretro abeat salua, et donet ad suum seniorem sua fossatera et sua petitione de zibata quomodo abuit forum. Et totos illos populatores qui populauerint in Holit, abeant talem forum quomodo abent illos francos de Estela. Et qui fecerit ullam contrariam, uel ullam rroppariam, uel ullam toletam, ad meum populatorem de Holit, set sicut superius scriptum est, pectabit mihi. LX. solidos, et perdebit meum amorem. Et sine illo termino de Holit quod ego dedi uobis, abeatis terminum de laborare meos populatores de Holit in meo regualenco, usque ad Sancta Maria de Berbencana, et usque ad illa mata de Arco, et usque ad Sancta Cara, et cum aquam uertit de illa serra Sancti Martini, et Tafalla contra Holit. Et quantum potueritis laborare in istos terminos quod ego dedi uobis in heremo, habeatis illo saluo sicuti uestram uoluntatem, uos et filii uestri et hominis ieneracio uestra per secula cuncta. Signum regis Garsie. Facta carta in uilla que uocatur Stella, era MªCLXXXVª. Regnante me Dei [gratia] rex in Pampilona, in Alaba, et in Bizcaya, et in Ipuzcoa. Episcopus Micael in Taraçona. Episcopus Lopus in Pampilona. Rodericus de Açagra in Estela. Semen Aznarez in Tafalla. Guillem Aznarez in Sangossa. Martin de Leset in Petra Alta. Martin Sanz in Falçes. Rodricus Auarca in Funes et in Balterra. Ramir Garcez, qui facit facere mihi populationem, in Sancta Maria de Uxua et in Holit." [Ref. J. M. L.: Fueros de Navarra, I, Pamplona, 1969]. La promulgación del Fuero produjo una rápida expansión de Olite. Como instrumento jurídico, proporcionó a la población un ejerciciosocial propio (el término municipal), jurisdicción privativa y notables ventajas fiscales, así como elementos y cuadros propios de gobierno de la villa.

Exenciones fiscales. En 1155, el infante Sancho, hijo de Alfonso VII de Castilla, titulándose rey, perdona a los vecinos de Olite la mitad de las calonias que ocurriesen.

Barrios en el siglo XIII. Los registros de mediados del siglo XIII, señalan los barrios siguientes: San Miguel, Burgo, Carnicería, Santa María, Rúa Mayor, Martín Suspirón, Seco, De Medios, Pero Gorría, Primicia, San Pedro y Solana. (Ref. R. Ciervide y J. A. Sesma: Olite en el siglo XIII, Pamplona, 1980).

Feria anual. El 17 de marzo de 1266, en Saint Denis, Teobaldo II concede a Olite quince días de feria anual, como "las tienen los burgueses de Estella", empezando el 1 de mayo. En enero de 1302, Felipe y Juana, reyes de Navarra, atendiendo las peticiones de Olite, varían la fecha de la feria anual, señalando su comienzo el 2 de noviembre.

Conflictos por las aguas del Zidacos. Durante el año 1308 se dirimió un antiguo pleito entre los concejos de Olite y Tafalla sobre el aprovechamiento de las aguas del río Zidacos. En el mes de junio, ambos concejos nombran sus procuradores para entender sobre el contencioso; el 7 de julio, ambos pueblos someten sus diferencias al juicio de Esteban de Borret y de García Arnalt, señor de Novallas y Salt, inquisidores y reformadores del reino, quienes pronunciaron su sentencia arbitral el 8 de julio de este año de 1308. A mediados del siglo XII, Pedro I y Alfonso I de Aragón y García IV Ramírez de Navarra habían distribuido el agua del Zidacos entre San Martin, Caparroso y Olite.

Siglo XIV. En 1307, señala Yanguas, el pueblo de Olite ya convertido en una de las sedes de la Corte navarra, fue uno de los que enviaron diputados para la jura del rey Luis Hutín. Estos diputados los nombró el concejo convocado con e! cuerno é plegado en la cambra del conceillo. El procurador del rey acusó al concejo de Olite en 1315 de haber hecho cierta casa común o capitolio en la villa celebrando mercado todos los días contra los derechos del rey; y que estando prohibido comprar heredades a los villanos o labradores en los términos de la villa de San Martín de Unx, los de Olite las habían comprado; y concluyó pidiendo la confiscación del capitolio y de las heredades compradas; el concejo respondió que tenía privilegio para ello y que así lo había acostumbrado, pero que por evitar cuestiones ofrecía pagar al rey por composición 1.200 libras de torneses chicos, lo cual le fue admitido, prohibiéndole para lo sucesivo adquirir cosa alguna en el territorio de San Martín de los villanos o labradores. El 8 de mayo de 1329, Felipe III ordena se mantenga a los sarracenos en la posesión de sus fueros, franquezas y libertades. El 15 del mismo mes Olite ve celebrarse los convenios entre Felipe de Evreux y Juana II de Navarra, su esposa, en miras a la sucesión del Reino.

Cabeza de Merindad. En 1407 el rey Carlos III instituyó a Olite cabeza de merindad, señalándole los pueblos de Mendigorría, Larraga, Berbinzana, Miranda, Falces, Peralta, Funes, Milagro, Villanueva cerca de Funes, Marcilla, Caparroso, Murillo el Fruto, Ujué, San Martín de Unx, Val de Leoz, Valdorba, el Puyo, Artajona, Tafalla y todas las otras villas de la orilla derecha del río Aragón; al mismo tiempo nombró merino mandando que tuviese, como tal, el castillo de Tafalla. Antes de este tiempo, reseña Yanguas, aunque el pueblo de Olite no era cabeza de merindad, estaba separado y tenía un recibidor particular de las rentas reales que daba cuentas como los recibidores de las merindades.

Capitulaciones entre Juan II y Leonor. En 1471 tuvieron lugar en Olite las conversaciones entre Juan II y su hija Leonor, que culminaron el 30 de mayo de ese año con las Capitulaciones por las que se estipulaba el reconocimiento de Juan II como rey mientras viviera; Leonor y su esposo Gastón IV de Foix serían gobernadores perpetuos de Navarra.

Pleitos con la Serna. En 1498 se suscitó pleito entre los interesados en la Nava y los de la Serna, campos de Olite, sobre el regadío, y el rey nombró comisarios para que declarasen el derecho de cada uno, quienes lo hicieron mandando que la fila de agua que venía de Tafallamendi en adelante para los términos de Olite, aunque estaba reservada para la seraya y jardines del rey, sin perjuicio de éstos se dividiese en dos filas por dos hombres, puesto el uno por el concejo y el otro por los interesados en la Serna, y que una fuese para éstos y la otra para la Nava; que tomando los de la Serna la agua que hubiesen menester quedase la restante para regar la Nava, por ser aquel término mayor; y que no habiendo agua sino para una fila no se partiese en dos, sino que los dos hombres la diesen a días, esto es tres días con sus tres noches para la Serna y dos para la Nava.

Torah hebrea. En 1978, Ricardo Ciérvide descubre en el Archivo municipal de Olite un legajo de actas del Consejo Municipal encuadernados en un pergamino con caracteres hebraicos; tras su estudio, se comprobó se trataba de restos de la "Torah" o Biblia de la comunidad judía olitense hasta fines del siglo XIV.

Régimen municipal. Durante los siglo XIV y XV el Concejo de Olite se componía de un alcalde y 6 jurados (hasta 1390 hubo 8 jurados "mayores"), consejeros de la "sixantena" y 22 bailes de vecindad. Entre las funciones de los bailes (dos por cada una de las 11 vecindades) se contaba la admisión de vecinos, elecciones para cargos, contratación de bienes comunales, administración de justicia, así como el poder legislativo de la promulgación de ordenanzas municipales.
Historia, II.
Conquista castellana. A principios de agosto de 1512, junto con otras plazas navarras y siguiendo el ejemplo de Pamplona, Olite capitula ante el ejército castellano del duque de Alba. El 21 de septiembre del mismo año los delegados de Olite van a Logroño para reconocer a Fernando como rey y prometerle fidelidad. Por su parte Fernando, siguiendo la costumbre, concedió fueros a Olite y a otras localidades navarras. A partir de finales de octubre de 1512 Fernando el Católico mandó fortificar Olite y otras ciudades con el objeto de prevenir un nuevo intento de la dinastía de Albret apoyada por Francia. Se colocó además en Olite una guarnición de 100 hombres. A principios de 1516 los muros de la ciudad fueron derruidos por los castellanos, dentro de su política de eliminar peligros en el caso de un nuevo intento de reconquista del reino. El 16 de mayo de 1521 un ejército navarro, al mando de André de Foix, señor de Asparros, entra en la Alta Navarra por Roncesvalles con este fin. Casi toda Navarra se levantó contra los castellanos. En Olite es recibido triunfalmente Pedro de Navarra, hijo del mariscal de Navarra. A lo largo del siglo XVI, los pueblos navarros se quejaron repetidas veces de tener que alojar a las tropas procedentes de Castilla, según refiere Idoate en Rincones... [t. I, págs. 104-108]. En el año 1575 el vecindario de Olite se negó unánimemente a seguir asistiendo tropas. Estas hicieron causa común con los vecinos, quedando la ciudad sin autoridades. Todo el regimiento fue encarcelado por rebeldía. Contribuyó a irritar más a los vecinos un comisario enviado para hacer averiguaciones y a quien tuvo que pagar el vecindario.

Asiento en Cortes. En las Cortes de Navarra los diputados de Olite se sentaban junto a los de Pamplona, Estella, Tudela, Sangüesa, Aoiz, Viana, Monreal, Tafalla, Aguilar, Cáseda, Huarte, Villava, Mendigorría, Torralba, Lesaca, Corella, Zúñiga y Lacunza y junto a los representantes de los brazos eclesiástico y militar, según refiere Idoate en Rincones..., [t. II, págs. 51 y 52]. En algunas ocasiones las Cortes negaron su asiento a algunos abades y obispos, por su calidad de extranjeros. Tal fue el caso que ocurrió en el año 1546 con el abad de Irache, que no fue admitido, pese al deseo del rey Felipe II. En el año 1561 surgirán disputas entre los pueblos y ciudades que tenían asiento en las Cortes de Navarra, sobre el orden de colocación, siéndole asignado a Olite un puesto detrás de Tudela y delante de Sangüesa.

Tensiones sociales. En Olite había a mediados del siglo XVI una serie de discusiones entre las familias hidalgas por la categoría de sus linajes. Uno de los que más se destacó por sus intentos de que se le reconociera una cierta preeminencia fue Pedro de Ezpeleta, quien hacia 1558 protagonizó algunos espectáculos un tanto ridículos por este motivo, según refiere Idoate en Rincones..., [t. I, págs. 69-72].

Conflicto con Tafalla. Según reseña Idoate en Rincones..., [t. III, págs. 387 y 388], en el año 1560 Tafalla y Olite se enzarzaron en un pleito sobre jurisdicción. Tafalla tenía una justicia, creado en el año 1479 por privilegio de los reyes don Juan de Albret y doña Catalina, que se encargaba de evitar y castigar las alteraciones al orden público, así como de vigilar los pesos y medidas. Esta justicia cobraba un impuesto sobre todas las mercancías que entraban en la villa. Pero el teniente de merino de Olite, un tal Cegama, se presentó en Tafalla, requiriendo para sí tales derechos. El tribunal emitió sentencia en marzo de 1567, prohibiendo al merino de Olite ejercer sus funciones en Tafalla y entrar con la vara, símbolo de autoridad, "sino fuere de paso en execución de su oficio y autos tocantes a él".

Título de ciudad. Olite obtuvo el título de ciudad en 1630, por lo que tuvo que aportar a la corona 15.500 ducados de plata doble.

Lucha contra los lobos. Según refiere Idoate en Rincones..., [t. II, págs. 450-453], en el año 1652, ante la gran cantidad de lobos que había en Navarra, las Cortes decidieron tomar medidas drásticas para extirpar la plaga. Se decidió que los propietarios de ganado pagasen tarja y media por cada cabeza de ganado mayor y la misma cantidad por cada veinte de ganado menor o diez de porcino. Con estos fondos se pagaría a los loberos, a razón de seis ducados por cada animal grande cazado y dos por cada cría. La mayoría de las ciudades, villas y lugares del reino protestaron contra esta ley, incluyendo Olite. Uno de los argumentos aducidos en contra fue la lejanía de la capital para ir a cobrar la recompensa. Se resolvió que además de en la capital los loberos pudiesen cobrar en algunas ciudades, entre ellas en Olite. La ley se mantuvo en práctica, pese a las protestas, y fue corroborada en las Cortes de 1662.

Contribución a la guerra de Cataluña. En el año 1677 Navarra ofreció un tercio de 600 hombres durante 6 meses para luchar en Cataluña contra los franceses, según refiere Idoate en Rincones..., [t. I, págs. 113-115]. Olite contribuyó con 64 hombres. Este tercio se congregó en Cortes de Navarra, de donde se dirigió a Gerona; sufrió un grave revés en la acción junto al río Orlina, siendo licenciado al cumplirse los seis meses estipulados.

Plaga de langosta. En el año 1687 una aterradora plaga de langosta invadió Pamplona, afectando también a Olite y causando graves daños, según señala Idoate en Rincones..., [t. I, pág. 416]. Se ordenó a todos los párrocos hacer rogativas y, a petición de los pueblos, la cabeza de San Gregorio Ostiense fue llevada por el Reino.

Proteccionismo económico. Cuenta Idoate en Rincones..., [t. III, págs. 607-609], que Olite, junto con Estella, Tudela, Tafalla, Viana y Cascante, elevó un memorial a las Cortes del reino en el año 1688, exponiendo los motivos por los que se debía tomar normas prohibitorias para la importación de aceite en Navarra. Alegaban que el aceite era una de sus principales fuentes de ingresos y que su producción abastecía todo el reino e incluso sobraba una buena cantidad para exportar. Por su parte los pueblos de la Montaña eran partidarios de la libre importación, pues era más barato y favorecía el intercambio de otros productos de Navarra. Finalmente fue desestimada la petición de las ciudades mencionadas.

Guerra de Sucesión española. Durante la guerra de Sucesión española, Navarra se mantuvo fiel a Felipe V. Sin embargo, las tropas del pretendido archiduque Carlos ocuparon en el año 1710 parte del reino y Olite también se vio amenazada, [Idoate: Rincones..., t. I, pág. 124]. El 28 de septiembre del citado año Olite solicita socorro a la diputación, ante la proximidad de las fuerzas enemigas. A finales del mismo año el conde de Melún expulsa con sus tropas a las del pretendiente, quedando definitivamente toda Navarra a favor del rey Felipe V.

Francesada. A comienzos del verano de 1810 la partida de guerrilleros de Francisco Espoz y Mina atacó y derrotó en las inmediaciones de Olite a 140 coraceros franceses. El 3 de noviembre del año 1810, la partida de Espoz y Mina atacó en Olite a un contingente de tropas francesas. En febrero del año 1813, Espoz y Mina mandó destruir el palacio y un convento de Olite, para que los franceses no pudieran hacerse fuertes en estos edificios. Poco antes el guerrillero había tomado y destruido las fortificaciones de Tafalla.

Abolición de privilegios. En virtud de lo decretado en el año 1811 por las Cortes de Cádiz, respecto a la abolición de los "privilegios de señorío", en Olite unos militares obraron en consecuencia, al menos así lo creían, según refiere Idoate en Rincones..., [t. II, págs. 106-107]. Destruyeron la horca sin consultar con nadie, lo que no gustó al ayuntamiento, por no haber sido informado. Así mismo quitaron las argollas al "rollo" o "picota" que había en la plaza.

Trienio liberal. En el año 1822, mientras las ideas de la Constitución hacían furor, también los realistas pretendían hacerse notar, como se desprende del hecho acaecido en Olite en junio del mismo año y que refiere Idoate en Rincones..., [t. II, págs. 112 y 113]. Sucedió que la plaza de la Constitución apareció una mañana embadurnada con barro. Se reunió el ayuntamiento y se procedió a la limpieza de la plaza, que quedó perfectamente. Se intentó dar con el autor del atentado, pero sin resultado positivo. El alcalde se tuvo que conformar con dar parte a la Superioridad.

Supresión de conventos. El decreto del conde Toreno de 3 de septiembre de 1835 afectó en Olite a los conventos de los Recoletos Franciscanos y al de las Claras Franciscanas que fueron suprimidos y el primero de ellos dedicado a casa de benitables.

Desamortización Madoz. En cumplimiento de la Ley de Desamortización del 1 de mayo de 1855 se vendieron en esta localidad, en 1863, molinos de aceite y harina, una casa posada de la plaza y una tejería de las eras. [Ref. R. G. CH. "La D. C. en N."].

Cólera en 1885. El 26 de agosto Olite celebra Romería a la Virgen, llamada "del Cólera"; celebrada desde 1885, año en que se establece la fiesta tras una epidemia de cólera morbo.

Guerra de 1936-1939. Como consecuencia de la represión fueron asesinadas 49 personas de esta localidad: Pedro Ansa Induráin, Luis Ardanaz Valencia, Román Arizmendi Yabar, Gregorio Arizmendi Yabar, Cesáreo Azcárate Domínguez, Julián Azcárate Domínguez, Rufino Azcárate Izurriaga, Antonio Azcárate Izurriaga, Lucio Bacaicoa Sola, Juan Barasoain Armendáriz, Juan Casanova Pérez, Agustín Chivite Fernández, Román Díaz Iriarte, Victorio Elrío Olcoz, Salvador Eraso Azcárate, Constancio Eraso Martínez, Julio Erredón Mangado, Carlos Escudero Cerdán, Lucio Gabari Espinal, Francisco Gabari Viela, Benito García Lacalle, Félix García Resano, Félix Garde Moreno, Lorenzo García Otazu, Angel Gurrea de Carlos, Sebastián Izurriaga Baigorri, José Jaime Sola, Casian Medrano Leoz, Adolfo Ochoa Gorri, Esteban Pérez Coello, Julio Pérez García, Fermín Remírez Chivite, Angel Remírez Chivite, Ignacio Rodeles Berruezo, Angel Rodríguez Jiménez, Constancio Ruiz Cerdán, Vicente Salmerón Suescun, Gregorio Sembroiz Armendariz, José Sembroiz Armendariz, Lucio Sembroiz Armendáriz, Anastasio Sesma Lator, Pablo Simonena Gabari, Teófilo Solanilla Romeo, Félix Tanco Suescun, Juan Cruz Valencia Armendáriz, Nicasio Viescas Mangado, Jesús Zabalza Sarria y Félix Zulaica Vélez. (Ref. NGI).
Elecciones en el siglo XIX.
Elección de diputado en Cortes del 1-II-1891. CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCecilio GurreaConservador419Miguel IrigarayCarlista129[Ref. "B.O.N." 4-II-1891. Filiaciones en "La Epoca", 2-II-1891].

Elección de diputado a Cortes del 5-III-1893.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCecilio Gurrea ZaratieguiConservador265Miguel Irigaray GorríaTradicionalista167Pedro Marichalar y MonrealIndependiente-[Ref. "B.O.N.", 8-III-1893. Filiaciones en "La Epoca", 6-III-1893].

Elección de diputado a Cortes del 12-IV-1896.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCecilio Gurrea ZaratieguiConservador331Pedro Marichalar y MonrealFusionista11[Ref. "B.O.N.", 15-IV-1896. Filiaciones en "La Epoca", 13-IV-1896].
Elecciones 1900-1923.
Elección de diputado en Cortes del 26-IV-1903.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSJavier BretónCarlista292Pedro Marichalar y MonrealConservador133[Ref. "B.O.N.", 29-IV-1903. Filiaciones en "El Imparcial", 9-IV-1903].

Elección de diputado en Cortes del 10-IX-1905.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSJoaquín Viñas y LarrondoBloque Liberal-Republ.195Jenaro Pérez y MosoConservador168[Ref. "B.O.N.", 13-IX-1905. Filiaciones en "D. de N.", 6-IX-1905].

Elección de diputado en Cortes del 9-IV-1916.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSGabino Martínez y Lope-García Jaimista334J. M.ª Azcona y Díaz de RadaIndependiente106[Ref. "B.O.N.", 12-IV-1916. Filiaciones en "D. de N.", 14-IV-1916].

Elección de diputado a Cortes del 24-II-1918.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSGabino Martínez y Lope-García Jaimista316J.I. Mencós, Conde del VadoConservador157[Ref. "B.O.N.", 27-II-1918. Filiaciones en "D. de N.", 11-II y 1-III-1918].
(1) Apoyado por los mauristas.

Elección de diputado en Cortes del 19-XII-1920.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSJ.I. Mencós, Conde del VadoConservador369José Sánchez MarcoIntegrista54[Ref. "B.O.N." 19-XII-1920. Filiaciones en "La V. de G.", 14 y 24-XII-1920].
Elecciones en 1931-1933.
Elecciones municipales del 12-IV-1931. Concejales:Republicano-socialistas6Jaimistas2Independiente monárquico1[Ref. "D. de N." del 14-IV-1931].

A finales de 1932 el ayuntamiento estaba compuesto por 4 republicano-socialistas, 3 socialistas, 2 jaimistas y uno de derecha republicana. Alcalde: Carlos Escudero.

Elecciones a Cortes de 28-VI-1931.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSRafael Aizpún SantaféCatólico-fuerista346José Antonio Aguirre LecubeCatólico-fuerista345Joaquín Beunza RedínCatólico-fuerista344Tomás Domínguez ArévaloCatólico-fuerista341Miguel Gortari ErreaCatólico-fuerista340Emilio Azarola GresillónRepublicano-socialista266Tiburcio Osácar EchalecuRepublicano-socialista263Mariano Ansó ZunzarrenRepublicano-socialista262Mariano Sáez MorillaRepublicano-socialista262Aquiles Cuadra de MiguelRepublicano-socialista259[Ref. "B.O.N." del 1-VII-1931].

Elecciones del 19-XI-1933.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSE. BilbaoDerechas968Mtez. deMorentínDerechas966GafoDerechas966Arellano Derechas964GarcíaDerechas961J.AlvarezP.S. O.E.248ZabalzaP.S.O.E.247AnguloP.S.O.E.24 5OsácarP.S.O.E.244GoñiP.S.O.E.242IzcoP.N.V.148IrujoP.N.V.123J.A.AguirreP.N.V.116EchaideP.N.V.102EsparzaP.N.V.77Rom eroPar.Rep.Rad.14YanguasPar.Rep.Rad.12Oliver Par.Rep.Rad.8CristobalenaPar.Rep.Rad.7Mtez. de UbagoPar.Rep.Rad.7AizpúnDerechas7Domínguez ArévaloDerechas2[Ref. "B. O. N." del 22-XI-1933].
La cuestión agraria. Durante el siglo XIX, el ayuntamiento de Olite tuvo que vender algunos bienes del común, comenzando en la Invasión napoleónica. En 1820 se privatiza "La Plana", finca de 1542 Has.; entre 1835 y 1854, antes de la Desamortización de 1855, un total de 18 fincas. A finales del siglo, tras presiones populares, entre ellas el sangriento motín de 1881 , son devueltas al común por los "corraliceros" corralizas que totalizaron 1 .100 Has. A pesar de todo esto, en 1931 la mayor parte de la tierra seguía en manos de los corraliceros, a pesar de que las revueltas violentamente reprimidas se habían repetido en 1914; comisionados de los propietarios y el ayuntamiento buscan soluciones a la espera de la Reforma agraria. En los primeros días de la Guerra Civil, la UGT reclamará, sin éxito, la finca "La Plana". (Ref. J. J. Virto; V. M. Arbeloa: La cuestión..., en "P. de V.", 174 (1985).
Sí al Estatuto Vasco Navarro. Olite estuvo representado en la Asamblea de Estella de junio de 1931 . Asimismo, en la Asamblea del 10 de agosto de 1931 votó a favor del EVN y el día 19-VI-1932 votó a favor del Estatuto Vasco Navarro, por medio de su representante Jaime Alda Ibáñez.
Elecciones de 1936.
Elecciones del 16-II-1936. (1.ª y única vuelta). CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSElizaldeDerechas1. 073Mtez. deMorentínDerechas987ArellanoDerechas983Gort ariDerechas981GarcíaDerechas914BasterraFr ente popular330BengarayFrente popular301SalinasFrente popular296CuadraFrente popular278MonzónFrentepopular272IrujoP.N.V.134AizpúnDerechas4Domínguez ArévaloDerechas4[Ref. "B. O. N." del 17-II-1936. Filiaciones en "D. de N." y "El P. N."].
Las primeras votaciones del postfranquismo.
Elecciones del 15-Vl-1977. UCD578AFN157PSOE278UAN122APN251UNAI115AM97PCE21PSP97FDI18FNI36FUT5AET27Nulos29El referéndum constitucional del 6 de diciembre de 1978 dio el siguiente resultado sobre un censo de 2.243 electores:Votos:1.741Abst.: 502 (22,38 %)Sí: 1.450 (64,64 %)No:170 (7,57 %)Blanco: 101Abst. y No: 29,95 %Elecciones generales del 1-III-1979. (Censo electoral: 2.247).UCD528PCE12PSOE403LC11 EKA186EMK6NV158IR2UNAI51LKI2UPN48PP1HB47Abstenciones:35,3 %[Ref. "D. de Nav." del 3-III-1979].

Elecciones municipales del 3-IV-1979.
Para cubrir las 11 concejalías de este ayuntamiento se presentaron tres candidaturas: UCD, Agrupación Electoral del Pueblo y Agrupación Independiente, de caracterización derechista esta última. Los votos y concejales elegidos, sobre un censo de 2.247, fueron: Agrupación Electoral del Pueblo con 888 votos: José Angel Egea Adot, César García Jaurrieta, Juan Pérez Marañoz, Manuel Cruz García y Antonio Jaurrieta Algarra; Agrupación Independiente con 628: Francisco Javier Garde Chueca, Manuel Rodeles Leza, Carlos Mateo Moriones y Vicente Lorenzo Ruiz; UCD con 301 votos: Javier Ochoa Martínez y Tomás Gorri Garde. Alcalde: Francisco Javier Garde Chueca de Agrupación Independiente, quien obtuvo seis votos, correspondientes a su grupo y a los dos de UCD; contra los cinco que sacó el candidato de la Agrupación Electoral del Pueblo.
Últimas elecciones.
Elecciones Generales del 28-X-1982. PSOE683EE42UPN643O.Part.17UCD 190OCE8HB115Blancos11PNE95Nulos68CDS57TOTALES1.929 Elecciones municipales del 8-V-1983.
Concejales: Unión del Pueblo Navarro. Francisco Javier Garde Chueca; Javier Gil Ansa; Miguel Angel Ruiz Escalera. Agrupación Independiente de Olite. Francisco Javier Luna Echarri; Luis M.ª Celayeta González; José M.ª Algarra Ayesa. Partido Socialista Obrero Español. Francisco Javier Gorcín Ortigosa (independiente); Manuel Cruz García. Agrupación Electoral del Pueblo. José Angel Egea Adot; Martín Pablo Izuriaga Díez. Partido Nacionalista Vasco. José Julián Eraso Erro. Resultó elegido alcalde Francisco Javier Luna Echarri.

Elecciones generales del 22-VI-1986. PSOE755PNV38CP/UPN635PRD27HB145IU14CDS117PMCN9EE51Otros28 Elecciones al Parlamento de Navarra del 10-VI-1987.PSOE724EE57UPN360CDS55UDF271PNV17HB161IU14EA160BIN 14FAP99PTE3 Elecciones municipales del 10-VI-1987.
Resultaron elegidos los siguientes concejales: Agrupación Electoral del Pueblo (AEP); Pablo J. Beorlegui Ayesa, Juan J. Corcín Ortigosa, Juan C. Zabal Sáenz, Gerardo Echeverría Lacalle. PSOE. Javier Gil Ansa, Javier Ruiz Alzórriz, Fco. Javier Corcín Ortigosa. Agrupación Independiente de Olite (AIO): Miguel Rodeles Leza, Luis Celayeta González, Ignacio Sanz Lasterra, José L. Tanco Cerdán.

Elecciones generales del 29 de octubre de 1980. PSOE758CDS68UPN/PP655EE45HB118PNV/NV16EA79R. Mateos14IU69Otros22
Parroquias dedicadas a San Pedro y Santa María, arciprestazgo de Olite, obispado de Pamplona. Ermita de Santa Brígida. Ermitas de San Antón, San José, San Lázaro, San Bartolomé, San Miguel, Santa Agueda, San Blas, San Miguel del Monte, San Cebrián y Nuestra Señora de Gracia, desaparecidas.

Ainhoa AROZAMENA AYALA