Chorales

Orfeón Donostiarra

Un día del mes de junio de 1896, veinte cantores de la Sociedad Coral, al mando de Luzuriaga, toman el tren y después, la diligencia para llegar hasta Mondragón, que celebra en esos días sus Fiestas Euskaras. Era el grupo precursor del Orfeón Donostiarra, que se constituirá legalmente el día 21 de enero de 1897.

Las crónicas dicen que de aquellos veinte esforzados cantores nació una idea que perdura hasta nuestros días: "conservar y difundir el canto vascongado".

Sus primeros directores son Luzuriaga y Oñate. Durante los primeros cinco años de vida del Orfeón, su repertorio es muy corto: Jota Navarra de Brull, El Bello Danubio Azul de Strauss, Oh, Pepita de Muller, y el popular Boga, Boga figuran entre otras obras. Pero si el balance artístico es escueto, se les reconoce a los fundadores una gran labor organizativa. En este quinquenio, en el que solamente se dieron una veintena de conciertos, se celebraron noventa y seis reuniones de directivos y veintinueve asambleas.

Si los primeros años sirven para organizar el grupo y situarse en el terreno coral, pronto se unifican criterios y se marcan los objetivos.

Cuatro han sido las etapas bien definidas que ha conocido el Orfeón en su larga historia, marcadas por el carácter y personalidad de sus respectivos directores: Secundino Esnaola, Juan Gorostidi, Antxon Ayestarán y José Antonio Sáinz Alfaro.

A comienzos del siglo XX son frecuentes las competiciones corales en las que, inevitablemente, participa el Orfeón Donostiarra. A aquella época corresponden numerosos galardones que culminarían en 1906 con el Grand Prix d"Honneur de París.

En 1909 el maestro Esnaola toma una decisión trascendental para el futuro del Orfeón Donostiarra: dar entrada a las mujeres y transformar el coro de voces graves en un coro mixto. Esto supone la posibilidad de ampliar el horizonte del repertorio y la irrupción en el mundo sinfónico-coral. Con gran expectación, los donostiarras escuchan la interpretación de Bello Navío a un Orfeón Donostiarra por primera vez con "señoritas" en sustitución de los niños que cantaban la parte de tiple. El triunfo es rotundo.

Son relevantes en esta etapa del maestro Esnaola las actuaciones en el Casino de San Sebastián con la Orquesta Sinfónica, dirigidas por el Maestro Arbós, y los conciertos en el Teatro Lírico y en el Teatro Real de Madrid.

Gracias al maestro Juan Gorostidi, sucesor de Esnaola, el coro conoce la influencia de grandes directores nacionales y extranjeros, y actúa en los principales festivales internacionales de Europa. Hay que destacar la ampliación del repertorio, que se extiende en este periodo al campo de la zarzuela y la ópera.

Tras el fallecimiento de Juan Gorostidi, le sucede en la dirección del coro Antxón Ayestarán que había sido subdirector y tenor del coro. Él continuará la gran labor de sus predecesores y perseguirá con decidido empeño la permanente superación del nivel artístico. Con él se multiplican las giras internacionales, lo que supone el reconocimiento de público y crítica de otros países. Tuvo la idea inicial y le dio el primer impulso al coro infantil, puso en marcha un taller de música que hoy lleva su nombre y una escuela de canto.

José Antonio Sainz Alfaro asume la dirección del Orfeón Donostiarra en 1987 tras la muerte de Ayestarán. Había ingresado como barítono en el Orfeón, a lo largo de los ochenta colaboró íntimamente con el titular de la formación, Antxon Ayestarán -de quien llegó a ser muy pronto asistente- y fue nombrado subdirector. Sainz Alfaro renovó el coro con voces jóvenes, manteniendo el alto nivel musical que los directores precedentes habían alcanzado. Ha puesto en marcha el coro juvenil y las aulas de violín y violonchelo.

La Misa en fa de Bruckner, Oedipe de Enesco, La muerte del Obispo de Brindisi de Menotti, Oedipus Rex de Stravinsky, Mors et Vita de Gounod, Vísperas de Rachmaninov, Redemption de Franck, Sinfonía nº 2 de Mendelssohn o El sueño de Geroncio de Elgar son algunas de las partituras que han entrado en el repertorio de la agrupación donostiarra en los últimos años.

De las más de 130 grabaciones que ha realizado hay que citar las efectuadas para EMI-France junto a la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse y Michel Plasson: Padmavati (Rousel) que obtuvo el Gran Prix de l"Academie du Disque Français y el Gran Prix de L"Academie Charles Cros; Requiem (Fauré); III Sinfonía (Ropartz) por el que se le concedió el Diapasón d"or; La Arlesiana (Bizet); Edipo (Enesco); Guercoeur (Magnard) merecedor de los galardones Gran Prix Academie Charles Cros, Grand Prix Academie du Disque Français, Grand Prix Academie Disque Lyrique y Le Prix Cecilia en Belgique; Evocations (Roussel); Misa de la Coronación (Mozart); Mors et Vita (Gounod); Redemption (Franck); Requiem (Verdi) y Carmina Burana (Orff).

Con el sello Deutsche Grammophone destacan el Homenaje a Carmen, grabado durante el Silvesterkonzert celebrado en Berlín en 1997 con Abbado y la Filarmónica de Berlín; La Condenación de Fausto de Berlioz registrada en 1999 en Salzburgo con Sylvain Cambreling y la Staatkapelle de Berlín y la 2ª de Mahler en 2003 en el Festival de Lucerna con la Orquesta del Festival y Claudio Abbado.

En 2003, el CD de la Misa de Requiem de Verdi editado por EMI, fue nominado para los Grammy en la categoría de "Best Choral Performance", nominación que el director del Orfeón compartió con los directores de los otros coros que participaron en esta grabación: el Swedish Radio Chorus y el Eric Ericson Chamber Choir. La misma obra fue editada en DVD.

Con Euroarts se grabó en 2003 La 2ª de Mahler durante el concierto del Festival de Lucerna bajo la dirección de Abbado y con la Lucerne Festival Orchestra, disco que obtuvo un Diapasón de Oro.

Para el sello de RTVE se han registrado varios CDs: dos de ellos con motivo del centenario del coro en el que se recogen fragmentos de distintos conciertos, uno de ellos Disco de Platino; dos de habaneras, otros dos tituladas "Clásicos Populares", el denominado "Canciones", que fue Disco de Oro, "Orfeón Donostiarra Clásico" con el Requiem de Mozart y Carmina Burana de Orff y "Latino" con temas que se hicieron populares a los dos lados del Atlántico.

Entre los premios obtenidos a lo largo de su historia, resaltan:

  • 1903 Premier Prix d"Honneur de Royan
  • 1904 Primer Premio Concurso de Orfeones de Zaragoza.
  • 1905 Primer Premio Concurso De Honor de Bilbao
  • 1906 Grand Prix d'Honneur de París
  • 1932 Medalla de Oro de la Ciudad de San Sebastián
  • 1934 Medalla de Oro del Ayuntamiento de Bergara
  • 1940 Medalla de Oro del Sindicato Nacional del Espectáculo
  • 1941 Premio Nacional de la Música
  • 1942 Cruz de Alfonso X el Sabio
  • 1944 Cruz del Mérito Civil
  • 1947 Medalla de Oro de la Villa De Madrid
  • 1951 Medalla de Oro de la Ciudad de Zaragoza
  • 1951 Medalla de Plata de la Ciudad de Burdeos
  • 1958 Medalla de Oro de Bruselas
  • 1966 Corbata de Oro de la Orden de Isabel la Católica
  • 1975 Medalla de Oro de Bellas Artes del Ministerio de Educación y Ciencia
  • 1983 Medalla de Honor de la Academia de Bellas Artes de San Fernando
  • 1984 Premio "Príncipe de Asturias de las Artes"
  • 1984 Medalla de la Ciudad de Toulouse
  • 1985 Medalla de Oro de Guipúzcoa
  • 1988 Premio de la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa
  • 1996 Premio Ondas
  • 1997 Medalla de San Sebastián
  • 1997 Medalla del Festival Internacional de Música y Danza de Granada
  • 1997 Vasco Universal
  • 1997 Medalla de la Quincena Musical de San Sebastián
  • 1997 Barril e Insignia de Oro de Gaztelubide
  • 1998 Medalla de oro de la Fundación Sabino Arana
  • 2000 Miembro Honorífico del Claustro Universitario de las Artes de la Universidad de Alcalá de Henares
  • 2005 Medalla de Oro del centenario de la Orquesta Sinfónica de Madrid
  • 2005 Medalla de oro de Unicef España