Udalak

LEZO

Universidad y municipio de Gipuzkoa. Está situada a los 1° 47' 17" y 43° 19' 15", al sureste del término, próximo al monte Jaizkibel (543 m.), a 21 m. de altura, en la orilla derecha de la ría que forma el puerto de Pasajes. Fuera de casco urbano una serie de caseríos se esparcen sobre la ladera meridional del monte Jaizkibel. Limita al norte con este monte, al sur con Rentería y Oyarzun, al este con Fuenterrabía y al oeste con Pasajes.


Ver mapa más grande

Se halla enclavado al borde de la llamada Cadena Costera que va desde Hendaya a Zumaya, en una zona en la que se produce una alternación de calizas a calizas areniscosas con margas. Parte de sus edificios están asentados sobre el terreno aluvial formado por la ría de Pasajes.

Población 1960-1970-1986. ver tabla en imágenes.

Censos. 1860: 1.100; 1900: 1.198; 1930: 2.062; 1940: 2.143; 1950: 2.447; 1966: 3.438; 1970: 4.057; 1975: 5.008; 1981: 5.405; 2000: 5.799.

Edificios. 1800: 60 casas, 2 posadas, 60 caseríos; 1950: 204; 1970: 151 (concentrada), 100 (diseminada). Desde 1960 a 1968 la población de este municipio ha crecido en un 0,85 % medio anual. Índice de crecimiento de 1960 a 1970 (base 100): 123'09. Variación porcentual de la población 1970-1975: + 23,4.

Movimiento natural. Matrimonios: 1966: 142; 1967: 123; 1968: 120. Nacidos vivos: 1966: 21; 1967: 30; 1968: 33. Defunciones: 1966: 21; 1967: 30; 1968: 33. Mortalidad antes de los 5 años: 1966: 1; 1967: 2; 1968: 2.

Población inmigrante. En 1981 cuenta con un total de 3.023 inmigrantes llegados: Antes/en 1950: 100 v. 126 h.; Entre 1951-1960: 147 v. 186 h.; Entre 1961-1970: 381 v. 373 h.; Después 1970: 868 v. 842 h. (Ref. "M. M.").
Altitud: 18 m.
Distancia desde la capital del municipio a San Sebastián y a la cabeza del partido judicial: 8 kms. Este municipio tiene estación de ferrocarril. Por medio de una carretera local comunica con sus vecinos: Errenteria, de la N. 1 San Sebastián-Irun, y Pasai Donibane.
L. L. Bonaparce, en 1863, la clasificó en el euskera alto navarro septentrional y, dentro del mismo, en el subdialecto de Guipúzcoa y variedad de Irún. En el primer tercio del s. XIX, Añibarro la incluye, a efectos de predicación, en una lista de localidades cerradamente vascoparlantes (Varios: "G. H. L. V", Auñam., 1960, t. I, pp. 44-60). En la actualidad (1970) el número de vascófonos asciende a 2.500 personas, representando al 50 por 100 de su población agrupada y a la totalidad de la diseminada (P. de Y.: "Los D. y V.", sep. "B. R. S. V. A. P.", 1973, p. 42).

Según el censo de 1981 hay los siguientes hablantes ("E. y E."): Erdaldunes: 1.807. Euskaldunes: Alfabetizados: 1.288; Algo alfabetizados: 729; No alfabetizados: 220. Casi euskaldunes: Alfabetizados: 466; No alfabetizados: 546; Pasivos: 118.
A comienzos del s. XIX la población se dedica a la agricultura, construcción de navíos y pesca. Los astilleros, que a fines del s. XVI y primera mitad del s. XVII tuvieron gran importancia -en ellos se construían naves de gran porte, singularmente capitanas de armada-, apenas tienen importancia, así como el comercio marítimo, debido al enfangamiento y pérdida de fondo de la bahía. Sólo navíos de 70 u 80 toneladas pueden fondear frente a Lezo. Ciento veinte años más tarde el medio principal de subsistencia continúa siendo la agricultura, aunque ya se fabrican galletas, alcohol, sidra, artículos de goma, zapatillas, pinturas y barnices, etc. Según el censo agrario de 1962, en este ayuntamiento hay 140 explotaciones agrícolas, 15 de menos de 0,1 has. , 39 de 0,1 a 1 has. , 46 de 1 a 5 has. , 37 de 5 a 20 has., 2 de 20 a 100 has., 1 de 100 y más has. El régimen de tenencia es el siguiente: Propiedad: 553; Arrendamiento: 124; Aparcería: -. Presupuesto municipal: (en millones) 1964:0,8; 1965: 1,0; 1966: 1,0; 1967: 1,5; 1968: 1,8; 1969: 3,2. Patrimonio municipal: (en millones) Activo: Inmuebles urbanos: 1,0; Inmuebles rústicos: 2,4; Artístico-histórico: -; Vehículos y semovientes: -; Mobiliario: 0,1. Pasivo: Cargas y empréstitos: 0,3; Aumento en el ejercicio: -; Amortización en el ejercicio: -. Lezo pertenece, desde el punto de vista comercial, al área comercial de San Sebastián.

Censo industrial (1975). Hay un total de 71 empresas, dedicadas a la alimentación 3, textil ninguna, madera y corcho 8, química 3, construcción 26 y metal 24. En 1981 las empresas de más de diez trabajadores enclavadas en su término son: Accesorios Elytra, S. L., con 30, Aceros Corrugados, S. A., con 334, Aplicaciones Navarras de Pintura, S. A. (ANPISA) (montaje de cubiertas y fachadas), con 87, Aserraderos de Lezo, S. A. (ALESA), con 68, Construcciones Industriales e Internacionales, S. A. (COINI, S. A.), con 17, Croma, S. A. (productos químicos), con 17, Escomaes, S. A. L. (Pol. Ind., máquinas para cortar chapa), con 16, Eskulan, S. C. I. (Pol. Ind. montaje mecánico), con 26, Felmar, S. Coop. (Pol. Ind., calderería), con 20, García Martínez, Jesús (AMAPLAS) (Termoplásticos), con 15, Industrial Salva, S. A. (INSALVASA) (maquinaria para la alimentación), con 93, Industrias y Abonos de Navarra, S. A. (Inabonos, S. A.), con 44, Laboratorios Gure-Color, S. L. (fotografía), con 11, Interal, S. A. (prod. alimenticios), con 40, Normalizados TD, S. A. (Pol. Ind., siderometalurgia), con 31, Perflados y Estructuras, S. A. L. (PERFISAL), con 44, Stop Ibérica, S. A. (frenos hidráulicos), con 57, Talleres Larrañaga, S. L. (Jaizquibel, calderería), con 24, Talleres Salinas, S. A. (Pel. Ind., maquinaria), con 12, Unión Alcoholera Española, S. A. (U. A. E.) (Avda. Jaizkibel, levadura), con 42 ("C. I. P. V.", 1982). En 1981 posee 32 empresas, de las cuales 19 ocupan de 3 a 19 personas, 12 de 20 a 99 y 1 de 100 a 499. En las primeras trabajan 155, en las segundas 519 y en la tercera 334, sumando un total de 1.008 personas ocupadas en la industria (Ref. ESICAE, 1983, E. Jaurlaritza). En nuestros días aún existe alguna barca en Lezo, pero las actividades marineras -antes tan importantes- de los vecinos de ese pueblo, son hoy prácticamente nulas. Asimismo alguna zona del litoral lezotarra se utiliza para cargar y descargar arenas y troncos de madera, sin que ese pequeño tráfico marítimo revista el menor interés ni se considere zona portuaria autónoma la correspondiente al pueblo que nos ocupa.

El total de población considerada activa en 1982 es de 1.507 varones y 506 mujeres. De éstos, 1.278 v. y 379 m. se hallan ocupados y 85 v. y 91 m. buscan empleo por primera vez y 144 v. y 36 m. han trabajado anteriormente. El total de inactivos estadísticos es de 1.148 y de inactivas estadísticas 2. 181 (Ref. AEV 1982). La cuadra para la cría de caballos de carreras de don Ramón Behamonte se encuentra situada en el término Ipintza de esta localidad.
La iglesia parroquial de San Juan Bautista era en origen una realización gótica, siendo objeto de una profunda reforma en el siglo XVI. De este modo, en 1557 Domingo Leyzi Sansoro se comprometía a construir las paredes y capillas del lado sur se la misma forma en que anteriormente se había erigido las del lado norte. La iglesia es de una sola nave, con pilastras prismáticas en el interior y cubrición de bóvedas de crucería. Provista de cuatro tramos, las gárgolas del exterior mantienen caracteres góticos, al igual que en la portada del lado oeste, donde se aprecia la pervivencia de un ventanal de idéntica cronología. El retablo mayor es una realización de principios del siglo XVII, siendo sus autores el ensamblador Domingo de Goroa y el escultor Diego de Mayora. En una de las capillas hallamos un Santo Entierro esculpido en piedra, siendo igualmente destacable una tabla de escuela flamenca que nos muestra a la Virgen con el Niño, realización del siglo XVI igualmente. El retablo lateral de la Sagrada Familia, de carácter rococó, tiene en el remate una imagen de la Virgen de la Soledad, efigie del siglo XIX y escasa entidad. Por último, en la mesa del altar de un retablo del siglo XVII hay un Cristo yacente posiblemente realizado en el siglo XIX.

La basílica del Santo Cristo es una interesante construcción del siglo XVII que se ubica muy cerca de la anteriormente señalada. Edificio de carácter clasicista que se sitúa en el solar de una ermita anterior, la primera etapa constructiva se desarrolló entre 1608 y 1619, siendo el maestro responsable de la misma Pedro de Zaldúa y Lizola. La segunda fase se prolongaría entre 1675 y 1682. El autor del proyecto fue el jesuita Ignacio Errazquin, encargándose de su concreción el maestro cantero Domingo de Ruza y Salazar. El templo posee una sola nave de tres tramos cuadrados de idénticas proporciones. La reja que en el interior podemos apreciar fue diseñada por Bernabé Cordero y Francisco de Isasi, encargándose de su ejecución Juan de Zialceta entre 1642 y 1650. El retablo mayor fue realizado por Santiago de Jáuregui entre 1730 y 1740 aproximadamente, obra del barroco decorativo en el que destaca el Crucificado, imagen gótica de fines del siglo XV que goza de enorme devoción. También los retablos laterales se deben a Jáuregui, quien los realizaría en 1772.

La casa consistorial es una realización del siglo XVIII. Posee planta cuadrada aglomerada y tiene carácter exento. Con un porche de tres arcos en la parte baja de su fachada principal, en su primera altura apreciamos tres vanos, siendo en la superior donde se halla el habitual balcón corrido. A su lado se hallan la casa de Zabala Enea y Pascual Enea.

En la calle Mayor hay una serie de viviendas de cierto interés, la mayor parte de los cuales se hallan realizados con piedra de sillería. De esta forma, se han destacado los números 1, 2, 3, 5, 6, 8, 13, 14, 15, 16, 25 y 30. Así, el número 15, la casa Txakurtzulo, mantiene un arco de medio punto modificado y un arco conopial en el acceso. La casa de Cultura, Andreone, es, por su parte, un palacio del siglo XVIII. En la calle Zubitxo destacan los números 3, 5, 7, 9 y 13, mientras que en la calle Donibane sobresale la casa número 2, que mantiene una ventana con arco conopial, además de diversos ojos de buey.

Fuera ya del núcleo urbano, el caserío Olazahar se vincularía a una antigua ferrería. También son destacables los caseríos Darieta Zahar y Apaiziarza, conservando el último de ellos elementos de carácter medieval, caso de un arco apuntado cegado. Minkura poseía en origen planta cuadrada y cubierta a tres aguas, presentando ahora un volumen articulado en L. Se trata de una realización barroca, construida hacia 1770.

Bibliografía:
  • Arrázola Echeverría, María Asunción: Renacimiento en Guipúzcoa. I, Arquitectura, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1988 (1ª ed., 1968), pp. 167-168.
  • Arrázola Echeverría, María Asunción: Renacimiento en Guipúzcoa. II, Escultura, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1988 (1ª ed., 1968), pp. 184, 227, 308, 317, 332 y 358.
  • Azpilicueta Olagüe, Miguel: "La basílica del Santo Cristo de Lezo: estudio histórico-artístico", Boletín de Estudios Históricos sobre San sebastián (1997), pp. 1-317.
  • Barañano, Cosme de (director): 50 años de escultura pública en el País Vasco, Bilbao, Universidad del País Vasco, 2000, 111 pp.
  • Cendoya Echániz, Ignacio: La Semana Santa en Gipuzkoa. Estudio histórico-artístico, Cuadernos de sección, Artes plásticas y monumentales nº 13, Donostia, Eusko Ikaskuntza, 1995, pp. 131 y 147.
  • Isasa, Pedro; Linazasoro, Iñaki: Gipuzkoako Udaletxeen Marrazkiak = Dibujos de las Casas Consistoriales de Gipuzkoa, Donostia, Kutxa, 1995, pp. 136-137.
  • Puente Sánchez, María Teresa: "Escultura exenta de Vírgenes y Cristos en Pasajes, Lezo, Rentería y Oyarzun", Artes Plásticas y Monumentales n º 6 (1989), pp. 75-124.
  • Santana, Alberto; Larrañaga, Juan Ángel; Loinaz, José Luis; Zulueta, Alberto: Euskal Herriko baserriaren arkitektura = La arquitectura del caserío de Euskal Herria, Vitoria-Gasteiz, Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente, 2001, vol. II, pp. 360-365.
  • Urteaga Artigas, María Mercedes: Guía histórico monumental de Gipuzkoa, Donostia, Diputación Foral de Guipúzcoa, 1992, pp. 209-211.

  • Ignacio CENDOYA ECHÁNIZ
    Profesor de la U.P.V.-Euskal Herriko Unibertsitatea
    Canciones cuneras; Canciones varias; Lenguaje de las campanas. Ref. «A. de E. F.», 1930, pp. 54, 75, 79.
    Municipio, partido judicial de Donostia-San Sebastián, Gipuzkoa.
    Lugar, con Fuenterrabía, 61 fuegos (1860). El ayuntamiento de Lezo constó en 1860, con arreglo a la ley general del reino, de un alcalde, de un teniente de alcalde y cuatro regidores y la jurisdicción de la ciudad de Fuenterrabía respecto de este lugar estaba reducida a representarle en las juntas generales de la provincia, incluyéndole en su foguera y votando por él.
    v. ARDOTX; ARIZPE, Domingo de; GAINZA, Francisco de; GARBIZU SALABERRIA, Juan «Zubigar»; GARBIZU SALABERRIA, Tomás; ISASTI, Lope Martínez de; LASA, Ascensio; OCHOA, Eugenio de; PILDAIN ZAPIAIN, Antonio; SALAVERRIA INCHAURRANDIETA, Elías; VILLAVICIOSA, Estebán de; VILLAVICIOSA, Juanot de; ZAMORA, Jaime de; ZAPIRAIN, Anastasio.
    En el s. XIX poseyó una escuela elemental de niños de ambos sexos, dotada con 2.500 reales anuales. Posee (1970-1971) 19 unidades escolares: 13 nacionales y 8 privadas. Total de escolarizados: 334 niñas y 322 niños. En virtud de la orden del 21 de agosto de 1981 del Dep. de Educación del Gobierno Vasco se crean en el Centro Preescolar «Herri-eskola» dos unidades de párvulos en euskera y transforman las cuatro ya existentes; en el Colegio Público «Joanes de Etxebers» se transforman al euskera cuatro de las dieciséis unidades de E. G. B. En 1982 hay una población preescolar de 142 niños y 152 niñas, un centro público de EGB y uno privado que acogen 269 niños y 259 niñas (Ref. AEV 1982). El número de alumnos en el curso 1983-1984 era: en preescolar 233, todos ellos en centros públicos; 553 en EGB, de los cuales 389 en centros públicos y 164 en centros privados.
    El nivel de instrucción de los mayores de diez años era según el censo de 1981 («E. y E.»): Analfabetos: 92; Sin estudios: 551; Primer grado: 2.379; Primer ciclo: 510; F. profesional: 149; Segundo ciclo: 121; Escuelas univ.: 42; Facultades/ETS: 31. Servicio de educación especial en el Colegio Público Joanes de Etxeberri y de atención a deficientes mentales en el Centro Eskulan (Sociedad Cooperativa).
    Escudo de armas en campo de oro que representa ondas de mar azules y de plata con tres tejos verdes en su ribera, sobre cada uno de los cuales hay una panela verde, coronado el escudo con una corona de oro y lambrequines de los mismos manteles, colores y figura.
    Celebra fiestas patronales el 14 de setiembre, exaltación de la Cruz. Romería y fiestas populares. Otras fiestas: domingo de pentecostés, Invención de la Santa Cruz, Santa Cruz Txiki (3 de mayo), Juan Bautista (24 de junio).
    Primeras noticias. Perteneció al obispado de Bayona. La memoria más antigua que se conserva de la población de este lugar es, según Gorosábel, el privilegio de términos de Fuenterrabía, que es del año de 1203. En él dice el rey Alonso VIII que daba dicha ciudad a Guillermo Lazon y sus compañeros, para que fuesen sus vecinos, usando de estas palabras: Item dono vobis Guillelmum de Lazon et socios suos, ut sint vestri vicini. Se sabe por tradición que este Lazon era el dueño de Lezo-aundia, y los que expresa como compañeros suyos se cree fuesen los propietarios de las demás casas de su territorio. Como prueba de esta vecindad, ha sido costumbre inveterada el que el ayuntamiento de la ciudad de Fuenterrabía haya despachado todos los años su mandamiento de residencia para su publicación, llamando a todos los vecinos de este lugar por si gustaban reconocer durante el mes de enero de cada año las cuentas de los propios y arbitrios del anterior.

    Gozo del Fuero de San Sebastián. Como comprendido en el privilegio de población concedido a Fuenterrabía en el año de 1203, el lugar de Lezo goza del fuero de San Sebastián otorgado a aquélla. Dice Silván que durante el transcurso de los dos primeros siglos subsiguientes a la fundación de Lezo, la vida y las actividades de las gentes allí avecindadas debieron de ser muy sencillas: por eso las desconocemos casi totalmente, como desconocemos también el origen del nombre adoptado para designar la naciente agrupación demográfica. Es presumible que tales actividades se centrarían especialmente en la pesca y en la explotación de los ganados, pues entre los privilegios otorgados a Lazón y sus socios, figura el de que nadie pudiese apacentar sus rebaños en el territorio cedido a los fundadores del nuevo poblado guipuzcoano.

    Dependencia de Pasajes pero con administración propia. Lezo desde aquella época se mantuvo en la dependencia de Fuenterrabía, sin tener jurisdicción propia, sino solamente pedánea de los alcaldes de dicha ciudad, en cuyo juzgado debían sustanciarse los pleitos y causas criminales de sus vecinos. Esto no obstante, siempre tuvo su administración económica independiente por medio de un ayuntamiento compuesto de un regidor cabo, o sea capitán de paz, y otros dos regidores. En el ramo militar ha conservado igual independencia de Fuenterrabía; si bien ha sido éste un punto sobre el cual ha habido algunas controversias, según queda explicado en la historia de la misma ciudad.

    Linajes lezotarras. Los lezotarras, junto con los de Pasajes de San Juan y unidas ambas inicialmente en un ayuntamiento común, reaparecen en las crónicas a principios del siglo XV. Por entonces -recoge Silván- comienzan a figurar en ellas los nombres de algunos personajes pertenecientes a linajes radicados en los dos pueblos que acabamos de citar. Uno de los primeros que destacó fue el pasaitarra Miguel de Villaviciosa, general de la marina, que el año 1486 se cubrió de gloria en el asalto de Loja, tomando a los agarenos su pendón de oro. Nombrado luego almirante general, fue el que encabezó la lista de ellos en la carrera de Indias, transmitiendo a sus sucesores los méritos y la gloria derivados de sus valiosos y heroicos servicios. Entre dichos sucesores, que pocos años más tarde originarían una descendencia ya radicada en Lezo, descuella a lo largo del siglo XVI, Domingo, almirante de una flotilla en Flandes, donde murió; Martín, también marino, muerto en 1582 durante un combate naval contra los franceses; y Juanes, cuyas actividades marineras le hicieron alcanzar el honroso cargo de general de una Escuadra del Océano. En la rama pasaitarra de la familia Villaviciosa figuraron asimismo, entre otros, Juanot, almirante de la Real Armada y héroe de las guerras contra los franceses en las costas americanas, donde murió peleando el año 1582; y su hermano Juancho, que al mando de la Armada de Cantabria operó con Oquendo y Urquiola en 1590, siendo más tarde consejero del general Alonso de Bazán. También pertenecieron a dicha rama, y fueron señores de la casa antigua de Lezo, apellido por el que a veces se les conoce, hombres de mar tan destacados como Juanes el Tibado y su hijo Juan (respectivamente hijo y nieto de Martín de Villaviciosa) que murieron a bordo de sus naves, luchando contra los corsarios mediterráneos. Otra generación posterior, ya en la rama que a partir de Juanot se estableció en Lezo, comprende a Miguel y Esteban de Villaviciosa, hijos del citado Juanot y marinos ambos al servicio del rey Felipe II. El primero cayó luchando contra los holandeses, el año 1573, mientras el segundo fue almirante. Otro ilustre linaje digno de recuerdo y alabanza, es el de los Isasti, procedente de Rentería pero más tarde genuinamente lezotacra como allegado de los Villaviciosa, señores de la casa de Lezo-aundia. El primero que destacó entre los Isasti fue Onofre el Mayor, diligente servidor de los monarcas españoles en época del emperador Carlos I. Fue familiar del Santo Oficio, por merced recibida del inquisidor Ibarra en 1560, y desempeñó importantes cargos en la administración pública, hasta que su vida se extinguió en su casa-palacio de Lezo el año 1600. De esta familia y de igual naturaleza, fue don Lope Martínez de Isasti, doctor en Teología, beneficiado de la parroquia de San Juan Bautista y escritor. Entre tales linajes lezotarras, citaremos a los Alcayaga (ya mencionados en otro lugar precedente) y a los Arpide, Avendaño, Apaiciarza o Yarza, Bizcaiarenea, Borda, Darieta, Gaviria, Isue, Mancia de Rementari, Martindegui, Michelcorenea, Murudiareta, Nafarche, Oyanilleta, Pelear, Sarasti y Tizunenea, todos con casa solariega en Lezo o sus extensiones de entonces, y muchos de ellos premiados con el derecho a usar escudo de armas como honroso timbre de nobleza para su estirpe. La unión con Pasajes estuvo afianzada por los enlaces matrimoniales entre gentes de una y otra vecindad y por la participación de unos y otros en los bienes y propiedades de ambas poblaciones. Así, sabemos por ejemplo, que el capitán de naves y rico hacendado Joanjo Bizcaia, nacido en Pasajes, tuvo capilla propia en la parroquia lezotarra, a la que hizo un importante donativo hacia el año 1530; y muchos individuos oriundos asimismo del primero de dichos pueblos residieron en Lezo más o menos permanentemente, desempeñaron beneficios en su iglesia y estuvieron presentes en efemérides importantes de dicha localidad, interviniendo activamente en las mismas. Y por si ello fuera poco, Lezo y Pasajes compartieron su intervención en las probanzas de hidalguía tan frecuentes durante los siglos XVII y XVIII (y aun en los comienzos del XIX).

    Guerras hispano-francesas. Como secuela de las mismas, Lezo hubo de soportar graves daños. Así, cuando la guerra contra Francia el año 1476, en tiempos de Luis XI, el pueblo fue arrasado por los ejércitos invasores; y pocos años después, reinando Luis XII en el país vecino, sufrió nuevas destrucciones al retirarse las tropas del duque de Borbón. Refiere Silván que, en 1521, al ser atacada y conquistada la plaza fuerte de Fuenterrabía por el almirante Bonivet, numerosos vecinos de ésta (entre 500 y 800 según los cronistas) salieron de ella conducidos por el alcalde y heroico capitán don Juan Pérez de Azcue y por su alférez don Sancho de Alquiza, al que los mencionados cronistas describen como "robusto por su porte y valeroso por su espíritu". Estas gentes pasaron a Lezo y allí se establecieron provisionalmente, organizando su ayuntamiento. Desde dicha aldea, y durante más de tres años, salieron con frecuencia los nuevos vecinos -muy probablemente en unión de muchos lezotarras- a fin de hostigar, casi siempre con éxito, al ejército francés que ocupaba la ciudad fronteriza. Y de Lezo partió también el capitán Pérez de Azcue, en 1522, para tomar parte en la batalla de San Marcial.

    Otros privilegios. Tuvo otras franquezas que los monarcas de Castilla le dieron en épocas posteriores en recompensa de sus servicios. Tal es la que le concedió el emperador Carlos V el 20 de mayo de 1527, declarando a sus vecinos por libres en su puerto con sus bajeles y naves de los derechos de mollaje y anclaje. Igualmente otra en 21 de setiembre de 1551, para que a ningún barco de este lugar se quitase carga alguna, aunque sea menor, no obstante de que los dueños de las embarcaciones mayores pudiesen quitarla a las menores con el mismo flete, sobre lo cual tiene real carta ejecutoria ganada en contradictorio juicio con la ciudad de San Sebastián. Conserva asimismo otra ejecutoria ganada en igual juicio a ésta de poder cargar y descargar libremente en el puerto de Pasajes cualquier mercadería, siendo en barco propio.

    Visita de Carlos V. El emperador realizó un viaje a ese territorio, durante el cual visitó Lezo, el año 1540. Isasti y Garibay recogen algunos detalles de la visita y nos informan de que el Cantábrico estuvo agitado ese día, alcanzando la marea tan excepcional intensidad que puso dificultades al desembarco del viajero. Este fue recibido por su personal amigo el bachiller don Juan Martínez de Lezo (tío del historiador Lope Martínez de Isasti) que se incorporó al séquito del monarca, recibiendo de Carlos I el honor de que dispensándole de ofrecerle tan cortés servicio, le hizo regresar desde mitad del camino, cuando se dirigía a Fuenterrabía para continuar su viaje.

    Diferencias con Pasajes. Lezo vivió en íntima conexión con Pasajes de San Juan, al que le ligaban numerosas relaciones geográficas, sociales y económicas, tales como la identidad de moneda, de iglesia y de cabildos, la copropiedad del hospital-asilo y el disfrute común de las tierras labrantías y de los pastizales del Jaizkibel. Pero estas circunstancias, en el correr de los años, originaron choques y querellas entre ambos pueblos, por lo que hubo que llevar a cabo una separación de lo concerniente a sus jurisdicciones eclesiástica y municipal. Esta secesión, que motivó varios pleitos, quedó por fin establecida en una escritura de concordia, firmada por los representantes de las dos aldeas en el año 1557. Luego, en 1614, comenzaron a manifestarse pretensiones de una nueva desmembración territorial, iniciando Pasajes las gestiones para emanciparse de la tutela ondarrabitarra y con el fin de alcanzar su independencia administrativa, cosa que no pudo conseguir hasta 1765. Seis años más tarde, en 1771, una nueva delimitación, resultante del reparto de los predios comunales que Lezo y Pasajes tenían en el Jaizkibel, fijó en forma prácticamente definitiva los límites de esas dos poblaciones: la primera de ellas, con el título de universidad, continuó todavía unida administrativamente a Fuenterrabía, de la que Irún se había separado ya en 1776.

    Ocupada por Condé. Lezo fue ocupado por las tropas del mariscal príncipe de Condé, en los primeros días del mes de julio del año 1638. Tras la ocupación, hubo de soportar los saqueos y depredaciones del invasor, hasta que éste, acosado continuamente, decidió evacuar el pueblo a mediados del mes de agosto siguiente, efectuando un retroceso general de sus ejércitos ante la llegada de una poderosa fuerza española mandada por el almirante Alonso Enríquez de Cabrera y por el marqués de los Vélez.

    Visita de Jovellanos. Jovellanos visitó Lezo en agosto de 1791 . Desembarcó y visitó la (casa de los Lezos y Barones", la ermita "del Cristo", del que dice ser "nada bueno", y la iglesia parroquial "de buena arquitectura y grande, según el gusto de esta tierra. Magnífico retablo mayor en madera, de bellísima escultura, así en estatuas como en bajorrelieves; no es comparable al de San Francisco de Tolosa. Bellísimo sagrario de estuco al lado del altar y del Evangelio, desfigurado por estar blanqueado y rebanqueado, pero de bellísimo gusto de arquitectura y escultura".

    Guerra de la Convención. El 2 de agosto de 1794, la división francesa del general Moncey, compuesta de 6.000 hombres, se apodera de Lezo, Pasajes y Rentería, llegando hasta los muros de San Sebastián.

    Fin de los astilleros. Dichos astilleros constaban -según recoge Silván- de dos grandes naves y poseían como anejos talleres de cordelería y otras instalaciones para la confección de pertrechos. En ellos, y con intervención de varios personajes de Lezo y de numerosos operarios avecindados en dicha población, se construyeron navíos de alto porte, alguno de los cuales se dice que llegó a formar parte de la Armada Invencible, aun cuando no existen pruebas documentales de tal afirmación. También salió de esos astilleros, en los primeros años del siglo XVII, la famosa nao capitana de la Armada del Océano Nuestra Señora del Pilar y Santiago, en la que el rey Felipe V hizo su entrada en Lisboa. Los astilleros de Lezo desarrollaron una incesante actividad, construyendo bajeles de diversos tipos y tamaños, lanchas y otras embarcaciones menores, remos y pertrechos varios para las escuadras del rey o para la pesca y la navegación comercial. A esa actividad están unidos los nombres de varios lezotarras, entre los que figuraron Juan Martínez de Isasti y Onofre Núñez de Yerobi. Años más tarde los astilleros se paralizaron y poco a poco cesaron también las actuaciones marineras de los de Lezo. Pero aún indica Madoz que en 1847 este pueblo tenía tres lanchas pesqueras dedicadas a capturar merluza y atún; y todavía hoy, aunque no se le considera puerto, la Junta de Obras del de Pasajes tiene dos vocales elegidos entre San Sebastián, Rentería, Pasajes y Lezo, según costumbre que ya da a conocer Gorosábel, con referencia al año 1828.

    Agregada a Navarra. El 16 de septiembre del año 1805, la Diputación navarra solicitaba del rey la anexión a Navarra de Irún y Fuenterrabía, significando la gran importancia que tenía para Navarra la posesión de un puerto de mar. El rey accedió por real orden de 26 de setiembre del mismo año. La Diputación guipuzcoana envió ante el monarca varias representaciones para protestar por la anexión, pero no fueron escuchadas y el rey ratificó la orden de 26 de septiembre de 1805. Lezo quedó también agregado a Navarra, pues dependía de Fuenterrabía en la jurisdicción civil y criminal. Rentería puso sus reservas sobre la anexión de Lezo, pero no se tuvo en cuenta. Sin embargo Guipúzcoa siguió intentando recuperar los territorios perdidos y por fin el 18 de agosto del año 1814 el virrey de Navarra, conde de Ezpeleta, comunicaba a la Diputación navarra la decisión real de devolver los territorios a Guipúzcoa, hecho que tuvo lugar poco después.

    Guerra de 1936-1939. Tras el alzamiento militar de julio de 1936 permanece por poco tiempo en poder de la República, ya que el 13 de septiembre entran en la villa las fuerzas nacionales que habían ya ocupado totalmente el Jaizkibel.
    Elecciones en el siglo XIX.
    Elecciones generales del 1-II-1891.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCalbetónCoalición Liberal117San FelicesConservador37[Ref. "La V. de G." del 2-II-1891].

    Elecciones generales del 5-III-1893.CANDIDATOSPARTIDOSLLODIOCalbetónCoalición Liberal108PavíaIntegrista80[Ref. "B.O.G." del 9-III-1893. Filiaciones en diversas publicaciones de la época].

    Elecciones generales del 12-IV-1896.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSSatrústeguiConservador124PavíaIntegrista80[Ref. "B.O.G." del 17-IV-1896. Filiaciones en "La Unión Vascongada" del 13-IV-1896].

    Elecciones generales del 27-III-1898.CANDIDATOPARTIDOVOTOSBrunetCoalición Liberal138[Ref. "B.O.G." del 30-III-1898. Filiación en "El Fuerista" del 27-III-1898].

    Elecciones generales del 16-IV-1899.ZabalaRepublicano140Gandioso Celaya Zavala 2[Ref. "B.O.G." del 19-IV-1899. Filiaciones en "La Unión Vascongada" del 17-IV-1899].
    Elecciones 1900-1923.
    Elecciones generales del 19-V-1901.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSPicaveaLiberal161MuñozP.S.O.E.1RomualdoCeberioSainz Escartín 1[Ref. "B.O.G." del 24-V-1901. Filiaciones en "La Unión Vascongada" del 13-V-1901].

    Elecciones generales del 26-IV-1903.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSPicaveaIndependiente114ZabalaRepublicano70[Ref. "B.O.G." del 29-IV-1903. Filiaciones en "La Constancia" del 26-IV-1903].

    Elecciones generales del 10-IX-1905.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSBalbásLiga Foral147[Ref. "B.O.G." del 13-IX-1905. Filiaciones en "La V. de G." del 11-IX-1905].

    Elecciones generales del 21-IV-1907.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSGaytán deAyalaCatólico76AcevedoP.S.O.E.3SalmerónRepublicano1[Ref. "B.O.G." del 24-IV-1907. Filiaciones en "La V. de G." del 22-IV-1907].

    Elecciones a diputados en Cortes del 8 de mayo de 1910.CANDIDATOSVOTOSManuel Lizasoain157Tomás Berminghan76Votos en blanco2[Ref. "B.O.G.", mayo 1910].

    Elecciones a diputados en Cortes del 8 de marzo de 1914.CANDIDATOSVOTOSLeonardo Moyua Alzaga, Marqués de Rocaverde170Pío Bizcarrondo Erquicia45Votos en blanco1[Ref. "Boletín Oficial de Guipúzcoa", marzo 1914.]

    Elecciones generales del 9-IV-1916.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSMarqués de RocaverdeLiberal168SánchezRepublicano51Votos sueltos 2[Ref. "B.O.G." del 12-IV-1916. Filiaciones en "La V. de G." del 10-IV-1916].

    Elecciones generales del 24-II-1918.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSAzquetaLiberal182.ElóseguiMaurista62TorrijosP.S.O.E.1[Ref. "B.O.G." del 27-II-1918. Filiaciones en "La V. de G." del 25-II-1918].

    Elecciones generales del 1-VI-1919.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSAnguloMaurista117AzquetaLiberal112[Ref. "El P.V." del 2-VI-1919. Filiaciones en "El P.V." del 26-V-1919].

    Elecciones generales del 19-XII-1920.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSPicaveaIndependiente124LizariturryMinisterial121SáenzP.S.O.E.1[Ref. "El P.V." del 21-XII-1920. Filiaciones en "La V. de G." del 21-XII-1920].

    Elecciones generales del 29-IV-1923.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSMarqués de TenorioConservador157IglesiasP.S.O.E.3[Ref. "El P.V." del 1-V-1923].
    Elecciones de 1931.
    Elecciones municipales del 12 de abril de 1931.
    Resultaron elegidos en esta localidad los siguientes candidatos, todos ellos "antimonárquicos" y con 182 votos cada uno:José GuezalaVicente AyerdiPatricio LopeteguiAquilino IbargurenJosé M.ª BengoecheaIgnacio PicabeaEl 18 fue constituido el ayuntamiento eligiéndose a José Guezala, alcalde.[Ref. "La V. de G.", abril 1931].

    Elecciones generales del 28-VI-1931.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSPicaveaIndependiente301PildainCanónigo (Integrista)301LeizaolaNacionalista299UrquijoTradicionalista299UsabiagaDerecha Republicana113GárateAcción Nacionalista111De FranciscoSocialista110AmilibiaUnión Republicana108UrgoitiUnión Republicana4CastroRepublicano2Votos en blanco 2[Ref. "B.O.G." del 29-VI-1931. Filiaciones en "El Pueblo Vasco" del 30-VI-1931].
    Elecciones 1933-1936.
    Sí al Estatuto Vasco. En el plebiscito del 5 de noviembre de 1933 para refrendar el Estatuto Vasco se obtuvo en esta localidad el siguiente resultado: N.º electores1.051Favor:791Contra:1[Ref. "La Voz de Guipúzcoa", noviembre 1933].

    Elecciones a diputados a Cortes del 19 de noviembre de 1933.CANDIDATOSVOTOSIrujo644Leizaola614Picavea595Monzón406Irazusta396Urraca137Maeztu137Paguaga137Tellería137DeFrancisco103Echevarría101Alvarez70Angulo67Bizcarrondo57DelaTorre55Usabiaga32Gomendio25Astigarribia13Urondo12Larrañaga12Zapirain12[Ref. "La V. de G." , noviembre 1933].

    Elecciones a diputados en Cortes del 16 de febrero de 1936.CANDIDATOSVOTOSSr. Irujo534Sr. Irazusta403Sr. Monzón402Sr.Lasarte401Sr. Picavea394.Sr. Paguaga187Sr. Lojendio187Sr. Oreja186Sr. Múgica185Sr. Apraiz158Sr. Ansó158Sr. Amilibia156Sr. Larrañaga146[Ref. "El P. Vasco", febrero 1936].

    Elecciones a diputados a Cortes del 1 de marzo de 1936.CANDIDATOSVOTOSSr. Irujo603Sr. Irazusta603Sr. Picavea603Sr. Lasarte600Sr. Apraiz165Sr. Ansó164Sr. Amilibia164Sr. Larrañaga163[Ref. "El P. Vasco", marzo 1936].
    Las primeras votaciones del postfranquismo.
    Elecciones del 15-VI-1977. Tras haberse expresado en el referéndum de 1976 con 1.041 sí, 27 no, 114 votos en blanco y un 33,38 % de votantes, en 1977 define así sus opciones:PNV933 (42,2%)PCE55 (2,4%)PSOE619 (28,0%)AETG29 (1,3%)EE184 (8,3%)FUT20 (0,9%)ESB99 (4,4%)FDI19 (0,8%)GU80 (3,6%)PSP18 (0,8%)DIV70 (3,1%)ANV14 (0,6%)DCV70 (3,1%) Nulos y abst.: 1.676 (43,2%)El referéndum constitucional del 6 de diciembre de 1978 dio el siguiente resultado sobre un censo de 4.109 electores:Votos:1.346Abs.:2.763 (67,24%)Sí:785 (19,10%)No:490 811,92%)Blanco:70Abst. y No:79,16%Elecciones generales del 1-III-1979. (Censo electoral: 4.085).PNV712 (31,02%)ORT16(0,69%)HB469 (20,43%)UFV16 (0,69%)PSOE462 (20,13%)EKA10 (0,43%)EE321 (13,98%)ULE5 (0,21%)UCD164 (7,14%)UN4 (0,17%)PCE61 (2,65%)IR3 (0,13%)EMK52 (2,26%) Abstenciones:1.758 (43,03%) [Ref. Ibermática. Norte, S.A.].

    Elecciones municipales del 3 de abril de 1979.
    Con el fin de ocupar las 13 concejalías de este ayuntamiento se presentaron cinco candidaturas: PNV, EE, EMK-OIC, PCE e Independientes de Lezo, apoyado por ES. Los votos y concejales elegidos, sobre un censo de 3.886 electores, fueron: PNV con 776 votos: Miguel Susperregui, Arantza Ceberio, Sebastián Garmendia, Ramón Zapirain y Francisco Isasa; Independientes con 563: Patricio Urquizu, Miguel L. Arrizabalaga, Antonio Ibarguren y Julián Berasante; EE con 476: Pedro M. Garbizu, Isidro Ormazábal y Marcos Eizaguirre; EMK-OIC con 173: Francisco Lazcano. Alcalde: Patricio Urquizu de Independientes, logró ocho votos, frente a cinco del PNV. Referéndum estatutario del 25-X-1979. Sobre un censo electoral de 4.063 electores resultan:Votos:1.847 (45,00%)Abst.:2.216 (55,00%)Sí:1.073 (92,20%)s/c (41,91%)No:67 (3,62%)Blanco:52 82,81%)Nulo:25 (1,35%)[Ref. DV 27-X-1979].

    Primeras elecciones para el Parlamento Vasco: 9-III-1980. (Censo electoral: 4.153).PNV741 (37,10%)ESEI28 (1,40%)HB529 (26,48%)AP17 (0,85%)PSE256 (12,81%)PTE9 (0,45%)EE233 (11,66%)UC8 (0,40%)UCD72 (3,60%)LKI3 (0,15%)EMK54 (2,70%)EKA1 (0,05%)PCE38 (1,90%) Abstenciones: 2.156 (51,91%)[Ref. D.V. 11-III-1980].

    Elecciones Generales del 28 de octubre de 1982 (3.681 electores, 2.877 válidos, 30 nulos, 8 blancos.)PSOE844CUC6HB822PST5PNV803UCE3EE253PCEml2AP/UCD87FN1CDS27LC1PCE23 Elecciones municipales del 8 de mayo de 1983. Concejales: PNV: Arantza Ceberio, Bonifacio Saizar, Zacarías Garmendia y Miguel Susperregui. HB: José M.ª Guruchaga, Antonio Ibarguren, Lelinton Garmendia y Marcelino Legorburu. PSOE: José M.ª Boto, José Varela y Luis Arias. EE: Pedro M.ª Garbizu y Marcos Eizaguirre. Resultó elegido alcalde el primero.
    Parroquia dedicada a San Juan Bautista, arciprestazgo de Rentería, obispado de San Sebastián. Basílica del Sto. Cristo. Perteneció hasta el s. XVI, al obispado de Bayona formando parte del arciprestazgo menor o de Fuenterrabía. Una leyenda atribuye a San León de Bayona la traída de la imagen primitiva que no puede ser la actual por razones cronológicas. En el s. XIX, la iglesia estaba servida por un vicario y tres beneficiados. La provisión de la vicaría correspondía a los individuos del ayuntamiento, juntamente con el mayordomo de la iglesia, únicos patronos merélegos de la misma. Otro tanto sucedía respecto de los beneficios antes del concordato, que confirió a los obispos la facultad de elegir los coadjutores. Además de la citada parroquia tiene Lezo en el centro del pueblo una basílica llamada Santo Cristo, cuyo patronato fue del mismo lugar.

    Ainhoa AROZAMENA AYALA