Literatoak

Estornés Lasa, Bernardo

En el año 1922 se traslada a Zaragoza; Estornés será un estudiante navarro más en el distrito universitario aragonés que acoge, a falta de Universidad propia, a tantos de ellos. Como aún era costumbre en la sociedad tradicional, los hermanos Mariano y Bernardo, van con un familiar, tía en este caso, y a la pensión que regenta una roncalesa. La Escuela Superior de Comercio de Zaragoza representa un cambio total: estudios reglados, amistades, alumnado mixto. La avanzadilla engrosa con la llegada del resto de la familia tras la venta de la tienda de Isaba en 1924 y la compra de otra, céntrica, en la capital aragonesa.

Picado de curiosidad por el "vascuenz" natal del que ha comenzado a coger apuntes en vivo, caen en sus manos los primeros vocabularios y gramáticas de euskera en los que, con gran desconcierto, se enfrasca. Aprende el idioma. También comienza a conocer a los clásicos navarros - Moret, Campión, Iturralde, Olóriz, Navarro Villoslada, Sagaseta, Yanguas- y a rebuscar documentos en archivos.

Inicia, tanto en sus vacaciones isabarras como en la capital, sus primeros escarceos historiográficos nucleados en torno al valle de Roncal. Fruto de sus pesquisas es la publicación en 1927, con 20 años, de su primer libro, Erronkari, autofinanciado, primera monografía al uso sobre el valle natal llamada a encontrar un gran éxito de compradores. Tiene en cartera la siguiente publicación, Euskal-Idazlasterra, aplicación al euskera del método taquigráfico de Enrique Guzmán.

Ese mismo año se inscribe como socio-alumno de Eusko Ikaskuntza cuyo conocimiento había hecho en el Centro Vasco-Navarro de Zaragoza. Por esos años comienza a tratar a elementos nacionalistas vascos de Navarra y a visitar "Eusko-Etxea" de Pamplona, creada en 1910, donde anuda buenas amistades con personalidades como Ramón Goñi, secretario del centro, los Aranzadi, los Urmeneta, Cunchillos, Esparza. Una de estas amistades, Angel Irigaray, le permite conocer y visitar al ya anciano Campión, en su casa de Pamplona. Sus ideas son, sin embargo, puramente fueristas, afincadas en la veneración del "hecho navarro" removido por la Gamazada. Se licencia de Profesor mercantil en 1929, año en que acude a los Cursos de Verano de Eusko Ikaskuntza cuyo secretario, Ángel Apraiz, le ofrece un puesto vacante en la misma.

En diciembre de ese año es nombrado Jefe de Oficina de esta asociación en San Sebastián. Y unos meses después abría en ella una céntrica Academia de Comercio, cuya dirección simultaneó con el trabajo aludido y en la que dio cabida, de forma entonces inusual, al euskera. De todos los contactos efectuados por el joven Estornés hasta entonces, ninguno fue tan decisivo como el establecido con los socios y la Biblioteca de Eusko Ikaskuntza. Dicha Biblioteca, abierta hacía sólo dos años, comenzaba a reunir obras modernas de tipo general y libros clásicos de la vascología, tan de moda en la Europa de entonces. Recibía, además, prácticamente todos los periódicos y revistas vascos. En ella, Estornés, entre otras cosas, establecía el criterio de compras y auxiliaba a D. Julio de Urquijo en la tarea de analizar y preparar los originales de la Revista Internacional de Estudios Vascos (RIEV) fundada por este erudito en 1907.

Allí trabó amistad con Gregorio Mújica, promotor de Euskal-Erria'ren Alde y Euskal Esnalea, y con José de Ariztimuño "Aitzol", impulsor de variadas actividades paranacionalistas, entre las cuales "Euskaltzaleak" en pro de la lengua vasca. También con muchas otras personalidades de la cultura vasca como los poetas Lizardi, Orixe y Lauaxeta, los euskerólogos Azkue, Eguskitza, Altube, Olabide, los antropólogos Aranzadi, Eguren y Barandiarán, el exquisito músico y musicólogo P. Donostia, el jurista Bonifacio de Echegaray, el escritor Ramón de Berraondo "Martín de Anguiozar", el erudito médico Justo Gárate, el euskerólogo Georges Lacombe, el inquieto promotor Pierre Lafitte, el insustituible secretario de la Sociedad Ángel de Apraiz, etc.

En setiembre de 1930 toma parte en el V Congreso de Estudios Vascos celebrado en Bergara que, al margen de su temática básica (Arte Popular, sobre el que presenta una comunicación), acuerda la elaboración de un Anteproyecto de Estatuto, el pronto controvertido Estatuto General de Estado Vasco (EGEV) de 1931.

Estornés asistirá a las arduas reuniones preparatorias de este texto, como secretario de la Comisión, siendo ya miembro afiliado al Partido Nacionalista Vasco de San Sebastián y establecida ya la II República el 14 de abril de 1931. En esta ocasión trabará conocimiento con José Antonio de Aguirre y el Movimiento de Alcaldes. Los hermanos Estornés Lasa no se habían olvidado, ni mucho menos, de Isaba. En esta localidad de 1.157 almas, tras la dimisión de los 9 concejales elegidos en abril de 1931 por el artículo 29, las elecciones extraordinarias de mayo habían colocado en el Ayuntamiento a 6 "derechas" y 3 republicanos. Su participación en las Asambleas estatutistas de 1931 y 1932 había sido casi nulo; sólo se sabe que votaron por "ningún Estatuto" y que de existir alguno, lo preferían, como hijos de un valle tradicionalmente liberal, laico, es decir, sin la venenosa enmienda concordataria. Aún así, se constituyó una célula del PNV con dos maestras y un hermano Estornés, Mariano. Esta célula, en estrecho contacto con Bernardo Estornés y el Napar Buru Batza, organizó, el 2 de octubre de 1932, el primer mitin nacionalista conocido en el valle, con la participación de Manuel Irujo, Mercedes Kareaga, José Antonio Aguirre y Ariztimuño "Aitzol". Por lo demás, la participación de nuestro biografiado en los actos del Partido fue más bien discreta, dedicado a actividades culturales mucho más afines a su modo de ser que las directamente políticas.

Una de estas actividades fue el libro escolar. Uno de los principales problemas con los que tropezaba el renaciente movimiento de escuelas vascas (ikastolak) en 1931 fue el de la escasez de textos escolares en euskera. El Xabiertxo de López Mendizabal, editado hacía más de un lustro, se había agotado. Estornés, que desde adolescente había manifestado una marcada vena pedagógica y publicitaria, redacta un texto, Sabin euskalduna, que, vertido al euskera por Agustín Zumalabe e ilustrado por "Txiki" y Santos Echeberría, tuvo un gran éxito.

Otro era la carencia de un texto sintético, de un Manual de Historia Vasca adecuado a las necesidades escolares. Dos navarros, habían, sin embargo, optado por emprender la tarea. Uno fue Bernardino de Estella que, a fines de 1931 publica en Bilbao su Historia Vasca. Otro, Bernardo Estornés, que a comienzos de 1933, da a la luz en Zarautz su Historia del País Basco, con ilustraciones y mapa. Ambas obras, de marcado carácter nacionalista, era lo que el nacionalismo vasco estaba esperando. Llegados a este punto, los directivos de Eusko Ikaskuntza encargan a Estornés una versión infantil en euskera de su historia, que éste realiza.

El éxito de venta abre a Estornés al campo de la edición. Su actividad redobla. Entre 1933-1934 crea la editora Beñat Idaztiak y la Colección Zabalkundea para la que consigue más de 2.000 suscripciones, un auténtico récord en su época. El Consejo Asesor de Zabalkundea lo constituyeron Ángel Irigaray, José de Ariztimuño, P. Alzo y José Miguel de Barandiarán. Su hermano Mariano, licenciado en Filosofía y Letras, participa también en la tarea. En 1935 decide dedicarse de lleno a las tareas editoras y publicistas. Aparecen artículos suyos en diarios y revistas. También libros: dentro de la Colección Zabalkundea publica en 1935 sus Historia Vasca. Euskal Edestia e Indumentaria Vasca con gran número de ilustraciones.

Los restantes títulos editados en ella fueron: Blancos y Negros (1934) de Campión, El hombre primitivo en el País Vasco (1934) de Barandiarán, Narraciones Vascas (2 vols., 1934) de Campión, Castillos medievales de Navarra (2 vols., 1934) de Altadill, Historia de la Monja Alférez Catalina de Erauso (1934), Garoa (1935) de Domingo Aguirre, Narraciones Vascas (III, 1935), Aspectos de la vida profesional vasca(1935) de Thalamas Labandibar, Elerti (1935), La Democracia en Euzkadi (1935) de J. de Urkina (Ariztimuño), Literatura Oral euskerica (1936) de Manuel Lecuona, El genio de Navarra (1936) de Campión, Don García Almoravid (1936) de Campión y el vol. III de Castillos... de Altadill (1936). Una edición del Fuero de Zuberoa, con su correspondiente traducción al castellano, se hallaba ya compuesta, aunque sin tirar definitivamente, cuando estalla la guerra de 1936-1939.

Pero el proyecto más ambicioso de Estornés rebasa el de una mera colección literaria. Un prospecto de esos meses da cuenta de la preparación de lo que luego, muchos años después, sería la Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco. Estornés traza entre 1935-1936 las líneas maestras de la misma. Recluta colaboradores entre lo más formado del movimiento vasquista del momento: Aranzadi, Ariztimuño, Azkue, Barandiarán, P. Donostia, Echegaray, Gárate, Irigaray, Campión, Lafitte, Lecuona, Orixe, Veyrin, etc.

La guerra civil sorprende a Estornés afincado, junto con varios hermanos, en San Sebastián. Son los primeros momentos de la lucha en las calles y la formación de una columna para auxiliar Vitoria,la salida de los militares de Loiola para tomar la ciudad, su retirada y asedio. Mientras, en su localidad natal, Isaba, elementos falangistas lo buscan a él y sus hermanos. Días antes de la caída de la ciudad en manos de los sublevados contra la República, visita al ciego y casi centenario Campión que le manifiesta su horror, su condena de la rebelión.

Entretanto, la familia Estornés Lasa espera en Zarautz a que amaine "la militarada". Muchos piensan que se trata de un pronunciamiento más, algo semejante, como mucho, al golpe de Primo de Rivera. El 8 de setiembre pasa Bernardo en un vaporcito a San Juan de Luz, junto con Ramón Laborda, el promotor del espectáculo de Pospoliñas, Ignacio Barriola, Pío Montoya y otros. En Donibane pululan ya los refugiados. A los días de la caída de Donostia, aparecen Mariano y Alfonso Estornés. El otro hermano varón, José, protagonizaría directamente la guerra hasta 1939. Una prima bearnesa lleva a los huidos a su casa de Billére, cerca de Pau.

Pero también en Europa el panorama se ensombrece. En el invierno de 1937 los tres hermanos, Alfonso, Mariano y Bernardo, son confinados en el Norte de Francia, en Lille. En esta ciudad, una excelente Biblioteca Universitaria proporciona abundante material que Estornés, sobrado de tiempo y vacíos los bolsillos, no va a desaprovechar: Compte, Bergson, Kant, los geógrafos Brunhes y Martonne, las grandes Enciclopedias, H. Délacroix, etc.

A comienzos de 1938 la idea de volver se perfila como algo inalcanzable. Marchan a L'Havre con el disignio de partir hacia América y, desorientados, nuevamente a Pau. El Anschluss y la Conferencia de Munich dejan pocos resquicios a la duda. A la caída de Barcelona, en enero de 1939, se les sumó José Estornés, comandante de gudaris rendido en Santoña, condenado a muerte, canjeado, combatiente en Cataluña, procedente de un campo de concentración. En marzo las tropas alemanas ocupan Checoeslovaquia, en setiembre Polonia. El grupo fraternal se disuelve a tenor de las cada vez más difíciles posibilidades de obtener visados y dinero para los pasajes.

Estornés y su mujer, Ignacia Zubizarreta, con la que acaba de casarse en Pau el 8 de noviembre de 1939 al conseguir ésta salir de Gipuzkoa, logran, tras inverosímiles peripecias y merced a diversos comités de apoyo al refugiado, embarcar en Marsella rumbo a Chile en diciembre, llegando a Santiago el 4 de enero de 1940. Les acompaña un escueto equipaje, parte del cual, los dos volúmenes del Diccionario de Azkue...

Viven los primeros meses de la ayuda chilena al refugiado; la Presidencia de la República la desempeña D. Pedro Aguirre Cerda, abogado y profesor universitario defensor de la causa republicana, hombre cordial y oriundo vasco. Mientras tratan de orientarse, montan un laboratorio doméstico en el que preparar productos de perfumería.. Llega Mariano, el inseparable hermano, procedente de Santo Domingo, en febrero. Nace en noviembre su primera hija. En 1941 comienza a publicar Estornés la revista Batasuna, como órgano de los vascos de Chile, que es sustituida, en 1943 por una más política, Euzkadi, en la que también colabora. Con la salida del mundo de los perentorios aprietos económicos, vuelve, poco a poco, la posibilidad de estudiar e investigar. La Biblioteca Nacional de Santiago abre sus generosas puertas. Pero, hay que vivir; en 1946 organiza una industria de reciclaje de cristal que será la empresa básica de la familia hasta la vuelta a la añorada Euskal Herria. Ha ido reconstruyendo Estornés una biblioteca vasca para sustituir a la perdida en 1936.

En 1952 publica en la editorial vasco-argentina Ekin dirigida por Andrés Mª de Irujo e Isaac López Mendizabal su Estética vasca. Son también años de extensas lecturas y estudios. En 1956 envía una ponencia al I Congreso Mundial Vasco celebrado en París.

En 1958 la familia Estornés-Zubizarreta, con Mariano Estornés, embarca por fin en Valparaíso rumbo a Europa. En Buenos Aires quedan los originales de una segunda obra de Estornés publicada en 1959 por Ekin: Eneko Arista, fundador del Reino de Pamplona, y su época.

Reinstalado en Donostia, Estornés se hace reexpedir su Biblioteca desde Chile a fin de que su vuelta pase más desapercibida. La idea, largamente acariciada en el exilio, es la de volver a montar una Editorial. El capital es pequeño, los gastos han de ser los esenciales, el clima político resbaladizo; todo lo relacionado con la letra impresa suscita sospechas. Comienzan a volver algunos exiliados -Segundo Olaeta, Barandiarán-, el euskera repunta, temeroso, en alguna emisora y publicación (Egan, Kulixka Sorta, Zeruko Argia, Jakin), en la ikastola clandestina de Elvira Zipitria, en la música (Enarak, Soroak, canciones de N. Etxaniz), Euskaltzaindia revive penosamente, Tovar intenta sacar a los estudios vascos del ostracismo, Caro Baroja publica dos importantes títulos. Pero el "libro vasco" es aún tabú.

Estornés reanuda la relación con los amigos que quedan -Francisco Unzurrunzaga, de la imprenta y editora Itxaropena, José de Arteche y Fausto Arocena, bibliotecarios de la Diputación, Jesús Elósegui, el librero Jiménez de Aberásturi, el ex empleado de Eusko Ikaskuntza Eustasio Arrue, el ex director de El Día José Lecároz, el que fuera socio-alumno de Eusko Ikaskuntza Julio Caro Baroja-; anuda nuevas amistades - Nemesio Etxaniz, el librero Arbelaiz, el lingüista Koldo Mitxelena, el publicista navarro José María Iribarren, el P. Berriochoa, Juanito San Martín, Isidoro de Fagoaga, Miguel Pelay, el P. Antonio Zavala, Gaizka Barandiarán, Juan Garmendia Larrañaga, Federico de Zavala, Luis Peña Basurto y su hijo Peña Santiago, el escultor Nestor Basterrechea, que le presentará al también escultor Oteiza. Uno de estos amigos pone en relación a ambos hermanos con Angel Cruz Jaca y la "Academia Errante", suerte de tertulia clandestina que agrupó, a fines de los 50 y comienzos de la siguiente década, a opositores al Régimen de muy diferentes procedencias y talantes como Martín Santos, Busca Isusi, Valle Lersundi, Mitxelena, Uría, Ayestarán o Reyes Corcóstegui. En un entresuelo de Donostia, ciudad veraniega del Caudillo, clausurado e intervenido por Falange, desentierra Estornés, no sin precauciones y tras 22 años, parte importante de los fondos de la vieja Editorial de la preguerra. Amigos y familia -también el portero del inmueble- habían escondido convenientemente el depósito.

La Colección Auñamendi comienza a publicar sus libros ese 1958 bajo la cobertura legal, hasta 1962, de Itxaropena. La elaboración de las primeras suscripciones se organiza en el domicilio con la ayuda de Itxaropena, grupo Aranzadi, Amigos del País y listas recuperadas de la preguerra. La llegada, en un solo día de 70 suscripciones, pese a las circunstancias, indica que existe un rescoldo.

La censura gubernativa de los libros la esquiva con ingenio Estornés mediante dos procedimientos: 1º Autocensura y composición de unos pocos ejemplares susceptibles de ser eliminados en caso de tachaduras y comentarios de los censores. 2º El envío de originales y/o libros directamente a Madrid, eludiendo, mediante la agencia ad hoc del vasco Luis Madariaga, el paso por la quisquillosa Delegación de Gipuzkoa, mucho menos indulgente que la central Dirección General de Información dependiente del Ministerio de Información y Turismo. Las autorizaciones todavía se expiden a tenor de la orden del Ministerio de Gobernación del 15 de julio de 1939.

El nº 1 corresponde a la novela de ambiente roncalés Oro del Ezka, escrita por su hermano Mariano, pronto reeditada. El siguiente título de la encubierta Editorial es el primer volumen de una de las obras más paradigmáticas de Bernardo Estornés, Orígenes de los Vascos (1959), cuyas siguientes entregas marcarían jalones hasta 1966 erigiéndose en un auténtico éxito editorial en el reducido ámbito de los estudios vascos. Ese mismo año 1959 da a la luz también El ducado de Vasconia. La Editorial recoge la producción de autores de la preguerra (Urquijo, Arocena, Barandiarán, Labayen) a los que vienen a sumarse otros nuevos como Mitxelena, Arbeloa, Juan Garmandia, etc. También publican los hermanos Estornés, cuando nadie se atrevía a hacerlo, casi toda la interesante e inconformista producción de la Academia Errante.

El año 1963 marca un jalón en la Editorial; Estornés y Jorge de Oteiza "conectan" y aparece en la "Colección Azkue" de Auñamendi un librodestinado a causar enorme impacto en un sector importante de la juventud y gran escándalo en muchas personas de orden: Quosque tamdem...! Oteiza será el apóstol de la mutación estética e intelectual vasca de esos años a través de una muy peculiar reflexión sobre las raícesculturales arquetípicas en relación con la vanguadia: "Escribo hacia atrás. Miro adelante, pero voy retrocediendo". Ese apasionado (y contradictorio) "avanzar retrocediendo" es lo que la nueva generación nacionalista (o afín) de la postguerra está esperando. Son tiempos de urbanización descontrolada, segunda industrialización, inmigración, anomia, bien retratados por Guerra Garrido. Suenan Celaya, Otero, Figuera, Martín Santos y también la primera ETA, Labéguerie, el contubernio de Munich, Krutwig, Ricardo Arregui, caso Grimau, Aresti.

Otro jalón fue la I Feria del Libro y del Disco vascos celebrada en Durango entre octubre y noviembre de 1965 y a la que Auñamendi acudió como principal Editorial del País.

En 1966 Euskaltzaindia nombra a Estornés, pese a la enemiga de éste al traído y llevado uso de la H en el euskera unificado en gestación, Académico correspondiente de la misma. El Instituto Americano de Estudios Vascos de Buenos Aires hace otro tanto. La Enciclopededia Auñamendi (Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco), idea largamente rumiada desde la preguerra, va siendo preparada con mimo y cuidado por esos años. Sistemáticamente todo el tiempo libre lo emplean Mariano y Bernardo Estornés en recorrer el país, tanto en su vertiente francesa como española, reviviendo recuerdos y contactos, asimilando los cambios y aprovechando para fotografiar hasta el último rincón del mismo. La obra la concibe Estornés dividida en tres grandes cuerpos: Diccionario Enciclopédico Vasco, Enciclopedia Sistemática, Bibliografía General Vasca. Este último cuerpo está ya elaborado por Jon Bilbao, profesor de la Universidad de Nevada (Reno), que ha vuelto de su exilio en los EEUU.

Pero los últimos 60 van a estar repletos de sobresaltos. El 2 de agosto es asesinado Melitón Manzanas en Irun; comienzan los Estados de Excepción que, en enero de 1969, alcanzan a todo el territorio del Estado. En los ejemplares del primer volumen de la Enciclopedia, dedicado a la Literatura, obra del mismo Estornés, la censura corrige y tacha varios extremos. Esta Literatura que alcanzaría 5 tomos (1969, 1970, 1973, 1974 y 1981), sucede a las de Mitxelena (1960) y Villasante (1961), pero subsanando un gran problema apuntado por Oteiza a Estornés ("sigo sin saber cómo escriben los vascos"): la traducción al castellano de múltiples textos antológicos de cada autor reseñado.

También a finales de los 60, Estornés, muy aficionado a la poesía y propietario de una cuidada biblioteca poética, hace sus primeros escarceos en este género literario, con el que gana el primer premio en los Juegos Florales de Sangüesa de 1967 y 1968. En 1978 publicará en castellano, con traducción al euskera, su Cantar de Roncesvalles, en 1980 Cuentos roncaleses, poemas y otras cosas navarras y, en 1981, el Cantar de Kixmi. En el segundo de estos títulos recoge hechos acaecidos en su infancia roncalesa tal como llegaron a sus oídos siendo niño.

Aparte de su nombre y apellidos ha utilizado los siguientes pseudónimos: Bernardo Anaut, Francisco Javier de Azáceta, Fernando Erro Lascurain, Wilhelm Zehnder, I. de Sollube (junto con Mariano Estornés), J.M. de Arratia, Vicente Lacurain, Obeko Iribarne, Arnaud d'Ezpelette, Jaun Xipián de Ezkaurre, Iñaki de Arrizurieta, Xauregi, Peru de Oian Ederra y Antonio Bengoechea.

Sus principales títulos son:

  • 1. Erronkari (El Valle del Roncal). Impr. La Académica.Zaragoza, 1927, 15/21 cm., 292 pp.
  • 2. Euskal Idazlasterra. Taquigrafía vasca. Impr. La Académica. Zaragoza, 1929, 16/23 cm., 36 pp. Idazkayak (Ejercicios).
  • 3. Artistas anónimos. Nuestros pastores. Sus objetos usuales. La tallay decoración de lamadera, especialmente de la de boj. Motivos decorativos. (Separata de la "Rev. Internacional de Estudios Vascos"). San Sebastián, 1930, 17/25 cm., 32 pp.
  • 4. El Valle de Erronkari. Arte popular infantil. Tejidos, bordados y cucharas pastoriles. (Separata de la "Rev. Internacional de los Estudios Vascos"). San Sebastián, 1930, 17/25 cm., 16 pp.
  • 5. Sabin Euskalduna. Eusko umeei euskeraz irakurtzen erakusteko bigarren idaztia (versión euskérica de A. Zumalabe). Edit. "Beñat idaztiak". Donostia, 1931, 13/20 cm., 128 pp.
  • 6. Mapa Vasconia?Euzkadi. Editorial Vasca. Zarauz, 1932, 61/81 cm.
  • 7. Historia del País Vasco. Historia política. Organización social. Cultura científica y artística. Vida económica. Derecho. Religión. Costumbres. Expansión exterior. Bibliografía. Edit. "Beñat Idaztiak". Impr. Editorial Vasca. Zarauz, 1933, 15/22 cm., 448 pp.
  • 8. Resumen bibliográfico vasco. Impr. Diputación de Guipúzcoa, San Sebastián, 1933, 17/25 cm., 16 pp.
  • 9. Historia vasca. Euskal?edestia. "Colecc. Zabalkundea", núm. 12. (Versión euskérica de A. Arcelus). Impr. Editorial Itxaropena. Zarauz, 1935, 13/18 cm., 124 pp. (edición castellana y edición euskérica).
  • 10. Indumentaria baska. "Colecc. Zabalkundea", 9. "Beñat Idaztiak". Donostia, 1935, 13/18 cm., 152 pp.
  • 11. Estética vasca. Paisaje. Arte. Belleza. Edit. Ekin.Buenos Aires, 1952, 11/18 cm., 360 pp.
  • 12. Eneko Arista, fundador del Reino de Pamplona y su época. Un siglo de historia vasca: 752? 852. Edit. Ekin. Buenos Aires, 1959, 11/18cm., 247 pp.
  • 13. El Ducado de Vasconia. "Colecc. Auñamendi", 4 (Edit.Auñamendi, 1959) Impr. Itxaropena. Zarauz. 12/18 cm., 232 pp.
  • 14. Orígenes de los Vascos. v. I. Civilizaciones primitivas. Albores históricos. (Edit. Auñamendi, Donostia, 1959). Impr. Edit. Itxaropena. Zarauz. 18/26cm., 418 pp.
  • 15. Orígenes de los Vascos. v. II. Romanización. Testimonio y orígenes de la lengua vasca. (Edit. Auñamendi, Donostia, 1961). Impr. Edit. Itxaropena. Zarauz. 18/26 cm., 496 pp. 2.edición, 1967.
  • 16. Orígenes de los Vascos. v. III. El nombre étnico. Las huellas de los vascos primitivos porel mundo. Edit.Auñamendi. Donostia, 1965, 18/26 cm., 460 pp.
  • 17. Orígenes de los Vascos. v. IV. Mensajes orales de las generaciones pasadas. Conclusionesparticulares y generales. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1966, 18/26cm., 468 pp.
  • 18. Recuerdo de Erronkari (Valle del Roncal). Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1960, 16/21 cm., 16 pp.
  • 19. Geografía histórica de la lengua vasca. v. I. (Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1960). Impr. Edit. Itxaropena. Zarauz. 12/18 cm., 174 pp.
  • 20. Geografía histórica de la lengua vasca. v. II. (Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1961). Impr. Edit. Itxaropena. Zarauz. 12/18 cm., 168 pp.
  • 21. Descripcióngráfica de la costa vasca. (I. de Sollube, en colaboración con su hermano Mariano). (Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1961). Impr. Edit. Itxaropena. Zarauz. 12/18 cm., 176 pp.
  • 22. Anteproyecto de Constitución del Estado Vasco. "Euzkadi" de Chile. Vasconia de Sarrail. Buenos Aires, 1963, pp. 504 ? 512.
  • 23. Fantasía y realidad vasca. v. I. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1963, 12/18 cm., 202 pp.
  • 24. Fantasía y realidad vasca. v. II. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1964, 12/18 cm., 228 pp.
  • 25?31. Diccionario Auñamendi Español?Vasco (Estornés?Goikoetxea). Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1965 ? 1982, 12/18 cm.
  • 32. Recuerdo del Valle de Salazar y Almiradío de Nabascués. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1966, 16/21 cm., 32 pp. (en colaboración con su hermano Mariano).
  • 33. Recuerdo de Erronkari, Salazar y Nabascués. (I. de Sollube). Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1966, 16/21 cm., 60 pp. (en colaboración con su hermano Mariano).
  • 34. Cómo son los vascos (estudio comparativo). Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1967, 12/18 cm., 187 pp. (en colaboración con su hermano Mariano).
  • 35. Sobre historia y orígenes de la lengua vasca. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1967, 18/26 cm., 292 pp.
  • 36. Historia General de los Vascos (época romana). Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1967, 18/26 cm., 192 pp.
  • 37. Cancionero popular vasco (J. M. de Arratia). v. I. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1968, 12/18 cm., 180 pp.
  • 38. Cancionero popular vasco. v. II. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1968, 12/18 cm., 166 pp.
  • 39. Cancionero popular vasco. v. III. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1971, 12/18 cm., 169 pp.
  • 40. Geografía del País Vasco (I. de Sollube). (Encolaboración con Mariano Estornés Lasa). v. I. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1969, 12/18 cm., 232 pp.
  • 41. Geografía del País Vasco. v. II. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1972, 12/18 cm., 142 pp.
  • 42. Geografía del País Vasco. v. III. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1973, 12/18 cm., 152 pp.
  • 43. Literatura vasca. v. I. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". (Selección de textos de I. Goikoetxea "Gaztelu"). Edit. Auñamendi. SanSebastián, 1969, 20/28 cm., 720 pp.
  • 44. Literatura vasca. v. II. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1970, 20/28 cm., 584 pp 45. Literatura vasca. v. III. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1973, 20/28 cm., 606 pp.
  • 46. Literatura vasca. v. IV. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1974, 20/28 cm., 574 pp.
  • 47. Literatura vasca. v. V. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1981, 20/28 cm., 622pp.
  • 48. Un cancionero vasco del s. XVI en Obanos. Impr. Dip.de Pamplona, 1970, 2 pp.
  • 49. Cómo han sido y cómo son los vascos. Izakera ta Jazkera. Cáracter e Indumentaria. I. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1974, 17/24 cm., 542 pp. (Bilingüe: Versión euskérica de José Bergaretxe).
  • 50. Cómo han sido y cómo son los vascos. Izakera ta Jazkera. Cáracter e Indumentaria. II (bilingüe). Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1975, 17/24 cm., 542 pp. (Colección de arts. de varios autores).
  • 51. Munduan Euskal Erriaren gogoan. Aoz ao gogoratutako kondaira aurrea. La prehistoriarecordada de viva voz. v. I. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1974, 12/18 cm., 166 pp. (Bilingüe: Versión euskérica de Eguia).
  • 52. Munduan Euskal Erriaren gogoan. Aoz ao gogoratutako kondaira aurrea. La prehistoriarecordada de viva voz. v. II. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1975, 12/18 cm., 178 pp.
  • 53. Bilbao. En "E.G.I. delP.V.". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1974, 20/28 cm., 233 pp.
  • 54. Introducción a la problemática vasca (Fernando Erro Lascuráin). v. I. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1976, 12/18 cm., 164 pp.
  • 55. Introducción a la problemática vasca (Fernando Erro Lascuráin). v. II. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1977, 12/18 cm., 274 pp.
  • 56. Cristianismo (vasco). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1977, 20/28 cm., 137 pp.
  • 57. Cultura (vasca). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1977, 20/28 cm., 36 pp.
  • 58. El Cantar de Roncesvalles y otros poemas navarros. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1978, 12/18 cm., 216 pp.
  • 59. Democracia (vasca). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1978, 20/28 cm., 27 pp.
  • 60. Lo que debe conocer todo navarro. Edit. Itxaropena, Zarautz, 1978, 21/15 cm. 16 pp.
  • 61. Enseñanza (vasca). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit.Auñamendi. San Sebastián, 1979, 20/28 cm., 54 pp.
  • 62. Cuentos roncaleses, poemas y otras cosas navarras. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1980, 12/18 cm., 272pp.
  • 63. Historia General de Euskalerria (Epoca romana, ?216 ?478). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. SanSebastián, 1978, 20/28 cm., 616 pp.
  • 64. Historia General de Euskalerria (Epoca vascona, 476 ?824). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. SanSebastián, 1980, 20/28 cm., 623 pp.
  • 65. Historia General de Euskalerria (Epoca pamplonesa, 824 ? 1234. I). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi.San Sebastián, 1984, 20/28 cm., 637 pp.
  • 66. Historia General de Euskalerria (Epoca pamplonesa, sociocultura. II). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1987, 20/28 cm., 583 pp.
  • 67. Historia General de Euskalerria (Epoca pamplonesa, sociocultura. III). En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1989, 20/28 cm., 582 pp.
  • 68. España. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1981, 20/28 cm., 40 pp.
  • 69. Euskara. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1981, 20/28 cm., 147 pp.
  • 70. Euskaldunak. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1981, 20/28 cm., 29 pp.
  • 71. Euskalerria. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1981, 20/28 cm., 127 pp.
  • 72. El Cantar de Kixmi. Kixmiren Kantua. (Bilingüe: Versión euskérica de I. Goikoetxea "Gaztelu"). "Colecc. Auñamendi", n. 134. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1981, 12/18 cm., 248 pp.
  • 73 .Fiesta. Año festivo vasco. En "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1982, 20/28 cm., 73 pp.
  • 74. Guernica, en "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1984, 20/28 cm. 64 pp.
  • 75. Etnología y Sociología de los vascos. "Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco". Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1984, 20/28 cm., 476 pp. tomo I.
  • 76. Introducción al hecho moral vasco. "Colecc. Auñamendi", n. 139. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1988, 12/18 cm., 204 pp.
  • 77. Introducción al hecho intelectual vasco. "Colecc. Auñamendi", n. 140. Edit. Auñamendi. San Sebastián,1989, 12/18 cm., 207 pp.
  • 78. Cultura Vasca, Bibliotecas y Sistema de las Ciencias. Rev. Intern. de los Estudios Vascos, año 38. T. 35. N. 1. Enero?Junio 1990, 10 pp. San Sebastián.
  • 79. Canto y cantares de Euskalerria. Poemario Nacional Vasco. "Colecc. Auñamendi", n. 141?142. Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1994, 12/18 cm. 228 pp.
  • 80. Bernardo Estornés Lasa. Memorias. Recuerdos y andanzas de casi un siglo "Colecc. Auñamendi", n. 143?144.Edit. Auñamendi. San Sebastián, 1996, 12/18 cm. 352 pp.
  • 81. Diccionario español-uskara roncalés/Erronkariko uskararen hiztegia. Edit. Gobierno de Navarra. Pamplona, 1997, 15/23,5 cm. 500 pp. (con la colaboración de Koldo Artola).

En la colección Bidegileak editada por el Gobierno Vasco hay más información disponible sobre Bernardo Estornes Lasa.