Sailkatu gabe

EL PRIMER GOBIERNO VASCO (1936 - 1980)

Ver EUSKO JAURLARITZA - GOBIERNO VASCO (Voz índice).

Constitución del Primer Gobierno Vasco.

El Estatuto de Autonomía para el País Vasco es una reivindicación pendiente desde antes de mediados del siglo pasado (ver ESTATUTO). Durante la II República el texto elaborado por la Sociedad de Estudios Vascos a lo largo de la primavera de 1931 experimentará una larga serie de modificaciones, tanto previas a la entrada en Cortes como en los trabajos preparatorios de la Comisión designada para su examen. La Comisión de Estatuto Vasco de la última legislatura tenía preparado el dictamen sobre el texto salvo en lo tocante al tema hacendístico. Correspondía a las nuevas Cortes surgidas del triunfo del Frente Popular aprobar por fin la autonomía vasca. En setiembre de 1936, la entrada de Manuel de Irujo por el PNV en el Gobierno de la República, a cambio del compromiso estatutista del mismo, va a permitir saldar este contencioso. El I de octubre se aprueba el Estatuto por unanimidad aunque con parte de los escaños de las Cortes desertados por la guerra, que ha sorprendido a los parlamentarios veraneando. El ámbito legal sobre el que los vascos van a ejercer su mandato no contempla a Navarra y, de hecho, a la mayor parte de Alava: "Alava, Guipúzcoa y Vizcaya se constituyen en región autónoma, dentro del Estado español, adoptando la denominación de "País Vasco". Su territorio estará compuesto por el que actualmente integran las provincias mencionadas, las cuales, a su vez, se regirán autonómicamente en cuanto a las facultades que el presente Estatuto o las disposiciones legislativas del país les encomienden. A tal efecto se entenderán atribuidas a las provincias las facultades que especialmente no se atribuyan a los órganos del País Vasco." (Estat. 1936, art. I).

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

    Primera. En tanto duren las circunstancias anormales producidas por la guerra civil, regirá el país. con todas las facultades establecidas m el presente Estatuto, un Gobierno provisional.
     El presidente de este Gobierno provisional será designado dentro de los ocho días siguientes a la fecha de promulgación del Estatuto, por los concejales de elección popular que formen parte de los Ayuntamientos vascos y que puedan emitir libremente su voto. El nombramiento se hará mediante elección, en la que se atribuirá a cada uno de dichos concejales un número de votos igual al que hubiese obtenido directamente cuando le fué conferida por el pueblo la investidura edilícia.
     La elección de presidente del Gobierno provisional se verificará bajo la presidencia del gobernador civil de Vizcaya, en el lugar y fecha que el mismo señale, debiendo convocarla con antelación de tres días.
     El presidente así elegido nombrará los miembros del Gobierno provisional, en número no inferíor a cinco.
     Segunda. Cuando, por el restablecimiento de la normalidad, las circunstancias lo permitan, el Gobierno provisional del País Vasco convocará en Alava, Guipúzcoa y Vizcaya a elecciones de diputados provinciales, que se verificarán dentro del término de treinta días de la convocatoria, con arreglo al sistema proporcional de lista y cociente. Al efecto se incluirá en el Decreto de convocatoria la oportuna regulación.
     Cada una de las provincias formará una sola círcunscripción y elegirá un diputado provincíal por cada 10.000 habitantes o fracción superior a 1.000.
     Tercera. Las Diputaciones provinciales así elegidas se reunirán. para su constitución, el segundo domingo, a partir del día en que las elecciones se celebren, y desde dicha fecha sustituirán a las respectivas Comisiones gestoras.
     Una vez sustituidas las tres Diputaciones, los presidentes de las mismas, de común acuerdo, señalarán la fecha en que los diputados de las tres provincias, formando un solo cuerpo, deben reunirse en la Casa de Juntas de Guernica, para actuar como órgano legislativo provisional del País Vasco. Constituida la Asamblea, ésta designará, además de las personas que han de componer la Mesa, una Comisión ejecutiva, y lo comunicará al Gobierno de la República, entendiéndose desde ese momento transferidas a la Asamblea a la Comisión ejecutiva las facultades que al País Vasco reconoce la presente ley.
     Corresponde a esta Asamblea, además de la facultad de designar y sustituir a la Comisión ejecutiva, las siguientes, que deberá realizar en el plazo máximo de seis meses:
     a) Redactar y aprobar el Reglamento para su funcionamiento.
     b) Organizar los poderes regionales de todas clases, fijar su composición y funciones y regular las relaciones entre los.mismos.
     c) Activar la constitución interior de Alava. Guípúzcoa y Vizcaya y señalar las facultades que corresponden a los órganos regionales y a cada una de las provincias, así como las relaciones entre dichas entidades.
     d) Acordar la Ley Electoral que, a base del sufragio universal, haya de regir en el País Vasco.
     Las leyes que emanen de la Asamblea deberán ser votadas favorablemente por la mayoría absoluta de los diputados que la integran, siendo además necesario, cuando se trata de atribuir o ceder al País Vasco facultades encomendadas hoy a las provincias o que por el presente Estatuto se confieren a las mismas, el voto favorable de la mitad más uno de los diputados de la provincia o provincias interesadas.
     Cumplida su misión, cesará la Asamblea en sus funciones, convocándose simultáneamente las elecciones para constituir el órgano legislativo del País Vasco con arreglo a las leyes por aquélla aprobadas.
     Cuarta. Una Comisión mixta, íntegrada por igual número de representantes del Consejo de Ministros y del órgano legislativo del País, constituida por un plazo que no excederá de dos meses, a partir de la promulgación del Estatuto, dispondrá lo necesario para que sean transferidas a las autoridades y funcionaríos de éste las funciones y atribuciones que con arreglo al presente Estatuto, le corresponda ejercer en lo sucesivo, y establecerá las normas a que habría de ajustarse el inventario de bienes y derechos y la adaptacíón y traspaso de los servicios que pasen a la competencia del País Vasco.
     Esta Comisión deberá tomar sus acuerdos por el voto de las dos terceras partes de sus miembros como mínimum, sometiendo, en caso necesario, sus diferencias al presidente de las Cortes de la República.
     El procedimiento y plazo para la intervención de la mencionada Comisión serán los fijados por el Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministro de 9 de 15 mayo de 1932 referente a la Comisión mixta del Estatuto de Cataluña, que será de aplicación, en todas sus partes, para la del presente Estatuto Vasco.

Gobierno Provisional vasco.

El Gobierno Provisional vasco se constituye en virtud de las disposiciones transitorias del Estatuto de Autonomía de 1936 previéndose que regirá al país mientras duren las circunstancias anormales producidas por la guerra civil y que su presidente será elegido por los concejales "que puedan emitir libremente su voto". La elección de J. Antonio Aguirre por 1.009 representantes de Ayuntamiento se efectúa según lo previsto en estas disposiciones transitorias y del modo que registra el acta de proclamación siguiente: Acto seguido y tras la ovación del público concentrado en la Casa de Juntas, Echeverría Novoa, gobernador civil y jefe de la Junta de Defensa de Vizcaya, pronunció un memorable discurso en que daba por extinguido su cargo:

"Señor Presidente del Gobierno del País Vasco, Señoras, señores, alcaldes, concejales y diputados del Pueblo Vasco. Señores diplomáticos: Todas las emociones de estos últimos meses, a pesar de ser numerosas y muy fuertes, no representan nada o casi nada para mí, ante ésta que yo recibo con esta ceremonia, histórica a todas vistas. Histórica por el lugar y el sitio donde se celebra. Histórica también por el momento de la vida española cuando se realiza, e histórica igualmente por lo que representa y significa de renovación en la vida política de España. "Pero si estas razones no fuesen suficientes para justificar esta sincera emoción, que es la mía, tened presente en el espíritu, hermanos de Vasconia, que el hecho de que el Gobierno Legítimo de la República me haya honrado con su representación en esta solemne ceremonia supone para mí la gran felicidad, la satisfacción inmensa de contribuir de una manera directa en este día a los deseos más legítimos, a las aspiraciones más justas que han sido aquellas de mis antepasados y son hoy las de su pueblo, que es el vuestro de Euzkadi, para que se vean culminadas en una ceremonia que tengo el honor de presidir". Añadió que la única ambición de su vida política había sido y era que la tierra donde vio el día, Galicia, sea libre y su personalidad claramente definida y legalmente reconocida. "Y viendo, como veo -añadió- en esta ceremonia el paso más firme y el más seguro hacia una nueva política en España, esto me permite concebir la esperanza que llegue la hora del triunfo -del que nadie de entre nosotros dudaría- de un régimen de democracia y de libertad por el cual luchamos y con el cual la personalidad de Galicia será plenamente reconocida y concedido el derecho a gobernarse por sí misma. Se llegará de esta manera -añadió- a dar grandeza y prestigio al régimen republicano". "Sé -prosiguió- porque he vivido intensamente la vida política de Vizcaya y de Euzkadi en sus momentos más trágicos de la historia, que la hora en la cual os devuelvo el poder, es difícil; pero, por haber vivido esta política de Vizcaya, conozco la grandeza de alma y la generosidad de este pueblo. Conozco también su disciplina y conozco su amor a la libertad y con estas tres condiciones y la fe ciega en los Poderes constituidos, estad seguros que vuestra tarea será fácil y éxito asegurado". (Ovaciones prolongadas.) "Quiero terminar, cumpliendo el mandato que me confirió concretamente la disposición transitoria del Estatuto de Autonomía del País Vasco, proclamando a la vista del resultado que ha sido verificado y aprobado en esta Asamblea, presidente legítimo del Gobierno del País Vasco, al señor José Antonio de Aguirre Lekube; pero quiero también rendir el último homenaje a esta Casa Histórica, en el seno de la cual resuenan todavía las voces de los defensores de la libertad y de la justicia gloriosa de Vizcaya, invitándoos a que prestéis el juramento de vuestro cargo ante el Arbol simbólico, como en las antiguas tradiciones, con la plena certeza de que haciéndose así la savia de este Arbol fecundará el nuevo régimen de libertad que se ha hecho día en Euzkadi. ¡Viva la República! ¡Gora Euzkadi!

Un joven abogado vizcaíno, ex futbolista del Athletic de Bilbao, alcalde de Guecho y diputado, José Antonio de Aguirre y Lecube, a los 33 años de edad, pronuncia en euskera su juramento aceptando el cargo de presidente del Gobierno Vasco:

"Jaungoikoaren aurrean apalik, euzko-lur gañian zutunik, asabearen gomutaz, nere aginduba ondo betetzia Gernika'ko zusizpian zin dagit". (Ante Dios humillado, en pie sobre la Tierra Vasca, con el recuerdo de los antepasados, bajo el Arbol de Guernica, juro cumplir fielmente mi mandato.)

Primer Gobierno: 7 de octubre de 1936.

Presidente: José Antonio Aguirre Lecube. PNV.
Consejero de Defensa: José Antonio Aguirre Lecube. PNV.
Consejero de Justicia y Cultura: J. M.· de Leizaola. PNV.
Consejero de Hacienda: Heliodoro de la Torre. PNV.
Consejero de Gobernación: Telesforo de Monzón. PNV.
Consejero de Comercio y Abastecimiento: Ramón M.ª de Aldasoro. IR.
Consejero de Sanidad: Alfredo Espinosa Oribe. UR.
Consejero de Industria: Santiago Aznar. PSOE.
Consejero de Trabajo, Previsión y Comunicaciones: Juan de los Toyos. PSOE.
Consejero de Asistencia Social: Juan Gracia. PSOE.
Consejero de Agricultura: Gonzalo Nárdiz. ANV.
Consejero de Obras Públicas: Juan Astigarrabía, PC.
Quedaban incluidos en este gobierno los representantes de todos los partidos políticos operantes en el país salvo el grupo anarquista (Aguirre propuso la entrada de la FAI pero la CNT se opuso).

Declaración programática del Gobierno Provisional vasco. En el programa del Gobierno Vasco pueden contemplarse, sintetizadas, las preocupaciones de los partidos que integran el mismo: respeto de la libre práctica religiosa, establecimiento de un mando militar único dependiente del Gobierno, formación de una policía propia, una legislación social avanzada, sometimiento de los presos a los Tribunales Populares, uso del euskara en la enseñanza en todos los grados, salvaguardia de las características nacionales del pueblo vasco y rápida reconquista de las tierras vascas en poder insurgente.

Secretarios y directores generales (9-23 de octubre)

PRESIDENCIA Y DEFENSA. Secretario general de la Presidencia, Antonio de Irala. Secretario general de Defensa, José de Rezola.

JUSTICIA Y CULTURA. Secretario general de Justicia y Director de Prisiones, José de Arechalde y Aramburu. Secretario general de Cultura, Alfredo Ruiz del Castaño. Director general Bellas Artes y Fiscal superior de Euzkadi, Ildefonso Gurruchaga.

OBRAS PÚBLICAS. Secretario general de Obras Públicas, Ricardo Urondo Camigo. Director general de Obras Públicas, Tomás Bilbao Hospitalet.

INDUSTRIA. Secretario general de Industria, Modesto Lafuente Moreno. Director general de Industria, Santiago Alonso Izaguirre. Director general de Marina Civil, Pantaleón León Domenech. Director general de Pesca, Santiago Chausson.

AGRICULTURA. Secretario general de Agricultura, Telesforo Uribe-Etxebarria. Director general de Agricultura, Luis María de Eleizalde.

COMERCIO Y ABASTECIMIENTOS. Secretario general de Comercio y Abastecimientos, Fernando Cobo. Director general de Comestibles Sólidos, Paulino Gómez Beltrán. Director general de Comestibles Líquidos y Compras, Martín Lasa. Inspector General de Cantinas y Alamacenes, Eduardo de Acha.

SANIDAD. Secretario general de Sanidad, Carlos Labra. Director general de Sanidad, Mario Cordero

TRABAJO, PREVISIÓN Y COMUNICACIONES.-Secretario General de Trabajo, Previsión y Comunicaciones, José de Gorostiza y Gorostizaga. Director General de Trabajo, Miguel Santinés Rueda. Director General de Previsión, Fermín Ortega. Director General de Comunicaciones, Juan Callén Zamora. Asesor jurídico, Miguel Amilibia Machimbarrena.

ASISTENCIA SOCIAL: Secretario General del Departamento de Asistencia Social, Joaquín Bustos Apoita. Director General de Asistencia Social, Laureano Lasa Orja. Asesor jurídico y Administrador General del Departamento, Salvador Goñi.

HACIENDA. -Secretario General y Director General de Operaciones, Angel P. de Anucita. Interventor general, Andrés Perea. Asesores técnicos de este Departamento: Nicolás Gaminde y Agustín de Alberro. Asesor jurídico del Departamento, Esteban de Aranzadi.

GOBERNACIÓN. Secretario General del Departamento, Jesús Luisa Esnaola. Asesor Jurídico del Departamento, Miguel José Garmendia y Aldaz de Etxebakoiz. Director General de Seguridad, Francisco de Arregui. Subdirector General de Seguridad, Enrique de Orueta. Director General de Administración Local, Esteban de Aranzadi y Barandiarán.

Primeros acuerdos.

El Gobierno Vasco va a verse enfrentado a dos problemas acuciantes: abastecer su territorio en el que se hallan, además de sus habitantes, miles de refugiados de las zonas limítrofes, y ganar la guerra para lo cual dispone de escasos oficiales profesionales y ninguna aviación.

Problemas de abastecimiento. Ramón M.ª de Aldasoro, Consejero de comercio y abastecimiento, hace un balance de la gestión del Gobierno Vasco en este campo ("Galeuzka", n.° 3, octubre 1945, pp. 122-124): "Desde que comenzó la guerra civil se advirtió la gravedad del problema del abastecimiento en nuestra zona. Ya el mes de agosto fue racionado el pan e inmediatamente se creó un riguroso sistema de racionamiento de todos los artículos de primera necesidad, manteniéndose los precios anteriores al 18 de julio de 1936. Se realizó un censo de toda la población permanente y transitoria, a través de los Ayuntamientos, haciendo constar la condición de pudiente o de refugiado y señalando el almacén donde deseaban abastecerse los primeros y el lugar en el que debieran comer gratuitamente los segundos. Para impedir las caóticas situaciones que se produjeron en el resto de la Península, fue respetada la organización comercial existente antes de la guerra y el Gobierno se incautó de todos los artículos de primera necesidad y se encargó de su importación. Para ello destacó a elementos comerciales competentes a los puertos del Mediterráneo, creándose las primeras delegaciones del Gobierno de Euzkadi en Barcelona, Valencia y Alicante, y otras delegaciones de compras y embarques, situadas en Bayona, Burdeos, París y Amberes. Gracias a esta colaboración y a la valerosa y disciplinada conducta de los marinos vascos, casi los únicos de la Península, que salían a navegar al servicio de la República, corriendo los mayores riesgos, mientras los demás marinos permanecían discutiendo cuestiones sociales en los sindicatos de tierra, se consiguieron cuantiosos abastecimientos, que permitieron la subsistencia de los vascos que luchaban defendiendo a la República en las condiciones señaladas y prestar ayudas substanciales a Santander y Asturias, que adeudaban el importe de más de cien millones de pesetas en abastecimientos de boca y guerra al Gobierno vasco, cuando terminó la campaña del Norte. Además, la organización distributiva indicada permitió que continuaran funcionando normalmente las casas importadoras y el pequeño comercio ya que el Gobierno distribuía los abastecimientos depositándolos en los grandes almacenes quienes a su vez los entregaban a los minoristas y éstos a los consumidores que los habían elegido. De esta manera, tomando como precio para el consumidor el que regía el día 18 de julio de 1936, el Gobierno abonaba al almacenista y al minorista un porcentaje razonable, que les permitiera el mantenimiento de su organización y personal; el consumidor, el día señalado para el racionamiento, retiraba ordenadamente su cuota alimenticia, en el almacén por él elegido y pagando el precio de tasa señalado por el Gobierno. Los quebrantos que tuvo que sufragar el Gobierno vasco por este sistema de abastecimiento, compensaron con creces a las perturbaciones de todas clases y a la inflación que se produjo, donde no pudo ser ensayado con eficacia este ordenamiento. Cuando entraron las tropas de Franco en Bilbao, a pesar del desenfreno pasional con el que se difamó al Gobierno vasco, reconocieron públicamente que la buena tradición administrativa del país nos había permitido organizar un sistema de abastecimiento perfecto. A pesar de todo, muchas privaciones debió imponerse la población civil; pero el desproporcionado ejército que se improvisó en todo momento recibió la siguiente cuota alimenticia (por día y soldado):

GramosCaloríasPan6301.575Garbanzos, alubias y lentejas2501.250Aceite y manteca50400Carne o pescado200250Vino250200Azúcar40160Total3.835

Tampoco les faltó su almuerzo ni comida diariamente, a los ochenta mil refugiados a los que se alimentaba a través de las organizaciones de Asistencia Social con los comedores habilitados en escuelas, sociedades, frontones y otras dependencias y en los primeros turnos de todos los hoteles, restaurantes y casas de pensión, que abrían sus puertas a la clientela habitual después de haber cumplido los deberes señalados, con quienes se encontraban en situación menesterosa".

El Gobierno Vasco asume la dirección de la guerra. El 15 de octubre el GV celebra una reunión con el Estado Mayor militar a efectos de coordinar todo el esfuerzo bélico. Al día siguiente, un decreto del Departamento de Defensa ordena la movilización de los alistamientos de 1932, 1933, 1934 y 1935, otro establece un uniforme para todas las milicias populares, un tercero demarca las zonas de guerra y un cuarto militariza la industria y el trabajo de utilidad militar. El decreto del 25 de octubre militariza a todas las milicias voluntarias introduciéndolas en el Ejército Operacional Vasco y colocándolas bajo su mando. El 30 de octubre de 1936 el Gobierno militariza todos los hospitales de su territorio y a todo el personal sanitario colocándolo bajo la Jefatura Superior de Sanidad y control del Departamento de Defensa. El 3 de noviembre de 1936 el Gobierno amplia sus facultades de forma considerable mediante un decreto de Presidencia por el que establece normas excepcionales de defensa de los "altos intereses confiados a este Gobierno". La Academia Militar de Euzkadi surge como consecuencia lógica de la necesidad de crear cuadros superiores en el ejército. Esta concentración de poder -el ejército del Norte comprende Asturias y Santander-, reiteradamente criticada entonces y en años posteriores, permitiría al Gobierno Vasco controlar a todas sus fuerzas operacionales pero crea una situación de constante tensión con el Gobierno Central que intenta fiscalizar la acción autonómica mediante comisarios políticos, mandos militares, etc. El abandono de Bilbao por la República surge de estas reticencias.

Justicia. Las primeras medidas importantes del GV en materia de justicia tienden a humanizar la guerra y a evitar las vejaciones y ejecuciones descontroladas. El 10 de octubre mismo decreta la libertad de todas las mujeres detenidas por causas políticas o con motivo de la guerra en el territorio vasco afecto a la legalidad republicana. Dos semanas más tarde efectúa una serie de reajustes tendentes a asegurar el normal funcionamiento del Tribunal Popular de Vizcaya.

Escudo y bandera. El 19 de octubre un decreto de Presidencia oficializa la bandera bicrucífera (ikurriña) y un escudo en el que, "previéndose en el Estatuto la incorporación a este territorio de Navarra", figuran las armas de los cuatro territorios históricos vascos de administración española. Aguirre, en el discurso sobre los 20 años de gestión del Gobierno Vasco, pronunciado en el Congreso Mundial Vasco de 1956, afirma que "asimismo, se acordó el himno "Euzko Abendaren Ereserkia" que desde entonces fue ejecutado en los actos oficiales" pero dicho acuerdo no consta en el Diario Oficial del País Vasco. Otra referencia oral la hallamos en Santiago Aznar: "Así como yo propuse la bandera, Juan Astigarrabía del Partido Comunista propuso el himno, que también fue aceptado por unanimidad" (Berriak n ° 4, 1976, p. 39).

La propaganda, segunda batalla del Gobierno Vasco.

Pillado en los engranajes de una guerra ideológica que apasiona al mundo, el GV no puede sustraerse a la obligación de exponer ante éste su problemática especifica. En los primeros meses de la guerra, dos exiliados de la primera hora, los periodistas Felipe Urcola y Rafael Picabea montan una imprenta en la que aparecerá Euzko-Deya, órgano de prensa bisemanal en varias lenguas de la Delegación del GV. Ambos dirigirán, respectivamente, el periódico y la Delegación. El bando opuesto contrarresta esta propaganda con la briosa ofensiva del cardenal Gomá (carta abierta a Aguirre del 10 de enero de 1937, por ejemplo) que indispone, aún más, a la opinión católica internacional con el bando republicano y los vascos. A primeros de 1937 en una reunión de la Delegación, a la que asisten el secretario de la Presidencia, Antonio de Irala, Agustín Alberro y el abogado vasco de nacionalidad francesa J. R. Larrouyet, se prepara un plan propagandístico consistente en crear un organismo de apoyo -Liga Internacional de Amigos de los Vascos-, un equipo de fútbol, un grupo de artistas, etc. El primero en salir a la palestra va a ser el equipo de fútbol constituido por brillantes futbolistas vascos, de gran fama, retirados del frente en un momento álgido de la guerra (batalla de Elgueta) y cuyo primer partido, el 26 de abril de 1937, va a constituir un sonoro éxito. Este match de una "tournée" organizada por Larrouyet, va a ser el primero de una cadena de éxitos que hará que el nombre Euzkadi salte a todas las primeras planas y se mantenga en ellas hasta 1939 en que el equipo se disuelve. Ver FÚTBOL, EUZKADI.

Fin de la territorialidad del GV.

En junio la situación del frente vasco es ya insostenible, sobre todo a partir de la ruptura, el día 12, del cinturón de hierro de Bilbao. El siguiente el GV crea una Junta de Defensa compuesta por Leizaola, Aznar, Astigarrabia y el militar Mariano Gamir Ulívarri y parte a Trucíos a dirigir los trabajos de la evacuación. Esta Junta mantendrá el orden en Bilbao, liberará a cerca de 2.000 prisioneros políticos y organizará la destrucción de sólo aquellos objetivos que considere de estricto interés militar, lo que suscitará críticas todavía mayores por parte del Gobierno de Valencia y la dimisión forzosa de Astigarrabia. El 19 de junio los franquistas entran en Bilbao. La víspera el EBB había exigido a M. Irujo que dimitiera como manifestación de protesta por el abandono de la villa por parte del Gobierno de la República. En Santander la situación va a devenir dramática; miles de civiles se agolpan huyendo de Vizcaya y las tropas del GV son acogidas con manifiesta hostilidad produciéndose situaciones de extremada violencia. El 17 de julio Aguirre consigue volar a Valencia a fin de gestionar unas normas de evacuación de la población civil erradicada por la guerra y propone la evacuación del ejército dirigiéndolo, a través de Francia, al frente del E., petición que será desestimada por el Consejo Superior de Guerra de la República por "motivos políticos y militares" (Informe..., p. 205). Se encara entonces seriamente la posibilidad de establecer una paz por separado con los italianos. El 23 de agosto el Presidente Aguirre, junto con Heliodoro de la Torre y Telesforo de Monzón, abandonan Santander al que faltan minutos para caer en manos insurrectas. Dos días después el ejército vasco se rinde en Santoña a los italianos. El GV no volverá ya a disponer de un territorio propio. Alfredo Espinosa Oribe, titular de la Consejería de Sanidad, había sido fusilado el 24 de junio en Vitoria. Tras la dimisión de Astigarrabia, son dos las carteras vacantes de este Gobierno trashumante: Sanidad y Obras Públicas.

El Gobierno Vasco en Barcelona.

A comienzos de noviembre de 1937 se establece en Barcelona el GV donde contará con la ayuda del nacionalismo catalán y la comprensión de las delegaciones británica y francesa. El 15 se pone en marcha el Hospital Euzkadi en los locales que suministra el consulado de Francia. El GV acomete, pues, la tarea de canalizar a los combatientes de Euzko Gudarostea que acuden a Cataluña y los cerca de 100.000 refugiados que, en su mayoría, ha reexpedido Francia. Se abren más centros sanitarios -hospital Gernika, clínica Otxandiano, sanatorio antituberculoso de Montealegre. "Euzkadi", "La Lucha de Clases" y "Euzkadi Roja" salen periódicamente y funcionan grupos culturales diversos. Quince meses va a permanecer el GV en Cataluña. Además de los trabajos reseñados, la Delegación de París -a la que se une Landáburu- prosigue en su labor propagandística. Tras las huellas de la campaña artística realizada por la Cobla Barcelona en Europa, a fines de diciembre de 1937 tiene lugar el debut en la Sala Pleyel de la Coral Eresoinka. La Selección Vasca de Fútbol sigue cosechando éxitos -once partidos jugados: 8 ganados, 1 empatado, 2 perdidos-, incluso en América. En 1938 aparece el Tree of Guernica del reportero Steer, y el Probleme basque vu par le cardinal Gomá et le president Aguirre del Dr. Azpilkoeta (Aguirre) de gran impacto ante una opinión pública católica dominada por la propaganda franquista. El "problema católico vasco" comienza a constituirse en una molestia demasiado imperiosa para las conciencias dicotomistas de la derecha internacional. Acabar con esta ambigüedad va a ser uno de los objetivos de la Liga Internacional de Amigos de los vascos en cuyas reuniones preparatorias (diciembre de 1938) comienzan a aparecer nombres de reconocido prestigio en el mundo católico.

El GV en París. Desde la caída de Irún comienza a haber refugiados vascos a la orilla derecha del Bidasoa. La labor del GV va a venir a acrecentar y coordinar la efectuada por particulares meritorios como el vasco-filipino Manuel María de Ynchausti, organizador y financiador de los primeros centros de acogida a niños vascos: centro de acogida de la Ciudadela de San Juan de Pie de Puerto (500 niños) y centro de Jatxou, colonia infantil de 33 menores. Desde noviembre de 1936 existe en Francia una Delegación del GV dirigida por R. Picavea, que comienza a tomar medidas sobre refugiados. La Consejería de Asistencia Social y Sanidad se hará cargo de la evacuación de Bilbao de cerca de 14.000 niños que irán a Francia -2.300 niños custodiados por la CGT-, a la URSS -hijos de militantes o simpatizantes del PC-, Gran Bretaña, North Stoneham (Hampshire) -cerca de 4.000- y Bélgica. También gestiona el GV el reconocimiento del igarobide o pasaporte expedido por el ente autónomo que aceptarán países tales como Francia, Argentina, Méjico y Venezuela. El 4 de febrero de 1939 atraviesan la frontera hispanofrancesa Azaña, Martínez Barrios, Companys y el lendakari Aguirre. Cerca de 150.000 ciudadanos españoles vascos se hallan en territorio francés en situación dramática. Para 1939 el GV ha creado en Francia y Bélgica alrededor de trece refugios situados en Sette, Belloc, Beyris, Capbreton, Itxassou, Landas, Compans (Seine et Marne), Noyon (Oise), Soustons, Bayona y Perpignan (Hotel Sala). Como centros de asistencia sanitaria deben citarse el Hospital y Residencia de Mutilados de Euskadi situado en Ilbarritz (La Roseraie de Biarritz, rehabilitación, maternidad y cirugía), St-Christau, primero para niños y luego para enfermos, los sanatorios de Cambo y Berk-Plage y las clínicas de Saint-Etienne y París. En cuanto a colonias infantiles, pueden citarse a las de Puyanne (Landas), Vatson, Lurbe, Dax, Orthez, Enghiens, Guethary, Chantilly, Grenoble, Baillet e Itxassou. Euzko Anaitasuna del PNV crea también doce colonias y varias "repúblicas". Muchas de estas adquisiciones las efectúa el GV a través de la Sociedad Finances et Entreprises SA constituida legalmente ( 10 de febrero de 1939) por ciudadanos franceses e ingleses relacionados con el GV durante el bloqueo de Bilbao. Actúa de asesor jurídico el ciudadano francés J. R. Larrouyet y se encarga de la gestión económica Agustín Alberro, tesorero de la Delegación. Pero en mayo todo este trabajo de acomodamiento va a ser desbaratado por la guerra europea. Aguirre desaparecerá en Bélgica al sorprenderle en La Panne el bombardeo alemán y, tras serle denegada la entrada en Francia, no volverá a saberse nada oficial sobre él hasta su aparición el 27 de agosto de 1941 en Brasil. Los miembros del GV bajan de París a Burdeos y Marsella a fin de atender a la marcha masiva de exiliados a América (v. EXILIO). El 21 de mayo hace su aparición pública la Liga Internacional de Amigos de los Vascos compuesta por un Comité de Auxilio a los Vascos presidido por el Mgr. Mathieu y por un Comité de Intereses Generales de Euzkadi presidido por François Mauriac. Ocupa la Presidencia de Honor el cardenal Verdier y entre sus componentes pueden verse los nombres de Maritain, Lacombe, Pezet, Hérriot, etc. La Liga se alojará en el edificio 11 Avenida Marceau "alquilado" a la Sociedad "Finances et Entreprises SA", edificio que alberga todos los servicios del GV.
Bajo ocupación alemana.

En mayo de 1940 la invasión de Francia va a dispersar a los consejeros del GV quedando sólo en territorio francés Eliodoro de la Torre y J. M.ª de Leizaola. Y no sólo se dispersa sino que experimenta una nueva baja, la del socialista Juan Gracia que, tras huir de París por carretera, tiene que volver a esta capital, enfermo, y muere el 6 de abril de 1941. Los últimos vascos que quedan en Francia huyen, se esconden o van a trabajar al arsenal de Lanamezan -el caso de Ordoqui- a fin de ayudar al ejército francés, teniendo que esconderse otra vez con la firma del armisticio. Al entrar los alemanes en París, la policía de la embajada de España, protegida por la Gestapo, ocupa la sede del GV (11 Av. Marceau), así como la sede de "Finances et Entreprises SA" (Pierre I de Serbie). Las puertas son selladas con los anagramas de ambas policías. Los funcionarios Pedro Urtaca, Francisco Fernández y Pedro Macías se apoderan, en nombre de la embajada, de los archivos de ambas sedes lo cual traerá como consecuencia la caída de la red de información de la Resistencia Vasca en el interior y el fusilamiento posterior de su jefe, el alavés Luis de Alava. Debido a este descalabro generalizado, Manuel de Irujo constituye el 11 de julio de 1940 un Consejo Nacional de Euzkadi del que forman parte él como Presidente (por ser Jefe del Grupo Parlamentario Vasco), R. M.ª de Aldasoro, como Vicepresidente (por hallarse en tierra libre), todos los delegados del GV y otros miembros tales como Cunchillos, Archanco, Olazábat, etc. Este Consejo firmará un acuerdo con el Consejo de Defensa del Imperio Francés (De Gaulle) (17 de mayo de 1941) por el que ofrece ayuda a los aliados a cambio de protección a los vascos exiliados. La ayuda vasca se concretizará en colaboración con las redes de información y en la formación de una unidad militar vasca dentro de las Fuerzas Francesas Libres (Tercer Batallón de Infantería de Marina o "Batallón Vasco") que, por causas diplomáticas, será disuelto en 1942. Mientras, los bienes del GV corren serio peligro. El 30 de enero de 1940 una ley del Gobierno franquista había declarado propiedad del Estado español todos los bienes republicanos. Con la ocupación alemana se va a dar curso legal a lo que sólo es una vía de hecho. Ante esta amenaza, el único accionista de Finances et Entreprises SA que permanece en Francia -M. Fossorier-, temiendo no poder garantizar los intereses vascos, pide al Presidente del Tribunal de Comercio del Sena que nombre un administrador judicial, cosa a la que éste accede el 28 de enero de 1941. El 9 de junio la Embajada de España solicita y obtiene del Tribunal Civil del Sena el secuestro de todos los bienes de Finances et Entreprises SA, es decir del GV. Mientras, en América, Aguirre, Nárdiz, Aznar y Aldasoro reconstruyen el GV (27 de agosto) con lo que, a comienzos de 1942, el Consejo Nacional Vasco de Londres se disuelve. Aznar se opone firmemente a la pretensión de Prieto y del Comité Ejecutivo del PSOE reunido en Méjico de disolver el GV, siendo luego avalada su postura por el Comité Central clandestino del interior. Todos, sin embargo, dimiten por obediencia a su partido. El 21 de julio de 1943 el Tribunal Civil del Sena accede a los requerimientos franquistas y, dado el hecho de que los documentos acreditativos de Finances et Entreprises SA habían desaparecido con la llegada de alemanes y españoles, inscribe los bienes de ésta en el Registro de la Propiedad a nombre del Gobierno español. El GV queda desposeído de sus bienes.

Con los aliados (1943-1947).

Desde un primer momento y, pese a los intentos de captación efectuados por los servicios alemanes, el GV se coloca, como lo había hecho el Consejo Nacional Vasco, en el campo de los aliados. Ya en 1943 De la Torre había instado a Ordoqui a que reagrupara a los vascos resistentes integrados en la Unión Nacional de Guerrilleros Españoles. Ordoqui constituirá un batallón vasco con gentes del PNV, socialistas, comunistas, anarquistas y algún ANV, partido al que pertenece. Días antes de la liberación de París y, aprovechando la retirada de los franquistas de los inmuebles vascos, una serie de vascos acompañados de soldados del ejército de Leclerc, recupera las sedes del GV en agosto de 1944. En octubre inicia éste las gestiones tendentes a anular la sentencia de 1943. La llegada de Aguirre en marzo de 1945 da mayor firmeza a esta reclamación que tropieza con las leyes francesas que consideran a España país neutral. El avance victorioso de los aliados va a insuflar moral a miles de vascos arrojados de su suelo. El 31 de marzo se firma el pacto de Bayona por el que todas las organizaciones políticas y sindicales manifiestan su apoyo al GV y se organizan en un Consejo Consultivo Vasco. La valerosa actitud de Aznar en 1943 daba ahora sus frutos, lo cual no iba a obstar para que fuera dimitido tras diez años de ser consejero socialista del GV. La Cruz de Guerra otorgada a la ikurriña del batallón Gernika de Pedro Ordoqui da un respaldo moral a las iniciativas vascas. La posibilidad de una intervención aliada en España es vista como inminente y todos los derrotados en la guerra de 1936 hacen sus planes: el PC aviva el maquis fronterizo, los socialistas denuncian el "imperialismo vasco" en Navarra (v. los Euzko-Deya de 1946-1947), el Gobierno de la República se reorganiza, en febrero de 1946 (al no poseer infraestructura en el interior, confía todo su peso al GV) y emite un documento firmado por Aguirre (GV) e Irla (G. de Cataluña). Aguirre, que el 20 de marzo es recibido oficialmente en la Asamblea Nacional francesa por 60 diputados del MRP, reorganiza el GV en agosto:

. Fermín Zarza sustituye a Santiago Aznar (dim. en 1946).
. J. M.ª Lasarte Arana sustituye a Eliodoro de la Torre (+ en 1946).
. Manuel Campomanes sustituye a Alfredo Espinosa (+ en 1937).
. Leandro Carro sustituye a Juan Astigarrabia (dim. en 1937).

Sin embargo, el socialista Gracia no será sustituido hasta 1947, en que entra Enrique Dueñas a formar parte del gabinete vasco. El 12 de diciembre de 1946 la ONU condena el régimen del general Franco, aunque el citado organismo internacional apenas toma medida alguna de hecho para respaldar tal condena. Animado por estas circunstancias el GV impulsa, mediante la Junta Vasca de Resistencia, una huelga general que, comenzada el 1 de mayo, paraliza la actividad del País Vasco industrial durante varios días mostrando al mundo la especificidad de la opresión a que está sometido éste. Es el momento cumbre del GV en el exilio que, en esos momentos, cuenta con delegaciones en París, Bayona, Londres, Buenos Aires, Nueva York, Bogotá, Caracas, Montevideo y Manila. Ordoqui, por orden de Aguirre, prepara guerrillas que, en pie de guerra, esperarán durante un tiempo la orden de recuperar el territorio del GV. El Servicio Jurídico del Quai d'Orsay (Min. de Asuntos Exteriores) reconocerá el derecho que asiste al GV a recuperar la propiedad legal de su sede y recomienda entablar una instancia de "tierce-opposition" por parte de los accionistas de F. et E. Las incidencias de la Guerra de Corea y las consecuencias del golpe de Praga van a alterar radicalmente la situación a lo largo de 1947 y comienzos del siguiente.

Abandonado de todos.

Cuando Europa comenzaba a remodelarse hacia una hipotética unidad (Movimiento Europeo), la guerra fría desbarata esta esperanza al erigir a los dos bloques en árbitros del mundo. El PSOE, reunido en Toulouse en abril de 1948, decide no participar en el GV mientras no se expulse a los comunistas del mismo. Tras un lapso de discusiones internas, Aguirre solicita a Carro ( 19 de mayo de 1948) la dimisión que le exigen los socialistas. El GV, sin participación comunista de aquí en adelante, quedó compuesto por:

.Aguirre, Monzón, Leizaola y LasartePNV .Dueñas y ZarzaPSOE .AldasoroIR .NárdizANV .X (Campomanes, en el interior)UR

El contencioso comunista -la polémica se endurece y llegará hasta el robo, por un comando del PC, del material de Radio Euzkadi- viene a sumarse a la actitud distante del PSOE respecto al resto de los componentes del Gobierno y a la retracción, experimentada a nivel diplomático e internacional, de la ayuda y buena disposición por parte de los países democráticos hacia el GV. El 5 de noviembre de 1950 la Asamblea General de la ONU deroga la resolución de 1946 contra España. La fobia anticomunista hace aparecer a Franco como un abanderado de la lucha contra las dictaduras del Este. Por ello la proposición presentada en la Asamblea Nacional francesa (6 de febrero de 1951) solicitando la anulación de ciertos juicios expropiatorios efectuados bajo la ocupación alemana no es aceptada atendiéndose a las razones jurídicas invocadas por el Ministro de Justicia, el radical René Mayer. El 3 de abril, el Tribunal de apelación no acepta el recurso de "tierce-opposition" sobre los bienes del GV que se hallan registrados a nombre del Estado español. La amenaza de expulsión comienza a cernirse, clara, sobre estos bienes y la sede en la que se hallan aposentados las siguientes entidades:

. Delegación francesa del GV y anexos.
. Movimiento Federalista Vasco.
. Asociación de Estudiantes Vascos.
. Sección vasca de "Nouvelles Equipes Internationales" (Federación de Partidos Demócrata-Cristianos).
. Sección vasca del Penn Club.
. Liga Internacional de Amigos de los Vascos.
. Delegación sanitaria del IRO (Organización Intemacional de Refugiados) con consulta médica. . Periódico "Euzko-Deya".
. Eskualzaleen Biltzarra.
. Cursos de lengua, canto, danza, etc.

Franco esgrime el fantasma del comunismo -en especial con ocasión de la huelga de abril de 1951- y amenaza con cerrar todas las instituciones francesas de enseñanza en España. El 6 de junio, el presidente del Tribunal Civil del Sena pronuncia la orden de expulsión inmediata y sin dilación de la Soc. F et E, LIAV, GV y restantes ocupantes de los locales de 11 Avenue Marceau de París, con ayuda, si necesaria fuese, de la fuerza pública. La decisión tiene lugar bajo el Gabinete Queuille (radical), siendo ministro de Asuntos Exteriores Robert Schuman (MRP) y de Justicia Edgar Faure (radical). Un viejo resistente, el senador Ernest Pezet, secretario de la LIAV, se hará expulsar deliberadamente por la fuerza el 28 de junio de 1951, junto con los restantes ocupantes del inmueble. Antes de ser desalojado por la policía pronuncia una vibrante protesta que acaba con esta frase: "Et maintenant, Monsieur le Commissaire, remplissez votre pénible devoir; mettez moi la main au collet et conduissez moi au dehors. Nous ne cédons qu'à la force!". Una vez expulsado el GV, por medio de su asesor jurídico J. R. Larrouyet va a intentar ganar el pleito a través de la LIAV, inquilina del propietario "de facto". Y mientras la Liga intenta mover a la opinión pública -el periódico "L'Aube" le cede sus locales- e inicia su demanda contra el Estado español, Robert Schuman concede carácter diplomático al inmueble de 11 A. Marceau como anexo a la Embajada de España (6 de agosto de 1951), argumento con el cual la defensa solicitará, en nombre de España, al Tribunal que se declare incompetente. En vano alegará la LIAV que el beneficio de la inmunidad diplomática no puede tener efecto retroactivo anterior a su apelación. El veredicto del Tribunal (20 de noviembre) dará la razón al usurpador por medio de la declaración de incompetencia "ratione loci" solicitada por éste. El despojo del GV se había consumado por razón de estado. El abandono generalizado quedará simbolizado en el concordato con la Santa Sede concluido el 27 de agosto de 1953. El GV entra en una crisis que se manifestará en 1952 en dos dimisiones nacionalistas: José M.ª Lasarte, por razones de economía del GV; Telesforo de Monzón, por discrepancias con el resto del gabinete.

Crisis del nacionalismo vasco.

La crisis del nacionalismo vasco: Congreso Mundial Vasco (1956). Se celebra conmemorando el vigésimo aniversario de la creación del GV (1936-1956): "El Gobierno Vasco -dice Aguirre en su mensaje de Navidad de 1954- estima que ha transcurrido el tiempo suficiente para que sea aconsejable una amplia confrontación con su pueblo". Durante el año siguiente el GV elabora un cuestionario que examina los problemas del País Vasco y servirá de punto de referencia a los congresistas. Según el Reglamento aprobado (art.3) son miembros de este Congreso: 1) El presidente del Gobierno de Euzkadi y los consejeros del Gobierno. 2) El presidente y los miembros del Consejo Delegado y Junta de la Resistencia Vasca. 3) El presidente y los miembros del Consejo Consultivo Vasco. 4) Los ex-consejeros del Gobierno Vasco, los representantes del País en Cortes y los que lo hayan sido anteriormente. 5) Los ex-diputados provinciales por Alava, Guipúzcoa, Navarra y Vizcaya, y los alcaldes que lo sean por elección popular. 6) Los representantes mandatados por los partidos políticos y organizaciones sindicales que propugnan la estructuaración democrática y antitotalitaria del pueblo vasco. 7) Los delegados del Gobierno de Euzkadi en el extranjero, los de la Liga Internacional de Amigos de los Vascos y los de las colectividades y asociaciones vascas existentes en cualquier país. 8) Los ciudadanos vascos que posean la carta de congresistas a título personal. Observadores: Podrán asistir como observadores a las sesiones del Congreso las personas que el Gobierno de Euzkadi invite con tal carácter. Los observadores no tendrán derecho de voto ni de palabra. Podrán ser invitados a hablar cuando la asamblea entienda que su información puede ser de interés sobre un tema determinado. La Mesa del Congreso quedó constituida como sigue: Por el P. N. V.: Jesús de Solaun. Por A. N. V.: Gabriel Goitia. Por la F. E. V. A. (Federación de Entidades Vasco-Argentinas): Cristobal, P. de Basaldua. Por el C. C. de la U. G. T. de Euzkadi: José Campos. Por U. R. (Unión Republicana): Alzerto Buj. Por I. R. (Izquierda Republicana): J. López Angulo. Por Entidades Chilenas: Pedro de Arechabala, Santiago Zarranz. Por el Comité Central Socialista de Euzkadi en Francia: De Pablo. Por Euzkal Erria de Montevideo y Delegación Vasca de Montevideo: J. J. de Lasarte. Por S. T. V.: Herrán. A la sombra del reciente "caso Galíndez" asisten, pues, vascos del interior, de forma clandestina, y vascos emigrantes y exiliados, que intervendrán según el siguiente programa:

CONGRESO MUNDIAL VASCO
Programa
París, 23 de septiembre a 1.° de octubre de 1956
Salones del Hotel Palais d'Orsay
(Quai Anatole France n.° 9 )

  • Domingo, día 23. - Recepción de los Congresistas y lunch en la Delegación Vasca de París ( 50, rue Singer ), de 6 a 8 de la tarde.
  • Lunes, día 24 A las 9 y media de la mañana. - Sesión plenaria de inauguración del Congreso Mundial Vasco. Saludo del Presidente del Gobierno Vasco. Constitución de la Mesa del Congreso, y lectura del Reglamento interior. Exposición de la obra y gestión del Gobierno Vasco (1936-1956), por el Presidente D. José Antonio de Aguirre.
  • A las 3 y media de la tarde. - Continuación de los trabajos de la Sesión plenaria. Debate general.
  • Martes, día 25. A las 9 y media de la mañana. - Sección política: Exposición de los trabajos de la Ponencia. Lectura o explicación de comunicaciones presentadas. Debate general.
  • A las 3 y media de la tarde. - Siguen los trabajos de la sección política. Reunión, en su caso, de la Comisión política. Recomendaciones de la Sección.
  • Miércoles, día 26. A las 9 y media de la mañana. - Sección social-económica: Exposición de los trabajos de la ponencia. Lectura o explicación de las comunicaciones presentadas. Debate general.
  • A las 3 y media de la tarde. - Continuación de los trabajos de la Sección social-económica. Reunión, en su caso, de la Comisión social económica. Recomendaciones de la Sección.
  • Jueves, día 27. A las 9 y media de la mañana. - Sección cultural: Exposición de la ponencia y sus trabajos. Lectura o explicación de las comunicaciones presentadas. Debate general.
  • A las 3 y media de la tarde. - Continuación de los trabajos de la Sección cultural. Reunión, en su caso, de la Comisión Cultural. Recomendaciones de la Sección.
  • Viernes, día 28. A las 9 y media de la mañana. - Sección "Los Vascos en el Mundo": Exposición de la ponencia y sus trabajos. Lectura o explicación de las comunicaciones. Debate general.
  • A las 3 y media de la tarde. - Continuación de los trabajos de la Sección "Los Vascos en el Mundo". Reunión en su caso, de la Comisión correspondiente a esta Sección. Recomendaciones de la Sección.
  • Sábado, día 29. A las 11 de la mañana. - Clausura del Congreso: Conclusiones y recomendaciones del Congreso. Discurso de clausura.
  • Domingo, día 30. - Festival Folklórico en el Frontón de París.
  • Lunes, día 1.° de octubre. - Conmemoración del XX aniversario de la proclamación del Estatuto de Autonomía del País Vasco. Recepción en la Delegación Vasca, de 6 a 8 de la tarde.

En esta primera confrontación tras la guerra de vascos de todos los horizontes puede advertirse la diferencia que separa a los hombres del interior y del exterior, a aquéllos a los que el corsé de la fidelidad republicana obliga a mantener alianzas sin futuro -Gobierno Vasco- y aquéllos que piensan que pueden existir otras como el monarquismo de oposición (D. Juan) y la DC española. También asoma en esta asamblea el radicalismo vasquista del grupo "Ekin" -futura "Euskadi ta Askatasuna"- y la posible utilización de la violencia contra la violencia (Krutwig). La necesidad de un cambio de alianzas, o, por lo menos, de una mayor disponibilidad cara a posibles contingencias se advierte claramente en las explicaciones que ofrece Monzón de su dimisión de 1952:

"Creo que tanto el presidente Aguirre como el Gobierno, como los partidos políticos, como el Congreso, como a todos los representantes deben abrir los balcones, abrir las ventanas sin miedo de ninguna clase, no sólo para decir sino para escuchar, y sobre todo para hacer cada vez más amplia la base sobre la que fundemos el porvenir de nuestro país. Yo, Sres., dimití del Gobierno Vasco, y solamente me baso ahora en ello para hablar del futuro y no del pasado, por dos hechos fundamentales: todo quede olvidado si como espero sinceramente de ese Congreso va a salir algo que sea muy viejo pero que sea algo nuevo también. Primero porque tuve para mí la convicción de que el Gobierno Vasco, y no me interesa esto para el pasado, me interesa esto para el futuro, en estos últimos años me refiero, en los años de libertad relativa aquí no ha puesto todo lo que hubiera podido ponerse, por aquella parte del juramento de Guernica que el propio Presidente nos recordaba aquí, "salvaguardar por todos los medios a su disposición las características esenciales de la nacionalidad vasca". Creo que la política de un Gobierno, como la política de una familia, como la política de una casa se conoce en el presupuesto. Si vosotros queréis conocer la mentalidad de una etxekoandre de nuestro país, pedidle el presupuesto. (...) Y tengo que decir con toda verdad y con toda claridad que hasta ahora, creo, que de todos los medios de que ha dispuesto el Gobierno Vasco que han sido cuantiosos, honestísimamente, no digo en el terreno personal, eso ni se habla, digo en el terreno político, honestísimamente empleados teniendo siempre en cuenta las necesidades y el bien del país, no ha habido una atención suficiente, un sacrificio suficiente porque es sacrificio, al mantenimiento, al robustecimiento de las características nacionales de nuestro país y me refiero principalísimamente a la lengua vasca. Segundo, segundo motivo o segunda razón mucho menos importante quizá porque es más accidental, pero fue el motivo inmediato; porque el Gobierno Vasco seguía considerando últimamente, es decir, se seguía unciendo, se seguía adscribiendo la causa vasca a una determinada solución del problema político español. Y yo consideraba, y sigo considerando, que hace ya muchísimo tiempo que el país vasco existe, y esperamos que siga existiendo muchísimos años y muchísimos siglos, que los diferentes accidentes políticos que puedan ocurrir en la política española son extremadamente importantes e interesantes para el porvenir de nuestra patria durante un año determinado o durante una época determinada, pero que no se puede adscribir, y lo digo con toda sinceridad, y espero que vosotros lo comprendáis porque lo digo con suficiente claridad, que no se puede adscribir para siempre la vida de nuestro país, la solución de nuestro problema a un determinado caso, a una determinada solución del problema político español en este momento representado por lo que se llama República de las Instituciones. He oído con atención lo que aquí se ha leído esta mañana, lo que ha escrito Izquierda Republicana de Euzkadi, lo que ha escrito el Partido Socialista de Euzkadi, lo que ha escrito Acción Nacionalista y el Partido Nacionalista, y tengo que decir con verdad que el río ha llevado mucha agua en estos últimos años y que hoy tengo la enorme satisfacción de confesar que me encuentro mucho más cerca de ese río de lo que estaba hace unos años. Yo creo francamente que de lo que estos partidos políticos han presentado esta mañana se puede sacar y se debe sacar lo sustancial referente a la existencia del pueblo vasco que nos une a todos y que afirme el derecho vasco para todas las circunstancias que puedan presentarse en el panorama político español. Porque nuestra función de aquí no es poner ni quitar rey, sino servir a nuestro señor, y nuestro señor en este caso es, señores, nuestro pueblo vasco, es Euzkadi."

En el año 1956 va desapareciendo la idea de que la dictadura "tiene que" caer y advenir, nuevamente, la República. Por otra parte una generación nueva -la nacida con el GV- toma el relevo y se muestra intransigente con la generación vencida. Las conclusiones de la sección política del Congreso Mundial Vasco reflejan estas tensiones. Por una parte el GV reafirma su adhesión a la fórmula republicana y al Estatuto del 36 -el GV es hijo de ambos- pero, por otra, recomienda "que el Consejo Consultivo estudie la ampliación de su base de constitución y se complemente" con representantes de otras tendencias.

Conclusiones del Congreso Mundial Vasco.

Primera.- Reiterar de modo solemne el sentimiento de gratitud del Pueblo Vasco, a los pueblos y Gobiernos que desde hace veinte años acogieron en sus territorios y facilitaron el establecimiento de los refugiados vascos, y de modo especial a Francia, Bélgica. Gran Bretaña, Venezuela, México, Argentina, Chile y Uruguay, confiando que el gran homenaje que les es debido pueda pronto ofrecerse bajo el Arbol de Guernica; símbolo de las libertades vascas. Igual sentimiento de gratitud se expresa para los Sindicatos libres y cristianos que nos han ayudado en nuestro lucha en la esfera internacional.

Segunda.- Fiel a la tradición de paz, de justicia y de libertad y recogiendo el sentir del pueblo vasco y de los vascos residentes en todo el mundo, el CONGRESO MUNDIAL VASCO, hace un llamamiento en favor de la Paz, ideal permanente de todos los pueblos de la tierra, de la cual serán sólidas garantías: el reconocimiento efectivo del derecho de todos los pueblos a gobernarse por si mismos; el respeto por todos los Estados de los derechos fundamentales de la persona y de la dignidad humana: el cumplimiento leal de la palabra dada en convenios y tratado internacionales; la integración de Naciones y Estados en Organos superiores, como Europa y las Confederaciones Americanas; el mejoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores de todos los países, y la ayuda substancial y desinteresada a los pueblos insuficientemente desarrollados, cultural y económicamente.

Tercera.- EL CONGRESO MUNDIAL VASCO consciente de los graves peligros que amenazan la subsistencia del viejo grupo humano de Euzkadi, si continúa sometido a la actual dictadura totalitaria franco-falangista, lanza un apremiante llamamiento a la conciencia de los vascos del mundo entero, en demanda de la ayuda y de la acción vigorosas, necesarias para que el pueblo vasco recobre su libertad y con ella quede asegurada su propia vida. Ante la acción a desarrollar, implícita en tal llamamiento, por encarnar la más reciente voluntad, democráticamente expresada por los vasos, y en mérito a las actuaciones reveladas por el Presidente de Euzkadi: el Congreso, que reconoce al Gobierno presidido por el Sr. Aguirre, como la autoridad legítima del Pueblo Vasco, le proclama como instrumento apropiado, para seguir dirigiendo las tareas conducentes a la liberación del País. Por elemental respeto e inexcusable acatamiento a la voluntad popular que sancionó el régimen de Autonomía en cuya defensa se sacrificó generosamente el pueblo y por el que dieron su sangre nuestros gudaris y los hombres de la Resistencia Vasca, así como por ser obvio que fue en torno del Estatuto de Autonomía como se fraguó aquella voluntad y se mantiene la unión de los vascos, el Congreso proclama el Estatuto de Autonomía como bandera de unión vasca, de lucha y de reivindicación insoslayable. El Pacto de Bayona constituye garantía de la unión pactada y de la cordial solidaridad en el empeño de restablecer sobre sólidos cimientos, la libertad y la democracia.

Cuarta.- Ante la amplitud que van alcanzado en el interior los movimientos de opinión contrarios al régimen totalitario y visiblemente expresados en las huelgas de trabajadores, protestas de estudiantes, manifiestos de intelectuales actitudes de militares y de diversas capas sociales; el Congreso les expresa su calurosa solidaridad y simpatía y recomienda al Gobierno de Euzkadi, a los Partidos y a la opinión pública vasca, que apoyen y cooperen con el Gobierno de la República y la Generalitat de Cataluña, con los partidos democráticos y con aquellos sectores del interior que por su decisión y seriedad, merezcan las suficientes garantías, a toda acción inteligente que tienda a acelerar la caída del régimen franquista y a establecer sobre bases de reconciliación y concordia un régimen democrático en el que los pueblos de España, libremente y con las debidas garantías, puedan expresar su voluntad política El Congreso manifiesta su satisfacción por la actitud del pueblo vasco que ha mostrado su incompatibilidad con el régimen dictatorial franquista de manera contundente y reiterada, señaladamente en las huelgas de 1947, 1954 y 1956, y rinde emocionado homenaje a los que han dado esta prueba de dignidad, sacrificio y heroísmo.

Quinta.- El Congreso recomienda no exacerbar pasiones que pudieran empañar la amistad de los vascos demócratas y aflojar sus lazos. Ni el odio ni el rencor han tenido cabida en el acerbo moral de los vascos; y siendo la democracia, por su naturaleza, propicia a la buena inteligencia de los ciudadanos que le constituyen, el mayor interés de este Congreso va vinculado a la idea de ofrecer una leal y absoluta reconciliación, honda y lealmente sentida, a todos los hombres que, honradamente y de buena fe, lucharon por su ideal en uno o en otro campo, sentimiento que lleva consigo la liquidación de viejas e intestinas querellas, y la apertura de una era de fraternal colaboración en la obra que puede y debe sernos común de restaurar el orden y la paz interior, y con ellos, la moral, la justicia, la libertad y el trabajo.

Sexta.- Si Navarra decide incorporarse al País autónomo, podrá hacerlo, cumpliéndose en tal caso lo determinado en la disposición adicional del Estatuto plebiscitado. El Congreso hace votos fervientes porque esta aspiración general de los vascos tenga pronta realidad.

Septima.- A tener de los dispuesto en el artículo primero del Estatuto plebiscitado y en las protestas formulada por el Gobierno Vasco el 23 de octubre de 1936 y 1939, el Congreso declara que el régimen autonómico propugnado no implica prescripción extintiva de los derechos históricos del País, cuya plena realización, cuando las circunstancias lo depare estriba en la restauración íntegra de su Régimen Foral.

II

Vista la comunicación número de la Sección Política, suscrita por Don José de Rezola, con el fin de acercar más el Gobierno de Euzkadi al pueblo vasco, reforzando a aquel en lo posible con la asistencia orgánica y permanente de la ciudadanía y permitiendo a esta intervenir con eficacia en la vida y actividades del Gobierno, el Congreso recomienda al Gobierno:

Que el Consejo Consultivo, estudie le ampliación de su base de constitución y se complemente con personas que hayan ejercido cargos de elección popular en Euzkadi y desempeñen, o hayan desempeñado, puestos de Consejeros, delegados o altos funcionarios del Gobierno y comandantes del Ejército Vasco: representantes designados por la Resistencia; y delegados de los vascos que viven en América.

Segundo.- El Consejo así ampliado será consultado por el Gobierno Vasco anualmente cuando menos, con el fin de que conozcan la política general y la presupuestaria proyectada y aplicada por el mismo, pueda deliberar sobre ella y adoptar los acuerdos que tenga por conveniente.

Pero esta ampliación que, bien pudiera haber cambiado el rumbo de acontecimientos posteriores, no tuvo lugar por decisión del propio Consejo Consultivo manifestada el 1 de diciembre de ese mismo año: "Después de la aprobación sin reservas de la gestión de la Comisión permanente, se adopta el acuerdo de comunicar al Gobierno la disconformidad del Consejo Consultivo en cuanto a su ampliación en la forma que lo sugiere la recomendación del Consejo Mundial Vasco". El GV en 1956 está constituido por:

Aguirre y LeizaolaPNV Paulino Gómez de Segura Beltrán de Heredia que sustituyó en 1952 a Zarza (que había sustituido a Dueñas en 1949)PSOE Ambrosio Garbisu que sustituye a Aldasoro en 1952IR NárdizANV CampomanesUR

El último GV en el exilio (1960-1980).

Corresponderá a J. M.· de Leizaola presidir este período tras la muerte de Aguirre en 1960, sucediéndole el vicepresidente F. Javier de Landáburu. La fecha coincide, asimismo, con la aparición de una oposición veinteañera, sobre todo nacionalista, ávida de acción y de partir de cero, aunque sentimentalmente dependiente de los hombres maduros del GV. Parte de esta juventud rompe con el exterior = "Ekin", luego ETA- en 1959-1960, en este caso con el PNV con el que comparte su ideología aunque no su estrategia. En 1963 mueren dos miembros del GV, el nacionalista Landáburu y el socialista Gómez Beltrán, a los que sustituyen José Rezola y Juan Iglesias. Meses después, el Consejo Delegado (organización interior) del GV convoca, con éxito, el primer Aberri Eguna en el "interior" (Gernika, 1964). Un nuevo núcleo joven, ELA/STV del interior va a protagonizar la siguiente ruptura, entre éste y el siguiente año, con el GV. Para esas fechas ELA ha elaborado unos nuevos principios en los que se declara socialista y hace un especial hincapié en la inclusión de un compromiso sobre autonomía inmediata para la colaboración en cualquier entidad conjuntamente con otras organizaciones. Si ideológicamente ETA y ELA se hallan claramente diferenciadas en cuanto a modelo de sociedad propugnado y aceptación o no de la lucha armada, hay un punto concreto que las hermana frente al GV: su vehemencia nacionalista y su acusación al PNV de someterse, en lo tocante a decisiones políticas, al PSOE. La disociación político-generacional queda bien de manifiesto en la doble convocatoria de Aberri Eguna de 1966, en Vitoria el GV, en Irún el nuevo nacionalismo. A partir de estas fechas en que se inicia una apertura del régimen -ley Fraga de Prensa e Imprenta, desarrollo económico, movimiento estudiantil e intelectual, etc.- la dinámica protestataria engendra en el interior sus propias iniciativas relegando a la vieja organización en el exilio, lo cual no obsta para que, en casos como el Juicio de Burgos de 1970, sea oportuna su gestión como altavoz de lo que ocurre frontera adentro. Tras la muerte de Franco (1975), el silencio será roto esporádicamente. "El Gobierno hoy -dice Leizaola a "Punto y Hora" en enero de 1977- está actuando en el sentido de dejar la iniciativa a las fuerzas interiores. En este sentido no tiene hoy ninguna ambición de protagonismo (...) Legítimamente nos consideramos representantes del pueblo vasco, del GV de Alava, Vizcaya y Guipúzcoa, porque el mandato no ha sido todavía declarado caduco y porque tampoco han dado el mandato a otra institución". El 19 de junio de 1977, tras las primeras elecciones democráticas desde 1936, se constituye en Guernica la Asamblea de Parlamentarios Vascos con representantes de todos los partidos políticos de Euskadi salvo UCD de Navarra. El 18 de febrero del siguiente año comienza a funcionar la preautonomía mediante el Consejo General Vasco en el que vemos a Mikel Isasi, del PNV, miembro asimismo, desde 1974, del GV, que por esas fechas se compone de:

.LeizaolaPNV .NárdizANV .Jesús AusínIR .Mikel IsasiPNV .Juan IglesiasPSOE

A fines de 1978 Juan Iglesias inicia su retirada del GV que abandona a comienzos del siguiente (9 de enero). El 25 de octubre de 1979 se vota en las tres provincias vascongadas el nuevo Estatuto de Autonomía y el 9 de marzo de 1980 las elecciones al Parlamento Vasco permiten presentar, el 24 de abril, a un nuevo GV surgido de una legalidad diferente.