Literatoak

Calleja, Seve

Escritor y crítico de narrativa infantil y juvenil, nacido en Zamora, en 1953, aunque desde niño reside en el País Vasco, donde se ha formado intelectualmente.

Ha dedicado su tarea personal y profesional a la vivencia de la literatura, habiendo publicado una treintena de libros. La literatura para niños y jóvenes ha sido la parcela más cultivada, la verdadera pasión de este pedagogo e iniciador en el oficio de leer, como aventura nunca imaginada y siempre rentable. Es profesor de Instituto en Bilbao y participó en sus comienzos en el colectivo "Poetas por su pueblo", promotores de la revista Zurgai -de cuyo consejo de redacción es miembro desde 1999-, de la que ha sido colaborador, junto con las donostiarras Kurpil y Kantil, entre otras publicaciones periódicas.

Ha publicado diversos libros de relatos para jóvenes, en distintos idiomas, y ha realizado ensayos sobre el sentido y la historia de la literatura de este tenor. En 1988 publicó el estudio La literatura infantil vasca (Universidad de Deusto-Mensajero, 1988), sobre la narrativa de tales características escrita en euskara (Haur literatura euskaraz, Instituto Labayru, 1994). En 1981 recibió el premio "Ignacio Aldecoa" de cuentos en Vitoria-Gasteiz. También ha sido premiado, entre otros concursos de relato corto, con el "Gabriel Aresti" (Bilbao, 1991) y el "Leer es vivir", en 1997.

En 1994 dio a conocer su novela Los ayunos de la reina Esther. También ha colaborado en revistas de literatura como Reseña, Diálogos, CLIJ y Peonza, sobre todo en cuestiones relativas a literatura infantil y juvenil.

Como profesor de Literatura ha puesto especial empeño en sus programas pedagógicos en fomentar la creatividad entre los alumnos. Fruto de esa experiencia son sus ensayos como Lecturas animadas, Todo está en los cuentos e Ipuinen tailerra, conjunto de experiencias y propuestas para que profesores y alumnos trabajen en las aulas de forma divertida y ensayando la creación.

Ha participado a su vez en la edición crítica de muchos libros clásicos de literatura, así como de cuentos tradicionales de las más diversas culturas. Suya es la antología de leyendas populares vascas Basajaun, el señor del bosque, o Historias de la piratería, Clásicos cuentos de Navidad y Cuentos del tren. Del mismo modo, Calleja es autor de una edición del Romancero y la lírica tradicional. También ha realizado una edición de cuentos de los hermanos Grimm y otros cuentos y leyendas populares de África, Rusia, América Latina, así como otro volumen de cuentos gitanos. Es autor de los apéndices literarios de obras y autores clásicos publicados en la colección Espasa Juvenil : Hoffmann, Irving, Afanasiev, Verne... Así mismo, es el coordinador de la colección Klasikoen Kutxa, de la editorial vasca Elkarlanean, desde la que se difunden en euskera obras de Kipling, Verne, Wilde, entre otros autores clásicos... La mayoría de sus libros ha sido publicada tanto en euskera como en castellano.

  • Mi bici y yo (Ilustraciones de José A. Tellaetxe)
  • Nire bizikleta eta ni (Elkar-La Galera-Galaxia, Txalupa; también en catalán) (1992)
  • El mono Tximino (Ilustraciones de José María Muñoz)
  • Tximino gixajoa (Elkar-La Galera-Galaxia, Txalupa; también en catalán) (1986)
  • Si yo fuera tú (Ilustraciones de Belén Lucas)
  • Ni zu banintz (Edebé-Giltza, Tucán) (1994)
  • El libro de Anisia (Ilustraciones de Belén Lucas)
  • Anixeren liburua (Edelvives, Ala Delta) 1990
  • ¡Feliz cumpleaños, don Topón! (Ilustraciones de Iñaki Merino)
  • Sator jator jauna (Mensajero, 1991 y Desclée, 2001)
  • Bakarnek ez du lagunik (Bakarne no tiene amigos) (Ilustraciones de B. Lucas), Elkar, 1991
  • Ortzi eta Kukuma (Pelos y Pecas) (Ilustraciones de Luis Alonso, serie de 8 álbumes), Ibaizabal, 1994
  • ¿Por qué a Mari Jose la llaman Jose Mari? (Ilustraciones de Cristina Lozanitos)
  • La Galera, 1997 (edición en seis lenguas, 1997)
  • ¿Me ajuntas? (Ilustraciones de Belén Lucas), Tágilis, 1997 (edic en euskera: Etorriki zara nirekin?, Desclée, 1996
  • Aitatxo balkoian dago (Papá está en el balcón), (Ilustraciones de Belén Lucas), Descleé, 1997) (en castellano, Papá está en el balcón, Alfaguara, 2002)
  • Si te mueres ya verás adónde vas (Ilustraciones de Sofía Balzola) (edic. paralela en euskera) (Edelvives, Ala Delta/ Ibaizabal) 1995
  • Isu, el tiburón desdentado (Ilustraciones de José María Muñoz), Edelvives, 1988, (en euskera: Ixu, hortzik gabeko marraxoa, Elkar, 1993)
  • Dos hamsters en una jaula (Ilustraciones de Ángel Domínguez), (euskera: Hamster bi kaiola baten barruan) (Bruño, Alta Mar, 1995/ Ziaboga, 1991)
  • Dado Duende (Ilustraciones de Belén Lucas), Gaviota, 1995, (euskera: Dado Iratxoa, Elkar, 1986)
  • La mariposa transparente (Ilustraciones de Elena Ferrándiz), Gaviota, 1995 (euskera: Tximeleta gardena, Desclée, 2001)
  • Bazen behin marinel bat, Hain da triste la vie du touriste y Beheko eskola, goiko eskola (Ilustraciones de José María Muñoz) (sólo en euskera, Elkar, 1986)
  • Ángel de la guarda, no me des la espalda (Ilustraciones de Teresa Novoa) (Everest, 1997) (traducciones al euskera y al gallego)
  • Dibújame un cordero (Espasa Calpe, 1999) (Euskera: Marraztu arkume bat, Desclée)
  • ¿Quién va escribirte a ti? (Espasa Calpe, 2000)
  • Estoy gordito, ¿y qué? (La Galera, 2000) (ediciones en euskera, catalán, gallego, bable,...)
  • Deabrua gorputzean (Ilustraciones de Jokin Mitxelena) (Elkarlanean, 2001) (castellano: Tienes el diablo en el cuerpo, Espasa Calpe)
  • El rey Sonajero (Ilustraciones de Luis Alonso) (Gaviota, 1997) (euskera: Kriskitin erregea, Mensajero, 1999)
  • Polypuy (Ilustraciones de Alfonso Goytre), Didascalia, 1990
  • (euskera: Pol eta Puy (Ilustraciones de Ángel Domínguez), Elkar, 1991
  • Querido Sapo (Ilustraciones de María Teresa Ramos), Edebé, 1995
  • Juego de piratas (Grijalbo Mondadori L'Arca, 1997
  • (euskera: Pirata jokoa (Ilustraciones de Jokin Mitxelena), Elkar, 1997
  • Basajaun el señor del bosque. Cuentos y leyendas populares vascos (Ilustraciones de Jose A. Tellaetxe), Gaviota, 1995
  • (euskera: Basajauna, Aizkorri, 1998)
  • Un pueblo trashumante: los gitanos (Ilustraciones de José María Muñoz)
  • (ediciones paralelas en euskera, catalán y castellano) Mensajero, 1993
  • Los ayunos de la reina Ester, Miraguano, 1994
  • (euskera: Ester erreginaren barauak, Desclée, 1996)
  • La isla de los esclavos felices (Espasa Calpe, 1998) (euskera: Esklabo zoriontsuen uhartea, Desclée, 1998)
  • Los bandidos del mar. Breve historia de la literatura (Espasa Calpe, 1999)
  • Historias de la piratería (Miraguano, 1998)
  • Los descendientes del Arca. Antología de cuentos ecológicos (Miraguano, 1999)
  • Cuentos clásicos de Navidad (Espasa Calpe, 2000)
  • Cuentos del tren (Espasa Calpe, 2001)
  • Lecturas animadas, Bilbao, Mensajero, 1988
  • Todos está en los cuentos, Bilbao, Mensajero, 1992
  • Ipuinen tailerra, Conjunto de propuestas de escritura creativa en euskera (Labayru, 1999)
  • El Romancero y la lírica tradicional (Edición escolar en Clásicos Edelvives)
  • Literatura infantil vasca, Universidad de Deusto-Mensajero, 1988
  • Haur literatura euskaraz, Instituto Labayru, 1994
  • Ignacio Aldecoa, de cuentos (Vitoria, 1981)
  • Lizardi, de literatura infantil en euskera (Zarautz, 1985)
  • Pío Baroja, de novela (Premios Literarios del Gobierno Vasco, 1989, accésit)
  • Gabriel Aresti, de cuentos (Bilbao, 1991, accésit)
  • Leer es vivir, de literatura infantil (Everest, León, 1998)

Por qué escribo para niños y jóvenes (En primera persona)

Escribir para niños y jóvenes cuando uno ya ha dejado de serlo y mejor conoce el lenguaje, es negarse a esconder la propia infancia y enseñarla sin pudor. Las personas crecemos como las matriuskas, esas muñecas rusas que van superponiéndose una sobre otra y que crecen sin dejar de ser nunca, en su interior, también la más pequeña, o sea, el niño que un día fuimos. Seguramente escribo y leo porque creo que la literatura es un juego de magia que me permite jugar a creer lo que no es cierto, a cambiar lo que no me gusta, a imaginar sueños o a espantar pesadillas. Para jugar a "si yo fuera tú", que me parece el juego literario por excelencia. Y como la mayoría de los que me rodean son casi siempre niños y jóvenes, es decir, hijos o alumnos, entonces casi todos mis juegos literarios son infantiles. De sobra sé que jugar a la literatura infantil requiere aprender a usar sus reglas, su lenguaje, sus intereses. Y que eso se consigue unas veces en las aulas, o en la sala de estar de casa, o en sus libros favoritos... Otras, en cambio, pienso que no es tan fácil como creen muchos adultos. Pero yo lo intento en cada obra.