Udalak

BRUJAS

Brugge Ciudad flamenca situada en el estuario del Zwin, puerto de importancia del NO. de Bélgica, con 52.000 h. (1966). Una de sus pintorescas plazas, la Biskayers Plaatz, recuerda al viandante que en ella se alzó la Casa de Contratación o Consulado de Vizcaya, producto de las activas relaciones comerciales que existieron desde la Edad Media entre vascos y flamencos.

"Parece cierto que los vascos -dice el abate Viaene- fueron los primeros mercaderes de Iberia que tuvieron un establecimiento comercial fijo en Brujas y que instalaron una nación permanente o consulado. Esta alegación la defendían frente a los otros consulados sin admitir duda alguna y esta versión era tanto más aceptable, dado que Vizcaya, vista su situación geográfica, estaba destinada al comercio marítimo con el Norte".

Tanto el de los navarros como el de los guipuzcoanos estaban incorporados a éste, adquiriendo aquí el nombre Bizcaya el sentido genérico que frecuentemente suele recibir en la documentación anterior a nuestros días: decir bizcaino era más o menos decir vasco. Posteriormente se estableció en Brujas el Consulado de Burgos y la Corte de la Nación de España manteniéndose nuestro consulado al margen de los mismos. También éstos han dejado su nombre a una calle, Spanjaard Straat.

En cuanto al nuestro, Hoys dice que en 1348 la municipalidad de Brujas hizo entrega a los vascos de una casa llamada Mareminne, para que en ella hicieran sus reuniones y viviera el cónsul, pero el "Cartulaire de l'ancien Consulat d'Espagne à Bruges" da, sin embargo, la fecha 1493. Un año antes de esta última fecha, la ciudad flamenca había otorgado, para luchar contra la decadencia ocasionada por el taponamiento del Zwyn, una Carta de privilegio en 51 art. dada por el magistrado de Brujas a los cónsules de la nación de Vizcaya a su vuelta a la ciudad, ya que éstos habían optado por marcharse a Amberes casi en su totalidad. Parte de los vizcaínos volvieron debido a estos y otros privilegios. También en lo religioso se manifestó la peculiaridad de nuestro consulado, ya: que poseía una capilla propia en el convento de los franciscanos de la ciudad, llegando a tener incluso una disputa con la Nación de Burgos o Castilla en 1452 por la misma.

"Todo el barrio, a lo largo de la Reie, entre el Puente de San Juan y el Puente de la Grúa, estaba reservado a los vascos. La ciudad -dice el abate Viaene- no pudo comprar la Mareminne, pero facilitó dos casas contiguas para el Consulado de los Vascos: Gapaerd y Doornike. Tenían la fachada sobre el Reie y estaban situadas frente a la Poorters Looge. Durante los años 1500-1550, los vascos derrumbaron completamente las dos casas y edificaron en el mismo emplazamiento el Consulado totalmente nuevo y muy lujoso...

Los capitanes y, mercaderes de Bilbao nombraron en 1577 a Pedro de Orózco como cónsul de Vizcaya El Consulado tenía en aquella época muchas deudas y por ello, el 28 de junio de 1577, los cónsules dieron en prenda a Luis de Vaseur (o Baiseur) "todos los bienes muebles e inmuebles de su establecimiento comercial de Brujas". Desde este momento puede decirse que los vascos fueron perdiendo su Casa de Contratación, no sólo por las deudas, sino por su vinculación, forzosa, a los vaivenes de la política imperial castellana en choque frontal contra el anhelo independentista de Flandes.

Al acaecer el levantamiento flamenco contra el poder español, los cónsules vascos tuvieron que marcharse de Brujas. La capilla de los franciscanos, cuya imagen de la Virgen, procedente del jardín, puede aún ser contemplada en la iglesia de San Walburge, fue entregada a los protestantes en 1578. Un vasco, Hurtuno de Ugarte, funcionario del Estado español, trató de rescatar la casa para el Consulado de Bilbao (1610), pero no lo logró por oponerse la municipalidad. Otro, Vaseur, hijo del acreedor, vendió sus derechos a V. van Marcke en 1634, y que debió de traspasar la casa a un tal Lavilette. Y otro vasco, Vicente de Uríbarri, volvió a suscitar la cuestión de los derechos llevando a Lavilette ante los tribunales, pero las guerras y su misma muerte hundieron el asunto en el olvido durante cerca de 30 años, hasta la última gestión, después de Rijswijck, que también fracasó.

La Casa del Consulado -acaba el informe del abate Viaene- estaba habitada en el siglo XVII por Mr. Legillon, procurador del Tribunal. Los herederos de Mr. Legillon vendieron la casa en el siglo pasado y el propietario que vino a ocuparla mandó derribar el inmueble y edificó una nueva casa situada en la esquina de la Biskayers Plaats". Ref. Ibarra: Vizcainos en Brujas, "Boletín de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País", 1952, VIII, 345-; Bilbao. Para una visión histórica pormenorizada, ver el artículo general CONSULADO.

En la Universidad de Gante (Bélgica) se conservan los Itinerarios de Brujas redactados al final del siglo XV, itinerarios terrestres, de comercio y/o peregrinación. En el itinerario de Brujas usque ad Sanctus Jacobum per Naverram se señala que pasada la Gascuña, después de Dax y Sorde-l´Abbaye (Saint Jehan de Cordes), se entraba en Navarra por Lagorette (hospital Lagarraque de Saint Palais) y Ostervans (Ostabat) y, tras atravesar el reino pirenaico se pasaba a España (sic, por Castilla) por Logroño y, más tarde, a Galicia (sic) por Mont Joye.

Este mismo itinerario ya fue recorrido por cien personas, de Brujas y Courtrai, condenados en 1326 por una cláusula del tratado de Arques concluido entre las ciudades flamencas y su soberano, Charles le Bel, rey de Francia. Esta costumbre, de redención de penas por medio de la peregrinación, se conserva en la legislación penal belga (por lo menos hasta el final del siglo XX) para determinados supuestos.

Alberto GARATE GOÑI (2005)

  • URRUTI-BÉHÉTY, Clement: La traversée du Pays Basque. Pèlerins de Saint-Jacques. Biarritz. J&D Editions, 1993.

Alberto GARATE GOÑI (2005)