Lekaide eta lekaimeak

ASBAJE, Juana de

En su obra literaria y vida conventual Sor Juana Inés de la Cruz. Poetisa y prosista vasco-mejicana, Llamada el «Fénix de México». Nació en San Miguel de Nepantla, el 12 de noviembre de 1651 Hija de Pedro Manuel de Asbaje, de Vergara, en Guipúzcoa, y de Isabel Ramírez. Su madre, según parece, era descendiente de doña Catalina Xuárez de Marcaida, primera esposa de Hernán Cortés. De muy niña ya piensa en la Universidad. Cecilia G. de Guilarte (Sor Juana Inés de la Cruz. Claro en la Selva. Ekin. Buenos Aires, 1958), nos trae la cita autobiográfica: «...empecé a matar a mi madre con insistentes e, inoportunos ruegos sobre que mudándome de traje, me enviase a México, en casa de unos deudos que tenía, para estudiar y cursar la Universidad: ella no lo quiso hacer y lo hizo muy bien». Debemos considerar que las mujeres no tenían acceso a la Universidad y por eso su idea de vestirse de hombre. Esta impetuosidad de Juana de Asbaje hacia el saber, ya se había manifestado en la escuela donde aprendió a leer engañando a la maestra y a su misma madre. A los 8 años la llevaron a México, a casa de su abuelo materno. «Pero yo despiqué el deseo de leer muchos libros varios que tenía mi abuelo, sin que bastaran castigos ni reprensiones a estorbarlo». Su primer libro lo ganó componiendo una Loa para una fiesta al Santísimo Sacramento. Estudió latín, retórica y filosofía con su tío, el Pbro. Pedro José de Olivas. Fue dama de la virreina doña Leonor de Castro. Su belleza, ingenio y donosura, brillaban en la corte virreinal. En Palacio se dedicó al estudio y fue sometida a un examen público de todas las facultades, en el palacio de la virreina, . ante 40 profesores de la Universidad, teólogos, filósofos, humanistas y matemáticos, que fue motivo de general asombro. Cuando sus dotes excepcionales, su hermosura, su juventud, su ingenio poético y su posición en la corte le auguraban un brillante porvenir social, escoge la vida monástica. El día 14 de agosto de 1667 ingresa en el convento de San José, de las Carmelitas Delcalzas, del que salió a los 3 meses por enfermedad. Y a los 18 años, el 23 de febrero de 1668 entra definitivamente en el convento de San Jerónimo. Cuando ya llevaba 10 años en el convento nació su gran amistad con la virreina, condesa de Paredes. El retrato de Cabrera en hábito de monja jerónima que conocemos, no deja lugar a dudas en cuanto a su belleza física. Es de esas bellezas claras, delicadas y rotundas, viniendo en línea recta de los verdes y jugosos valles guipuzcoanos. (C. G. Guilarte). Su obra literaria es en verso y prosa. Sus versos de amor profano, según Menéndez y Pelayo, son «de los más suaves y delicados que han salido de pluma de mujer». Inventó un metro nuevo, de versos sueltos de 10 sílabas, la primera siempre esdrújula, que le da una rara dureza. Casi toda su obra está contenida de 3 volúmenes impresos en Madrid: el I.°, en 1714, de unas 335 páginas; el 2.º, de 470, en 1745 y el 3.°, titulado Fama y obras póstumas del Fénix de México..., de 320, en 1714. Este último fue publicado por don Juan Ignacio de Castorena y Ursua, Prebendado de la Santa Iglesia Metropolitana de México. Ref.: Sor Juana Inés de la Cruz poetisa de estirpe vasca, por G. Garriga, en «B. A. (de) E. V.», núms. 7 y 8. La obra literaria de Sor Juana se divide en: Obras poéticas menores, Obras teatrales y Escritos en prosa. La primera comprende gran número de sonetos -más de sesenta-, glosas en décimas, romances, letras, endechas, villancicos, etc., henchidos de donosura e ingenio y siempre fluidos (G. Garriga). En sus villancicos solía intercalar coplas en latín, portugués, guineo, mexicano y euskera, su lengua paterna. Sus obras teatrales son autos religiosos, histórico-alegóricos y teológicos y alguna comedia. Citaremos algunos autos sacramentales: San Hermenegildo, Divino Narciso, el Mártir del Sacramento, El cetro de José, etc. Sus comedias de más méritos son: Los empeños de una casa y Amor es más laberinto. Sus obras en prosa pueden competir airosamente con los de los mejores escritores en lengua castellana de su época. Las más notables son: Crisis sobre un sermón (34 páginas) y Respuesta a Sor Filotea (52 páginas).. Este es el más importante de todos, por los datos autobiográficos que contiene, la defensa que hace de la inteligencia femenina y su derecho a la cultura y al magisterio. Por esta defensa de los derechos femeninos Juana de Asbaje -Sor Juana- es la adelantada y fundadora del feminismo mundial. En la plenitud de su triunfo literario, surgió en la vida de Sor Juana el episodio de la Carta Athenagórica (1690) que le produjo grandes sinsabores. El juicio o crítica de un sermón del célebre jesuita portugués P. Antonio Vieira (1608-1697), emitido por insinuación del obispo de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz, originó este caso que puso a prueba la calidad humana, religiosa y aun literaria de Sor Juana. El prelado nombrado era asiduo lector de las oraciones sagradas del P. Vieira. Le habían sorprendido algunos conceptos del sermón pronunciado en Lisboa el jueves santo del año 1650. Tras los coloquios sostenidos por el obispo y Sor Juana, ésta le envió su parecer por escrito: «He obedecido a V. md. en lo que me mandó: aunque este papel sea tan privado que sólo lo escribo porque V. md. lo manda...». El obispo lo publicó con el título inventado por él de Carta Athenagórica. El P. Núñez de Miranda, jesuita, confesor de Sor Juana, la desaprobó severamente. Le retiró su amistad y pretendió mancomunar en la censura a otros sacerdotes y aun al arzobispo de México, D. Francisco de Aguiar y Seixas (G. Garriga). Esta maniobra no prosperó, pues la poetisa gozaba de una gran reputación y le hubieran sobrado egregios defensores. El mundo de las letras hispano-americano-portugués se conmocionó. El obispo de Puebla causante, al parecer involuntario, de todo este revuelo, escribió una carta a Sor Juana, afectuosa en el fondo, pero una reprimenda que «la hiere hasta el cogollo del alma al presumir que el amor a las letras profanas iba en mengua de las divinas» (G. Guilarte). Esta carta pública iba firmada con el pseudónimo de Sor Filotea de la Cruz. Las consecuencias, en apariencia desorbitadas, de su crítica al citado sermón, no se comprenden ignorando la personalidad del P. Vieira. La admirada autora Cecilia G. de Guilarte, en su obra ya citada, nos presenta una buena síntesis biográfica. Refiriéndose al P. Vieira, el abate Raynal considera uno de sus sermones, pronunciado en Bahía en 1640, como «el más extraordinario pronunciado nunca en púlpito cristiano». Extraordinarios debieron ser todos los suyos, pues le valieron el favor sin límites del rey de Portugal, Juan IV, que lo hizo predicador real y asesor en los asuntos de gobierno. Hay algo de desorbitado en todo lo que se refiere al P. Vieira. Ordenado en 1635, en 1647 da comienzo a la carrera diplomática y en todo brilla por extremo de ingenio, osadía y desplante. Sólo la autoridad y el favor real impiden su expulsión de la Compañía de Jesús. En el Brasil, con el entusiasmo que en todas sus cosas ponía, se consagra a la defensa de indios y negros, contra los abusos de propietarios y políticos, de quienes se convierte en implacable fustigador. Deportado al fin perdido el derecho a enseñar, predicar y escribir, por sus constantes dificultades con la Inquisición, recurre a Roma y logra que se revise su sentencia, saliendo no sólo limpio de culpa sino glorificado. Puede volver a Portugal vencedor, en posesión de un Breve extraordinario que lo exceptúa del poder del Gran Inquisidor portugués (Guilarte). Cuando Sor Juana impugnó su sermón, el P. Vieira estaba en el Brasil, como superior Provincial, dedicado a revisar y publicar sus sermones. Nada sabemos de la reacción del P. Vieira. Habría que meterse en ese mundo inmenso que son los archivos de la Compañía, Las biografías de sus miembros, muchas publicadas en largas series de volúmenes (P. Astrain: Historia de la Compañía de Jesús y otros). A Sor Juana quisieron acusarla de atacar a la Compañía de Jesús, pero ella se defendió con la claridad y gracia acostumbradas. Indudablemente, la hazaña de Sor Juana fue el acontecimiento más saliente del mundo intelectual de su época. Había rebatido al orador sagrado más formidable de su tiempo en el vasto mundo hispano-lusitano. No olvidando que el P. Antonio Vieira dejó una obra literaria inmensa, además de los 15 volúmenes de sus sermones y es considerado como el primer prosista entre los clásicos portugueses. La Respuesta a Sor Filotea de la Cruz es acaso lo mejor de Sor Juana. Es como el broche de oro que cierra su obra literaria. Ya no escribirá más poemas profanos. Ya sólo se dedicará, con gran fervor, a la obra de su santificación, con ásperas penitencias, a pesar de su delicada salud. Mientras en Europa se editaban sus obras, desprendíase de su rica biblioteca (4.000 volúmenes), de los instrumentos artísticos y científicos, de los valiosos regalos enviados por los admiradores de su obra literaria y escribía con su propia sangre dos protestas de fe. Todo lo vendió y lo distribuyó entre los pobres. En una parte de sus obras, principalmente en un villancico y una carta, afirma su ascendencia vasca, su condición de euskalduna y su amor a su tierra de origen. Vayan estas dos estrofas y el estribillo de su villancico como muestra. «Nadie el vascuence mormure que juras a Dios eterno, que aquesta es la misma lengua cortada de mis abuelos». Su alma generosa propone a la Virgen de Aránzazu: «Guacen galanta, contigo guacen nere lastana que al cielo toda Vizcaya (País Vasco) has de entrar». Su enternecedor estribillo:«Galdunaiz ¡ay! que se va nere vici gucico galdunaiz». En su carta a don Juan de Orbe y Arbieto afirma claramente su origen vasco: «Siendo como soy rama de Vizcaya y Vuesa Merced de sus nobilísimas familias, de las casas de Orbe y Arbieto, vuelvan los frutos a su tronco, y los arroyuelos de mis discursos tributen sus corrientes al mar en quien reconocen su origen». La figura de Juana de Asbaje -Sor Juana- se analiza a la luz de su obra. Se estudian paralelamente Sor Juana y Santa Teresa. La autora tolosarra G. de Guilarte, en su obra ya citada, nos da una nota a este respecto: «El cotejo de las vidas de Santa Teresa y Sor Juana -dice don Ermilo Abreu Gómez- revela divergencias y valores antagónicos. Divergencias que estriban tanto en la naturaleza como en el ejercicio de las facultades espirituales. En Sor Juana rige el pensamiento, en Santa Teresa la sensibilidad. En la primera el conocimiento lógico, en la segunda, el término infuso. Los propósitos de la Santa, desde la niñez, fueron hacia el sacrificio por el amor de Dios; los de la monja iban ceñidos al estudio de las letras y la vida. Sor Juana quiso conocer el mundo e ingresar en la Universidad; Santa Teresa pretendió ir por tierras de infieles para que la descabezaran». En 1695 se declaró una epidemia en México, de la que fueron víctimas también las religiosas de San Jerónimo. Refiriéndose a Sor Juana, nos dice el P. Calleja: «La caridad era su virtud reina: si no es para guisarles la comida o disponerles los remedios a las que enfermaban, no se apartaba de su cabecera». Cayó también enferma. La noticia de su gravedad conmovió a la ciudad de México. El convento, la corte virreinal y el pueblo se confundieron en una inmensa plegaria. Murió el 17 de abril de 1695. A las Exequias Poéticas concurrieron los más ilustres escritores de su tiempo.

Además de la ya citada en el curso de esta biografía, su número va aumentando constantemente. Sus obras, que circulaban manuscritas, empezaron a coleccionarse en 1689 bajo el patrocinio de la virreina Condesa de Paredes, gran amiga de Sor Juana. El primer tomo de dichas obras apareció con el título Inundación Catálida de la única poetisa, musa dézima, sor Juana Inés de la Cruz... Este título fue sustituido en la segunda edición por el de Poemas. El segundo tomo se publicó en Sevilla, en 1691. El tercero, en Madrid, en 1700: Fama y obras posthumas del Fénix de México, dézima americana, Sor Juana Inés de la Cruz. El P. Diego Calleja, jesuita, publicó en Lisboa, año 1701, una corta biografía. Las obras completas se reimprimieron varias veces en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, siendo la última edición completamente hecha en España la de 1725. Vieyra impugnado por la Madre Sor Juana Inés de la Cruz... y defendido par la Madre Sor Margarita Ignacia, religiosa de San Agustín, en su convento de Santa Mónica de la ciudad de Lisboa. Pónese al principio el sermón del Mandato del Padre Antonio Vieyra, que impugnó la Madre Sor Juana... (Madrid, 1731); Estudios biográficos y críticos sobre algunos poetas sudamericanos anteriores al siglo XIX, por J. M. Gutiérrez (Buenos Aires, 1865); Obras selectas de la célebre monja Sor Juana Inés de la Cruz, precedidas de biografía y juicio crítico, por León Mera (Quito, 1873). Biblioteca de escritores españoles, por Manuel Serrano y Sanz (Madrid, 1903, t. I); Juana de Asbaje, por Amado Nervo, Leída por Amado Nervo, el 28 de abril de 1910 en la Unión Iberoamericana de Madrid; Biblioteca de Autores Españoles, de Rivadeneira, cuyos tomos XLII y XLIX contiene parte de su obra poética y en prosa; Sor ,Juana Inés de la Cruz, su vida y su obra, por Ezequiel A. Chávez (Barcelona, 1931); Sor Juana de la Cruz, por Elizabeth Wallace (México, 1944); La familia de Sor Juana Inés de la Cruz, por Ramírez España (México, 1947); Obras completas de Sor Juana Inés de la Cruz, por Alfonso Méndez Plancarte (México, 1951 En 1951 con motivo del III Centenario de Sor Juana, el diario Novedades de México organizó un concurso literario-pictórico sobre su personalidad. Alberto G. Salceda triunfó con el trabajo Los amores de Sor Juana. En pintura los señores Roberto Reveles, en primer lugar, y José Luis Ezquerra, con Mención. El ensayo de la citada Cecilia G. de Guilarte: Ensayo incompleto sobre la vida y la obra de Sor Juana obtuvo Mención de Honor. El texto del primer premio y los retratos, fueron publicados en su Suplemento Dominical del citado diario, en noviembre de 1951 Sor Juana Inés de la Cruz. Poesía y Teatro, selección y prólogo de Matilde Muñoz (Madrid, 1964). Existen manuscritos no publicados. Algunas cartas y papeles deben estar en poder de los descendientes de don Juan de Orbe y Arbieto, Marqués de Valdespina.

Mariano ESTORNÉS LASA

Fuentes y Bibliografía.
Fuentes

Sor Juana Inés de la Cruz: Obras completas, México. D.F., Editorial Porrúa, S.A. Colección Sepan Cuantos, Número 100, Octava edición 1992, 941 pp.

Según la recopilación de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes de la Universidad de Alicante los escritos que actualmente se conservan de Sor Juana comprenden: Carta Atenagórica o crítica del sermón del Mandato, del jesuita portugués Antonio Vieira; la Carta a sor Filotea de la Cruz, seudónimo del obispo de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz, contestándole su carta sobre la crítica del sermón de Vieira (1691); Ofrecimientos para el rosario de la Virgen de los Dolores, en prosa; Ejercicios para la novena de la encarnación de Jesús, en prosa; Explicación de la Concepción, en prosa; Protesta de la fe, en prosa; Petición al Tribunal Divino, en prosa; Neptuno alegórico..., y Explicación del arco triunfal a la entrada del virrey Paredes (1680), en prosa y verso, en castellano y en -33- latín; dos comedias: Los empeños de una casa, con Loa, tres Letras, dos Sainetes y Sarao en cuatro naciones, en cuatro idiomas; Amor es más laberinto, cuyo acto segundo es de Juan Guevara, con Loa (1688), tres autos sacramentales: El divino Narciso, El mártir del sacramento San Hermenegildo y El cetro de José con sus Loas; trece loas independientes, incluso el Encomiástico poema a la virreina condesa de Galve (1688); nueve Letras sagradas en forma dramática y cuatro Letras profanas para cantar; once Villancicos en forma dramática y tres breves en forma lírica; Primero Sueño, silva extensa, "imitación de las Soledades de Góngora", poesías líricas, distribuidas así: sesenta y tres sonetos, cincuenta y nueve romances (cincuenta y cinco en octosílabos), una silva titulada Ovillejos, nueve glosas, diecisiete composiciones en redondillas (dos no lo son estrictamente), una en quintillas y redondillas, treinta y cuatro en décimas, diez en endechas, tres en liras, un Laberinto endecasílabo, unos Anagramas a la Concepción y unos romances, bailes y tonos provinciales a los virreyes. Todo esto se halla incluido en los tres tomos de sus obras publicados de 1689 a 1700. Después se ha encontrado suelto uno que otro escrito breve. Los extensos se han perdido. Los títulos con que conocemos sus escritos no son puestos por ella sino por sus editores del siglo XVII; pero se conservan generalmente en las reimpresiones modernas a guisa de curiosidad, aunque a veces contradigan el significado de la composición.

Bibliografía

  • Alvarado Navarrete, Elia G.: Versos a los versos de sor Juana, Toluca, Estado de México, Gobierno del Estado de México, Universidad Autonóma del Estado de México, 1995.
  • Arroyo, Anita: Razón y pasión de Sor Juana, México, Porrúa.
  • Atamoros, Noemí: Sor Juana Inés de la Cruz, 2 ed. Visiones y Tentaciones, II. Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz, Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura, 1995.
  • Beaupied, Aida: Narciso hermético: Sor Juana Inés de la Cruz y José Lezama Lima, Hispanic Studies TRAC; v. 13. Liverpool: Liverpool University Press, 1997.
  • Buxó, José Pascual. Sor Juana Inés de la Cruz: amor y conocimiento. Estudios de cultura literaria novohispana; 6. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México: Instituto Mexiquense de Cultura,1996.
  • Calleja, Diego: Vida de Sor Juana, Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura, 1996.
  • Carreño, Antonio: Of 'Orders' and 'Disorders': Analogy in the Spanish Baroque Poetr,. Studies in Italian Culture: Literature in History, New York: Peter Lang, 1995.
  • Careaga, Delfina and Antonio Cardoso Gutiérrez: Sor Juana Inés de la Cruz: tres siglos de inmortalidad, 1695-19, Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura, 1995.
  • Chávez, Ezequiel A.: Sor Juana Inés de la Cruz. Ensayo de psicología y de estimación del sentido de su obra y de su vida, México, Porrúa.
  • Coloquio Internacional Sor Juana Inés de la Cruz y el Pensamiento Novohispan, Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz, Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura,1995.
  • Cox, Patricia: El secreto de Sor Juana, 3 ed. Visiones y Tentaciones, 2. Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz, Toluca, México: Instituto Mexiquense de Cultura, 1995.


  • Revistas

  • Egan, Linda: Diosas, demonios y debate: las armas metafísicas de Sor Juana. Salta, Argentina: Editorial Biblioteca de Textos Universitarios, 1997.
  • Elizondo, Carlos: El sueño y la agonía: obra dramática en siete cuadros, basada en la vida de Sor Juana Inés de la Cruz. Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz. Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura,1995.
  • Galván Gaytán, Columba C.: Literatura Mexicana 6, no. 2 (1995): 680-682.
  • Glantz, Margo: La destrucción del cuerpo y la edificación del sermón: La razón de la fábrica: Un ensayo de aproximación al mundo de Sor Juana. México: Colegio de México, 1995.
  • ___________: Sor Juana Inés de la Cruz: ¿hagiografía o autobiografía? México: Grijalbo-Universidad Nacional Autónoma de México, 1995. Los empeños: ensayos en homenaje a Sor Juana Inés de la Cruz. México: Universidad Nacional Autónoma de México, Coordinación de Humanidades, Dirección General de Publicaciones,1995.
  • López Mena, Sergio: Literatura Mexicana 6, no. 2 (1995): 702-706.
  • Herrera, Arnulfo: Literatura Mexicana 6, no. 2 (1995): 685-690.
  • ___________: Sor Juana Inés de la Cruz: saberes y placeres. Toluca, Estado de México: Gobierno del Estado de México, Instituto Mexiquense de Cultura, 1996.
  • Herrera Zapién, Tarsicio: Tres siglos y cien vidas de Sor Juana. Visiones y Tentaciones, I. Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz. Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura, 1995.
  • Inteligencia, voluntad y pasión: Sor Juana Inés de la Cruz: tres siglos de inmortalidad 1965-199,. Toluca, México: Instituto Mexiquense de Cultura, 1997.
  • Kirk, Pamela: Sor Juana Inés de la Cruz: Religion, Art, and Feminism. New York: Continuum, 1998.
  • Leiva, Raúl: Introducción a Sor Juana. Sueño y realidad, México, UNAM, 1975.
  • Luiselli, Alexandra: El Sueño manierista de Sor Juana Inés de la Cruz. México: Universidad Autónoma del Estado de México, 1993.
  • Molloy, Sylvia: Acto de presencia: la escritura autobiográfica en Hispanoamérica, 13, 110, 189. México: El Colegio de México; Fondo de Cultura Económica, 1996.
  • Memoria del Coloquio Internacional Sor Juana Inés de la Cruz y el pensamiento novohispano. Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz. Toluca, México: Universidad Autónoma del Estado de México; Instituto Mexiquense de Cultura, 1995.
  • Maza, Francisco de la: La ruta de Sor Juana: de Nepantla a San Jerónimo. 2 ed. Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura; Gobierno del Estado de México, 1995.
  • Montane Martí, Julio C.: Intriga en la corte: Eusebio Francisco Kino, Sor Juana Inés de la Cruz y Carlos de Sigüenza y Góngora. Hermosillo, Sonora, Mexico: Universidad de Sonora, 1997.
  • Paz, Octavio: Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe, México, FCE, 1982 Peñalosa, Joaquín Antonio: Alrededores de Sor Juana Inés de la Cruz. San Luis Potosí: Universidad Atónoma de San Luis Potosí, 1997.
  • Pfandl, Ludwig: Sor Juana Inés de la Cruz, la décima musa de México. Su vida. Su poesía. Su psique, UNAM, Instituto de Investigaciones Estéticas, 1963.
  • Pérez Amador, Alberto: El precipicio de Faetón. Editionen der Iberoamericana. Serie A, Literaturgeschichte und -kritik. Frankfurt: Vervuert, 1996.
  • Por amor de las letras: Juana Inés de la Cruz: le donne e il sacro. Atti del Convegno di Venezia, 26-27 gennaio 1996, edited by Susanna Regazzoni. Letterature e culture dell'America Latina. Saggi e ricerche. Roma: Bulzoni, 1996.
  • Puccini, Dario: Una donna in solitudine: sor Juana Inés de la Cruz: un'eccezione nella cultura e nella letteratura barocca. Bologna: Cosmopoli, 1996.
  • ___________: Una mujer en soledad: Sor Juana In és de la Cruz, una excepción en la cultura y la literatura barroca. México: Fondo de Cultura Económica, 1997.
  • Rabin, Lisa: Revista Iberoamericana 61, nos. 172-173 (Julio-Diciembre 1995): 735-741.
  • Rivas, Gerardo. Voluntad de ser. Biblioteca de Letras. México, D.F.: Universidad Nacional Autonóma de México, Coordinación de Humanidades, Dirección General de Publicaciones, 1995.
  • Rodríguez Lozano, Miguel G.: Literatura Mexicana 6, no. 2 (1995): 709-713.
  • Cuadernos de Sor Juana: Sor Juana Inés de la Cruz y el siglo XVII. Textos de difusión cultural. Serie El Estudio. Sor Juana Inés de la Cruz y el siglo XVII. México: Coordinación de Difusión Cultural, Dirección de Literatura/UNAM, 1995.
  • Romero Quiroz, Javier: Los faltos de algo: in memoriam y ad gloriam a sor Juana Inés de la Cruz, insigne poetisa mexicanensi. México: Universidad Autónoma del Estado de México, 1995.
  • Sabat de Rivers, Georgina : Bibliografía y otras cuestiúnculas sorjuaninas. Salta, Argentina: Editorial Biblioteca de Textos Universitarios, 1995.
  • _____________________: Sor Juana Inés de la Cruz and Sor Marcela de San Félix: their Devotion to St. Joseph as the Antithesis of Patriarchal Authoritarianism. Philadelphia, Pa.: Saint Joseph's University Press, 1996.
  • Salazar, Norma: Foolish Men! Sor Juana Inés de la Cruz as Spiritual Protagonist, Educational Prism, and Symbol for Women. DeKalb, Illinois: LEPS Press, Northern Illinois University, 1994.
  • Schmidhuber: Guillermo. Sor Juana dramaturga. Sus comedias de "falda y empeño". México: Universidad Autónoma de Puebla/Conaculta, 1996.
  • Sor Juana Inés de la Cruz: Edited by Laura Febres. Caracas: Casa de Bello, 1995.
  • Sor Juana y su mundo: una mirada actual. Edited by Sara Poot Herrera. [México]: Universidad del Claustro de Sor Juana, Instituto de Investigaciones de la Cultura, 1995.
  • Soriano Valles, Alejandro: La invertida escala de Jacob: filosofía y teología en el Sueño de sor Juana Inés de la Cruz. Toluca, México: Instituto Mexiquense de Cultura, 1996.
  • Tapia Méndez, Aureliano: Doña Iuana Ynes de Asuage ante la historia: biografías y autobiografía de sor Juana Inés de la Cruz. Colección Historia y letras; no. 6. Monterrey, México: Producciones al Voleo el Troquel, 1996.
  • Testimonio del claustro: Sor Juana Inés de la Cruz ante la crítica. México: Asociación Nacional del Libro, 1995.
  • Trabulse, Elías: Los años finales de sor Juana: una interpretación (1688-1695). Colección Conferencias. Centro de Estudios de Historia de México Condumex Chimalistac, México, D.F.: Centro de Estudios de Historia de México Condumex, 1995.
  • ____________: El enigma de Serafina de Cristo: acerca de un manuscrito inédito de Sor Juan Inés de la Cruz (1691). Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz. Visiones y Tentaciones, 1. Toluca, Estado de México: Instituto Mexiquense de Cultura; Gobierno del Estado de México, 1995.
  • -----------------: Nueva Revista de Filología Hispánica 44, no. 1 (1996): 230-236.
  • Valdés Medellín, Gonzalo: "Sor Juana dramaturga." "La Cultura en México," Siempre, no. 2306 (Agosto 28 de 1997): 62.
  • Vences, Juan Manuel: La Sor Juana Inés de carne y hueso: sinópsis bibliográfica. Cuadernos de Cultura Universitaria; no. 12. Toluca, Estado de México: Universidad Autónoma del Estado de México, 1995.
  • Zaid, Gabriel: Vuelta 21, no. 249 (Agosto de 1997): 38-39.
  • Zatrilla y Vico, Joseph, conde de Villasalto: Poema heroico al merecido aplauso del unico oraculo de las musas, glorioso asombro de los ingenios y celebre fenix de la poesia, la esclarecida y venerable senora sor Juana Inés de la Cruz, religiosa profesa en el Convento de San Jeronimo de la Imperial Ciudad de Mexico. Toluca, Estado de México: Monterrey, Nuevo León, México: Gobierno del Estado de México, Secretaría de Educación, Cultura y Bienestar Social: Instituto Mexiquense de Cultura; Producciones Al Voleo el Troquel, 1995.


  • Archivo AUÑAMENDI