Udalak

Artajona

Municipio navarro de la Ribera. Está en el centro del círculo que forma su término cerrado en el norte, noreste y noroeste por montañas pobladas de árboles y arbustos y abierto en los demás puntos cardinales. La villa está a los 1º 55' 40" longitud este (M.) y 42º 35' 20" latitud norte, enclavada en una cuesta dividida en dos partes, la mayor de las cuales es la llamada El Arrabal y la menor, situada en lo más alto, se llama El Cerco por estar rodeada de murallas. Altitud: 456 m. Limita al norte con Añorbe y Obanos, al este con Barasoain, Garinoain y Pueyo, al oeste con Mendigorría y Larraga y al sur con Tafalla y Larraga. Nombres antiguos: Artayssona, Artaxona y Artoxona. Desde lo alto de la torre de San Saturnino se divisan la Higa de Monreal, la Peña Unzué, el Montejurra, los pueblos cercanos de Mendigorría, Mañeru, Oteiza, Andión, Berbinzana, Dicastillo, Miranda, Lerín y Larraga.


Ver mapa más grande

Ostenta en su escudo las cadenas conmemorativas de su cooperación en la batalla de las Navas de Tolosa; sobre fondo azul se destaca la corona real y una encina.

Hasta mitad del siglo XX
* Vecinos
** Personas
Año13661495179718571860187718871897190019101920
Población
De hecho201*100*400*20972061222025972453220125412544
De derecho1727**217925602470230326142721

En el Padrón municipal a 1 de enero de 2000 posee 1.679 habitantes.

A partir de la primera mitad del siglo XX

Fuente: Instituto de Estadística de Navarra (IEN). Censos y Padrones de población y viviendas
Población / Año193019401950196019701975198119861991
De hecho2.4182.3142.4001.9691.8591.7481.7201.6001.655
De derecho2.6172.4432.4062.0501.8901.7881.7451.7671.701
Nueva metodología
Año19961998199920002001
1.6761.6371.6891.6791.674

El municipio de Artajona con una extensión de 66'9 km², pertenece a la zona Navarra Media Oriental según la zonificación de Navarra 2000, que divide a la comunidad foral en siete zonas. Se encuentra incluido dentro de la comarca y partido judicial de Tafalla, además de pertenecer a la merindad de Olite y la mancomunidad de servicios de Valdizarbe. La población del municipio, según datos del censo de 2001, era de 1.721 habitantes, de los cuales 904 hombres y 817 mujeres. Se ha producido un continuo descenso del contingente demográfico a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Salvo en la década de 1910, caracterizada por la reposición del viñedo tras la crisis de la filoxera, el balance ha sido negativo, acentuado tras los años 50, debido a la atracción que las zonas industriales y más desarrolladas causaban sobre los jóvenes y adultos en edad de trabajar. De este modo, entre 1950 y 1986, se perdieron 745 habitantes, el 31% de la población total. A partir de esta fecha la tasa de crecimiento anual deja de ser negativa o se aproxima mucho a cero, reflejado en un estancamiento del número de vecinos. La densidad de población en 2001 fue de 25'72 hab/km², siendo la de la zona Navarra Media Oriental 23'23 y 53'49 la de Navarra. Según el lugar de nacimiento, 829 habitantes tenían el propio municipio, 681 otro municipio de Navarra, 162 en alguno de España y 49 en el extranjero.

Movimiento natural de la población

En 2002 se registraron 15 nacimientos, 22 defunciones y 9 matrimonios. Las tasas obtenidas para el municipio en 2001 fueron las siguientes: Tasa bruta de natalidad, entendida como número de nacidos vivos por cada mil habitantes, 9'30, cercana a la media de Navarra, 10'13. La tasa bruta de mortalidad, 12'20 cuatro puntos por encima de la media Navarra 8'03 y con un máximo de 17 muertes por cada mil habitantes alcanzado en 1996. El mínimo se situaba en 8'77 en 1986. La tasa de nupcialidad, 5'26, ligeramente inferior a la media de la comunidad. Las máximas obtenidas en la década de los 80 fueron: 22 nacimientos en 1986, 26 defunciones en 1988 y 14 matrimonios en 1982. Para los años 90: 18 nacimientos en 1998, 32 defunciones en 1996 y 11 matrimonios en 1991.

Movimiento natural de la población según el municipio y año de referencia
* Nacimientos: según municipio de residencia de la madre
* Defunciones: según el municipio residencia
* Matrimonios: según el municipio en que han fijado su residencia
Fuente: I.E.N. Movimiento Natural de la Población (1858-1999).
NacimientosDefuncionesMatrimoniosCrec. Natural
198013145-1
1990142012-6
2000122211-10

Estructura de la población

El número de personas solteras, superaba al de casadas en 1975, sin embargo, a partir de 1996 el resultado se invierte. En 1981, el 55% de los vecinos estaban casados, frente al 40% que seguían solteros, veinte años después la población soltera suponía el 46% y la casada el 47%. Este cambio puede deberse al incremento de la edad media en el municipio, que pasó de 37 años en 1975 a 43 en 1996. El índice de juventud, porcentaje de menores de 15 años respecto a la población total, pierde 10 puntos entre 1975 y 2001 para registrar un valor de 13'07 frente al 13'72 de Navarra. Por su parte, el índice de personas mayores de 65 años incrementa tan sólo seis puntos, hasta situarse en 23'18, Navarra 18'10. El porcentaje de personas con edades comprendidas entre 15 y 64 años pasó del 59% a 63%, el incremento del número de mayores de 65 años es menor que el descenso de los menores de 15, dado que a mediados de los años 70 la proporción de personas mayores de 65 años era notablemente superior a la del resto de la comunidad, provocando un incremento menor pese a mantener un índice mayor que el de Navarra en 2001. El índice de masculinidad en 2001 era 110, representando un mayor número de varones que de mujeres.

Población según el estado civil y año de referencia
Año19751981198619911996
Soltero/a974912874814769
Casado/a698714775766786
Viudo/a115118116118110
Separado/a111310
Divorciado/a00101

Indicadores demográficos según año de referencia
Aranguren197519811986199119962001
Tasa de crecimiento anual-0,470,24-0,77-0,290,48---
Indice de masculinidad106107101,1112110
Densidad de la población26,7326,0826,4125,4325,0525,72
Edad media373840414243
Tasa Bruta de Natalidad9,239,178,216,176,569,3
Tasa Bruta de Mortalidad11,4710,328,7710,881712,2
Tasa Bruta de Nupcialidad6,715,162,266,765,974,65
Estructura de la Población
Índice de Juventud23,119,8916,9214,5212,9513,07
Pob. 15-64 años %59,462,2963,7865,4365,8163,74
Índice de Envejecimiento17,5117,8219,320,0521,2423,18

Censo de edificios
179718601900193019401980199020002001
324625848938936596619956739

Censo de Viviendas
1900191019201930194019501960
542614595603936571580
197019811991199620002001
617738743848956886

El censo de viviendas de 2001 consignó un total de 886 viviendas familiares, 619 principales, 184 secundarias y 81 vacías. En 1991, de las 743 viviendas censadas, 517 estaban consideradas viviendas familiares principales, 146 secundarias o utilizadas sólo una parte del año, 76 se encontraban vacías o desocupadas y cuatro se consideraban alojamientos fijos: cueva, choza o chabola. Dos viviendas eran colectivas y tres de nueva planta. Todas las viviendas familiares consideradas en 1991 contaban con agua corriente, 510 con cocina, 516 con retrete, 506 disponían de energía eléctrica, 386 de teléfono, 265 calefacción individual, 38 colectiva y 57 con aparatos eléctricos, 157 viviendas no tenían calefacción de ninguna clase. El tamaño medio de una vivienda familiar habitada, definido como la población en viviendas familiares respecto al número de viviendas familiares habitadas, era 3'04 habitantes.

Porcentaje viviendas principales según régimen de tenencia. Año 2001
Fuente: I.E.N. Censo de viviendas 2001.
Viviendas: tenencia
Propiedad (pagada totalmente)57,2
Propiedad (Hipotecas)23,9
Propiedad (en herencia)10,3
Alquiler3,6
Cedida2,8
Otra forma2,3

Porcentaje población en viviendas principales con problemas en la vivienda. Año 2001
Fuente: I.E.N. Censo de viviendas 2001.
Viviendas: problemas
Ruidos exteriores13,1
Contaminación o malos olores11,1
Suciedad Calles14
Malas Comunicaciones4,9
Pocas Zonas Verdes29,9
Delincuencia o Vandalismo1,2
Falta servicios aseo0'1

Porcentajes de viviendas principales según las instalaciones. Año 1981
Fuente: I.E.N. Censo de viviendas 1981.
Viviendas: instalaciones
Agua corriente99,59
Agua Caliente56,35
Baño o ducha57,97
Retrete98,24
Calefacción por agua32,29
Radiadores eléctricos2,54

Distancia a Pamplona: 31 kms. Distancia a la cabeza de partido judicial: 12 kms. Estación de ferrocarril a 12 kms. de distancia en Tafalla. En el siglo XIX se abrió, para facilitar la conducción de sus abundantes cosechas, un camino real que enlazaba con el que iba a Pamplona. La obra fue empezada ya en 1797 y en ella se invirtieron más de 30.000 pesos. De Artajona parten cuatro carreteras locales, una enlaza en el puerto del Carrascal con la carretera nacional que lleva a Pamplona (N-121); otra lo une con el municipio de Puente la Reina, enlazando con la carretera nacional N-111, una tercera enlaza también con la N-121 en Tafalla y por último existe otra más que desemboca en la carretera comarcal Na-132 que une Tafalla y Estella.

Economía: hasta 1970

Municipio de agricultura floreciente, propia de la Ribera de Navarra, cultiva patata, remolacha azucarera, cereales, vid, olivo, hortalizas y fruta, con un considerable predominio cerealista y vinícola. Abunda la caza (conejo, perdiz, liebre, codorniz) y cría ganado, especialmente de cerda y lanar, además de aves en una de las granjas avícola-ganaderas más importantes de Navarra La industria está representada como sigue:

· Industria alimenticia: Una fábrica de harinas, cinco molinos de aceite y una prensa hidráulica.
· Industria vinícola: Dos fábricas de vino y una bodega cooperativa de vino tinto y clarete.
· Industria de la madera: Dos fábricas de muebles.
· Varios: central eléctrica y mina de cobre abandonada.

En el siglo XIX se recogían abundantes cosechas de grano, aceite y vino. La media anual era de 19.000 robos de trigo, 11.000 de cebada, 7.000 de avena, 3.000 de aceitunas y 117.000 cántaros de vino. Tenía varias fuentes, un molino harinero y una fábrica de aguardiente; se cazaban muchas perdices, conejos, liebres y hasta algunos corzos, lobos, gamos y tajudos.

Economía: a partir de 1970

Agricultura

El 10 de noviembre de 1904 se fundó la Cooperativa Agrícola Caja Rural, el 3 de diciembre de 1939 la Bodega Cooperativa San Francisco de Javier, el Trujal Cooperativo Nuestra Señora de la Merced se inauguró el 24 de Noviembre de 1944, la Cooperativa Trilladora Nuestra Señora de Jerusalén el 6 de agosto de 1962 y la Cooperativa Conservera San Saturnino el 3 de julio de 1965. Según la U.C.A.N., Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra, en 2003 sólo se registraron la Bodega Coop. San Francisco Javier y la Coop. Agrícola Caja Rural.

En 1984 había 1.237 Ha. de propiedad comunal, cerca del 20% del total, de las cuales, 676 eran de cultivo en secano y 520 pastos. Entre los cultivos destacaban los cereales para grano con 2.995 Ha., trigo 945 y cebada 2.050. En segundo lugar se encontraba la vid con 295 Ha., señalar el continuo retroceso que ha sufrido el viñedo, en 1891, antes de la filoxera, llego a ocupar 1.314 Ha. Tras la ruina total provocada por la plaga, la reconstrucción consiguió pasar de 51 Ha. a 535 en los primeros 20 años de siglo, y se mantuvo en estos valores para descender a 300 en 1980. Las hortalizas llenaban 126 Ha., 22 las leguminosas para grano, 32 los cultivos forrajeros, sobre todo veza para forraje, 29 los árboles frutales y 41 el olivo. Los prados y pastizales representaban el 30% del suelo censado, 2% los terrenos forestales y 66% las tierras de cultivo. La maquinaria agrícola censada contabilizó 74 tractores, 57 motocultores y 16 cosechadoras.

La superficie total del municipio a finales del siglo XX era de 6.346 Ha., repartidas en 297 explotaciones agrarias. La superficie agrícola utilizada, S.A.U. utilizada representaba el 91% del total (5.759 Ha.), con una superficie media por explotación de 19'4 Ha. En las primeras décadas del siglo XX, se produjo una masiva roturación de los secanos y la tierra de labor, que en 1891 era de 1.741 Ha., pasó a ocupar 3.093 en 1920 y 3.993 Ha. en 1935, hoy en día 4.126 Ha. El conjunto de "otras tierras" llenaba 587 Ha., de las cuales 262 Ha. eran especies arbóreas forestales. Los pastos permanentes, que forman parte de la S.A.U., ocupaban 1.633 Ha., un 33% menos que en 1989. En las tierras labradas, que representaban el 72% de la S.A.U, destacaban los herbáceos y barbechos con cerca de 4.000 Ha., seguidos del viñedo con 138 Ha., olivar 33 y frutales 11. Los herbáceos más abundantes eran cereal con 3.657 Ha., hortalizas 37, cultivos industriales 11, cultivos forrajeros 6 y leguminosas para grano 4 Ha. Sólo cuatro Ha. de tierras labradas se encontraban en regadío. El número de unidades de trabajo año en la agricultura (U.T.A.), una U.T.A. equivale al trabajo que realiza una persona a tiempo completo a lo largo de un año, es decir 228 jornadas completas, era de 109, cuatro menos que en 1989. La mano de obra familiar ocupaba 62 U.T.A.S. y 46 la no familiar. En la actividad ganadera, destacar la raza porcina, que con cerca de 25.000 cerdos y cinco explotaciones en 1999, se convertía en el tipo de ganado más numeroso del municipio. El ganado ovino con casi 7.000 cabezas, aparecía en segundo lugar, seguido del bovino con 342 vacas, 270 más que en 1989 y repartidas en dos explotaciones. 29 aves de corral en dos explotaciones familiares completaban el censo ganadero de1999.

Principales resultados del censo agrario 1989 y 1999
Fuente: I.E.N. Censo agrario 1989 y 1999.
19891999%
Número de Explotaciones349297-14,9
Superficie total (ST)6.1676.3462,9
Superficie agrícola utilizada (SAU)6.0745.759-5,19
Tierras labradas (TL)3.6244.12613,85
- Herbáceos y barbechos3.4363.94314,76
- Frutales1411-21,43
- Olivar1633106.25
- Viñedo157138-12,1
- Otros leñosos---
Pastos permanentes2.4511.633-33,37
Otras tierras93578-14,9
- Erial, espartizal, matorral77-
- Especies arbóreas forestales49262-
- Otras superficies46318-

Superficie total según el régimen de tenencia (hectáreas)
Fuente: I.E.N. Censo agrario 1989 y 1999.
Año19891999
En propiedad6.1676.346
En arrendamiento5.2144.563
En aparcería5511.538
Otro regimend25467
Total149177

Ganadería. Número de cabezas
Fuente: I.E.N. Censo agrario 1989 y 1999.
19891999Variación %
Bovinos70342388,57
Ovinos5.2096.68728,37
Porcinos9.35024.125158,02
Aves-29-

Industria

Según el catálogo industrial de Navarra, podían encontrase en 2001 cuatro empresas, todas ellas sin superar los tres trabajadores. Una carpintería metálica de un solo trabajador, dedicada a la fabricación de puertas, ventanas y marcos y umbrales para puertas. Una empresa de tres trabajadores dedicada a elaborar productos de confitería. Una fábrica con tres empleados que fabricaba artículos deportivos y por último, una empresa de dos trabajadores para la fabricación de maquinaria agrícola. Hasta el 31 de octubre de 2001, Artajona contaba un una empresa cuya actividad era la fabricación de calzado metálico, CALSEG S.A., fundada en 1978. Se trataba de la principal fábrica de la localidad, había generado riqueza y sustentado a dos generaciones, creando 140 puestos de trabajo. Sin embargo, la compra de la fábrica por una multinacional y la mano de obra más barata en Túnez, se convirtieron en los factores principales del cierre. Al cesar su actividad, 100 trabajadores de Artajona quedaron sin empleo y prácticamente el 100% del empleo indirecto, que eran mujeres.

Servicios

En 2000 podían encontrarse dos actividades de comercio mayorista, de las cuales, una dedicada a productos alimenticios y otra a la producción de maquinaria de equipo. Actividades comerciales minoristas eran 11, 7 dedicadas a la alimentación, una a la industria textil, confección, calzado y cuero, una droguería, farmacia o perfumería, una tienda de muebles y artículos del hogar y una actividad clasificada como otro comercio al por menor.

Presupuestos municipales en euros
Fuente: Ministerio de administraciones públicas. Dirección general para la administración local. Presupuestos municipales.
AñoIngresosGastos
20021.611.620,88
20002.239.532,112.235.283,53
19991.882.754,401.884.354,39
19981.369.324,471.368.723,46
19971.073.416,171.073.416,31
1996763.357,98773.600,21

Parque de vehículos

El número total de vehículos en 2001 era de 987, turismos fueron 732, furgonetas y camiones 185, motocicletas 36, cuatro tractores industriales y 30 vehículos sin clasificar. Entre 1994 y 2001 el parque municipal incrementó en 225 vehículos, sobre todo turismos 156 y furgonetas y camiones 51.

Parque de vehículos a 31 de diciembre de cada año
Fuente: Dirección General de Tráfico.
Total vehículos
1994762
1995791
1996810
1997835
1998873
1999893
2000930
2001987

En 1996 la población estadísticamente activa se elevaba a 681 personas, de las cuales 575 estaban ocupadas, 85 paradas con empleo anterior y 21 eran parados sin haber trabajado anteriormente. El 73% de los ocupados eran varones y sin embargo el porcentaje disminuía hasta el 15% cuando se trataba de parados sin empleo anterior. La población inactiva ascendía a 989 personas, 415 eran hombres y 574 mujeres. Entre 1975 y 1996 puede observarse el hecho de la incorporación de la mujer al mercado laboral, se produce un incremento del porcentaje que estas suponen respecto al total de la población ocupada, se pasó del 13% al 26%. Del mismo modo, la proporción que las mujeres representaban dentro de la población inactiva disminuye considerablemente en la última parte del siglo XX.

Distribución de la población según la relación con la actividad económica
19751981198619911996
Económicamente activa546600653656681
Ocupados/as539522521596575
Parados/as con empleo anterior042611521
Parados/as sin empleo anterior736714585
Económicamente inactiva1.2251.1321.1021.034989
Retirado, pensionista, rentista180225332336351
Incapacitados/as081134
Escolares, estudiantes455406347342293
Labores del hogar501432332319287
Otra situación8961803454
Servicio militar171312116

A mediados de los 80, la actividad principal del municipio se desarrollaba en el sector agropecuario, empleando a 116 personas con dedicación exclusiva y 317 de manera parcial, en su mayor parte con otra actividad principal de otro sector. La industria contaba con 127 trabajadores y los servicios con 126. Los 369 puestos de trabajo de plena dedicación no eran suficientes para colocar a toda la población activa del lugar, 44 personas buscaban su primer empleo en 1984 y 137 tenían su lugar de trabajo en otro municipio. La actividad industrial contaba con 8 establecimientos y ocupaba 94 trabajadores, la construcción con cuatro empresas empleaba a 30 personas. Comercio, 12 empresas con 27 trabajadores, un almacén mayorista y 10 establecimientos de comercio al por menor. La administración local, seguridad pública, enseñanza y sanidad con 7 centros creaban 39 puestos de trabajo.

El sector económico más importante en 1996 era el de los servicios con 180 empleados. En segundo lugar aparecía la industria con 168, 85 el comercio y la hostelería, 72 la construcción y 70 la agricultura. Entre las actividades industriales, la de textil, cuero y calzado ocupaba a 49 vecinos, la fabricación de material de transporte 23, metalurgia 21, maquinaria y equipo 21, 12 la fabricación de productos metálicos y 14 la industria de alimentación, bebidas y tabaco. Los servicios más destacados por su número de empleados fueron: sanidad 45, administración pública 36, educación 24, finanzas y seguros 30, transportes y comunicaciones 20 y servicios prestados a las empresas 17. El 96% de los trabajadores de la construcción eran varones y cuando se trataba de comercio y hostelería, la mayor parte de los trabajadores se dedicaban a actividades de comercio al por menor y en menor medida al comercio y reparación de vehículos. El 54% de los trabajadores eran asalariados fijos, resultado superior a la media de Navarra, 50'3%. Los contratos eventuales representaban el 23% del total, cifra idéntica a la del resto de la comunidad. El 16% de los trabajadores eran autónomos y el 4% cooperativistas.

Distribución de la población de 16 y más años ocupada según actividades económicas (1996)
HombresMujeresTotal
Total420155575
Agricultura63770
Industria14424168
Construcción69372
Comercio y Hostelería513485
Servicios9387180

Distribución de la población de 16 y más años ocupada según situación profesional (1996)
Fuente: I.E.N. Censos y Padrones de población y viviendas.
HombresMujeresTotal
Empresario819
Autónomo741791
Cooperativista17320
Ayuda familiar213
Asalariado fijo22587312
Asalariado eventual8743130
Otra situación7310

El paro registrado por las oficinas del Servicio Navarro de Empleo en agosto de 2002 se elevaba a 10 personas, 5 eran varones y 5 mujeres, todos ellos con edades comprendidas entre 20 y 44 años. Un dato a destacar es la notable disminución del número de parados registrados en las filas del INEM (oficina de ESTELLA) durante la última década del siglo XX, 48 eran las personas paradas en 1988 y 13 en 2000. La tasa de actividad del municipio (entendida como porcentaje de población activa sobre total, datos extraídos del censo 2001) se situaba en 41'4 (Navarra 56'7). Por edades, los varones entre 25 y 44 años obtenían una tasa del 96 y a aquéllos que se encontraban entre los 45 y 64 años el 83'3. Cuando se trata del sexo femenino, las tasas eran 67% y 30% respectivamente. La tasa más baja la registraban los hombres entre 16 y 24 años con un 51'6% de actividad. La comunidad foral arrojaba los siguientes resultados: H. 25-44 94'7%, H. 45-64 80'3.

Evolución del paro registrado mes de Marzo
Fuente: INEM.
1988319962
1989119971
1990319981
1991419990
1992520000
1993220011
1994720022
19950

Municipio, partido judicial de Tafalla (Navarra).

Villa, merindad de Olite, reino de Navarra. Perteneció a la merindad de la Ribera hasta que en 1407 pasó a formar parte de la de Olite.

Dotaciones municipales

Según un estudio de la Caixa, en 2001 Artajona contaba con 630 altas telefónicas, tres oficinas bancarias, dos cajas de ahorros y una cooperativa de crédito. El municipio cuenta también con un consultorio médico, farmacia, piscina municipal, club de jubilados, residencia de ancianos, servicio de base, biblioteca municipal, frontón, campo de futbol, gasolinera, tanatorio y un cuartel de la guardia civil.

Infraestructura turística municipal

Dos restaurantes con capacidad para 152 comensales, una pensión para un máximo de 12 huéspedes y una casa rural de seis plazas. Una sociedad recreativa cultural, agrupación de aguas y basuras de Valdizarbe.

Grupos culturales

Grupo de danzas "Osonda". Formado por 24 jóvenes. Bandeadores de campanas, es Artajona el único municipio que practica el bando asincrónico, de forma invertida, de abajo hacia arriba. Banda de música "Zurriagualde", compuesta por 37 miembros. Comparsa de gigantes. Coro. Club atlético Artajones. Asociación Cultural " Amigos de Artajona-El Cerco y los Dólmenes" (1999).

De población netamente vasca, tanto la onomástica personal como la toponimia lo atestiguan ya desde el siglo XII. Hoy en día se habla sólo el castellano. El vascuence se ha perdido total mente. En 1863 era límite del castellano con el vasco. En 1703 se hablaba el euskera usualmente en todo el pueblo, pues en una información realizada ese año el testigo, Nicolás Armendáriz, explica en vascuence, ya que el interesado, vecino de Larraga, no sabía bien esta lengua, el asunto a tratar a los vecinos de Artajona, Giacian Dartaguite y su mujer, Estefanía de Zurur, que no sabían castellano sino solamente vasco.

A comienzos del sigo XXI, Artajona se encuentra situado en la zona "No Vascófona" de Navarra por el artículo 5.º de la Ley Foral 18/86, de 15 de diciembre, del vascuence, que diferencia la comunidad en tres zonas: No vascófona, Mixta y Vascófona. En 1996, la práctica totalidad de la población de dos y más años se consideraba castellano parlante o erdaldun (95%). Tan sólo 22 personas afirmaron ser euskaldunes o vasco parlantes y 46 bilingües pasivos, es decir conocen ambos idiomas pero practicaban el castellano con normalidad. Si se analiza la población según el nivel de euskera, la cifra de erdaldunes desciende a 1.567, dado que en este caso se contabilizan los cuasi-euskaldunes pasivos fuera del grupo de los castellanos parlantes. Los euskaldunes contabilizados fueron: 20 alfabetizados y dos parcialmente. Mientras que los cuasi-euskaldunes sumaban 34 en el caso de los alfabetizados, 12 de los no alfabetizados y 16 los pasivos.

Población de 2 o más años clasificada según nivel de euskera (competencia lingüística) y año de referencia
Fuente: I.E.N. Censos y Padrones de población y viviendas.
198619911996
Erdaldun monolingüe1.7271.5971.583
Bilingüe pasivo82446
Euskaldun9822

Colegio público Urraca Reina en el que se imparten clases de primaria e infantil. En el curso 2001-2002 estaban matriculados 41 alumnos de educación infantil y 86 de primaria. Los jóvenes deben trasladarse a Tafalla para continuar los estudios de la ESO. En 1960 había tres escuelas para niños y una para niñas. En el siglo XIX tenía dos escuelas. Hay seminario Conciliar.

En 2001 de las 1.478 personas de 16 años y más años: 10 no saben leer o escribir, 338 tienen certificado de estudios primarios, de escolaridad o sin estudios, 765 graduado escolar, bachiller elemental, FPI o equivalente, 363 bachiller superior, BUP, FPII o títulos equivalentes o superiores y dos no constan. En 1996, de la población de 16 o más años que ya no estudiaba, tres no sabían leer o escribir, 231 no tenían estudio alguno, y 453, el 35% del total, contaban con estudios de primer grado. Las personas con estudios de segundo grado sumaban 517 personas, el 38%, de las cuales: 300 bachiller elemental/EGB, 86 formación profesional 1º, 60 formación profesional 2º grado, 56 bachiller superior/BUP y 15 otras titulaciones medias. Los que poseían estudios superiores o de tercer grado (128 personas) suponían el 10%: 54 diplomados en escuelas universitarias, 59 licenciados universitarios, 4 arquitectos o ingenieros superiores y 9 técnicos, un doctorado o postgraduado y un titulado en escuelas superiores no universitarias. Para el total de Navarra, las personas con estudios de segundo grado, suponían el 40'3% y las de tercer grado el 13'6%. Los hombres representaban el 60% de las personas con estudios de segundo nivel y el 49% cuando se trata de títulos superiores. Destacar el incremento producido en la proporción de personas con estudios de segundo y tercer grado entre 1981 y 1996, se pasó del 11% y 3% al 38% y 10% respectivamente, por su parte, aquéllos sin estudios apenas alcanzaban la sexta parte de los mayores de 16 años a mediados de los 90.

Población de 16 y más años que no estudia según los estudios realizados
Fuente: I.E.N. Censos y Padrones de población y viviendas.
1975198119861991
Total1.2741.3461.3261.332
No sabe leer o escribir111183
Sin estudios963819199231
Estudios Primarios12277678453
Segundo Grado137352395517
Tercer Grado418746128

Artajona fue disputada a los navarros por musulmanes, aragoneses y castellanos teniendo que ser sometida a diversas etapas de repoblación. Del estado en que se hallaba en el siglo XI da testimonio la bula del Papa Pascual II al rey de Navarra Pedro I (1094-1104) en el siguiente trozo:

"Y, como (Artajona) era pobrísima y casi sin bienes raíces de ningún género, al fin como recientemente poblada, el rey mismo, movido a piedad la dotó de su propia hacienda; hízola además libre e ingénua a perpetuidad".

1070: el rey de Navarra Sancho IV concedió a García Aznárez la villa de Artajona "ad populandum" para que la repoblara.
1070: donación de la iglesia de Artajona al Monasterio de San Juan de la Peña por García Aznárez.
1088: privilegio del pontífice Urbano II a favor de la iglesia de Artajona.
1094-1104: Pedro I ordena a su merino Aznar García, por segunda vez, que entregue al canónigo de San Saturnino de Artajona el diezmo de la novena que percibía el rey.
1096: excomunión de la iglesia de San Juan de Artajona por Pedro, Obispo de Pamplona.
1110: Sancho Fortuñones vende al abad Ugón de Conques y al monasterio de San Saturnino las tierras que tenía en Artajona.
1135: es alcaide del castillo Miguel de Lerat que antes había gobernado en Sangüesa, San Adrián y Dicastillo.
1137: El rey García Ramírez se dirige a los vecinos de Artajona para mediar en las querellas que éstos tenían contra el abad Arnaldo. Es alcaide del castillo de Artajona Pedro de Arceis, funcionario nombrado por Sancho el Sabio (1150-1194). A mediados del siglo XII las villas de Artajona, Mendigorria, Miranda y Larraga fueron entregadas en arras a Doña Urraca, esposa de García Ramírez. Luego la gobernó Sancho el Deseado, futuro rey de Castilla.
1158: la villa fue reconquistada definitivamente por el rey Sancho el Sabio que la dotó en 1193 de fuero particular con privilegios y exenciones. D. Sancho el Sabio redujo sus pechas a mil maravedís buenos y de peso al año; y que cada vecino pagase según sus bienes, muebles y raíces, con lo cual les hizo libres de dar a ningún señor, ni otra persona, cena, novena, carnaje ni cosa alguna, excepto los homicidios y colonias, que no hubiese señor, clavero, merino, sayon ni prestamero, salvo aquella potestad que tuviere la villa por mano del rey, que esta potestad no pudiese poner clavero en el pueblo, que los vecinos no fuesen a facendera (labor), que al ejército fuese uno de cada casa y al apellido todos los que pudieran tomar las armas. El fuero llamado de la Novenera ha sido estudiado por Gibert y editado por Tilander. Comprendía a Artajona, Larraga, Miranda y Mendigorria.
1193 y 1194: es alcaide del castillo Pedro Martínez de Lehet que posteriormente ocupó el mismo cargo en Tafalla (1196, 1201 y 1208) y en Uztárroz (1224).
1208: el rey D. Sancho el Fuerte redujo, todavía, la pecha de Artajona a 7.000 sueldos, de los cuales, 6.000 fuesen para el ricohombre, que tuviese el honor de la villa, a razón de 20 caberías y los 1.000 restantes para el rey; en lo demás ratificó lo concedido por D. Sancho el Sabio, añadiendo que los vecinos que tuviesen escudo, y capillo de hierro, no recibiesen huéspedes (alojamiento) si no quisiesen. Todo esto fue otorgado en agradecimiento por la participación de los artajoneses en la jornada de las Navas de Tolosa. Artajona fue villa realenga, teniéndose en cuenta la circunstancia de ser villa murada y fiel y como además poseía una respetable cabería, se ordenó que el señor que tuviese el honor de la villa, poseyera anejo el cargo de alcaide de la fortaleza.
1269: el rey D. Teobaldo II concedió libertad de todos los homicidios que ocurriesen, por cualquier motivo, a los habitantes de Artajona en pago de 2.000 sueldos que le dieron para la guerra Santa. La nómina de alcaides del castillo de Artajona durante los siglos XIII y XIV recogida por Altadill es la siguiente: año 1276, la Comunidad de la villa, la cual por votación le designaba; 1279, D. Pedro Rodríguez de Argaiz; 1306 y 1307, D. Didaco Sancii de Garcés; 1313, D. Guillermo de Loarce (con sueldo de X libras anuales); 1319, la Comunidad de la villa lo designaba; 1331, continuaba a cargo de la Comunidad; 1336, D. Diego Sainz de Eulate; 1339, nuevamente lo designaba la Comunidad; 1390, continuaba el mismo sistema de elección. Los libros de Comptos nos dan cuenta en sus capítulos de justicia facienda, de algunos casos relacionados con Artajona: en 1334, Martín Périz de Monreal fue ahorcado a la vista del castillo por hurtos comprobados; el mismo año fueron encerrados en el castillo muchos malhechores acusados de hurtos y sometidos a la superior censura y penalidad; García Périz de Lizur por homicidio comprobado fue ahorcado ante el castillo; Miguel Fernández, por haber robado a un hombre las vestiduras y matarlo luego, fue arrestado públicamente y después enforcado; Gonzalvo de Castro-Urdiales que cometió varios hurtos en Estella, sufrió pena de horca, ante el castillo, trayéndosele preso desde Los Arcos; Sancho Sánchiz de Guelbenzu, apresado como ladrón, fue llevado a Pamplona y condenado a despeñarle de la Torre de la Galea; también con igual penalidad, colgando sus cabezas de la citada Torre de La Galea fueron enviados a Pamplona siete ladrones que combatieron contra el merino Juan Périz de Lecumberri, hiriéndole siete peones, en intento de robo.
1380: el rey Carlos II manda a Juan de Abarzuza y Juan de Murillo que no obliguen al prior de Artajona a pagar los 70 florines en que están tasados él y los racioneros de su priorato en concepto de ayuda de guerra, porque el capitán que fue puesto durante la misma en la dicha villa había tomado las rentas del priorato.
1423: el rey Carlos el Noble, la declara "Buena villa" e infanzones a sus vecinos. Les otorga escudo de cadenas de oro en campo azul, con encina en un lado y cadenas con banda y corona en el otro. Adquirió asiento en Cortes detrás de Tafalla en cuanto a asistencia, según. el uso, derecho a mercado semanal el lunes y que se sortease un solo sujeto para alcalde, al cual debía de despachar el título correspondiente el virrey de Nav. En 1439 había quedado reducida a 60 moradores. En 1464 sólo contaba 50 debido a los grandes daños que sufría por las frecuentes guerras. El rey D. Juan II, en consideración a ello, rebajó los 77 florines y 9 sueldos, que pagaba por cada cuartel, a la mitad.
1484: Los reyes D. Juan y Doña Catalina donaron los derechos sobre la villa al conde de Lerín, condestable de Navarra. Surgieron por esta causa varios conflictos ya que los vecinos no se resignaron al decreto real invocando sus antiguos privilegios. Por ello fue revocada la donación y la villa fue reincorporada a la Corona Real el 29 de octubre. Sin embargo el conde, caudillo de los beamonteses, recurrió a las armas para sostener sus pretensiones y en el año 1494 vino a la villa con gente armada e intimó a que se le prestase obediencia. Los vecinos se negaron y viendo los ultrajes y atropellos que cometía el Condestable en la persona del alcalde nombrado por el rey y en la de los hombres llevados a las prisiones de los castillos de Larraga, Dicastillo y Mendavia, acudieron al rey que comisionó a dos capitanes suyos para que libertasen a Artajona; así lo hicieron, en efecto, y volvieron a colocar al alcalde desposeído por el Condestable. En uno de los intentos por apoderarse de la villa, el conde de Lerín fue rechazado a pedradas por las mujeres del lugar 1498: el rey D. Juan de Labrit, anulando definitivamente todas las gracias hechas por los reyes anteriores, sobre la villa de Artajona, la incorporó para siempre al patrimonio real, mandando que jamás pudiera ser vendida, empeñada ni separada.
1513: nueva intentona del Conde de Lerín; esta vez penetró con gente armada en la villa y se apoderó por la fuerza de la jurisdicción.
1520: Carlos V confirma al Conde en sus pretensiones.
1521: a pesar de haber decretado Cisneros la demolición del castillo, en este año fue nombrado Charles de Erbiti alcaide, nombramiento efectuado por Asparrot.
1544: se hacen ordenanzas para el buen gobierno de la villa.
1551: se inicia nuevo pleito entre la villa y el Condestable que finaliza el 18 de diciembre de 1596: se declara a Artajona villa realenga con jurisdicción propia y con el privilegie especial de celebrar por sí sola las proclamaciones reales, a diferencia de otras villas que debían acudir a la cabeza de su merindad. Este pueblo obtuvo privilegio y confirmación de asiento en Cortes en 1631 por 1.900 ducados de plata doble, que dio para las guerras de Italia. El alcalde y regidores confieren la escribanía de ayuntamiento.

Artajona es zona interesante desde el punto de vista arqueológico. En el primer tercio del siglo el P. Picornell realizó algunas exploraciones logrando reunir cierta cantidad de cerámica prehistórica y romana, fósiles, sílex, etc. En 1945 Taracena y Uranga visitaron el lugar descubriendo un poblado de la edad del hierro en la zona llamada Dorre. Posteriormente López Selles exploró el dolmen de Farangortea situado en el centro del portillo de Enériz, a los 1.º 56' 10" long. (M.) y 42º 37' 30" lat., que es, según Maluquer de Motes, el monumento más rico de la cultura megalítica navarra. A cerca de un kilómetro de este dolmen se halla otro en el paraje llamado La Mina, a los 1º 56' 41" long. y 42º 37' 13" lat. En las excavaciones de Maluquer de Montes de 1961, fue hallada asimismo gran cantidad de materiales líticos, hachas, cerámica, etc., que atestiguan la existencia de un poblado prehistórico.

El entramado urbanístico de la villa de Artajona se encuentra emplazado en un cerro en el que en su parte más alta, se halla la fortaleza medieval del Cerco presidida por la parroquia de San Saturnino. El resto de la villa desciende progresivamente hasta el llano, originando de forma irregular la estructura de sus calles, al estar las mismas, adaptadas a la orografía del terreno. Ha sido Artajona un territorio poblado desde épocas remotas y prueba de ello, son los restos de las civilizaciones prehistóricas que se encuentran en la villa. Destacan en gran medida los conjuntos monumentales formados por los dólmenes de Eneriz y La Mina. El dolmen del Portillo de Eneriz pertenece al periodo Neolítico y posee una galería de enterramiento dividida en dos cámaras. El dolmen de La Mina corresponde con el mismo periodo y la factura del mismo es similar, destacando la forma oval que presentan sus dos cámaras. Son monumentos megalíticos de gran envergadura, que contrastan con el pobre ajuar funerario que se ha encontrado en ellos. De fechas más tardías posee la villa un poblado de la Edad del Hierro, denominado de El Dorre y primitivos asentamientos de época romana como el de Artadia y sobre todo, sobre el que se asienta en la actualidad la villa.

Si bien destaca Artajona por los restos de su arquitectura religiosa, no son de menor importancia los correspondientes a la arquitectura civil, ya que en la cima de su poblado se alberga el Cerco, que corresponde con una de los más relevantes núcleos defensivos medievales de Navarra. El conjunto del Cerco es un impresionante recinto amurallado del siglo XIII, flanqueado actualmente por nueve torres defensivas y cuyo núcleo arquitectónico más importante corresponde a la parroquia de San Saturnino explicada en el apartado de arquitectura religiosa. Estas torres al igual que la muralla, están construidas en sillería y coronadas por almenas. Al perímetro amurallado, solamente se podía acceder desde varias puertas medievales situadas en el mismo. Únicamente se conservan dos de los primitivos accesos al casco antiguo denominados "el portal de la Remagua" y el "portal de San Miguel" respectivamente. Destaca en el interior del Cerco, en los aledaños de la parroquia, una casa enclavada en la estructura de la propia muralla y que además se asienta también en la propia roca del terreno. Saliendo del recinto superior del perímetro amurallado, extramuros, se ubica el caserío de Artajona, de periodo más tardío.

El casco urbano es una perfecta adaptación del entramado arquitectónico a las condiciones del terreno; las calles presentan una disposición irregular, con edificaciones asentadas en zonas de verdaderas pendientes. En el núcleo de sus calles se asientan numerosas edificaciones civiles que datan desde el siglo XVI hasta prácticamente el siglo XX. La calle Mayor llamada también calle Barredinda, se encuentra engalanada por las espectaculares fachadas de sus casas y palacios. Destacan los números 5 y 27 de esta calle principal. El número 27 es un palacio del siglo XVII construido en aparejo de sillería. Su fachada está dividida en tres cuerpos rematados por un espectacular alero sobre ménsulas de madera. Sobresale en el conjunto el piso intermedio o central compuesto por cinco vanos adintelados y por un gran balcón corrido sobre toda la longitud de los mismos. En el número 5 de la misma vía, se aloja otra casa señorial de principios del siglo XVII, con fachada dividida en dos cuerpos de aparejo en sillar. Consta el conjunto de vanos adintelados a excepción del que forma el pórtico de acceso, que es de medio punto fiel a los modelos constructivos del siglo XVI. Como elementos decorativos más relevantes del conjunto, se citan el escudo situado en el dintel del pórtico de acceso, el alero decorado con grandes ménsulas talladas y el balcón ubicado en el segundo cuerpo que conserva los motivos de forja antigua.

El segundo núcleo por importancia se sitúa en la plaza de lo Fueros. Está ubicada en el centro de la villa y alberga en su seno, varios palacios que oscilan desde el siglo XVI hasta el XVIII. En la esquina de la plaza se aloja un a palacio del siglo XVI con aparejo de sillar, en el que destaca como elemento ornamental un vano de forma geminada. Un ejemplo de la arquitectura barroca del XVIII de esta plaza, es una construcción de sillarejo con una fachada dividida en tres cuerpos. Posee vanos rectos, característica común de este periodo y destaca en su tercer piso, un gran escudo decorativo rococó de mediados del siglo XVIII. En la calle de San Pedro destacan varias construcciones de los siglos XVI y XVII. Destaca el número 2 de la vía, con una construcción en sillarejo del siglo XVII. La estructura de su fachada está dividida en dos cuerpos con vanos rectos destacando el que corresponde asimétricamente al pórtico del edificio. Como elementos decorativos destacan el escudo decorativo situado en la clave del portal, así como el alero decorado mediante ménsulas de madera. En la misma calle, se alberga una casa correspondiente al siglo XVI. Su fachada está dividida en dos cuerpos con noble aparejo en sillar. El cuerpo inferior guarda en su estructura elementos característicos de la época tales como un pórtico de acceso de forma apuntada, así como un vano de traza geminada. Pero los elementos ornamentales de mayor belleza del conjunto residen en el segundo cuerpo de la construcción con un friso de ventanas geminadas, decoradas para la ocasión con un arco característico de la época como es el conopial. En la calle Eugenio de Mendióroz se alojan varias casas palaciegas de los siglos XVI al XVIII; en el número 16 se encuentra situada una casa del siglo XVII, que conserva en su pórtico de acceso un vano apuntado con arco conopial del siglo XVI. Como elemento decorativo la fachada de sillar presenta un escudo del siglo XVII. Es muy frecuente encontrar en esta vía arcos conopiales del siglo XVI como elementos estructurales de las portadas de sus edificios. De esta forma, destaca el número 13 de esta calle y otra construcción en la parte más alta de la vía perpendicular a la calle de San Juan.

Otra calle en la que destaca y se repite esta tipología constructiva es la calle de la Cuesta de la Cruz. En ella, se albergan diferentes edificaciones de los siglos XVI y XVIII; en su parte superior, se ubica una casa del siglo XVIII de aspecto palaciego. La estructura de la fachada está dividida en dos cuerpos en sillarejo. Destaca el arco de medio punto típicamente barroco, que conforma el pórtico de entrada del primer cuerpo. El elemento ornamental más representativo de la fachada es un escudo decorativo de grandes dimensiones fechado en el siglo XVIII. Una de las calles más ricas en cuanto a arquitectura civil del siglo XVI se refiere, es la calle Lasterra y Jerusalén. En ella, se albergan en los números 7 y 1 respectivamente, casas de construcción en aparejo de sillería, donde el elemento más representativo de su estructura corresponde con sendos portalones de medio punto decorados con escudos decorativos en fechas posteriores. Para concluir con la enumeración de edificios enmarcados dentro de la arquitectura civil de la villa, se localizan el Ayuntamiento, así como el Mercado y las escuelas municipales.

El Ayuntamiento se encuentra ubicado enfrente de la iglesia de San Pedro. Se trata de una construcción moderna de la segunda mitad del siglo XX, que mantiene en su fachada como pieza más valiosa un escudo correspondiente a la segunda mitad del siglo XVI. El mercado y las escuelas, son un conjunto de finales del siglo XIX, enmarcado dentro de los parámetros del arte neoclásico. Esta concebida la construcción con una fachada de tres cuerpos, siendo el inferior de piedra de sillería y arcos de medio punto. Los cuerpos superiores están construidos en ladrillo y comparten la estructura inferior en forma de grandes vanos de medio punto.

La arquitectura religiosa aparece representada en Artajona mediante la Iglesia de San Saturnino, situada dentro del perímetro del Cerco, la Parroquia de San Pedro y la Ermita de San Bartolomé.

La iglesia de San Saturnino se ubica dentro del denominado "Cerco" amurallado medieval, y es un templo construido en el siglo XIII en estilo gótico. Presenta aspecto de iglesia encastillada, con las formas simples y funcionales que se estilaban en Francia a finales del siglo XIII y principios del XIV.

Su planta consta de una única nave dividida en cinco tramos, más una cabecera poligonal más estrecha. La torre se adosa a la cabecera por el lado de la Epístola, y en su planta baja, que en su día se utilizó como cárcel, se aloja hoy la sacristía. La cubierta del templo es una bóveda de crucería cuyos empujes apean sobre pilares dotados de basa y capiteles poligonales. A los pies de la nave se levanta un coro gótico del siglo XIII, con arco de embocadura rebajado y sotocoro cubierto también con crucería. A diferencia de los capiteles de la nave, los pilares que sostienen este coro llevan decoración historiada con motivos antropomorfos, monstruos y algunas escenas religiosas.

Al exterior, la torre es un prisma robusto y sencillo dividido en dos cuerpos, con huecos dobles apuntados para las campanas y parte superior aterrazada. Cerca se ve el cilindro que aloja la escalera de subida a la terraza superior del templo y a la propia torre. El tejado del templo está rodeado por un paseo de ronda dotado de parapeto defensivo, y se divide en segmentos ondulados preparados para recoger y canalizar el agua de lluvia hacia un sumidero. Una falsa columna, adosada al muro por su parte exterior, lleva el agua hasta un aljibe situado bajo el coro, garantizando el suministro en caso de asedio y corroborando el papel defensivo del templo. El aspecto severo y macizo de esta iglesia se subraya por el predominio de los muros sobre los vanos, el pequeño tamaño de los ventanales, la fuerte presencia de los contrafuertes y la escasez de decoración.

En el lado del Evangelio se abre una puerta gótica abierta con arco apuntado y abocinado, con dos arquivoltas abaquetonadas que apean sobre columnitas con capiteles historiados. A los pies del templo se aloja la puerta principal, gótica del siglo XIII y enmarcada por una galería formada por arquillos apuntados ciegos y dotados de gabletes. En la parte superior del hastial la pesadez del muro se ve aligerada tan solo por un rosetón abocinado y de gran tamaño. El acceso es apuntado y se compone de doce arquivoltas con abundante decoración que apean sobre columnitas. En el tímpano se distingue la imagen de San Saturnino, así como dos figuritas que se han identificado con la reina Juana I de Navarra y su esposo Felipe el Hermoso.

Mención especial merecen las antiguas pinturas del templo, actualmente depositadas en el Museo de Navarra de Pamplona. Pertenecen a dos maestros y dos momentos diferentes, fechados entre los siglos XIII y XIV, y representan temas diversos como el Juicio Final y el traslado del cuerpo de San Saturnino en Francia.

El presbiterio va presidido por el retablo mayor, realizado en el siglo XVI y que aún presenta resabios góticos en su traza. Aloja una talla titular de San Saturnino del XVI, así como una imagen de María con el Niño, gótica del XIV. El retablo del Santo Cristo va presidido por un Crucificado del XVI, y el de la Virgen del Rosario lleva la imagen homónima, también del XVI, siglo al que pertenece asimismo la imagen romanista de San Juan Bautista que preside su propio retablo.

En el coro puede encontrarse una sillería neoclásica, y bajo en el bajo coro una pila bautismal de piedra del tiempo de la construcción del templo. En la sacristía, por último, se custodian varias piezas de plata entre las que destacamos un cáliz barroco del XVII, un relicario del mismo estilo y un copón del XIX.

El segundo templo por orden de importancia en la localidad de Artajona, es la Parroquia de San Pedro.

Se trata de una iglesia cuya construcción se realizó de forma paralela a la parroquia de San Saturnino. Por lo tanto, nos encontramos ante un ejemplar gótico del siglo XIII. Originalmente la parroquia se dividía en tres naves, siendo la central de mayor altura, aunque el resultado interno que hoy presentan las naves, se inspira en el modelo de una reforma neoclásica efectuada en 1862. De esta forma, los motivos más interesantes de la primitiva construcción de edificio se aprecian en el exterior del mismo. La zona externa del templo todavía hoy presenta el aspecto de solidez medieval, reflejada por los robustos muros y contrafuertes que la componen. Destaca en la fachada principal situada a los pies del templo, una portada correspondiente a la factura inicial del edificio en el siglo XIII. Se trata de un pórtico gótico en forma de arco apuntado, decorado con cuatro arquivoltas baquetonadas que descansan sobre capiteles y columnillas de fuste liso. Aparecen en el tímpano de la portada, un escudo decorativo de influencia francesa, flanqueado por motivos iconográficos de connotaciones zoomorfas.

Del mismo periodo, en la zona del Evangelio se encuentra ubicada otra portada correspondiente al mismo periodo, pero que guarda muy pocos elementos originales ya que ha sufrido continuas restauraciones. Como elementos ornamentales y pertenecientes al ajuar parroquial, destaca en la zona del Presbiterio el Retablo Mayor. Se trata de un conjunto realizado en el siglo XX, cuyo elementos más importantes son los que ornamentan el mismo. Así, se encuentran en sus calles dos imágenes en madera de los siglos XVI y XVII. La primera de ellas corresponde al patrono del templo, mientras que las segunda está dedicada a la otra figura de gran devoción en la villa, como es San Saturnino. En la zona de la Epístola se alojan otra serie de figuras de gran interés, tales como un San Esteban del siglo XVII o una figura de San José del siglo XVIII. En la sacristía del templo se alberga una de las obras de mayor antigüedad del conjunto; se trata de un precioso tríptico del siglo XVI con tracería de ascendencia gótica dedicado a la Epifanía y que pudo ser algún motivo de regalo, utilizado como elemento decorativo de algún particular. De reducido tamaño, aparecen las figuras del misterio y de los tres reyes magos realizadas con una perfecta minuciosidad propias de una clara influencia flamenca.

Sin embargo, la parroquia de San Pedro de Artajona, conserva en su sacristía un rico ajuar orfebre con una variedad de piezas que se remonta al siglo XVI. De esta centuria, se encuentran un cáliz de plata de forma renacentista, del siglo XVII se mantienen otro cáliz de plata dorada con diversos motivos labrados y del siglo XVIII se identifican varias piezas entre las que destacan las siguientes; por un lado un ostensorio de plata, dos relicarios así como diversos cálices, todo ello de plata. El tercer templo que merece un apartado especial en cuanto a su descripción en la villa de Artajona, es el dedicado a Nuestra Señora de Jerusalén. Se trata de un templo construido en la primera mitad del siglo XVIII, en pleno periodo barroco, sobre la iglesia románica de Santa María, que fue demolida para tal efecto al presentar un estado ruinoso. La basílica actual se comenzó a construir en concreto en el año de 1709, dotándose a la misma de una sola nave dividida en cinco tramos bajo bóvedas de medio cañón. Los muros internos no son registrados a través de columnas, sino por medio de pilastras características del periodo barroco.

Al final de la nave se presenta la cabecera de forma recta y en la zona de los pies se alza el coro por medio de un gran arco de orden rebajado. El crucero esta cubierto por medio de bóveda de media naranja sobre pechinas. El resultado constructivo externo de la basílica, presenta muros de aparejo enlucido. Sin embargo, a lo pies del templo se ubica la fachada principal realizada en piedra de sillería. Dentro de los parámetros del arte barroco, dicho acceso principal se ornamenta en su estructura a través de tres cuerpos de pilastras de orden gigante, cuyo remate a modo de frontón recto es realzado por medio de una espadaña. Como elementos de decoración interna, destaca una imagen románica del siglo XIII, situada en la parte central del retablo mayor de época barroca y contemporáneo a la construcción del edificio. La talla perteneciente al románico tardío, presenta a Nuestra Señora de Jerusalén en estado sedente y con un niño Jesús que aparece ya abandonando su primitiva posición central al desplazarse hacia la izquierda de su madre. Se aprecia en esta característica, cierta evolución hacia los cánones góticos casi ya presentes.

La figura presenta en conjunto unos motivos de policromía dorados muy restaurados en la actualidad, a la vez que conserva la incursión de piedras preciosas en los ojos y corona. Además, mantiene la funcionalidad de relicario tal como fue concebida, al contener en su interior arena del Santo Sepulcro de Jerusalén. En cuanto al marco en el que se sitúa la imagen, se trata del retablo mayor barroco anteriormente citado. Los elementos estructurales del mismo, presentan un banco sobre el que se alza el cuerpo dividido en triple calle. Todo el conjunto está concebido dentro de un estilo ornamental salomónico, en el que destacan unas decoradas ménsulas que sustituyen la función de los capiteles. Se ubican otros dos retablos en el interior del templo; uno de ellos se encuentra alojado en la zona de la Epístola y está dedicado a San Gil. Corresponde con un pequeño retablo barroco realizado en la primera mitad del siglo XVIII, que alberga en su seno una imagen de San Gil de la misma época. Un último retablo dedicado a San Antón se guarda en la zona del Evangelio de la basílica. Se trata de una pequeña obra barroca del siglo XVII, que comprende un banco muy decorado sobre el que se instala el único cuerpo flanqueado por columnas de tipo salomónico.

De la misma forma que el anterior, entre las columnas se sitúa una imagen de San Antón, contemporánea al alzado retablístico. La última obra de arquitectura religiosa e interés artístico, se encuentra ubicada a las afueras de la villa de Artajona; se trata de la Ermita de San Bartolomé construida en el siglo XIX, sobre los restos de la construcción anterior, del siglo XIII. La estructura del pequeño templo es de sencillas formas, con una planta rectangular dividida en dos austeros trazos. En la cabecera de la nave principal, se ubica una imagen del titular correspondiente también al periodo neoclásico. El exterior de la edificación está realizado en sillarejo, sobre el que se mantiene la portada principal de formas también austeras, con un gran pórtico adintelado decorado en la parte superior a través de una espadaña.

Fiestas de San Saturnino

Fin de semana próximo al 29 de noviembre. Se celebra una eucaristía en la iglesia del Cerco. Normalmente acompañan la fiesta con actos como baile, comida popular o juegos para los más pequeños. Tiene lugar la tradicional "Carrera de Layas", en la que los jóvenes del pueblo compiten por llegar en primer lugar al final de una gran rampa de fuerte pendiente y pavimento empedrado, subidos sobre una layas.

Fiestas patronales

En honor a la Virgen de Jerusalén. Del 7 al 15 de septiembre. Se celebra una semana "prefiestas", que sirve a los jóvenes de calentamiento para la semana siguiente. Tienen lugar actos como teatro, campeonatos de pala, txistorrada... El 7 de septiembre a la una del medio día se lanza el cohete anunciador del comienzo de las fiestas. El día 8, festividad de Nuestra Señora de Jerusalén, una misa solemne rinde homenaje a la patrona, seguida de una procesión por las calles del pueblo. El resto, vaquillas, bailes y otros actos patrocinados por el ayuntamiento, cuyo presupuesto festivo ronda entre los 35.000 y 40.000 euros.

Fiestas pequeñas

Fin de semana próximo a San José, 19 de marzo. Organizadas y patrocinadas por la juventud. Otras festividades. San Isidro, 15 de mayo. Aurora por las calles, misa y procesión. San Juan, 24 de junio, hogueras por el pueblo. Romería de la Virgen, unas semana de mayo, durante nueve días seguidos actos religiosos en honor a la virgen de Jerusalén. Romería de San Bartolomé, 24 de agosto, romería a la ermita de san Bartolomé. Anteriormente se llevaba a San Bernardino de Siena en procesión por los alrededores del municipio el día 20 de mayo. Carnaval rural a mediados del mes de febrero.

Parroquia dedicada a San Pedro, arciprestazgo de Orba, diócesis de Pamplona.

La iglesia de San Saturnino -hasta 1126, iglesia de Santa María de la Expectación y consagrada en esta fecha por los obispos Sancho de Pamplona, Arnaldo de Carcasona y Miguel Tarazona- fue disputada en los siglos XI y XII entre los canónigos de San Saturnino de Toulouse y los monjes de San Juan de la Peña. García Aznarez la donó hacia 1070 a este último monasterio. Antes de 1094 la donación recayó en los canónigos de Toulouse con la viva resistencia de los monjes de San Juan. Con esto había de comenzar una larga serie de pleitos que duraron hasta entrado el siglo XII (1182 ó 1183). El año 1536 el priorato de San Saturnino se extinguió y sus bienes fueron intercambiados por los canónigos de Roncesvalles, en los que había recaído, a los canónigos de Toulouse. De la época de esta permuta se conservaron algunos derechos siendo de destacar el del pago anual de la iglesia de Roncesvalles al cabildo eclesiástico y secular de Artajona de cierta cantidad de vino del que percibía de diezmos.

La costumbre estipula que el alcalde y regidores, acompañados del párroco y escribano del ayuntamiento, pasen a la bodega donde se halla el vino de la décima, caten todas las cubas y elijan la que mejor les parece, para que de ellas se les pague el derecho acostumbrado. Este reconociemiento, que se llevaba a cabo ante notario, se practica después de cantadas las vísperas del día 28 de noviembre, sin que hasta este día pudieran los priores y canónigos de Roncesvalles extraer el vino de las cubas. El cabildo eclesiástico estaba compuesto, en el siglo XIX, de un cura párroco, diez beneficiados enteros y tres medios; dos de ellos eran de mensa y de presentación libre del rey y cabildo de Roncesvalles; los restantes los proveía la veintena en hijos de la villa. La colación era del referido cabildo y su prior. Ermitas: San Bartolomé con romería anual y la de la Virgen de Jerusalén. Esta última se llamó en los primeros tiempos Nuestra Señora del Olivo, por hallarse en un olivar perteneciente al mencionado Saturnino de Lasterra. Adoptó su nombre actual en 1614 al ser visitada por el obispo Sandoval. Se regía esta ermita-santuario, en el siglo XIX, por un capellán y había en ella dos habitaciones para hospedar a los devotos que iban a visitar la Santa Imagen, el día 8 de septiembre y el día de San Máximo Niño.