Politikariak eta Kargu publikoak

Fernández de Piérola Mauleón, José María

(Los Arcos, 19 de noviembre de 1895 / Zaragoza, 17 de junio de 1977)

Sus abuelos paternos fueron Justo Fernández de Piérola Eraso (Lazagurría) y Petra López de Luzuriaga (Otiñano). Un hermano de Justo, José María Fernández de Piérola Eraso, fue alcalde de Mendavia entre 1909 y 1910. Otro, Ignacio Fernández de Piérola Eraso, era el mayor contribuyente de Bargota en 1899. Por línea materna fue nieto de Bartolomé Mauleón Maeztu (Arroniz) y María Jiménez Palacio (Mendavia).

Era el hijo menor del matrimonio formado por Gonzalo Fernández de Piérola López de Luzuriaga (Otiñano, ca. 1836-1902), en 1899 primer contribuyente por capital imponible de Los Arcos y tercero de Torralba, y Tomasa Mauleón Jiménez (Mendavia, ca. 1847), que tuvieron además otros cinco hijos: Petra, Patrocinio (Los Arcos, 1883), que contrajo matrimonio en 1908 con Cesar Sanz Muñoz (Madrid, ca. 1880), ingeniero militar, residente en Logroño, hijo de Pascual Sanz-Pastor y Consuelo Muñoz Martín, Francisco Javier (Los Arcos, 1885-1956) casado en 1914 con María Rosario Pujadas Gastón (Los Arcos, 1890), hija de Esteban Pujadas Sáenz de Navarrete, diputado foral, segundo contribuyente de Los Arcos y quinto de Viana en 1899, y Micaela Gastón (Irurita); Domingo José María (Los Arcos, 1887-1889) y Domingo José Fernández de Piérola Mauleón (Los Arcos, 1887-Vitoria, 1959), perito agrícola, cabo de Somatén de Los Arcos durante la dictadura de Primo de Rivera, que contrajo matrimonio en 1920 con Ana María Guinea Guinea.

José María Fernández de Piérola Mauleón se casó en Zaragoza el 31 de octubre de 1928 con Enriqueta Gimeno Larráinzar (Zaragoza, ca. 1905), hija de Joaquín Gimeno y Vicenta Larráinzar.

De profesión industrial, los negocios de los Fernández de Piérola eran tan variados como productivos, de tal manera que en 1953 se señala a José María Fernández de Piérola y Javier Piérola, como unos de los propietarios más importantes de Los Arcos. Entre otras actividades, eran exportadores de paja, poseían la estación de servicio del pueblo, granjas avícolas, fábricas de harinas, molino para piensos y máquinas cosechadoras. En 1950, de las 73 fábricas harineras existentes en Navarra, la "Piérola Hermanos, S. L.", ocupaba en producción el puesto undécimo compartido con otras tres factorías.

Durante la República José María Fernández de Piérola, monárquico, aparece en una lista de ayuda para el sostenimiento de la Guardia Civil en febrero de 1931 con un donativo de 100 pesetas.

Fue designado diputado foral el 25 de abril de 1931 por el gobernador civil de la provincia, de acuerdo con lo dispuesto en el decreto del Gobierno Provisional de la República Española, referente a la Comisión Gestora para las Administraciones de las Diputaciones con carácter interino. En la sesión extraordinaria del 29 de abril de 1931 se advirtió de que a pesar de la polémica suscitada por el nombramiento de diputados por designación gubernativa, el hecho no constituía contrafuero. El gobernador civil añadió además que había tenido el cuidado de reservar "dos puestos a la oposición, confiriendo los renombramientos a personas de reconocido prestigio en el País que además de aportar su valiosa cooperación particular, podrán en todo momento controlar y fiscalizar la gestión de la Diputación". Se refería sin género de dudas a Amadeo Marco Ilincheta y a José María Fernández de Piérola.

Ocupó puestos de responsabilidad en varias comisiones de la recién formada Diputación: Hacienda, Gobernación, Caja de Ahorros de Navarra, suplente del Síndico de la Confederación Sindical Hidrográfica del Ebro, Asamblea y Comité ejecutivo de ferrocarriles y comunicaciones, Junta de Obras del ferrocarril de Estella a Vitoria, Consejo Regulador de la denominación vinícola "Rioja", y Junta de Colonización.

Junto con Amadeo Marco Ilincheta, se opuso a la solicitud de la Federación de Sociedades Obreras de Navarra para destituir a Alejo Eleta (canónigo de la Catedral de Pamplona, redactor del Boletín Oficial Eclesiástico, director del semanario La Acción Social Agraria, y muy vinculado a los Sindicatos Libres y las Cajas Rurales), como consejero de la Caja.

En agosto de 1931 hubo varios conflictos agrarios al sur de Navarra. En Mendavia, el alcalde Dionisio Salcedo Sádaba convocó a los propietarios a petición de la U.G.T., para que se repartieran algunas tierras, y Fernández de Piérola se manifestó contrario a intromisiones en la explotación de sus propiedades.

A principios de 1932 se le facultó para que viajara a Madrid, junto con una delegación de la Diputación de Álava, para realizar gestiones relacionadas con el ferrocarril de Vitoria a Estella.

En abril de 1933, el presidente de la comisión gestora de la Diputación de Zaragoza expuso a su homónimo navarro el deseo de ésta de que la Gestora navarra estuviera presente a finales de mes en Zaragoza en una sesión de la Comisión Triguera, para tomar acuerdos definitivos en defensa de la producción cerealista. Desde Pamplona se le designó como la persona más indicada para acudir a dicha reunión.

En ese mismo año dimitió de su cargo. Sus ausencias en las sesiones plenarias de la Diputación habían sido continuas. Esta situación pudo tener su origen en la incómoda posición que ocupaba frente al resto de los diputados (todos de la Conjunción Republicano-Socialista). Su único aliado posible, Amadeo Marco Ilincheta, había dimitido cuando se denegó una subvención para el seminario provincial. Cuando en junio de 1933 se renovó la corporación, el secretario hizo constar escuetamente que "había renunciado a su cargo".

El matrimonio Fernández de Piérola Gimeno tuvo al menos cuatro hijos: Ramón, María José, Carmen y Enriqueta Fernández de Piérola Gimeno.

  • GARCÍA-SANZ MARCOTEGUI, Á., LAYANA ILUNDÁIN, C., MARTÍNEZ LACABE, E., PÉREZ OLASCOAGA, M.: Diccionario Biográfico de los Diputados Forales de Navarra (1931-1984) y de los Secretarios de la Diputación (1834-1984). Gobierno de Navarra, Pamplona, 1998.

Eduardo MARTÍNEZ LACABE (2008)