Kontzejuak

UNANU

Concejo del municipio de Ergoiena, partido judicial de Pamplona, Navarra. Recibe esta denominación oficialmente desde el 31 de enero de 1989, denominándose anteriormente Unanua. Está situado a los 42° 52' 12'' y 1° 40' 09'', hacia el centro del término y NE. de Lizarraga, su capital, bajo el monte Legetxu (851 m., sierra de San Donato), a 631 m. de altitud.
En 1800, 311 personas habitaban en 61 casas útiles; 1960: 284 h.; 1970: 248; 1981: 190; 1986: 174; 1990: 175; 1995: 150.
En 1869, L. L. Bonaparte clasificó a su euskera en el dialecto guipuzcoano y, dentro del mismo, en el subdialecto de Navarra y variedad de la Burunda. Acerca de esta clasificación ha habido diversas propuestas de correcciones (P. de Y.: «Los D. y V.», sep. «B. R. S. V. A. P.», 1973, pp. 68-72). En 1970 todos sus habitantes eran vascófonos (P. de Y.: op. cit., p. 32).

Urbanismo y construcciones civiles

Unanu es tal vez, atendiendo a su enclavación, el lugar más bello de la zona, en altura, entre prados y bosquetes y justamente bajo la peña Beriain. No obstante, su caserío ha sido muy maltratado y aún presenta, hoy en día, un estado de conservación bastante irregular. Los derribos ocasionados y los accidentales, junto a algunas reconstrucciones y edificios de nueva factura explicitan, una vez más, la necesidad de una regulación más estricta de estos aspectos. De lo contrario será muy difícil preservar la arquitectura tradicional navarra.

Al igual que los otros lugares de Ergoiena, Lizarraga y Dorrao, Unanu presenta su núcleo urbano arracimado, con algunas placitas y callejuelas en las que las casas se escalonan adaptándose al desnivel del terreno. La mayor diferencia puede radicar en la ubicación de la iglesia, que aquí no ocupa el extremo inferior del pueblo, sino que tiene una posición más centrada. Como en otros lugares del entorno, la mayoría de las casas llevan dos o tres alturas, y aquellas que tienen un buen estado de conservación van preferentemente enlucidas, con cadenas de sillar en ángulos y vanos. Las puertas tienden a ser de medio punto y sin moldurar, aunque no faltan las puertas rectas modernas. Faltan los palacetes y las fachadas blasonadas, aunque entre los inmuebles, edificados en mampostería, los hay que tienen cierto empaque. En una plaza del centro del pueblo destaca una casa consistente en un gran bloque cúbico cubierto por un gran tejado a dos aguas y edificada en mampostería, muy similar a otras muchas que hemos visto en la Sakana, con tres alturas. Hoy en día está dividida en dos viviendas, y a tal efecto luce dos arcos de entrada, ambos de medio punto y sin molduras. Por encima alternan balcones y ventanas cuadrangulares.

Ermitas

Se registran tres ermitas en su término. Nuestra Señora de los Dolores, San Andrés y San Buenaventura. A pesar de que el obispo Igual de Soria las encontró en buen estado en 1796, su estado se ha deteriorado mucho desde entonces. San Buenaventura se encuentra junto al camino a Uharte-Arakil, arruinada. Nuestra Señora de los Dolores sufrió un incendio a mediados del siglo XX, y su imagen titular se encuentra hoy en la ermita de San Andrés. Y la ermita de San Andrés es hoy la capilla del cementerio, a cuya tapia se adosa. Se encuentra en la salida hacia Dorrao/ Torrano, y su origen es medieval, a pesar de que en la puerta campea la fecha de 1946, correspondiente a una restauración. Su planta consta de una sola nave con cabecera en artesa. Los muros van enlucidos y, al exterior, llevan cadenas de sillar en las esquinas. El acceso se abre en el lado de la Epístola y consta de una simple puerta recta. La nave se cubre mediante una cubierta a cielo raso bajo tejado a dos vertientes. En su interior hay un retablo barroco de la primera mitad del siglo XVII. Lleva banco, un cuerpo con hornacina y ático. La imagen titular de San Andrés pertenece a un barroco muy popular.

Parroquia de San Pedro Apóstol

Parece ser una iglesia edificada en el gótico tardío (siglo XVI), aunque muy modificada por reformas posteriores, alguna de ellas reciente (1990). La planta es de una sola nave, con tres tramos y cabecera más estrecha, y sacristía que se adosa a ella por el lado de la Epístola. El acceso al templo se halla por el mismo lado y va protegido por un pórtico, junto al cual se levanta la torre, que lleva interiormente una escalera de caracol. Los muros son de sillar, aunque al interior se aprecia un recrecimiento de ladrillo. Se perforan por una ventana recta ubicada en la cabecera, otras dos en el muro del mismo lado, y una más a los pies. Lleva coro alto a los pies, con arco de embocadura escarzano. La cubierta de la nave es una armadura de madera reciente, mientras que la cabecera se cubre con una bóveda de nervios de tradición gótica, con terceletes. La sacristía lleva el mismo tipo de cubierta y debe pertenecer a la misma época que la de la cabecera. La torre consta de un fuste prismático esbelto y cuerpo de campanas con arcos de medio punto moldurados y con guardalluvias. Junto a la torre hay un pórtico de tres arcos de medio punto sobre pilares, y la puerta con arco rebajado muy simple.

El retablo mayor es rococó, datable como de la segunda mitad del siglo XVIII. Su mazonería consta de banco, cuerpo articulado por columnas corintias en tres calles y ático semicircular. La imaginería, por su parte, consta de relieves de la Pasión en el banco (Resurrección, Prendimiento), y escultura de bulto (Santa Catalina, Santa Bárbara, San Juan Bautista, San Pedro como pontífice y Santiago). El Calvario va flanqueado por dos tallas de San Miguel Arcángel y San Rafael Arcángel.

En el lado del Evangelio hay un Crucificado, gótico de la segunda mitad del siglo XV, procedente de la ermita de Nuestra Señora de Mundiñano, antigua iglesia del despoblado del mismo nombre y que fue objeto de varios pleitos. Se representa muerto pero con expresión serena, torso geometrizado y miembros largos sujetos por tres clavos. Cerca hay una Virgen con el Niño barroca, y en el sotocoro una pila bautismal que debe datar del XVI, con copa decorada con relieves figurativos muy estilizados.

Joseba ASIRON SAEZ (2006)
  • García Gainza (et. al.): Catálogo Monumental de Navarra, vol. V**, Merindad de Pamplona, Adiós-Huarte Araquil, Pamplona, Gobierno de Navarra, Arzobispado de Pamplona, Universidad de Navarra, 1994, pp. 637-640.
  • Lacarra Ducay, Mª Carmen (et al.): Navarra, guía y mapa, Estella, C.A.N. 1986, pp. 214.
  • Pérez Ollo, Fernando: Ermitas de Navarra, Pamplona, C.A.N. 1983, pp. 242.
Joseba ASIRON SAEZ (2006)
Lugar del valle de Ergoiena del 3er partido de la merindad de Pamplona en el Reino de Navarra.
El 27 de abril de 1913 se crea la Cooperativa agrícola-Caja rural, aprobada el 30 de junio de 1945, que contaba en 1960 con 43 socios.
Celebra fiestas el 28 de junio, San Pedro. Carnaval («iyoteak») en Unanu. Comienzan en la tarde del «mamoxarro txikien eguna» o Domingo de Carnaval. Por la tarde salen los jóvenes de quince a diecisiete años, disfrazados con pañuelo, por lo general de seda, en la cabeza, camiseta de manga larga y calzoncillos largos blancos. Con cinto o ceñidor negro o rojo --«gerriko beltza edo gorria»--,en banda y cinturón unos cascabeles o «panpaxillak» van cosidos con un alambre a una tira de cuero. Antiguamente calzaban abarcas y ahora zatas de goma, zapatillas, botas o zapatos, indistintamente. Años atrás, calcetines de lana blanca; pero en estos últimos «iyoteak» cada «mamoxarro txiki» viste a su conveniencia. Estos disfrazados van enmascarados con «karatolak» de hojalata, caretas muy antiguas en el pueblo. En la mano llevan un palo para amenazar y hacer correr a los niños. Por la noche parten en cuestación. En su recorrido a través de las casas del pueblo no cuentan con acompañamiento musical y en el extremo de un varal colocan un chorizo y un trozo de tocino, a manera de reclamo. Hacia las ocho regresan a la taberna del pueblo, donde cenan. Los jóvenes mayores de diecisiete años con los «mamoxarro aundik», que salen el Martes o «mamoxarro aundien eguna» y se disfrazan igual. En la cuestación que llevan a cabo en la tarde del Martes o «Asteartea» les acompaña un joven con pandereta o guitarra. A los «mamoxarro aundik» siguen otros jóvenes disfrazados a su gusto. Estos agregados no llevan cascabeles o «panpaxillak» y son llamados «muttuak» o mudos. Los «mamoxarro aundik» y los «muttuak» llevan un palo o «ziyorra» en la mano y se dedican a hostigar. Tanto a los «mamoxarro txikiek» como a los jóvenes o «mamoxarro aundik» del Martes o «Astearte», los espectadores y al mismo tiempo partícipes de la fiesta no cesan de gritarles: «Mamoxarro xirri xarro, Keteriako, zazpiña uzker apariako. Zata begi gorri, urten bein etorri». Después de la cena, los «mamoxarro aundik» y los «muttuak» bailan en la plaza o en el Ayuntamiento. [J. Gar. L.: «C. en N.»].
Jurisdicción. Unanu, junto a Torrano y Lizarraga --las otras localidades del valle de Ergoien-- estaba unido a la jurisdicción de Etxerri-Aranatz, cuyo alcalde --señala Yanguas-- era de esta villa aunque nombrado por los cuatro pueblos. En 1504 la Corona les otorgó, a petición propia, alcalde propio del valle.

Desamortización Madoz. En cumplimiento de la ley de desamortización del 1 de mayo de 1855 se vendió en esta localidad, en 1863, una fragua en la calle San Andrés. [Ref. R. G. CH. «La D. C. en N.»].
Iglesia dedicada a San Pedro Apóstol, arciprestazgo de Aralar, obispado de Pamplona. Ermita de San Andrés.

Ainhoa AROZAMENA AYALA.