Toponimoak

Argentina

Ver además:

  1. Argentina. Inmigrantes vascos 1840-1920
  2. Argentina. Integración social de los inmigrantes vascos

La participación vasca en las primeras exploraciones, conquistas y colonización de la Argentina por la corona española viene tratada en el artículo America. Al sintetizar esta acción vasca en el naciente virreinato de la Plata, se omitió la figura del historiador vasco-colombiano (Medellín 1545-Asunción 1609) Fray Reginaldo de Lizarraga. Entre su producción cultural nos dejó una obra importante para los albores argentinos: Descripción breve de toda la tierra del Perú, Río de La Plata y Chile. En ella abundan noticias sobre la tierra, los templos, las tradiciones, la vida colonial, las producciones, etc. El libro, según J. Tudela (Diccionario de Historia de España, Revista de Occidente) está escrito con muy buen estilo y con una extraordinaria soltura y agudeza. El P. Fray Rodrigo Mauricio de Aganduru Móritz, oriundo de Orio (Gipuzkoa), que vivió a fines del siglo XVI y principios del XVII, en su Historia General de las Islas Occidentales al Asia adyacentes, aborda el tema de la expedición de Loaysa y Elcano. El piloto Martín de Uriarte, Andrés de Urdaneta y Juan de Areizaga (1526) que formaban parte de la expedición citada, nos dejaron detalladas relaciones sobre el estrecho de Magallanes. El clérigo Areizaga deja constancia también de sus aventuras en la Patagonia argentina.

A principios del siglo XVII, Catalina de Erauso, la célebre Monja Alferez, andaba en sus aventuras y guerra de Arauco. Sus duelos y pendencias la llevaron a huir de Chile. Desde la zona de Valdivia y Concepción, teatro de sus hazañas, con otros dos huidos como ella, tras una caminata de trescientas leguas, como dice en sus memorias, (Historia de la Monja Alferez. C. Zabalkundea, n.º 7), muertos por agotamiento sus dos compañeros, llega al Tucumán, en Argentina. Este patético paso de los Andes, debió ser por el clásico paso de Copiapó. Examinado su relato, parece no ajustarse a la realidad geográfica chileno-argentina que nosotros conocemos. En Tucumán tuvo dos proposiciones de boda y hasta recibió buenos regalos. Resolvió la situación con otra nueva huida. La travesía de Tucumán a Potosí la realiza en tres meses, acompañada de un soldado que encontró en el camino. Nadie sospechó nunca su condición de mujer. Aun cerca de Tucumán, tuvieron que luchar contra tres bandidos. Y una vez más demostró su temple varonil, derrotando a la pandilla y causándole dos muertos. La parte argentina de sus aventuras apenas ocupa tres páginas. El dibujante J. P. Tillac registra este patético paso de los Andes por Catalina de Erauso en una lámina.

El navarro Juan Francisco Aguirre, marino, nacido en Donamaria a mediados del siglo XVIII, en 1781 formaba parte de la comisión que delimitaba los territorios del Plata y el Brasil. Establecido en Asunción, Paraguay, mientras realiza sus trabajos oficiales escribe su Discurso Histórico. Que comprende el descubrimiento, conquista y establecimiento de los españoles en las provincias de la Nueva Vizcaya, generalmente conocidas por el nombre de Río de la Plata (1793). La influencia vasca desde principios del siglo XVII hasta nuestros días es muy importante. Existen datos abundantes sobre esta influencia activa de los vascos en la vida del país. Marcaremos solamente algunos hitos sobresalientes.